Sei sulla pagina 1di 7

BARBACOA SOLAR PORTÁTIL

Cocina parabólica portátil hecha con un paraguas


http://club.telepolis.com/elcatamaran/barbacoa-sola

Quiero contar mi experiencia y describir mi modelo para agradecer a todos aquellos que lo han hecho antes que yo y
que me han inspirado y para quien pueda aprovecharla después de haber probado hoy mismo que funciona. 1/2 litro de
agua empezó a hervir en 20-30 minutos y con viento. Mi objetivo era conseguir resultados cercanos a los de las
cocinas parabólicas comerciales pero portátil porque no dispongo de una terraza donde ponerla. Un arroz blanco para 4
personas se hizo en aproximadamente una hora. ¡Y se me pasó!

Antes de este modelo hice una paracocina pero en lugar de papel de aluminio usé parasoles de coche para darle más
resistencia pero fue decepcionante. Seguramente porque los parasoles no eran un buen reflector, además de otros
factores como que no encontré un soporte de macetas de la medida adecuada y el paraguas, que era de 10 varillas.
r/

El reflector
Lo más importante y difícil de conseguir es el paraguas. Debe ser un paraguas de 16 varillas de 1-1,20cm de
diámetro que no son nada fáciles de encontrar porque casi todos son de 10 varillas o de 8. Encontré éste en una tienda
online: www.bazarfrancia.com Me costó unos 15€ con gastos de envío.

Igual que la paracocina corté el palo del paraguas pero no lo uso para cerrarlo sino que lo pliego para que sea
más fácil de llevar. Para fijar la estructura introduzco un tornillo en el orificio taladrado para ello. He dejado un trozo de
la cinta de cierre del paraguas para guardarlo como se ve en la foto central. Además, he tenido que poner un par de
cuerdas-tensores para dar estabilidad al paraguas frente al viento.

En cuanto al material reflectante le he dado muchas vueltas. Creo que di con el ideal pero no lo utilicé porque yo
vivo en Fuerteventura-Islas Canarias (España) y me lo tendrían que mandar desde Barcelona y no me compensó. Si tu
vives más cerca y te decides a hacer la prueba te aconsejo aluminio pulido a brillo de espejo:

Se utiliza para iluminación y una chapa de 2000x1000x0,4m/m


pesa 2,20Kg. aproximadamente y el precio va desde 4,85€/Kg. hasta 5,55€/Kg. La cantidad dependerá del paraguas.

A parte de éste, barajé varias posibilidades porque el papel de aluminio tiene el inconveniente de que se arruga
con facilidad, por lo que no va a resistir los cierres y aperturas del paraguas. Pienso que el material será mejor cuanto
más pulido esté, más brille, o mejor, cuanto más se parezca a un espejo. Yo encontré varios: cinta de aluminio que se
utiliza para parchear instalaciones de climatización, cartulina metalizada y por el que me decidí, plástico adhesivo que se
encuentra fácilmente en papelerías o tiendas de textil.
El soporte y gril
He utilizado un trípode compacto para cámaras de fotos porque me ha sido imposible encontrar un soporte de
plantas de la medida que necesitaba, aunque se que existe. Con este trípode he ganado en portabilidad y precisión
porque se le puede ajustar la altura para encontrar el punto focal exacto en el que confluyen los rayos. El paraguas de
16 varillas aporta un punto bastante preciso en la dirección del palo. El inconveniente es que es mas frágil y mucho más
caro, unos 20€.

Como gril le he pegado una rejilla con silicona resistente a altas temperaturas. Éste es el punto más vulnerable
de mi modelo porque si no se tiene cuidado se desprende el gril del trípode. Pienso que lo ideal sería un trípode
metálico y soldarle la rejilla.

Los puntos de silicona los puse para que el recipiente de cocción se afiance lo máximo posible. No se mueve nada.

El recipiente de cocción
La olla me ha traído muchos quebraderos de cabeza: cual será el recipiente más idóneo. Dando rienda suelta a
mi imaginación pensé que la olla solar ideal sería una olla rápida a presión de cristal pyrex en la que pudiéramos
introducir distintos recipientes negros de diferentes formas y tamaños. Pero dejemos de soñar. Para elegir el recipiente
me he leído prácticamente todos los textos y modelos de cocinas solares que he encontrado y estas son las
conclusiones a las que he llegado:

Material: aluminio o acero de poco grosor.


Forma: mejor baja que alta pero con algo de altura. Una olla baja o una sartén alta.
Color: negro.
Tapa: mejor negra que de cristal.
Tamaño: 20 cm de diámetro. Unos 1,5-2 litros. En un principio pensé que cuanto más pequeño
fuera más rápido se calentaría pero en realidad se pierde eficiencia con un cacharro demasiado
pequeño porque capta menos rayos.

Y bueno, a mí me gustan las fiambreras o flaneras porque cumplen muchos de estos requisitos y además tienen cierres
a presión que conservan muy bien el calor. También se pueden conseguir a precios muy económicos y de todos los
tamaños. Las de acero tienen más resistencia que las de aluminio. El inconveniente es que no he visto ninguna de color
negro. Todas son del color del metal. Esto se soluciona pintándolas con pintura negra mate anticalórica para barbacoas
en spray. No es cara y con algo de práctica se consigue un resultado muy bueno.

Además, para aislar el cacharro he usado otra fiambrera pero de cristal algo más grande a la que le he pegado trozos
de cartón para ajustarlos mejor.

Recomendaciones

No se lo tomen a broma. Realmente se calienta. Para evitar cualquier tipo de riesgo lo mejor es usar
guantes y gafas de sol. También, es mejor cocinar siempre que sea posible colocándose por detrás de la cocina.
Además no haremos sombras sobre el reflector.

Para captar el máximo de radiación es necesario girar la cocina al menos 2 veces en una hora para orientarla al sol.
Háganlo muy despacio y con mucho cuidado sujetando el soporte y la olla o quitándolos un momento.
Para el transporte de los recipientes es una buena idea utilizar una cesta en la que se queden bien ajustados. Además
de proteger el de cristal conservará el calor.

He hecho este proyecto con mucha ilusión y no poco esfuerzo. Espero que sirva de ayuda. Si te decides a probar,
por favor, me alegraría conocer tu experiencia. Si te apetece mándame un email. Creo que las verduras en su jugo y
las papas pequeñas cocidas con piel (papas arrugadas) salen buenísimas. ¡Probaremos!