Sei sulla pagina 1di 2

10-10-10:

Suzy Welch

una herramienta para tomar decisiones difíciles

E
n los últimos seis o siete Suzy Welch es autora y periodis- la para resolver los numerosos con-
años he asistido a unos 30 ta de negocios. Escribe en O, The Oprah flictos relacionados con el equilibrio
eventos de HSM, y aunque Magazine sobre cómo gestionar la carre- entre el trabajo y la vida, que aparecen
el contenido de cada con- ra y equilibrar trabajo y vida personal. Fue a los 30, 40 y 50 años, noté una pro-
ferencia ha sido diferente, editora de Harvard Business Review. funda transformación. Mis decisiones
noté que los miembros del público sue- En colaboración con su marido, Jack se volvieron transparentes y coheren-
len ser más o menos los mismos. Welch, escribió el best-seller Winning tes. Compartí mi método con amigos
Están allí porque les encanta (HarperCollins, 2005). En su último li- y colegas, para los cuales su eficacia
aprender. Adoran las nuevas ideas. bro, 10-10-10: A Life Transforming Idea inmediata también resultó contagio-
Les fascina el progreso; conseguir (Simon & Schuster, 2009), desarrolla un sa. Era a la vez simple y profundo, me
que los negocios sean más inteligen- método de toma de decisiones para tener decían, y los acercaba más a la vida
tes, más rápidos y más productivos; éxito en el trabajo, el amor y la amistad. reflexiva y regida por los valores que
transformarse a ellos mismos, y a las todos buscaban.
personas con quienes trabajan, en En 2006 escribí sobre 10-10-10
gente más feliz, más enérgica y más ternación, que la vida me estaba vi- para O, The Oprah Magazine, y el flujo
exitosa. Esto me facilita mucho la viendo, en lugar de ser al revés. de respuesta me indicó que podía apli-
tarea de escribir esta columna, por- Para corregir esa situación, con el carse a cada aspecto de las iniciativas
que la idea que desarrollaré —un mé- tiempo empecé a cambiar mi forma personales y profesionales. Conocí a
todo para tomar decisiones llamado de abordar las decisiones. En lugar una trabajadora social que empleó
“10-10-10”— fue concebida precisa- de reaccionar ante cada una con una una decisión 10-10-10 para imple-
mente para personas que buscan el mezcla de lo que denomino “la I y la mentar una reforma sistémica, y a
progreso profesional y personal. C mortales” —instinto y culpa—, adopté una empresaria que usó el proceso
Explicaré rápidamente de qué se una actitud activa. Primero, definía la como “consultor virtual” para deter-
trata. Todos los días enfrentamos di- pregunta que debía responder. Luego, minar cuánto dinero invertir en una
lemas grandes y pequeños. Algunos examinaba todas las opciones posi- extensión online de su negocio. Me
se resuelven con relativa facilidad y bles, no sólo las evidentes o las más contaron de gerentes que emplearon
no causan grandes complicaciones. convenientes. A continuación, consi- la estrategia en situaciones en las que
Pero muchos otros nos bloquean: no deraba las consecuencias de cada una debían contratar y despedir personal,
encontramos una solución rápida y de esas opciones en 10 minutos, 10 y de terapeutas que la aplicaban con
hay grandes posibilidades de que ge- meses y 10 años. (Obviamente, estos ejecutivos senior y parejas jóvenes por
neren un “daño colateral” a perso- “10” son direccionales, y representan igual. Pero, sobre todo, vi cómo ayuda-
nas o proyectos que nos importan. el momento inmediato, el futuro previ- ba a personas que se encontraban en
Les presento 10-10-10, un proceso sible y el largo plazo.) Después de esta una encrucijada en su carrera.
para resolver dilemas que empecé a “recopilación de datos”, revisaba mis
usar hace unos 13 años, cuando era valores auténticos, es decir, mis priori- Mirada introspectiva
editora de Harvard Business Review y dades y objetivos. A partir de ese análi- Tomemos el caso de Lynn Scott
madre de cuatro niños pequeños; en- sis, emergía mi solución 10-10-10. Jackson, quien pasó los primeros 20
tonces descubrí, para mi gran cons- Una vez que empecé a aplicar- años de su vida laboral en marketing
corporativo, y tuvo mucho éxito dise- cias de sus posibles decisiones en
ñando productos y mensajes publici- 10 meses. Si viajaba a Sudáfrica, era
tarios para el consumidor afroame- probable que el negocio creciera tal
ricano. Sin embargo, a pesar de su como ella lo había planeado, y quizá
buena actuación, Lynn tenía un sueño incluso encontraría otros clientes. Si
más audaz. Como descendiente de es- no lo hacía, su situación financiera
clavos, ansiaba crear su propia firma, sería precaria, y se vería envuelta en
una empresa innovadora que hiciera una circunstancia en la que estaría a
honor a los sacrificios de sus ancestros. disposición de su madre ante cada
Decidió renunciar a su trabajo en Ma- crisis médica, real o percibida.
dison Avenue y, con su marido como En 10 años, posiblemente su
socio, lanzó un negocio de marketing madre ya no estaría viva. ¿Se sen-
de nicho. Durante seis meses trabajó tiría culpable por no quedarse
incansablemente para conseguir su a su lado cuando ella la había
primer cliente, y al final lo encontró: el necesitado?, se preguntó. ¿O
Comité de Turismo sudafricano. se arrepentiría de haber pos-
Pero justo cuando Lynn estaba a tergado su vida profesional
punto de partir para visitar por pri- hasta ese momento?

“Conocí a una trabajadora social que empleó una decisión 10-10-10 para
implementar una reforma sistémica, y a una empresaria que usó el proceso
como ‘consultor virtual’ para determinar cuánto dinero invertir en una
extensión online de su negocio.”

mera vez al cliente —un viaje de dos Lynn analizó sus valores para lle- dos y está prosperando. A partir de un
semanas con reuniones programa- var el proceso 10-10-10 a una con- momento de parálisis y desesperación,
das todos los días—, su madre an- clusión. Sí, ella amaba a su madre, la herramienta 10-10-10 le permitió a
ciana la llamó desde Virginia. No se pero era realista y también sabía Lynn crearse una vida propia.
sentía bien, le dijo, y necesitaba que que valoraba la seguridad financie- Luego de la publicación de mi libro
fuese a cuidarla. ra de su nuevo negocio y el sueño escuché innumerables historias, y
Lynn sabía que la enfermedad de de convertirlo en algo significativo. el lector se sorprendería al saber de
su madre no era fatal, pero de todos Entonces llegó su momento de ilu- quiénes provinieron. No son de perso-
modos se sintió invadida por la culpa. minación. Tenía que crear de inme- nas desventuradas e impotentes. Son
Su instinto le decía que cancelara el diato soluciones sustentables que le de gente igual a la mayoría de nosotros
viaje a Sudáfrica —con lo cual proba- permitieran vivir con amor mutuo, —¡devotos de HSM!— con vidas plenas,
blemente perdería el cliente— y que vo- pero sin culpa ni arrepentimiento. activas y aparentemente exitosas,
lara al lado de su madre. Por otro lado, Llamó a su hermano, quien hasta quienes, de manera simple e inexora-
esta alternativa la llenaba de tristeza ese momento no se había hecho ble, perdieron cierto control sobre sus
y dolor. Era posible que no sólo se pos- cargo de su madre, y juntos con- movimientos.
tergara su sueño. Podía perderlo. trataron a una enfermera para que La estrategia 10-10-10 puede ser un
Vieja usuaria del método 10-10- la cuidara en forma permanente. antídoto poderoso contra la presión y
10, Lynn acudió a él en ese momen- Lynn viajó a Virginia para explicar- velocidad actuales. Ofrece, quiero rei-
to de confusión, y planteó la pregunta le la decisión a su madre y ayudar a terar, un proceso simple e intenso que
como: “¿Debo ir a Sudáfrica o no?”. la enfermera a instalarse. Después nos permite evaluar nuestros valores
En 10 minutos sintió que no había partió hacia Sudáfrica, tal como lo más profundos y vivir según ellos. Es
una respuesta ideal. Acabaría por había planeado. tan fácil como elegir practicarlo, deci-
perder al cliente para complacer a su En los años siguientes, me contó sión por decisión.<
madre, o conservaría al cliente y de- Lynn, la relación con su madre se for-
fraudaría a su madre. taleció al liberarse de la carga emocio-
Lynn visualizó las consecuen- nal. ¿Y su compañía? Tiene 40 emplea-

Interessi correlati