Sei sulla pagina 1di 15

Ê Ê

V Ê Ê ͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙..1


V Ê 
 Ê ͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙2
V î 
ÊÊ
͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙3
V ¦Ê
Ê
ÊÊ
͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙3
V    
ÊÊ
͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙..5
V î 
 ........................................................................................................7
V 
¦Ê Ê
 Ê
͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙..8
V ¦Ê
Ê
͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙8
V    
͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙12
VÊ  Ê   
ÊÊ
!
"͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙.14
V Ê  Ê  Ê  
# Ê
   Ê   Ê

$ " ͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙ 14
VèÊèÊ
 Ê%͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙͙.. 15



























c  














Ê 
 Ê 
c Agnosticismo y e Ateísmo, son dos corrientes de pensamiento, en a que una de e as
no esta segura de a existencia de Dios o de seres divinos, inc uyendo ánge es, santos y
también o contrario, demonios, os Ateos, no creen en ninguna cosa divina, es por e o
que no tienen re igión, de igua modo no pueden ser sancionados por a Cristiandad, ni por
ningún otro grupo ya que atentaría en contra de os derechos humanos, de ibre expresión
y de ibre asociación. cstas dos corrientes aunque perteneciendo a mismo espacio de os
no creyentes, tiene sus confrontaciones en cuanto a o que es rea , simp emente os ateos
toman a gunas frases bíb icas: ͞Dios no aguanta os tibios͟, aunque sea un poco sarcástico
que un Ateo hab e de dios, para e os se creo o no se cree simp emente en a existencia de
Dios, y no a medias como os Agnósticos, por así decir o os Agnósticos están en e punto
medio, aquí podemos encontrar a os Mormones que tan so o creen en Jesucristo, pero en
ningún otro ánge o santo. cn este trabajo se presentan definiciones concretas, historia y
personajes que pertenecen a estas corrientes de pensamiento (aunque no sean fi osofía
concreta)

c  


ÊÊ
!Ê

V î 
ÊÊ


c agnosticismo (de griego ɲ- ÷ , sin + ɶʆʙʍɿʎ , conocimiento) es aque a postura


fi osófica o persona que, a grandes rasgos, considera inaccesib e para e ser humano todo
conocimiento de o divino y de o que trasciende o va más a á de o experimentado o
experimentab e. c agnosticismo es una doctrina basada en observaciones y experiencias, y
por o tanto dec ara como inaccesib e todo fenómeno que escape de a experimentación o
reproducibi idad. cn otras pa abras, para un agnóstico, e va or de verdad de ciertas
afirmaciones (particu armente as metafísicas respecto a a teo ogía, e más a á, a existencia
de Dios, dioses, deidades, o una rea idad ú tima) es incognoscib e o, dependiendo de a
variante de agnosticismo, imposib e de adquirir su conocimiento debido a a natura eza
subjetiva de a experiencia.

cn a gunas versiones (como e agnosticismo débi ) esta fa ta de certeza o conocimientos es


una postura persona re acionada con e escepticismo. cn otras versiones (como e
agnosticismo fuerte) se afirma que e conocimiento sobre a existencia o no de seres
superiores no só o no ha sido a canzado sino que es ina canzab e. Fina mente hay versiones
(apateísmo) en as cua es se afirma que a existencia o no de seres superiores, no só o no es
conocida sino que es irre evante. cn genera , os agnósticos consideran que as re igiones no
son una parte esencia de a condición humana, pero sí de a cu tura y de a historia humana.

&'()*+ : 1. m. Actitud fi osófica que dec ara inaccesib e a entendimiento humano todo
conocimiento de o divino y de o que trasciende a experiencia.

V ¦Ê
Ê
ÊÊ


Agnosticismo es e término genera mente ap icado a a idea de que en a práctica o en


principio no sabemos si hay un Dios o no. Aunque etimo ógicamente e término es ap icab e a
cua quier c ase de escepticismo, T H Hux ey o acuñó para significar escepticismo re igioso;
uti izó por primera vez a pa abra en 1869 en una reunión de o que más tarde sería a
Sociedad de Metafísica. Hay recuentos discordantes acerca de cómo emp eaba Hux ey e
término: según é , o hizo como antitético a Gnosticimo de a historia temprana de a ig esia.
c agnosticismo debe ser distinguido de ateísmo y e panteísmo, así como de teísmo y e
cristianismo. c teísta afirma a existencia de Dios, e ateo a niega, mientras que e agnóstico
profesa ignorancia a respecto, siendo a existencia de Dios un prob ema inso ub e para é .
R.H.Hutton recuerda e origen de vocab o como re acionado a a referencia de Pab o a a
inscripción en e a tar de Dios desconocido (Hechos 17:23). Actua mente ͞agnosticismo͟ se
usa en varios sentidos: (1) como a abstención de juicio en todos os temas fundamenta es,
como Dios, ibre vo untad, inmorta idad; (2) para describir una actitud secu ar hacia a vida, ta
como a opinión de que Dios es irre evante para e hombre moderno; (3) para expresar una
actitud anticristiana y antic erica emociona mente cargada; (4) como sinónimo grueso de
ateísmo.

c  

Si bien se ha atribuído a Hux ey e actua renombre de término, éste tenía muchos
antecedentes históricos. cn La Repúb ica, de P atón, e orácu o de De fos e ogia a Sócrates
como e hombre más sabio de mundo porque estaba consciente de o que sabía y no sabía.
Los precursores más importantes e inmediatos de agnosticismo moderno fueron, y con
mucho, David Hume e Immanue Kant.

cn su Investigación sobre e cntendimiento Humano, Hume examina a noción de "causa" y


sostiene que uno no puede conocer a priori a causa de ninguna cosa; a idea de causa surge
sobre todo de a conjunción constante de dos objetos o cosas. Por otra parte, Hume rechaza a
posibi idad de creer en mi agros. Ta creencia se basa en testimonios, y e testimonio de un
mi agro está siempre contrarrestado por e testimonio universa de a regu aridad de a ey
natura . cn Diá ogos re ativos a a Re igión Natura , Hume critica amp iamente e argumento
de designio. Dos de sus puntos más importantes son que e orden observab e en e universo
puede ser resu tado de un principio inherente a a materia misma, más que externo e
impuesto a e a; y que e citado argumento no puede estab ecer os atributos mora es de Dios
debido a a extendida presencia de ma en e mundo. La preocupación de Kant eran os ímites
de conocimiento humano; sostiene que no podemos tener conocimiento a guno de cosas que
no sean susceptib es de experimentar. Puesto que Dios no es objeto posib e de nuestra
experiencia, no tenemos conocimiento de c en base a a pura razón; habrá razones prácticas
para creer en Dios, pero as c ásicas pruebas teístas estaban en principio condenadas a
fracaso.

Así, a fines de sig o XIX hubo varios factores que contribuyeron a a respetabi idad inte ectua
de agnosticismo. Los ímites de conocimiento humano habían sido amp iamente fijados en
os de a experiencia sensoria , y además se aceptó genera mente que a teo ogía natura había
fa ado, o que evó a una actitud crítica hacia patrones de evidencia y argumentos en
materias re igiosas. Las creencias re igiosas no cump ían os rigurosos estándares ap icados a
as conc usiones científicas; más aún, as ciencias físicas parecían estar en desacuerdo con a
historia y cosmo ogía bíb icas. Fina mente, surgieron dudas sobre os designios divinos para e
mundo. John Stuart Mi , por ejemp o, afirmó que e mundo estaba bastante ma hecho y
arbitrariamente conducido. Se cuestionó a bondad de Dios, puesto que había creado e
infierno.

cn e c ima inte ectua actua e agnosticismo ha tomado una forma a go diversa en e mundo
ang osajón. Muchos positivistas ógicos y fi ósofos ana íticos han argumentado que e
prob ema con e teísmo no es de evidencia o de argumento, sino de significado y coherencia
ógica. Si e discurso re igioso se entiende como dec araciones cuasi científicas sobre a
natura eza de a rea idad y de un ser transcendente, surgen prob emas inso ub es. "Dios
existe" y "Dios me ama" deben entenderse como carentes de sentido acerca de a rea idad, es
decir, no hay nada en a experiencia sensoria que actúe en pro o en contra de su verdad.

Muchos de os que rechazan e teísmo y e cristianismo prefieren definirse como agnósticos


más que como ateos, por dos motivos. Primero, e agnosticismo evita e estigma socia de

c  

ateísmo, que no es tan respetab e como e agnosticismo. cn segundo ugar, e agnosticismo a
menos parece evitar e peso de a prueba: afirmar o negar una cosa requiere una razón, pero
profesar ignorancia no requiere ninguna. Aunque puede haber cierta respetabi idad
inte ectua en abrazar e agnosticismo, Wi iam James indica que en e o hay un gran pe igro
práctico. James observa que hay a gunas preguntas rea es, trascendenta es y ob igadas. Uno
debe creer o descreer, inc uso si a evidencia es ambigua, o arriesgar una gran pérdida; según
James, ése es e caso de a cuestión de a existencia de Dios. Para os cristianos, sin embargo,
a evidencia de a existencia de Dios y a verdad de cristianismo se decide abso utamente en a
auto-reve ación de Dios en a Bib ia y en a encarnación de Jesucristo.

V    
ÊÊ


Ê
  

Lista de personas que se han identificado a sí mismas como agnósticos y aque as que han
expresado e punto de vista de que es incognoscib e a existencia de a gún Dios.

V Ê  

‰V Max Aub (1903-1972), dramaturgo franco-mexicano.


‰V Pío Baroja (1872-1956), escritor y nove ista españo .
‰V Robert Bo t (1924-1995), escritor y guionista británico, ganador de dos premios óscar
(3÷ 

÷÷
  
÷ 
 La misión
‰V Jorge Luis Borges (1899-1986), escritor argentino.͟Ser agnóstico quiere decir que todo es
posib e, inc uso Dios. Hasta a Santísima Trinidad. Siendo agnóstico vivo en un mundo más
grande y más fantástico, casi espectra ͟.
‰V Henry Cadbury (1883-1974), erudito bíb ico y cuáquero que contribuyó a a traducción de
a nueva versión estándar revisada de a è÷. cn una conferencia en 1936 ante os
estudiantes de a Harvard Divinity Schoo (cscue a de Teo ogía de Harvard) dijo: ͞La
mayoría de os estudiantes [...] desea saber si yo creo en a existencia de Dios o en a
inmorta idad, y si es así por qué. Consideran que es imposib e dejar estas cuestiones sin
reso ver, o que a menos es extremadamente perjudicia para a re igión no tener a base
de ta convicción. Ahora, por mi parte no me parece imposib e dejar os abiertos. [...] Me
puedo describir como un teísta no ardiente y un ateo no ardiente͟
‰V Arthur Conan Doy e (1859-1930), escritor británico.
‰V A bert Jacquard (1925ʹ), genetista y escritor francés.
‰V H. P. Lovecraft (1890-1937), nove ista estadounidense de terror.
‰V © af Stap edon (1886-19), escritor de ciencia ficción y fi ósofo británico.
‰V Mark Twain (Samue Langhorne C emens, 1835-1910), escritor y humorista
estadounidense.
‰V Mario Vargas L osa (1936ʹ), escritor peruano y premio nobe de Literatura 2010.
‰V Luis Fernando Veríssimo (1936ʹ), escritor brasi ero.
‰V rico Veríssimo (1905-1975ʹ), escritor brasi ero.
‰V David Ya op (1937ʹ), escritor e investigador periodístico británico.

èV Ê

Ê

‰V Raymond Aron (1905-1983), fi ósofo, comentarista po ítico y soció ogo francés.


‰V A bert Camus (1913-1960), nove ista, ensayista, dramaturgo y fi ósofo francés.

c  

‰V Auguste Comte (1798-1857), fi ósofo y soció ogo francés.
‰V Luc Ferry (1951ʹ), fi ósofo, escritor y po ítico francés.
‰V Nikos Kazantzakis (1883-1957), escritor y fi ósofo griego.
‰V cmi e Littré (1801-1881), exicógrafo y fi ósofo francés, discípu o de Comte.
‰V Protágoras (485-411 a. C.), sofista y humanista griego, quien escribió que a existencia de
os dioses era incognoscib e.
‰V Bertrand Russe (1872-1970), fi ósofo, matemático y escritor británico, premio nobe de
Literatura 1950. «Como fi ósofo, si estuviera hab ando ante una audiencia puramente
fi osófica, yo me describiría como agnóstico, porque no creo que haya un argumento
conc uyente por e cua se demuestre que no Dios no existe. Pero por otro ado, si yo
tuviera que dar e una impresión precisa a hombre de a ca e, creo que debería decir que
soy ateo [...] Ninguno de nosotros consideraría seriamente a posibi idad de que os dioses
de Homero existieran rea mente, y sin embargo, si uno se pusiera a buscar una
demostración ógica de que Zeus, Hera, Poseidón, y os demás no existen resu taría un
trabajo horrib e. ¡csas pruebas no se pueden obtener! Por o tanto, en o que respecta a
os dioses o ímpicos, hab ando a una audiencia puramente fi osófica, yo diría que soy
agnóstico. Pero hab ando ante gente común, creo que cua quiera diría que es ateo en o
que respecta a esos dioses. Y en o que se refiere a Dios cristiano, creo que debo tomar
exactamente a misma ínea».
‰V George Santayana (1863-1952), fi ósofo, ensayista, poeta y nove ista estadounidense
nacido en cspaña.
‰V Fernando Savater (1947ʹ), fi ósofo españo .

V Ê Ê!





‰V Francis Crick (1916-2004), premio Nobe codescubridor de a estructura de ADN.


‰V Marie Curie (1867-1934), física y química po aca, dob e premio nobe .
‰V Char es Darwin (1809-1882), bió ogo ing és.
‰V Kar heinz Deschner (1924ʹ), historiador y crítico de a Ig esia cató ica.
‰V mi e Durkheim (1858-1917), soció ogo francés.
‰V Thomas A. cdison (1847-1931), inventor y empresario estadounidense.
‰V A bert cinstein (1879ʹ1955), físico a emán.
‰V Mi ton Friedman (1912-2006), economista estadounidense.
‰V Stephen Jay Gou d (1941-2002), pa eontó go estadounidense.
‰V David Hume (1711-1776), fi ósofo, economista e historiador escocés.
‰V Thomas Henry Hux ey (1825-1895), bió ogo ing és, acuñador de término agnóstico.
‰V Ludwig von Mises (1881-1973), fi ósofo y economista austríaco.
‰V Sherwin B. Nu and (n. 1930), cirujano estadounidense.
‰V Pau Nurse (n. 1949), fisió ogo estadounidense.
‰V George © ah (n. 1927), descubridor de os superácidos.
‰V Kar Popper (1902-1994), soció ogo austriaco.
‰V Car Sagan (1934-1996), astrónomo y escritor estadounidense.
‰V Peter Schuster (1941Ͷ), químico teórico en Viena.
‰V Steve Wozniak (1950Ͷ): cofundador de App e.

c  

V  Ê
! Ê

‰V A an A da (1936ʹ), actor y cineasta estadounidense.


‰V Woody A en (1935ʹ), cineasta, actor, guionista, músico y escritor estadounidense ganador
de tres óscares.
‰V Serge Gainsbourg (1928-1991), cantautor, actor y cineasta francés.
‰V Gae García Berna (1978ʹ) actor y director mexicano, ha dicho que es «cu tura mente
cató ico y espiritua mente agnóstico».
‰V Gi berto Gi , cantautor brasi ero, ministro de Cu tura entre 2003 y 2008.
‰V Matt Groening (1954ʹ), dibujante estadounidense, creador de Los Simpson.
‰V Bob Hoskins (1942ʹ), actor británico.
‰V Àscar de a Hoya (1973ʹ), boxeador estadounidense.
‰V ©zzy ©sbourne (1948ʹ), músico británico
‰V Brad Pitt (n. 1963ʹ), actor estadounidense, ha dicho que no cree en Dios y que es
mayormente agnóstico.
‰V Ju ia Roberts (1967ʹ), actriz estadounidense.
‰V Arthur Rubinstein (1887-1982), pianista po aco.
‰V Sting (1951ʹ), cantante y músico británico, íder de The Po ice.
‰V Uma Thurman (1970ʹ), actriz estadounidense.


V



‰V Miche e Bache et (1951ʹ), médica pediatra y ex presidenta chi ena entre 2006 y 2010:
«Soy mujer, socia ista, separada y agnóstica: junto cuatro pecados capita es».
‰V Warren Buffett (1930ʹ), fi ántropo estadounidense.
‰V Bi Gates (1955ʹ), empresario y fi ántropo estadounidense, fundador de Microsoft.
‰V José Migue Insu za (1943ʹ), abogado chi eno, secretario genera de a ©cA.
‰V Larry King (1933ʹ), escritor, periodista y presentador estadounidense.
‰V Stan ey Kubrick (1928-1999), cineasta y guionista estadounidense.
‰V Ricardo Lagos cscobar (1938ʹ), abogado y ex presidente chi eno.
‰V François Mitterrand (1916-1996), abogado y po ítico francés, presidente entre 1981 y
1995.
‰V José Luis Rodríguez Zapatero (1960ʹ), primer ministro españo .

V î 


,&-./0 es, en un sentido amp io, e rechazo a a creencia en dioses o deidades. cn un sentido
más estricto e ateísmo es a posición que sostiene a inexistencia de deidades, y en un sentido
más simp e es a fa ta de creencia en deidades. A gunos a definen como una doctrina o
posición que rechaza e teísmo, que en su forma más genera es a creencia en a existencia de,
a menos, una deidad. csta idea fue creada por Feuerbach. Nació en Landshut e 29 de ju io de
1.804. Hijo de un destacado pena ista, fue discípu o de Hege y ector, a os 24 años, en a
Universidad de cr angen,

c  

cn un sentido amp io podría inc uirse dentro de a definición de ateísmo, tanto as personas
ateas, quienes exp icitan a no existencia de dioses, como aque as que, sin creer en su
existencia, no tienen evidencia ni convicción para su refutación. cn un sentido estricto se
exc uyen a estos ú timos, denominados agnósticos, de a definición de ateos. Los agnósticos
rechazan reconocerse como ateos o ateístas ya que consideran ÷ 
÷


÷
 
 







÷ 

 ÷.

c término ateísmo inc uye a aque as personas que dec aran no creer en ningún dios ni fuerza
ni espíritu divino. Según e historiador Francisco Díez de Ve asco, ser ateo o negar a existencia
de un dios o dioses no imp ica necesariamente no pertenecer a ninguna re igión; existen
re igiones, como e budismo que niegan a existencia de dios o no mencionan a existencia de
dios a guno y que, por consiguiente, son ateas o más correctamente no teístas.

Los postu ados de ateísmo son contrarios a os que sostienen as creencias re igiosas e
imp ican una crítica a a re igión que se hace recíproca.

Según a RAc: ©pinión o doctrina de ateo.-->Ateo: (De at. ÷ y este de gr. Ú` ʎ).adj.
Que niega a existencia de Dios. Ap . a pers., u. t. c. s.

V 
¦Ê
Ê
 Ê


c término ÷ tuvo su primer uso en a Roma antigua, para designar a todo aque que no
creyera en os dioses de panteón romano, en particu ar a os cristianos

A raíz de a conf uencia de as re igiones en e mundo, e sentido etimo ógico de a pa abra


tomó todo su significado para ap icarse a todos os dioses, ya que parecía injusto designar
ateístas a quienes creían en cierto dios, razón por a cua e término se imitó a as personas
que no creyesen en ningún dios. Actua mente ya no se usa e adjetivo ateo para designar a os
que no creen en unos dioses aunque crean en otros.

V ¦Ê
Ê


Probab emente e ateísmo haya existido desde e origen de as creencias teístas, ya que es
difíci que a tota idad de os miembros de una sociedad compartan su pensamiento re igioso.
A o argo de a historia, as opiniones teístas igadas a a re igión han tenido genera mente una
posición predominante en as sociedades. Los oponentes de estas posturas no han tenido
siempre a oportunidad de expresar sus puntos de vista en púb ico. Por eso en distintos
momentos históricos, es raro encontrar puntos de vista ateístas en manuscritos u otros
referentes históricos.

),1'2&3+3

Tiene re evancia a escue a Chárvaka, por e nombre de su fundador, una escue a surgida en a
India en torno a sig o VI a. e. c., que defendía una interpretación fi osóficamente ateísta y
materia ista de mundo, y cuya interpretación de origen de a re igión y de pape de c ero se

c  

parece a a de ateísmo occidenta moderno. cnfrentada con posturas re igiosas fuertemente
organizadas, sus escritos fueron destruidos de manera sistemática y so o han sobrevivido
fragmentos (especia mente de è÷ ÷÷!
÷) enmarcados en textos hosti es.

cn a antigua Grecia vivieron fi ósofos supuestamente ateos o, más bien, agnósticos, que no
aprobaban a re igión que dominaba su sociedad. La mayoría tenía una postura materia ista,
según a cua todas as cosas son esencia mente materia es; inc uso os fenómenos
«espiritua es» tendrían una base materia , por o que no sería necesario ningún dios. cn e
sig o V a. e. c., e término «ateo» adquirió un significado adiciona , expresando una fa ta tota
de re ación con os dioses; esto es, ͚negador de os dioses, incrédu o, irre igioso, antirre igioso,
sacrí ego͛, con una connotación más parecida a nuestro término actua ͚impío͛. Un término
menos peyorativo en esa época era ÷".

Los primeros fi ósofos en negar a existencia de os dioses tradiciona es fueron a gunos sofistas
griegos, siendo e primero Protágoras6 (480-410 a. e. c.), quien fue exi iado de Atenas por
ateísta, aunque en rea idad su posición era escéptica o agnóstica respecto a tema re igioso;
también Diágoras de Me os y Critias. ©tros fi ósofos griegos tuvieron un enfoque más práctico
de ateísmo. Demócrito (460-370 a. e. c.), que fue e primero en pensar que a rea idad estaba
compuesta por átomos y vacío, pensaba que a inexistencia de os dioses se seguía de a
existencia de mejores exp icaciones para e mundo rea , postu ando su visión de un universo
compuesto por átomos; en rea idad, admitía a existencia de dioses "atómicos", o cua se
prueba porque tenemos imágenes de e os (y só o tenemos imágenes de o que hemos
experimentado a nive sensib e). Hubo otros materia istas como cpicuro (341-270 a. e. c.) y su
seguidor romano Lucrecio (98-55 a. e. c.), que aunque no negaban exp ícitamente a existencia
de as divinidades, sostenían que no tendrían ninguna interacción con as actividades
humanas.

Como sustantivo abstracto, existía también ÷ " (͚ateísmo͛). c escritor y po ítico romano
Cicerón (106-43 a. e. c.) transcribió ÷# a atín ÷. sta pa abra tomó un significado
ambiva ente en e Imperio romano, en as discusiones entre cristianos y «paganos» (desde e
sig o II de nuestra era); cada grupo atribuía e término ÷$  a otro.

3+3&31+

Durante a cdad Media en curopa e ateísmo fi osófico o teórico (otra cosa es e indiferentismo
práctico) fue un fenómeno socia mente minoritario imitado a personas singu ares o a a gunos
grupos fi osóficos.7 La metafísica, a re igión y a teo ogía habían sido añadidas a quadrivium
como materias de enseñanza predominantes, y a enseñanza quedaba a cargo de a ig esia
cató ica bajo a autoridad de os obispos.8 c cristianismo deja de ser perseguido a partir de
sig o IV9 , con e cdicto de Mi án, y en os tres ú timos sig os de a cdad Media se produce una
c erica ización de a sociedad, en a que a ig esia organiza y forta ece todo e aparato
administrativo, fisca , judicia e inte ectua . La Inquisición oficiaba para castigar y erradicar as
herejías y a b asfemia (y a brujería), términos que inc uían toda desviación de dogma que
pudiera con evar críticas o escepticismo frente a os preceptos re igiosos dominantes, así

c  

como a creencia en otras doctrinas como e catarismo o re igiones como e judaismo y e
is am.10 Casi no se emp eaba aún e término atheo o atheísta, quedando éstos difuminados
entre as numerosas herejías que se extendieron por curopa occidenta en ese periodo.

&* &)+41/1&),0+*.1'*05Ê5

c materia ismo y a resistencia a a ig esia cató ica fue a marca de humanismo renacentista
(1400-1500), que promovía a ibertad de pensamiento y e desarro o de escepticismo. La
visión ateísta reaparece recién en a gunos fi ósofos renacentistas, como Pietro Pomponazzi.
Leonardo da Vinci se enfrentaba a as autoridades re igiosas a sostener que a exp icación só o
puede proceder de a experimentación. ©tros pensadores como Nico ás Maquiave o y François
Rabe ais formu aron críticas hacia a re igión y a Ig esia,11 y e pensamiento de Raimundo de
Sabunde, traducido a francés y a abado por e fi ósofo Miche de Montaigne, marcó un paso
decisivo en a vía de escepticismo.

Las pa abras ÷ y ÷% empezaron a emp earse en francés a partir de sig o XVI, pero se
hab aba entonces sobre todo de   ÷. 12

Durante a era de a I ustración, e ateísmo tuvo una promoción importante (1688-1789), con
e barón Pau d͛Ho bach y Ju ien ©ffray de La Mettrie. La situación empezó a ibera izarse hacia
1700. cntre otros, Denis Diderot afirmó que e mundo se podía exp icar sin ninguna hipótesis
divina. Los desarro os de a física y a matemática condujeron también a abrir un debate
acerca de determinismo, postura que en su momento fue considerada proateísta. (Lap ace,
1749-1827).

c ateísmo aumentó sustancia mente en e sig o XIX, para e amente a desarro o de a ciencia
natura y a fi osofía positivista. cn este sentido cobró importancia a teoría de a evo ución por
se ección natura de Char es Darwin, quien era un agnóstico, en cuanto a que ofreció una
exp icación de orden en a Natura eza basada en un mecanismo natura . cn esta época se
desarro aron os regímenes ibera es, surgidos de os idea es de a Revo ución francesa, que
empezaron a garantizar a ibertad de conciencia, dejando progresivamente de ser as
posiciones ateístas, o simp emente heterodoxas, objeto de persecución.

c ateísmo fue desarro ado por fi ósofos de a izquierda hege iana como Ludwig Feuerbach y
se convirtió en un aspecto básico de materia ismo dia éctico de os fi ósofos a emanes Kar
Marx y Friedrich cnge s (quienes fundaron su opinión materia ista en as de Demócrito y
cpicuro), así como en e positivismo de Auguste Comte y e materia ismo científico-natura de
Fé ix Le Dantec. La defensa más radica de ateísmo fue desarro ada por os fundadores de
anarquismo, más en concreto por Mijaí Bakunin, que amaba a a "destrucción" de a idea de
"dios" en su obra  


&÷ :

Amantes y envidiosos de a ibertad humana, y considerándo a como a condición abso uta de


todo o que adoramos y respetamos en a humanidad, doy vue ta a frase de Vo taire y digo: 

 

÷
÷%÷

÷ 
÷÷ 

c  

Max Stirner (seudónimo de Johann Kaspar Schmidt, contemporáneo de Marx) pub ica en 1844
&
'


 ÷, obra que será ido atrada y odiada, en a cua , con un ateísmo sin
medias tintas critica a Feuerbach, Bauer y a os comunistas, hace tab a rasa de toda a fi osofía
precedente y de os fantasmas de a irraciona idad, propugnando un extremo individua ismo y
adoptando inc uso e propio término egoísmo. Friedrich Nietzsche, importante fi ósofo
nihi ista, y gran crítico de cristianismo, estaba atraído a a obra de Stirner, tanto que temía ser
acusado de p agio; en sus obras 3÷
÷÷
 ÷ y %
÷#
÷÷÷ hace exp ícita a frase
'Dios ha muerto'13 y en a obra &
  expone a perversión que ha sufrido e
cristianismo. También fue notab e e pensamiento de Arthur Schopenhauer (1788-1860), que
a gunos definen como «e ateísmo de a desesperación».

Debe seña arse a importancia que e ibro c origen de as especies de Char es Darwin (1809-
1882) y a aceptación genera izada de a teoría de a evo ución van a suponer para e
cuestionamiento de a creación divina de hombre y de as distintas especies anima es, una de
as razones que justificaba satisfactoriamente a existencia de Dios, y e consecuente
reforzamiento de posiciones tanto ateas o ateístas como agnósticas.

1'*055655Ê

Con e surgimiento de os estados socia istas, nacidos de a Revo ución de ©ctubre, e ateísmo
pasó de ser una postura minoritaria a ser una po ítica de cstado. Principa mente en a Unión
Soviética, y en os países firmantes de Pacto de Varsovia, e afán de estado por imponer e
ateísmo materia ista derivado de marxismo fue causa de persecución para as diversas
re igiones practicadas en esos países.

Contrapuestos a estos estados, a mayoría de resto de os países de mundo


instituciona izaron a separación de a Ig esia y e cstado, dec arando e estado aico, siendo os
países árabes a principa excepción. A o argo de sig o XX ciertos países de b oque socia ista
adoptaron a aicidad en favor de ateísmo de estado.

c sig o XX también vio enormes avances en a ciencia, y e ateísmo o e escepticismo se


convirtieron en as posiciones más comunes entre os científicos.

Notab es pensadores ateístas de sig o XX son e nove ista A bert Camus, a fi ósofa y nove ista
Ayn Rand, e fi ósofo Jean-Pau Sartre y e matemático y fi ósofo Bertrand Russe .

Con a caída de b oque socia ista en os años 90 de sig o XX, as re igiones en os antiguos
países socia istas retomaron parte de su antigua importancia, si bien e ateísmo continúa
siendo muy común en estos países.

cntre os sig os XX y XXI personajes como Richard Dawkins (etó ogo), Peter Atkins (químico),
Sam Harris (escritor), Christopher Hitchens (escritor), Piergiorgio ©difreddi (matemático),
Miche ©nfray (fi ósofo), Pat Conde (escritor), Gustavo Bueno (fi ósofo) y Fernando Savater
(fi ósofo)14 entre muchos otros, mantienen posiciones más o menos activas que pueden
considerarse ateas, en defensa de a ciencia y e humanismo vita ista, frente a a intervención

c  

e inf uencia de as distintas ig esias y en defensa de os derechos de os ateos que consideran
menoscabados.

V    



V 
Ê


‰V Bión de Borístenes, fi ósofo griego.


‰V Brihaspati: fi ósofo materia ista indio, considerado por a tradición como e fundador de a
escue a fi osófica Lokayata en India, junto con e ateísta Chárvaka.
‰V Chárvaka, fi ósofo materia ista indio, fundador de una escue a de fi osofía abiertamente
ateísta y empírica (que tuvo seguidores por o menos hasta 1578).
‰V Demócrito de Abdera (460-370 a. e. c., fi ósofo griego, padre de materia ismo, discípu o de
Leucipo, creía que a materia estaba compuesta de partícu as indestructib es («átomos»).
‰V Diágoras de Me os (sig o V a. e. c.), amado «Diágoras e ateo de Me os», poeta y fi ósofo
sofista griego, discípu o de Demócrito; fue condenado a muerte por divu gar os secretos
misterios de c eusis.
‰V cvémero de Mesene (sig o IV a. e. c.), creador de evemerismo (hermenéutica
raciona izadora de os mitos y creencias de paganismo).
‰V Leucipo de Mi eto (450-370 a.e. c.), fi ósofo atomista griego.
‰V Pródico de Ceos, fi ósofo griego.
‰V Protágoras4 (481?-411 a. e. c.), fi ósofo griego.
‰V Teodoro de Cirene, fi ósofo griego.
‰V Tito Lucrecio Caro (Lucrecio) (99-55 a. e. c.) fi ósofo y poeta romano, atomista (seguidor de
Demócrito en física) y epicúreo (seguidor de cpicuro en ética), autor de 

÷÷(÷


÷
÷.

èV 
Ê#ÊÊ


‰V A. J. Ayer (1910-1989): británico que abogaba por e positivismo ógico.5 6


‰V A bert Camus (1913-1960): nove ista francés, existencia ista y ganador de premio nobe de
iteratura en 19577 8
‰V Auguste Comte (1798-1857): positivista francés, pensador, acuña e término socio ogía.9 10
‰V Ayn Rand (1905ʹ1982); fundadora de ©bjetivismo
‰V Baron d'Ho bach (1723ʹ1789): fi ósofo francés y encic opedista, uno de os primeros ateos
reconocidos en curopa11
‰V A fred Ju es Ayer (1910-1989), fi ósofo británico exponente de positivismo ógico,
‰V David Hume (1711-1776), fi ósofo e historiador escocés, figura principa de a I ustración
escocesa y e más extremista de os empíricos británicos; su fi osofía inc uye escepticismo
y natura ismo, por o que cabría situar o como más próximo a agnosticismo que a
ateísmo.
‰V Doug as Adams (1951-2001), autor y guionista de radioteatros británico.
‰V Kar Marx (1818-1883), fi ósofo, soció ogo, economista po ítico, periodista y revo ucionario
a emán, fundador de marxismo. cs muy famoso e fina de su frase: «La re igión es e
suspiro de as criaturas oprimidas, e sentimiento de un mundo inhumano y e a ma de as
condiciones desa madas. La re igión es e opio de pueb o».
‰V Kurt Vonnegut Jr. (1922-2007), nove ista estadounidense
‰V León Trotsky (1879-1940), revo ucionario ucraniano y estadista soviético.
‰V Lord Byron (1788-1824), poeta romántico británico.

c  

‰V Mao Ze dong (1893-1976), revo ucionario, po ítico chino, íder de Partido Comunista
Chino y creador de maoísmo (una variante de a teoría marxista- eninista).
‰V Mar on Brando (1924-2004), actor estadounidense.[ ÷
÷]
‰V Marqués de Condorcet (1743-1794), fi ósofo y matemático francés, de a I ustración.
‰V Marqués de Sade (1740-1814), aristócrata, escritor, pornógrafo y fi ósofo francés; negaba
a existencia de una mora basada en e mandato de una autoridad divina y defendía e
derecho a a depredación como ref ejo de a ey de a natura eza.
‰V Miche Foucau t (1926-1984) : fi ósofo francés y teórico socia por su aná isis sobre e
poder y e discurso . Conocido por sus aná isis fi osóficos revo ucionarios
‰V Mijaí Bakunin (1814-1876), fi ósofo, escritor y anarquista ruso.
‰V Pierre Simon Lap ace (1749-1827), matemático y astrónomo francés.
‰V Pío Baroja (1872-1956), escritor y nove ista españo .
‰V Sigmund Freud (1856-1939), neuró ogo austriaco, padre de psicoaná isis, consideraba que
a creencia en Dios surgía de un miedo inconsciente a padre bio ógico de paciente, y
sostenía que a tendencia a vivir bajo as eyes de un dios o "padre creador" seña aban
c aramente a inmadurez de paciente a someter su vida a a dependencia de una figura
paterna.
‰V Upton Sinc air (1878-1968) nove ista y crítico socia estadounidense >3÷
÷.
‰V V adímir I ich Lenin (1870-1924), íder revo ucionario ruso. 

V 
#Ê#


‰V A fred Sant (1948), po ítico, primer ministro de Ma ta desde 1996 a 1998.


‰V A i Sina: fundador de FaithFreedom Internationa ( ibertad de fe internaciona ), un
movimiento que denuncia a Is am.
‰V André Comte-Sponvi e (1952), fi ósofo materia ista francés.
‰V Ange ina Jo ie, actriz estadounidense [ ÷
÷]
‰V Barry Mani ow (1946), músico y cantante estadounidense.
‰V Bi y Joe (1949), cantautor y pianista estadounidense.
‰V Björk (1965), cantante, compositora y ocasiona actriz is andesa («Cuando me meto en
prob emas, no hay Dios o A ah que me o resue va. Tengo que hacer o yo misma»).
[ ÷
÷]

‰V Bob Ge dof (1954) cantautor de rock, actor y activista po ítico ir andés.


‰V Bob Hawke (1929), primer ministro austra iano desde 1983 a 1991.
‰V Brian cno (1948), músico británico de género e ectrónico.
‰V Cami e Pag ia (1947), crítica cu tura y postfeminista iteraria estadounidense.
‰V Captain Sensib e (Raymond Burns, 1954) cantante, guitarrista y bajista de rock británico.
‰V Car o Tamagnone (1937), fi ósofo ita iano, representante de ateísmo teórico y de
existencia ismo ateo
‰V C ive Barker (1952), escritor, director de cine y artista visua británico.
‰V Danie Dennett (1942), fi ósofo estadounidense, figura principa en a bio ogía evo utiva y
as ciencias cognitivas, reconocido por su ibro (÷)
÷ 
÷: La pe igrosa idea
de Darwin).
‰V David Cha mers (1966-): austra iano
‰V David Cronenberg (1943), cineasta estadounidense.
‰V Desmond Morris fi ósofo conductivista británico (códigos de señas entre personas y e
origen anima de a conducta humana).
‰V Diane Keaton (1946-), actriz, directora y productora estadounidense de cine.

c  

‰V cddie Vedder (1964-), íder de a banda de rock de os años noventa Pear Jam y anarquista
de izquierda.
‰V c en Johnson: actua presidenta de American Atheists (ateístas de cc. UU.).
‰V Fernando Savater (1947-), fi ósofo españo .
‰V Frank Mi er, escritor y artista de cómic, creador de series como 
* y + 
‰V George Soros, mu timi onario de origen húngaro.
‰V Gonza o Puente ©jea (1925), embajador de cspaña nacido en Cuba.
‰V Gore Vida (1925), nove ista y ensayista estadounidenseVV

 # Ê




 #Ê Ê Ê
7è 
èÊèÊ
 Ê Ê  89:

V Ê  Ê   
ÊÊ
!
"

‰V c agnóstico no tiene seguridad de a existencia de Dios, en cambio e Ateo o Niega.
‰V Los agnósticos están o pertenecen a una re igión, os ateos no tienen re igión.
‰V c 95 % de os científicos son agnósticos y e 5% de os mismos es ateo.
‰V c agnosticismo, sugiere una probabi idad de 50% de que existan seres divinos, en
cambio e ateísmo, esta convencido de que no existen seres divinos por que, si Dios
creo a universo, no permitiría que este se destruyera así mismo.
‰V c ateísmo, proviene desde os tiempos antiguos, e agnosticismo en e sig o XIX.

V  Ê  Ê 
# Ê
  Ê Ê
$ "

La Convención Sudamericana de Ateísmo 2011, primera en su tipo en esta región de mundo,


busca reunir a a gunos de os mayores exponentes de mundo Ateo, tanto sudamericanos
como de resto de g obo. Para esto, a Asociación Civi de Ateos en Argentina, o ArgAtea, una
asociación miembro de a A ianza Internaciona de Ateos, o AAI por sus sig as en Ing és, ha
decido uti izar a Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capita de a Repúb ica Argentina, como
sede de a Convención. c tema de a convención es : ͞L egando a Ateísmo por e camino de a
Ciencia͟ y expondrán tanto científicos, como divu gadores, fi ósofos y uchadores contra as
pseudociencias.

Ya han confirmado su presencia James Randi, Pau Kurtz, A ejandro Borgo (de CFI Argentina),
Fernando Lozada, Carmen Dragonetti y Fernando To a, Mario Bunge y muchos más y aún
restan a gunos fi ósofos y ateos con reconocimiento internaciona por confirmar (ta es como
José Saramago, cuya presencia depende de a fina ización de su actua ibro, y Richard
Dawkins).

La organización de a Convención invita a todas as asociaciones Ateas de América de Sur a


participar y e dará a cada una de e as un espacio y tiempo para presentar y promocionar su
asociación.

c  

VèÊèÊ
 Ê
V ;,,<==&.>1?1<&31+0@'=>1?1=')0.,141./0
èV ;,,<==&.>1?1<&31+0@'=>1?1=)&A0')B Bè .,140.
V ;,,<==;,/*@1)40)3&*C+'040/=+,&1./0D ;,/*
V ;,,<==&.>1?1<&31+0@'=>1?1=,&B B./0
V ;,,<==EF.40)@+&&.=3@+&Ê=@C*,0).F*,+Ê
Dè G HG
ÊÊ

V ;,,<==EF.40)@+&&.=3@+&Ê=@C*,0).F*,+Ê
Dè G HG

V ;,,<==EF.40)@+&&.=3@+&Ê=@C*,0).F*,+Ê
Dè G HG

¦V ;,,<==&.>1?1<&31+0@'=>1?1=)&A0,&0.89:

c