Sei sulla pagina 1di 88
Humanidades E. M. Cioran Adios ala filosofia y otros textos Prélogo, traduccién y selecci6n de Fernando Savater Ellibro de bolsillo Filosofia Alianza Editorial TeruLoowmarvat: Extracos de Pris de décompostion, Latenttion dexter yLemauous déminrge TrapucrOR: Fernando Savater Primera icin en «El Horo de boallon: 1980 Guar reimpreson ep «El bro de bolsllow: 1995 Primera edieionen «Area de conocimientor Humonidades»: 1998, Disco decubierta: Alianza Editorial esevaos todos los derecho. coteido de ea obs est proteido por a Tey qe ensblee pena de prin yo mula, adem dels coresponots ‘odemnisnconcs po doe y persis pata quire eprodjere plan ‘Gsriberen ocoomunieaen palatine en pre une ors ee tinaritcynticn,ostransormacsn, interpreta erin artis Ejadnencolquer tips de soporte communica rave de eulgier meio. sinlaprecepe stoic (© Preis de décomposition: Editions Gallimard, Pats, 1949, © Litenttion dexister Editions Gallimard, Pats, 1956 (© Le manos deminrge: Editions Gallimard, Pai, 1969 (OFA. cast: Alianza Eatoral,. A., Madrid, 1980, 1982, 1988, 1994, 1995, 1998 CalleJuan Ignacio Luca de Tena, 15; 28027 Madrid telefono 393 8888 ISBN: 84.206.3907:3 epesitolepal:S. 257-1998 Innpresoen Graticas VARONA, Poligona “El Montalvo", parcela49 37008Salamance Printed in Spin EM, Cioran: Elalmaalerta Enuninstate pasaremos por el umbrl del mundo ‘una region. llamada come querds: nepacién del Tenguaje, desert, muerte, oguizd mde siplse i= Tenciodelamor Viadimie Nabokov “«Despierte cl alma dormida..» Pero no es tareafécil hacerla despertar. Acurrucada entre acolchados cobertores de dog- ‘mas, de consignas, de explicaciones, drogada de noticias y de ese otro beleno, la esperanza, amodorrada de ciencia, tay confesa, pobrecita mi... con qué escalofrio saca la punta del pie de su embozo para calibrar la temperatura glacial que reina all donde a coherencia acaba y los razona- ‘mientos mas razonables comienzan a enarbolar una sont lla demente! Vuelve a tu sopor, pobre alma mia: tirita y sue- fa, bien arropada, hasta que lo irremediable venga a buscarte.Suemia que tienes un inconquistable alcdzar de cer- tezas, un plano digno de confianza de las selvas y pantanos que te rodean, guardianes fieles que rechazarin los asaltos dela duda, capitanes de ojos fieros y proyectos laros, aba- des capaces de encontrar la huella estoica de la Ley hasta en twentrafia més brumosa, alegres companeros de banquete y ‘una dama de impudico pudor que alegraré la soledad de tu cama... no eres ilusa, nadie deberiaserlo ya, sino ilustea conoces los decretos dela necesidad y los acatascon aparen- te fastidio ysecreta complacencia; estés segura de tus limites ylejos de los arrebatos adolescentes, has aprendido a esti- ‘mar las sosegadas aventuras del orden, el medro moderado, 7 8 remusoo swan, Ja progresién tranquila hacia una armonia social més autén- tica...Con pélizas de resignaci6n y cordura te veo estampi: Nada, alma fa. ¥ bien pudiera ser que tuvieras nebulosa y Dlanda suerte hasta el final: quiza mueras antes de despertar. (Ojalé no te acometa la vigilia, mi apocado fantasma. Que el destino te guarde del vendaval dela lucide2, del vértigo dela ausencia de locura, del desfondamiento, de las imponentes olas del mar de acfbar.. Aunque s6lo te llegases a despertar ‘un instante, jamas olvidarias la visiGn de fuego queiba a za- randear fulminantemente tu discreto reposo; la recafda siempre estaria ya cerca de ti y tu voz nunca recobraria el tono de firmeza con que sueles decir: «Yo creo...» Pero hay también almas,raras terribles, que tienen pro- pensién ala lucidez. Algin hada irénica o adversa dejé ese don negro en su cuna, yellasdespiertan al menor choque de la vida, al mas pequeno indicio de fisura en la solidez esta- tuida... Se convertiran asf en centinelas insomnes de fraca- sos que todo pretende hacer olvidar, en sarcésticos pregone- 108 de bancarrotas fundamentales. Tal es el caso de E. M. Cioran, visionario a fuerza de desengafio al quela pasién de ver despejadamente ha quemado los ojos: un alma alerta, fascinada por la desfascinacién. La voz con que susurra, in- sinda y alla la inacabable modulacidn de su mensaje esté cenriquecida por todos ls registros que presta a maestrfali- teraria, del sollozo aa risotada, Cioran es un exiladd obse- sionado por el Exilio, un escéptico poseido por el Escepticis- ‘mo, un frenético del Desapego; mezcla en su sangre perturbada la nostalgia pagana por los Dioses Muertos y la repulsiGn gnéstica por el Aciago Demiurgo que ha caido en la tentacién de crear; la ilusién de poder pasarse de todas las, mnes leatormenta, el vicio de negarse a toda complici- dad con el revestimiento afirmativo del mundo, con a acu- ‘mulacién de fanatismos mintisculos merced a la cual pode- _mos arrastrarnos de un dia a otro... Pero también advierte [LHL CORANERL ALMA ALERDA ° ‘que no deja de ser un obseso, un frenético, un alucinado de tun género particular: quiza la droga ala que se entregaesin-