Sei sulla pagina 1di 16

EL GENERAT.

GilURAUD
NUMEIIO 1 4 2 4 0 CÉNTIMOS
LA GUERRA
= ILUSTRADA ^ =
DIRECTOR

AUGUSTO RIERA
LA SITUACIÓN lis indudable que después de su «ofensiva de la paz»
cm|)ezada el t5 de .tullo, contenida tres días después y se-
l'riisi^íiic l;i i'ülii'íKia aleiniiüa. Vulniílaria o no, cuesta guida de la fulminante contraofensiva de Mangin y Ber-
niiiclui. saiigie a los Iciitones, iiu poca yeiile y inalei'ial do tlielot, que les arrojó de! saliente Soissons-Reims, los ale-
.qiicrra on abiiiulaiicia. La gaicrra de maniobras que de- manes quisieron emprender una retirada hacia puntos que
cían desear los generales alemanes no les ha sido favora- Iludieran ofrecer tenaz resistencia. Quería su alto mando
ble. Franceses e ingleses, atacando unos en pos de oíros acortar el frente desde que advirtió la cantidad y calidad
y a veces simuUiineamenlc, han obligado a retroceder a de las tropas norteamericanas. No le importaba ceder al-
sus enemigos. Y el acoso continúa. Cuando los alemanes gún terreno. Desde que se convenció de que el camino de
hacen frente a las fuerzas que !es persiguen, llegan las la capital le había sido cerrado, no tenía interés en conser-
i'eservas aliadas y dan un enr])ujün decisivo. Cuando en var las posiciones avanzadas hacia París y Amiéns. Pero
una ciudad, en un punto cualquiera los germanos ofre- no es probable que pensara perder más de 3,000 ls.ilóme-
cen excesiva resistencia, log aliados no se empeñan en tros cuadrados de terreno, 128,000 prisioneros y un núme-
un alaque fi'onlal que les costaría raudales de sangre. Des- ro de bajas que es imposible precisar, pero que, a juzgar por
bordan la i)os¡ción por dos puntos a la vez, y la resistencia los prisioneros hechos, debe de ser muy considerable. No
cede. Así han caído Roye, l^apanme, Lassigny, Noyon, previo la persistencia incansable del acoso que obliga a
Combles y uuichas otras posiciones tenidas por inexpug- que sus tropas combatan sin descanso y se retiren sm
nables. cesar.

Periodistas ingleses hablando con varios soldados canadienses en una trinchera de la linea de reserva del trente occidental
(Fot. Central News)
1994 LA GUERRA ILUSTRADA

no pensó abandonar y hace que em-


plee tropas que guardaba para sus
reservas. Y todo cuanto ha hecho
hasta ahora, y es bastante, lo consi-
guió con poca gente, con la estric-
tamente necesaria. Cuando nota que
el enemigo acumula muchas tropas
en un punto dado, ataca por otro
lado y de esta manera ha consegui-
do que del Lys a Reims, en una ex-
tensión de 300 líilómetros, tengan
que estar alerta sus enemigos y dis-
puestos a defenderse. Es de notar
que hasta aquí no ha empleado las
I ropas norteamericanas, que esjic-
ran arma al brazo el momento de in-
lervenir de un modo enérgico en esa
larga serie de combates iniciados el
18 de Julio.
Al escribir estas líneas un despa-
cho oficial de París dice que las tro-
pas del general Mangin han empren-
dido un ataque de flanco contra e!
Camino de las Damas. Por poco que
progresen los franceses en eisa di-
i'ccción, y ya lían tomado varios
|)ueblos al otro lado del Ailette, pa-
rece que habrá llegado el momento
de que intervengan los norteame-
ricanos.
SÍNTOMAS
La guerra se prolonga a |)esar
de que van agotándose las fueiv.as
de los combatientes.
Los periódicos alemanes y los
franceses afirman que continuará la
lucha hasta que se consiga un re-
sultado decisivo.Y los hechos, hasla
ahora, prueban que no son vanas ta-
les afirmaciones, pues si desde Mar-
zo a Julio tuvieron los alemanes
fuerzas suficientes y energía mora!
bastante para emprender una serie
de ofensivas que amenazaron seria-
mente la integridad de las líneas de-
fendidas 'por los ejércitos contrarios,
éstos, por medio de una reacción
enérgica, están demostrando, desde
hace cincuenta días, que conservan
medios y voluntad para atacar sin
El rey Nicolás de Montenegro, acompañado de su yerno el rey Víctor Manuel I I I de Italia, dosfanecimientos y para obtener im-
en un punto del frente italiano (Fot. Central News) portantes victorias.
Ambos adversai'ios comprenden
Esa larga retirarla bajo la presión enemiga no es nacía que el combate que han empeñado puede ser mortal para
favorable para la moral de las fuerzas invasoras, y a punió uno de ellos, y-se esfuerzan en no flaquear; pero la resis-
fijo que produce mal efeclo enlre la población civil de Ale- tencia física tiene un límite que es imposible rebasa!•, y
mania. todo induce a creer que se está a punto de llegar a tal lí-
Para aLenuar el efecLo que ])uede producir la nolicia de mite
esa retirada, mucfios periódicos alemanes afirman que lo Tienen los franceses invadido el suelo de su pati'ia,
esencial es acortar el frente a fin de ahorrar soldados y han quedado por cultivar muchos de sus campos, la gue-
que conviene no derramar sangre sin necesidad absoluta. rra submarina le acanteó sensibles pérdidas que enca-
Bien podrá ser cierto; pero nadie negará tampoco que recieron el precio de los artículos de primera necesidad,
hace mes y medio, atacando furiosamente hacia el Marne tuvieron que hacer frente solos—al principiar la lucha—ni
y después más allá todavía, los alemanes no pensaban en turbión enemigo y les fué preciso reaJizar un esfuerzo for-
acortar el frente ni en ahorrar la sangre de sus soldados. midable para contenerlo. De todas las grandes naciones que
¿No es raro que haya sobrevenido un cambio.tan radical pelean es la que, des]uiés de Rusia, ha padecido más.
y brusco en los planes del gran Estado Mayor alemán? Pero los ingleses acudieron en su auxilio, y los norteame-
El generalísimo aliado inaugura su mando de un modo ricanos la han provisto de cereales para comer, de algo-
propio para hacer concebir las más halagüeñas esperanzas dón para vestir y le envían ahora ejércitos para vencer.
a las naciones que le han confiado su suerte. No ha pade- Después de cuatro años de angustia conoce los días ven-
cido un solo revés, no ha equivocado una maniobra, y tan turosos, recibe del frente de batalla noticias que la con-
mareado trae al enemigo que le obliga a ceder terreno que fortan, ve que sus ejércitos ganan terreno y hacen prisio-
LA GUERRA ILUSTRADA 1995
ñeros. Es natural que, aun cuando desangrada, se sien- desarrolando cierta indignación a la crítica y haciendo más
La con empuje y ánimo para proseguir luchando con ob- agudos los antagonismos de los parí idos, lo cual consti-
jelo de alcanzar una vicLoria decisiva. Muchos desenga- tuye un verdadero peligi'o.»
ños han tenido los franceses por culpa de sus gobernan-
Les y periodistas. En distintas ocasiones se les hizo creer
que oslaba ganada la guerra. La expedición de los Dar- La prensa alemana que no está afiliada al pangerma-
danelos—tan miserablemente abortada—la intei-vencióu • nismo, y entre la cual hay periódicos de gran prestigio,
de Italia, la de Rumania sirvieron para hacer concebir es- comentando el serio revés que en Francia han experi-
peranzas que no se realizaron. Pero, en cambio, la inter- mentado las tropas alemanas, dice que ya es hora de aban-
vención de los Estados Unidos ha dado más de lo que se donar esperanzas exageradas y ver lo que la realidad im-
podía esperar. En el momento preciso, cuando el riesgo pone. Las conquistas soñadas, las anexiones esperadas nn
era mayor y apremiaba, un millón de soldados norteamc- se traducen en hechos. La resistencia enemiga superó a
i'icanos situados a relagua'rdia de los anglo-franceses, y lo imaginado, y al cabo de cuatro años do guei'ra todavía
prestos a acudir allí donde convintese, permitió al maris- tienen los adversarios de Alemania bríos bastantes para
cal Foch contener la ofensiva alemana y emprender una emprender formidables ofensivas. Aconsejan, pues^ los
acometida que está dando magníficos resultados. La in- periódicos no pangermnnistas que se ¡irocure negociar una
dustria naval norteamericana, desarrollándose de un paz honrosa.
modo inconcebible, anuló los efectos de la guerra subma-
rina. Y los franceses tienen pan y carne en abundancia. El presidente Wilson acaba de disponer que se inscri-
Los alemanes no tienen al enemi-
go en territorio propio. No han pa-
decido sus pueblos los estragos de
la guerra; desde el principio de las
hostilidades han tenido el consuelo
de saber que sus ejércitos vencían a
los enemigos; vieron desde las pri-
n"ieras semanas de lucha trofeos a
millares que pregonaban los triun-
fos de sus legiones. Pero desde que
principiaron las hostilidades las es-
cuadras inglesas obligaron a que las
suyas permanecieran en los puertos
en actitud pasiva y desde entonces
se pai'alizó todo el comercio alemán.
Quedó bloqueada Alemania por mai'
y tierra y empezaron sus habitantes
a padecer toda suerte de privacio-
nes, que cada vez han ido en aumen-
to. Faltan vestidos, calzado y esca-
sean de tal modo los víveres que la
. situación de las clases medias y ba-
jas es desastrosa de todo punto.
He aquí lo que ha dicho reciente-
mente en una reunión pública de
estudiantes alemanes el propio can-
ciller del Imperio, conde Hertling,
cuyo testimonio no puede ser sos-
pechoso de .parcialidad:
«Pasamos por grandes dificulta-
des en cuanto a víveres y vestidos,
sufrimos toda clase de privaciones,
el porvenir nos inquieta con su os-
cura perspectiva. La guerra es la
más dura prueba que pueda inñigir-
se a una nación, y si bien esta prue-
ba hace a la nación capaz de actos
que parecían imposibles, por otra
piíi'te reclama un exceso de energía
nerviosa, un gasto de fuerzas mora-
les 'enorme. No en vano se ha habla-
do de «psicosis de la guerra», con
lo cual se designa un fenómeno
mental que ordinariamente provoca
la guerra y que se manifiesta en to-
das las naciones beligerantes, pero
sus manifestaciones son diferentes
según la. idiosincrasia de cada pue-
blo. En nuestros enemigos ha loma-
do la forma de odio contra las poten-
cias centrales, odio que raya en in-
sania en lo que concierne especial-
mente a Alemania. Entre nosotros
este fenómeno tiene repercusión so-
bre todo en los asuntos interiores, Trinchera y refugio que loe alemanes han abandonado a loa franceses en su actual retirada
(Fot. Central News)
1996 LA GUERRA ILUSTRADA

Oficiales y periodistas británicos contemplando el campo enemigo a quinientas yardas de distancia de las primeras trincheras
(Fot. Central News)

Campamento de tropas anglo-africanas establecido en el interior de una de las colonias arrebatadas a los alemanes
(Fot. Central News)
LA GUlíRRA ILUSTRADA 1997

Periodistas extranjeros examinando un enorme cráter abierto por una granada alemana de gran calibre
(Fnt. Central Neii^s)

El ministro de la Guerra del Canadá observando atentamente la construcción de hornos de barro para cocer el rancho
(Fot. Central News)
LA GUERRA ILUSTRADA

MAPA DEL PBENTE PBANCES DEL SCARPE AL AI8NE CON EL AVANCE DE LAS TEOPAS ANGLO-PEANCBSAS

Situación del 25 de Agosto ammmmmmmmmmmmm Sitaaoión del 5 de Septiembre ^ i B a a ^ B s a s a


LA GUERRA ILUSTRADA

.,*;*..
idewaepsuelde
"^m testoutpe
f^^";»»- ft
ffc
'¡cheppenti

(Silvestre
4Eecke W.'- DES GATS

Cappel \/<H¡ystP3ei í^WyGcñáete


MT'KEMMEL

1
"73 / I '^V^ i &
Laarlem.
YeCoqde/^fífe ^1 (^Messines
tanoute
noníUevirh Laestre ^SÍ'JansCaD
o

¡¡Le Brearde
o ^Fletpe

létenen
LdKreuleí
lailleul
/Borre.
laLeuthe
' Strazeele Ploegsteert'
Ppadelles

JHAZEBROUCK Le Touguet

Grand-SecBois OutterstecheS

Petit^cBois v[ieu^[ffpquii
LaSecque PoniCí,
íeenwepck
de Nieppe
la^enegate'

L 'Allobeau

«P^^^"^ i Dou//e
\lef*M0Ptiep ,
^Erquinghj
(Ruedeld^t
JARWÉNTÍIERB

oLaCnoix-

.s0m -duBdC

6fí.c/uB,ez M^"^^ Y M U B ^
Bepquin rR.Delpierre
•Saillvs- laGLknnenie^
frpou^ - -la-'Lys
^Eo/esChar/es \L3Fle/r'
^ • • ! ? : ; < » ; - » : •.•?.: .•«'•.•••••e>--.?í-;S
íii:-í»ÍÍRiV*.:-!?::-á;#^ ^BoisGpenier
MERVILLE Estair R.Bische 1 z,».^ « LaHoussoJe „ .
yR.du dueJnes
Zc7 óar¿ •ds/ÜffIsA BoisBlancs
'(>Cpoix Bl^nche
S'U/36rqu' SdsB^llenie \ / X laVat/ge

AVtNTIE

1 Lastren ^ ^ '\ xLeDpumez f^/Granja bCarétínnerie Radinghem^


^%,ueul
ne
^*^^
ítVenfit
sBoupgD^ville
/...«^""^---^^f ^^^ ^y'koijgesB/ancs
RuAé-
-lAvoIne
iFpomelles
% Pamais
Rue&leval Beaucamp''
l \ Amasoires ^¡ •¡UaFosse^ '^uepotí
'^caulb 'WSfvlxMaAiui ofí.Taij oLesl/mux
^ec/'infer'
Mem LesZelobes i
wnbée-i '.esmS''^^;:^fíol,ch í pp/ibuboupaf, Lign^
'Molino ¡tu ñkre,
ILalaau LaWibeWilhb
o o fbntiSíi // \ J Bftre
'^SFVa\b j P \ / \ / B?Pom^eneau \ (( ^ « ' ^ ^ ^
¿es Lobest Sí*. 'NefteChalelle Q ) /,.,.. °\H!-Pomme^u \ '•^^'Ü'.
Toupnes
Lacoutun^TTis^Vj J Z yf \ , Ir^i. iív-i'UBiEZ \ HPPÜPÍ
imSerhenchcfí' ' leCOPnetMa/ii, »Il /// ^ ^ ^ L ^ í i í V a ^ * ^ J'SPX :•?,;• " ° y ^ y g ' ^ \p¿/ltvn¿i/re
^Rue
°UgnylePf- \ | x ^ Wcpeso^
Loconl 'Granja duBiez X^MoUeletteÁC^ ^V Larontaine

°sChomjÍ3ux
§j

;,
/lesFecons\

A , • /<, i.
•Tobpet / ^
-r==r=*f*^^^^l
__^M^ '^™"^ ^
X
\
\
\
X
w&KjSmne
LeTransloy
y¡}^^^y^
MapquilliesJ
\ S
-Wi l ! e" ™
^ o
pp, es\^^;p I,
Gonnehem^ ^ J OO Hocron
ngWrnetñ / u » s w e r ^ \ W ^ ¿ ^ 1 /^<7i///?le/K# \ /"lopgies
laPlace
BeauPuits XG^Moisni/
Oblinghe ¿Éssaps _ '^Ru^ülle
('Festubert ' • áViollines .JwIoupPendu
Chocques \Salome
'Vérüinj jHantay
^ LA B A S S E E L
lante/eux LeMarais
, _1'S9|BETHUNE / llefféolant /fie o''/
»/j
j/^Js Q^Givenchy-
•lestabasa
«//y
'^La Beurriére _Cu¡r|;hy O
* Billy Bepciau _
Muchy les*Labassee

Ppovín
SIGNOS Haisnes uouvpin
^Vepquigjieul Annequin_ ,
Ferrocarril
Meuijchin
Capretepas
upse
^íl^bo,lUPse wWingles
Caminos
Cansíes
ESCALA EN KILÓMETROS Nqyelles les VEPraellésf A /^fepjWles Bénifmyine^

IcapillaH.D' ^ Hutl J c h , LeFóp

MAPA DE PLANDB8 CON EL AVANCE INGLÉS


Máximo avance alemán el 12 de Mayo i
Situación del 5 de Septiembre durante ed repliegue alemán .
z;
•o
írl
t>
EH

H;

fe

<

a-

ai
O
n
<
3:
O.

O'

H
O

6*.
W
P
O
g
O
1-3

F4

O.

O
ü'
«

<

i'
aj

g:
LA GUERRA ILUSTRADA 2001

ban en las listas de posibles soldados lodos los hombres ap- por ABC. Creemos que han llegado para España horas
ios para el servicio de las armas desde los dieciocho a los tan decisivas que no es lícito a nadie recatar su pensamien-
cuarenla y cinco años. Se obtendrá así un total de trece mi- to ni tampoco oscurecerlo o desfigurarlo. Con patriotismo
llones de hombres. De ellos sólo serán llamados a filas los y buena íe iguales a los expuestos por el colega, vamos a
solteros. Pei'o aun así se calcula que podrán ser incorpo- exponer nuestra opinión sobre esto punto, limitánflonos
rados a filas unos cinco millones de hombres, que, aña- por ahora a afirinaciones concretas y dejando para otros
didos a los dos millones que prestan servicio en !a actua- instantes — que no faltarán — las razones y los esclareci-
lidad, formarán un total de siete millones de soldados. mientos.
Los americanos están, pues, decididos a i)eicar hasta »La ojiinión germanóflla de España, muy agresiva y
que hayan vencido a su adversario, sin reparar en sacrifi- muy celosamente fomentada, entrevé los acuerdos de los
cios, lisio es una niuonnza tremenda para los alemanes. liltiiuos Consejos de ministros. No necesita para ello de
(•(iiiíldencias autoi'izadas. Le basla la lógica innata, que nin-
gún interés ni apasionamiento logran baslardear en ab-
LA NEUTRALIDAD DE ESPAÑA soluto, y conocer los hechos de que España ou sus rolncin-
He aa"í. acerca do tal asunto, que no jnietle 3er tratado sino de refilón, iies con Alemania ha sido víctima.
a causa de la censura, lo que di.io Iiace unos días el Diario Universal: ))h]\ movimiento de esta opinión contra los acuerdos

Un puesto de ametralladoras turcas haciendo luego en un punto del frente de Palestina


(Fot. Central News)

«Uno de nuosti'os redactores ha visitado en ft'uenttíi'i'a- sospechados es, inevitablemente y quiói-irilo o uo quionos
l)ía a un personaje liberal que allí veranea, y ha oído de lo realizan, una cooperación a la lesis y arlilud (\r .\l(>ma-
sus labios, y nos transmile, afirmaciones muy interesan- nia y un debililamionto del Ooliiei'nq es|iauol on su inelu-
tes acerca de los problemas de actualidad. dible defensa de los intereses de Es|)aña. El concurso pres-
))A continuación reproducimos esas declaraciones, es- tado—salvamos siempre las intenciones—jior elementos
lierando que la censura no cnconlrará en ollas nada im- españoles a la persistencia y reiteración de las agresiones
publicable. submarinas se ('(¡bonosla liahlando de barcos contraban-
, ))E1 artículo de A B C sobro los jieligros que, a su juicio, distas, para conveiiir a los marinos españoles que realizan
corre la neutralidad ha hecho cundir la alarma. Sus pala- un comercio lícito, según las leyes españolas y los acuor-
hras han tenido la eficacia de un toque de rebato para la dos internacionales—únicos que nos obligan—, en doüii-
parte de opinión pública bien avenida con la actitud ob- cuentes indignos del amparo de su patria, y a los subma-
servada por Lspaña hasta, aliora i'ospecto a la guerra sub-, rinos alemanes en una especie de carabineros del mar,
marina. De buen grado nos anticipamos a reconocer que con derecho de vida y muerte.
el arlículo del colega está dictado por su patriotismo y que ))En osle modo do presentar el asunlo se cómele una
al decir lo que dice se inspira, con la más absoluta buena doble mi.xtilicaciini. Hay inixlincacióii al hablar dol con-
fe, e a l o que estima interés do España. ti'aliaiido o injui'iai' con el molo de contrabandislas a hom-
))Pero. la tesis f¡ue nosotros consideramos justa y ,coii-, bres.dedicados a un ])acínco y legal comercio, quo con ello
veniente.para niiosh'a jialria didoro miiclm ilo la expuesta ayudan a'riiañterícr la actividad económica d e su |)alria.
2002 LA GUERRA ILUSTRADA

Triijulantea de un bote salvavidas vestidos y equipados para laazarae al mar oportunamente


(Fot. Central News)

1)0, oslo falso roiioopin nn queremos hablar aliuru, poi'qüc procui'ando la oricacia ou la di'íonsa ilo
piiiilds iM.is aproiiiianles solicilan nuestra pluma. nuestro derecho, del interés naciona! y de la vida y pi'n-
»llay iiiixLJÍicacióii Lanibicn, mixtificaciün indisculpa- piedad de nuestros compatriotas.
ble, cuando se relaciona el supuesto conLrabando con los ))Lo primero era buscar a sabiendas la esterilidail : la,
acuerdos de los úUimos Consejos de minislros. experiencia ha acreditado que eso equivale a renunciar a
»Los consejeros de la Corona no se ocuparon, en las la pretendida defensa, hacer dimisión de todo lítulo al
reuniones aludidas, del mal llamado contrabando. Moli- respeto ajeno. Porque a despecho de las reciauiaciniu's
v('> osas i'ouniones y fué objeto principal de consideración, usuales, de estas que satisfacen a !a opinión gorman(')lila,
pnnlo centra! de los acuerdos, el torpedeamiento del La- se han sucedido más de 70 torpedeamientos de bai'cos
rri n.fuja, que no era ni podía ser un barco contrabandista. españoles; ha sido destruido más del 20 por 100 dol to-
))EI Larrinaga, que estaba en América para transportar nelaje español; yacen en el fondo de los maros 96,7'i'i lo-
a España algodón por cuenta de particulares, fué requisa- neladas, faltando datos de 17 buques; de aquéllas, 76,802
do por el Gobierno .para traer petróleo. Este es indispen- reconocidamente han sido hundidas por sid^marinos;
sable para Esjjaña. Lo necesitan, no el turismo y el depor- han muerto 114 marinos españoles y han sido heridos 7'i.
te—con no ser desdeñables atenciones—, sino la agricul- Los hechos hablan por todos, en cuanto a la eficacia do
tura, la industria, el correo, las comunicaciones. El Gobier- las consabidas reclamaciones usuales. ^''
no español lo solicitó de América. Prefería ésta, como es »Y al cabo de esa fúnebre procesión de lastimosos si-
natural, acudir a las necesidades de sus aliados; recorda- niestros, está el del Larrinaya como si por su gravedad
ba, además, que parte de ese petróleo pudiera ser destinado y terribles circunstancias quisiera coronarlos. Acaso si se
por algunos pa.rticulares a enemigos suyos, hecho im- hubiera tratado de un buque que transportara mercan-
probable, pero no imposible. cías para beligerantes, el Gobierno hubiera adoptado otros
))Consiguiü, no obstante, el Gobierno español, después acuerdos. Pero siendo un navio que oficialmente trans-
d(í una laboriosa y' acertada negociación, permiso para portaba mercancías para el propio Gobierno español, pues-
ti'aer ese petróleo.,Fué una- deferencia de los Estados Uni- to que el petróleo está requisado en nuestro país, la opción
dos a nuestra patria; una generosa cooperación a nues- no era posible. La eficacia de los acuerdos era condición,
tra normalidad industrial; un testimonio, en suma, de no sólo de nuestra conveniencia y de nuestra dignidad,
buena amistad. Entonces el Gobierno requisó el barco, le sino de nuestra vicia misma en el orden moral y en el ma-
impuso !a carga, fíjú el fíele y le ordenó zarpar. terial. Ser o no ser como pueblo y como nación : ése es el
))Era, pues, un barco oricial,- un barco que además de dilema planteado al Gobierno y a España jior ol iinndi-
llevar la, bandera española iiertenecía al Gobierno español miento del Larrinaíja.
y hacía servicio a las órdenes de éste para satisfacer nece- ))¿Cuáles serán las consecuencias de esos acuerdos'!
sidades perentorias y generales del pueblo español. No creemos ni podemos creer que esas consecuencias
»EI barco fué hundido, cercano ya a Santander, sin pre- sean las que ha dicho A B C, ni mucho menos las que,
vio aviso y en condiciones dolorosas, por un submarino con deliberada exagei'ación, ha expuesto la Pi'cnsa ger-
alemán. I'erocioron ocho infelices tripulantes compatriotas manófila. De que los acuerdos adoptados están exentos
nuestros. de parcialidad es garantía la composición el Gobierno,
«Estos snii los Iiochns. A consecuencia de ellos se re- y aquéllos lo fueron por unanimidad. ¡Qué!, ¿ya no me-
uni(i el Cdiisojo do, ministros. Ante el gobierno de España recen crédito a la opmií'in gormanófila los nombres que
había dos caminos: seguii- el mismo procodimionto usado antes eran de una conliaiiza plena para ella? ¿O aspi-
en los torpedeamientos anteriores o adoptar acuerdos de i'an a una sumisión incondicional de voluntades, ciia-
LA GUERRA ILUSTRADA 2003

Icsquiera que sonn las (•¡i'ciinslanci.'is y los casos para pliamente su pensamiento en extensas declaraciones pu-
Kspaña? blicadas con su firma en El Imparcüil. Afií'uió la ncu-
»Lo ])aLriülico es que esos acuerdos respondan a las l.ralidad en el discurso de la Corona. Rechazó nueva-
exigencias nacionales. Lo imporlanle es que esos acuer- mente el intervencionismo en declaraciones insertas en
dos sean ineludibles. No creemos que comprometan la neu- ABC.
Iralidad. El Gobierno oficialmente ratificó su propósito ))E1 conde de Romanones quiere la paz para su país;
de permanecer en ella. quiere que España se mantenga neutral; repugna toda
«l^ero si alguien la comprometiese no sería el Gobier- idea de intervenir en !a guerra, l^ero quiere también que
no español, ni es plausible que españoles digan eso: se- nuestra patria viva sin ser asfixiada injustamente; que
rían quienes agredieron al Larñnaga, serían quienes la nuestra bandera ampare a sus hijos; que sobre nuestro
tienen en tan poco que no rehusan acomeiernos y da- lerritorio viva un pueblo viril merecedor del respeto aje-
ñarnos aun en ocasiones en que ni una sombra de pre- no, y que España, en fin, atraviese esta borrasca sacan-
texto podría explicar la agresión de modo que nos alio- do incólume su dignidad, que es patrimonio de todas las
rrara el sonrojo al lolerarla. generaciones.
))En cuanto a voluntades ocultas que quieran llevar- »¿Ray algún o algunos españoles que no (piicraii eso
nos a la guerra, hombres de gobierno intervencionistas y que confundan el amor a la neutralidad con Ui, resig-
y demás muletillas de ciertas propagandas, son patrañas nación al envilecimiento? Seguramente, no. Sería dema-
n^erecedoras de desdén, si no se contara con !a creduli- siado doloroso pensar que sí.»
dad del vulgo. Los hechos son tan claros, que las refe-
rencias a manejos oscuros son aún más ridiculas que ab- LO QUE SERÁ LA PAZ
surdas.
«Entre las fuerzas, gobernantes no sólo no hay ningu- Según los pangermanistas, que en distintas ocasidues
na intervencionista, sino que todas han repudiado expre- lian expresado en la tribuna, en el libro y en el perió-
samente la idea de entrar en la guerra. Digámoslo claro: dico sus aspiraciones, caso de que logren la paz después de
cuando se habla de gobernantes intervencionistas se alu- una completa victoria, Alemania deberá exigir de sus ene-
de al conde de Romanones. Pues bien : esa alusión—no migos, como mínimo, algunos departamentos del norte
nos referimos a A B G, que a veces la ha rebalido — de Francia y gran parle de las colonias de esta nación;
debe dejarse a la cuenta de los profesionales de la impos- de Inglaterra la devolución de todas las colonias de Áfri-
tura. El conde de Romanones, contra quien ahora, como ca y Oceanía y una indemnización colosal, además de cuan-
hace año y medio, dirigen lo más recio de su campaña tas estaciones navales considere Alemania necesarias para
los excusadores de la muerte de ese centenar de marinos asegurar la libertad de los mares. El Japón debe:'á de-
españoles, jamás ha abogado por la intervención de Es- volverle la colonia de Kiau-Cheu. Servia y Montenegro
paña en lá guerra. desaparecerán del mapa de Europa en provecho de Aus-
«Terminantemente ha afirmado la voluntad y la con- tria. Rusia queda cercenada conforme a lo estipulado en
veniencia de España de permanecer en la neutrahdad. el tratado de Brest-Lilovsk. De este modo Alemania cons-
Rechazó el intervencionismo en su mensaje dimisorio a liliiii'ía la Mittel-Europa y nada tendrá que temer en lo
S. M. el Rey: quienes lo aducen como testimonio de su Futuro de todas las demás naciones europeas, asiáticas y
imputación, propalan a sabiendas la mentira y engañan americanas que pudieran coligarse contra ella.
iiilcresadamente al pueblo. Había antes explicado am- El programa—que aun permite algunos aditamentos

Botadura de una laucha salváividas en un punto de la costa de CJornwall, Inglaterra


(Fot. Central News)
2004 LA GUERRA ILUSTRADA

Caja de hierro de tamaño extraordinario expuesta en una plaza de Indianópolis para la recaudación de fondos de auscripcdón
al último empréstito de la guerra \:r»if'V''t&' (fot. Central News)

—el cliii'o, i)rec¡so. Rs !;i rcnlizoción de Dculscliland übcr a la que tenían cuando empezaron las hostilidades. La gue-
iillrs. VA iimiulo eiilei'ü (|ii('il;ii'í;i soinelido a la voliinlad rra acabará .con la ruina comiilela de los ejércitos de uno
(le lus [jaiiyuriiiuiiislas. La aiilucracia vencería a las de- de los dos adversai'ios. La paz que se ñrme no sei'á, pues,
mocracias. iuu\' disculida, sino impuesla. Y las condiciones no se-
Veamos alini'a el i'cvés de la meda'la. Do mi modo cla- i'án uniclio más benignas que las anunciadas.
ro acalja ile formular en los lisiados l'nidos el senador
LI)(I,L;I' el prn^yiama de las naciones aliadas.
l"'raaicia recobrará pura y simplemente las dos pro-
HECHOS CULMINANTES
vincias perdidas en 1870-7L 20 de Agosto. — /:/ (•¡('vcUn ¡niuci's iiiandathi ¡lof el (jc-
llalla anexará Ti'enlo y Trieste. iicral ñldiKiitt. aldea en tina e.rlcnuióii de más de '15 Iciló-
Rumania, Servia y Monlenes'i'o recobrarán—cnandd me- nirlrns. Adela illa seis kilóinclros del primer eminije,
nos—lodn !() que la guerra les lia arrebalado. haee 8,000 prisioiierns, se apodera de muchos pueblos ij
Rusia no perderá, en l'avor de Aleniinna, niu^una de loma liO rañones y .WO ame I ralladoras.
l;is provincias que le arrebató el tratado (pie llrmaron IDS 21 de Agosto. —• Los franceses se apoderan de Lassiijny
maximislas en }3i'est-Litovsk. Ij eoiiliiiíiait (ivanzaiido eiilre el Maíz y el Oise.
Aiislria pcrtier;! las provincias pobladas |»or eslavos. 22 de Agosto. — Los ¡vaticeses lleijan ii orillas del .\illel-
I'ohinia será íntegramenle reconstituida, y de ese modo le persii/uiendo a los alemanes'.
se Icvanlai-Í una baia-ci'a ciilre los Imperios centra'es y 23 de Agosto.—Los ini/leses, que emprendieron aijer
Rusia. Así quetla destruida la posibilidad de que se for- una a-niplia acción ofensiva desde el norte de Alberl al
me la Miltel-Europa, y de que haya nn imperio que lle;i;ue sur de Perónnc, hacen millares de iirisioneros, eoijen va-
de Hamburg'o a Bagdad.
rios cíenlos de cañones, loman Alberl y. amenazan Ba-
Un programa se puede oponer a otro. Implica el pri- paume. Los alemanes no pu:eden resistir la Ojcomclida y
mci'o el aiii(piiiamiculf) de ja Gran Brelafía; el último se retiran defendiéndose.
enlraña la ruina de Alemania. 24 de Agosto. — Los franceses siíjnen avanzando.
l'oi'(pic es de ci'eer que además de esas duras condi- Los incjieses prosiguen la balalla y eapluran muchos
ciones territoriales contendrían los ti'atados otras econó- más prisioneros y material de yuerra.
micas no menos severas y que serían las que dieran el 25 de Agosto. — Los alemanes defienden, con empeño
golpe de gracia a las naciones vencidas. llapaume y siis cercanias; pero los inijleses rodean las
• # * *
posiciones enemigas y prpsiyuen su avance, desbordan-
La situaciún de los pueblos contendientes induce a do asi la ciudad.
creer que !a guerra no ituede lerminar ])or medio de un Los franceses continúan también acosando a los ale-
ti'atado que deje a los dos bandos en situación parecida manes.

En el próximo nümepo publlcapemos el retrato del general Oshima; el mapa de los sectores de Y p r é s - C a m b r a l , con el
a v a n c e a n g l o - í r a n c é s (doble p á g i n a ) , e n colores, y retratos y grabados d® actualidad e n negro
• ^v .
'r
a MEJOR LIBRO DESTINADO A UN H U O ES LA HISTORIA DE s u PATRIA ^ k T^ m

HIST0R1AȣSPANA
y de los Pueblos Hispaao=Amerícanos hasta su Ifldependeucia
por

Manuel Rodríguez Codolá


Profesor de la Escuela de Artes y Oficios i Bellas Artes de Barcelooa, iodlvidoo de la Academia Pronucial de Beflas Artes y de la
de Ciencias y Artes, correspoodieDte de la de San Femando y de la de Bnenas Letras de Sevilla
sesruido cada período histórico de un juicio, por
Miguel S. Ollver
CoiresponéleBU de b iodeaia de la flistoria

1 m AQUÍ Di[z umn POR QUI im ñu M OBTENIDO TIIII Bmiiiiiin miTo


1 1.' Por ser la historia de la patria. 6.* Por su novísima p-^ s*- . i
j 2.' Porque la historia r'" ' patria es el 7.' Porque a '" vez que .nstruye, deleita, j
1 mejor libro de t
Por ser la más económica de las pu- |
j 3.' Por la autoridao de sus autores. blicadas. í
• 4.' Por estar ilustrada con más de 2,000 9.* Porque su publicación ha costado un i
i grabados. millón de pesetas, y !
• 5.' Por contener todos los cu/idros histó- 10.* Porque el cuaderno sólo vale 70 con- 1
1 ricos españoles. timos de peseta. •

Esta obra — qoe coostitoirá noa primorosa aarracióo, coocisa y


100 atractiva, por la reconocida maestría de sas autores — estará rica* 100
meóte ¡lastrada coo más de DOS MIL GRABADOS, labor de los
CUADERNOS grandes maestros del arte pictórico español, ea qne aparecerán CUADROS ER
LA representados todos los bechos de cada reinado (con la historia, COLORES
OBRA del traje, muebles y arqnitectara en sns diferentes épocas y estilos,
retratos, etc.), con perfección y colorido tales, qoe el lector, como en
2000
COMPLETA inmensa cinta cinematográfica, verá desfilar ante sos ojos toda la bis* EN NEMO
toria y civilización de nuestra patria por rigoroso orden cronológico.

CONTIENE TODOS LOS CUADROS HISTÓRICOS EXISTENTES EN NUESTROS MUSEOS

es ^ ^ 03 NO DEJE U S n D DE CONSULTAR UN CUADERNO DE ESTA HISTORIA DE ESPAÑA


70CÉNTIMOSCUADERNOHPÍDASEENTODOSIOSKIOSCOSYLIBRERIASSS NSEGUlEDIIBARCELONA