Sei sulla pagina 1di 10

INTRODUCCIÓN

Esta monografía será respecto de los comienzos de la explotación del petróleo


en nuestro país, mas específicamente en la época de la Unión Cívica Radical (1916-
1930), durante los gobiernos de Yrigoyen y el de Alvear.
Este es un período muy importante ya que se le comenzó a dar importancia al
combustible más esencial de todos los tiempos y de aquí en adelante marcó como
sería la economía de nuestro país con respecto al petróleo, que hoy en día todavía
sigue siendo imprescindible tanto para nosotros como para el resto del mundo.
Para saber como comenzó a desarrollarse esta actividad en la República
Argentina, comenzaremos a localizar los yacimientos ubicados en nuestro territorio, y
luego seguiremos con la parte más histórica, es decir, el descubrimiento ocasional y la
disputa entre las empresas multinacionales para ver quien se quedaba con los
yacimientos de América Latina, que por cierto tiene un tercio de la cantidad mundial de
petróleo. El resto del trabajo se basará en contar los distintos sucesos durante este
periodo.
Lo que buscamos con este trabajo es mostrar como ha sido desde un principio
la política de nuestro país con este combustible siendo que no es un tema como para
echar de menos ya que se sabe que el petróleo en nuestro mundo es muy importante
y tiene una gran influencia en la economía de cualquier país. Esto queda demostrado
viendo que hay naciones con gran poder e influencia mundial solo por el echo de tener
una buena economía petrolera.

1
YACIMIENTOS PETROLÍFEROS Y LAS DISPUTAS ENTRE
EMPRESAS INTERNACIONALES

DESCUBRIMIENTO DEL PETRÓLEO EN COMODORO RIVADAVIA


El descubrimiento de los yacimientos petrolíferos de Comodoro Rivadavia, en
el año 1907, marcó el punto de partida del petróleo argentino. De inmediato el
gobierno se hizo cargo de las primeras instalaciones y trasportes con miras a
abastecer las necesidades de la marina de guerra y de los ferrocarriles del Estado.
El presidente Figueroa Alcorta se propuso desarrollar la Patagonia. Para ello,
era preciso proveer de agua potable a Comodoro Rivadavia.
El gobierno compro en Austria una máquina de percusión con capacidad para
perforar 500 metros. Con este equipo, el 24 de marzo del mismo año se inició en
Comodoro Rivadavia la perforación Nº 2 en busca de agua potable. A los 515 metros
se hallaron indicios de petróleo
A partir de ese momento la actitud del Estado argentino se mantuvo entre la
exploración propia con fines de explotación y la entrega de concesiones a empresa
extranjeras (norteamericanas e inglesas), que comenzaron a interesarse por el
petróleo argentino después de 1916, coincidiendo prácticamente con el segundo
descubrimiento en Plaza Huincul en 1918.

LA DISPUTA ANGLO- NORTEAMERICANA POR EL PETRÓLEO


Hacia la década de 1920, la rivalidad anglo-norteamericana por el control de los
recursos petroleros del mundo, iba en aumento. La Royal Dutch Shell (inglesa), había
iniciado para ese entonces una agresiva política de expansión en sus tareas de
perforación y medios de comercialización en todo el mundo. Para enfrentar la
estrategia británica, el Departamento de Estado norteamericano comenzó en 1919 una
campaña diplomática, apoyando a aquellas compañías estadounidenses que
pretendieran explotar fuentes extranjeras de petróleo, con el fin de satisfacer la
creciente demanda de los Estados Unidos. Y además, dio prioridad al ‘’principio de
puertas abiertas’’, es decir, que toda compañía petrolera de cualquier nacionalidad
podría invertir en los yacimientos que se estaban descubriendo en distintas partes del
mundo. Aún así, los británicos mantuvieron la supremacía.
En 1923 el gobierno británico admitió el principio de puertas abiertas para las
inversiones petroleras, y las compañías norteamericanas se expandieron a Irak y a las
Indias Orientales holandesas. América Latina, no quedó al margen de esta disputa
entre los grandes capitales y gobiernos por asegurarse su control.

2
POLÍTICAS PETROLERAS RADICALES

PRIMERA PRESIDENCIA DE YRIGOYEN


Yrigoyen estuvo en el poder de 1916 a 1922 y nuevamente de 1928 a 1930.
Con él se hizo evidente la representación de una corriente de pensamiento
favorecedor de los sectores medios y bajos, y con orientación estatista y antiliberal con
respecto a cuestiones económicas.
Durante su gestión tuvo grandes problemas por resolver, tanto en el orden
económico, como en el cultural y social.
En cuanto a lo económico relacionado con la explotación del petróleo,
Yrigoyen creía en la posibilidad de abastecer el consumo interno, cuando se
organizara en detalle y se obtuvieran las maquinarias adecuadas para la extracción.
Consciente de la necesidad de tomar la iniciativa en un tema que estaba cobrando
importancia mundial, decidió elevar al Congreso, en septiembre de 1919, dos
proyectos de ley. En el primero, que se reprodujo en 1921, se estableció que los
yacimientos petrolíferos son bienes privados de la Nación, que los explota por sí o por
los particulares, por medio de concesiones, que podrían llegar hasta 30.000 hectáreas.
Se expresó que el proyecto de ley procuraba no restar estímulos al interés privado y
que el Poder Ejecutivo Nacional tenía confianza en la iniciativa privada. En el segundo
proyecto se trató la explotación estatal en las reservas de Comodoro Rivadavia (5.000
hectáreas) y Plaza Huincul (7584 hectáreas) u otras que se establecieran en el futuro,
por medio de una Dirección General de Yacimientos Petrolíferos Fiscales.
El pensamiento del presidente Yrigoyen durante su primera presidencia ha sido
descrito por Frondizi de la siguiente manera: “la política de Yrigoyen en materia de
petróleo de basa:
• En la intensificación de la explotación fiscal, para la cual reclama fondos
con insistencia.
• En el principio de que los Yacimientos Petrolíferos Fiscales son bienes
privados de la Nación, aun cuando se encuentren en jurisdicción
provincial, pero otorgándoles a estas participación de las utilidades por
la producción que se obtuviera en sus respectivos territorios.
• En el mantenimiento de las empresas privadas-sin admitir las
sociedades mixtas- y con una modificación al régimen jurídico para
asegurar el control del Estado sobre las mismas.”

3
Las difíciles relaciones que se establecieron entre el Poder Ejecutivo y
Legislativo que se establecieron durante el primer gobierno de Yrigoyen, sumadas a la
oposición de los gobiernos provinciales a ceder estos importantes recursos impidieron
la sanción del proyecto presidencial.
En junio de 1922 Yrigoyen dispuso la creación de la dirección general de YPF
para hacerse cargo de la industria petrolera estatal, en sustitución de la dirección
general de explotación de petróleo en Comodoro Rivadavia, con el objetivo de detener
el avance de las compañías privadas. En esta zona, operaban las siguientes
empresas: la Cía. Ferrocarrilera de Petróleo; la Cía. Astra Argentina; la Cía. Industrial
y Comercial, organizada por Dodero Hnos. y que respondía a los intereses de la Anglo
Persian; el Sindicato de Perforaciones de Comodoro Rivadavia cuyos principales
accionistas eran Tornquist y Leach; The Norvegian Oil Fields Co. De capitales
escandinavos y la Cía. Holandesa de Perforaciones, con interés de la Royal Dutch.
Por su parte, la Standard Oil y la Kurma Oil Co. tenían geólogos trabajando en campos
vecinos a las zonas de reserva fiscal.
Las iniciativas del gobiernos radical se estrellaban siempre ante la inercia y la
dejadez de un Parlamento que se negaba a sancionar los instrumentos legales que
podían impulsar una firme política petrolera argentina.
Según Arturo Frondizi “lo que sucedía era consecuencia lógica de las
relaciones de fuerza económico-políticas que estaban actuando en ese momento.
Mientras el Senado, con gran mayoría conservadora, constituía un bloque
reaccionariamente homogéneo bajo el doble aspecto de oligárquico y pro británico, la
Cámara de Diputados, por su propia composición política era más sensible a las
transformaciones económicas sociales que se estaban produciendo en la República,
actuando en consecuencia más en consonancia con los requerimientos de la nueva
realidad nacional naciente que exigía una línea de independencia frente a los dos
sectores extranjeros.”
En conclusión, durante la presidencia de Yrigoyen, el Congreso no proporcionó
ninguna ley ni fondos de ninguna especie, dejando a la repartición estatal librada a sus
propios y magros recursos.

PRESIDENCIA DE ALVEAR
El nuevo presidente presentaba un perfil diferente al de Yrigoyen. Hacia 1920
se hizo evidente una previsible crisis interna del radicalismo sustentada en los estilos
diferentes de las principales figuras: Yrigoyen y Alvear. Estos dos personajes
manejaban proyectos distintos; eran dos modos de ver y sentir la actividad política. Lo

4
que llevó a la división entre personalistas (yrigoyenistas) y antipersonalistas
(alvearistas).

En cuanto a lo económico Alvear llevó a cabo una política petrolera agresiva,


debido a que no sólo se restringieron las operaciones de las compañías petroleras
extranjeras, sino que se catapultó a YPF al centro de la escena al dejarla al mando del
General Enrique Mosconi, quien era partidario del nuevo pensamiento nacional-
industrialista. Durante el gobierno de Alvear y la gestión de Mosconi, YPF se convirtió
en el símbolo de la independencia económica nacional.
Mosconi no estuvo afiliado al radicalismo ni perteneció nunca a ningún partido
político. La relevancia de su figura tiene que ver con su reivindicación del
nacionalismo económico desde una perspectiva industrialista, de autosuficiencia
económica y de defensa del capital nacional –estatal y privado- frente al gran capital
extranjero.
Completando el esquema de sus ideas nacionalistas, Mosconi proponía brindar
desde el Estado el más amplio apoyo a las empresas privadas argentinas, con el fin de
promover el desarrollo de un sector capitalista nacional que permitiera al país prever
los peligros causados por las compañías extranjeras.
En lugar de crear un monopolio estatal con respecto al petróleo, tal como lo
propuso Yrigoyen en su segunda presidencia, él sostuvo que era suficiente con
dejar a las empresas privadas extranjeras limitadas a su tamaño de 1928, y que, al
mismo tiempo, YPF debería convertirse en una empresa mixta entre el Estado y el
capital privado nacional.

El programa y las realizaciones de Mosconi pueden resumirse así:

• Integración de la industria estatal: producción, destilación,


almacenamiento, trasporte y comercialización.
• Reorganización de la administración con criterio industrial.
• Mejoramiento de la producción: planes de explotación de los pozos ya
perforados, adquiriendo equipos y electrificando los servicios en los
yacimientos, creando la oficina de Geología; realizando perforaciones
de avanzada; reducción de costos, etc.
• Aumento de la capacidad de almacenamiento: plantas de
almacenamiento de La Plata, Concepción del Uruguay y Mar del Plata.
• Aumento de la capacidad de transporte: construcción de un oleoducto
local, en el campo petrolero, y adquisición de buques tanques.

5
• Construcción de la destilería de La Plata, ya que según Mosconi, la falta
de una destilería propia impedía que la industria estatal obtuviera todos
los beneficios que pudieran derivar del petróleo.
• Participación de YPF en el mercado: el 1º de agosto de 1929, rebajó el
precio de la nafta, del kerosene y del fuel oil. Y en 1930 estableció un
precio unitario de la nafta para todo el país. Mosconi explicó que esta
política de reducción y uniformidad de precios estaba inspirada en
conceptos de solidaridad nacional y fomento de las industrias. Además
con el monopolio estatal es frecuente el establecimiento de precios
políticos.
• Mejoras al personal: creación del fondo de seguros, cooperativas de
consumo, bonificaciones por antigüedad, paternidad, maternidad,
fallecimiento, licencias, servicio medico y hospitalario.
• Preparación de personal técnico; reglamentación de las promociones;
gratificaciones por iniciativa; envío al extranjero del personal técnico.
• Reorganización administrativa: establecimiento de una nueva
contabilidad, régimen de presupuestos

A partir de la designación de Mosconi como director de YPF y hasta q tuvo q


renunciar después de la revolución del 6 de septiembre, YPF promovió medidas
destinadas a disminuir paulatinamente la competencia privada.
Mientras tanto, en los medios parlamentarios crecían ciertas ideas relacionadas con la
soberanía del país: la nacionalización de los yacimientos de petróleo, que fue el
asunto menos resistido, y el monopolio por parte del Estado, que fue el asunto más
resistido, ya que se opusieron todos los sectores menos los socialistas
independientes. Esto permitió a los radicales yrigoyenistas lograr solo una ajustada y
ocasional mayoría para aprobar el proyecto.

SEGUNDA PRESIDENCIA DE YRIGOYEN


Al asumir por segunda vez en 1928 como presidente, decidió en cuanto a lo
económico confirmar a Mosconi en su cargo de administrador de YPF. La medida es
importante por la continuidad en los trabajos que ella permite y la formación de los
planes elaborados por la empresa estatal. Políticamente, se dice que Yrigoyen no
estimaba demasiado al militar; sin embargo, en los hechos, se produce una evidente

6
identificación entre ambos hombres, por lo menos en el rubro de la explotación
petrolera.
Yrigoyen tenía como principal objetivo insistir entre los legisladores de su
partido para concretar una ley de nacionalización, pero esto y la acción negativa de
las compañías extranjeras se reflejaba particularmente en el Senado, cuya mayoría
conservadora bombardeaba toda iniciativa del Poder Ejecutivo aun si llegaba
aprobada de Diputados.
La guerra entre compañías e YPF llegó a su culminación en 1929, cuando la
segunda resolvió rebajar los precios de los derivados del petróleo, especialmente la
nafta y el kerosene. Las empresas sintieron el impacto y llevaron a cabo una violenta
campaña contra YPF y contra Yrigoyen que lo apoyaba. El 6 de septiembre fue
llamado “golpe petrolero” por algunos autores que consideraban determinante la
acción corrosiva de los truts internacionales, especialmente los de origen
norteamericano.
En un debate parlamentario, los legisladores radicales, siguiendo el
pensamiento presidencial, fijaron a través de su vocero Diego Luís Molinari la posición
definitiva del radicalismo en la materia: la nacionalización de las minas de petróleo y
la explotación de las minas directamente y en forma exclusiva por el Estado.
En nuestro país el convenio se establece, en lo que se refiere al reparto del
mercado, de la siguiente forma: Standard Oil 45,79%; Royal Dutch Shell, 27,65%;
otras empresas (casi todas inglesas) 11,39% e YPF, 14,63%. La vigencia del acuerdo
se prolongó hasta 1937, año en que se produjo una nueva distribución de los
mercados. Ello demostró, según Frondizi “…la creciente peligrosidad que la empresa
fiscal representaba con su política nacionalista de recuperación”. A esto se le suma la
oposición de las compañías extranjeras y la presión de diversos modos para evitar la
sanción del proyecto. No debido por el trabajo de YPF, agravado ahora por el proyecto
radical, sino que se trataba de una “cuestión de principios”.

7
CONCLUSIÓN
A partir del trabajo realizado podemos llegar a la conclusión de que el gobierno
radical marcó el comienzo de la actividad más importantes y rentable de todos los
tiempos. Una actividad que produjo muchos conflictos en varios aspectos, pero que a
pesar de eso se optó por la elección de capitales extranjeros y por la instalación de
compañías en nuestros territorios, para explotar los recursos disponibles. Esto no sólo
provoca la nulidad de ganancias e ingresos en nuestra economía, sino también la
degradación de empresas nacionales con los recursos suficientes para el desarrollo y
el avance, económico, político y social.
Hoy en día el petróleo es muy importante y es un factor que ocasiona
muchísimos problemas como solía pasar en la época de los radicales, pero creemos
que los derechos humanos y las primacías de la sociedad no se valoran y respetan
como antes sino que se pone como prioridad los beneficios económicos y el poder de
una minoría sobre una mayoría, sin importar lo primordial que es la vida. Este caso lo
podemos ver en la guerra entre las principales potencias mundiales y el Medio Oriente.
Esto puede deberse a que hoy en día los dominantes de nuestro mundo son las
empresas internacionales, y estas solo buscan el beneficio propio, ya que gracias a
eso obtendrán cada ves mas dominio sobre nosotros y lo que nos rodea.

8
BIBLIOGRAFÍA
• GIBELLI, N. Crónica Argentina, v.5. Buenos Aires: Códex, 1972. p 329.

• GONZÁLEZ, Daniel. Hoy se cumplen 90 años del descubrimiento de petróleo


en Neuquén. 27 de septiembre de 2009. < http://neuqueninforma.com. >
• DE SANTILLAN, Diego A. Gran Enciclopedia Argentina, Tomo VI. Buenos
Aires: Ediar S.A. Editores, 1960.Pág. 348.
• SOUBIÉ, Daniel. Presidencia de Hipólito Irigoyen. 28 de septiembre de 2009.
< http://www.todo-argentina.net >
• ROSA, José M. Historia argentina, v 11. Buenos Aires: Oriente, 1981. p. 17.

• MOLINARI, Ricardo Luis. Crónica Argentina. Buenos Aires: Códex, 1968.


p.329.
• HAIEK, Eduardo L. Monografía histórica: Presidencia de Marcelo T. de Alvear
y 2º Hipólito Irigoyen. 27 de septiembre de 2009. <
http://www.monografias.com. >
• ANÓNIMO. La producción de petroleo en argentina, breve recorrido histórico.
28 de septiembre de 2009. < http://www.econlink.com.ar >
• DE SANTILLAN, Diego A. Historia Argentina. Buenos Aires: Tea, 1971. p.235.

• RAPOPORT, Mario. Historia económica, política y social de la Argentina.


Macchi, 2003. p. 146.
• PIGNA, Felipe. Presidencia de Hipólito Irigoyen. Historia. La Argentina
contemporánea. Argentina. Polimodal A-Z. 2000. p. 97.
• SOLBERG, Carl E. Petróleo y Nacionalismo en la Argentina. Buenos aires: H y
S Pamerica, 1986.

9
Universidad Tecnológica Nacional

Ingeniería y sociedad
Lic. Leonardo Tringali

Comienzo de la explotación del


petróleo en la Republica Argentina

Alumnos:
Juan Cruz Rodríguez
Bernardo Schuvartz

10