Sei sulla pagina 1di 3

Instituto Corazón Inmaculado de María

Profesorado de Educación Primaria

ARTE Y EDUCACIÓN

CAMINITO
Y
VUELTA DE ROCHA

Profesora: Sebastiani Alicia


Alumno: Madina, Fabián Antonio
Barrio de La Boca y Caminito

Caminito es una calle museo y un pasaje tradicional, de gran valor cultural y


turístico, ubicado en el barrio de La Boca de la Ciudad de Buenos Aires,
Argentina. El lugar adquirió significado cultural debido a que inspiró la música
del famoso tango Caminito (1926), compuesta por Juan de Dios Filiberto

Por el contrario, la letra del conocido tango, escrita por Gabino Coria Peñaloza,
está inspirada en un sendero de la localidad de Olta, en la provincia de La
Rioja. Por esta razón y en homenaje a Coria Peñaloza, en 1971 una calle de la
localidad de Chilecito, recibió también el nombre de "Caminito".

Ubicación

Cartel fileteado anunciando la entrada.

El Caminito de La Boca en 1939, antes de que fuera establecido como calle museo.
Se encuentra en el pintoresco barrio de La Boca, con unos de sus extremos
frente al Riachuelo, en la Vuelta de Rocha, y a unos 400 metros del La
Bombonera, estadio del club Atlético Boca Juniors.
El sendero se extiende de este a oeste, formando una curva de unos 150
metros, atravesando en forma diagonal una manzana limitada por las calles
Araoz de Lamadrid (al norte), Garibaldi (al oeste), Magallanes (al sur) y Del
Valle Iberlucea (al este). Su forma sigue el curso de una antigua vía de
ferrocarril, posteriormente abandonada. En 1959 fue convertido oficialmente
en una "calle museo", completamente peatonal, con el nombre de "Caminito".

Calle museo
Apreciación personal de la visita :

A pesar del frio que hacia me gusto mucho la visita , poder ver donde vivió
Quinquela, su historia y cosas que no sabia, como la orden de el tornillo a la
que Quinquela pertenecia, o el kinquelin (purificador de humo).

Ademas de las obras de Quinquela, tambien se podian apreciar obras de otros


artistas, como Fernanda Piamonti, Marcelo Garruchaga, Alberto Morales y
Marina Curci.

Pero no todo estaba en el museo, por que en todo Caminito habia algo para
ver, pareja de tango, folklore y hasta estatuas vivientes, y lugares donde uno
podia posar para unas fotografias, ademas del paisaje boquense que este
tiene, con las pintorescas casas y las figuras de personajes de nuestra historia
Argentina que adornan los balcones del vecindario.

Por supuesto no fui solo, y eso hizo mas agradable la visita y el paseo, no como
la ultima vez.