Sei sulla pagina 1di 82
José Luis Romero Estudio de Ja mentalidad burguesa in: Historia Prefacio: Luis Alberto Romero Alianza Editorial. [>=] Buenos Aires- Madrid | 930.9 Romero ant Laie HOM Exod de montalided burgvess. 1 ed * emp Buonae Ave: Alnzs, 1999 370 pz 18a 1 em. -(alianza Boel, 16) ISBN 95040-0004. 1. Thule «1. Hisria Universal © Lis Alberts Romero © Alsenaa Baoria, SA, Buono Atos, 1967, 1999, 986, 1999, Slay eieige espaol Alanan Gabor SA Madrid, D1 Word bls, 1257 Diatritclon venta [Ae Cirdab 2061120 Buenos Aires ‘evr 97276091 978:2047 814-4295 ‘Administracin y producsénedora: 2. Belgrano 85, peo 30,1082 uenos Alves ‘eine 4a-ee26 / 392-9008 Helo dapsia que aves In ey 11.723 Timposo on Argenton «Printed im Argontna PREFACIO| El texto que se leerd es la versén, apenas conregida, de un curso dictado hacia 1970 por José Luis Romero para un gru po de amigos, semanalmente reunidos en Ia casa de uno de ellos. Se encontraba entonces en la plenitud de su madurez intelectual. Poco antes habia coneluido La revoluciom bur ‘gucsa on el mundo feudal, una empresa que le demands veinte anos de trabajo, y estaba escrbjendo sus otros dos libros mayores, Latinoamérica, las cludades y las ideas, {que aparecié en 1976, y Crass» orden en el mundo feudo- Durgués, que qued6 inconcluss y fue editado luego de su muerte en febrero de 1977, Por esos afios ya habla planes- 4o los libros que escribirie en lo que crefa que le quedaba e vida ctl Sociedad y cultura en ef mundo occidental (Gos nuevos volimenes completarian el cielo histérico que, con La revolucion burguesa y Criss y orden, habia sleanzado tl siglo XVI), Teoria de la vida historia, La estructura histo= riea del mundo urbano y éste, La mentalidad burguesa, que empezaba a desarrollar como To hacfa habitualmente, expli- indolo en clases y cursos hasta que se sentia listo para cescrbie 7 8 Joxé Lula Romero En 1966 se habia algjado de la Universidad, retornando 1.esa situacin de marpinalidad que, como ha senalado Tulio Halperin Donghi, caracteriza su posicién toda en la historio- prafia argentina. Fuera de la Universidad, siguié dictando conferencias, clases y cursos. Algunos. como los de la Bilio- teca del Consejo de Mujeres, alcanzaron cierta notoriedad, Otros tuvieron como destinatarios a amigos interesados por Jos temas pero, sobre todo, cautivados por ss personalidad de macsto. En alguna medida, las caracteristicas de su piblico se tra suntan en la densidad y complejidad del texto, Pero no de- Ae us clases, onl que se ceconocta 8 ead de maesto, fala capaidad para hacer entender por culeuer auto. to y 4 aver taeenderio,conserands todo igor den fensamient que por entonees. haba akan on a0 Soe abstract, No ‘piece omni, sn embargo, vn reflexion acres de esta sacl6n, que dice mucho sobre nesta historia cultural ‘eee, Un aes =y no shoo mush en mad tea, no pul Iga a guenes mejor podian her aprowech Ao ns enetaneae. Masson, unt saan itll =e fue, quienes nos formamos en lls ietfeamos con lh tora aca" se wo faeces inerumpita En burns medida esto debe ature a deberado osturecimiento de nesta vita unierstar, povocado por lat forts moss tralmentereaconarias ques cat in interrupt, las igeron Aral 1966 Pero también debe econocere~ a qu el cima de ideas dominance entre ios exudates jvenes gradu. dos date Tos finales dei Ueata del sexcia era poco pro 2p gic pesmi Jou kat Romeo Pa El tema propuesto para el curso era vasto y ambicioso: ef desarrollo de la mentalidad burguesa, desde su constitu cidn en el siglo XI hasta su exsis en nuestro siglo, Suponia estudiar no silo toda la cultura occidental, de la que la men- talidad burguesa es su meollo, sino también considerar. en studio dels mentaida burguess 9 alguna medida, todo el mundo actual, marcado por esa cultura Naturaimente, la profundidad en el desarrollo de este vasto programa es desigual. En parte, rofleja el diferente gra- ddo de avance en la construccidn que iba haciendo de su libro Pero también testimonia su interés por ciertas coyunturas y patticularmente por el momento det cambio, del surgimien- fo de la nueva mentalidad, Como ha dicho Ruggiero Roma- no, "su idea ~que era casi una obsesion era la de sorprender el momento, el instante fugaz de una sociedad... (el de) un racimignto en el seno de uns crisis” ‘Asi. hace en este libro Un arplio desarrollo del surgimien- to de la mentalidad burguesa en el marco de la cristiano Feu- al dominante, conta ella pero también apoysndose en ella. Ouienes conocen bien Le revolucién Durguesa en el mundo {feudal reconocerin aqui sus lineas principales. planteadas, {quizd con menos sutileza y erudicion que en exe texto, pero probablemente en forma mis clara y categoria. el periodo siguiente, entre los siglos XIV y XVM, slo se plantean las grandes Wineas: la forma madura de la mentalidad Durguese def siglo XVI, vista sobre todo en relaci6n con las experiencias inicales que la constituyen, y antes que eso el proceso del “encubrimiento”, luego del franco y desembozs {do surgimiento de esa mentalidad: esta idea del encubrimien- to, una de las mis sugestivas que se desarrollan en el texto, habia sido esbozada en obras anteriores: en Maquiavelo histo rnador y La cultura occidental, y también en un sugestivo articulo: “La épera y la irealidad barroca” {La erisis de la mentalidad burguesa, a partir de la Primer Guecra Mundial, es tatada con mas detalle.Sorprenderi que se soslaye el tema de la mentalidad revolucions i ‘geese, qui2a porque sus contenidos, ampliamente desarroll- fos en EI ciclo de ia revolucion contemporinea, ée 1948, son sjenos al tema central de este estudio. Quizd también porque, frente a la habitual contraposicién mecénics entre un mundo burgués y otro proleario y socilista, presentados en térmi- nos absolutemente alternativs, preferia observar etnacimien- to de éste, en el seno de Ia propia crisis interna de la mental 10 José Luts Romero «ad burguesa, en ese momento suil del cambio en el que el sentimiento del agotamiento de una estructura y la confuss y contradictoria Disqueda de’alternativas, ain no ha plasms: 40 en una nueva mentalidad. Ta la caracteristica del discon- Formismo contemporineo, con e} que se ciera este Estudio, Junto con el anlisisespecifico dela mentalidad burguess se encontrard en este texto une preocupacion por precisa a estructura y dinimica de lo que denominaba “la vida histS- ie". Dentro de $0 visin radicalmente historiista, este com cxpto debia ser equivalente, en el campo de las ciencas sociz Jes, al de naturaleza en el dela fisico-naturales. En el centro e eve concept se encuentra Ie relacion —compleja y multi- ireccional— entze lo que denominaba orden féetio y orden potencial, estructura realy estructura ideoldgica, o mis sim plemente sociedad y cultura. En ese marco se inscribe Ja preocupacin, ampliamente documentada en este texto, por Jas telaciones ente situaciones sociales, sujetos y mentalida- ‘es, y patticularmente Ia teasmutecion de experienciascon- relat en format mentales acuadas. También es comple la relaci6n que establece entre estas mentalidades, constitu das por ideas vagas, opiniones, saberes no teorizados,acttu es y valores, y el mundo de las ideas sistematicas, de las ieologias. Nuevamente, la rolacin entre éstas y ls saci nes reales es diversa y no reducible 2 un modelo tnico: a veces Son formas de mentalidad decantadas; a veces las mol- ‘ean vigorosamente: en ocasiones explican una situacion social, © convencen de su leitimidad a sus actores; en otras se distancian, las enfrentan crticamente, proyectanotraalter- native y guian en ese sentido a accién de quienes se identi- can con ella, Esta relacién complea y cambiante de dos ordenes de fendmenos, entre los que no establece jerarquies @ priori, resulta sin duda de actualidad hoy, cuando en estos temas parece dejarse de lado el reduccionismo rigid y algo ingenuo ue dominabs dos o tres décadas ats, es menor el gusto por Jas determinaciones unilineales y, en general, desaparece la subestr ‘de los fendmenos ideolbgicos y cultural. snulo de a menu bares n one med onnent piston een ime, a alt Luis Alberto Romero Marzo de 1987