Sei sulla pagina 1di 12

TIPOS DE SENSORES

*Sensor fotoeléctrico: Un sensor fotoeléctrico es un dispositivo electrónico que


responde al cambio en la intensidad de la luz. Estos sensores requieren de un
componente emisor que genera la luz, y un componente receptor que “ve” la luz
generada por el emisor. Todos los diferentes modos de sensado se basan en este
principio de funcionamiento. Están diseñados especialmente para la detección,
clasificación y posicionado de objetos; la detección de formas, colores y diferencias de
superficie, incluso bajo condiciones ambientales extremas.

Hoy en día la mayoría de los sensores fotoeléctricos utilizan LEDs como fuentes de
luz. Un LED es un semiconductor, eléctricamente similar a un diodo, pero con la
característica de que emite luz cuando una corriente circula por él en forma directa.

Los LEDs pueden ser construidos para que emitan en verde, azul, amarillo, rojo,
infrarrojo, etc. Los colores más comúnmente usados en aplicaciones de sensado son
rojo e infrarrojo, pero en aplicaciones donde se necesite detectar contraste, la elección
del color de emisión es fundamental, siendo el color más utilizado el verde. Los
fototransistores son los componentes más ampliamente usados como receptores de
luz, debido a que ofrecen la mejor relación entre la sensibilidad a la luz y la velocidad
de respuesta, comparado con los componentes fotorresistivos, además responden
bien ante luz visible e infrarroja. Las fotocélulas son usadas cuando no es necesaria
una gran sensibilidad, y se utiliza una fuente de luz visible. Por otra parte los
fotodiodos donde se requiere una extrema velocidad de respuesta.

*Sensor magnético: Los sensores de proximidad magnéticos son caracterizados por


la posibilidad de distancias grandes de la conmutación, disponible de los sensores con
dimensiones pequeñas. Detectan los objetos magnéticos (imanes generalmente
permanentes) que se utilizan para accionar el proceso de la conmutación. Los campos
magnéticos pueden pasar a través de muchos materiales no magnéticos, el proceso
de la conmutación se puede también accionar sin la necesidad de la exposición
directa al objeto. Usando los conductores magnéticos (ej. hierro), el campo magnético
se puede transmitir sobre mayores distancias para, por ejemplo, poder llevarse la
señal de áreas de alta temperatura. Los sensores magnéticos tienen una amplia gama
de usos. Por ejemplo:

Detección del objeto a través del plástico containers/pipes


Detección del objeto en medios agresivos a través de las paredes protectoras del
Teflón Detección del objeto en áreas de alta temperatura
Tecnología del cerdo
Reconocimiento de la codificación usando los imanes

*Sensor capacitivo: Los sensores capacitivos pueden detectar materiales


conductores y no conductores, en forma líquida o sólida. Las sustancias metálicas y
las no metálicas, tanto si son líquidas como sólidas, disponen de una cierta
conductividad y una constante eléctrica. Los sensores capacitivos detectan los
cambios provocados por estas sustancias en el campo eléctrico de su área de
detección. Existen distintas aplicaciones, incluso control de niveles en depósitos,
también para detectar el contenido de contenedores, o en máquinas empaquetadoras.
Otras aplicaciones incluyen el posicionado y contaje de materiales en sistemas de
transporte y almacenaje, por ejemplo cintas transportadoras y mecanismos de guía.

Materiales típicos que pueden ser detectados:


Sólidos: Madera, cerámica, vidrio, apilamientos de papel, plástico, piedra, goma, hielo,
materiales no férricos, y materias vegetales.
Líquidos: Agua, aceite, adhesivo y pinturas.
Granulados: Granulados plásticos, semillas, alimentos, y sal.
Polvos: Tintas, polvo de jabón, arena, cemento, fertilizantes,
azúcar, harina y café.

La función del detector capacitivo consiste en señalar un cambio de estado, basado


en la variación del estímulo de un campo eléctrico. Los sensores capacitivos detectan
objetos metálicos, o no metálicos, midiendo el cambio en la capacitancia, la cual
depende de la constante dieléctrica del material a detectar, su masa, tamaño, y
distancia hasta la superficie sensible del detector. Los detectores capacitivos están
construidos en base a un oscilador RC.

*Sensor inductivo: Los sensores inductivos son una clase especial de sensores que
sirven para detectar materiales metálicos ferrosos. Son de gran utilización en la
industria, tanto para aplicaciones de posicionamiento como para detectar la presencia
de objetos metálicos en un determinado contexto (control de presencia o de ausencia,
detección de paso, de atasco, de posicionamiento, de codificación y de conteo).
Cuando la tensión se convierte en información, a menudo, la inducción pasa a ser
importante. Los sensores inductivos detectan objetos metálicos en áreas de
exploración generalmente muy pequeñas. El diámetro del sensor es el factor decisivo
para la distancia de conmutación, que con frecuencia es de sólo unos cuantos
milímetros. Por otra parte, los sensores inductivos son rápidos, precisos y
extremadamente resistentes.

*Sensor de ultrasonido: Apenas existe algún material que pueda amortiguar el


sonido de una manera tan efectiva que pase desapercibido a un sensor de
ultrasonido. Se detectarán incluso objetos transparentes y líquidos. Otras ventajas
adicionales son la excelente supresión de fondo y la inmunidad ante todo tipo de
impurezas del aire circundante. La aplicación determina la salida: binaria o analógica,
según sea necesario.

Sensores de proximidad por ultrasonidos:


Detección sin contacto y medición de distancia de objetos empleando ultrasonido.
Elevada precisión en medición.
Amplios alcances de exploración.
Detectan incluso objetos transparentes y líquidos.
Inmunidad ante partículas de contaminación en el aire.
Diseño compacto y resistente a la suciedad.
Salida de conmutación digital o analógica.
TIPOS DE INTERRUPTORES
*Interruptor pulsador: Es el elemento que permite el paso o interrupción de la
corriente mientras es accionado. Cuando ya no se actúa sobre él vuelve a su posición
de reposo. Puede ser el contacto normalmente cerrado en reposo NC, o con el
contacto normalmente abierto NA. Consta del botón pulsador; una lámina conductora
que establece contacto con los dos terminales al oprimir el botón y un muelle que
hace recobrar a la lámina su posición primitiva al cesar la presión sobre el botón
pulsador.

*Interruptor de palanca: Es el tipo de interruptor que consiste en una, o más,


cuchillas articuladas de cobre que se inserta entre dos presillas de contacto; hoy en
día está prohibido. También llamado interruptor de cuchilla.

*Interruptor de límite: Un interruptor de límite es un dispositivo de control


electromecánico que operado mecánicamente en forma automática, convierte la
posición de elementos móviles de alguna maquinaria o de algún otro dispositivo
mecánico, en una señal de control eléctrico. Su función principal es controlar el
movimiento en la maquinaria o equipo asociado. Beneficios: gran durabilidad,
robustez, gran capacidad de repetición de ciclos de operación, gran resistencia a las
vibraciones mecánicas, gran variedad de palancas de operación, fácil de seleccionar y
aplicar. El interruptor de límite es ideal para aquellas aplicaciones en las que se
requiera:

Contactos con capacidad para servicio extrapesado


Elevado número de operaciones y elevada fuerza de restablecimiento
Diferentes secuencias de operación en un interruptor básico
Construcción mecánica robusta montaje múltiple

*Interruptor de nivel: Los interruptores de nivel tipo desplazador de montaje superior


ofrecen una amplia gama de opciones y configuraciones de alarmas y controles de
nivel. Estos equipos emplean el principio de flotación y sirven para aplicaciones
sencillas o complejas tales como alarmas de alto y/o bajo nivel o control de múltiples
bombas y/o alarmas. Los interruptores tipo desplazador son eficientes y sencillos. Los
cambios de nivel de líquido cambian las fuerzas de flotación que actúan sobre los
desplazadores suspendidos por un cable de un resorte de rango que se expande o
contrae moviendo una camisa de atracción magnética. Un imán en el mecanismo del
interruptor sigue el movimiento de la camisa de atracción sin tocarla (acoplamiento
magnético) causando que el interruptor o interruptores se disparen. Los interruptores
de nivel se utilizan principalmente en:

Alarmas de nivel
Arranque y paro de bombas
Abrir o cerrar válvulas en forma instantánea
Líquidos en agitación, turbulencia o con espuma
Líquidos sucios y aceites pesados
Químicos, pinturas y tintes
TIPOS DE MOTORES

*Motores eléctricos:

-Motor de corriente continua: El motor de corriente continua es una máquina que


convierte la energía eléctrica en mecánica, principalmente mediante el movimiento
rotatorio. En la actualidad existen nuevas aplicaciones con motores eléctricos que no
producen movimiento rotatorio, sino que con algunas modificaciones, ejercen tracción
sobre un riel. Estos motores se conocen como motores lineales.

Esta máquina de corriente continua es una de las más versátiles en la industria. Su


fácil control de posición, par y velocidad la han convertido en una de las mejores
opciones en aplicaciones de control y automatización de procesos. Pero con la
llegada de la electrónica su uso ha disminuido en gran medida, pues los motores de
corriente alterna, del tipo asíncrono, pueden ser controlados de igual forma a precios
más accesibles para el consumidor medio de la industria. A pesar de esto los motores
de corriente continua se siguen utilizando en muchas aplicaciones de potencia (trenes
y tranvías) o de precisión (máquinas, micro motores, etc.). La principal característica
del motor de corriente continua es la posibilidad de regular la velocidad desde vacío a
plena carga.

Una máquina de corriente continua (generador o motor) se compone principalmente


de dos partes, un estator que da soporte mecánico al aparato y tiene un hueco en el
centro generalmente de forma cilíndrica. En el estator además se encuentran los
polos, que pueden ser de imanes permanentes o devanados con hilo de cobre sobre
núcleo de hierro. El rotor es generalmente de forma cilíndrica, también devanado y
con núcleo, al que llega la corriente mediante dos escobillas.

El sentido de giro de un motor de corriente continua depende del sentido relativo de


las corrientes circulantes por los devanados inductor e inducido. La inversión del
sentido de giro del motor de corriente continua se consigue invirtiendo el sentido del
campo magnético o de la corriente del inducido. Si se permuta la polaridad en ambos
bobinados, el eje del motor gira en el mismo sentido. Los cambios de polaridad de los
bobinados, tanto en el inductor como en el inducido se realizarán en la caja de bornes
de la máquina.

-Motor paso a paso: El motor de paso a paso es un dispositivo electromecánico que


convierte una serie de impulsos eléctricos en desplazamientos angulares discretos, lo
que significa es que es capaz de avanzar una serie de grados (paso) dependiendo de
sus entradas de control. El motor paso a paso se comporta de la misma manera que
un convertidor digital-analógico y puede ser gobernado por impulsos procedentes de
sistemas lógicos.
Este motor presenta las ventajas de tener alta precisión y repetibilidad en cuanto al
posicionamiento. Entre sus principales aplicaciones destacan como motor de
frecuencia variable, motor de corriente continua sin escobillas, servomotores y
motores controlados digitalmente.

Existen 3 tipos fundamentales de motores paso a paso: el motor de reluctancia


variable, el motor de magnetización permanente, y el motor paso a paso híbrido.

Funcionamiento: El motor paso a paso está constituido, como la mayoría de motores


eléctricos, esencialmente de dos partes:

Una parte fija llamada "estator“, construida a base de cavidades en las que van
depositadas las bobinas que excitadas convenientemente formarán los polos norte-sur
de forma que se cree un campo magnético giratorio. Una parte móvil, llamada "rotor"
construida bien con un imán permanente o bien por un inducido ferromagnético, con el
mismo número de pares de polos que el contenido en una sección de la bobina del
estator; este conjunto va montado sobre un eje soportado por dos cojinetes que le
permiten girar libremente. Si por el medio del control que sea (electrónico,
informático, etc...), conseguimos excitar el estator creando los polos N-S, y hacemos
variar dicha excitación de modo que el campo magnético formado efectúe un
movimiento giratorio, la respuesta del rotor será seguir el movimiento de dicho campo,
produciéndose de este modo el giro del motor.

Estos motores poseen la habilidad de poder quedar enclavados en una posición o


bien totalmente libres. Si una o más de sus bobinas están alimentadas, el motor
estará enclavado en la posición correspondiente y por el contrario quedará
completamente libre si no circula corriente por ninguna de sus bobinas. Para estos
motores, la máxima frecuencia admisible suele estar alrededor de los 625 Hz. Si la
frecuencia de pulsos es demasiado elevada, el motor puede reaccionar erróneamente
en alguna de las siguientes maneras: Puede que no realice ningún movimiento en
absoluto, puede comenzar a vibrar pero sin llegar a girar, puede girar erráticamente o
puede llegar a girar en sentido opuesto.

-Servomotor: Un servomotor es similar a un motor de corriente continua, que tiene la


capacidad de ubicarse en cualquier posición dentro de su rango de operación, y
mantenerse estable en dicha posición. Está conformado por un motor, una caja
reductora y un circuito de control. Los servos se utilizan frecuentemente en sistemas
de radiocontrol y en robótica, pero su uso no está limitado a estos. Es posible
modificar un servomotor para obtener un motor de corriente continua que, si bien ya
no tiene la capacidad de control del servo, conserva la fuerza, velocidad y baja inercia
que caracteriza a estos dispositivos.

Estructura interna:
Motor de corriente continua: Es el elemento que le brinda movilidad al servo. Cuando
se aplica un potencial a sus dos terminales, este motor gira en un sentido a su
velocidad máxima. Si el voltaje aplicado en sus dos terminales es inverso, el sentido
de giro también se invierte.
Engranajes reductores: Se encargan de convertir gran parte de la velocidad de giro
del motor de corriente continua en torsión.
Circuito de control: Este circuito es el encargado del control de la posición del motor.
Recibe los pulsos de entrada y ubica al motor en su nueva posición dependiendo de
los pulsos recibidos.

Terminales:
Los servomotores tienen 3 terminales:
Terminal positivo: Recibe la alimentación del motor (4 a 8 voltios)
Terminal negativo: Referencia tierra del motor (0 voltios)
Entrada de señal: Recibe la señal de control del motor

Los colores del cable de cada terminal varían con cada fabricante: el cable del
terminal positivo siempre es rojo; el del terminal negativo puede ser marrón o negro; y
el del terminal de entrada de señal suele ser de color blanco, naranja o amarillo.

Funcionamiento: Dependiendo del modelo del servo, la tensión de alimentación puede


estar comprendida entre los 4 y 8 voltios. El control de un servo se reduce a indicar su
posición mediante una señal cuadrada de voltaje. El ángulo de ubicación del motor
depende de la duración del nivel alto de la señal. Cada servo motor, dependiendo de
la marca y modelo utilizado, tiene sus propios márgenes de operación.

Para bloquear el servomotor en una posición, es necesario enviarle continuamente


una señal con la posición deseada. De esta forma el servo conservará su posición y
se resistirá a fuerzas externas que intenten cambiarlo de posición. Si los pulsos no se
envían, el servomotor queda liberado, y cualquier fuerza externa puede cambiarlo de
posición fácilmente.

Es posible modificar un servo motor para eliminar su restricción de giro y permitirle dar
giros completos. Esto, sin embargo, convierte al servo motor en un motor de corriente
continua normal, pues es necesario eliminar el circuito de control. Debido que los
engranajes reductores se conservan luego de la modificación, el motor obtenido
mantiene la fuerza y velocidad que tenían servo inicial. Además, poseen la ventaja de
que tienen menos inercia que los motores de corriente continua comerciales, lo que
los hace útiles para ciertas aplicaciones.

-Motores de corriente alterna: Se denomina motor de corriente alterna a aquellos


motores eléctricos que funcionan con corriente alterna. Un motor es una máquina
motriz, esto es, un aparato que convierte una forma cualquiera de energía en energía
mecánica de rotación o par. Un motor eléctrico convierte la energía eléctrica en
fuerzas de giro por medio de la acción mutua de los campos magnéticos. Existe una
gran variedad de motores de c-a, entre ellos tres tipos básicos: el universal, el
síncrono y el de jaula de ardilla.

Los motores universales trabajan con voltajes de corriente continua o corriente


alterna. Tal motor, llamado universal, se utiliza en sierra eléctrica, taladro, utensilios
de cocina, ventiladores, sopladores, batidoras y otras aplicaciones donde se requiere
gran velocidad con cargas débiles o pequeña velocidad. Estos motores para corriente
alterna y directa, incluyendo los universales se distinguen por su conmutador
devanado y las escobillas. Los componentes de este motor son: Los campos (estator),
la masa (rotor), las escobillas (los excitadores) y las tapas (las cubiertas laterales del
motor). El circuito eléctrico es muy simple, tiene solamente una vía para el paso de la
corriente, porque el circuito está conectado en serie. Su potencial es mayor por tener
mayor flexibilidad en vencer la inercia cuando está en reposo, pero no está construido
para uso continuo o permanente.

Los motores síncronos son un tipo de motor eléctrico de corriente alterna. Su


velocidad de giro es constante y viene determinada por la frecuencia de la tensión de
la red a la que esté conectado y por el número de pares de polos del motor, siendo
conocida esa velocidad como "velocidad de sincronismo".

El más simple de todos los tipos de motores eléctricos es el motor de jaula de ardilla
que se usa con alimentación trifásica. La armadura de este tipo de motor consiste en
tres bobinas fijas y es similar a la del motor síncrono. El elemento rotatorio consiste en
un núcleo, en el que se incluye una serie de conductores de gran capacidad
colocados en círculo alrededor del árbol y paralelos a él. Cuando no tienen núcleo, los
conductores del rotor se parecen en su forma a las jaulas cilíndricas que se usaban
para las ardillas. El flujo de la corriente trifásica dentro de las bobinas de la armadura
fija genera un campo magnético rotatorio, y éste induce una corriente en los
conductores de la jaula. La reacción magnética entre el campo rotatorio y los
conductores del rotor que transportan la corriente hace que éste gire. Si el rotor da
vueltas exactamente a la misma velocidad que el campo magnético, no habrá en él
corrientes inducidas, y, por tanto, el rotor no debería girar a una velocidad síncrona.
En funcionamiento, la velocidad de rotación del rotor y la del campo difieren entre sí
de un 2 a un 5%. Esta diferencia de velocidad se conoce como caída.

*Motores hidráulicos: En los motores hidráulicos el movimiento rotatorio es


generado por la presión. Estos motores los podemos clasificar en dos grandes grupo:
El primero es uno de tipo rotatorio en el que los engranes son accionados
directamente por aceite a presión, y el segundo, de tipo oscilante, el movimiento
rotatorio es generado por la acción oscilatoria de un pistón o percutor; este tipo tiene
mayor demanda debido a su mayor eficiencia. A continuación se muestra la
clasificación de este tipo de motores:

Motor de engranaje: El aceite a presión fluye desde la entrada que actúa sobre la cara
dentada de cada engranaje generando torque en la dirección de la flecha. La
estructura del motor es simple, por lo que es muy recomendable su uso en
operaciones a alta velocidad.
Pistón Axial: Tiene como función, el absorber un determinado volumen de fluido a
presión y devolverlo al circuito en el momento que éste lo precise.
Tipo Oscilante Motor con eje inclinado: EL aceite a presión que fluye desde la entrada
empuja el pistón contra la brida y la fuerza resultante en la dirección radial hace que el
eje y el bloque del cilindro giren en la dirección de la flecha. Este tipo de motor es muy
conveniente para usos a alta presión y a alta velocidad. Es posible modificar su
capacidad al cambiar el ángulo de inclinación del eje.

*Motores neumáticos: Son aquellos que funcionan a partir de la presión con la que
se le suministra el aire comprimido. Las principales características de un motor
neumático son: Un motor neumático pesa menos que un motor eléctrico de la misma
potencia y tiene un volumen más pequeño.
Los motores neumáticos desarrollan más potencia con relación a su tamaño que la
mayoría de los otros tipos de motores.
El par del motor neumático aumenta con la carga.
Los motores neumáticos no se dañan cuando se bloquean por sobrecargas y no
importa el tiempo que estén bloqueados. Cuando la carga baja a su valor normal, el
motor vuelve a funcionar correctamente.
Los motores neumáticos, se pueden arrancar y parar de forma ilimitada. El arranque,
el paro y el cambio de sentido de giro son instantáneos, incluso cuando el motor esté
trabajando a plena carga.
Control de velocidad infinitamente variable: Simplemente con una válvula montada a
la entrada del motor.
Par y potencia regulables: Variando la presión de trabajo.
Como no hay ninguna parte eléctrica en el motor, la posibilidad de que se produzca
una explosión en presencia de gases inflamables es reducida.
Cuando el motor gira, el aire expandido enfría el motor. Por esto, los motores pueden
usarse en ambientes con temperaturas altas (70 grados centígrados).
Mantenimiento mínimo. El aire comprimido debe estar limpio y bien lubricado, lo que
reduce desgastes en el motor y elimina tiempos de parada al alargar la vida del motor.

Los motores neumáticos pueden trabajar en cualquier posición. Pueden trabajar en


ambientes sucios, sin que se dañe el motor No pueden quemarse. No se calientan
cuando se sobrecargan, aún estando bloqueados durante un largo tiempo.
La mayoría de los motores neumáticos son de dos tipos: de paletas y de pistones.
Hay también de engranajes. Los motores neumáticos con un solo sentido de giro,
tienen ligeramente mayor potencia, par y velocidad que los motores reversibles. Los
motores neumáticos pueden trabajar entre 3 y 7 bar, aunque la presión normal de
trabajo es cercana a 6 bar. Los motores, están diseñados para dar sus mejores
características a esta presión. Aunque pueden trabajar por debajo de 3 bares, a esta
presión tan baja, el rendimiento de los motores puede ser insuficiente para el trabajo
solicitado. La velocidad libre de los motores neumáticos, varía desde cero hasta
30000 R.P.M.
TIPOS DE RELEVADORES:
*Relevadores electromecánicos: Están formados por una bobina y unos contactos
los cuales pueden conmutar corriente continua o bien corriente alterna. Hay diferentes
tipos de relevadores electromecánicos:

Tipo armadura: Son los más antiguos y también los más utilizados. El esquema
siguiente nos explica prácticamente su constitución y funcionamiento. El electroimán
hace vascular la armadura al ser excitada, cerrando los contactos dependiendo de si
es NO ó NC (normalmente abierto o normalmente cerrado).

De núcleo móvil: Estos tienen un émbolo en lugar de la armadura anterior. Se utiliza


un solenoide para cerrar sus contactos, debido a su mayor fuerza atractiva (por ello es
útil para manejar altas corrientes).

Tipo Reed: Formados por una ampolla de vidrio, en cuyo interior están situados los
contactos (pueden se múltiples) montados sobre delgadas láminas metálicas. Dichos
contactos se cierran por medio de la excitación de una bobina, que está situada
alrededor de dicha ampolla.

Polarizados: Llevan una pequeña armadura, solidaria a un imán permanente. El


extremo inferior puede girar dentro de los polos de un electroimán y el otro lleva una
cabeza de contacto. Si se excita al electroimán, se mueve la armadura y cierra los
contactos. Si la polaridad es la opuesta girará en sentido contrario, abriendo los
contactos ó cerrando otro circuito (ó varios).

*Relevadores de estado sólido: Un relé de estado sólido SSR (Solid State Relay),
es un circuito electrónico que contiene en su interior un circuito disparado por nivel,
acoplado a un interruptor semiconductor, un transistor o un tiristor. Por SSR se
entenderá un producto construido y comprobado en una fábrica, no un dispositivo
formado por componentes independientes que se han montado sobre una placa de
circuito impreso. Estructura del SSR:

Circuito de Entrada o de Control: Control por tensión continua: el circuito de entrada


suele ser un LED ( Fotodiodo), solo o con una resistencia en serie, también podemos
encontrarlo con un diodo en antiparalelo para evitar la inversión de la polaridad por
accidente. Los niveles de entrada son compatibles con TTL, CMOS, y otros valores
normalizados (12V, 24V, etc.).
Control por tensión Alterna: El circuito de entrada suele ser como el anterior
incorporando un puente rectificador integrado y una fuente de corriente continua para
polarizar el diodo LED.
Acoplamiento: El acoplamiento con el circuito se realiza por medio de un
optoacoplador o por medio de un transformador que se encuentra acoplado de forma
magnética con el circuito de disparo del Triac.
Circuito de Conmutación o de salida: El circuito de salida contiene los dispositivos
semiconductores de potencia con su correspondiente circuito excitador. Este circuito
será diferente según queramos conmutar CC, CA.
TIPOS DE MANTENIMIENTO:
*Mantenimiento predictivo: El mantenimiento predictivo es una técnica para pronosticar
el punto futuro de falla de un componente de una maquina, de tal forma que dicho
componente pueda reemplazarse, con base en un plan, justo antes de que falle. Así, el
tiempo muerto del equipo se minimiza y el tiempo de vida del componente se maximiza.
Técnicas aplicadas al mantenimiento predictivo:
Análisis de vibraciones: El interés de de las Vibraciones Mecánicas llega al Mantenimiento
Industrial de la mano del Mantenimiento Preventivo y Predictivo, con el interés de alerta
que significa un elemento vibrante en una Maquina, y la necesaria prevención de las fallas
que traen las vibraciones a medio plazo.
Análisis de lubricantes. Estos se ejecutan dependiendo de la necesidad, según:
Análisis Iniciales: se realizan a productos de aquellos equipos que presenten dudas
provenientes de los resultados del Estudio de Lubricación y permiten correcciones en la
selección del producto, motivadas a cambios en condiciones de operación
Análisis Rutinarios: aplican para equipos considerados como críticos o de gran capacidad,
en los cuales se define una frecuencia de muestreo, siendo el objetivo principal de los
análisis la determinación del estado del aceite, nivel de desgaste y contaminación entre
otros
Análisis de Emergencia: se efectúan para detectar cualquier anomalía en el equipo y/o
Lubricante.
Este método estudia las ondas de sonido de baja frecuencia producidas por los equipos
que no son perceptibles por el oído humano. El Ultrasonido permite:
Detección de fricción en maquinas rotativas.
Detección de fallas y/o fugas en válvulas.
Detección de fugas de fluidos.
Pérdidas de vacío.
Termografía. La Termografía Infrarroja es una técnica que permite, a distancia y sin
ningún contacto, medir y visualizar temperaturas de superficie con precisión. La gran
mayoría de los problemas y averías en el entorno industrial - ya sea de tipo
mecánico, eléctrico y de fabricación - están precedidos por cambios de temperatura que
pueden ser detectados mediante la monitorización de temperatura con sistema de Termo
visión por Infrarrojos.
Análisis por árbol de fallas. Consiste en descomponer sistemáticamente un suceso
complejo (por ejemplo rotura de un depósito de almacenamiento de amoniaco) en
sucesos intermedios hasta llegar a sucesos básicos, ligados normalmente a fallos de
componentes, errores humanos, errores operativos. Este proceso se realiza enlazando
dichos tipos de sucesos mediante lo que se denomina puertas lógicas que representan los
operadores del álgebra de sucesos.
Análisis FMECA: Otra útil técnica para la eliminación de las características de diseño
deficientes es el análisis de los modos y efectos de fallos (FMEA); o análisis de modos de
fallos y efectos críticos (FMECA) La intención es identificar las áreas o ensambles que es
más probable que den lugar a fallos del conjunto. El FMEA es útil para evaluar si hay en
un ensamble un número innecesario de componentes puesto que la interacción de un
ensamble con otro multiplicará los efectos de un fallo.

*Mantenimiento preventivo: Este tipo de mantenimiento surge de la necesidad de


rebajar el correctivo y todo lo que representa. Pretende reducir la reparación mediante
una rutina de inspecciones periódicas y la renovación de los elementos dañados, si la
segunda y tercera no se realizan, la tercera es inevitable.
Básicamente consiste en programar revisiones de los equipos, apoyándose en el
conocimiento de la máquina en base a la experiencia y los históricos obtenidos de las
mismas. Se confecciona un plan de mantenimiento para cada máquina, donde se
realizaran las acciones necesarias, engrasan, cambian correas, desmontaje, limpieza, etc.
Si se hace correctamente, exige un conocimiento de las máquinas y un tratamiento de los
históricos que ayudará en gran medida a controlar la maquinaria e instalaciones.

El cuidado periódico conlleva un estudio óptimo de conservación con la que es


indispensable una aplicación eficaz para contribuir a un correcto sistema de calidad y a la
mejora de los continuos. Reducción del correctivo representará una reducción de costos
de producción y un aumento de la disponibilidad, esto posibilita una planificación de los
trabajos del departamento de mantenimiento, así como una previsión de l. los recambios o
medios necesarios. Se concreta de mutuo acuerdo el mejor momento para realizar el paro
de las instalaciones con producción.

*Mantenimiento correctivo: Comprende el que se lleva a cabo con el fin de corregir


(reparar) una falla en el equipo. Se clasifica en:
No planificado: El correctivo de emergencia deberá actuar lo más rápidamente posible con
el objetivo de evitar costos y daños materiales y/o humanos mayores. Debe efectuarse
con urgencia ya sea por una avería imprevista a reparar lo más pronto posible o por una
condición imperativa que hay que satisfacer (problemas de seguridad, de contaminación,
de aplicación de normas legales, etc.). Este sistema resulta aplicable en sistemas
complejos, normalmente componentes electrónicos o en los que es imposible predecir las
fallas y en los procesos que admiten ser interrumpidos en cualquier momento y durante
cualquier tiempo, sin afectar la seguridad. Otro inconveniente de este sistema, es que
debería disponerse inmovilizado un capital importante invertido en piezas de repuesto
visto que la adquisición de muchos elementos que pueden fallar, suele requerir una
gestión de compra y entrega no compatible en tiempo con la necesidad de contar con el
bien en operación (por ejemplo: caso de equipos discontinuados de fabricación, partes
importadas, desaparición del fabricante). Por último, con referencia al personal que
ejecuta el servicio, no nos quedan dudas que debe ser altamente calificado y
sobredimensionado en cantidad pues las fallas deben ser corregidas de inmediato.
Generalmente se agrupa al personal en forma de cuadrillas.
Planificado: Se sabe con anticipación qué es lo que debe hacerse, de modo que cuando
se pare el equipo para efectuar la reparación, se disponga del personal, repuestos y
documentos técnicos necesarios para realizarla correctamente. Al igual que el anterior,
corrige la falla y actúa ante un hecho cierto. La diferencia con el de emergencia, es que
no existe el grado de apremio del anterior, sino que los trabajos pueden ser programados
para ser realizados en un futuro normalmente próximo, sin interferir con las tareas de
producción. En general, programamos la detención del equipo, pero antes de hacerlo,
vamos acumulando tareas a realizar sobre el mismo y programamos su ejecución en
dicha oportunidad, aprovechando para ejecutar toda tarea que no podríamos hacer con el
equipo en funcionamiento.
Mientras tanto, debido a la zona en que ocurrió el hecho, probablemente no se haga más
que trasladar los elementos que pudieran encontrarse cerca del patio interior y/o cubrirlos
adecuadamente.