Sei sulla pagina 1di 4

EMPLEABILIDAD

Entendemos la empleabilida d como la capacidad y facilidad de un individ uo para encontrar trabajo. A mayor empleabili dad, más posibilidades de ser contratado.

De lo primero que tenemos que ser conscientes en la búsqueda de emple o es que hay dos

agentes que intervienen: el ofertante del puesto (la empresa) y el deman dante de empleo

las

posibilidades de encontrar t rabajo dependen exclusivamente de la empre sa, es decir, de la

cantidad y de la

empleabilidad de los candi datos. Y es, precisamente en este punto, el ú nico en el que un

puede hacer por el contratador y por disminuir el

(el candidato). ¿Para qué

es

importante

este

dato?

Para

que

nadie

piense

que

cantidad de ofertas que ha ya en el mercado. También depende de la

demandante de empleo pu ede actuar. El desempleado poco o nada

aumentar el número de ofe rtas de trabajo, responsabilidad que recae en sus necesidades de person al. Tampoco nada puede hacer un parado

número de personas que ha y en su misma situación –competidores suyos -, aspecto que se regula mediante el juego de la oferta y la demanda.

Ya hemos, pues, acotado el campo de actuación de un desempleado, cuy a única actuación posible se refiere a trabajar en la mejora de su empleabilidad.

En el siguiente gráfico vamo s a ilustrar cómo funciona este concepto:

La bolsa de parados es el recuadro situado al fondo.

están situadas personas que se

encuentran en el recuadro no pue den acceder a él. Solamente pueden pasar dos cosa s: que las ofertas de empleo aumenten (el equi valente a hacer descender la raya de empleo y a cercarla hacia el recuadro, lo cual pone más fác iles las cosas a quienes están en el recuadro) o trat ar de escalar por la pared y acercarse a la raya. Tr atar de ascender equivale a aumentar la empl eabilidad, y quienes lo hagan estarán acercán dose a coronar la

cima.

y quienes lo hagan estarán acercán dose a coronar la cima. Las oportunidades de empleo demasiado

Las oportunidades de empleo demasiado altas y la mayoría de las

La empleabilidad de una p ersona depende básicamente de dos cosas:

personal y/o de su habilid ad para “venderse” ante las empresas. Por hablamos de mejorar la emp leabilidad hablamos de tres cosas:

1. Mejorar el CV

2. Mejorar la “visibilid ad” de la candidatura

de su currículum lo tanto, cuando

Tenemos ya totalmente acotado el campo de actuación al alcance de un desempleado para mejorar sus posibilidades de encontrar trabajo, que pasan por elegir alguna de las tres opciones arriba mencionadas. Vamos con ellas.

1.- MEJORAR EL CURRÍCULUM

Cuanta más formación tengamos, cuanta más experiencia acumulemos, cuantas más habilidades y competencias personales podamos atesorar, más empleables seremos. Trabajar en la mejora de cualquiera de esos aspectos (mejor los tres) sirven para comenzar a escalar por la pared de la empleabilidad y comenzar a separarse del fondo del abismo. En sus manos está actuar en este campo.

2.- MEJORAR LA VISIBILIDAD DE LA CANDIDATURA

Todos sabemos de casos de personas que no teniendo un CV realmente bueno, encuentran trabajo con más facilidad que otros en principio más empleables. La explicación a esto se debe a su habilidad para “buscarse la vida”. Veamos qué recursos tenemos a nuestra disposición:

1. Aplicar el CV a ofertas publicadas (en internet, prensa…)

2. Aplicar el CV en empresas, aunque no publiquen ofertas

3. Llevar el CV en persona a las empresas

4. Usar las relaciones personales para llegar hasta las empresas

5. Usar las redes sociales e internet

Cuántas más métodos usemos, más estaremos ampliando nuestra empleabilidad. Quien más proactivo sea, más probabilidades tendrá de éxito. Unas herramientas no excluyen a las otras y todas son sumativas. Este concepto se llama visibilidad: ¡¡démosle visibilidad a nuestra candidatura!!

De todos los puntos arriba reseñados, por obvios no entraré a describir ninguno de los cuatro primeros. Sobre el quinto (uso de las redes sociales), debido a su relativa ¿novedad? sí creo pertinente realizar un detalle más extenso del sentido que tienen estas redes.

USO DE LAS REDES SOCIALES PARA MEJORAR LA EMPLEABILIDAD

Muchas empresas están acudiendo a las redes sociales profesionales (tipo linkedin) en búsqueda de los perfiles que necesitan. ¿Qué aspectos pueden valorar que no aparecen en los CV? El primero es la proactividad. La participación en debates y la calidad de las aportaciones permite tener una idea más acertada de la capacidad y competencia de un candidato. Otro aspecto relevante es la espontaneidad que se trasluce de los comentarios,

mucho más fiable para definir a una persona que la lectura de un CV más premeditado y cuidadosamente elaborado.

Veamos una reciente noticia publicada al respecto:

La mayoría de empresas busca empleados en social media

Publicado 10 Julio 2010 por Editorial RWWES

Según el estudio anual de la empresa Jobvite, la mayor parte de las compañías están

Según el estudio anual de la empresa Jobvite, la mayor parte de las compañías están abandonando los tablones de anuncios laborales y dirigiéndose a los social media como herramienta principal de búsqueda de personal. El informe, titulado Encuesta de búsqueda de personal social Jobvite 2010 se basaba en una encuesta online realizada por 600 personas entre mayo y junio y éstos son algunos de los resultados:

De los encuestados que están buscando activamente empleados este año, el 92% afirma que “usan actualmente o piensan usar” redes sociales para buscar nuevos trabajadores. Mientras tanto, el gasto en herramientas más tradicionales, como anuncios de empleo y empresas de recursos humanos ha disminuido o se ha mantenido constante en la mayoría de los casos.

No es de sorprender que el sitio de red social más utilizado por las empresas para buscar personal sea LinkedIn (78%), seguido de

Facebook (55%). El sitio que ha experimentado el mayor crecimiento es Twitter, que ni siquiera era una mota en el radar cuando Jobvite realizó esta encuesta por primera vez en 2008, pero que este año utilizaron el 45% de los encuestados.

La mayoría de empresas que buscan empleados revisan la presencia en social media de un candidato como parte del proceso de examen, y un 38% indican que siempre buscan los perfiles de los candidatos en redes sociales, y un 32% solo lo hacen a veces.

Un dato que indica que la relación entre ofertas de empleo y social media no es sólo publicidad, la encuesta revelaba que el 58% de las empresas han contratado efectivamente empleados a través de sitios de red social.

Los resultados completos de la encuesta están disponibles en el sitio Web de Jobvite (hace falta registrarse de forma gratuita para descargarlos).

Original: John Paul Titlow

Para sacarle todo el provecho a estas redes conviene tener muy claras una serie de premisas y alinearse con ellas:

1. Son redes profesionales. No da buena imagen “contaminarlas” con aportaciones que no vienen al caso.

2. Para alcanzar una buena visibilidad en ellas es preciso hacer algo más que darse de alta. Hay que agregarse a grupos afines al interés del candidato y participar en los debates.

3. Las aportaciones deben tener un cariz positivo, tratando de mostrar lo mejor de cada uno y siempre tratando de aportar valor a los demás.

5. Evite dar una imagen de “oportunista” y “aprovechado”, usando a los contactos solamente cuando a usted le interesa. Este tipo de actitudes están muy mal vistas y pueden ser motivo de rechazo.

6. Tenga paciencia. No intente recibir sin haber dado antes algo a cambio.

CONCLUSIONES

Su empleabilidad depende básicamente de dos cosas:

a) De la calidad de los contenidos de su CV

b) De la visibilidad y divulgación que alcance su CV

Sus posibilidades por lo tanto se ajustan a actuar en cualquiera de esos dos campos o en los dos conjuntamente. Cuántas más formación adquiera y cuántas más actividades emprenda, más probabilidades tendrá de ser contratado. Esta obviedad se llama… “aumento de la empleabilidad”.

Al margen de las estrategias “clásicas” de divulgación –envío del currículum a empresas, revisión periódica de ofertas en periódicos, portales de internet…- hoy cobra fuerza la visibilidad a través de las redes sociales profesionales, aunque la estrategia a seguir en estos medios es relativamente diferente. Entenderla a alinearse con ella es vital, máxime cuando el uso de estas herramientas sirve para diferenciarse claramente de otros candidatos, algo nada despreciable en un momento de masificación de ofertas.

Recuerde que aumentar la empleabilidad no le producirá, probablemente, resultados tangibles de hoy para mañana. Pero cuando más arriba esté en el proceso de escalada y cuántos más candidatos tenga por debajo, más cerca estará de encontrar empleo a poco que repunten las ofertas.

JUAN JOSÉ ROMERO CRUSAT

Julio 2010