Sei sulla pagina 1di 660
I

I

Ateneu Barcelonès

Blblloteca

N °

Arm

Est.

imuíz

íví."

ì

4

-'VA-

l

*

V, v

t,

Ateneu Barcelonès Blblloteca N ° Arm Est. imuíz íví." ì 4 -'VA- l * V ,

i

i

A

R

T

E

ELA PINTVRA.

SV ANTIGVEDAD.

1.f» 1

Y GRANDEZAS. u - /

DESCRIVEN'SE LOS HOMBRES EMINENTES

que ha auido en ellr,assi antiguos corao mftdernosj del dibu- jo,y colorjdo;del pintaral templè.al olio.de la iluminacion, y eíìofadoj del pintar al frescojde las encamaciones, de poli- mento^y de mate;del dorado,brunido,y mate. Y ensena el modo de pintar todas las pinturas sagradas,

*

I

PO R FRANCISCO PACHECO

^ s/

Ano

1

"Pt^ino de Seuiìla

i^ffifflM^M

CON PRIVILEGIO,

En Seuilla, parution Faxardojmprejsor de lilros,

a U Cetrajeria»

1 "Pt^ino de Seuiìla i^ffifflM^M CON PRIVILEGIO, En Seuilla, parution Faxardojmprejsor de lilros, a U Cetrajeria»

N-

í\.lo<ìui

N- í\.lo<ìui

Licencia d cl O r din avio.

O > cl Licenciado don Christoualde Matilla Prouisor,'

I v Vicario General de Scuilla, y su Arçobispado.Porla

presente,y por lo que a nos toca , damos licencia para que fe pueda imprimir, y imprimad libro intitulado, Antiruedád, j grandevas de la pintar a, Compuesto por Francisco Pacheco» atento nos consta no ay en él cofa contra nuestra Santa Fè , y buenas costumbres,fegunlas censuras, y parecer que han da do personas Dcctaft, a quien lo hemos remitido.Dada en Se uillajen 24.de Diz jembrc,de 1541. años.

PRIVILEGIO.

Tlcnépriuilegiodelos señores del Consejo Real FranJ1 cisco Pacheco,para poder imprimir este íibro,por tiem pode diez años.

tassa:

TAÍTaron los señores del Consejo Real este libro aqüa-" tro marauedis cada pliego.

tiem pode diez años. tassa: TAÍTaron los señores del Consejo Real este libro aqüa-" tro marauedis

TABL A D E L OS CAPITVLOS

que contiene efte libro*.

LIBRO PRIMERO. '

CAp. i. Qu.e cosa sea pintura , y como es arte liberal , y fu difinicion.y explicación. folio i. Cap. 2 . Del origen,y antigüedad de la pintura , y fu primera inuencion fol. i Cap. 3 . De la contienda entre la pintura, y la escultura ¿ y las razones con que cada vna pretende ser preferida, sol. 1 9. Cap. 4*. En que fe prosiguen las respuestas en fauor déla pin-

tura.fol.30.

Cap. y. De otras razones sueltas en que la pintura fe auentaja

alaefcultura,foI.48.

Cap.6.De las honras , y fauores, que han recebido los samo-

' sos pintores, de los grandes Principes, y Monarcas del mü

do.fol.62.

Cap.7.En que fe llena a delante la materia del passade»; y fe defcriue el túmulo he choa Micael Angel.fbl.77. Cap. 8. De otros famosos pintores deste tiempo , fauoreci- dos con particulares honras por la pintura, sol. 96*. Cap.ç.Delosnobles, y santos que exercitaron la pintura , y de algunos efectos marauíUofos procedidos della sol. 1 1 o.

Cap.

ña a la pintura, y déla \ tilidad vniuerfal que trae, sol. 128.

Cap.i 1. De la pintura, y de las Imagenes,y de fu fruto, y la autoridad que tienen en la Iglesia Catolicaifol. 139. Cap. 1 2. De tres estados de pintores, que comiêçan, median, yllcganalfin.fol.ií^.

10. De las diferentes maneras de nobleza, que acompa

LIBRO

de pintores, que comiêçan, median, yllcganalfin.fol.ií^. 10. De las diferentes maneras de nobleza, que acompa LIBRO

LIBRO SEGVNDO.

/"^Ap.i. Deladiuisiondelaplntura.y fuspartes , sol 163 . V_> Cap. a. De la orden, decencia ,. y decoro que fe debe

guardar en la inuencior». rol. 180. Cap. 3 .En que fe prosigue la materia del decoro, sol. 194.

C ip-4-En que se concluye la a prouacion déla pintura del jui-

zio, y la materia del decoro. Cap. y. Dcjdebuxo,y de fus partes, sol. 254. Cap. 6. En que íé prosigue las partes del debuxo, sol. 245. Cap. 7. E" que se concluyen las proporciones prometidas^ sol. 26 x.

Cap. 8 .Donde fe acaban las proposiciones^ partes pertene cientes al debuxo, sol .2 7 5 . £ap.<? Del colorido,y de fus partes.fo!. 19 1 . Cap. 10. En que fe prosigue le materia delcolorido^fol. 302.' Cap. 1 1. Que declara entre varias maneras de pintura qual

' " fe deuc feguir.fol.3 1 2. Cap. 1 2. Porque aciertan sin cuidado muchos pintores,y po niéndolo no consiguen fu intentó. £¡A. 3 23,

LIBRO TERCERO.

Ap 1 .De los rafguños.debuxos, y cartones, y délas va-

^*-'ria? maneras de vfarlos,fol.33 2- Cap. 2. De la pintura al temple/uantiguedad, y diferencias,

' ycomo fe ha de obrar,fol,34t.

_^flP^3. De la iluminac¡on;efl:ofado , y pinturaa fresco , y de

fu antigüedad, y duracion.fol.3 j 2. Cap. 4. Del tiempo en que fue hallada la pintura a olio , y de fu primer muent -r;fo .3Í8. Cap. v.Delmododepintara olio, en.pared,tablas,y lienços»

y

sobre otras cofas, sol. 38 2.

Cas . 5. En que fe prosigue la pintura a olio sobre otras mate,

rias

rias, y de las encarnacíones , de polimcnto . y de mate,

fol. 39 J.yirArníçe/ - Cap.7.Del dorado,brunido,y m'atc sobre varias materias.y delapinrura de flores.frutas.y paiscs.foI.41 2. Cap.S.Dela pinrura de aniniales,y aues,y pefcaderias.y b©- degon:s , y de la ingeniofa inuencion de los retratos de Ina

turaI.fol.437.

Cap.p.Como la pinturailustra , y adelgaçael entendímien- to, tiempla el furor, y durezadel animo , haze alhombre blando.y comunicatiuo.y de la disiçultad de ccnocerla , y juzgarla,fol.44 3.

En que fe conclu ve la materia de la pintura, y las ra-

zones deíunobleza.y fu mayoralabança, fol. 459. Cap.Ji. De aduertencias importantes en algunas historias fagradasacerca de fa verdad , yacierto con que fe deuen pintar,cjnforraeaIaEscrituradiuina> ysantos Doftorcs, fol. 470. Cap.i2.Enquefeprosi^uenlas aduertencias a las pinturas jae las historias íagradasJfol.4P4. Cap. 1 3 .En que se passa adelante en el acierto de las fagradas

Cap. 10.

pinturas,fol.j2?.

Cap. 1 4. De Us pinturas verdaderas de algunos Safttoí de los mas conocidos,fol. jyo. Cap.ïy. Enfauordela pintura del ">« quatro çlauos con que sue crucifìcado Christonucstro Redentor,fol.y?3. Cap. 16. Enqueseresiereelfentianiento , y aprouaciones destas dos cartas pOr hombres doftos que las ceafuraron,

fol.* 20,

Cap. 16. Enqueseresiereelfentianiento , y aprouaciones destas dos cartas pOr hombres doftos que las ceafuraron, fol.*

I

I

I I ».»

».»

Fol. i.

LIBRO PRIMERO DE LA

P I N T V R A.

Su antigüedad,!* grandezas.

C A?l<ÏVLO TRIMERO, QV E

cosa fea pintura, i como es Arte Liberal,

iiJu difinicion, i efplicacion.

\ V i

e N d o de tratar de la Pintura, es cofa convemen-

te para mayor claridad de lo que cerca della fe dixere

mm començar de so dinnicion, i eíplicarla en este primer

capitulo: para que sirva de Fundamento à la grandeza de fus ex celencias , i disponga el animo de fus aficionados, a la atenta có sideración de lo que en este discurso se tratare. Iporque el Ma estro Francisco de Medina[en cuyarnuerte perdieron las hue las letras gran parte de fu valor] no hallándose satisfecho de nia guna de las dinniciones-que de la Pintura avia visto* a instancia mia, efcriviouna, con fu efplicacion , me pareció justa cosa po nerla aqui: por onrar este discurso con la autoridad de varón tari docto, i por el gusto q suele causar la diferencia, dizedesta ma

nera. Tintura es À'rte que con variedad de lineas , i colores repre- \jM *

lènta perfetamentè a la vista , lo que ella puede percebir de los

cuerpos. La vista percibe de los cuerpos el tamaño, la proporción , h tffüuuH distancia, los perfiles, los colores, sombras, iluzes : el relie vo, las figuras,i pofturasji los varios gestoSsademaneSjisemblantes,

que aparecen ; según son varios los movimientos, acciones, i

pafsioo.es del cuerpo, i de 1' alma, » .

-

A
A

Los

. i "^ Libro Primero

Los cuerpos , cuyas imagines representa íaPintü^íbttde tres géneros, naturales, artificiales, o formados coaespeôflìfflô

alma.

Los naturales fon los que crió Dios aí principio del mundo,o los que la Naturaleza produze en la universidad del, con la fuer

ça que Dios le dajlosartificiales.íbn casi infinitos, según es casi infinita la muched ubre , i variedad de artifices que los forman. Los cuerpos del pensamiento fon los que la imaginación sor ma: Sueños, devaneos, de grutescos, i de fautasiai de pintores.

I ion alsimeímo los que figura el entendimiento , con sabia con

sideración. Angeles, virtudes, potencias, emprelTas,HierogU- ficos, Emblemas, a este ultimo genero se reducen lab visiones i- maginarias , o intelectuales , que percibieron , i revelaron los Profetas, i suelen los Pintores representarlas con fu arte. Hasta aqui el Maestro Medina. Estadifinicion no es diferê- tede la mia en lo esencial :pero los q tuviere gustoen las letras yeran facilme nte que el Maestro Medina descr ive antes el arte de la Pintura que la difine: la difiniciou que yo hago parece mas

tíi ». i* ^ular. Parte délia e ferivo de la opinion de Paulo Lomazo , de nmur*, quien me è valido en mucho defte capitulo, si bien enalgode lo importante me aparto como veremos.

DifiakitB- Pintura fis Arte que enseña a imitar con lineas , y colores,

i. Esta es la difiniciou. Para esplicacion de la cual íe à de saber que

toda difinicion de ve constar de genero, i diferencia. El genero ¡í "*f> /¿gUU jOS Lógicos , es una razón corauu que fe dize de muchos

diferentçsen efpecie:diferencia, es todo aquello por lo cual u- na eípeciese distingue de cualefquier otras del mifmo genero. Esto supuesto,' la difinicion déla Pintura consta de genero, i di ferencia. Arte es el genero: razón común en que conviene coa las dsmás Artes , diferentes della en eípecie. La diferencia

por la cual disierede las demás es, que enseña a imitar có lineas

to, i consideración del'

/ »

,.,

.

.

i colores todas las cofas imitables del' Arte, i de la imagina

ción , i principalmente las obras de Naturaleza

íuperficies , pero mas de ordinario en superficie llana. A diser é-

cia

: i esto en todas

las obras de Naturaleza íuperficies , pero mas de ordinario en superficie llana. A diser é-

t) É< L X! PlNTV R A.

i

cía de la Escultura, que fi bien imita los efetos de Naturaleza,

no alómenos comó la Pintura en superficie llana con lineas, i co lores. Masporqüe podria alguno dificultar, si la Pintura es Ar-

teono , quierocon ladifiniciou de la mesma Arte, breuemcte /'!*',,JÍ

provarlo, poreftarya doctamente dilatado (comodiximos)en

nuestralengua. Ane, según el Filosofo es tm abito que obra có dtu ¿r.

cierta, i verdadera razón. Porque, non tfi Ars qua ad effeñum ca * fuvemt. como dize Séneca. No es Arte la que acaso llega a íu 4. ' efèto. Pruevafíè también porque todas las cofas naturales sou . ^ la regla, i la medida de la mayor parte de las ciencias, i. Artes * * del mun io. Porque siendo como son hechas de Dios con fuma Sabiduria,cósiguientemente tienen en si todas las perfeciones esenciales que convino tu vie Sen obras de tales manos :i por es to pueden ser regla de las colas artificiales. De donde fe infiere claramente que la Pintura es Arte, pues tiene por exemplar ob jetiuo , i por regla de lus obras a la mesma Naturaleza; procura do siempre imitarla, en la cantidad, reíievo, i color de las cofas

cill*tHlri,'t

i esto haze valiéndose de la Geometría, Aritmética, Perspe ti-

va, i Filosofía natural , có infalible, icierta razó. Mas porq de las Artes algunas son Liberales , i algunas Mecánicas , no sera fuera de proposito tocar brevemente a cuales délias deva sera numerada la Pintura. Esta question si con autoridad uviesse de L¡i ,

1er decidida presto se determinaría . Porque Plinio hablado de C4/. i». Panphilo Pintor dize, que en Cicyon(ciudad principal del Pe loponeso , que oi llaman la Morea) i deípues en Grecia 1' Arte del debuxo (que era la parte de Pintura que estavaentóces del cubierta) vino a recebirse en el pri mer grado de las Artes Libe rales, i siempre tuvo esta onra,de que los nobles la exercitafloa prohibiédose por edito perpetuo que no so enseñase a esclavos.

I adviértase, que esto no se iutroduxo por costumbre de Barba

ros, sinopor Lei, entre la gente mas doctj de cuátas a auido en el mundo. Lo mesino siente Platon , i Aristóteles muestra cía- p

ramente que eu fu tiempo l* Arte del debuxo fe tenia por Libe ¡£¿ír

jal , i otros muchos Autores son desta opinion ; i también con

*

.

-

i

A a

del debuxo fe tenia por Libe ¡£¿ír jal , i otros muchos Autores son desta opinion

tazo-

,

4 Libro Primero

razones se puede facilméteprovar. Porque si bien el Pintor no

^«'tsi'/ít Pucde conseguir su fin sino obrando raano ipinzel;cIaro esta q en e ste exercicio se halla tan poco trabajo, i fatiga corporal que

Arifi s.

no

ai ombre noble a

qu ien; tal Arte noagrade i deleite; como se

c»t.». ^ee de muchos Principes , assi antiguos,como modernos que la exercitaró. (como se dira en fu lugar) porque vian que en serne jante exercicio no ai nada de servil,o mecánico; mas todo el es libre, i noble. I a la verdad quien avraenelmundoqueiio to me gusto de imitar con el pinzel a la Naturaleza , i al mesino Dios , en cuanto es possible? También vemos que aunque el Geómetra ocupabas manos tirando lineas , formando circuios, triángulos , cuadrángulos ,i otras semejantes figuras : ninguno por esto a dicho jamas que la Geometría es Arte mecánica, i lo rneímoes en la Música, iotras Artes. Porqueaquellaobrade manos é$ tan p:>ca, i ligera, que no seria justo dezir que es exer cicio servil. La meíma razón corre en la Pintura/ Ademas, que ella tiene ciertas conclusiones, las cuales prueva con principios mediatos e inmediatos : mediatos, porque las cantidades, tama:

ños , i proporciones tocantes a la Simetría de las colas las toma de la Matemática, i otras Artes: inmediatos, porque tiene tam. bien principios proprios que componen esencialméte una Pin- tura,có tal materia, i tal forma,sea en debuxo, sea en colores :co »

men çando por las partes, una boca, un ojo, una oreja : i enseíi Si do como se devan hazer. I assi por estas , iotras razones deve nios concluir que es Arte Liberal , que grado de Arte Liberal tenga íepodra entender fácilmente, si primero, porcomprehê djr todas fus circunstancias , Ia<íeserivieremos algo mas esten- didaimnte.* i luego fuéremos eíplicando en particular cada una délias. Dixe pues, que la Pintura era Arte que imitava con .li neas, i colores los efetos de Naturaleza , de V Arte, i de la ima ginación: pero ase de entender , que las lineas an de ser propor cionadas, i los colores semejantes a la propriedad de las colas cj imita De naviera que siguiendo la fuz perípeti va no íólorepre fente en ei llano la grocelá, i el relie vo suyo, mas también el moui~

que siguiendo la fuz perípeti va no íólorepre fente en ei llano la grocelá, i el

De La Pintvra.

movimiento : i muestre a nuestros ojos los afeíos , i pafsiones delaaimo. La corpulencia, i relievo dé las cofas manifiefta,no ecetando alguna, fea natural ,.o artificial , ni de la imaginación :

porque aviendoíè el Pintor exercitadoen imitar, i ver obras de otros algún tiëpo(dexo los de q fu inclinación natural sin Maef trodebuxan) viene a hazer caudal suyo, de fuerte que inventa varias cofas , muchas de lascuales no a visto: como diversidad de vasos, de tarjas, de ornatos de Arquitetura,, Grutescos, con variedadde Sierpe5,de Sirenas de Mascarones, de Animales, compuestos de diverías especies ; i otras quimeras , e infinitas cofas ,i pensamientos formados primero en la imaginación, que ni V Arte, ni la Naturaleza los tabricò< De 1' Arte, porque el Pintor pinta Edificios, i Templos,! todas las obras de Arqui tetura,ide Escultura, de piedra , placa, i oro : iehfuma todas las obras qjeea todas las Proteísioius obran los hombres con fus mano?, i por Arte ,q referirlas feria largo cjento. De Natu raleza, comoíe vera ea.todo este Capitulo .i en muchas partes destos Libros, porque ella.es el principal exemplar objetivo d e la Pintura: repreíencandola figura en el llano. I assi se distingue de la Escultura, como emos dicho, por la diversidad de la mate ria. Demuestra también a nuestros ojos el movimiento corpo

ral- lo cual es tanta verdad

j

. que íè ve claramente en las obras de

los valientes ombres , enesti Arte.^ Porque. cual movimiento puede hazsr un cuerpo,i en que modo fe pueae poner[dizeTau lo Lomazo) que no' fe vea entla famosa Pintura del juizic> uni- *¡¡¡fj¿'tVA

versal de la manodel Divino Micael An?el , en la Capilla: del ' Papaen Roma? allue vé laglorioíaVirgen * San luán , i otros Santos, ,con el encogimiento , i temor que tienen de ver a Cris, to airado contratos malos, casi encubrirse , por no ver fu fazte- rrible, i toda encendida en furor. Veníe los Condenados, que o cupados del gran temor, parece que fe quieren poner en huida, i procuran afconderfe en las oscuras grutas, i protundas caver nas. De-la otra pártese ven los justos, que en cierto modo pare ce que acaban; embaces de resucitar, i que van subiendo por

r.

.

otra pártese ven los justos, que en cierto modo pare ce que acaban; embaces de resucitar,

el

6 De La P intvra.

el aire asentarse a la mano derecha de Cristo. En lo alto se vetf unosAngelesdecédirdelCielocó el estâdartedela Sâta Cruz i en otra parte otros llenar las almas bienaventuradas allugar pue fto a la derech a mano del Señor. En conclusion , noai mo vimiento corporal de frente, de espaldas, de lado , diestro, o (i nieitro,arriba, o abaxo, que uo fe vea eípreííb en esta artificio ía, i admirable obra. Pues fi rebolvemos a los afectos, i pafsio- nes del animo, con no menor artificio, i maravilla, se ven de la

mefrna manera executados en el niesino juizio --efpecialniête en Cristo , el cual muestra en el semblante , una tan grande in dignación, i enojo que parece que todo lo quiere acabar, i con sumir. I en los Santos , ien los condenados , en los cuales [to dos palidos,i confusos) fe efparze visiblemente el temor,i cipa to que tienen del Iuez airado (aunque con caulas diferentes] en fuma muchos movimientos, afsi del cuerpo como del ani mo, se ven en esta profunda pintura: i en las del excelente Ra fael de Vrbino, i de otros famosos Pintores antiguos , i moder nos : afsi de amor como de odio,afsi de tristeza como de alegria i de cualquiera otra passion oafecto. Toda esta demostración dixe haze la Pintura, con lineas proporcionadas. Donde se â de advertir, que el Pintor debuxando no forma estas lineas sin ra zon,proporcion, i Arte, como an querido dezir algunos , vien

imArtt. doq e los imperitos proceden con poca razón. Porque si bien

i»u.

Oraciodize; queel Pintor, i el Poeta tienen igual licencia de

hazer con libertad lo que quiereh. esto se entiende cuanto a la disposición de las figuras o istorias, con el modo , i proporcio n que quieren, raostrandofpongo exemplo] a Iulio Ceíàr en U. gueriaFarsalicaenunacto, que por ventura no hizo, ocosJs

deste genero ; pero fuera desto es obligado el Pintor a proce- ; der en todas fus obras con proporción , i arte. Porque antes de linear, i debuxar un ombre es neceiTario,sepa fu cantidad, i es. tarara : que seria grande error hazer un ombre que a de ser de i diez rostros, que sea de onze o doze: i que proporción tiene la frète con la nariz , i la nariz có la boca , i barba, i todo el rostro

sea de onze o doze: i que proporción tiene la frète con la nariz , i

Libro Primero

7

Con el cuello : i assi en todo !o demás. I en fuma ade procurar labe ría proporción de todas las coíàs naturales, i artificiales. I porque parece casi impofsib'e que un ombre solo pueda fat>er

todo eftojsolia el Prudentifsimo Apeles después que avia pinta pi;n gj.

do alguna cofa, la cual quería que fueíîè perfèta, ponerla en pu blico, iascondersejütendiendoaloquefejuzgauadela propor

cion, i arte de la pintura: i íègun que cada uno habla va de aque lias colas de que tenia conocimiento, i pratica, assi la i va refor mando: i por el contrario refutava el juizio de aquellos q que rían juzgar de las partes que no perteneciana fu profession; co loo hizo al çapatero , que no contento de aver discurrido cerca del c*al çado de una figura, queria hazer juizio de otras cofas, di ziendole; Ne sutor ultra crepidem. El çapatcronodevejuzgar mas que del cal çado. De mas desloa de uíâr el Pintor estas li

neas proporcionadas concierto modo, iregla; la cual

no eso

jí-C*/.

l0'

tra que aquella que ufa, i có que procede Ja meíma Naturaleza en hazer un compuesto, (como euíeña la FilosofíaJque prime ro preíùpone la materia, que es una coíà informée indiferente,

i después introduze en ella la forma, que la determina al fer des

te o de aquel compuesto. Assi haze el Pintor , el cual toma una tabla o lien ço que en la haz no muestra sino una superficie, o un llano, informe e indiferente a recebir esta o aquella formaj i con eiyeíb o carbón la determina, lineado,! debuxando en ella un ombre, un cavallo, una coluna ¡ formando, i poliendo sos par tes,i contornos. I en fuma imitando con las lincas la naturaleza

de las cofas que pinta ; assi en la largueza , como en la anchura, corpulencia, i groseza. Iproísiguiendoen nuestra descripción, resta aquella parte que dize; que la Pintura representa las cofas con colores semejantes a las coíis naturales. En que se â de có- liderar x que siendo el Pintor cual conviene à de proceder(co- nio le á dicho,) según el modo de la Naturaleza, q presupone la materia, i después de la forma. Masporqoeelhazer, i criar la fu staacia délas cofas procede de potencia infinitaos neceíTario

que el Pintor tome alguna cofa ea vez de

materia. Estas por ha

délas cofas procede de potencia infinitaos neceíTario que el Pintor tome alguna cofa ea vez de

8 Di La Pímtvra^

blar con mts propriedad , i distinguir el debuxo de la Pi a

tora

buxo , el pape! , lienço , o tabla , o pared ; i el carbón

o cofa semejante con que se debuxa. I a diferencia del de- buxo , será materia de la Pintura de colores , los mefmos ¿olores , la tabla, pared , o lienço : i la forma en el de buxo será la queiutroduze el ingenio del Pintor con lineas proporcionadas. I en la Pintura de colores, la continuación des ta mesma forma, imitando lo natural en lo 5 colores varios, i en

de cGlor es, conforme al estilo deftetiëpo (será en cl de

, lápiz,

t*hU.

Uk**M e' reuevo»^ viveza de las coíài. I digo[no como dixo Lomazo^ p»w. C/i/t que el debuxo , que ion las lineas proporcionadas , era materia íustancialdela pintura ¡ antes lo llamo forma sustancial, s por esto adviértanlos desta profession , que cuando sean exelentes

i milagrosos en colorir, sino tienen debuxo , no tienen la forma

de la Pintura: i consiguientemente fon privado i de la parte fus tancial della. No sé niega que no sèa grandísima la fuetea del .colorido: porque assi como los ombres particulares sino costas sen de otra cosa que de un modo proporcionado ( en el cual to dos convienen, sin añadir la variedad en los lineamentos de los rostros )no fe veria en el mundo aquella diferencia tan agrada ble: assi si el Pintor debu xasse orabre proporcionado igual

al natural, por cuanto fe hallan machos ovnbres iguales en canti dad , cierto e; qie por ella sola no feria aquelombre conocido.

Mas cuando demás del perfeto debuxo junta el color semejan te, entonces da la ultima forma a la figura: i hize que cada cual que la vé dicierna mas fácilmente de que ombre es, i diga que es del Emperador Carlos Qujato,ò deFiUpofuhij:>;qneesde ômbre melancólico, o flemático, de sanguino , o cjledco , que ama, oque teme. En conclusion , procurará el Pintos con to do estudio, ser valiente coloridor, pues en esto consiste la ulti ma perfeciou de V Arte. Vltimamente dize la descripsion,que el pintor sigue laluz perspetiva porque cuando quiere pintar i- mitando los cuerpor naturales , que comunmente son redódos

en lo redondo ib recibe U luz diversamente, que en la prime

ri

los cuerpor naturales , que comunmente son redódos en lo redondo ib recibe U luz diversamente,

ra

De La Pìktyra.

9

ra , i mas afta parce hiere mas la luz , i assi queda mas realçada q

las otras

¿ i cn là segunda queda un poco mas amortiguada ; i en

la tierra

casi muertas por esto conviene que el Pintor haga el

mefmo efeto que haze la luz en ellos ; asi con las lineas como con los colores. Mas no se à de entender que siempre es neceslà > rio que donde alean ça mas luz se pinte mas cerca de nosotros, porque muchas vezes la figura está de lado , i la luz hiere en la parte mas distante a nuestra vista I simedizeaIguno; que co mo la parte que tiene menos luz parecerá mas cerca? re/pondo ; que la Perspeti va haze , que estando la figura de lado , muestre %\¿ parte mas cerca de nosotros con li neas mas grades : i por e sto viene a nuestros ojos el sin de laPiramide con mas obtuso i ma yor ángulo , i la que está mas apartada, có lincas mas pequeñas i ángulo mas agudo. De mas desto,có los colores declara el Pin»' tor do s coíâs , la primera, el color de lo natural, o artificial: la o tra, la luz del Sol, ode otra luz.- el color semejante declara, di gamos, el color azul de una ropa , con otro azul ; el color verde de un árbol, con otro verde semejante. I porque el color[ que no es otra coía , según el Filosofo , qae la superficie clara en el Aún,

cuerpo opaco ; o la estremidad de lo claro en el cuerpo termina doj no se puede ver fnvluz por esto es impórtame que el Pin- c»"f, tor que afpi ra a fer exceléte Coloridor sea peritissimo en los efe- tos que haze la luz , cuando da en los colores . Porque aunque el azul en una-ropa sea en toda eHa^ual el color, cuando es ilus trada haze un efeto en la parte donde la luz hiere con mas fuer- ça,i otro en la donde no resplandece tanto. I para imitar el azul de toda la ropa basta que se haga un color igual, mas para el azul donde da la luz es nece ífario meselar tanto de color claro cuan ta ai de luz en aquella parte, i menos, o mas , conforme se vâ la- luz amortiguado À assi lo oseuro proporcionalmete. En la cual obiervacion.de los diversos efetos que haze la luz con los colo res, fueron excelentes Rafael de Vrbino, Leonardo de Vinci, Antonio Corregió, i Ticiano; los cuales con tanta Arte, i pru dencia, imitarô L» luz,i los colores, que fus figuras parece antes

B

i Ticiano; los cuales con tanta Arte, i pru dencia, imitarô L» luz,i los colores, que

natu-

ta

.

Libro Primero

naturales que artificiales. Mostrando en las carnes ciertas man chas, i tintasque los imperitos no alcançan: i entre estos (por sentencia común) principalmente Ticiauo , por conseguir ma-i yor gloria, a querido engañar los ojos de los mortales I afsi co mo Micael Angel para mostrar el perfeto conocimiento que tenia de la Anatomía, quiso inclinar un poco al extremo, rele vando algo mas los músculos en los cuerpos aun donde la Natu raleza los mostró con mas dulçura , i suavidad , como en man cebos, i ombres delicados, iorros semejantesj aísi Ticiano por mostrar có los colores la gradeza de fu ingenio , en la parte del cuerpo donde hiere la luz con mayor fcuerça , solía mezclar un .+ poco mas de claro qno mostrava la luz,i alla dôde esta va ofusca da un poco mas de oscuro:lo cual haze relevar mucho una figu ra. I cuando las primeras partes del cuerpo salen afuera, i las ulti mas huyen a dentro , consigue el Pintor admirablemente el fin que pretende : i quedasconforme a nuestras fuerçasjdada a en tender , i declarada nuestra difinicion. Con el cual fundamêto daremos principio a las partes, i grandezas de nuestra Arre: de las cuales hallándole cercado Pablo de Céspedes , i dudado por cual délias començariadize elegantemente en el ¡principio del libro de fu pintura , en las dos están çás primeras . conej damos fin a este Capitulo. Mueve a V alma un desseo que la inclina

?(nlm- aseguir dejigual atrevimiento:

ardor, que nos pareceser divina inspiración, de pretendido iutcntoj Si el despierto vigor, dondese asna en mi avivasse elfugitivo atiento, diría el artificio Soberano sinpar , dò llegarpudo estudio amano.

Cual principio conviene a la noble Artes el debuxo, que elsolo representa Caninas l'neasqueredubla, ipartef

amano. Cual principio conviene a la noble Artes el debuxo, que elsolo representa Caninas l'neasqueredubla, ipartef

. '

Ds La Pintvras.

' fuanto el aire% la tierra, i mar sustenta}

fl

el concierto de músculosf iparte que a la invención lasfuerzas acrecient as elbello colorido, i los mejores modos con qüe florece? o los colores?

CJP. II. DEL ORIGEN 1 ANTI-

guedad de la Pintura, ifu primera

invención.

DOS colas (entre otrasj son las que ilustran, i ennoblece al ombre, la nobleza, i claridad de fus progenitores,! ju saínente la antigüedad dellos. Asá todas las ciencias, son tanto mas ilustres i claras , cuanto mas ilustres i antiguos ion fus inventores . Por esta causa es mui a proposito tratar al principio deste libro (después de sudifinicionj déla antigüe dad i origen déla pintura. I no nos valdremos en esta oca iion

del favor que le haze León Batista Alberto en fu. libro,cuando dize; yo afirmo entre mis amigos, que el inventor de la pintu- * ' Hr*

ra fuefsegún sentencia de Poetas )aquel hermoso Narciso, que le con vertió en flor : porque siendo la pintura la flor de todas las Artes , bic parecerá q toda la Fabula de Narciso íe acomo de a ella sola. Porque que otra cofa es el pintar , que abraçar i . hurtar con la Arte aquella superficie de la fuente? Mas dexá- do estos pensamientos poéticos , aviendo de tratar de lo que avernos propuesto es fôrçofo que se nos oponga luego la Escul tura: porque quieren algunos de siisprofessores ser en esto pre feridos , i que sea tenida por mas antigua: tomando íù origê no desde que la inventaron ombres, fino desde que nuestro Señor Dios formó el primer ombre en el Paraíso. Diziendo; que esta fue la primera Eseultura.-pues de aquella massa de barro[a guisa de diestro Eícnltorjíabró aquella figura redonda tan acabada, i per seta. I condecendiendo con ellos enesta consideración , de

B¿

aquella figura redonda tan acabada, i per seta. I condecendiendo con ellos enesta consideración , de

que

m f

i2

De La Pi HTy * à;

que me entiendo valer , me parece a mi j que puesto qne Dios

hizo al ombre de barro no imit ô el trabajo, i fatiga del Escultor cuyo nombre, tomado en rigor es derivado de esculpir con ins trumentos de hierro, i golpes de martillo en maderos, marmo les, i otras piedras duras; como lo hizierqw los antiguos inven tores de la Estatuaria. Adeinas,que el labrar , i relevar de barro es común, i loa sido siempre, a pintores , i a Escultores ; pues no íbloen los pintores modernos a ávido muchos que an labra do de barro con eminencia mas antiguamente Demofilo,i Gor gafo , fueron celebrados en labrar de barro , i en la pintura, co-

ma dize Plinio I pertenece esta ebra mas propriamente a la in

C*P. ix.

vención

que los Griegos llama, Plástica, i los Latinos, Fictoria

L;t.J4.

que es labrar de barro,como avernos dicho: que según opinion del mesiuo Plinio, fijeprimero que la Estatuaria. Antesconeí-

c*p, 7.i,i, f3 opinion pruevan que es mas antiguala Pintura.i juntamente i j.c*flí nui noble, puesto que a.nbas Artes irnitâ a la Naturaleza : por

que claroes queenlos cinco dias antesde lacreaciódeLom bre

*

con una oenzillamueftra de fu voluntad, hizo Dios el cielo , la tierra, las aguas ¡, i todas las densas cofas ladornandoel cielo de Sol, Luna, i Estrellas , la tierra de yervas , i flores , los arboles

de hojas, i fruto; crio variedad de animales.de

peces, de aves

dividiendo la luz de

la sombra ; EtAivifit lucerna tenebris tappel-

lavitq-Juoem dtem¡et tenebfcirnoñé^n q parece q vemos mas vi- vamente representada la Pintura. Porque mediante la variedad de los colores se dividen las cofas entre fi. 1 noavrâquië no c5 fiefle aquialCriados q dá mayores mueftrasde Pintor en esta grande obra : pues si todas estas colas criadas fueran de solo un color no tuvieran el agrado ,, i perfecion que muestran, con la variedad, i distinción de tantos colores. Con este mesmo senti miento prosiguió galanamente Pablo de Céspedes en su libro

después de las dos están ças ya referidas.

¡Mi*

Comentaré de aquí Pintor del mundo qued' el corifajamaos -tenebroso

,

están ças ya referidas. ¡Mi* Comentaré de aquí Pintor del mundo qued' el corifajamaos -tenebroso ,

/

De La Pintvra.

fcu-ajle en elprimero,t elfegundo hafia el ultimo dia d' elrepofò a lu^Jafa^ alegrod' elprojundos

i elcelefiial apiento luminofo

con tanto refplandor i hermosura

de varìaj persetifsima pintura.

Con que tan lexos dt el concierto umano fe adorna elàelo de purpureas tintas*

i el translucido efmaltefoberano,

con inflamadas lu^esidiftintas:

muefiras tu dieftra i paderofa mano cuandu con tanta marauilla pintai los grandes Signos d' el Etbereoclauflr» dela parte d' el Elicetid'£lAujtro.

jtl ufano Pavon, a/as, ifa Ida de oro bordaflej de mati^diutno, do vive elrojìcler,do4a efmeralda relu^ej eljÇafiro alegre ifiuo

alfiera Par do la liflada ejj/aldas la piel al Tigreyen modoperegrino:

i la tierra amenissima, qu' e[malt a

*l Lirio, i fysa ,elAmarantbo, i Calta»

*Todofiero animalpor tivejlîdo va diverfi en color d' el vario vélos todo bolan te gênera atrevido qu elait e iniebla biendem prejlo btíelos los que cortan elman i elque tendido su cuerpo arraftrasnelmaUrnosuelo:

de ti> mi tncultoÀngeniOy ensermo> ipocq, Juerias,alcancejy* a tijolo invec*.

su cuerpo arraftrasnelmaUrnosuelo: de ti> mi tncultoÀngeniOy ensermo> ipocq, Juerias,alcancejy* a tijolo invec*.

14 Li BRO PRIMERO

DizeirtaraviUoíàmente, porque solo el Pintor imita côpef fècion todas estas çoíàs: pues los coloresíônlavida delrelieva i vesse claramente, pues estando el cuerpo de A dam hechofco mo ellos dizenjde Eseultura el soplo del Señor dâdo le vida lo pintó, i retocó de variedad de colores , poniendo lo blanco , lo negro, lo roxo , i todos los demás mesclados entre si:haziendo una perfetissima encatnacion mate, i abriendo divinamente íus ojos: dando el color de la barbj,i oabello, con tanto lustre i de coro que todo juntp hiziefle una criatura como cifra, i fuma de todo lo que avia criado antes. Casi esto mesmo (bien que con

estilo, ornato poético,) dixoel mesmo Pablo de Céspedes ea dos están cas,

simar*.

Vn mundo en breveforma reducido, proprio retrato de la mente eterna., hi^p Dios, qu es el ombre, ya efeogid» morador defu J{cgiasempiterna, i V aurasitiple de immortal sentido inspiró dentro en la mansión interna; que la exterior parte avive, i mueva los miembrosfrios de la irvagen nueva»

Vifiólo de una ropa que compufo en extremo bien hecha i ajujlada, * de un color hermof[simo, confuso, que entre blanco fe muejlre colorada, comosi alguno entre Acúcenos pufo la fyfa, en bella confuson mezcladas -ode'llndio marfil trasfiora, ipinta la limpia te^ con la Sydonia tinta.

'

Con que dueda amparada bien la nobleza de la pin tura, i que es vida de la Escultura;pucs con el soplo divino se crió júntame te, cuando íe infudio i' aima que es vida del cuerpo. Mas a todo este

con el soplo divino se crió júntame te, cuando íe infudio i' aima que es vida

De La. Plntvr a.

este díícuríb pucdê respôder loi Escultores; qué es mucho me

nos pintar sobre la Escultura que hazerla : i.q tiene mucho me nor parte el P intor en ella: i no se puede negar esto, i que no es este el principal estudio de la pinrura. Pero tan poco le negará

al Pintor: i que está la figura ne

ij

que esta ultima.perfecion toca

cesiiradadella , para conseguir la verdadera imitación de lo na turas i que según el grado en que estuviere el Pintorassi ayuda rà la Escultura bien o mal. Mas nilosEseultoresni-Pintores es justo fe valgan de la formación de Adaniparaprouar laautigue dad de fus Artes , pues si fue acuella la primera Escultura, fue también pintura como e dicho : porque au de hazer distinción delta obra que Dios hizo como Criador, ide la Naturaleza, i del' Arte. l'uessegunadicholadifinicionenelcapitulopallà- doj.la pintura es Arte que imitaron lineas ,1 colores. Pero de jando esto a parte , traído porfatisfazer a los que tan de atrás quieren ennoblecer fu Arte,digamos lo que haze a nuestro pro* pofítO; tomando laantiguedad de las A rtes désele que las exer-- citarononibres,queesmas conforme a nuestro intento. En los eícritores antiguos ai diversas opiniones cerca destofque no ser deste lugar) porque no a faltado entre ellos quien afirmase cue fue Rei el primer iuvcntor.de la pinturas ya que no lo fues fe ve remos adelante que muchos Principes, Reyes.i Empera c»t.tl

dores la cxercitaron. Pero los Egkios, como testifica Plinio, a

fi rman que esta Arte

quesepafialeaGrecia : i luego parece que lo niega: no se con c*t' ¡¿ cuanta razón. Pues antes destoen el sétimo libro dize ; Giges Swj?. -

Lidio halló la Pintura en Egito;. i en Grecia Pirro, parientede i«úw|(

Me"'d' »-

Dédalo, según Aristotelesj i según Teofrasto,P.olignoto Ate-

niense. I puso bien primero al Egicio,i luego al Griego, pues es-

cierto,

que las mas de las Artes aprendieron los Griegos de los w*1. » /#/.!

fe inuentò entre ello?, ieis mil años antes til», j r.

Iigicios, eomodizeDiodoroen íu Biblioteca. Principalmente

«ju e ellos hazian demostración de fus principales sentimientos cunü» i misterios cô laPinturaGeroglifica. Pero todos cocuerda (dize ¥*Tni*±

Phniüku quç fiieprimeraineatc imitada de la sombra del om-

¿¡.'¿¡/l'"

,

hsri* L'* ír;

.

.,

Phniüku quç fiieprimeraineatc imitada de la sombra del om- ¿¡.'¿¡/l'" , hsri* L'* ír; . .,

i6

Libro Primero

Ate»*g». bre. Ies conforme a la opinion de Atenagora?, aunque difiere r»t uu a en jos inVentores , la Adumbración, dize ; inventó Saurias Sa-

hi c'ri/tiJt n>i > j cubriendo o manchando la sombra de va Cavallo, mirado uo¡. a lalu/¿delS j1. la Piutura(estoe>los perfiles) inventó Çratou Brimer» [meau <j0 en una bsáca tabla la lómbra de un ombre, i de uua mu

Adumfra- ger, con diferencia , i distinción. I la Coroplastica(que es I Ar

te de vaziar) invento Cora, i íü padre Dibutades Sicyonio. Eí-

tur*. *f'n ta «miaudo ui i mancebo, i aviendoíe de partir la noche antes

buxô la sombra que cauíâva del, la luz del candil, en la pared ; i

zmar,
Mtmgr»-

espacio de barro , i salió una figura que después cozio. I luego r»ni m ur poniendo laEíeultura dize ¡ Dedalo,i Teodoro sucedieron a es-

î/M/iTri* t0S» e i' 'ventaron la Estaturia . Esto es deste Autor. La Pintu-

fu pâjre labrandoen fondo dentro de aquellas lineas,hinchò et

,

.

de

tib. i i.caf

xa que llama Plinio primera , i podemos[sègn fe à dicho) llamar

*

segunda, fue la linear ; que tue

ePperfil de la Sombra. De vio de

T«tetr*t>»

tur».

ser con algún carbón o lápiz, o cola semejante , formandò el to do de afue> a, i fue llamada Monogramon. La tercera yendo en mayor aumento , fue formar otras lineas dentro de los perfiles,

determinando las partes del cuerpo umano. La cual invención exercitaron los prime ros Ardices Corintho , i Telaphanesde

tit.Si.tsf Sicyon Este genero de pintura vioPablode Céspedes , en Ro-

3. ma j cuyas palabras referiremos en el siguiente i cuarto capitu

lo, por ventura, a mejor proposito: i passaudo adeIantedigo; Cmstts fin que la cuarta invención, fue pintar de solo un color¿ que de vio ^onuhn ^e ^r va l^eDuxacìa ^ figura con laS dos maneras que auemos di

mtttn,

ra que imitasse a lapiedra , o bronze fpero sin son bras i mani-, flettos los perfiles] unas vezes con el sinabaris , que según dize ub. jj.ts} Plinio,- era la sangre del Dragon mezclada con ladel Elefante, otra:> de solo blanco, corno refiere en otra parte, qiieháziael famoso Zcusis. Aesta pintura llamaron Monochraraotonfesto Ub.} y. t*p es)de solo un color. Vltimamente se fue la mesma Arta distin-

guieudo,ihallòIuzisombras;i los colores fe fueron leuantan-

mlttma pin * do.i avivando entre íi,có ' la diferencial variedad * . iel * primera

*'

cno » bañarla toda con algún color liquido, a temple ¿ de mane

' la diferencial variedad * . iel * primera *' cno » bañarla toda con algún

De L a Pintvra. r

17

que segü Aratho los halló fue Clephauto Çorintho. Esto es lo mis puesto en razón que en los Autores le Halla, dexádo varias opiuiones. Por donde le ve claramente cuanto primero suela Pintura que la Escultura. Mas si pareciere a alguno, que aüque estos , i otros escritores hizieró memoria de las coías que paflà ron antes dellos , no pudieron tratar délias con tanta certeza . i

que también el primero de los Poetas por consentimiento co mún dizen ser Omero; no porque antes del no iiviesse alguno,

que si uvo,mas porque de aquel primero lcual fiiejestava ya per

las coías de Egicios , i

dida la memoria. I que la antigüedad de

Griegos, es igualmente dudóla como las antiguas nuestras. Di

go,- que todos 16? varones doctos veneran 1' antigüedad, a quië

justamente sigo, añadiendo a este discurso otras firmes conge- turas , en Confirmación de lo que fe adicho. Porque píenlo yo que quien atentamente quisiere considerar , juzgará aver sido el principio de aquesta Arte la'mefma Naturaleza .- i el exëplar » 0 modelo la bellifsima rubrica del mundo : i el Maestro aquella primera luzinfudida por gracia singular en nuestro entédimic to. JLa cual haze al ombre no lolo íuperioralos otros animales mas semejante al mefmo Dios. I si vemos en nuestros tiempos (como se puede mostrar por muchos ex ëplos) que los simples muchachoSji rústicamente criados en los boíques,cô el exëplo solo de aquesta agradable Pintura de la Naturaleza,! có la vive za de fus ingenios; por si mefmos au comen çado a debuxarf co mo se cuenta de Andrea Mantgña , que fue excelente Pintor) ehrpts* cu anto mas íe puede i deve pëíâr,que los primeros ombres cuâ ^¡¡&¡£

t o estavan menos lexos de so principio, tato eran mas perfetos, upu.

1 de mas aventajados ingenios. I que estos por si mefmos tenié

do a la Naturaleza por guia, por Maestro elentendimiéto, por exemplo el hermoso modelo del mundo, ayan sacado a luz esta

riobiliísima Arte;i de pequeño principio conduzidola finalmë te a perfecion. I que aya sido ella el principio i origen de todas las Artes del debuxo, i principalmente de la Esculturajcomo e mos provado con razó iautoridad de los antiguos. Pues fuero

pinto-

q

del debuxo, i principalmente de la Esculturajcomo e mos provado con razó iautoridad de los antiguos.

il

Libro P ri m e& ©

piotores qui e hallo los perfi'es, las sobras , i los colores: i a es tos sucedió el Ubrardebarroiultirmraenrela Estatuaria o Es cultura. Pero, si lo que hasta a qui lè â dicho no es baftàtc.dos

cxcelëtes Autoridades de S.Epitanio lo sera, para dir finaelte' tfìf.fëntt wpitûlo gloriosamente.- Pues tratando del principio de la Idola lib. i tria dizcj Phaleg engendro a Ragau, i Ragau a Sarug ; en cuyo tiempo coraençò catre losombres la Idolatría, no en las EíU- tuas, i Escultura de piedra, madera, Plata, ¿Oro, o de otra ma te ria: mas iota por imagines de colores.Nacio al mesmo Sarug un hijo llamado Nachor , i Nachor engendro a Thare ; desiic este tiempo comen çaron a labrarse las Estatuas de barro en la ArteFigular, por industriadeste Thare. Ieìi otro logar.- En lostiemposde Sarug comen ç ò elerror de la Idolatríaspon ien do imaginesdeombres aquien ioiitavan,i pretëdian haz ir Dio íes. Pintándolas de colores al principio ¿ para tener presentes a

los que en otro tiempo fuero entre ellos merecedores de onra . Después en el tiempo de Thare padre de Abrahan, íe cotinuo

el mefmo error, por la adoración de las Estatuas, onrando cô e

i a aquellos que antes avian fallecido, lesten-

' #

Uas ases padres,

diendose mas las Artes labravau figuras de piedra } de madera,

Oro, iotros metales.

Podianfe por ventura desear lugares qne con mas autoridad tásrfh* til ' bridad declarasen V antigüedad de la Pintura, que estos des- te doctissimo i antiguo Sauto? a mi ver, no por cierto. Pues fe

i¡t .i*4*u

atentos, i veinte, i dos años después del Diluvio , íí engendro a Abraham siendo de setenta añosfeomoesprcíamentedize^ i na cío el meíino Abraham dozientosi noventa i dos años después del Diluvio. De manera que desde el tiempo de Sarug , .en que Éue4a Pintura , hasta el de Thare su nieto que dioprincípio a la Escultura se coligen ,por los nacimientos. 8 r años de diferêciá

iMthTi- ità°fàtetan\osqucpQdxÌÂatenerdççdad. Estoes siguiendo

riM#MM. el computo mas moderno de un docto varón de la Compañía;

*/ «

gun la cuenta de loíepho , nació Th «re pad re de A braham do-

' 4*

q fegü la cujEU [qda por pro vable ) hasta el año présete de xs 3 4 .

, nació Th «re pad re de A braham do- ' 4* q fegü la cujEU

Di La Pihtvra.

'

1*9

3ueaqaecomc$òlapintura j 7 8 s.aûos mcnoslosque tcdria e edad Sarug . Finalmente quedando cíìo tan bien provado,

tratare en el hguíentc capitulo, la que ft ion antigua entre h piu

t ura, i la Eículcura.

CAPJII. DE LA CONTIENDA

entre la Pintura , i la Efcultura , § las ra-

KjOncs co que çada una prétende

fer preferìda.

s

*

COKunlugardcPUniodequeíèpudieraiiTalcrloseícal 1 tores a cerca de su antiguedad fnotado agudamente de Rafaël Borginijdarcmos principio a este capituto. WM.A Dize afsi; no es de paflar en filencio que esta Artc[convicne la Jj| °,Mt*'

ber la Marmoraria) aya fidomas antigoa q la pintura ; paesaque Ha començò côFidiasenla Olimpiadaochentaitres, jja.a- fiosdeípues de lafùndacion dcRorna. I noadrierre queadi- ,^*^.|*

cho antes desto que Candaule Rei de Lidia.comprò por tanto

orocuâtopelâva una tabla de mano de Bularco Pintor íàmoíô, en q eftava pintada la guerrade los Magnctes : i que este Rei murio en la Olimpiada" 1 8. aûadiendo que V Artc de la pintura estavayacn su persecion i porque sus principios fueron nus antiguos. Con esto y« no podran negar los aficionados a la Efcultura, i fos profeífores délia fer esta nobilissima Arte meta de la Pintu- ra ; por lo que íè a dicho enel Capitulo pasiado - i por èi testimo rio de nno de los mas extelêres eículto res que tuvo la antigue dad que foe Praxireles,de quien dezia Varron [íègû refiere Pli- nio]quellámavaalaeículturahijadela Plastica;lacualcomo e flÌB' V*"'

a f.òp.is

mos vifto es hija de la Pintura. Presupuesto pues el tan estre- ** cho deudo deltas dos Artes uo fera apafsionada la contienda a que daremos este capitulo. No es mi intento en e I, di finir o fë«

t cciar cual de las do s Artes la pintura o Efcultura sea mas g 1an-

Ci

No es mi intento en e I, di finir o fë« t cciar cual de las

ôe

io

Libro Primero

de i excelente: ni mi presumcion llega a sentenciar cofa que ti tos, i tan doctos ombres (puesto, que an dado vivas razones de ambâ$ partesjan dexado pendiente. Nitanpocomedevocon- Knìtì* p tentar con la difinició que atribuye a Micael Angelfsoa esto ad

ÌZtti.XM pitido con el reípeto que se deve a tan ilustre varón jen que i-

gualo la Escultura, pintura, i Arquitctura , con tres circuios í* guales, que tocavan en un punto. Porque es mui puesto en ra zón mostrar como deve lapiutura serpreferida. Ademas que me corre obligación a defender esta vez so causa como hij a su yo. Pero porque no paresca que juego las armas fblo, fin acêder

a repararme , pondre a la vista de todos las razones que e halla

do en favor de la Escultura, eu los Autores que yoe visto, i las

que é oido a escultores valientes , contendiendo con pintores

.}.c*f.\.

en.def êíâ de so facultad. I la respuesta délias manifestará la grá deza de nuestra Arte, con la brevedad possible , p jt pastar a co fes mayores. La primera razó que" en favor de la Esenltura pone el Baíári^

»/-*,

«

r

chrgU B*

suri prtme

ffMttt. en el Proemio de fus obras, i ponen otros Autores,parapro var

so nobleza i antigüedad, es dezu-j que Dios fue el primero que

ía exercito, formando al primer ombre. I por cuanto en el ca

pitulo pa fiado emos respondido a esto asaz , mostrando ciarme té que Dios no obró allí como Escultor ni pintor ; mas como

_ criador, pastaremos aotras razones, i íea en primer lugar. Que arguye mucho mayor grandeza la Escultura , por el ma cho menor numero, no solo de los excelétes mas de los ordina rios escultores ; reípeto del infinito numero de pintores ; que> son pasa uno ciento, porque los ombres eminentes desta p rofe

ísion son tan únicos en la tierra comoel «Sol en el cielo, i li este se ecliplà por una ora , ellos por un Siglo. I de los que proressa

la pintura, vemos los Reinos, las ciudades, i aun lugares peque-

- ños llenos: i apenas en todo lo descubierto íe halla un ombre o dos famosos "eri esta facultad. Porque dizé que requiére la Es cultura una cierta, i aventajada diípofticiou , i gallardía de ani mo ide cuerpq/jue raras vezesse halla juta. I que es apetecida

cierta, i aventajada diípofticiou , i gallardía de ani mo ide cuerpq/jue raras vezesse halla juta.

de

De La Pintvrà.

2t

de poros por su gran dificultad. Iqnela pintara sé contenta de

cualquiera débil ,iumildesûgeto i por esto tantos se aplican a

ejercitarla. Concluyeédodestoserde mas precióla Lseultu-

ra , por algunos casos sucedidos, que particularmête cuêta Pli-

nio, del amor causado de la maravillosa belleza de algunas esta tuaj, de quien íe enamoraron algunos ombres. I del juizio del que hizo la estatua de la Eseulturade Oro, i la qne rcprefëtava

la pinturade plata , i puso aquella a la mano diestra, como mas

priucipal, i esta a la siniestra: denotando el mayor precio, i va

lor de la Escultura.

Pli». L¡6,

2. Alegan tarubienf i sea la seguda razonóla dificultad de hallar

la materia sugeta aso Arte, i el mayor precio della, como las maderas.rnarfi^rua-mol, metales, iotras piedras preciosas rdu ras. I por el contrario la facilidad cen que halla el Pintor las ta

blas, lientos, muros, i co'ores; con poco precio, ien cualquier lugar. I después destola gran fatiga de labrar la madera, el mar

fil, d marmol, el bronze, i otro metal o piedra; pos la gravedad? i dureza suya, i de los instrumentos , respeto de la ligereza del lápiz, carbón, pluma, opinzel. Demás destoque en la Escultu

ra

se fatiga el animo có rodas las partes del cuerpo ; i e sucosa gra

vi

s> ima , comparada a la quieta , i ligera obra del animo , i de ta

maño del Pintor. I que desta facilidad nace poder Ios-pintores copiar las obras de otros famofos,valieadose de lo¿perftles,que

es modo ufado de quien tiene poco debuxo, lo cual no fe puede

hazer en la Escultura. Porque el contrahazer de relievo tiene mucha mas dificultad , i quiere mas maestria ; i por esto no an dan muchas cofas dé buena Escultura copiadas , como vemos q¡ comunmente se hallan de pintura Todo lo-cual procede de la mucha dificultad que 1' Arte de la Escultura tiene deponer

se en obra.

3 La tercera razón, prueva que la Escultura es macho mas di

ficultosa que la pintura , porque el yerro que en ella se haze no

se puede emendar i mudar con tanta facilidad, efpecialméte en

el marfil, marmol, bronze , i otras piedras ¿ que no admiten pie

ças

;

»

i mudar con tanta facilidad, efpecialméte en el marfil, marmol, bronze , i otras piedras ¿

.s

21 IhIBRQ PrXXíERO

Ç a s cn sanbl iidas , i si una figura se yerra es mene fter Iiaze r orra de une va I siesforçoílb, potlabrevedadoporocra caaiâ,que esta figura de marinol íè labre íìn hazer primero modelo, quie- re mas que el ordinario juizio, i una abíòluta maestria , i pronta. reíôluçion para compartir la iltoria o figura, en la piedra : porq estos verros no rienen remedio. I sino le emiêdan fiempre tek tifíciiM laignoranciadeLeícultor. Locnalnosocedeal Pintor, porque de cualquieryerre dedebuxoo piuzelque ayahecho, ovU. \.ù '. fin liazerlo de nuevo es fàcil coíâ quitando o poniêdo emendar uUrtm* \oK mejorandolosiempre. i no solo íàna como cl laerro de la 12 *W« *m«r ^a ^e pe[jas 4 Aquiles,mas dexa finfénaì las herkhs.

Dizentambien,quclaEfculturaabraçaitienemuchasmas. coíàs filetas assi , quela pintura , como el baxo reltevo , labrat de bnrro, i la inveucion moderna de labrar i retratar cô cera de colores, en que adinirablementejimtando pintura, i Eícultura

se imitan las coîts naturales ; el labrar de estuco, de yeíb,en m»

4.

. s

dera,enmarfil,enmarmol, en bronze, en oro, enplata: el va-

ziar de todos

met ales todo genero de coíàs , labrar en rondo , i

relevar en las piedras finas, istorias , i figuras, i cdtficios.cieltK

ìIolOS. Que iòloíaber manejartanta variedad de materias es negocio de mucha dificultad e inge nio. Demas destoabraça tï bien la verdadera noticia i estudio de la buena , i hermoía mane ra del debuxo, de las reglas de la perfpetiva pratica,de la Arqui tetura, dcíûsordenes, 1 proporcioncs , igracia; i'otras muchas cosas queennuracro , i maestria dexan atras las de la Pintu ra.

f. Otra razon, que haze fuerça, tocante a íû duracion: i eternì dad^cí, que sieudoestas dos Aites inventadas pará conscrvar la memoria de las cosas passadas, la Eícultura es de mayor estima, porque íè fnantiene , i se conserva mas , en lervicio, i beneficio de los ornbreí : i que por esto sin duda , es mas utiì i mas digna de ser estimada,pues guarda mas en si cl nombre de quien es ce lebradodella. I quatido íucedieraotro gênerai diluvio, e n que perecieranlas demas obras de los ombres, los íìmulacros,i est* tuas

I quatido íucedieraotro gênerai diluvio, e n que perecieranlas demas obras de los ombres, los íìmulacros,i

De La Pintv ra.

2$

tu.isen marmol, i bronze, vivieranenonradcius Aitifíccs:co rao vemos cu 1ns rçliquias de la antigucdad en Roma, i en ottas partes del mund^. Qjedeípuesde tâtos siglosduran, i seiuftê tau, contralas injurias del tieinpo. Lo quai no íucede a la piutu ta, que potsi sin a d .lentes de suera, bien que dure a!gâ tiempo perece, i se acaba. en la ma s íêgura í gtiardada parte. í- 1 passaadoadeiance,alamaspoderoíaraz jn , di*en; qimi- tandoeltasdos Artes a Naturaleza , ia lìícultura es mas no ble, porque haze esto mas perfetarnenre, íâcando de lo natural cou mas propriedad cn la madera , martaol, o bronze, una figu . ra deíhuda; en la cual íbn todos los mierabros redoudos i maci- ços con jullamedida, iproporcion, i verdadde Anatotnia, i muíoulo; ; i que fc ve en redondo por todas.par.tes ; i por todos

cuatro per files :i eítolohazeaun tiempo i tìe una vez. Haziêdo la verdaderaíbnna del ombre: i aventajandose en esto a la pin. tura cuanto la verdadala mentita. lestagrandificultaddela Eícnlturaredonda,manifíestaio qL'efccíiêtade Berruguete fa mofïbesculrorEfpanoI: que mirandootros fus figuras, viendo

que noíâtisfazian igualrnente por rodas parre=,

tendes, el con algundeípecho, dezia.,- cuatro perfilesr'a Micael Angel. Ponderando cuanrara co/â era , acudir a esta tan grâde titi*¥ obligacion. Pero la pintura no muestra fiuo Iode encima en u- nâ superficie Uana ; manifestandoa una luz un solo lado , o apa-

i dâdo/èlo a en

jriencia, i con lineas simples, i colores engaûa la vistaJacuaino e&el mas cierto íêntido; antes cuâdo vernosalguna coíâ, i duda inos fi es o no,nos fcrvi os,paracertificarnos, del ta&oi cuyo deíênganono se puede negarï corno cxclamó Lucrecio. I íabe intrAfo mosqiieeítehallaen una eftatua todo lo queven iosojo^, lo cual fàlta enla rnntura. Pixrque de dos coíàs que ai en to Jos los cuerpos que ion ia íûftancia , i los accidentes , los eseultores i- tnitan.màsIaíûstanC!a,iIospintores íos accidentes. Pordôde la figura de relievo tiezieioasdelo naturalcuantoalosustâcial ff . i afsi la Elèultura tiene ei íêr , i la pintura el pareccr .--por-que se BsrqJ. *'

Uega con mas perfecion alo verdadero , i parece que es mas ca- paz

».

i la pintura el pareccr .--por-que se BsrqJ. *' Uega con mas perfecion alo verdadero ,

14

L IBRO P RIMERO

paz de movimientos vidafsi fuera possible) i estaría a cargo del Escultor la voz de las figuras, relinchos de loicavallos, i otras acciones naturales, i no al del Pintor. I por esto los Idolos délos antiguos erau de relievo, para engañar niejor,i quien quilo ha- zer creer q hablavan , fe aprovechó de la escultura, como se

vio en Egipto.

7 A todas estas razones añadiremos la ultima, que escultores

modernos dan, i sera la sétima , porque en todo esforcemos fu parte, para quitar toda sospecha de passion . JLa eícultura dizea:

es original de la pintura , i de la Arquitetura , porque si todos los libros que oi ai escritos faltaflen, i la noticia de los buenos e dificios, ea ana figura de Eícultura hecha con el artificio q fe re quiere se à de hallar: i con ella se a de reduzir está piofessió, co' tilo dize Vitrubio que se hizo al principio de íu invención. Mas (a esto respondan los Ar'quitetos) por el mesmo camino quiere qu e vaya la pintura : i que si se perdie sse la buena manera del de bu xo con la eícultura se avia de bolver a reformar ; pues en ella están las buenas medidas, la verdad del desnudo, los escóreos, las luzes, i íorabras : i aísi es la fuente destas professiones; i pac

ticularmëte de la pintura. Como se vé en las Academias de Ro raaj i de otras partes, donde an sálidoorabresfamosos.que des pués de elegida una bella figura de escultura cercádola todos en torno, se ponen aimitarla. I siendo esta verdad, averiguada co sa es que el principal exemplar objetivo de la pintura es la eícul tura; i desta manera sera el verdadero original, i la pintura la co pia. A demás que los famossos pintores en la Italia i en España hazen primero modelos de bulto* i los imitan,i ponen en pintu ra. Micael Angel es cofa mui sabida que hasta edad de cinquen ta años labró escultura, i la tuvo por principal profession: i con

la mucha fuerça deíüs estudios i fatigas luego que se puso a pin tar pintó, de tal fuerte que en la pai te esencial que fué el debu-

, ni. antiguo ni moderno le pudo,ni podra igualar.

I deste divino varó hazë regla para facilitar la pintura:diziédo

xo, i desnudo

có mas facilidad i brevedad ,podra hazerfe pintor el Escultor que

regla para facilitar la pintura:diziédo xo, i desnudo có mas facilidad i brevedad ,podra hazerfe pintor

Dé La Píntvra.

tf

qneel que pinta relevar. Otras muchas razones añaden a estas,1 pero en lo esencial las que hazë fuer ça ion las que pongo a qui a quesera tiempo reíponder por orden , con la templança,i bre

vedad que es justo . Aunque responden los pintores Italianos G,,rt gM

bo sin deíden como d i ¿e el Basar i.

/*r»- 1 "*»

i

A la primera razón ,de que el menor numero de Escultores

*,'sl¡%£

engrandece la escultura , i haze la pintura mas vulgar , i de me- '* ni ños estima, íe reíponde,- que de los profeslbres de mochas A r- tUTa'

tes , i Ciencias nobihssimas ai grande numero, como de Médi cos, Iuristas, i Teólogos : i de oficios mui umildes, i baxos íüe le avej: pocos , i no por eflb dexan de ser estimados aquellos , î tenidos estos en poco. Mas porque la pintura es mas dispuesta al uso de los ombres, iacomodadaal adorno de caías^amariues edificios nobles, i Tetaplos, i a infinitos menesteres -mas visto ía , i alegre , i no de tanto trabajo corporal, por elfo es apetecí» da de tâtos t i es mucho mayor el nume o de los Pintores. I por esta cauíâ tambien(como fe dira en particular capitulo) los Filo fofos, los nobles,, los Principes , Emperadores , i Monarcas del tsp.t .tu» mnndo[de quien no íè Ieè que aprendieíïèn la escultura) exerci dis

táronla pintura en todas las edades , por la quietud ífcl animo, limpieza, i deléite,que hallaron en ella: i la digiero, en medio de lus importantes ocupaciones ,por alivio de fus mayores cui * dados, inoble , i virtuoso entretenimiento. A demás , que no íè á de trataren esta ocasión d.e los muchos o pocos, sino de los que la exercitan persetamente. Porque estos fon tan raros co mo los Escultores valientes. I acontecerá (no digo en una ciu dad, ni una Provincia, pero en un Reino (no hallarle seis c¡ me

rezcan dignamente el

nombre de valientes. I la gallardia,d iípo

íicion,ifùerçascorporalesnosontarfapropositoalas Arteslibc .;

rales como a las mecánicas . feomo sintiere» los sabios antiguos^ Xm»f. t* Antes les conviene mas la excelencia del entendimiento, la vi- ^J"/ *

veza del ingenio , ifuerçadeimaginacion.- porque lo principal

délias fe exercita con la especulación de las potencias de 1' alma f *¡

i esto íe halla antes en fugetos delicados, q en robustos. Cmnes;

/«r¿c*r.

D

arttt

las potencias de 1' alma f *¡ i esto íe halla antes en fugetos delicados, q

z6

Libro Primero

vegtc. VA, artes tn meditattone 'confiftere. Todas las a rte s coq si st cu en medí ». cafii, lición, dixo divinamente Vegio.I los cafo; sucedidos en favor

de laelcultura son pocos(com j veremosjrespeto de los iftume- rables que favorecen la pintura. I los que vieron , i tocaron las estatuasfexemptas indignos,} como llevados de desordenada pa

C4M* lion carecen de toda razón , i estima. El que hizo la estatua de

iiìnMit

la escult ura de oro, i la de la pintura de plata, dando el mejor ín

gar a la Elcultura, era escultor,que a ser de otra facultad troca

ra los lugares , i los metales. I porque estas razones hasta aora

ion aparentes, passemos a responder a las demás,

m'moí*

a La qse sigue, i trata de preciosos raateriates,idela dificul

tad del obrar en la dureza dellos, no ennoblece la escultura- por

que la materia faunqueVea preciosaJnodâalabança al' arte,que

esse: valor lo recibe déla Naturaleza. I'el m iyor "trabajo del

cuerpo (como íê a dicho) antes la haze mas lêrvil. Porque pregíi to yo, seria mejor Escultor el que labrase marfil, marmol,o otra piedra dura, o metal precioso, que el que labrase madera,cera,o barro?claro es que el que diefle mejor forma a fu figura, i la hi- ziclfe masvaliente,i mas seméjate a lo natural,feria mayor Es cultor : porque es tanto mas noble la forma que la materia cuan

to lo ei 1' alma respeto del cuerpo.

Lindo es (a mi ver)io q pal

sòalBicho Bandinelo a este proposito , en un Adami Evade

TífsíM. raa rmol: de quien preguntando a una discreta Señora, que le

íela

parecía de aquellos desnudos? respondió ; que del varón no po- diajuzgar, pero que la hebra tenia dos cofas de estima, que era serbíanca, i dura. Alabarfça solode materia, pero reprehêsiqn ingeniosa del arte. IuanBeruardinoen Ñapóles labró admira bleméte de cera lasimagines de las cuatro postrimerias,i Tor- tatn.x.âi reçiano labro el Sangeronimo famofíb de barro que se vé en Okrgk b*, d Convento ffijera desta ciudad deiSeuilla) de.fu Religion , i

de íu nombre : i serán valentísimos Eseultores en la memoria délos ombres , aunque no ayan trabajado ch materia mas dura. Po:qne«lingemo, iperfecion de fus formas vence a los que la bwron infcüccúiente lapiedra o el mc;al. Como ao será nwvor

iperfecion de fus formas vence a los que la bwron infcüccúiente lapiedra o el mc;al. Como

De La. Pintvha.

z?

rPintor el que pintase en laminas de bronze,plota, i oro:o gasta- eolt ramarino, i otros preciofos*olores, i metale J^que el que obrase sobre basa materia ; como tabla, heneo , pared ; con tie rras, i colores de poco precio. También la ligereza , i facilidad en el obrar , i uruildad de materia , haze mayor la profession de la pintara , i mas semejante a Dios que de nada haze cofas pre- n¡n. ta. ciólas. Díganlo tantas obras de antiguos, i modernos Pintores is-c*w. pagajfeë Pül' pecios iucreibles. I entre ellas (a tabla(dc qac he- ' G*t'tm

zimos mención arriba) quepagoel Reí de Lidia al ramoflb Bu larco pesándola a oro. (de que le hablara largamente en otra oca c'f sion,U acabemos, con que también fe sacan, i copian infinitas co fas de escultura antigua , i moderna , i fe reduze a modelos pe queños , que corren por el mundo. I se vazian in finitas cofas, que es mas tacil modo de copiar, i de menos ingenio, que las co pias de pintura. De que si se co pia mucho es por sor mas acornó dado para adornar varios lugares, como lo tocamos en la repues ta antes desta; tratando de los muchos Pintores.

5 A la tercera , digo $ qoe no errar los grandes Artifices se

ria mejor , i eícuíaramos la respuesta. Mas en la pintura halla mos la raes ma dificultad, en el temple i freseo,que sino es lava do la tela, o pared, o delencalando lo pintado no se puede e m ë- darel yerro: idesto sirven los cartones del tamaño de lo que se pinta. I servirán al Eseultor los modelos, i las medidas , i cua

driculas, para no errar. Ademas que es falso deztr; que el mar fil, marmol , i bronze.no admite pieças: pues vemos en todas

M,r^

estas materias excelentes reparos. Porvéturanoestimuchas ¿lelas estatuas antiguas de la cafâ del Duque de Alcalá repara das con diferêtes pieças de marmol? Novemos los seis Reyes g/^'j* que hizo luán Batista Monegro en el Atrio de San Loreuço el £,//." *£ Real, figuras valentísimas, de diez i siete pies de alto con fu QtrMsc.%

ç o coló, cuyas cabe ç as , i carnes son de blanquifsimo marmol , i

todo lo restante de otra piedra ? I que refiere el Baíari en mu- chas partes de fu istoria, particularmente en la vida del Bacho, suri.

<jue emêdava fus estatuas con pieças : ien una figura raui grade

Da

particularmente en la vida del Bacho, suri. <jue emêdava fus estatuas con pieças : ien una

de

ift

Libro Primero

de C ko a k>5 ptes.de Hercules , que estâ ea Florencia , anadiò ***** Iaefpalcb,#ûapieroad2otr6 mirmat (? Pues de los valientes Eíciiltores q le íc an conocido , t que merecio por- elïò (sobre

^ , íèr noble) que eliavitissima Cjrlos quint© le diesseun abito

60.1. " de Santiago. Idelosantiguos se cuentaque eníâblavan en las pie Jras, i marinâtes otras de ot ro color a manera de animales, i otras rormas,que parecian de unapieça. Bueno séria por cierto que los que an labra io en barro, i cera, i los que labraron raade ra comunmente , como Berrugaece , Bezerra , i los de nuestro tiempo, que son onrade nuestra Nacion, i patrta, queporenfâ blar pieças en su esculcura no taerecieflèníer côtados entre los valL-ntes Eseulcores. Pues Geronimo Fernâdezenel Chrifto de Resorrecionqueestá en San Pablode Sevilla,ensoIoelbra ço J.-recho pusotantas pieças que noie conocia la maderapria cipaí. I si se remeJiaracilrnenteenlapinturaaolioelyerro,o

deseuido , no e s a si en otros modos de pintar,- i lo meírno suce-

a dîchoji no por ëflb sô

de en la cera, barro,

o raaderaf como se

mejòresescúltores losquelabran elmaríìl, marmol, o bron

ze. 4 Noseyo, comoabraçalaeseulturamascoíâsquelapintu-

ra , pues de las mucha ; que la

cion sepodia bazer un libro , i no pequeûo. Pero deseubramos con brevedad algo eu esta reípuesta cuarta . (i dexemos lo del

baxo relievo para mejor ocafiouj la invention de las istorias co

i exer-

pintura tiene debaxo de íu juridi-

piosií simas, cercos de ciudades , disposition de campo,

citos de escuadrones de gêteapie,i acavallo.de batallas eu mar i tierra, de juizios de infiernos, de glorias, que seria nuncaaca- bà*r . coías de que uíâpocas vezes la eseultura . Luego la difi- cultaldeloseícorços, figuras eiftonas del aire, que vuelaUisu

4 benobaxai, que esterrible JLanoticiadetodosloscuerpos de la Arquiretu ra , i siis diferentias de ornatos, i tarjas. El po- nerlosiuelos, encasamentos, iedificios, tantos, itanvariosen #>, perspetira.co&dificultosiísima . de que casi íìempre estara tf-

«uûdj«l JBiculcor. £1 colonr o temple i que es de pocos, el la- brar

. de que casi íìempre estara tf- «uûdj«l JBiculcor. £1 colonr o temple i que es

Di L a P- wï tv k a.

brarafreíèe,coïaîan difícil ladulcifíma invención depiutar a o lío, en liencos, tabla?; i piedras, i laminas de codos merales. El

jo

iluminar sobre pieles blanqui simas , modo al parecer separado, de los demás : la pintura agradabledc los paiks : la ingeniosa , i - . utü ese los mapas: el estoíado sobre oro , con tanta diversidad de Caprichos : las labores gravadas ,en variedad de cofas. Las

pintoras de vidrieras , tan

las-cafas fbbre cal fresca , debuxandograndesistorias(comose ve en nuestro Alcaçar. / el nielar,! el crasflor, de q ufan los pla teros, i el esmaltar. La pintura Mosiicadc piedras de colores Los Damascos, i labores cexidas délas sedas telas , i brocados. £1 tallar en todos metales , i en cobre , tanto para estampar : el debuxar co grafio , i agua fuerte: las labores, i pinturas del gua dameci, el debuxar fobreínadera, tnarfil,i otras piedras. Lapir»

vistosas :,el eígr fiar las tachadas de

tura de los azulejos, i vasos debarro, i vidrio, con i storias , i fi

guras,, i otras c ofasí la belli fsima invención de

los paños de Coc

te, dondecon taiitapropriedad fe imitan las obras masperfecas de la Naturaleza: i coo-tantarcomodidad, i grandeza se lleva se mejante adorno a cualquiera cuidad, o caíáde campo: Los bor " dados riquifsimo5 de seda", ioromatizado» ; tanta labor , tanta

figura, o istoria, en los costosos ornamentos, con tanta viveza; rperfecion,como fe venen el Escorial. I finalmente mucho nu; mero de cofas deftegeneroqueabraça la pintura , i fon miem bros, o arroyos que la componen, o proceden dellá; mas entre tenidos ,i utiles al uso umano 1 porque no se passe en silencio1 la escultura dcceradecoloreSyadvierto.que los valientes que tenemos noticia que an hecho estomilagrolamente,son de pro

session Pintores ; i assi lo hizo Pabío de Céspedes ayentajada-- itie nte en Roma, i IuanBernardinoen Naposes. À lodéldebu Ntf^ so respódo (i nótese esto,) que es proprio de] Pintor,i de 1 lo aa tomado todas las demás Artes. Lo primero , porq como emos

|>rovado{c5 autoridad de Atenagoras i Pliníojruerorj Pintores

c»% %

los que primero hallaron los perfiles , i sombras : lo segudo,por

¿¿*«.'

^ue al debuxo (que entonces fe Uamava pintura, como viraos; c | itst

consti-

, i sombras : lo segudo,por ¿¿*«.' ^ue al debuxo (que entonces fe Uamava pintura, como

jo

Libro Primero

constituyeron los antiguos en el numero de las A rtes liberales? Lo tercero, porque de dos partes que tiene la pintura esta es 1 a mas principaliporque el colorido no haze mas que acrecêtar con accidentes la forma fustJfccial del debuxo, de claro, i oscu ro : i de ninguna saerte puede aver pintura sin que ayadcbuxo. Pero el Escultor puede començar relebando, fu obra; o hazien do modelos en bulto, comoházia en todas fus obras el famosso pUm.Lib. praxiteles : i lo hazen oi muchos valientes Escultores. I las re-

glas deperípetiva, quédense a los Pintores , que las exercitarr íìempre. I porque no cansemos al curioso , ni perdamos lo mu cho que fe â visto a este proposito , acabe aqui este capitu lo , i en el siguiente íe responderá a las tres razones ultimas, que son las mas fuertes * i pido que fe lean^ i consideren con aten ción.

*****"

CAP. IK EN QVE SE PRO SI*

, / ¿

4Î0L.7.

guert las

rejpueïìas, en favor de la

Pintura,

V.

.

-

*

ni

i

'O es menos

material esta razón quinta que las deí capi

tulo pastado , a que íe reípjndiò bastante mente. I aísi

fatisfaremosa esta conforme a nuestra obligación Me

jor» * mas perfeto es lo eterno que lo temporal, quien lo duda?

pero no ai cofa debaxodel Sol durable ni permaneciente. Mas

si la durado en las cofas naturales oarti riciales aquistara mayor nobleza, las piedras, los arboles, i los animales , los edificios , i Simulacros , sé aventajaran al ombre. Porque la luenga vida de un peñasco entre las piedras , de un pino entre las plantas , de

un

Ciervo entre los animales , de una colima , i de una estatua»

noesmasexcelêtequeladelombrejquetan poco du ra: como lo muestran elegantemête estos dosttrcetos.del insigne MacC tro frai Luis de LcoD,traduzidos de la sagrada Escritura. '.'

Cuanta

N'

estos dosttrcetos.del insigne MacC tro frai Luis de LcoD,traduzidos de la sagrada Escritura. '.' Cuanta N'

De La P in f v i. a.

5» Cuanto menos al ombre que compufo ! ' dtpolvo,q!t en terrena eafa Oiora, qu elociole enterpcce, igasta elufo Sine nace corrújlor per el aurora . , . i tn la tarde marchita defparece,

' '.

inoqued»<lelrallrocnbreveora.

$i

4-

I este previlegio de la duracion ( démos qne Io tu vierà la es- culturajnohazctnasnoblea Y Ane de "o que es de íuyo, por íêr sitnplemente de la roateria . Pero si yo provasse que la pintu ra es tan durable como la efcultura; i no íòlo elto, pero que he- cha en materia mas fragil es mai perpétua: i haze que la mesina eículcura se cóferve mas tiëpo, no avria andado mal. Pues prue

volo evidentemence

traer doè Racioncro Pablo de Ceípedes la duraciou de las pin- c»rt» i*

turas que el cita ; Plinio refiere de algunas pinturas de un tera- plo de heiudad de Ardea, que suer ô mas antiguas que Roma, i que estando íìn techo acabo de tan Iuëgo tiempo pareciâ nue

; i quiero començar por laautiguedad , i

eiin. Lib:

vas,irecienpintadas. Tambieneo Lanubiociudad nolexosde Jí'c*/«>

Roma,estava Atlantes Helena pintados demudos, de excelei» .ti ssima forma , i se manteniau freícas , aunque el templo esta va arruinado. I de otias tablas pintadashaze memoria , mucho mas antiguas , <jue aun duravan. I mas-adelantedize^ Fabio M% Lií. ilustrissimo Romano.elprimeroquedioíòbrenombrede Pin- }ì'c*t-4

toresasusdescendientes, pintòeltemplodelaSaluden Ro ma , i fus pinturas duraron 450. anos hasta cl imperio de Clau dio, en que se acabaron eu un incendio, i nos acordamos délias.

1

en tabla , iîal temple

bien labrada , porque yo è visto alguna de

dize Cespedes j i nomemaravilloquedurasetantosiestava

'* f**Mr,m

Cimabue bien c^píervada, que à caíi los meímos afios. I otni

pintu ra del tiempo

del Petrarca , a frefco , harto bien tratada. ctm**"'^

Demas defio , una figura , oistoriadebuxada en piedra , con el

'àiorgis*

debuxodelpintor, abiertapor quieníepacortar la piedra, /èrà tan durable como la mesma piedra i lo for mado en ella ledara

fui.*.}*

\Z

LlBRO PRXMERO

cl valor que no tienc la materia; Algunos pieníàn que es nuevd

ïiin, ub. elretocarlaescultuia, i pintar sobre piedra; Pues dize Plinio' j $ cs f. t que preguntando.a Praxiteles, que obras íuyas de marmol apr#

vava> refpondiai que aqucllas en quien Niciasffamoso PiutorJ avia puefto la mano: Tanto atribuia a íû pintura. De íuerte que

xots. Nici is pintava , o retocava la escultura de Praxiteles. Despues dize ; paííb a los Romanos la ihvencion de pintar sobre piedra, rsehállòenelprincipadode Claudio. Estoclaro esqsenadu- table. Lapintura del Molàico de variedad de piedra* menudai [de que ai en Roma coíàs antiquifsimas , particularmë te la ima. gen de S. Sébastian Patron de Roma fcuva autoridad trae por

exemploalos PintoreseLdoctisiimoBaronioJtestifíca cono»

trasniuchasladuracíonquetienea£>ardeíaeícuItura. Vnaiina

geu dette geneio íê vé oi en la Cartuxa de Sevilla, que trsxo el

piifsimoMarques deTarira a laCapilla de se entierro: itl dia de

A

£n!roC<tf

nsuMar

todos Santos del aíío 1631 vide en un camarin del Duque de Alcala dos ptedras desta pintiua Mosaica ; la una un San Fran*

trìmtr* c^co en lin P3^ » 1 k °*ra uu PaPagay° ent re unas cerezas, i flo- pAr.itGi res. Idéstegenerode pinturatratael Baíâri largamente enìu

orgitBAs» Jj^rG

Vamos a Io segurido,como es nias durable en materia fragilí*. fi es en pared,o lobrc barro,o madera claro estâ,que es materia Tf u mas fragil que el bron«e, o piedras duras. Pues en Roma en tiê de sigufù podel EmperadorCarlos quinto,Iuan de Vdine,i Rafaël de Vr- f* l,b- * bino, entraron en las Grutas de >an Pedro , i hallaron algunos

ùwJ? pedaços de pintura que los dej. ò admirados, i mucho mas que

ji. el ticpo no uviesse quitado el luíhe, i viveza a los co!ores(de£-

to se hablarâ mas largo en-íh lugar .)

Estava en pared sobre encalado , que es materia fragil , pero tan durable como las eltatùas. Trasestolas p^irurasde Mcrida c*p.ì.dtl antiguas en los aquedutos: i las que se v en en Seuillala vieja, o j. u*. Italica,cuyos colores estanfreíquisiimos. Tambien dize Pedio

. Mcxia,escrive Plinio de Zeusis que hasta íù riempo se côserva- %»ruu. yancnRomasauchascoláspintadasdesumaao, aviendo/íêgíi

cueota

im.M/17

Zeusis que hasta íù riempo se côserva- %»ruu. yancnRomasauchascoláspintadasdesumaao, aviendo/íêgíi cueota im.M/17

D£ LrA P¿ NT V RA.

J j

cuenta Eusebio) quinientos , i ocho años qne era muerto Zcu- fis cuido Plinioelcriviò. Añadoaesto una pintura nuevarnete hallada eu Roma, que solo bastava por ilustre exeraplo de dura cion. Cuyadescripcion me envió elExelcntiss . S Duque de Alcala,que la hizocopiar cuido fue por Embaxadordd Rei Fi lipo-f adarlaobedienciaalabitidaddeVrbanootavo, qdize

desta manera.

<

,

Laistoria es unsponsalicio donde se venios novios medio

D'sfrfi

desnudos sentados sobre la cama o Toro genial,i sentado en tier *' Duiu'

ra arrimado a ella, a üitc el Genio de las bodas, coronado de fio

; A la parte isquierda eftan los que ofrecen el incienso para el

aquella acción , ayudada de unas Ci tari strias. A la

Sacrificio de

parte derecha están calentando el agua lustral para los pies de la esposa. La pintura es de colores al freseo en una pared. Hallosseen Roma siendo Pon ifice Clemente VlII abriendo unos cimiea tos el Cardenal Aldobridino en un jardin, o viña que tiene cer ca del Palacio de Monte Caballo. I sacando la part d entera,se a

comodò en un cernedor del mismo jardin donde oi esta,defen- dido con unas puertas de madera. Cuyos colores,cuido se des- cubi 10, estavan tan vivos como los que se pudieran aora poner. La copia desta pintura, que tendra de ancho casi tres varas, i dos de alto, mandó hazer el Duque de Alcalá, hallâdose en Ro ina el año 1 6 2 y . i la truxo a fus cafas de Sevilla. No ai razón de cuando se pintó, pero supuesto que no es mo cierna no puede tener menos que mil, i trezientos años de anti fuedad. Antes que las artes descaecieflencon el Imperio : que esJe que se passò a Con stantinopla, hasta que Micael Angel , i Rafael resucitaron Iapintura^no se halla de aquehnedio tiempo cosa q no sea abominable de pintura.i escultura. Pues sobre barro, ya se vé la invención de los azulejos , i va sos de Pifa, de Talavera, i China , que también usaron los anti

guos: como refiere Céspedes, diziendo ¡ Tal fuerte de pintura

J¡*¡

E

vi yo {t¿,S,

, que también usaron los anti guos: como refiere Céspedes, diziendo ¡ Tal fuerte de pintura

Libro Primero

Vi yo en el estudio dè Totnio del Cavallero , ilustre Romano en un vasoantiguode barro, bien grande , labrado el vientre de sollages , i al rededor delcuello eftava Troya en figura de una grave Matrona , i puesto s por orden aquello» Héroes q asi stie- ron e i aquella guerra,', con unas letras Griegas en que cada uno tenia fu nombre. Mas lo qexcede todo encarecimiéto , son las pinturas sobre pared, liento, o tabla, que por antigua tradición íe con ser va en la Iglesia , por demano del glorioso Evangelista San Lucas (de queeícrivendoct js varones i particularmente la imagé de ta Maria la m iyor,donie nuestro Sâtifsimo Padre Paulo Quio to á hecho unfumtuofifsimo adorno para fu entierro Pues pin turaes , ideigualantiguedadalosdiripulosdeCristo. ideíu duración, ¿délo que Promete, no pueJe aver duda. Resta quelapnKura preserve a íaeseultura, pues clara esta c( fi para que el hierro no se consuma con el orin , i para que la ma dera w>se pudra con V agua, i resistan a las inclemencias del tic po, sepintan, i dan de color las rexas, sos balcones , ventanas , i puertas : que lo mesmo haze sobre la eseultura, i la defiende , i ampara, i conserva, inas tiempo, con el color* olio. Muchas i- magines antiguas de devoción ai en España, como la de Guada lupe, hechas de ma Jera, que con la encarnación de polimento, i mucho mejor con la de mate , fe conservan ; i aquella tela las defiende , estando por dedentro la m adera carcomida , i hecha polvo: de raenera que na solo corre a las parejas coa la Eseultu ra , pero la vence. Pues sobre bronze también se pintava, que a

las monedas antiguas, como nota Antonio Agustino, se les da- pS^rs*8 de verde o de otros colores, que se vén en algunas.en virtud

dt Umt- de laquai fe sustentan , estando interiormente el metal hecb^>

n$i*t. ceniza. *

Perootromas'altomodode conservarse tiene la pintura , a imitado de las Istorias antiguas , i delamefma Eseritura Sagra da: que es el cuidado de renovar, i trasladar, e imitarlas pinto ras, ©ponicudofe a las injurias deltiëpo , i del olvido ; i algunas vezes

}4

SrtM.

m

i trasladar, e imitarlas pinto ras, ©ponicudofe a las injurias deltiëpo , i del olvido ;

De La PíntïRà.

3/

vezes este cuidadosucle ser con ventajas, porqnecó-mejor luz

de a rte fe restaura, i renueva laantiguadevociô. Como creo yo

q sea hecho en alguna? Imagines antiguas de pintura en Eípa-

ñ a: i o i vimos la imagen de Nuestra Seüorade la Granada, orí

ginal, i antigua pintada en la pared en el Sagrar ioantiguo.aven. tajadamente trasladada a la que pintó a olio en tabla luán fiatií

la Yrazqucz insigne Escultor, i Pintor. I cuando a todo esto fe

opusiera que la escultura generalmente dura mas en la memo ria de las gentes, fier do mala, i dañosa como lo fue la quemen»

du xo la Idolatr ia , seria perniciosa por fu e xcmplo a los venide ros : pues lo fue en fus principios, i oi lo es entre Japones, i Chí

nos,erederos de la ciega Gentilidad.

I aunque le u viera ayuda

do la pintura siendo antes , por íer menos du rabie, por la mayor parteJhiziera menos daño: pero todo lo acaba, i consume el ti5 po , como al principio desta respuesta propusimos. I otro C ene ral Diluvio, es impossible quesea, por estar ia palabra de Dios de por medio, que no puede faltar.

De ia poca duración , i fin de las cofas umnnas, ( argumento común de los Poetas) de lo mejor que e visto es lo que eso ivio en sil libro de pintura Pablo de Céspedes , tratando de la eterni dad de la tinta ; de que pondre aquí algunas están ç,as,para dar ía bor a estos discursos, dizenafsi.

Vita ampolla de vidrio Cristalina qu elperfetobarnisguarde, distinta de otra, dofe conserva^ tdofe afina eho, con que mat cómodose pinta, ten efias otra, que ala par disima

a la letra, i debuxo, oscura tinta,

de Caparrosa hecha, Agalla,i Gomal tonel licor que dálafértil Sorna. - -

Tiene la eternidad ilustre afsienta 9H este umorporfiglot infinitos:

Ea

dálafértil Sorna. - - Tiene la eternidad ilustre afsienta 9H este umorporfiglot infinitos: Ea Gnut.**t ,.

Gnut.**t

,.

».

lintuta*

LlBRO PfcrMÉRO ne en eloro, o elbrm^e, ni ornamento

Pario, ni en los colores esquìfitos:

la vaga Fama con robuste slientot en el esparte los canerosgrìtos, ton que célébra lassamofas Itders

défie la Ihdia a la ciudadde Alcides.

.

f(uesuera,\fibiensue fegura estrella

- i el Hado ensusavor constante, i cierto) <on lasobervia §epultura, i bella, de las ceniça; a" el Espofo muerto: ' > la magnamma fyina >Jìen a quella noche oscutadeolvido, i~desconciertOí la tinta la dexara, ilos colores de versos , i eruditos efiritoresf

Lossoberv os Alcacares alcados en losj^atinos montes hasta el cielo, Anfiteatrosyi Arc os levantados de poderoja mano, i noble %elo, , por tiena dejparsjdos, iasolades, fin polvoya, que cubre elyermofuel»; deJugrande^a apenas la memoria vtve, iel nombre de pajsada gloria.

,

J)e Priamo inselicesolo un dia deshiqpelfyinOy tantemidvisuerte:

trece la incultayerva, do crecia lagran Ciudad, gouierno, ialtasuerte:

vient espantosa con igualporfia. -

a los ombres, i marmeles, la muer te:

llegaelfintestrimero, i elolvid» cubre enoscarojeno cuanto afido.

igualporfia. - a los ombres, i marmeles, la muer te: llegaelfintestrimero, i elolvid» cubre enoscarojeno cuanto

W** kit Vixtykì. Humo embuelto en las nuhlas -, sombra van* fomos, qmaim no bienvifia deÇparecei * brèvefuma denumeròs, queallana la Parc*; cuando muítipiica i crête. \ tìranafiuerte encondicionumana. ^ quecottnuefhosdefipojos enriquece:

deuda ùer ta riacem os i tribut.» algran teforo d' tL hambrierUoPluto.

\

Todofe anegaen el Eftigio LagOi oro efquivo, neble^a, ilufiresbecbos:

el antho imper iô de lagran Cartago* tuvO'fkfin, con losfobervios tecbos . fussuer tes muros, deefpantofo efirag» Çcpiiltados encierraenjì,. t defbecbof^ et efpaciofo puerto don defuena aora elmar en ladefierta arena*

Efpantofifit nombresue, efpantofo .»*,.

el bierro agudoy a la ciudad de Marte? ella h faber i Trafimeno ondofi,, . qu'enf»fiangrebe.viá departe aparté.

Caverna aoradel Leon velloso,

dà 'Afpe forda, i Cerafia fie repartey ado n» umano acento mas brami dos defieras résonantes[on oidos.

.

Vos fentifies tambien menos amigos -

los trïftes Hadosxon diseurfoeftranoy

no tantapor losgalpesenemigor

tnasporvuefirovalor ultimo dano:

óNumancia; b Saguntoj que teftìgos aorafois de vmano defengano. ' catjles; mas quìtò vueftra vengança te> alvenctdor lapalmait la ejperâça-,

-,,

Que

de vmano defengano. ' catjles; mas quìtò vueftra vengança te> alvenctdor lapalmait la ejperâça-, -,, Que

LroRO PriSíe^I

Que >Jila edad bambrtenta llevct laspenas enriscadas, t lubidasì elfiero diente, ifu crueqa ceva

de piedras arrancadas, i esparqdatì

íts altas tortes con ejlranaprueva

al trempa rinden las etemas vidass

biendeje, i abre el duro lado en tant»

tl marmollífo, el Simulacre Santo*.

D* elgranSenor la omnipotente man» que lasruedasformóa'elancho mundo% .

t cuanto adorna elpavimento umano,

i elmart i cuanto asconde en elprosundtz

no

vemos que refréna o va a la mano

de

la Natura elgran poderfegttnd».

pues todo cuanto a lu^Jacar le plaise ,

acaba, i con morirsueurfo baqe.

Cuantas obras la tierra avara afcottde que ya cenivp, ipolvolas contemplo> dmîde el bron \e labrado, i oro, i donde Atrios, igracias d' el Afshio templo? alcual de otrogran Rei nunca refponde

de alta memoriapcregrinoexemplo.

solo el decoro qu eltngenioaiquitr»

felibra d' elmorirtofedifiere.

No creo que otrofuejse el Sacro ri» que alvencedor Aquiles, i liger» le biq> tlcuerpo con fatal rocto impénétrable alomicida a^ero que aqueila trompat ijbnorofo brio

a el claro verso d' el eterno Homero!

que vtviendo en la beca de lagente j *taja de lossigkt la

ijbnorofo brio a el claro verso d' el eterno Homero! que vtviendo en la beca de

*m

,

D&LÀPlNTVKÂ. Comose opuso con igual aliento el verso grtnde de Marón divino, cuando con.pafsoauda\de ilustre intenta de l' Aurea eternidad hallo el ctming. puso en el trono d' elpurpureo a[siento ta noble tinta del Poeia Andino almtgnanimo Eneas; no el inica pajsage. i 1% creciente de Numico>

* A la razón mas fuerte que trata de lo redondo, se refp53«

que es verdad queambas artes finge , i ambas iruitanfque no fe puedenegar) porque hazer vivadlas figuras noesdel* Arte.fi- node la Naturaleza, ode (u Autor. I cambien avernos de cose lâr que el Escultor , i Pintor obran en superficie, cada cual coa 1 ius instrumentos díferêtes. El E(cul;or labra fu figura en super fìcie redonda: i la materia redóda que toma no e i obra de 1' Ar te,, fino de la Nacuralezafcomo advierten los doctbs] como ta c*r/« dil bieriloeslaíúperfiaeIlana,enqueforraíetm¿dio, ibaxore- Zrivn*^

lievo,iaquellaenque el Píntorhize fusobras. Elcual líio ha- zeen una figura cuatro perfiles aun tiëpj, no es parque los ig nora ni por defeco del' Arte, mas porque noescapazdello la íuperficie llana j ( i estoe; de parte de la traite ria) üuzerlo en cuatro figurasfeoan le vé executadoen la si-uaetria de Alberto Durera; aun con solos los perfiles) i que vengan al j usto en un ' cuerpo demudo, a mi ver es mas difícil que luzcrlos la escultu ra udidoseoan cuerpo redon loa un tiempo. I basta que en ma teriá llana r i Ufa esté en mano del Pintor -poner una figura por ^ ia parte que quiere q ae se vea , i le de con el artificio de las íbm mi, jyiMÍq bras el relievode suerte que engañe-i haga detmstracion de to ** tin$. do- lo que la vista natural puede vér de una vez. Porque lo$ cua tro perfiles del Escultor hechos a un tiempo y no los podemos yer sino en cuatro tiempos . I a lo mas, podra un Escultor bazer

en ua marmol dos

o tres figuras redondas , i lo3 pi ntor es liazen

muchas eu una cabla , o pared: Como en la pintura de un Iuizio

dos o tres figuras redondas , i lo3 pi ntor es liazen muchas eu una cabla

coa

140 Libro Primero

eí»ri¡$fM con tantos, i tan vario sperfiles, i villas, que vence los que puè

nt'òdiU.u ^e mostrar el Escultor, reconpensádo con la variedad de poftu

f*rt*.

i aun pudo en semejante contienda, -un valiente Pintor, vencer esta dificultad artificiosamente: que por celebrarlo tantos escri ahrjUBM tores de Italia , es caso digno de que yo lo refiera , efcrivenlo

ras,escorços, i acciones deltas el trabajode andará la redonda

lá.'ii /7j . desta fuerte j Contendiendo con Escultorcsde (u tiempo el er

í*rti.

M*f*titêr íerde opinion queuna istoria de pinturas como fe à dichoJm*-

iù/mdÌ lútestavadeuna sola vista todas las suertes de perfiles cjuepue- Mhf. de hazerun ombre. Coía quea la escultura redouda no espoisi» ble fino mudando el litio. Demasdesto, propuso a los esculto res que en tina figura k la-de pintura queria mostrar â un tiem¿ yii/íFíwP0 todos cuatro perfiles. 1 hi/olo defta manera jpintó un om- vuiog. ¡te bredesr ndo ( o legun otros,un San Iorge) buelto de espaldas a TmtHr*. -qnjcn ]e ,nira va, delante del cual en la tierra singo una fuente o

estanque de clarissitna agua , en la cual fe via -la parte frontera del pechnjdeun lado tenia un bruñido coselete de que parecía

el lado isquierdo j i de la

celenre maestro de Ticiano, Giorgio de Castelfranco,mostró

averie despojado , donde fe mostrava

otra parte ettava un hermoso espejo , dentro del qualaparecia el otro lado de 1 1 figura. Mostrando con esta gallarda inveció laexelcncia, i poder de la pintura I encarece e ste hecho el Ba lan, dÍ7.iondo; lacual. Operasu somamête 'oiata, è admirataper ingègfiofà è bella. Que file grandemëte alabada, i admirada esta obra, por fu ingnio, 1 hermosura.

A esto se añade otro mayor artificio , el cual es hazer aque

llas parte 5 qué fe eícorçâ, i diminuyen a proporción de la vi sta,

con la verdadera ra/on de Iaperípetiva, (de que esta esc ufado elEseultorJla cual porla tuerca délas lineas proporcionadas, de las luzes, i sombras , demuestra en un llano las cofas redondas a partadas mas o menos como le agrada. I no es pequeña excclcn cia, que pintándose un lado , o la mitad de un cuerpo , tenga tá ta fuerça, que con la bondad i proporción de aquella parte que muestra, supla lo restante que no se vé,i que se haga esto, como

que con la bondad i proporción de aquella parte que muestra, supla lo restante que no

De L a P intvr a.

41

lohaze Alberto , cou solas las lineas. Que (a mi ver) cs Io que dize Plinio, ( i quedara entendido este lugar , bien dificultólos Hazer los perfiles de afuera, e incluir en ellos el fin de la figura o» * (que es todo ín relievo) es cofa rara en Y arte, porque la misma eltremidad se dcve cercar en torno, i acabar de manera que pro meta , después de si , las demás partes que no se ven : i muestre

lasque encubre. Esta gloria concedieron A ntigono, Sanocra- tesfqueescrivierondepiuturajaParrasio. Hastaaqui, esteau- tor . Mas; que la escultura haga la ventaja que la verdada la me

tira, i que el ser al parecer, contradize fu misma difinicion: por que siendo Arte que im ira a la Naturalezas de parecer. i no se r i a de ser mentira terrosamente. I aunque imita la forma umana:

como veremos. I el e

scplo de Berruguete es en nuestro favor : porque si có vn bué lado o perfil, íuple el Pintor todos los cuatrofeomo fe â dicho) mayor grádeza es q tener necefsidadde que todo i cuatro sean bueuos , como la tiene el Escultor. La verdad de Anatomía en músculos, nervios, i venas, i la justa medida, i proporción, to do anda estampado en debuxo, que es parte esencial de lapintu ra, por Bezerra, i por Alberto Durero, doctisimamente. Por manera que no le pueden ignorar los buenos Pintores. Pero en razón de lo redonde , pido que me estén atentos los Escultores a esto/ que no lo e hallado en ningún autor, i sera gallarda cofa convencerlos con fu mesma Arte] por ventura merece mayor gloria de valiente Escultor aquel que hiziesse una figura redon da aunque fue fié desnuda , que otro que hiziesse una istoria de medio relievor'con mucha variedad de figuras, Arquiterura , i lexos, con reglas c'e perfpetiva, idificultoíbs eseorços? 1 cuan do clotro manifiestacuatroperfilesmanifestasseelcuatrocien tos ? Demos que cada cual es valiente, i capaz de todo lo tocan te al' arte:daro esta que todos los Escultores confiessan(como alguno* de los mejores me lo an manifestado) ser mas dificulto ío,i reqaerir mas ingenio la istoria, que la figura suelta, porque aun que no haze aun tiempo cuatro perfiles , el que ha¿c el me-

cs muerta, i no con la vida que la pintura:

porque aun que no haze aun tiempo cuatro perfiles , el que ha¿c el me- cs

Libro P rimero

dio relievo,es porque obra en materia llana: pero no ignora los

los

perfiles de lo redondo: pues con tanta varied vi , i diferêcia

exécuta en fu istoria. Pues este medio, ibaxorelievo, esmai

digo a la de colores, ruis aun de blaco

inferior a la pintura, ( uo

inegro, oalíblodebuxo del Pintorjcomo fe puede ver clarilsi , mamente,puetta una istoria de aguada , i realce , o de otro mo-* do de claro , i oseuro, en cótraposicion de la de medio relievo.

En esta se manifiestan las sombras ( no formadas del Escultor) con tanta simpleza, i desmayo , que no es necesiario dezir cuan

t© relievo tiene cada figura, porque ella lo muestra ; pareciédo

de

ne mas : i algunas colas tan baxas que sino es de raui cerca no fe pueden juzgar. De manera que aun teniendo la materia relievo deíuyo , no consigue el imitar lo redondo de lo natura!, i que

o mas o menos de grue lio , sino tie

una cuarta, o de un dedo,

da mui atrás con grande intervalo, opuesta a la pintura. La cual

redondo de las coías

naturales, manifestando lo que no fe vé: comodixo galanatnea GMrtiUffo te nuestro Poeta.

con los perfiles , i sombras muestra todo el

D ' fjlcs ìflorins tales variadas eran las telas de las cuatro ermanar, las cuales Con colores matizadas ciaras las hz.es de las sombras vanas mofiravan a los ojos relevadas h) cofas, ifiguras qu eran lianas, tanto, que al parecer el cuerpovano fudiera ser tomado can la mano.

I escorçandolas con tanta verdad que se salen del papel , &

cuadro, las figuras, o parte», aft i escoriadas , i por la fuerça de la perspetiva aísimefmo se apartan, todo lo que quiere el Pintor

unas figuras de otras . con no ayudarse de coíà que téga relievo

fino obrando en

un llano, con la fuerça del ingenio, i ael' arte.

I fien lo ma i artificioso de la escultura q es el medio relie vo

sucede

con la fuerça del ingenio, i ael' arte. I fien lo ma i artificioso de la

De L a Pin tvra.

43

sucede esta couocida v ëtaja, côcluida queda en lo redondo, do» no û escotaos, ni perspetiva,ni perfiles ni sombras. Resta aora ver, como la pintura es aparente, i engaña . i lo q halla el tacto en la escultura ; icomo es la eícultura sustancia : i como pertenece al relieve la voz, i las demás acciones. "No pue de la eícultura a solas fin la vida déla pintura engañar (porque ie ve la materia de que es formada J ni aun a los ar.irnajes. I pie fo que si alguna vez lo a hecho a sido estado ayudada del pintor con el color natural de las cofas. La pintura a solas, si, puede ha zer estos engaños a la vista, que es admir3bleexcclencia,como * hizo Zeusis eugañando las aves con las uvas , i Apeles cou el ca Mn.Ms f vaÜOj i Parrasio con el lienço : i otros muchos modernos. Obli c-7-.10*

gando a los animales, i a los ombres , i a los grandes artifices, a hazer sentimiento a fu modo. Tampoco puede engañar con el tacto, porque halla en el madero, marmol, i bronze , la mesma dureza que en la tabla, o lámina de pintura: que ni rehuye Mida i suavemente , i haze hoyo a! toqsie, como lo haze la carne natu ral, i viva ¿antes en vez de engañar desengaña: de fuerte q ni se vé carne, ni fe toca tanpoco. Porque si bien son los cuerpos re- dondos,i los miembros maricos (que es obra de la Naturalc za] de ninguna manera puédeoste groflero fétido juzgar de laper fècioa de la escultura o pintura: i queda el juizio al mejor,i mas noble que es la vi sta ,' tan aventajado a los demás cuanto el Sol

a las estrellas; como dixo elegantemente un Poeta ¿ i queda ti

bien el examen a la razón, i al entendimiento. Comoloensoñó

G»lf*rni$

el ciego, que tocando una figura redonda , í una pintada en la ta bf » lisa, , diziendole que en perfecion eran las dos iguales,- ante puso el iRgenio del que có plena superficie , avia conseguido la i mitaciô de la figura viva: dodela fuerça del ingenio, i de Parte haziendo algo donde no parecía possible aver nada. Tremas desto, llamar a la escultura, sustancia , es error, porq la sustancia de las co ías no se ve ni se percibe, aunque íe supone

H #M¿

i

ei? esta parte b meímo corre en la pintura. Porque considera

do launa, i la otra como labor o figura, lo que se vé que es el co

ka

b meímo corre en la pintura. Porque considera do launa, i la otra como labor o

44 Libro Primer»

íor de la madera; piedra, o tabla , es cantidad proporcionada. I aísi propriamente hablando no íe p ieds dezir que el Escultor i mita con su arte la Naturaleza perfetaraentefeomo advirtió un

Tmitit- escritor Toícano) porque parece que no íe fatiga en otra cosa

a *L ,* que en hazer que íuj figura tenga la mesuua medida que la natu ral , que el imita en su forma : i assi ante» parece ¿j la ha ze igual Attñ.enUs que semejante. ¡Porque dizen los Filósofos , que en la cantidad K'dlc'l "o íe halla p ropriamente femej ança, mas íolamëte eu la calidad

¿,¿. '

iloscoloresqueañadeelPintor(comodiremos)íbncalidad,i

' son tanbien accidentes, que llega la pintura ala pertecion Poiv

í 5uccua^u'eraco^ sobreviene a la compuesta de materia,i forma es accidente. I assi muestra con mas perfeciô losafectos

i passiones: a Hercules furioso, a Lucrecia vergonçoíà, a Celar

muerto, i todo lo demás: i por esso dâ a la figura la propria simi

litud, haziendola mas parecida a la natural, que es verdadera , i propria calidad. Pues fiendo mas parecida [supuesto que ambas artes trabaja

f>or parecer, como fe a visto) no tiene mas ser , la escultura que a pintura. Si hablaron las estatuas, o hizieron otras acciones de vida, no es mucha alabâça, que el Demonio las tomaflè por ins. trumentos, i les añadieíle la voz, para engañar a los ombres cié gos en sos errores: pues la muchedumbre de las figuras de los ftlsos Dioses, hechas por sos manos , los pudieran mui bien de sengañar. I sino a hablado en las pinturas, no nos a hecho peque ña onra; pues sera nuestro engaño menos perjudicial , i dan o so

i mas ingenioso, i noble.

7 Bien pudiéramos no respôder a muchas cofas despegadas,

i fin fuerça , partieularmete a la postrera razó de los moderaos.

Pero porque la respuesta dará enseñan ça a unos , i íatisfacioa a otros, noserácvjlpable. Alegar, pues, que perdiéndose I' Ar- «juitetura , i Pintura se bol verian a restaurar, mirando una figu ra fferfeta de escultura , í pro vario con la autoridad de Vic rubia no tiene fundamento , porque sus palabras dizcu assi ¿ consta la. buena c oposición de los edificios de medida, cuya razó de v L

fundamento , porque sus palabras dizcu assi ¿ consta la. buena c oposición de los edificios

De La Pintvka.

45s

tenerlos arquitetos. Nsce esta de la proporción , llamada eo fitràhl»* Griego, Analogía; lacual es confonanciade una parte de los J"

miembros con todo el cuerpo de la obra. Assicomo fe ma ni fiel ta eu un ombre bien proporcionado. I enterponiendo algunas palabra?, luego mas abaxo torna, i pro figue ì También coligie ron los antiguos , de los miembros del cuerpo umano las sazo

nes de las medidas, que en todas las obras ion neceflàrias.como

el dedo, palmo pie,codo; ete. De manera, que eí ombre vivo,

principal obra de Naturaleza es( según este Autor ) es cl q a de

ser exemplo original, i verdadero a todas estas artes. Jassi,per-

Lii

diendoíe la pintura, o la buena manera en ella, feomo en

a sucedido,, i veremos ) aviendo

creto 4.

ombres , no sera neceíTàr ¡o re

currir ala escultura. Sino los ai, ni avrâ quien restaure las artes

ni para que sean restauradas. I no negamos [ pues ya fe a dicho) -que la pintura es imitadora ; como lodize por galana manera el mayor Hlostrato ; si alguno inquiereel nacimiento desta arte, la imitación es invención antiquísima J; ieafi de igual tiempo

«la Naturaleza. Por lo cual,, si es nobleza, i calidad ser imitadas

YJutJu'.

della todas las obras artificiales , grandes, ipequeñas,biense puede atribuir a si meíma?, el ser originales de la pintura, pues . las imita todas: siendo muchas dellasC que no ai para quetraer- lasaqui) muí inferiores a ella, ennobleza, ¡antigüedad. Pero porque principalmente la pintura imita las colas animadas, fe le dàaquelladirìnicion, tan propria suya: i,stub'

I

no será dificultoso (últimamente ) librar a la pintura de te-

"

ner

por exemplar objetivo,o formal las obras de relievo, vahen

donos de las proprias armas,i exemplo de las Academias,d5de

nunca jamas íe acostumbra, para aquel tiempo que se recogen

a estudiar, tener los Académicos figura de escultura a qui irai

tar r porque el caudal aunque fuesse mucho/ demás de íer eoía-

mm pesodajno bastaría a traer alguna estatua antigua , de br6/e

o marmol, sacandola[de lù lugar proprio. De suerte que el ordé tfiüuitt**

que

ccít

tienédc estudiares tener unombre acomodado a este me *ti*m

e r, i a qmen se le da un tajito, del caudal de todos , de dose paga

estudiares tener unombre acomodado a este me *ti*m e r, i a qmen se le da

4¿

Libro Primero

paga la estancia a proposito: también esto suele ser a costa de al gún principal sugeto , a quien tienen por Patrono] este ombre fe desnadan ciertas oras de la noche,que tienen destinadas a es te exercicio, i puesto en la disposición que elige el mejor inaes tro cada íeinaua ,cercandoleen derredor, cada cual le contralla- ze, por su diferente perfil; haziédodeuna figura muchas. Pues según esto,ya vemos que por esta parte no tiene tuerca esta ra zón. Mas apretando la raas,yo quiero conceder, ò que las Aca

demias, ijuntas, sean en caías,

o jardines , de algún gran Princi

GUrgtoX* pe, o Cauallero, como en la vida de Torregiano fe dize que có

vrixtm!dt currianen Florencia,el,i Micael Angel, i otros muchos Pinto-

Ufi,fsrt.

res, i Escultores, al jardin del viejo Lorcnçpde Medicís,('dô- de sucedió aquella deígracia, o crueldad, tarrraalferidaj que el

Torregiano inv idioso de la gloria de Micael Angel , undia

lle

vado de su natural fiereza , no parando en solas palabras , le di 6 cerrado el puño tan gran golpe que le quebrantó las narizes,dc

xandolo señalado por toda la vida,) o digamos que íea aísi, (lo q vimos ya incierto) que fe traiga a la íala , i estudio de la Acade

mia, la mejor antigualla : i aun quieros si es possible,) que fea el Christo de la Minerva , que excede todo lo que íè puede enca recer , siendo de Micael Angel ; veamos como sera esta figura original de la pintura, pues solo conriene un movimiento? i un Iblo movimiento, como podra servir a los infinito >q se le ofre cen al Pintor ? Si es muerta esta figura , coraoalçarâ el braço, abrirá la mano,encogera la pierna, levantará la cabeça? o como hará todo lo contrario ? Si cualquier movimiento haze diseren cia en los músculos, podra una compofsició que el otro a fu pro pósito hizo , Íer original de tantas como fon necefíarias? Pues

el lindo modo de gastar los colores?

donde avernos de buscar

claroes , que en otro original : Luego este no lo es de toda la pintura Porq ya íeria faifa na¿ st ra difinicion , si V arte imitase a Parte íblamentc, i no a la Naturaleza Quien si nuevocolor en el rostro oíàafirmar coía semejare? I Jonde5 veamos,hallò Mi ^kfcr* cael Auge! aquel mp Jo ricercaro, quedizeel Dolce,i noíbtro*

coía semejare? I Jonde5 veamos,hallò Mi ^kfcr* cael Auge! aquel mp Jo ricercaro, quedizeel Dolce,i noíbtro*

De Lk Pintvra.

\f

buscado, con que se aventaj ò a los antiguos, cuyos trabajos te- niaante los ojos? por ventura en otro original, que en las mará villosàs obras de Dios? pues viëdo a uno q có grâ c odicia paf- íbaItaliaaestudiar,confiadoenIasestatuasanciguas, lepie- tivmteU

guntò; ai ombres , i animales vivos en España? Assi descubrió

d' Mic*tl-

cJ tesoro de donde se deven enriquecer. I si el que dio mas luz a estas professiones nos remite a lo naturaí,claro está que de fié de nuestra opinion. Si los Pintores hazen modelos de bulto pa ra fus ocasiones , coftandole trabajo el cóponerlos, ielegir las luzes , i batimentos a íu menester - no lo riegan, ni hazê mal en imitarlos , siëdo ebra de fus manos; que antes esto es mayor de mostrado u de fu ingenios yo huelgo de averíos hecho algunas vezes jni menos el côtrahazerdelos ágenos, a de (eren menos

m facultad, siendo de grandes maestres, i elegidos pa-

cabo de

xa el fin que fe hizieron : si tier.en verdad en si , por averse imi tado del vivo. Porque no todas vezes tiene ti a Ja mano lona turáis es medio mas fácil, para íubir a cofas mayores sos que co juiençan. Masen contraposición desto, también los Pintores hazen cartones , idebuxos,dc cuyos trabajos puestos en estam pa, venios que fe vale casi todos los Escultores del universo. Yo t*fy«*T*i

vi a dos valientes euesta profession, labraren esta ciudad algu **"/'**

ras istorias de piedra por estampas de Tadco , i Federico Zuca

ro : i no por eílb dire que la pintura es originalde la escultura.

Si Tvíicael Angel labró escultura la mayor parte de su vida, t3-

bien fabricó obras insignes de Arquitectura, i ô, si fueran mas; i dizen mu i bien, que conlafuerçadeíus estudios pintó cuando

no con la facilidad ^ue^úefïíân algunos, que

hartas vezes dio en «¡¡¿erra con grades pçcfôeclHe pintura a fres

co, poruopoderla,sùgetar, como queria. I gracias a nuestro de

buxo, que lo hizo tan gpande en estas professiones. I assi quien tiene mas parte en el somos los Pintores , porlo dicho ; i porq la obra que loa hecho fatnoflb en el mundo suela pintura del

JuiziOi i la que

se pufo a ello. Pero

le dio mas trabajo, i mas nombre : aunque no fe

ventejó en ella (si es permitido hablar assi) mas que enla mi

tad-

Pero le dio mas trabajo, i mas nombre : aunque no fe ventejó en ella (si

48 Libro Primero

tad, d exando a otros la belleza , i gracia del colorido. Mas a do hallárèmos otro Micael Angel, cou quinen se excedan las leyes

de Naturaleza!* Pintar los Escultores có mas facilidad que los Pintores relé

var, laeíperieacia muestra lo contrario, en nuestro favor:por- que sin duda alguna exceden en aumero los Pintores que an la

brado en

bulto (antiguos, i modernos] alosEícukorosqutan

pintado;

los cuales serau como cinco o seis , de los que fe tiene

noticia, í estos an labrado crudamente, fin alcançar el buen mo

do en los colores. Es tanta verdad esta ,

Angel una pintura del Bacho, dixo; que se espantava mucho;q fiendo tan buen debuxador laca fie de fu mano una pintura afsi, cruda, i sin gracia; i que avia visto de muchos Pintores ignoran t CS obras hecchas con me jor manera : i que no era esta Arte pa

fari.t.fir ra el Bacho, iporeste dicho solo dize el Bafari , que se resolvió

q naostrmdo a Micael

<f¡er¿¡» I*

ndtsi* ist. a nQ piutar mas en fu vida

í,aco siempre deste numero a Mi

cael Angel, con cuya gloria se an ilustrado estas Artes, l acabo

mi discurso, (hecho mas por exercitar el ingenio que por emu

lación ) como propuse al principio avíeodo entrado en esta con

tienda como amigo de saber, i amador de la verdad, sin atener me a mi parte en mas que lo que toca a la razón ; como se avrá entendido de nuestro largo razonamiento, i conferencia.

CAP. V. DE OTRAS RAZONES

sueltas en que la Pintura fe aven-

'taja a la Escultura.

YA que nos vemos libres de la forçoíâ obligación de res- poder por ordë a tatas razones^ no sera ageno de nues tro intento respirar un poco, i espaciarnos por este agrá dable campo de la Pintura; prefiriéndola a la Eseuitura, con ti tras diferentes , i verdaderas razones. Los que siguen una opi nion Bomui admitida , tienen por gran consuelo enparejarie cea

diferentes , i verdaderas razones. Los que siguen una opi nion Bomui admitida , tienen por

De La Pintvra.

49

p

con la òpuc sta ; i que tengan ambas igual reputación en la eftí- macion de los ombres. Por tanto los Escultores quedarán bas tantemente satisfechos , fi dixeramos que las dos artes eran er- tuanas , sin atribuir mas excelencia a la una que a la otra o que eran ambas una sola. Porque enseña la experiêcia que con esto parten mano de las questiones, i se nos muestran mas amigos. I cuesto viene el q[ a miver) mas docta.i valientemëte a defedi- do fu cauíâ,hablando desta manera¿ Digo[proccdiédo como Fi- lofotb,) que tengo por cierto , que íûstancialmente la Escultura

i la pintura, son una sola arte ¿i tan noble la una como la otra: por

que todas las artes que tienen un mesmo fin son una misma , si bien en los accidentes pueden diferenciarse. I estas lo son, no so lo porque el fin es uno(por la artificiosa imitación de la Natura leza) mas también por el principio de que proceden , que es el debuxo. I no es maravilla que tantos, i tan peregrinos ingenios no lo ayan advertido hasta aora. De aqui a nacido que algunos Escultores queriendo provar la nobleza de fu arte,o trata de la

dificultad, ode la riqueza, o de la eternidad,o de otros accidea tes,no variando la susticia. Pero assi como un ombre feo,baxo,

e ignorante j i un hermoso, noble, i docto, ambos sen uno meí-

mo en la sustancias aunque varian en los accidentes J por tener ambos anima intelectiva, as>i estas dos artes en sustácia so una, porque tienen un solo fin. Esto es deste autor ; con cuyo senti miento no me conformo, por no ser concluyeme, como lo ma

nifestaré con razón, i autoridad. Porque dize Aristóteles; que AristM.t

f^s^

#

eatodas las cofas de la Naturaleza 1 de 1' arte (añado, i de 1* ar- te) aipartes eflenciales, i partes integrales. Efleaciales son aquellas que dan verdadero ser al compuesto i faltando alguna no puede tener ser real, i verdadero. Integra les son las que sirven al ornato, i a la cumplida perrecion del có puesto. Las eflenciales son forma , i materia ; sea exeraplo ¿ el onibre es cofa natural, i consta de materia, i forma, cj es alma, i cuerpOj i si le faltasse l' alma,no seria ombre,fino cadáver ; i sal udóle el cuerpo/eria sustancia espiritual Partes integrales

*

-

.

G

l' alma,no seria ombre,fino cadáver ; i sal udóle el cuerpo/eria sustancia espiritual Partes integrales *

son

9 jo

.

Libro Primero

son las orejas , losojos ,-las ruanos , ilos pies. I si alguna deftas faltafle,no dexaria por esto de fer ombre. Esta regla corre tam bién en las coías artificiales } que tan poco dexaria de íer un Píu tor valiente, teniendo forma, i materia perfeta, ( i cou ellas ha- ziendo una figura defuuda,o vestida,o una istoria,) aunque care cicfTe de alguaas partes , que podemos llamar integrales en la pintura; como la gracia en retratar , en paises, grutescos, tarjas

i otros adornos , de que an carecido algunos grandes Pintores.

Pues teniendo cada arte fu forma, i materia, que son partes essé ciales ', también las tiene la pintura, i la escultura. La forma de ambas artes es el debuxofaunque originalmente, como pro va-

c*f.i,dist mos, es de la pintura) , ilamateriaesdistinta,porqueIadelaef

L,h

cultura será madera, barro, cera, o marmol: i la de la pintora pa

ftM»

peí, lienço, tabla i colores. Supuefto esto , veamos cual destas dosartes tieue partes mas excelëres,i representativas ? Si l* al ma es la forma de la coíà mejor de la Naturaleza,que es el om bre, supongamos que esta alma es en dos maneras ; una que dâ ser a todas Tas coías , otra que lo da a parte délias : cualíerâde mayor virtud, i potestad ? no fe puede negar, que la que dà ser a todas las cofas. La forma de la pintura (que es el debuxo,) lo puede dar atocias las colas representativas, de la imaginación, de las artes,i de la Naturaleza, [como le a dicho en fu disinicio]

a las pied ras, a las plantas, a los animales, alo; metales , alo*

elementos , a lo diafano , a lo solido ,ia lo lucido , porque la materia suya es acomodada, i existe paralarepresentació de todas las cofas dichas . Lo cual no puede hazer la forma, ni la materia de la Escultura , fino alguna parte ; porque no es capaz dello. Nipuedereprescntarragua,nielfuego,nilo;rayos del Sol, ni otras infinitas coíiis. Coneftosepruevaevideutematc que la forma , i materia de la pintura,como principio universal, abraca, i comprehende por imitación todas las cofas possibles, a semejança del entendimiento. Por lo cual las partes essencia les de la pintura son mucho mayores en potestad , i excelencia, porque 15 sin termioo-nilimitej i las de la escultura só cortas, i

limi-

son mucho mayores en potestad , i excelencia, porque 15 sin termioo-nilimitej i las de la

Dlí La PlNTVRA.

fl

limitada?, que no pueden paíïar a muchas cofas. Pues no coso r mando en la mate na, que es parte e flenciol , ni comprehendien- dose ambas artes en una meíma di función , nopuedçníeruna roilma: aunque tengan por fin la imitación de la Naturaleza,co mo lo tienen otras artes , que proceden de la pintuta ; la Poesía también a fu modo imita con palabras, aunque no como el pin tor con lineas, i colores: i tal vez se llama el Poeta Pintor^ Pin tor^Poeta. I el ineímo que vemos que quiso igualar a mbas arre», i hazer ttmtiit» lasuua, confieflà que los doctos de Italia sentencian en favor de la pin tura, (a lo menos yo no e visto lo contrarios ihazeme moria de dos que valen por muchos. Del primero que eserivio eruditameete deltas dos artes, i de la Arquitetura,p5dre aqui el fin de fus palabra^que au torizen este dilcurfo, i las dire en fu L *

lengua, porque no pierdan la gracia; dize antes; fon la pintura, ^ ¿¡J i escultura artes conjuntas; i parientas; i luego prosigue; Mat$ anteporra sempre lo woegno delprttore , come quelU chesi affática * in cusa moït» ptu difficile. Quiere dezir; mas yo antepondré íïë- pre el ingenio del Pintor, como aquel que fe fatiga en cofa mu cho mas difícil. El segundo en fus Diálogos comiença fu diseur

íò de sta manera; Pareceos que sea de poco momento la imita- cien de los colores naturales en coatrahazer las carnes , los pa-

tlc**tll¿

L£t)Ld¿¿

ños , i todas las ot ras cofas coloridas > % íto no lo puede hazer el Escultor. Ni menos exprimir la graciola vista de los ojos ne gros, o zarcos, con el esplendor de aquellos rayos amorofbs,no puede mostrar el color de los cabellos rubios, nolasluzesde las armas, no una oscura noche,no la tempestad del mar,no los re!ampagos,i rayos,no el incendio de una ciudad que fe quema, noel nacer del' Aurora de color de roía, conrayosdeoro.ide purpura: no puede en fuma mostrar el ciclo, mar, tierra,m5tes íclvas, prados, jardines, rios, ciudadcs,cafas, i otras muchas co fas : lo cual hazc d Pintor. I añade luego: Ver quefto parmi la Pi t tura pin nobile, et piu capace di artificio che la marnoria.Efta es ; Por esto me parece la Pintura mas noble , i mas capaz de arrifi-

.

v

G*

di artificio che la marnoria.Efta es ; Por esto me parece la Pintura mas noble ,

tío

i

52 Libro Primero

r*uU fi*

'cío que la escultura. Añadamos otro testigo , i aunque Pintor también lo fue León Batista; mas fus verdaderas razone; libra a k>s dos (je sospecha, dize assi ; La pintura, i la escultura suero

Dit-

produzidas del entendimiento umano aun proprio fin, iaua so-

' lo efeto, qoe es imitar, i fingir las cofas naturales, i artificiales.

Al cual fin los Pintores nos

llegamos, i acercamos

más perita

mente, que los estatuarios . porque ellos no pueden dar a una fi gura otra coía que la forma , que es el ser ; mas nosotros (tenias desto, la ornamos enteramente del buen serv Esto es, que jun tamente fingimos la forma compuesta de carne , dóde fe diciet ne la diversidad de las complexiones : los ojos distintos del ca bello, i de otros miembros.- no digosolo en debuxo , mas de co lores, como están en el vivo. Hazemos ver una Aurora, un tic ' ' ' po llovioso ; i en las cofas artificiales conocer un armadura , un

ropage de seda, o lino, un carmefi separado de un verde, i cosas semejantes. Si dezis que estos fon efetos de los colores ; respó do,que no lo son. Porque el verde hará bien todas las cofas v er des , pero np la diferencia del terciopelo , al paño de lana - que los colores no pueden hazer de si tales efetos, sin el artificio del maestro. Los Escultores obran imperfetaméte , pues no puede distin guir una cofa de otra, sinosblo en los contornos. Tampoco pue den formar coía ninguna aerechamente , ni por el orden coniû como nosotros ; porque cuando un Pintor forma nna figura,co- »T¿*. miençadel centro,como enseña la Naturaleza , en el orden de fu obrar -t que de las cofas simples viene a las mixtas.- Afsi orde na primero los huessos, i luego cubre de carne, distinguiendo los músculos de las venas, las ligaduras de las demás partes, re- duziendolo todo por verdadero camino a fu entera perfec ion. Mas el Escultor procede al revejí obra 1* arte,opuefta a la tnis-

De La Pintvra.

j$

ci.be de la pintura : porque la forma sustancial, que es el debuxo lo toma délia , i los colores de las cofas también . I aunque qui siese el Escultor , con el mesmo debuxo a solas, imitar todas las cofas que el Pintor imita , por faltarle la materia , i los colores,

no

de camino fea descubierto la gran capacidad suya, i cuanta emú lac ion , i competencia tenga con la mesma Naturaleza. Que por averio dicho ingeniosamétedon luán Antonio de vera Çô de de la Roca, i Embalador de venecia, en una Silva , en q me anima a pintar un Retrato, pondre aqui algunos verlos deila, pa

raonrarmidiseuríb. ¿;"

podria fingirlas perfeiamente como en la pintura. En quien

*

.

Pintas el cielo, i gira} pintas el S ti, i enciende llama bella; ,

,

*.

si al Noto, brama,- Si al Favonio, espiras

j

_

fiai raye, centellea,

fien la noche cerrada

y entre nuves texidas, mal celada

-

,

est*ellafe aparece, distinta, i trepidante resplandece. Filomena, en tus laminas fe quexa,

i en el aire las aves contendiendo

til,si quierestfealexa; talfi quieres, laxando va; osubiendo. Si dilatas del liquido elemento

crespa o lisa corriente, nacer, iproseguir vemos lafuente

i escuchamosfu agudo,o ronco acento.

'; . Cediendo fus despojos al diestro engaño, las orejas, i ojos.

Pero paflb a delante ¡ manifiesto es, corno los Pintores valiê tes para hazer alguna imagen, que es el fin de fu pinturajforço- íamcate an de come n çar por el debuxo t o la idea , ora se fabri que

alguna imagen, que es el fin de fu pinturajforço- íamcate an de come n çar por

/4

Libro Primero

que en el entendimiento, ora en alguna simple materia. Este Lih.x.e.i. (como veremos) para ser perfetatnente regnlado,no sepuede nazer fino por medio de 1' arte , con que se forma,i íe pinra , q

eS c^ °tue Fecctos £ara 'a iu>*tacion de la Naturalezascomo

Csf- *

avernos dicho en fu lugar ) i porqne este nombre Naturaleza, es una voz tan general, i tan repetida en este libro, i que no so lo abraça todas las colas naturales, que en este mundo criado tienen ser especifico, fino que le estiêde hafta Unificar la essen cia pivina , como parece en aquello'que escrive el Apoltol S. tfìfi i .c Pedro ; ut per hiee effiáamini divina confortes natut ee : será bien

advertir aquifporefcuíarlo adelante) que en cuatro maneras se toma aqueste nombre, Naturaleza ; la primera, por lo que es Dios,que es principio, i caula primera de todas la* cofas; la se gunda, por lo que es la íiistaRcia de las cofas, que es cualquiera coso natural , que tiene ser especifico , i esta se dize particular mente Naturaleza: la tercera, por la orden inmutable, quecn las cofas naturales se halla}con que unas liguen a otras, i las obe flecen: finalmente, este nombre Naturaleza se toma por aque lla virtud que Dios imprimió en cada cofa , deícle que le dio el ser¿ para que con aquella virtud obrase. Pues digoalsi; que la pintur a que dàprecetos para imitar , los dâ para imitar a lase- gunda Naturaleza,que llamamos particular. La cual por la ra zón del Filosofo no: sube de la haz del primer mobil, que es el

* ¿it décimo cse'°- Iafsi la difine Aristóteles : Naturaleza esuu

Hific.

principi o i caula de mo ver al compuesto natural, en quien es

tá principa! iner te por si , i no según accidente. I de la m ií rua manera que se dize , que la Naturaleza es principio natural, porque no ai cola q le antecedas que por este principio ente- dio Aristóteles el principio activo, que obra como forma ; assi el debuxo es un principioartificial,a quien no ai,ni puede aver . cola estraña que le anteceda. También diximos arriba,quc se ordenava a la execucioo de ~Difin¡c¡3 alguna imagco,i sera forçoíòdezir, quecoft sea imagen- digo .»* lnM pues . que es una materia determinada, en quien se paílb la ft-

gur*

forçoíòdezir, quecoft sea imagen- digo .»* lnM pues . que es una materia determinada, en quien

De La. Pihîvrà.

yy

gura de la cosa original, por la obra de Tarte. I parece ser est» cüfiaicionderibadadelom-wsaio que passa eu la Naturaleza,- porque aísi como el engendrador de los hijos es hazer unos re traeos vivos, que, como en tabla dispuesta , por su virtud íècre ta los va figurando semejantes a su principio ¡ defta manera el Pintor que imita, mira al original , i por la obra de V arte passa sos figurasen la imagé que baze. I aísi como la Naturaleza 'por que vamos con el exemploj orderíó que uviesse hijos,para que en ellos como en retratos del teyio semejantes, lo cor*) déla vi- ,< da seestendieflè, i lo limitado se perpétuasse, i resplandecie sse en la vista de todos ; aísi l' arce d¿! pintar ordenó que fe piacas- sen imagines de las cosas, para que en ellas estivieffe su figura, i íèmejança, i se perpétuasse íu memoria , i se estendiesse su co nocimicnco i noticia. Como ventos que lo hicieron las imagi nes antiguas i lo haze una imagen de Cristo nue stro Rcdetor, i de la Virgen nuestra Señora, i de los demás Santos ; con tata

veneración de nuestra Católica Religion , i de la Iglesia Santa. la^Kttt:

Assi Aristóteles disinio a la imagen desta manera.,- Imtgo efl

rem

nos exprime, i manifiesta , quien fea la cofa que tiene figurada enfi. Itanbien parece,que^l Real Profeca la quiso difinir assi, tfd,i* cuando di ko que la imagen deí cielo nos da noticia de la gran

m se figurâtam exprimen; ,et manisejlans . Espina voz , que

deza de Dios- i en si nos manifiesta íu infinito poder, íu Sabidu ria incomprehensible, i fu bou Jad immeníâ: Porque en ella lu- ze , i resplandece a la vista de todas las gentes. I en fu conformi dad dixo un Filosofo; que la imagen, es un rayo de luz que des cubre el original, i luze en el, i nos lo pone ante los ojos. I mita do al rayo del Sol , que es la imagen del mesmo Sol , i le descu bre ea todo el universo. I para que con mas evidencia i siierça se eche de ver el fin maravilloso de la Pintura en imitar a la Na curalezaquedàíèra todas las coíâs, sera bienfeo la debida revé ren cia] poner aqui esta semejauça, i dezir. Q£e aísi como Dios, que uecessariamente fe entiende, des de toda su eternidad > se debuxa , i se pinta, en si aiisuu ¿ i des- Poe?

Dios, que uecessariamente fe entiende, des de toda su eternidad > se debuxa , i se

59 JLiBRo Primero

«l líMisttê pues cuâdo le plaze fe retrata de mera: i aquella imagen que en

L«»Uh?¿ ^> i ^e ^ Pinta> es un eterno Verbo; i el retrato que después ha- en einobre ze fuera de si, fon las criaturas; assi cada una délias, como todas **»>'». juntas: i esta imagen de Dios, que es lu hijo , Christo nuestro Redemtor, es voz que manifieltaasu eterno Padre, i rayo de s*» f mib luz que lo descubre } imagen , i retrato vivo de todos fus atribu ifiji.o i»s tos j períeciones; reípladorde fu ploria.i figura de fu fuftâeia.

Alsi 1 arte del [ intar parece aver también imitado a la Natura leza uni\<ríâlquees Dios ; ordenando que fe hiziessen imagi nes, para mantfestar la noticia, i memoria de fus origi nales. D5 de fe deve notar la conclusion deste discursos mayoj que nues tras fiierças ) que atento a que la escultura no puede hazer una imagen perfecamente , sin el debuxo , que es la parte eflencial de la pintura, i lin fus colores, para que tenga hermosura,! vida¿

provado, que respeto de la pintura , es do

bre, oscura, i muerta; i que la imagen pintada tiene el ser de sil yo,siti aprovecharse de la csculaira,irieneloí colores de fuyo,q

n le dan vida, i es generosa, rica, i fecunda; pues se comunica, no solo a la Escultura, sinoa tantas artes que della proceden Det te abundante poder que tiene la forma junta con la materia de la pintura, nace una coíá digna de omnsiderar, i es: que grandes EscuItores,aunque sumamente se esfuercen,no pueden enga ñar con la vista de fus obras: como medianos Pintores con la i- mitacion de muchas cofas naturales engañan a los mas doctos, aun de fu mefma facultad. Esta verdad tan clarafdemas de lo di* txtmfi» en ¡os ¿os capitulos pastados) se verá por un exemplo: sii-

queda bastantemente

pongamos.que a un Escultor, i a uQ Pintor, se les pide una ima gen de Cristocrncificado para un altar , que sea del tamaño de un ombre,f i sea muerto,nor ser mas dificultoso q vivo,ajuizio de los doctos, coi cuyoparecer me conformo; porque el vivo puede tener movimiento, que dâ gracia a la figura, i el muerto no, que por ser figura simple tiene mayor dificultad.) El Escul

Pintor eligen por modelo un lindo natural, ('como hizo

Micael Angel, cuando le levantan que mató un ombre: i es fm piedad

tor, i el

por modelo un lindo natural, ('como hizo Micael Angel, cuando le levantan que mató un ombre:

De La Pintvra.

¿y

dad pcníaresto de un varón tan virtuoso, i pío : dev iode intro *«/«í*f/4 duzirse por encarecimiento por la propriedad,i perfecion con q 9id*

acabava sus figura?,) demos que el Escultor hazc su imagé, o re donda, o de medio relievo, que todo puede ser ¡ i para esto acó

modada su barro , o su madera, o marmol ; i el Pintor so lienço,

tabla , o pared : el uno

haze aquella parte que el dueño quiere

ver, que es la frontera ; i el otro , aquella , i las demás. Còeedo que el Escultor con mas trabajo corporal, i mas tiempo hará es

ta figura, pero

dondo,(ya íe a dicho quejes redonda la materia, pero hazer re donda esta figura en materia llana, con las luzes, i sombras.i dar leaquelrelievo,dequeestáescufadoelEfcultor,quiennové¿l ' es de mayor ingenio. Esto dixo en pocos versos Antonio Or- tiz Melgarejo , del abito de San luán , luzido ingenio de Sevi- lla;en una Silva a un cuadro mío, que tendra adelante fu lugar:

la parte que della en este, haze a mi intento,dizc.

no con mas ingenio , i estudio ; porque si hazc re

En plana superficie el cuerpo entero por virtud de lassombras, relevado, verás tan verdadero que puedeser en torno rodeado } con vivera, i acción tal, cual no a sido jamas a la Escultura concedido. V-

*

.

_

y I ya que convengan ambas artes en la forma essencial, qes en el debuxo, acrecientasle la pratka de los colores, con que fe imita la variedad de las tintas de un muerto en un cuerpo luna rio: i en los estremos del, que son pies, i manos. De tal fuerte ^ <3à pavor, i miedo,.como me a sucedidoa mi ral vez, Con pintu ras de Mase Pedro ; temiendo estar solo en una Capilla oscura, viëdoundecendimiëtode la Cruz , deste famoso ombre. Pues ln s*"l*

cuanto masfuerça de arte tenga esto, véalo qnied est a libre de cilì**- passion : i vea tarabien/que es tanta la grandeza de la phmira,q de un entêdimiento tan superior como el de Micael Atipel, no

H

i vea tarabien/que es tanta la grandeza de la phmira,q de un entêdimiento tan superior como

se

58 Li&RO Primero

se dexò vencer, porque siendo consumadísimo Arquiteto,t2-< to que no se le puede, con razô,.anteponer ningunojcorrigiedo GUr í«b* * reformando fábricas de los mayores Arquitetosde fu tiempo sariHitimt (como largamente fe cuenta en sil vida) i aviendosidojütamé

vo¡H.dtt*i te, por sentimiento de los mas doctos,el mayor Escultor ; que

**ru.

£ ^ conocido en ninguna edad ; [como lo mostró elsucesso de

la estatuasuya, enterradapor algún tiempo , que trayêdola por

íu industria a Roma como coía antigua, coteffaron tcebs los ac

tifíces ser aventajada a cuanto íe avia visto hasta entonces) no solo en algunas partes de la pintura es inferior a si misuio , pero

a muchos Pintores defte , i de fu tiempo. I no es sentimiento

DUhj.di mió, sino de los meímos Italianos, que admiran súmamete fus

ODras- No alcançó la variedad en el iftoriado, la hermosura de

los rostros , la gracia de los trages , i vestidos , la linda copo si.-

lospaises, la alegría de los

eion del paño, el deleite, iagradode

cielos, i nuyes, i otras infinitas cosasj que otros con menos n5- bre, i arte an alcançado. I si esto fe dize, con razón, de un varó tan insigne como Micael Angel , q fe dirá de todos los demás artifices? aquien tantas vezesconfessamos por inferiores en es discui íbdestaoDra ? Por ventura este nuestro juizio nace de a- nimo de calunia ? o de querer menospreciar las maravillosas o- bras de nuestros mayores ? o redunda este discurso en desesti mación del valor de su ingenio ? no por cierto : antes en gloria de la grande, i dificultosa arte de la pintura. De quien sé puede con verdad afirmar, que ningún artífice triumso del todo,siêdo en todas las partes della a vci itajado , i eminente: como lo pue de ser en la Arquitetura, i Eseultura. Esto principalmente suce de a la pintura, por sus infinitas obligaciones , i por ser tan grao, de la jurisdicion de íu imperio. Por lo cual fue maravUloíamc-

tititw!* re onrac*a de los antiguos con este favor,/como dize León Bc-

ti stajque siendo casi la mayor parte de los otros artifices llama

dos Fabros entre los Latinos , qoe es lo mesmo que oficiales mecánicos , el Pintor solo no fue contado entre los Fabros,ni llamado con este aombre. Otras razone» 033 ofrece 1' antigüe -

el Pintor solo no fue contado entre los Fabros,ni llamado con este aombre. Otras razone» 033

dad

bi La Pintvha.

y$

^ad, enqoe parece claro 1èr

preferida laointura a la escultura,

una es , el Edito que cuenta PHnio que nizieron los de Grecia en favor déla pintura, poniéndola en el primer grado de las Ar

ut, j y

tes liberales, 4 prohibiendo, que no laaprcndiefíen esclavos.fi- OM* nogentelibre, i noble. Locual novemos que íêhizoentavor de la escultura: no porque no la tuvieflen por arte, pero a lo me nos íû nobleza no eftà efprefsada, i declarada, en la antigüedad

assicorno la de la pintura.

n«#.

La otra razón es, que en la misma antigüedad , todos los es critores tienen por mas principales artes aquellas quellamao subalternantes yt a estas llaman los Filósofos Latinos con nóbre Griego Architetonicas, o Señoras. Porque se comunican, i en riquecen a otras, que dependen délias : a quieu llaman Subaltec aadas , o inferiores. Pues según emos dicho (pro var dolo con razón, i autoridad] el debuxo, i linean, que es parte eflecial des- tas dos artes , lo recíbela escultura de la pintura, comode in ve «ora; i recibe también ios accidentes, que fon los colores , para conseguir perfetaméte la verdadera imitació de todas las obras principal mente de la Naturaleza. También la calidad de muchos de los proseflbres de la pintu ra, descubre la ventaja q haze a la esc'ultura , fundada en la mef- ma autoridad de losefcritores antiguos , que contando tantos v-rones nobles, Reyes,i Emperadores, que exercitaron el pin trar, (comoveremos adela^tejno se acordaron de poner en este

c*f.t*

numero alguno que se uviefle aplicado al exercicio de la efeul- iist* U\

tura. Parece que se podra esto atribuir a la dificultad, i grande za de aquel arte , i a mi ver so es a ssi , porque se aplicavan a to das las demás artes liberales , aunque rueflen mui dificultosas-, antes me parece que no la devian de apetecer por lo que tiene de trabajo corporal,tá parecido a las artes mecánicas: i por esto .e'xercitavan la pintura , por ser obra mas espiritual , i de mayor deleite. Vemos afsi mefmo,que en las sentencias que se trae en favor <le las imagines Sagradas/aísi de Santos antiguos, cejao de C5-

CÜÍOÍ

Hz

sentencias que se trae en favor <le las imagines Sagradas/aísi de Santos antiguos, cejao de C5-

dt/fifc

6o

-

Libro Primero

çilios, en.el fia destc primer libro , íc remas deGlarada,:i-fàvcK recida Ja nintura, porter mas riva su represt ntacion, por Ja vir- tud,i fuerça de los.colores. Como lo mucstrâ valientemëte bs lugares de Metafrastes, S .Basilip, San Gregorio Niíe-o, i San Epifauio, que alli íe ven. Vltimamente , pararernate deste Capitulo j a esta ilu stre , i ( generoíàarteque(en benefíciocomun)pintatodasIascofâstâ CtftrKif* tas vezes,la piutai emos una cô la pluma, como ingenioíàmêce

í*X,ii*fA*f ladelcriveuncurioíòdeltalia , aíiadiêdOjOquitâdoanuestro

modo, en esta forma.

\

VnaMatronabellifsimaconcabellosnegros, eníórtijados, i esparzidos ; las cejas enarcadas , en íênal de los fantasticos , i profundos penfaniieutos ; cubierta la boca con una banda, eula-

zada rras las orejas ; adornefu cuello unacadenadepurissimo oro, delacualpendaunaliermoíàmaícara, quetenga eícnto

eníufrcnte; IMITACION. Tëdra en la maao derechael pinzel, i en ía otra un tablon de colores: la vestidura lerade seda, de un alegre cambiante, i tan luenga que cubra los pies. A los cuates se pondran varios instru mentos de la pintura ; i entre ellos una redoma de olio delina" zafinvencion admirable] una regla,i compas, una figura de Ana tomia , i un cuadro equilatero , con la red f o cuadricula, como importantissimoinstiumento, ^ Pintasse hermosifsima , gorque la hermosura es senal de no- bleza; [que a la una , í a la otra llamo Homero dignas de impe-

mueven, i enamoran: pues íêgun opinion de Filoíb

rio)i ambas

fos las buenas calidadés del cuerpo, deícubren por la tnayor par te las delanimo. Tiene cabellos negros , crespos , i sueltos: por los continos, rcbueltos , ivagospeníàmientos ; de laimitacion ïîtil*'^' ^e artc ' ^c k Naturaleza , i de la imaginacion , en todos los

efetos visibles; cauíà eficaz de mucha rnelancoIia,que engedra dustion^ como dizen los medicos. Las cejaj Ievantada&maef- tran admiracion de tantas , i tan futiles investigaciones como se le oirecen, con que aqu ista profunda mata villa.

tran admiracion de tantas , i tan futiles investigaciones como se le oirecen, con que aqu

De La PnvTvtfA.

&i

taboca cubierta , es indicio de la importancia , í necessidad

dcl filêcio, porque no ai arte quémenos fe deva aprovechar dé

las palabras,dôde lasobras son tan mauifieftas. También denota

la solicitud, i cuidado de encerrarse cu lugar retirados fecretO;

no oor temor déla reprehësiô q trae la imperfeció délas obras,

antes por la quieta contemplación de 1* arte. Tiene la mascara de hermosa hembra,? sida fuertemente a la cadena, para mostrar que la imitación se junta a la pintura inse parablemente, i que finge las colas como son en realidad, i esto

duela faz umaua. La igualdad, i perfecion de los efíavones , muestran cambie la conformidad, i correspondencia de unas colió con otras, aísi

en el todo como en las partes : de cuyo orden, i proporción en

cadenada , resulta la gracia , i hermosura. Lacalidad del oro es señal que cuando la pintura es favorecida de la riqueza , i noble za, crece, i íe levanta, i faltándole el premio, i la estimación, fácilmente se pierde. La v este cambiante, pompóla , i larga, co que cubre los pies si ni sica ta variedad, que particularmente engrandece a la pintu ra. Los pies cubiertos f dizen, que los fundamentoade la pintu- ra,la proporcion.la perspetiva,ta anatomía, i los principales prc cetos del debux», se deven encubrir, idifimular, con la dulçu- radel colorido.I assi como los Oradores tal vez fingen íaberha blar fin arte,assi parezca en los P intores obrar de-modo q mues tien el agrado , i facilidad pero que no se encubra la dificultad alosmas inteligentes, i doctos : atendiendo a la buena

opinion, i fama con todos, nacifc de sa continúo estudio , iveí- (¡adera virtud.

( )

\ -

.

;

CAP.

a la buena opinion, i fama con todos, nacifc de sa continúo estudio , iveí- (¡adera

:

6%

LlBROPfcïMERÛ

ÇAP. VI. BELJS ONRASJVAì

uores que an recebido losfamofos Pi ntores

de los grandes Principes, i Aiona rcas

dçl mundo^

EL argnmëto que al prefe ate íè nos ofrece ttatar refíeren todos los que escrivcn de Pintura; por lèr arte que fiem pre estuvo en onra, i eftimacion, i que deseubre grande mente su nobleza : iaísi no lopodemos eículâreneûxiugar. Trabajarêmoseniperoendarle nuevadifposidon, con claridad ibrevedad: fi bienpedia largos discuríos. En cuanta veneraciô ayantenido los Reyes.i Monarcas del tnundo a losgraudes arri tifiecs, i a fus obras, manifiestan en laantiguedad trtuchos eserí cores Griegos, i Latinos.que referirlos ieria largo cuento. Pe« rodiremosalgodcloraasparticular , remictendoalosdoctos

, t;i a fus originales. Ya se íabe lo que passò al Rei Detnetrio , que '*c*fi« teniendo eercada la Ciudadde Rodas , í pudiendo tomarla con ponerfuegoenlaparte dondeestava una pinturadeProtoge- nes, quisoantes perderestaocasion que quernar lapintura,con fervando en mediodel soror belico la obra de un tan insigne ar tifice. I no pardaqui su liberalidad , porq hallâdofe en aquella fkzô Protogcncs sucra de los muros de la ciudad.cerca del rea! de losenemigos ,Jen un huerto fuyo entretenido en fu pintura, lin fer parte el rumor , i estruendo de la guerra para perturbas fequietuddeftanimo, nidexarIaobracornençada; idando íò> bre el de repente Ick íoldados ; i llevâdolo ante el Rei, pregun- taalejconque íegurid*d estava suera de los muros de la ciudad* refpondele ; que bien fabe que tiene guerra contra los Rodia- nos , pero no contra l' Arte. Alegrasse el Rei,i tiene por gloria poder coníèrrar aquella mano que aria ya perdonado. I ponieo dole una escuadra de íbldados de guardia venia a viíitarle fre- quentemeute, mientrasfecombatialaciudad, estimandopor «gradable entretcaiwiento ferle pinta rf

a viíitarle fre- quentemeute, mientrasfecombatialaciudad, estimandopor «gradable entretcaiwiento ferle pinta rf Pues

Pues

Dë L a. PintvRà*

6$

Pues ya los oceíìvos prcmios que otrosfamofïbs artifices c*f.î iif Tccibien npoi fus tablas, íerà justo contaralgunosde los q do u^'^

calla'.a Istoria. Yase â dichofaotroproposito] que Candaulc ReideLidia compròapeíòdcorounatabladcnianodeBular ff.i». to, docdeestavapintadalagucrradelosMagnetes. Tanibien

cl Rei Atalocôprôporieis milSeûerciosotrapinturadeBa- »4/i/#Cf«

codemanode Aristides,iotsaporcie»TaIemos. Peronoqui

lb Nicias Atenienfefccmo dize el niesmo autor en otra partej

venderle una tabla de su mano a este proprio Rei, ofreciendole

umUu

por ella sesenta Talento? ,

guftò antes de prelentarla a lu mesma Patria,

porque era ombre poderoíò, irico, i t*f ï*

' T, Àniu%

Mas que mucho, fi a dicho antes Plinio, de Apeles, Echion, Melaquio,i Micomacho jPintoresclarissimos, que cada tabla íuya valia una ciudad. IquePa filoelprimeroenlaerudiciott c*f'.i»i idotrinadelapintura , noenseâòcsta artemenosqueporun Talento, ieudiezanos, ieftepremioledieronMelanthio,i Apeles. Iulio César estime tantoa Timoraaclio Bizantino , q Jecho poruncuadrode Ayaz,iMedea-ochentaTaIentos. Au- c*/.n; gufto Cefar traxo una tabla de laconquifla de Alcxoudria de :

mato del uiesmo Nicias , la çuai so eredero Tiberiopuso en ei tcmplo de Diana con gran veneracion. Vengamospues al mas celcbradocnlaantigucdadApelés, natiiraldelalslade Chtío, queflorecioenla Olimpiadaciêto Caf lK.

i doze, i vencio a los que riieron antes, i de ípues dcl,i el solo ha*

ílo mascosas que todos losotros Pintoresjûtos^eícririolibros de l' arte, i sue grâde la hermoíù^de supintura. Era agradabíe ca la eonveríàciou , i mui grato a Alcxandro Magno, que venia tnui de ordioario a su obrador, a entreteneríê.- i ral vez dispotâ do i peritanii nre de la pintura, Apeles con agradabíe, i cortes raodo le dixo j que mndafle íu Magcftad de platica, porque no ' dieísc ccafion de rciríe a los enuchachos que m- -lia los colores. l'axita suc la autoridad de Apeles cou Alexâdro. Onrolo de ma

n era, que a? iendole moftrado la mas hermoíâ de fus amigas p* a a cj uç k rctrata^ç a umi-nùo q Apeles se avia aficionado délia se

moftrado la mas hermoíâ de fus amigas p* a a cj uç k rctrata^ç a umi-nùo

64

Libro Primer o

se k efttfegò; que no sue la menor de sus vitorias. I porque e£ te hecho rcfirio galanamcnte el Liccciado Enrique Duarte cn un Soneto, fera justo ónrar con el mi diícuríò. Admira Apeles de Campasse bel/a 'la persecion divinas l' aureasrente-,

*

'

'.<

la purpura,

que invtdia el roxo Oriente;

.'.»'. candidantevfsiuna,zot,aeftrella.

V estasuave lu^una centella vibrò en su petho Amor con rayo ardiente. Ardefeh ce : i al rigor quefiente f titmbla la mam, i elpmqel en ellá. '

El Griego Heroe, que tgunlintendio mira alfieroquepadece,desûs glorìas '

piadefoi idefu dulce biense priva. Tusama, inclito jeven, fiempre viva:

. :l

Magno por tantos tritimfos, i vitorias:

mayor per esta, que a céleste aspira. 1

'Fue Apeles benîgno con fus emulos , i el primera que hizo" que ProtogcnesfueíieeftimadoenRodas,porque aTiëdoteni- do competencia con el,conocio íli gran valor. En la prirança q (comofeadicho) tuvocon Alexandro,alcançòaquellasingu- lar merced, de prohibir que nò le retratasse otro,por fer el mas insigne de lu tiempo Cuando goiara defta felicidad fue poco amigode Tolomeo,quereinandodèspuesen Alexâdria, i avic do arribado Apeles en aquel puerro libre de una tempestad, uti crádoíùyo le llcvò adonde avia decomerelRei,iseapartò de allixlcual, reparandoen el, movidoaira le pregùntòquicn leaviacombidado? entôces A pelés toraandouncarbó delfue- go debuxò el roftrodelcriadoen la pared , con tantadestreza, quefuedetodos conocido. Cuyoilustre hecho no íolo templò ^fmordcl Reij peio lobolvio a íh gracia-, idende Ioestimò,i Onromucho. Pintó assimismoprudcntcmenteclRetfato;dei

j.

Rei

^fmordcl Reij peio lobolvio a íh gracia-, idende Ioestimò,i Onromucho. Pintó assimismoprudcntcmenteclRetfato;dei j. Rei

De L* Pihtvra.

,

4>

ÏUi Antigono, que era ciego de on ojo , i por encubrir la falta lo hizo de medio perfil, por ía parte que no tenia dcfet©,paraq lo que íaltava al Rci,no lo descubriefle su pintura. Estos exemplos no vi ños ni exprnn c tados antes ni después, de los profesores de ninguna de las demás artes nobles, i libera

les, t raidos de la venerable antigüedad , basten aora para la cer

reza de nue st ro intento s i acerquémonos a la era

felice de nues

tro glorioso Emperador CarlosQ^tnto.En-que refloreció esta ingeniosa arte, llegando a íu ultima perfecion, por la diligencia de los valientes fugetos de quien haremos memoria. I íea el pri

/si*» *Jk

mero. Leonardo de Vinci, MáeftrodeRaíáelde Vrbino.Infig

'¡'¿i/'1",]

ne Pintor de (u tiempo, mui estimado de todos los Principes, particularmente de Ludovico Hsforça Duque de Milan, i de Iuliano de Mediéis Duque de Florencia , i del Rei Francisco Valefiode Francia. Entre las otras famosas obras que hizo pintó una Cena de Cristo nuestro Señor , en el Convento de .Santo Domingo de Milan, cuya vista pufo gran desseo al Rei de pafTarla a fu Rei no, intentándolo con Arquketos , i Maquinistas , por llevarla seguramente: masporfer grande la pared, i ça si impossible de sistió de fu intento. Aunque pastado algún tiempo llevó al arti fice, por gozar de fus famosas obras. El cual enfermando en íu caía , lo vifitava muchas vezes benignamente. I sucedió un dia queaviendo jecebido elSantifsimo Sacramento fuera del le cho, con mucho sentimiento, i lagrimas , le sobrevino un des mayo, como mensagero de la muerte, i llegándose el Rei a íoí- teneríe la cabeça, parece, que en aquella sazón reconoció fu no ble alma que no podia subir a mayor onra , i dexando el cuerpo en los bra ços de aquel magnánimo Rei , bolò a los del eternos dcfpue» de 7 f. años , gastados en ouestos exercicios. No me nos onrada fue la persona del gran Ticiano de A cador, i fu v fa- g ;<>rx;,

mofas obras, no faltando varón señalado , o puesto en dignidad

i

i

ir

T

um»%o.g

que no tuuicíe alguna pintura,o retrato de íu mano, por 1er tan dfu}fAft

aventajado en esta parte. Retrató al Duque Alfonso de Fena-

I
I

ra

66 LlBRO PRIMERO

ra , a Fedrico Gonçaga Duquede Mantua, a Francisco Maria Duque.de Vrbino, al Marques del Vasto, al de Pescara, a Fran cisco Esforça Duque de Milan,- a Antonio de Leiva, a don Die godcMendoça, Al Aretiuo, alBembo, al Fracastorio, a Fer nando Rei de Romanos , i a íû. hijo Maximiliano, anabos Enpe radores , al Papa Sisto 4. Iuiío â. i Paulo 3. hafta al Emperador de los Turcos Soliinano j i a la Roíâ íii muger; côpitiendo ca- dacualehpremiarie. Pero quienexcedio atodOsenlaectima. destc valiête artifice sue nuestroinvictiísimo Emperador Car losquinto. Pretniole unmediano cuadroendos mitducados, gultô quelo retratasse n.uchas rezcs, mandavaledar cada vcz milducados, nopernútiêdojamasqueotrolopintase, (como Kot». hizo Alexandro con Aoeles,) estimolo en tanto , que lo artnò Cavallero, seííalandoIedozientos.ducadosenNapoIes. Hizo deípues muchas obras a nueftro Catolico Rei Filípo 2. que no quedando ioferior a su padre en onrarlo,despues de averio retra tado, lediootroì du/ietìtosducadosdeicnta, ademasdetre- zicntos que ténia de te. Senoria de Vcnecia . I hizo tara estima del que colocò su rctrato entre losde su Real caíâ, en Madrid. I nuestro Filípo 3. siguiendo el exemplo de padre3i abue!o,cuâ doíêquetnòla casfdel Pardo anoderáo^. dondepcrecierou en el fuego muclias pinturas originales , íblo preguntò por un ***** cuadro de Ticiano, tlizicndoj que importava poco que se que- masë los de de mas. Que diremos pues del divino Micael An- gel.1' no pudo artifice alguno liegar al grado de onor , i eftimaa quellegò, qpateceincreible. Seamelicíro, por esta vez, alar- garme en un siigcto con quiê el cieîo andu vo tan liberal,por ser

ehrji» rorçoflb tocar en los principales passos de su vida [de que se tic

x*s*rhfi- ne poca noticiaj Tu vo Micael Angel por Pat ria a Florëcia, na-

aT\T l eioel anode 1474. de laaotigua familia de los Codai de Cano

fa. La suerça de su inclination obligò asus padres a permitir se aplicaffe al idcbaxo.aanque por no conocer la calidad de este e- sjcercicio, les parccia indigno de la nobíeza de su casa. Era cuaado entrò a Tarte de 14 aíios, suc su prime r maes tro

i*».

les parccia indigno de la nobíeza de su casa. Era cuaado entrò a Tarte de 14

De La PihtvrX.

if

t ro Ctomingo de Grilandayo , Piutor tenido en buena rcputa-

cion. Crccio Iavirtud con laperlona , sueradelordenconiun porquc no íolo igualara a sus côdicipulos , p ero al meiînonjaes

tr ò;pues tal vez ías debuxos depIiima,no solo los corregia3tnas

losrmrdava en otramejprmanera, con admiracion de todos. Ténia en aqucl tiempo Lorêço de Mediccs[cabe ça ilustrc de aquelios Duques) unfamoíojardinjur.toalaplaçadcSï Mar cos , adornado de muchas , i mui beÚas autigu allas, compradas

por gradés prccios , i traidas cou tnucha coíta, i por guarda dcl

a Bertoldo Escultor i por elamor que este Principe ténia al'

arte de laPintura, iEículturadeíseavahazeralliunaescuela,o Academia ; dor.de los buenos iogenios íè exerdtaíTcn. I a este fínpidioal Grilandayo argmios de fus dicipulos , < ntre los cuaìes le euvio a Michel Angel, [concuniaacuitambienc! Torrejano , i aqui íucedio el atrevimiento contra Micael An gel , ya referido ) que sue lîcmprc mas que tcdos íâiorecido , i onradodeste inigne varon.que le hizo grandes fâvoresjlopi- dio a fu pad; e , diziendolequeria cenerlo consigo , cemoauno de fus hijo?,i dandole aposêto en lu mesina caía^comia co ellos

a la raesi, eu cotupaiïia de otros nobles cavalleros que le asistiâ

i porsu respetodioasupadreunonrado ofício. Este sue el pria

cipiodesus favorcs. Sucedio a este Principe su hijoPediode Mediccs, queonrò nomenosaMicael Ángcl. PaíToeníilen- cio muchas íamoíàs obras que hizo en fujuventud, íascuales încitaron al Cardenal de San Dionisio Uanaadoel íloranode nacion Frances,a dexar de fi unà ilustre menioria , de mano de tan raro artifice,! entantàmoíaciudadcomo Roma,que sue una imagen de la Piedad de marniol, teda redonda, que se puíb

en San Pedro , en la Capilla de Santa Mai ia de las Eiebres : En

h cnal le deseubre todo cl valor de V arte. La virgen estâ íênta

da , i tiene a Cristo muerto en su regaço, desnudoherrnosifsi- mo , i buícado . con aire du?ce en lacabeça , í en todo el rnovi-

mieuto , i gran concordancia eu las partes . i la Sagrada Madra çon gravissimoíêtiisticto. Hizo Micael Augel eu esta obra io

, i gran concordancia eu las partes . i la Sagrada Madra çon gravissimoíêtiisticto. Hizo Micael

que enotra ningnna , que sue gravar su nombre en vna cînra cf attaviessa los pechos de Nueftra Sefiora. A fido íìempre esta ïmagen celebradissiraa de gentilcseípiritus converfós, ipor avenue parecido ingeniosoun Madrigal del Marino [famoío ïoeta defte tiempojpôdrê aquidos jfernones íùyas.una mia, i primero h de mi amigo Geronimo de Chaues,que dixo aísi:

tfè espìedr* aquestafigura que almuerto htje llorofa tient en los braçospiade-fa, paradétrlejepultura. tu si, qu' erespiedradur», pues ne Uegas a gémir fupiedad, pues almorir * piedras le lloraron bien, que de laipiedras tambien el llanto juelesalir.

>

Yo dixe defU maneraj

- NoespiedraestaSenora quesefliene piadtsa, reclinado enfus braços>almuertohijo eladt:

_

" -

mas piedra ères aora tu, cuya vifia asu piedad m Ihra:

IhIì»x,

antes ères masduro, . que m muer te tal, laspiedras eenefpant» scrompieron;i aunsuelenba^er liante.

Creciendo pues lafaraade Micaël Angel, a los 19. aûos de su edad sue llamado del Papa Iuljo 2. para labraríe su Sepulcro, hizo el raodelo que en grandeza, i hermoíura, riqueza, i orna- to , íbbrava toda impérial fabrica. Con que crecio el animo al Pon tificc , i íe resòlvi© a rehazer de nue vo la Igleíìa de San Pe dro

impérial fabrica. Con que crecio el animo al Pon tificc , i íe resòlvi© a rehazer

D

e L * T x h t vu a.

69

drodeRorp^ Hizo entôcesnúa Pueutelevadiza para que dc£ de loscorredores de suçaíâ puthefse el Papa venirk a ver fa*

brar a su obrador,las figu ra : de lu entierro. Eftos creeidos fa*o festraxerp:i grandes pe rsecuciones a Micael Angei.{porla in- vidiade íus conteniporaneos ^elcnaïqueriendovifitarun dia

i haliaudole ocupado bolviootro, £gû Portero que tuyieíTe paciencia que ru

al Pontifice comoípïia, da vez , i diziendole un

ténia comiísion para que entra fie, aunque le advirciò un Obis-^ poquienera , nobaftò conel. De Iocuaî íêdeíjiuftómucbo Micael Aiagel , diziendole que dixe fisc a lu Santidad, cuâdo le mandasse buscar qae le avia auíèntado. I tom&ndo una posta lê partioa Florcncia , dcxandoordenaíus criados que vcnclièífí las coíàs de caíâ, i le figuiessen. Llegaroncinco correos del Pa pa, que por ruegos, i por cartas le mandava tornar a Roraa,pc- na de su desgracia ; i el no queria darse por entendido. Mas lo^ pudieron alcan çar sue que reípondicác por efcriro a so Santi- dad, i aísi lo hizo , diziendo brevemente ; que lo perdons âfe q noíê alla va para bol ver mas asu preíência, puesatrí.1 permitido cue como ombre vilsepnsiesse con tantadescomodidad en ca- mino , cola que no avian merecido sos íèrvicios , que eligiefle otro en su lugar. I d ispu íosse a acabar un Carton famoslo para íu Ciudad ; pero viuierô tres breres a la Seíioria uno en pos de otro, para qvie fin dilacion io euviaíïc a Roma Por lo cual riê<- do el senti miento del Papa, estu vo diípuesto a passaríè a Cons- tantinopla, por raedio de unos religiosos de San Frauciíco,pa- ra hazer unatamoflâ Puenteal Turco,que ìt* deíïèava rnucho. Mas persuadido de sus amigos bol vi ò a Roma. I para mas a ífe- gurarlo, comoa períònapublica , ledieron titulode Embaxa- dor de la Ciudad de Florencia. ( la cauía de eoojarse el Papa , i . ausentarse Micael Angel , se cuenta de otra raanera, menos cô forme a ,1a rirtud de tal varon. ) Arribado a Balònia donde a la íâzô efbvacl P6tifice,en côpaiíia del Cardenal Soderino,ide otroObíspojse poftrò ante el de rudillas.i mirâdoleíu S âtídad Icreramêteleaixoj en w^dé venir a buscarnos as esperado que te bus.

ante el de rudillas.i mirâdoleíu S âtídad Icreramêteleaixoj en w^dé venir a buscarnos as esperado que

ÏÒ

LlBRO P RIMER O

hi/quémot ? ( infiriendo que Bolonia esta mas eerca de Fíoren- ciaque Ronia,) Micael Angel pidiò a su Santidadperdon, eseu íàridoíê de lo hecho <; el Obiípo repetiaj que por ler ombre ig* norantelopcrdoDaíse enojose el Papa cou cl , iapartòlode si con el eftremo del baculo , diziendo tu ères clignarante, ynt e[jas palabras aû nofetm nefe las den^nias .Ideíâhogado de aque- 11a colera el Pontifíce, bendiio a Micael A ngel^i cntrcteúitîó con dones , i eíperanças onroías eftuvocn Bolonia hasta qiìé fà Santidad Ic ordenò lo que a via de hazer. Ko paró aqui el onor derido a su rara virtud , porque sus emulos por oícurecer su r, 5 breque lafamadelSepulcroengraudecia, persuadieronal Pa pa le hizieíïê pincarlabueltadela Capiila Pontifical; elíore- huíâvaporacabar Iocomençado: pero miëcras masse eícuíìiva mas infistia el Papa. Alfin se dispuíb a servi rie debaxo de ílifír- ina , porpreciode ir. niilducacos. Idonde peníàvanquepor por la poca pratica de pintar a freíco, perdiera su reputacion, la ganò tanaventajadame:ite,quenodexò lugara ninguno,ni a la mcscia iDvidia. Porque esta ©bra de tanta in vencion, i valêcia, csfcomodi/eelBasarijlaluzdenuestraarte, ia ssidobaftaatc a alumbrar el mundo, ciego por cantos anos, en la j rinieblas de la ignorancia. Porque cn tanta istoria , tanta Sibiia , tanto Pro féra, eu can diversos niovimientos, i de todas edades, rnanifeA tò çuan superior era a los présente?, i paííàdos. Con esta ocafío eDgraadecido el Pontifíce, i cobrâdo nuevo animo piira raayo- tesempreías , remunerò liberalissimamcnte a Micael Angel. P»çotleípuestenieudouupcquenodeíâbrimientocon el , te- ttiendo no íe bolvieûe a Florencia , le eavio con su Camarero quinientos escudos : escuíàndoíeconquetodoseranfavores. Muerto este Pontifice le sucedio Léon i o. el cual con nb me- nos valor , i auimo desseava que un çal artifice , i su ciudadano hiziefle una tatnoíà tachada en San Lorenço de Florencia,Tê- plo dç la Caíà de Mediccs , i con esta ocafion parò la Sepultur» de Julie Gastòmuchotiêpo Micael Angel en hazer sacar mar juoles para esta íabnea, i hizo el modelo délia, pero todo cessb

Julie Gastòmuchotiêpo Micael Angel en hazer sacar mar juoles para esta íabnea, i hizo el modelo

De La Pintvra.

y\

conlamuerte del Tapa Léon , que solos los rundamentos qcte- <3aron abiertos. Sucediole Adriano 6, en cuyo cierapo asiítiò Micael Anjiel en Florencia a la Sepulturadc Iulio 2. Muerto Adriano, icriado ClementC7. nomenosdefíeosodedexarfa-

ji

maenla Aftjuiretura,, E/éuItura, iPintura- fucedid en íù tiem c'«"*»(t

po el saco de Roma, i Micael A ngel por m âdado de la Senoria 7' ' de Florencia fiae en n'ado a Ferrara a ver la íòi risicaciô del Du 3uc Alfonso primero, de quien recibiò mucha cortefia, rogan- ole encarecidameute que[ con sq comodidad ) le hizieflè alga na obra de fù mano, diípusoflc a pintar un cuadio a temple, co- fà cxcelëtifsima ; pero en lo que gaaò mas nombrefeomo obra publica)fue en las figuras de martml que hizo para eí Sepulcro del Duquc Juliano, i Cofmede Medices. V ru sue la nochc, o- tra el dia, otra l1 aurora,otra cl crepusculo.cô beliisstma forma, accíones-, i artificiodemusculos . I los dos Duquesarmados^ todasseis figuras ballantes arestaurarl'artesiíeperdfera. Pe ro por abreviar dire lo que refïere de una délias el Bafari , coa encarecidas palabftS; Que podré yo dezir de la noche? estatua uosolorara, masunica? oquién avrâcualgun Siglo visto en taIartefigiiraantigua,omodernatjueleiguale? En cuyaalabâ ça se hizieron muebos versos Latinos , i vulgares , como estos de quien no íMabe cl autor } que buekos en nuestra lengua di- . zen assi.

La Noche, qu enaccion dulce, alreposò rendida ves, de un Anjelsut esculpida en ejlapiadra; idale elsuent) vids:

llamala / hablarâ,^ efiàs

Eu persons de h Noche reípoudió Micael Angel con I* agude za de su ingenio delta manera.

Dormir, i am fer depiedra es mejor Çuertt múntras lainvidiai la verguetifa dura

I* agude za de su ingenio delta manera. Dormir, i am fer depiedra es mejor Çuertt

yi~

' <

S

L IBRO P H IMIKO

" » n» ver m sentir m' etgran v sutura;

pues ç»liaìohablab*xoìno despierte.

Tambien cl Marino (de quien hezimos mernoría) corapuso o- tro Madrigal, que traduzido por Antonio OrtizMelgarejo di- ze aíii, como á hablara la figura.

jtdmìrasperegritto que teng» vidayo, que aliento embìoì noche de infirmaifrio? VÌV9} i el ttempesolo tengo vida, quteftoiaquiejculpida.

'

J f m hablo, i mutvo elpie al camino

que culpas la Escultura? mudtitardaeslanscheporNatura.

Si la enemiftad entre la somma, i la virtud uoimpidieran el fin glorioíò defta obra, pndiera l' arte rnoftrar a la Naruraleza como tal vez alcan ça délia vitoria, Estorvolo el cerco de Flo-

renciael aiìode ij-2f

la forti ficacion de la tierra , i buclto el todo su pensamientoa la

dcfenía.dela Patria,iaviendo, eo'.no Diputad^), prestado para efto mil escudos a la Republica. Vicndola estrechar poco,i fal- tar la esperança del socorro , i crecer la dificulrad de mantener íe , i cerca de daríèa partido ; por aíîègnrar su persona se deli- beròdeausentarse de íecreto a Veuecia : llevandoconfigouu criado sùyo, i otro amígo , cou muchos escudos en oro. Llega- dos a Fcrrara,i paraudoen un meíon,íùcedío que por las íbípe chas de la guerra, i liga del Emperador , i del Papa , que teniaa cercada a Florencia , cl Duque.AlsoníodeEsteaviadadoor- den para íâber íècetamente los nombres de los forafteros. que posavan en Ias-ofterias , i de que nacien eran; lue^o aviíâron al Duquc que tftava aili Micael Angcl,que íe alegro mucho,por íêrle mui amigo , i aficionado. Enviòalgunoscavallerosdefa caa

por

averdadocargoaMicael Angelde

íe alegro mucho,por íêrle mui amigo , i aficionado. Enviòalgunoscavallerosdefa caa por averdadocargoaMicael Angelde

De L A PlîlTVRA.

7J

osa, que de su parte lo lleuassen , a el , a sus criados, i cartllos, apaiacio. Hizole el Duque anKiroíoacogimicnto, rogandolc <juc mientras durava la guerra nosc partie íïè de lu companiai ofreciendole cuanto eralu poder. Micael Angelnoquerieodo íêrVencidoen cortesia se loagradeciò aaucho , ibolviendofea los dosqueJoacompasiavarjdijcQ^ queaviametidoen Ferrara doze ail escudos , queaili estavancou sû periòna para scrvirlc. El Duque lo llevò paflcaixlolc.cotno folia, por su palacio maC- trandole las cosàs curiolâs i de eftùna,i un Recrato íuyode ma- .\W no de Ticiano , que califîcò Micael Angel. 1 con su licencia fc bolvioalaosteiia , dondc ettuvorecogido, enviandoleaquel Princi pe muchos tegalos , fin que le collasse nada la poffada : i cuando íe parecio se partio a V enecia. Dut ò poco cn cl la , que luege sue ilamadoccn grandes ruegos de su l'atria , encotnen- dandole apretadamenre nodexafie laenpréffacoineDcada, ni la oividafié , i enviandolc íàlvo conduto. Vencido al<fin no lin peligrode la vida bolrio. I cAuvo eícondidomucfaos dias en ca íâ de un arnigo f»yo porno fer hallado deun Comiilàrio del I'a pa Clémente, hafta que cl Pontificeacordandoíe de íu vaior, i rirtud, mandò bazer dili^encia por el, conorden que no le des guftalsenennada ; amesíeletornassensusprovilìone», ique

arendiesle a laobrade San JLorenço.Poco tiempo despues deí- íeò el Papa tenerlo cerca de si , i bazer la rachada de la Capilla donde avia pintado la buelca a lulio t. cn el cual queria que don de eftava el altar se piotasse el juizio uniucríal. Parque Micael n,,,,; Angel mojftrn sie en aquclla iUoria todo lo que V arte de! debu- xo podia bazer. Estorvavan los agences del Duque île Vrbino, dizieodo;que avia recebidodieziíeismilducadosde lulio 2 pa ra su Sepultura. Eftoalfìnfecompusobien, icorooel qniíb;i clPontifíce le hizo atender al carton del juizio^Succdiò cl aûo

isl j-îamuertedel Papa Cleraentc,i paròlaobradc Florêcia. Creyo Micael Angel eftar ya del todo libre , iacabar íu Sepul-

<ro: massiendocriadoPaulo^.lomandòllamar, ihaziendole grandes caricias,i ofrecimientoSjle nianifeftò fus intentos. Re

huíava

K

ihaziendole grandes caricias,i ofrecimientoSjle nianifeftò fus intentos. Re huíava K $

$

^4

Libro Primero

husavâ Micael Angel, por el contrató hecho al Duque de Vrbt no, de acabar la Sepultura de Iulio. Encolerizado el Papa le di-« xo : trcintaanas à que è tenido este desseo , i aun siendo Papa no lo è de conseguir? yo romperé el contrato, porque eftoi re suelto que me sirvas. Viêdo esta determinación Micael Angel

c stuvo tentado de partirse dp Roma, pero temiendo como pru

déte , lo entretenía con buenas razones. El P óti fice q de sseava hazer alguna obra señalada, fue a visitarlo un dia Con diez Car- denales : iqnisovertodaslasestatuasdelaSepuIturadc Iulio, Que le parecieron milagrosas , particularmente el Moises , de quien dixo el Cardenal de Mantua, que aquella figura sola bas tara a onrar al Papa Iulio 2. I visto el carton i debuxos que cr- denava para la Capilla , le mandó coninstancia que profiguies- se ; prometiéndole de componerlo con el Duque. Resolvióse al fin.fnopudiendo-hazer otra coía) de servirai Papa Paulo,sin alterar en la invêcion nada de lo que le estava ordenado de Cíe mente: teniendo respeto a la virtud de aquel Pontifice,a quien tuvo tanto amor , i reverencia. Porque de slèando su Santidad, que debaxo del lonas de la Capilla donde estavan las armas del

Papa Iulio se pufiesseu las suyas, por no agraviar a Iulio,i a Cle mente no lo hizo Micael Angel , dizièdo; que no estarían bié.

I se satisfizo fu Santidad, por no defgustarle; conociendo fu b5

dad, i cuanto amava lo justo sin atenderá la adulación. Iporq desta gran pintura del iuizjo se a dicho algo, i se dira en partica f'Lïi. lar capitulo , paflaremosa lasdemas cofas onroíâsdeste infig- iib.%.t»f. ne artifice. El mefmo Paulo 3. inspirado del cielo lo eligió pa- y* ra la fabrica de San Pedro,- i le hizo un Motu proprio en que le

criava cabeça de aquella fabrica. Con amplia autoridad de ha zer i deshazer, quitar i añadir, a fu voluntad: i que todos los de mas ministros estuviessen a fu orden. Viendo pues Micael An gel la coufiança que hazia del el Pontífice, pidio a fu Santidad declaraste, en el Motu proprio que servia a la fabrica por amor de Dios, i fin algún premio: si bien el papa le avia señalado seis cientos ducados de salario. Fue apro vado finalmente del Papa el

fin algún premio: si bien el papa le avia señalado seis cientos ducados de salario. Fue

De L\ Pintvri»

- 7f

el modeloq avia hecho Micael Angel 5 i dcsechado cl de Bra mante, ideSangallo.Hizo tambienpur%iaudadodestePonti fice una puente íòbre el Tiber, que deídeel Sacro Palacio atra

vêlasse à un famo sso jardin* para que de un:: vez íè vielse la tue

MicaelADgel.

Sucedioelaíío 1749. la muerte del Poptifice : idespuesucla

te i la estrada Iulia.Dígna del luizio i debuxode

creacion de lulio 3. que le íucedio, el Cardenal Farueiio orde- y ,- aòdehazer ungranSepulcroaPaulo 5. en el primerai code ia imli$t$\ Iglesia de San Pedro , debaxo de la tribuna. Micael Angel acô lej ò queno convenia, porque impedia la hermoiuradel tëplo, ino craaqùellulugar. Enaqueltiempolè hallavalorgeBaiari en Rorna, queíucelaûo Santo, iel Papa lulio 3. porel refpe- to i amor que teniaa Mvcael Angel dilpenlò con arnbos que vi- fitando a cavallo las liete Iglelias ganalen losperdones uobla- dos. Tuvieron en esta estacion muchas conieiencias, i conclu-, íiones de V arte.- de que el Baíàri compulò un Dialogo. Auten- ticò de nue vo el Papa aquel aûo el Motu propriode luautecef- íor, íobre la íâbrica de San Pedro, contra los opuestos a Micael Angel. I diziendole un dia cl Pontifice,que los Cardenales di- putados ponian algunas dirìcultades en la tabrica cerca de la luz

en íu prelència

le reípondio (bol viendo a uno dellos Jquc lu oh>

cio era proveer de dmeros, 1 el íùyo cuidar de la ràbnca.I buel-, to al Papadixo:^í« vuejira Santidadlu queyoaclqutero, en aftjtir algpvierm defiacbra: ijinome à de aprovechar al cuerpo,ni a ï al- ma,yo pierdo el tiempo i el trabajo. El Papa , que lo amava i e^i> mava inucho, poniêdole la mano sobre el ombrole replicò: vtt ganas para l' aima ipara el cuerpo,Jin ninguna duda. \ mandole que el dia íìguiente le viesse eu la vina lulia , para conièrir sus d isinios con el/p orque no hazia coía íìn su pareccr )fue en corn paîna del Basàrí; i hallando a íii áantidad con doze Cardenales Junto a la mente del agua virgen , i llegando a hazerle profûda reverencia, quiíoelPapa que porfuetza Micael Angel íe senty fe a íù lado, auoque el tmilmente Io rchusava. OnrandíKuâto i*»*/*r era possible fovirtud. Puedesse encarecer este hecîjpcon pala- "»rM"M'

76

L-ibro Pr ime ro

bras> o es cola esta para quedar en âlencio? pienselo quien rie- riènoticia de la Magellad i grandezadel Pontifice , i del modó^ con que es acatado de los mayores Monarcas del mu o do. Man doleel Papa[enaquçlla sazon) haze»un modelopara una fâcha

da al lado de San Roque

, quericndoseruirse delMausoleodc

Augusto,para el restode la niuralla.[Este modelovino deípneî a manos del Duque Coínte de Medices, que la prcsentò al Pa-, paPÌ0 4.)Tuvotantoreípeto Paiilo j. aMicael Angclque to-r mò su proteccion i delenía a sii cargo, contra aígunos Cardeua- les iotros emuios que lepretendiancaluniar^oustando siêpre que los deinas artifices por valientes que sue sien le buíèassen i coníultasseu enfu mésma casa. Guardandole tanto decoro que le dc^cargaua demuchâs coíàs que podia hazer por no causa, ío,

Màerto ludioy Lerkufo Marcelo,los contrarios de Mkael An- geí se levantaron paraafligir[o. Pero íucediole Paulo^. d'esseo- so de dar fin a la fabrica de San Pedro, con que iè escufò de fer- viral EHiquede Flotenciaque loíôlicitava. Fue este Pontifice. deparecerquerepstraslé ia Pinturcvdeljuizio, euanto ala'ones- tidad . Ocnpolotambien enlafortificacionde variai partes de Rotna y porque en aquel tiempo íë le acerco eí exercirode los Franceles. Siguio a elte Pontifìce P104. que hizo nuevos íàvo> rcsaMicael Angel: confirniando el.-Motupropr.io de fus tres anteceflbres , sobre lafabrica de SanP edro; Algunos dias deí- pues llegò a Roniael Duque Cosmc de Mediaescon la Duque íá Leonor íù rouger ,. a quien visito Mkael Angel, iel Duque le hizo íentar cabe si , con mucho atnor , dandole cuenta de to- daslasobras de ArquiteturajEscultura, iPintura rqueaviahe- choenFlorencia. Sinticndo mucho Micnel Augel 00 poderla servir , por íù Hiueha edad. Violo uiuchas vezes mientras cftn- vo en Roma ,i lo mesmo hizo don Francisco de Medices íù hi- jo. De quien seagradô Micael Angel , por cl cortes acogimiê<~ loque le hazia -porque sicmprelehabiò con la gorraen la ma- no, i coû el refpetodcuidoa un tan raro ombre. Fiualniëte por nòcaniàralletor , acabareuK» lo^cjiropufíHigs ajprincipk*

i coû el refpetodcuidoa un tan raro ombre. Fiualniëte por nòcaniàralletor , acabareuK» lo^cjiropufíHigs ajprincipk*

De La Pintvxa.

77

deftc, cn cl figuieiite capitule Concluyendo, que U virtud de MicaelAngel ( sobre todos los artifices de la antiguedad i de nuestrostieuapos] suc conocidai estiniada, aun mieutras vivio [cosa que sucede a pocos ) pues Julio 2. Léon 10. Clémente 7. Paulo 3. Julio 3 . Pauk>4. i PÌ04. Sumos Pontifices, no quisic- ronapartarlojamasde su Corte,onrâdolode la manera que íc a dicho. Iotros grandes Principes lodeíîearon mucho,como los Duqucsde Florencia, la Seíioria de Vciiech, Soliniano lìmpe radovde I05 Tu rcos,Francisco Ualesio Rei de Francia,i naes- troEmperador CarlosQuintodeglorioíâmenioria.Preciando íè de fus intimos araigos el Cardenal Polo, el Cardenal Farne - iîo[que sue despues Papa MarcelojelCardcnal Rodolfo.el Car dcnalMateo, el Cardenal Bêbo,i muchosotros Obispos i Pre- lados, i nobles ciudadanos, i senalacamentedon Julio Clovioji Tomas del Cavallero, i otros infinitob.

CAP. VU. EN QVE SE LLEVA adelante la materta deíp jjado, ifi

dejerive elTumulo hecho a

Alicael Angel.

P R o s 1 g v 1 e n d o en el intento propuesto , paremos cn las onras de que gozò nuestrogrande artifice vivien do , diremos las que se hizieron a iú muerte, por no íèr

, Vistas en otrode su calidad. Porquecl Tumuloliechoa

ías Exequias de Aíicael Angcl, porla Ciudad de Florencia,no an fàltado ombres cnerdo.c, que Io an preferkîo al que hizo Se- villaalasdcFelipoSegundoReide E/paûa. Pero de^ando coroparacior.es odioíàs, concederèmos a lo menos,que a íc^or particular , que no sea Rei , o Pontifice , no se à hecho cosa de tantamageíladigrandeza. I assiesjustodescreuirloenordetì aaueítro intento; discurricdounpoçopor loprecedidoantes.

de tantamageíladigrandeza. I assiesjustodescreuirloenordetì aaueítro intento; discurricdounpoçopor loprecedidoantes.

78

Libro Primero

Passó a uiejor vida este insigne varon en i y . de Febrero del anode 1 5-i4.cn la famossa Ciudadde Roma,alospoanosdeíu edadfque sue la principal causa de lu muerte) acoinpaíiaron ma chas obras de Caridad a las tres nobles artes que exercitó. So- corrio muchos pobres, casò muchas donzellas secretaraête, en riqueciò a quien leayudava,premioa quienleservia: contau- ta liberalidad que de una vez dio dos mil ducados a un criado su yo. I pinturas, papeles, i modelos a otros, con que remediavan

fû miíêria. Depositaron su cuerpo ( acompanandole toda la ciu dad Jen el templo de los Santos Apostoles, i cratava sn Santidad de hazerle particular memoria,i darlc onroía Sepulcura en la I

glefia de San Pedro. Cuando llegò por la posta íu nieto,

con or

dendelDuquedeFlorencia[que no avicndo podido onrarlo vi vo , pretêdia onrarlp en íù muertej para que escuíado el rumor 0 el impedimento , con todo secretofaguiíà de Mercaderia] íe traxessea su Patria. Peroantes que el cuerpo vinieíle.íâbida su muerte,íe juntaron losprincipalesPintorcs,elcuItores i arquite tos Florentines, en lacaíâde don Vicencio Borgini, Teniente desu Academia , porelDuque Cosmc de Medices, atratarcl modo que se avia de tener en onrar a Mtcael Angel; como apri mer Academico i cabeça de todos. Eligierôse cuatro delosmas antigtios , i graves para diíponerlo que convenia : querueron Angelo Bronzino , i lorge Baíàri , piutores; Bê venuto Cellini 1 Barcolome Amanatoescultores*. Òfreciendoíïe todos los dé nias mo^os i viejos a hazer cáda cual en íu profession Ioqueíê le pidiesse. Ordenaron que el Teniente i los diputados propn- fiesenen nombre de la Academia al Duque(como protetoríu- yojles diesse el íavor necessario , i se sir viesle que las exéquias íê celebraíïeu en San Lorenço, Templo de íù ilustrissimacaíà; Por estarallilamayor parte de las obras de Micael Angel. Iq tuviefle por bien queBenedito Barqui recitasse la oracion fu- neral : porque la virtud de tan grande artifice fuesse alabada de tan éloquente varô.Elcual porestarenseruirio de su excelêcia no admitiria fin su inandamiento scmejante cargo, Presêtoflse

un*

varô.Elcual porestarenseruirio de su excelêcia no admitiria fin su inandamiento scmejante cargo, Presêtoflse un*

De La Piutvra."

79

una petición ( que yo el culo âqui ) representando las obligacio nes que todos los profeflores de las tres artes tenian al difunto, v,rìfi*n'i i las que el tenia a la memoria de aquella ilustre caía : como he- **f*f>¿£

chura del Magnifico Lorenço de Medices. Respondió

el Du- j^,

que con mucho amor i liberalidad al memorial; no íolo conce diendo lo que íe le pedia, mas mandando ser a visado en tr ayen- do el cuerpo, para onrarlo con fu presencia, i de toda fu Corte. En tanto que esto paflàva en Florencia Leonardo Bonarrota

nieto de Micael Angel, informado de Danielode Volterra(q fe av ia hallado a íu n»ue.rte)de que el venerable viejo le avia ro gado que fu cuerpo se llevarle a fu querida Patria: con el recato

dicho lo dispuso, i traxo a Florencia. Fue puesta la caxa glefiade SamPedro , i el diafiguientc los maestros de

profefsiones con todo secreto fej untaron, llevando solo un pa ño de terciopelo negro guarnecido de oro, i una imagen de un crucifixo para poner encima. I a media ora de la noche cercado el cuerpo, todos los viejos encendierou gran caridad de hachas blancas, i los mancebos con toda prieílà afìendo de la caxa pro- curavan ponerla sobre fus ombros : teniéndose por mas dicho so el que tenia mejor lugar: Por gloriarse a de/ante de a ver lle vado el cuerpo del mayor ombre de fu arte. Ya se avia divulga do por la ciudad que Micael Angel avia llegado i se llevava wb. Cruz, i en poco espacio se llenó la Iglesia de fuerte que con di ficultad se pudo llevar, i paflàr a la Sacristía; para ponerlo en so deposito Acabadas las cereremonias, el Teniente de la Acade mia por fâtisfazer a los circunstantes se determinó de abrir la caxa, i creyendo hallarle ya corrompido , por aver 2 r . dias que era muerto, pareció entero,' sin ningún mal olor, i como si estu viera durmiendo; íolo el color era de difííto de pocas oras Fu e necefTario por la muchedumbre del pueblo tenerlo algunas des cubierto.Fuefle disponiendo so Túmulo para día determinado el cual íe procuró que tuviesse mas de invención i efpiritu,que _^

<ic riqueza i vanidad por onrar al artifice con arte.

en la 1- las tres

I afsi en la nave de en medio del templo de San Lorc 90 fró tero*

por onrar al artifice con arte. en la 1- las tres I afsi en la nave

70 Libro Primero

tero de las dos puertas de los lados ,* una que va fuera , i otra al Dtseriptis Claustro, se levantó el fumptuoíb Túmulo.

del Tumu

AnpL

ja f 6 . varas de alto, desde la superficie de la tierra

hasta la cabeça de la Fain^cn que remata va. I porta rrenteque

miraal Altar mayor , i su coirespoqcsiente , tenia de ancho 1 1. varas : i por las que miran a las puertas colaterales tenia 2 2 . cu ya altura iva delhibuida en esta forma. El banco deste edificio tenia con vasa, i sòtav asa cinco va ras de alto, i encima hâcia la puerta principal do3 grandes efia-

tuas recostadas.

El primer cuerpo, que venia sobre este pedestal tenia coa

£j

l c

la cantidad

que convenia para que el buelo de fu basa guardase el vivo del pedestal. Era un cuerpo solido i en cada cestero de sus cuatro estava un recuadro vizarramente adornado , donde fe pintaron cuatro i(lorias. El segundo cuerpo con Zocolo', i cornija tenia de alto onze varas. I en las cuatro esquinas, en el mismo Zocolo avia cuatro resaltos , donde estavan cuatro figuras de escultura en pie, que eu graiKlezacorrespondian al todo dd edificio: i cada una te nia otra rendida a fus pies. Este cuerpo era ai si mefmo íòlicJo,ï

basa, i cornisa 1 j. varas de alto, i fu diminución era

ÍHirninucion proporcionalmente. Tenia otros cuatro recua- drosadornados como los primeros , para fus istorias de pintu

Veniaíbbre este fegundocuerpo un çoeolo , queformav» cuatro resaltos a las esquinas, donde eftavan sentadas cuatro fi guras de escultura. I encima del un pedestal con fu comí xa: i

1 unoiotrotenia 3. varas de alto, i diminuidoeu proporció: i ca fus planos escritas unas letras a proposito. SeguiaíTe luego una media narauja, i Pirámide , que remata va en una bola, que todo tenia de alto 20. varas: i sobre esta bo la estava la Fama de 4. varas de alto. Estaeraladisposició de la fábrica i Arquitetura. Reftadef- crivir en particular las istorias i figuras de pintura, i escultura, i

ía

de la fábrica i Arquitetura. Reftadef- crivir en particular las istorias i figuras de pintura, i

De La P intvra.

tt

sa penfamientp, i letras , para que se vea la grandcza dcstc ilus- tce MausoJeQ,,. -., Sobre el banco, a la parte que dixi mos , eftavan recostadds das grandes rìos , que reoresentavan,uno el Arno , i otro cl Ti-

- ber: aquel, tenu su Cornucopia Ilena de flores.i rxutos, í signi- ficando la abundancia , que en estas profeísiooes a proauzido FJorenciuJ este , alargava la raano recogieudo parte de la rique zadel compaûero. (Pórque Micael Angel cô lojcfiudiode su Pat ria euriqueciò a Romaj A rno ténia por in signia el Leô, Ti ber la Lòba con los dos ruuchachos : imita van los dos Coloíòs al marmol. ElunohizoBeneditode Castejjodicipulodel Ba- cho, i el otro BaústaBenedito die ipulodel Amanato, mance-

bos ambos de grandes esperan cas.

'

i

«

- «.

En el cuerpo primero , al lado de los rios , en el primer cua- dro , íe via pintado de blanco , i negro Lorcnço de Medices el viejo, que recebia en íujardin a Micael Angel (coino se à di- cho ) el quai le mostravaalgunos debuj os. Era esta pintura de Mirabelo, i Geronimo del Crucifïfàyo , ambos companeros de gentil eípiritu. Viaseel Magnisico aucianoretratadodel natu- ral, con graue alegria , ia Micael Angel mucliacho lleno de vi- veza, i respeto. En la segunda iftoria (continuando el mesmo orden ) hàzia lapuerta que sale faera, estava figuradoel PapaClemente.quc (contra la opinion del vulgoj le encomendava la obrade íân iorenço: este cuadro era de mano de Federico Paduano, pin tado eon mut ha du Iç u ra i destraza. Estava Micael Angel mos-

trandoal Papa la planta de la Sacristia.i algunos Angelevvo- lando con varios modelos , traças , i figuras-: todo inaravilloíâ- mente conduzido. 1 Eltercercuadro,que mirava al altar mayor.era un ilustre E- pitafío Latino del dotissimo Maestro Pedro Victorio, que pa ra nuestro intêto es justo ponerlo aqui, dezia defta manera. Collegium Piftorum , Statuariorum , ArchiteBòrum , auspùio, «pequeJìbiprompta CofmiDueìs,autoris[uoì umcommoderumjùsft

cietit

J_

, Statuariorum , ArchiteBòrum , auspùio, «pequeJìbiprompta CofmiDueìs,autoris[uoì umcommoderumjùsft cietit J_

tl

LlBRO P H MER O

tiensJìngularem virtuíem Michaelis *ngeli Buanartttê. Intìttu gens j ; quantaJìbi auxìhufemper fuerint pricclara ipjius operatfiu duitfè çratum erga illum ofiendereyfimmun% omnium, qui unquam fuerunt P- o. A. Ideoque Mommentum hoc fuis manibus X '

ixtruBum, magnoanìmiardore ipjius

-,

memoriadedicavit.

Qne en nuestra lengiia sonarâ deíla íaerte. '

La Académie de los Pintores , Efcuhorts , i Arqtiiteios, con et favor , i ay ma dsl Dujue Cofine de Medtccs , su insigne proteior, i tabeca admirandílo-excelentR vìrtudde Micael Aigsl Bonatro- ta, i reconociendo el bénéficia recebido defus.iluflres obras, a dedtcz- do e(k Monument», procedidtrdefiisimanos ,idela ardtente afictort

. ,.'

_

.defupecho, a la memoriadej mayor Artifice

. ; ,

-s

.

' ï,

I

que antenidojanias las trer

i

!

.

. profejsimes9.

!

I

1 ìf

j

.

'

'

.ï,

'

»

*

i

y.

" '

Tenian este Epitafio dos Angeles, que con semblante Uqto so 1 amentavan lapcrditla de can raro ingenio. ' . El cuadro frontero de la puerta del^Claustro , era cuando cn el cercode Florencia Micae- Angel hizolatbrtificaciou , que sue tenida por invencíon ineípugnable. Esta isturia pintò Lo- jreoço Sciorni, hechura del Brôzino, cotnose podia esperar de nnjoveugallardo. En el primer pedestat de los ciwro, sobre el çocok^a mano derecha del altar mayor , estava unaestacuade Escultura ma cho mayor qaé elinátsral,que ténia oçra; de la mesrna grandeza como veucida i sugeca a to$ pieí.pero rebuelta con. vario : ovi- mienro. Que era un maoceboesbelco, i gallardo, Ueno de eípU ritu i vive/a , figurado por cl ingenio. Con alas: en el sombrero aguifade Mercnrio, i ntras insigniasapropofiro. La figura que teuiaalpie cou luengasorejas represontava la igoorancia: ene- ini^a mortal deliDgcnio.Eftas dos efiauuas erâ de maco de Vi-

}X)xaXç, táixraro en, sl|s riemqsaiius cuaqto mueftsau sus

sobre clotropedestal desteládo haziala Sacristiaestavan- ^íMatro a veacjable.figuradapor la Piedad Çriftianajquees unagiçgado.de^todaslasvirtudcs, ilaqucprineipalmête adoc

çauiiombçe. Teniá a su capital enemìgoel yicio, rcdidodeba^ xo,dqíu5pies,coi^movimitut^í5alieDjte. Obrade Vajerio Si mon, alentadouwnçebOj idiligente eícultor, , , ;

A la niano i(qu ierda deíía, eila va colocada otra figura, hecha

jiidiciosomente , que era Ia'Diofâ Minerva: porquè defpue^ de labondad, i Santidad., tiene el primer lugar V, A rtc, pcro como ejínombre, i mayor eicclencia nadece mas coqtradjcicn , ténia al pie la loyidia. La cnal cra una vieja íèca v con ojos torcidps, çenidacíe Sierpes, iunavivoraen lamano. Estas dos figuras e- ran de manode Lazaro Calameh, de pocacdad, auuque de n.u

De mauo de A ndrca,dicipu!q del Amanato

, exeelente arti

fice , eran las dos eítatuas delcu-írtopedestal, irontero del Or garo La principal iïgnificava cl E studio, (que los que obrâ flo

xa i tibiamente r opueden venir a íèr tenidos en preçio à ni una obra íòb es bastâte a hazer un ombre fâinosoiporq la m jiuî ;c m genio de Micael Angcl deíde quinze a noventa anos uunça ces sarou de enriquecer eì mûdçv mas que muchos artifices j ûtos. Era un mancebo alentado i diligete , ténia cerca de la mano de recha dos alas pequenas , porla velocidad del obrar. I en tierra fenia como aprifìonada a la pereza iocioGdad ;.que cra una mu- ger ípííolientaide tardo movimiento. Estasxjcho figuras q par recian de marmol, davan gran magestad, al Tumulo. , .

Eníos cuatrotesterosdelíeguudocuerpodtximos queayia otras cuatroistorias depjnturade claro, ioscuro , çonaotodas lasdemas. I en los cuarro refaltos sobre las eíquinas cúatro sigu r^s de relievo sentadas cada una mayor que el natural y todas de piugeres queporlos instrumentes que tenian eran conocidas, por ía Pintura, Efcultura , Arquitetura, i Poesiá. Porque M«T

84

.

Libro T%iui*& <

cael Angel juntò a las obras de fus manos muchas compofícío-

nés, Uenas de gravedad i de iugenio:

lagar entre los de sta fâcuttad. Enfrcnte de la puerta principal en el primer cuad rofpor or> ra de la Arquitetura) estaya pintado , diestramente, cuâdo Mi cael Angel moftrava a la Santidad de PÌ04. el modelo de la Cu pula de San Pedro, ton ïnèréible admíracion del Papa , i los clt cunstantes. Era este cuadro de mano de Pedro Francia, Pin- tor Florcdoo. I la E statua de la Arquítetura , a la mano iíquier da, de Iuan Batí stade Benedeto, cuyoerael Tiber. En el segundo cuadro hazia la puerta que va fuera[por la Pin turajse via Micael Angel ateuder a la istoria del (ruines bastâte mente Ioado] juizio ; exemploilustredé todas lastìifíçáltàdes de V artc. Este cuadro labró Iuan Miguel de Rodóltb, con tari ta gracia,! valentia comose puedè preíumir. I la Eltátua qui le cprreípondiaBatiftadelCavallero. k.'

por doude merecio digno

-'* Eiiel tercero cuadro que venia sobre el ErJitáfio (por la Es- culturajsémoftráva Micael Ang^l râzonando con um Matroí na que por las íênales se Conocia ser la Eícultura , i pareciaque íëacôsejavacô ella. Teuíaelalaredôdaalgunasdefusfauios- Jâsobras de relievb, i ella en la mano una tabla cô unas palabras dèBoèciodondéhabladelrmindorabricadodel Sumo

c

"

" 'A , " J\ios conforme aíú divina Itìèá

quedizenaísi.

' Similisub imaginesormans.

Esto tSifórniando asemejanteîmaven. Este cuadra obrado có gran jnizio ç invencion, era de Andreà del Minga Florentinô :

i la estatua de la Eículttira que renia al íado, de Anton io de Gi

no. En la cuarta istoria ( por la Poesia) -estava Micael Angel atê toàcse^iralguna comcKisicion, i en tòrno délias nueve Mu* íàs (còmo fo deícnptas de lòs Poehs) i Apolo coronado dejLau sel, con otra corona semej ate en la mano, para1 poncr a Micael Angel,.con un mote del Dante.

i Apolo coronado dejLau sel, con otra corona semej ate en la mano, para1 poncr a

De La Pimtti.1. Cttducemt Àpolhì et novt Musent

dtftufiranf ftjè. >

Jj

,-.

' .: u

%$

:t.J, - ! 02 r.v/.,)

:

'* ' £j4pokmrguia}iUrntuve\$tífitf -; .

' i,;.

Ji

-*

w>

medescuhtnlosOjpix^.:'

-

.f

Eraestapínturadeluá Maria Bor.eria;i /a Eftatga delaPoe

fa de Dominico Pogin \, mancebodiUgen tiísimo. Eu el çocolo, o pedcstal de laPiranaidc,que se levantava so

bre este cuerço se seian estas ktras.

_,

'

-

--. Suarstxtollituraste\wK\>

\>.

.c.n;

i

.

./f/si r ar te /ê levant* con V arte.

> . ' '.-i.;. ;

i.iw:.!-'. -.jorîm *Jjoi;ìî,i^*-j,c ':J[

En los dos testeros dclaPiramíde,unoialAh:at mtyorái otxtf alapuertaprùicipal, aviadosovalos rclevados , ictrainhoiel RetratoalnaturaldeMicael Angel, demanode SantiB^git^ 1 ni. Remarava la Piramide eu una bala en proporc tou,doLci: ic fingia esta van sas cenizas de aq uesgran varom act fur: i:.,\-.u\ru )

I Sobre la bola ,o globo , e sta va de pies, una figura de fa Faina, como dos vezes el natural,que parecia que bolava ; cou una tró p» de cres bocasv con que Hevava cl nombre i alabança por todo elmundo. Esta figura sue de mano de Zanobi La stricati. Esta es brevemente la descripcion desta insigne maquina. Pero demas destoestava todo eítípto entre colunas.i pilaf- t ras (que (o de hermosa piedrajcolgado de paijos negros, i so bre eilos en los vazios, fus cuadros de pintura de blanco inegro que hazian raarâ villoía correspondenciav en esta-mariera.

' En et eípacio de la primera Ca ; illa hàzia la Sacristía vieja,

cstavaurlcnadro de 12. varasde aka,i i6:<leancho, en elcual con ÍDvencion Poetica, parecia Micael Angel en los câpos Eli fîos, i ténia á la derec ha mano, demas que el natu rai ,los mas ce lebradtìsTiòtófes^ i Esoultoresantiguos , cadacual con íù infig- hia o sefiàl Praiítéles,eí ^iío-qúetstâ-etíla vinadel Papaju.1 lio 3 . Apeiesy eiRefcfttòde Aiéxaâdro; Zeusii , una talíla corí

^iío-qúetstâ-etíla vinadel Papaju.1 lio 3 . Apeiesy eiRefcfttòde Aiéxaâdro; Zeusii , una talíla corí

L I B R p. íQ m Jí EA<*

las Was; Parrasio, c»iie|vefofingid6. AJL» imcfcHÎquierda ef-

tavan los mas ilustres de nuestra cdatí ámíbac^ Gioto, cô cl rctrato del Dante; Mafewí'Doiiateio^l? ranctíte Salviati, i o- tros muchos. Al pie de Micael'Angcl eitava ëi rio Arno, recos tado sobre su V rna con postura valientc. Dispusoíe esta iitoria áitóiwcíôtídei Dapcé, Guarido fingièlaVirgdoqnjïiçdici detodoslosIdempi'Poetas,;cûidò mas^oincipaLc; ni ; 1

JlcvWEPV'jìíi ; 'nxiáitasjci\ fus «ccíôarj

n ísAo^ ljtrà

. -

-1 :- »'"- . 1 .ìì a rr/i. j

1 > r f

Tutti l' ammìran, tutti honor glisano.

Todes

loadmirm, todos le baçen otirau

.ait'". *\ m>ï v. ,v>i.-4lé\ «

"j u\V*

Era este coadro de mano de Alexandro AUori , dicipalo del

!

í>

:.

::

Bronza, t dignò de tal maestro.

EaeLvawo dclaCapiUadeLSautissfirno Sacramento se via

umcuaáro de i o.;ranaaiieánchij aS.de alto, todaiafîícuela de i- ane, du.truULcebps de paca edad hasta loi 24.an.Oi ,: que ohe- ciai las priinicias desnî «íhidios a.Mtcael.Angel < coino a coía Sagraïar.Wsidcjpmuini'VJiï mode de uluira j i>arq,Uit£&Qrà. Ici los amaeltrava coDtfcímrDita, niieut.r.as con atencipryle ejeuch* van; caiipccioiieÌLÍemblanCeS'gtaeiosos^i vanos. LeuVe estas toiÁsjátîntïKdé-Jbncíèeiou'aiiiK $h ryJì ciutH rsiì -t .ob uni

.f.íîi.jp*îí»'i "3íj s.'íl-ï *r cftVi-ítobáhJb1» ;,' y. r. urtr * yid >*

3rV;--j s^/jm TnpaterM T'eràavinveiitvr; tufatria nobìf^

-c'i .'. ;ì;. í/l!£K? 10::

1

Suf^càitasipuceuptajuisrcx inclue, tìmtts, ,

:> :;iJjit'{Jy''j?c;'L

ì'ï.i\x' i;>.r;v ío.r;

710

ìut debt&cr.<}ï§tCjW*}fQ era de mauo de Baustadkipulodcl

IHmtorjçop,rlpi9le^

v,{-, j,

o: Caniiwndo deíte lugarhazia la pa^rra principal de la igleiìs»

en-ci lhio.de una Capiila[del tfmantidel pafiadojcitavapjnra

4oQaQtrpcnadjo>ẹ&^

ho 3. <aMrara vimj^dÇ'ÁfecI Aiigel, ^crçseruoas.pn su lî|

g*r;

t~

1

4oQaQtrpcnadjo>eÌ£&^ ho 3. <aMrara vimj^dÇ'ÁfecI Aiigel, ^crçseruoas.pn su lî| g*r; t~ 1

De La Pintvrá.

87

rkr)cuande£n-íù viûa lo hizo sentar a su Iado, para comuntcar-

las intentas, raie titras los Cardenales, i otros grandes perd» nages cftavau a la rcdonda cn pic. lifte hecho se via con tan bue na invencion , i relievo( que por ventura nofueramejolrde un muieKercitadomaestro^emanodelaeoboZuqui , dicipulo

dclorgeBaíâri.a

.,v

Ko mui diftante íobre el meímo Iado, í el organo, avia Iuau

EstradaFlaniêco, diestroerilapiQtura yhcchootrocnaHródc i2Tarasdeanchoi, idealto 8.caando Micael Angelenel tiëpo del cerco de su Pacria paflfôa Venecia, i le envio Andrea Griti gran Dux,i la Senoria algunos gentiles ombres a vrsitarlo, i ha~ zerle grandes ofrecimientos. Moítrava esta istoria gran jouío

i artc en íù dispoíìcion. Tornando pues al altar mayor, hazíalà SacrHria noeva,en cl primer cuadro, de grandezacorrespondientea los demas,en el vano de la primera Capilla, eftava pintado de mano de Sâti Ti di(joven de gran ingénio , i bien ekeroitadojotToíéDaíadci fa- vor hecho a Micael Angel deiDuquede Fiorencia, fyá refeTi- dojqufhallandosse en Roma tres anos vifitaudolo Micael An

gel le levantò en pie,por onrar aquella re verëda vejez,qtierië- do qne se sèntafíe en íu propria Silla;por oirlo con !a atencion, queunhíjoasupadre. Al pie del Principe estav a un muchacho con la corona Ducal en las manos; ialguuos Soldados veftidos

a loantiguo ítodoconduzidoconniuchadiligeacia, i hermosa

iuanera.

. En otro cuadro de i g. varas alto í 24. de ancho, frontero de la Capilla del Sacramento/BeroardoTimante, múi fàvoreci-

do del Duque, a via con gallarda invencion figuradolosriosde las tres partes del mundo, venidosa Iamentar con cl Arno el co mundano- el Nilo, el Ganges, ieLPo. Elprimeroeltavacoro

si un Cocodrilo ; el segundo de

nado de Espigas, i ténia junto a

pied ras de vaíor , i acompanad^dè un G ri sb ; elotrò eorbrtado de At bar negro , i un Ci íìie a su Iado. Veuiân guiados de la Fa

nia, quebolataenaJío}estavaçlAriJocoíouaaadc Cipres,c5

bar negro , i un Ci íìie a su Iado. Veuiân guiados de la Fa nia,

88

L p b r o P!r ime r: 6;

el vafolevantadoiuaramodelmeímoarbolcníaotra mano'.i

dtbaxode si un Leon.; ieuuuresplandoreuelaeloun Angel

pcqueno que subia , significando l'aLmadcldifuoto , coaestc

reríò Liticcr ';:.'J j.-.r . c n

J-M. :;n. ï

v -: na

«.r -í

r. ,

Vivons èrbe.petolaudíbiuathera

vivi£ndoenelmundovêialcielo$<malabunç*t. ). \ò

j

'

1

.'jiwL'T tobsIn

K.V,j.> Vldoì 5:c::Ai > ifîifci-s

 

A

los la dos estavâ Jos .figuras sobre dos vasas que renia dos

c âtos de la cortinár en que se vu esta pintura. A mmo derecha

de los rios estava Vukano continu hacha encendida en la mano

otra figura-debaxodelos pies, que fignificava el odio, en acto

k

i

furioso^i un Buitrcpor insigma ccui esta Ietra.

.sU i;;-

.-

.

:

kh

u \

! . s"

. Surgère j^uidpr opéras oàium trudele? iaceto.

Odio cruel por que te das priejsa alevantar? buelve ayarermla

tìerrfi.K . -.y : »L

. i De la otra parte estava Aglaya, una de las tres gracias, m ti

ge r de V Ulcano . lipûr significa r ia proportion, tenta en su

no un Lirio (por fer flor aproposito a ella,i a la muerrejfa figu

ra que teuia a los pies,fingida por la deíproporcion, ténia por in

.-a V:

íì»>

ma»

fignia una inona, i este verso . ;

n

,)j i

.