Sei sulla pagina 1di 47
AUTORIDAD ESPIRITUAL marzo 17 Y PATERNIDAD APOSTOLICA
AUTORIDAD
ESPIRITUAL
marzo 17
Y
PATERNIDAD
APOSTOLICA

En la iglesia de nuestros días hay un mal generalizado dentro del liderazgo de nuestras iglesias, este mal se manifiesta en pecados visibles como la rebeldía, la infidelidad, la deslealtad, la falta de sujeción e irrespeto a la autoridad, males que han detenido al el crecimiento del Reino de Dios, muestra visible de esta realidad es, una iglesia débil, sin autoridad y sin influencia ante el mundo. A continuación les presentamos dos principios que rompen la religiosidad y la comodidad de los discípulos.

“Dos principios para edificar una iglesia segura”

Ps. Rodrigo Yépez
Ps. Rodrigo Yépez

AUTORIDAD ESPIRITUAL

(El manto del líder)

INTRODUCCIÓN:

Uno de los grandes problemas al que tenemos que enfrentarnos como líderes cristianos es a la falta de autoridad en nuestra vida para cumplir nuestra misión en el Reino de Dios.

Comúnmente se escuchan expresiones como estas:

“¡Hermano! ¡Usted no se sujeta! ¡Usted resulta una persona conflictiva! ¡Usted está en rebeldía! ¡No se sujeta como manda la Biblia.

nuestro matrimonio no está bien porque no estás sujetándote a mí como

autoridad que soy “

“Mire pastor quiero que entienda que la gente viene cada día más rebelde, cada vez más endemoniada. No hay caso, es tanto el pecado que tienen que, por más que hacemos todo lo que debemos hacer, la gente está más endemoniada, no se sujetan”.

Parece que al ser humano incluyendo al cristiano le gusta una vida de independencia total, autonomía, en otras palabras no quiere rendir cuentas por sus actos a otro ser humano o a una institución, la gente cada día se esfuerza para resistir a la autoridad.

En el caso del líder cristiano, esta situación no es diferente, cada día se proliferan líderes independientes, que no le rinden cuentas a nadie, ministerios independientes que funcionan independientemente, sin un supervisor, un obispo, un pastor general, apóstol o un cuerpo directivo al que le debe rendir cuentas por sus acciones.

Los líderes independientes, los ministerios independientes, las iglesias independientes, los creyentes independientes que afirman ente comillas “Que solo le dan cuentas a Dios” son un peligro para el reino de Dios.

Se dice que la gran diferencia en el crecimiento que hay entre las iglesias latinas y las anglosajonas con relación a las iglesias africanas y asiáticas, radica en que, “mientras nosotros estamos educados democráticamente para debatirlo o discutirlo todo, aquellos han sido formados por su historia cultural para obedecer sin objeciones”

Pero en el fondo el problema no es tanto la falta de sujeción de la gente sino la falta de autoridad del líder.

“Querida

1
1

Los líderes están inevitablemente relacionados con la autoridad y el poder. Una de las cosas vitales que la gente reconoció en Jesús era que él tenía autoridad y por lo tanto hablaba con autoridad. Mateo 7:24-29. Lucas 4:31-37.

28Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; 29porque les

enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.

31Descendió Jesús a Capernaum, ciudad de Galilea; y les enseñaba en los días de reposo. 32Y se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad. 33Estaba en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu de demonio inmundo, el cual exclamó a gran voz, 34diciendo: Déjanos; ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Yo te conozco quién eres, el Santo de Dios. 35Y Jesús le reprendió, diciendo:

Cállate, y sal de él. Entonces el demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo daño alguno. 36Y estaban todos maravillados, y hablaban unos a otros, diciendo: ¿Qué palabra es esta, que con autoridad y poder mandar a los espíritus inmundos, y salen? 37Y su fama se difundía por todos los lugares de los contornos. Lucas 4:31-37

Mateo 7:28

Jesús habló con autoridad, actuó con autoridad, y vivió bajo autoridad y cuando ordenó a los demonios salir de los seres humanos, ellos obedecieron, sus órdenes e instrucciones dadas a otros hombres tenían peso, sus palabras tenía autoridad sobre lo creado y aún en el plano sobrenatural como la muerte y la vida, por lo tanto él tubo toda autoridad, para delegar esta autoridad a quienes creen en su nombre. Mateo 28:18. Dice:

18Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

La pregunta crucial que le voy a plantea es esta: ¿Por qué a usted no se le sujetan ni obedecen ni los hombres, ni los demonios, ni las circunstancias, y en el peor de los casos las enfermedades y las situaciones adversas?

Aunque autoridad es un atributo esencial del liderazgo y los líderes no pueden funcionar efectivamente sin autoridad, al mismo tiempo el mal uso de la autoridad por parte de los líderes es la principal falla y la fuente de la más persistente queja en contra de los líderes cristianos.

I.DEFINICION Y CONCEPTO DE AUTORIDAD.

Exousia (gr.).- Habilidad para sojuzgar, es el derecho de ejercer poder, en otras palabras “Es el poder delegado” o la capacidad con el que uno ha sido investido.

2
2

II.EL EJERCICIO INCORRECTO DE LA AUTORIDAD.

1. La mayoría de líderes no tienen en claro lo que es autoridad, su definición, su

sentido, ni su uso.

2. Muchos líderes llaman autoridad a lo que no es autoridad y confunden autoridad

con manipulación control, y dominación.

3. Hay una diferencia entre: Poder, Autoridad, y Responsabilidad. Los conceptos

necesitan clarificados para poder entender el principio de autoridad.

4. El 95% de todos los fracasos se deben a la ausencia de autoridad, al abuso de la

autoridad, a la resistencia a la autoridad o a la desobediencia a la autoridad.

5. Todo problema sobre la tierra está relacionado a la autoridad, sea el problema del

crimen, hogares destruidos, la corrupción, la inmoralidad, pandillas, abuso de drogas

etc. (Nosotros le llamamos violar la ley) .

Conceptos erróneos con respecto a la autoridad.

El peor error de muchos líderes ha sido asumir que el poder, es sinónimo de autoridad. Son dos conceptos muy diferentes. El poder es la capacidad para mover algo con el uso de la fuerza, pero autoridad es el permiso legal para ejercer este poder.

La verdadera autoridad, siempre se encuentra autorizada, mientras que el poder puede ser ilegítimo, y sin contar con autorización alguna.

Los dictadores y los tiranos solo son personas autoritarias.

El hecho de ejercer un poder absoluto, mediante la dominación, control y manipulación, sometiendo a las personas mediante la intimidación, cuartando su libertad de expresión, limitando la propagación de sus ideales o quizá privándoles del derecho de desarrollarse como individuos, no es el proceder de una verdadera autoridad, solo es el poder ilegitimo del autoritarismo.

Cuando un líder tiene “el espíritu de jefe” no es una autoridad, solo es un manipulador, cuando un líder tiene “el espíritu estar a cargo” es un usurpador, y cuando un líder es controlador, no es autoridad solo es un dominador.

El poder nunca fue diseñado para existir y operar por sí solo, sino que fue diseñado para ser una herramienta para ser protegido y regulado por la genuina autoridad.

3
3

El poder es simple energía y habilidad, pero la autoridad es el permiso o derecho legal para usar este poder, por esta razón el poder sin autorización solo es una fuerza ilegal.

III.- UN HOMBRE CON AUTORIDAD.

Un verdadero líder puede tener un título, un cargo o un nombramiento, pero él no opera basado es esto, sino más bien va a operar vasado en su autoridad interior, producto de su sujeción, obediencia y sumisión a quién le ha delegado esta autoridad, y la gente va a responder a esta autoridad natural, en lugar de responder a su etiqueta título, o nombramiento.

La verdadera autoridad

desarrollar su potencial, provee de instrucción, consejo, guía para construir a los

demás.

el centurión romano que es recibió el favor de Cristo, es un ejemplo claro de cómo el vivir bajo autoridad genera autoridad y nos empuja hacia la verdadera fe. El evangelista Lucas nos detalla este acontecimiento: (Lucas 7:1-7)

1Después que hubo terminado todas sus palabras al pueblo que le oía, entró en Capernaum. 2Y el siervo de un centurión, a quien éste quería mucho, estaba enfermo y a punto de morir. 3Cuando el centurión oyó hablar de Jesús, le envió unos ancianos de los judíos, rogándole que viniese y sanase a su siervo. 4Y ellos vinieron a Jesús y le rogaron con solicitud, diciéndole: Es digno de que le concedas esto; 5porque ama a nuestra nación, y nos edificó una sinagoga. 6Y Jesús fue con ellos. Pero cuando ya no estaban lejos de la casa, el centurión envió a él unos amigos, diciéndole: Señor, no te molestes, pues no soy digno de que entres bajo mi techo; 7por lo que ni aun me tuve por digno de venir a ti; pero dí la palabra, y mi siervo será sano. 8Porque también yo soy hombre puesto bajo autoridad, y tengo soldados bajo mis órdenes; y digo a éste: Vé, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo:

Haz esto, y lo hace. 9Al oír esto, Jesús se maravilló de él, y volviéndose, dijo a la gente que le seguía: Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta fe. 10Y al regresar a casa los que habían sido enviados, hallaron sano al siervo que había estado enfermo.

1. Aspectos importantes que eran parte de la vida del centurión romano.

permite a la gente

vivir en una verdadera libertad, a

a) Quien vive bajo autoridad, reconoce y respeta fácilmente la autoridad de

otro.

b) Quien vive bajo autoridad reconoce y honra el poder que tienen las palabras dadas por una autoridad.

c) Quien vive bajo autoridad reconoce que su autoridad proviene como consecuencia de estar sujeto a la autoridad a la que se debe.

4
4

2.

Definición de autoridad, poder y responsabilidad. Para entender claramente

sobre el principio de autoridad, primeramente debemos diferenciar tres términos, que

a simple vista parecen significar lo mismo, pero que son totalmente diferentes.

a) Autoridad:

Exousia (gr.).- Habilidad para sojuzgar, es el derecho de ejercer poder, en otras palabras “Es el poder delegado” No hay autoridad si el poder no es delegado y tampoco hay autoridad si el poder no es usado. Jesús dio a los 70 discípulos poder y autoridad para echar fuera demonios.

b) Poder:

Dunamis (gr).- Usado para describir fortaleza intrínseca o habilidad. Es el dinamismo que capacita a una persona para hacer que la gente haga algo, cambien y logren cosas aún frente a circunstancias opuestas.

c) Responsabilidad:

Es la disposición a ser evaluado o a aceptar la respuesta de los resultados. Mucha gente quiere el derecho para usar el poder pero no quieren ser responsables de sus hechos. Muchos otros evitan las posiciones de liderazgo porque ellos no quieren responsabilidad. Responsabilidad es un elemento vital para la subsistencia de la genuina autoridad.

IV. CLASES DE PODER QUE LOS LÍDERES PUEDEN EJERCER.

1. Definición de poder.-Debemos recordar que el poder es fortaleza intrínseca o

habilidad dinámica que capacita a una persona para hacer que la gente haga algo, o

hacer que las cosas ocurran, por lo tanto existen algunos tipos de poder:

a. Poder de la recompensa:

Es el poder que los líderes usan para recompensar la conducta que ellos desean que tome lugar. Los líderes tienen el poder de promover, dar incrementos de salarios o premios a quienes logran una meta. Este tipo de poder se aplica en las grandes empresas.

b. Poder coercitivo:

Este es el opuesto al anterior, es la habilidad que tiene el líder de castigar a aquellos que no se comportan de la manera deseada. Los líderes pueden

5
5

despedir, descontar o humillar a sus seguidores, este tipo de poder se ejerce en las instituciones militares, policiales o centros penitenciarios.

c. Poder de la experiencia:

Este es el poder que viene como resultado de las “habilidades superiores”, adquiridas por conocimiento o fortaleza de la experiencia. Por lo tanto un experto tiene el poder porque él o ella pueden hacer las cosas que otros no lo harían ni siquiera lo intentaría.

d. Poder legítimo:

La gente reconoce el poder como legítimo cuando ese poder está de acuerdo con sus valores internos. Cuando existe equilibrio entre el poder externo y los valores internos y están apegados a los principios morales.

EL PODER Y LA

RESPONSABILIDAD.

1.- Aquellos a quienes se les ha encomendado autoridad deben tener poder para ejecutarlo. No se le puede dar autoridad a una persona si no cuenta con el poder suficiente para obrar.

2.- Aquellos a quienes se les ha dado poder y autoridad deben ser totalmente responsables y deben estar listos para ser evaluados en los resultados, de otra manera su autoridad y poder serán usados irresponsablemente.

3.- Aquellos quienes son totalmente responsables por los resultados se les debe dar suficiente poder y autoridad para hacer el trabajo apropiadamente. Lucas 19 habla de estos tres elementos. Poder es representado por los talentos dados a cada siervo. Autoridad fue dada a través de las instrucciones. Responsabilidad fue requerida cuando se les pidieron cuentas a los siervos.

V.

TRES

PRINCIPIOS

CLAVES

DE

LA

AUTORIDAD,

VI. LA AUTORIDAD Y LA OBEDIENCIA.

1¿Qué es obediencia? El término obediencia (del Lat. ob audire = el que escucha), al igual que la acción de obedecer, indica el proceso que conduce de la escucha atenta a la acción, que puede ser puramente pasiva o exterior o, por el contrario, puede provocar una profunda actitud interna de respuesta. Esto significa que la obediencia es el cumplimiento de la voluntad de la persona que manda, de lo que establece una norma o de lo que ordena la ley.

6
6

2. ¿Qué es la sumisión? Es acatamiento, subordinación manifiesta con palabras o acciones. Actitud de la persona o animal que se somete a otra y se deja dominar por ella aceptando su voluntad.

1. El propósito de Dios siempre ha sido que el hombre ejerza autoridad como puede ser observado en el mandato que él dio a la humanidad acerca de gobernar el mundo en Génesis 1:28.

2. Como toda autoridad es delegada, la autoridad solo puede ser usada por aquellos quienes mantienen una relación obediente con la fuente del Poder. Luc 7:8. La verdadera autoridad es de origen espiritual. Esa autoridad procede del espíritu de aquel que ejerce la autoridad e impacta sobre las personas sobre quién ejerce la autoridad.

3. Cuando aquellos que ejercen autoridad no están viviendo en obediencia a su más alta autoridad – Qué ocurre?. En ese caso ellos no tienen autoridad, sino Poder en su voluntad, Presión emocional o argumentos de fuerza. Todo esto ya no viene del espíritu, sino del alma y por ello solo tocan el alma de sus seguidores y por ellos estos pueden responder con resentimientos o amargura y se abrirán al conflicto. 1) Si los hombres han de servir a Dios, la sujeción a la autoridad es una necesidad absoluta.

2) La obediencia transciende a lo que hacemos. David por ello detuvo su mano de tocar al “ungido de Jehová”.

3)

Ser lleno de Cristo es ser lleno de obediencia. Fil 2:5-11.

4)

La obediencia se aprende por medio del sufrimiento.

Hebreos 5:8.

5) Te has impresionado alguna vez ante ministros o líderes que tienen dones especiales? Te has impresionado con alguien que canta como un ángel o predica con mucha unción o elocuencia y haz dicho: “Wow que ministerio. Pero, Autoridad Espiritual no es un asunto de dones, sino de una vida combinada con una vida de carácter sólido y esto viene de una vida vivida en obediencia al Señor. Cuando tú tienes un don de Dios y una vida de carácter, Dios está dispuesto a derramar su Autoridad sobre tu vida.

6) Obediencia y Autoridad ser separadas

Espiritual están íntimamente ligadas y jamás pueden

7
7

7) La sumisión es absoluta, pero la obediencia es relativa. La sumisión es un asunto de actitud, mientras que la obediencia es un asunto de conducta. Pedro y Juan respondieron al concilio judío: “Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios” Hech 4:19. SU actitud no era rebelde, puesto que todavía se sometían a los que estaban en autoridad. La obediencia, sin embargo puede no ser absoluta. A algunas autoridades es necesario obedecer, mientras que a otras no, especialmente cuando están en juego principios cristianos.

Ejemplos Bíblicos de esto:

1.- Las parteras de que desobedecieron las ordenes de Faraón.

2.- Los tres amigos de Daniel que se negaron a adorar la estatua.

3.- Daniel desobedeciendo el decreto real de no orar.

4.- Pedro predicando el evangelio a pesar de la orden del consejo gobernante.

3. Definición de obediencia en el nuevo Testamento.

En el Nuevo Testamento la palabra obediencia es “hupakuou”, la cual significa “Escuchar atentamente”, tiene el mismo sentido de la palabra hebrea “shema” la cual significa: “Escuchar inteligentemente”, en ambos casos se trata de escuchar no solo con los oídos sino con la conciencia. Desobediencia es: “parakoe” lo cual significa “Rehusar escuchar” Mateo 13:15

VII.- LA NATURALEZA DE LA AUTORIDAD ESPIRITUAL.

La Autoridad ejercida en la esfera espiritual o moral es diferente de cualquier otra autoridad. La autoridad espiritual está íntimamente ligada al carácter. La Autoridad Espiritual está profundamente comprometida con:

a.- La integridad de la selección moral. Por lo tanto es necesario que la gente decida en base a la conciencia.

La manera de Dios para

gobernar no

c.- Respeto a la vida personal privada. Ninguna Autoridad llamada espiritual debe violar estos tres enfoques.

VIII. EL PROPÓSITO DE LA AUTORIDAD ESPIRITUAL.

b.- Honrar la individualidad y diferencia de la gente.

es la “uniformidad”, sino “la unidad en la diversidad”.

8
8

Los líderes en el cristianismo que están ejerciendo Autoridad Espiritual deben fuertemente evitar la coerción o manipulación del pueblo ya sea por la fuerza de la personalidad, el carisma o la reputación. El pueblo por su parte debe evitar a toda costa asumir su responsabilidad moral permitiendo que sus líderes hagan las decisiones éticas por ellos. Ejemplos de esto.

“Usted es

un hombre de Dios, por lo tanto dígame lo que tengo que hacer y yo lo

haré”.

“Usted es una mujer de Dios que conoce a Dios, yo confió en su discernimiento, por favor dígame lo que es correcto y lo haré”.

Estas expresiones y actitudes necesitan ser rechazadas como si fueran plagas. Como líderes no podemos hacer el papel de la conciencia de otra persona y menos ocupar el lugar de Dios ante ellos.

Cuando la autoridad es ejercida con fidelidad y con lealtad, la autoridad espiritual llena los siguientes tres propósitos en la iglesia:

1.- Ejercitar la Autoridad de Cristo en la esfera celestial y espiritual. Lucas 10:19.

2.- Dar autoridad y capacidad sobrenatural aunque no infalibilidad. Hechos 15:1-19.

3.- Recibir autoridad para hacer discípulos de Cristo, no de los hombres. Mateo 28:18.

IX.- MAL USO DE LA AUTORIDAD ESPIRITUAL.

que ellos tienen la verdad es asuntos

morales o espirituales y no permiten cuestionamientos, ni discusión sana ni los ser

refutados, ellos están mal usando la autoridad espiritual.

Cuando ellos clasifican los puntos de vista contrarios o interpretaciones diferentes como una rebelión contra la autoridad ungida ellos están abusando de su autoridad espiritual y esto evidentemente conduce al legalismo y raya en los límites de las sectas. El legalismo a la larga produce insensibilidad moral. Jesús la ilustró cuando los fariseos llevaron a la mujer adúltera para que el Señor diera la orden de apedrearla.

La autoridad de una persona se basa en su ministerio y su ministerio se basa a su vez en su resurrección, pero no hay resurrección si antes no hay muerte. Los que mal usan su autoridad es porque jamás han muerto. La autoridad que viene del ministerio jamás se impone sobre el pueblo.

Cuando los líderes declaran categóricamente

9
9

X.RECOMPENSAS DE LA SUJECION A LA AUTORIDAD.

1. Un líder no causa mayor influencia por la cantidad de dones que posee ni por la grandeza de su ministerio, menos por la cantidad de gente que lidere. La pregunta fundamental a la que debe responder es esta: ¿Quién es su cobertura? ; En otras palabras ¿A quién le rinde cuentas? ¿Quién está sobre él?

2. La autoridad nos protege, nos da seguridad, nos orienta, nos corrige e imparte disciplina cuando sea necesario hacerlo. Cuando vivimos bajo autoridad toda nuestra responsabilidad es transferida a esa autoridad, pero la falta de autoridad trae consigo nuestra auto destrucción.

3. Cuando una persona no se sujeta a ninguna autoridad, o si la tiene no se sujeta a su autoridad, a esa persona le garantizo, le profetizo y le anuncio su fracaso.

4. Solo el mantenerse bajo autoridad genera autoridad en nosotros, mientras más sometidos estemos a la autoridad, mayor autoridad tendremos.

5. Solo podemos conceder y delegar autoridad a otros si nosotros estamos bajo cobertura es decir bajo autoridad. "“a posición más poderosa sobre la tierra es estar bajo autoridad”

6. No necesita de la fama, del poder, de títulos y reconocimientos públicos para tener autoridad. La posición más poderosa sobre la tierra es la que la mayoría de la gente aborrece es: “La sujeción”

7. Los líderes y la mayoría de los cristianos le temen a esta posición, porque piensan que es una posición de esclavitud. Pero esto es la verdadera libertad.

8. Si no estamos sujetos a una autoridad y le rendimos cuenta por nuestro ministerio, liderazgo y conducta, no tenemos la capacidad de delegar algo que no hemos recibido, solo el estar bajo autoridad, genera autoridad en nosotros.

9. Todo líder debe tener otro líder sobre sí, todo pastor debe tener otro pastor sobre sí, todo obispo debe tener otro obispo sobre sí, todo apóstol debe tener sobre sí otro apóstol, solo estar bajo cobertura genera autoridad espiritual.

XI. ENTENDIENDO LA AUTORIDAD DELEGADA.

Hay cuatro requisitos para desempeñar el papel de autoridad delegada perspectiva correcta.

1. La autoridad delegada debe entender que toda Autoridad viene de Dios. Rom

la

en

13:1.

2. La autoridad delegada debe negarse a sí mismo. Luc 9:23.

10
10

3.

La autoridad delegada debe mantenerse en comunión constante con el Señor. Juan 5:19,30.

4. La autoridad delegada debe estar bajo autoridad.

XII. LOS CRISTIANOS DEBEN OBEDECER A LA AUTORIDAD

No hay autoridad sino de parte de Dios; todas las .autoridades han sido instituidas por él. Al hacer una investigación en todas las autoridades hasta llegar a su origen, invariablemente terminaremos en Dios. Dios está por encima de todas las autoridades

Y todas ellas están bajo él. Al entrar en contacto con la autoridad, entramos en

contacto con Dios mismo. Básicamente, la obra de Dios no es hecha por el poder sino por la autoridad. El sustenta todas las cosas por la poderosa palabra de su autoridad, así como las creó por la misma .palabra. Su palabra de mandato es autoridad. No podemos decir cómo opera la autoridad de Dios; sin embargo, sabemos que él hace todas las cosas por medio de ella. El amado criado de un centurión estaba enfermo. El centurión sabía que estaba bajo autoridad como así también que tenía autoridad sobre otros. Así, pues, no le pidió al Señor más que una sola cosa: que dijera una palabra, ya que él creía e la obra de la sanidad sería hecha de este modo, dado que, ¿no están todas las autoridades en la mano del Seño? el centurión creía en la autoridad del Señor. No es de extrañar que el Señor lo elogiara por su gran fe: "De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe" (Mateo 8.10). Entrar en contacto con la autoridad de Dios es lo mismo que tener un encuentro con él. Hoy día el universo está lleno de autoridades establecidas por Dios. Todas las leyes del universo han sido instituidas por Dios. Todo está bajo su autoridad. Cada vez que una persona peca contra la autoridad de Dios, peca contra Dios mismo. Todos los creyentes deben, por lo tanto, aprender a obedecer a la

autoridad.

La primera lección que debe aprender un obrero es la obediencia a la autoridad Estamos bajo la autoridad de los hombres así como tenemos hombres bajo nuestra autoridad. Esta es nuestra posición. Hasta el Señor Jesús, cuando estaba en la tierra, se sometió, no solamente a Dios, sino también a la autoridad de otra persona. La autoridad está por todas partes. Existe en la escuela; en el hogar. El policía de la esquina, aunque tal vez sea menos instruido que usted, ha sido establecido por Dios como autoridad sobre usted. Cada vez que se reúnen algunos hermanos en Cristo se establece de inmediato un orden espiritual. Un obrero cristiano debe saber quién está sobre él. Algunos no saben quiénes son las autoridades que están sobre ellos y por eso no les obedecen. No debemos ocuparnos en lo correcto o incorrecto, en el bien o

el mal; más bien debemos saber quién es la autoridad que está sobre nosotros. Una

vez que sabemos a quién debemos sujetarnos descubrimos, naturalmente, nuestro

11
11

lugar en el cuerpo de Cristo. ¡Ah! ¡Cuántos creyentes no tienen hoy la menor idea con respecto a la sumisión! No es de extrañarse que haya tanta confusión y desorden. Por esta razón, la obediencia a la autoridad es la primera lección que debe aprender un obrero; y también ocupa ella un lugar importante en la obra misma.

XIII.LOS HOMBRES DEBEN OBEDECER A LA AUTORIDAD DELEGADA

1. En el mundo.

1Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. 3Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; 4porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. 5Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia. 6Pues por esto pagáis también los tributos, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo. 7Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.

Romanos 13:1-7 13Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior, 14ya a los gobernadores, como por él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien. 15Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos;

1Pedro 2:13-14

2. En la familia.

21Someteos unos a otros en el temor de Dios. 22Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; 23porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su

12
12

Salvador. 24Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.

Efesios 5:22-24

1Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. 2Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; 3para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

Efesios 6:1-3

18Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. 19Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas. 20Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor. 21Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten. 22Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios.

Colosenses 3:18-22

Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo; 6no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios; 7sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres,

Efesio 6:5-7

1Todos los que están bajo el yugo de esclavitud, tengan a sus amos por dignos de todo honor, para que no sea blasfemado el nombre de Dios y la doctrina. 2Y los que tienen amos creyentes, no los tengan en menos por ser hermanos, sino sírvanles mejor, por cuanto son creyentes y amados los que se benefician de su buen servicio. Esto enseña y exhorta.

1Timoteo 6:1-2

9Exhorta a los siervos a que se sujeten a sus amos, que agraden en todo, que no sean respondones; 10no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.

Tito 2:9

13
13

3.

En la iglesia.

17Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar. 18Pues la Escritura dice:

No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario. 19Contra un anciano no admitas acusación sino con dos o tres testigos. 20A los que persisten en pecar, repréndelos delante de todos, para que los demás también teman.

1Timoteo 5:17-20

12Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; 13y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.

1Tesalonisenses 5:12-13

15Hermanos, ya sabéis que la familia de Estéfanas es las primicias de Acaya, y que ellos se han dedicado al servicio de los santos. 16Os ruego que os sujetéis a personas como ellos, y a todos los que ayudan y trabajan.

1Corintios 16:15-16

XIV.SEÑALES QUE IDENTIFICAN A UNA PERSONA QUE ENTIENDE Y VIVE BAJO LA AUTORIDAD ESPIRITUAL.

1. Una persona que ha conocido la autoridad procurará desde luego, hallar la autoridad dondequiera que vaya. EL sabe que él lugar donde se aprende obediencia es en la Iglesia.

2. Una persona que ha tenido un encuentro con la autoridad de Dios es mansa y tierna. Ha sido ablandada y no puede ser dura ni legalista, es apacible.

3. Una persona que de veras ha tenido un encuentro con la autoridad jamás quiere estar en autoridad. No tiene la preocupación ni el interés de llegar a ser una autoridad. No se complace en dar consejos ni menos dominar a otros. Sólo los que no conocen la autoridad son los que desean ser autoridad.

4. Una persona que ha tenido contacto con la autoridad mantiene la boca cerrada. Está en sujeción, y no se atreve a hablar descuidadamente porque en ella hay un sentido de autoridad.

5. Una persona que ha estado en contacto con la autoridad es sensible a todo acto de anarquía y rebelión que le rodee. El ve como la anarquía ha llenado el mundo y aún la iglesia.

14
14

“La iglesia se mantiene por dos elementos esenciales: La vida y la autoridad. La vida que hemos recibido y mora en nosotros es una vida de sumisión, la cual nos capacita para obedecer a la autoridad. Las dificultades que hay dentro de la iglesia raras veces tienen que ver con materias de desobediencia manifiesta; en su mayor parte de relacionan con la falta de sumisión interior. Pero el principio rector de nuestra vida debe ser la sumisión, así como el de las aves es volar y el de los peces, nadar” ( Watchman nee)

XV. CARACTERISTICAS DE UNA COBERTURA SEGURA.

El autor y escritor en temas de autoridad Miles Monroe establece cuatro características de una autoridad genuina y son las siguientes:

1. Cualquiera que no necesita nada de Ud. es una autoridad genuina.

2. Cualquiera que no le saque beneficio a su persona es una autoridad genuina.

3. Cualquiera que no le utilice a Ud. para sacar ganancias es una autoridad segura.

5. Cualquiera que no dependa de Usted para su propio salario es una autoridad segura.

CONCLUSION:

1. Si no estamos sujetos a una autoridad, simplemente no tenemos autoridad espiritual, ni para dirigir en el plano de lo natural como líderes, ni tan poco para ejercer poder espiritual sobre los demonios, las circunstancias y las enfermedades.

2. Nadie puede dar cobertura y ser autoridad de otra persona si no está bajo autoridad el mismo.

3. Nadie que pide dinero por ser cobertura es una genuina autoridad, porque como podría corregir o disciplinar al que le paga su salario.

4. La autoridad puede ser amigable pero no es el mejor amigo de nadie que está bajo su cobertura, pues como lo podría corregir o disciplinar si hace falta hacerlo.

5. Solamente la autoridad nos da la facultad de promovernos, en otras palabras su autoridad puede hacer por usted mucho en un minuto, que lo que para usted le tardarían años para conseguirlo.

6. Finalmente, la autoridad es una bendición no es una esclavitud u opresión, vivir bajo autoridad es un estado superior y la verdadera libertad.

15
15

PATERNIDAD APOSTOLICA

Origen y definición de la palabra apóstol.

La palabra apóstol tiene su origen en la palabra griega “apostolos” que se traduce como “uno enviado”, es decir “un comisionado”, un embajador, un comandante militar, es decir alguien enviado en nombre del rey.

Origen del apostolado.

Esta función tuvo su origen en el imperio greco-masedonio, con el rey Alejandro el grande, quien tenía una fuerzas elite conformada por 12 individuos, los mejores del reino estaban entrenados como estrategas militares, hábiles negociadores, y valerosos guerreros conquistadores, el comandante de esta fuerza elite tenía el nombramiento de “apóstol”. Alejandro el grande enviaba al “apóstol” y su fuerza elite a tomar una ciudad en su nombre, si había resistencia, esta fuerza elite entraba en acción, mataban al gobernante, plantaban la bandera del imperio griego y seguidamente venía todo el ejército conquistador, a tomarse la ciudad, pero siempre el apóstol y su fuerza elite, encabezaban la conquista.

Cuando Jesucristo empezó su ministerio, la palabra “apóstol” ya estuvo en uso.

Jesús y sus doce apóstoles.

HISTORIA DE LA IGLESIA

16
16

Los 12 apóstoles

Por: Carlos Padilla

Jesucristo eligió a doce hombres que le acompañarían en Su ministerio para llevar Su testimonio de Salvación al mundo, los doce apóstoles. Antes de la elección pasó una noche de oración con el Padre, ante tan importante decisión. La palabra apóstol viene del griego "apostolos" - enviados en nombre de - el equivalente a embajador, lo que equivaldría a la palabra usada en el Antiguo Testamento para un profeta, o emisario del Señor o discípulo, en hebreo era "shelihim". Ninguno de ellos era sacerdote, ni escriba o anciano de los fariseos o saduceos. Llama la atención que el Señor no eligiese a ningún Judío vinculado al liderazgo religioso de Israel, aunque Juan era conocido del sumo sacerdote, sería el más feroz seguidor del Maestro y Mesías.

¿Por qué a 12? La respuesta es por las 12 tribus de Israel, las cuales son las bases generacionales de los Judíos solamente, pero el ministerio de Jesucristo era primeramente una vuelta de su pueblo a Dios, para poder también llevar el verdadero mensaje a todas las naciones. Sin este paso previo que bien podríamos considerar como reforma, hubiera sido imposible. En tiempos de Jesús, Israel estaba lejos del Señor y además rechazaron al Mesías, y los Judíos sin el Mesías no pueden dar testimonio a las demás naciones. Su separación del Mesías Yahshua se refleja en la historia de las profecías sobre Israel. El Señor tenía que comenzar una nueva etapa con 12 nuevos patriarcas espirituales, como Abraham, basados en la fe.

Los doce apóstoles cumplirían el propósito del Señor y en efecto llevarían el Evangelio del Reino de Dios a todas las naciones, obra que perdura hasta hoy y que sigue expandiéndose a todos los rincones de la tierra. La Biblia está traducida ya a más de 200 idiomas, y cada año es el "best seller mundial".

Mientras los siglos han pasado y la Iglesia en el mundo se ha ido dividiendo cada vez más en distintas denominaciones, la fe una vez dada por el Señor sigue vigente, Su Evangelio sigue transformado las vidas de los que Le reciben y llenando de esperanza y de fe en la venida de Su Reino, no solamente del eterno, sino del que hay entre hermanos de un mismo sentir en la Iglesia en todo el mundo.

Los 12 apóstoles fueron un ejemplo, con sus virtudes y defectos, del mismo modo que nosotros hoy tenemos los nuestros, pero es en el carácter e historia de ellos que centraré un acercamiento para aprender espiritualmente el significado de unas vidas consagradas al Hijo de Dios y, por ende, al Padre en el Espíritu Santo, que recibieron en Pentecostés; la promesa del Padre, como dijo Jesucristo, unas vidas elegidas por Dios mismo.

La historia y el carácter de los 12 apóstoles

17
17

Nosotros, como Cristianos que leemos la Biblia durante nuestras vidas, por estar Ésta viva, y por ser El Verbo de Dios, nuestra guía de conducta moral y la base de nuestra relación personal con Dios a través de Jesucristo, en Espíritu, y con nuestro prójimo, podemos ver en el carácter de los 12 apóstoles, mostrado en la Biblia, un ejemplo de vidas y compararlos con nuestras reacciones y comportamientos, como lo hacemos con otros personajes de la Biblia y la historia de la Iglesia. Veremos que estos 12 hombres eran normales y corrientes, como cualquiera de nosotros, pero creyeron al Señor y le siguieron durante sus vidas.

Para ver sus vidas, recordemos un momento los nombres de los 12: Simón Pedro o Cefas y Andrés su hermano, Juan y Jacobo o Santiago, hijos de Zebedeo, llamados los Boanerges "hijos del trueno", estos cuatro eran pescadores. Felipe y Bartolomé, Mateo o Leví, Tomás, Jacobo o Santiago hijo de Alfeo, Simón el Zelote o cananista, Judas Lebeo o Tadeo, hermano de Jacobo, y Judas Iscariote. Mateo 10, Marcos 3 y Lucas 6. Estos fueron los primeros líderes de la Iglesia, a quienes sucederían los primeros padres de la Iglesia. Hay más apóstoles de entre los discípulos de Jesús pero en principio veremos a los 12. Además para profundizar más sobre los primeros padres de la Iglesia existen varios trabajos sobre patrística.

De ellos, todos menos uno, vivían en Galilea de los Gentiles, Mateo 4:15, la tierra que había pertenecido a la tribu de Zabulón, "morada" y a la tierra de Neftalí "mi

y solo uno, precisamente de la

combate",

, tierra de Judá, Judas Iscariote, "de kiriot" cerca de Jerusalén fue quien le traicionó; un

hecho que no podría ser más significativo. Y esta profecía narrada en Mateo sobre la tierra de Galilea está en Isaías 9:1-2, donde nos dice el Señor que sería la tierra que

tendría el gran privilegio de tener al Mesías, pues era

tinieblas que vio gran luz, y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció. Desde entonces comenzó Jesús a predicar y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. En Galilea estaban las poblaciones de

origen de los apóstoles como Capernaum, Corazín o Tiberias. Luego la narración sigue mostrándonos cómo andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos:

Pedro y Andrés, dos hermanos, los dos eran pescadores; a uno de ellos, el Padre le revela que Jesús es el Cristo, el Hijo del Dios viviente, y por ello sería llamado "Cefas o Petrus" piedra. Andrés, discípulo de Juan Bautista recibió la fe primero. Ellos son dos formas de ver a Cristo en un pescador de hombres. Pedro estaba casado, sabemos de la sanidad de su suegra, seguramente tendría hijos y llevaba una vida normal y humilde. Andrés recibe la fe pero Pedro recibe además la revelación. La Piedra de la fe es Cristo, como nos enseña el propio Pedro, a quien la iglesia de Roma convirtió en vicario o representante de Cristo en la tierra. El cristiano ha de

Camino

del mar, al otro lado del Jordán

el

pueblo asentado en

18
18

discernir esto con claridad, pues como el propio Pedro explica en su epístola, no es él la piedra de la fe. La Iglesia se edifica sobre la fe en Cristo.

Pedro anda sobre el mar, y aunque se hunde es valiente, pero el Señor le mostrará que su fe es débil; sí, la fe de aquel que era el ejemplo de una fe revelada se hundía, porque dudó. Tendría que ir con los demás hermanos en la barca. Andrés también iba en la barca. Él estaba siempre pendiente de los discípulos y de las profecías sobre la venida del Señor; es quien le pregunta cuando sucederían, Su venida y la destrucción del templo. Cuando Jesucristo se mostraba en situaciones de mayor profundidad tenía

a tres discípulos escogidos: a Pedro, Jacobo y Juan; y Andrés sería el que mantendría

al Señor al corriente de la congregación de los Apóstoles, como refleja Juan 12:22. Andrés era discípulo de Juan Bautista, representa la experiencia espiritual, el conocimiento de las profecías, la ley y la religión, aunque deja todo y sigue al Mesías,

no lo hace del modo que lo hace Juan.

Las tres veces que Pedro niega a Jesús, Marcos 14:26, serían confrontadas por las

Juan 21. Su

negación tres veces, vista en nosotros, nos advierte de situaciones de persecución, incluso de muerte en las que debemos ser valientes y orar por ello, similares a la que se enfrentó Pedro cuando fue reconocido como uno de los discípulos en el arresto del

Señor. También se refleja su constante necesidad de confrontar tres veces las cosas cuando es invitado por el Señor a comer animales inmundos que él había santificado, en la visión del lienzo, en referencia a Cornelio el centurión. Hechos 10:16. El Señor usa de paciencia con Pedro, como un buen padre con un hijo a quien le cuesta cumplir las cosas, y difícil de convencer, pero que una vez que lo ve claro, las cumple

y el resultado es firme y determinante. El Padre le dio la revelación de que Jesús era

el Cristo, el Hijo del Dios viviente, y estas circunstancias y características suyas no lo impidieron. Nosotros, del mismo modo somos bendecidos por Dios, aun con nuestras limitaciones y defectos, y hacemos y haremos cosas grandes de Dios, por nuestro

corazón volcado hacia Dios, hacia la Iglesia, hacia el prójimo y por nuestra fe. Para profundizar más puede leer Apacienta mis ovejas.

Juan y Jacobo o Santiago, otros dos hermanos, hijos de Zebedeo; otros dos pescadores de hombres. Llamados por Jesucristo los Boanerges, -hijos del trueno- seguramente por su carácter. Curiosamente el carácter de estos dos hermanos en su fuerza se convierte en el amor y en la piedad, las cuales han de ser en nosotros dos truenos. Otras dos experiencias de una misma procedencia, en nosotros mismos. Juan es el discípulo amado, el que recibe la cercanía de la mayor revelación del corazón de Cristo. Él estaba con Jesús cuando fue arrestado, no se apartó de Él, fue el único que se mantuvo a su lado, aquí y en la Cruz, y era conocido del sumo sacerdote, lo vemos en la narración del interrogatorio en el patio de Anás, Juan 18:15.

tres veces que Jesús le preguntaría:

¿me

amas más que éstos?

19
19

Además era el más joven, el más niño, y por ello el que más recibe del Reino de Dios. ¡Hagámonos como niños!. La madre quería que estuviesen en eminencia Mateo 20:20-21, y era parienta de María la madre de Jesús. No debemos ponernos en primer lugar. Juan estaría junto al Señor ante la Cruz, y cuidaría de María, y a ella le dejaría su hijo Jesús a Juan en su lugar, para consolarla. Juan, el discípulo amado tenía un corazón más dispuesto al Señor, y es por ello que recibe las más increíbles y profundas revelaciones y enseñanzas del Señor. Ningún otro autor inspirado por el Espíritu Santo recibió tanto en dos campos tan distantes como el espiritual y el profético. Su evangelio, el más profundo y directo al corazón, y Apocalipsis, la mayor revelación profética, digna de un hijo del trueno. Esta sea nuestra actitud ante Dios. Seamos pues hijos del trueno y de la alabanza, una alegoría del bautismo en Espíritu Santo y fuego, Mateo 3:11. Su hermano Santiago o Jacobo, es uno de los tres privilegiados que estaban en los acontecimientos más relevantes del Señor. Sufriría el martirio a espada por orden del rey Herodes. Hechos 12:2, fue así el primero de los apóstoles en sufrir el martirio. Su carácter piadoso a la vez que impetuoso como su hermano Juan les haría discípulos transformados por el Espíritu.

Felipe le pide a Jesús:

Aunque

parezca contradictorio y una muestra de impaciencia, Felipe en el desconocimiento, falta de visión o revelación en el momento que le pregunta a Jesús sobre el Padre, nos muestra su paciencia en la profundización de la enseñanza de Jesús. Él espera a

ser enseñado, es paciente para con el Señor. Esta ha de ser una de nuestras cualidades del carácter, la paciencia, aunque no comprendamos muchas cosas, debemos esperar en el Señor a ser enseñados por Él, el verdadero Maestro, a través del Espíritu Santo.

Bartolomé es vinculado por muchas fuentes con Natanael de quien el Señor dijo:

aquí un verdadero israelita en quien no hay engaño

Israel es Jerusalén, sabemos que salem es paz. Salem es el nombre antiguo y lugar

Si bien la capital espiritual de

he

muéstranos

al Padre y nos basta, Juan 14:8

del encuentro entre Abraham y Melquisedec "Cristo" Génesis 14:8. Un verdadero israelita es portador de paz, carácter que nos muestra este apóstol.

Mateo o Leví, el publicano o recaudador de impuestos de Roma, autor del evangelio que lleva su nombre. Leví deja su oficio en el acto y sigue al Maestro y le invita a su casa a comer. Desde luego no se puede pedir mayor determinación a un hombre, cambio y rapidez. La buena voluntad de Mateo procede de la virtud, cualidad ésta que en nuestro carácter hará que nos determinemos con firmeza en el Camino del Señor y en nuestra función en Su Iglesia.

Tomás, o Dídimo, mellizo, famoso por su incredulidad; las dudas del cristiano, la falta de fe en muchos momentos de la vida. Pero sería su bondad la que haría que su

20
20

entrega a Jesús fuera definitiva. Estaba dispuesto a morir con Jesús cuando el Señor quería regresar a Judea, Juan 11:7. La bondad supera a la incredulidad, pues la fe es un don de Dios, pero la bondad procede del corazón, y el corazón bueno gana la bendición de Dios. Dios da fe a los de buen corazón, pues Él pesa los corazones. Lo malo es aquel que es incrédulo y de corazón malo, aquellos que maquinan el mal en su corazón, esos son desechados por Dios. Su confesión al ver a Jesús resucitado y

poner su mano en su yaga y en sus manos, es famosa:

Juan 20:28.

Jacobo o Santiago hijo de Alfeo llamado el menor, para diferenciarlo del hermano de Juan. Alfeo en griego y una traducción del arameo Cleofás, Lucas 24:18, también posible padre de Mateo, Leví, Mateo 2:14, aunque no se les menciona como hermanos a Mateo y Jacobo en los Evangelios expresamente. Cleofás era esposo de María, madre de Jacobo, además de José y Salomé, Marcos 15:40. No sabemos con certeza sobre la obra de Santiago, pero la fuentes indican que sería el que menciona Pablo como hermano del Señor, Gálatas 1:19, sea hermano o primo, es desde luego una familia en la que sin duda abunda la mansedumbre. La tradición le hace el Santiago que escribiría la carta que lleva su nombre y el primer anciano, obispo o patriarca de Jerusalén, aunque otros dicen que no sería posible por oponerse a Jesús al principio y porque no creyó en Él hasta Su resurrección. Santiago fue quien concluyó con las normas morales para la gentilidad en el primer concilio de Jerusalén, Hechos 15: 19. En dos ocasiones nos habla en su carta de la mansedumbre, 1:21 y 3:13, y usa el método de enseñanza de las bienaventuranzas de Jesús en 1:12 sobre.

Sean pues

Simón el cananista o el zelote. Los zelotes son un partido patriota que hoy podría identificarse con algún partido político en defensa de la tierra prometida de Canaan por Dios al pueblo de Israel. Siendo seguramente también de Caná, no es de extrañar que pudiera ser de familia o influencia de los defensores Judíos en contra de la ocupación romana, un movimiento prácticamente extinguido en tiempo de Jesús. Su conversión sería para él una prueba de su cambio profundo de pensamiento por el Espíritu. El dominio propio o templanza.

Judas Lebeo o Tadeo. Leb es la raíz hebrea de corazón, seguramente por su buen corazón y Tadeo es una derivación de todah, alabanza. Sin duda es el gozo el carácter que vemos en este Judas.

Judas Iscariote, de Judá, el traidor asociado a los miembros del sanedrín, y los sacerdotes de la Ley. Judas Iscariote es la religión, la tradición, la tribu de Judá la cual traiciona a su propio Mesías. El tesorero, que amaba el dinero y robaba de la bolsa del Señor hasta tal punto llego su codicia que fue cegado por el diablo, se enojó cuando

Señor

mío y Dios mío

Bienaventurados

los mansos

Mansos como un cordero.

21
21

María ungió al Señor con el perfume de gran precio, hasta llegar a entregar al Señor

el cual codiciando algunos

se apartaron de la fe. 1Timoteo 6:10. Judas es de Judea, de tierra de Judá, los demás son de Galilea. Jesús es de la tribu de Judá. Al salir Judas del aposento alto quedan los verdaderos discípulos apóstoles. No tomaré de él ninguna cualidad de carácter como es lógico, pues vivió en la avaricia, el robo y la traición. Su soberbia le impidió

pedir la misericordia divina.

Pablo no está en los 12 apóstoles del principio que vivieron con Jesús Su ministerio, pero es el apóstol que llamó directamente el Señor tras Su ascensión. Sería un pilar

clave en el proyecto del Señor para llevar el Evangelio al mundo entero, y por lo tanto,

y aunque Judas es sustituido por Matías, sería Pablo el que tendría una relevancia

fundamental en las 12 columnas de la fe y el carácter que el Señor imprimió en sus espíritus. Pablo sufre una radical transformación de activo enemigo y perseguidor de la Iglesia, por su celo de Dios y de la Ley, al más feroz predicador de Cristo con riesgo de su vida en muchas ocasiones, dispuesto a convertir al mundo, como así lo hizo en su tiempo y cuyo legado hoy permanece tras 2000 años, como el de todo el Nuevo Testamento del Señor Jesucristo. El Señor sabía muy bien a quien escogía, como lo sabe hoy. Tomaremos pues a Pablo como el apóstol número 12 para la lista de caracteres apostólicos que el cristiano puede aprender para formar el suyo.

Pablo será el apóstol del conocimiento del Señor, como queda patente en sus enseñanzas. Educado en la más estricta cátedra de la Torá, en la escuela de Gamaliel, prestigioso maestro y doctor de la Ley de Dios, de fe fariseo, la que cree en la resurrección dentro del judaísmo. Todo este conocimiento, sería a priori dejado de lado para predicar a los gentiles que no saben nada de la Torá, viviendo Pablo entre culturas helenísticas y otras diversas con deidades y costumbres paganas. Pareciera que el Señor no hacía uso de su conocimiento, pero sería en su enseñanza a los Judíos que crearía un vínculo entre Judíos y Gentiles, al ser el que el Señor preparó para enseñar en la misma línea del propio Jesucristo, que el Evangelio no es solo para Judíos, sino para todas las naciones de la tierra. Que la Palabra de Dios tiene un significado espiritual transformador y que aquel que viene a la Biblia con los ojos del Espíritu encuentra la Vida espiritual. Sería el reformador de entre los apóstoles, como

el propio Señor lo fue a Su propio pueblo.

por

raíz

de todos los males es el amor al dinero

LOS PADRES APOSTÓLICOS

Testigos de los comienzos (siglos l-ll)

22
22

Después de la Ascensión del Señor al Cielo y de la venida del Espíritu Santo en Pentecostés, los Apóstoles, cumpliendo el mandato de Cristo, se dispersaron por todo el mundo entonces conocido para llevar a cabo la misión que el Señor mismo les había confiado: id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo cuanto os he mandado. Y sabed que Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo (Mt 28, 19-20).

Muy pronto, comenzando por Jerusalén y por Judea, el Cristianismo se extendió por toda Palestina y llegó a Siria y Asia Menor, al norte de Africa, a Roma y hasta los confines de Occidente. En todas partes, los Apóstoles y los discípulos de la primera hora transmitieron a otros lo que ellos habían recibido, dando así origen a la Tradición viva de la Iglesia. Los primeros eslabones de esta larga cadena que llega hasta nuestros días son los Apóstoles; de ellos penden, como eslabones inmediatos, los Padres y escritores de finales del siglo I y primera mitad del siglo II, a los que habitualmente se denomina apostólicos por haber conocido personalmente a aquellos primeros. El nombre proviene del patrólogo Cotelier que, en el siglo XVI, hizo la edición príncipe de las obras de cinco de esos Padres, que según él «florecieron en los tiempos apostólicos». En esa primera edición, figuran la Epístola de Bernabé (que entonces se supuso equivocadamente que había sido escrita por el compañero de San Pablo en sus viajes apostólicos); Clemente de Roma (que efectivamente, según

el testimonio de San Ireneo, conoció y trató a los Apóstoles Pedro y Pablo); Hermas

(a quien erróneamente se identificó con el personaje de ese nombre citado por San Pablo en la Epístola a los Romanos); Ignacio de Antioquía (que muy bien pudo conocer a los Apóstoles), y Policarpo (de quien San Ireneo testimonia explícitamente que había conocido al Apóstol San Juan).

A estas obras se unieron poco a poco las de otros Padres o escritores de esa época

que se fueron descubriendo: la «Didaché» («Doctrina de los Doce Apóstoles»), que es

el más antiguo de estos escritos; la homilía llamada «Secunda Clementis» (se atribuyó

por algún tiempo a aquel gran Obispo de Roma), y otras obras, como las «Odas de

Salomón» o los pocos fragmentos de Papías de Hierápolis que se conservan.

Característica común de este grupo de escritos, no muy numeroso, es que nos transmiten la predicación apostólica con una frescura e inmediatez que contrasta con su vetusta antigüedad. Son escritos nacidos en el seno de la comunidad cristiana, casi siempre por obra de sus Pastores, destinados al alimento espiritual de los fieles. La Iglesia estaba entonces recién nacida y, aunque desde el principio tuvo que sufrir contradicciones (basta leer el libro de los Hechos de los Apóstoles), no permitió el Señor que la asaltaran, en esta época tan joven, grandes herejías como las que surgirían más tarde. Como escribe el antiguo historiador de la Iglesia, Hegesipo, sólo

23
23

«cuando el sagrado coro de los Apóstoles hubo terminado su vida, y había pasado la generación de los que habían tenido la suerte de escuchar con sus propios oídos a la Sabiduría divina, entonces fue cuando empezó el ataque de errores impíos, por obra del extravío de los maestros de doctrinas extrañas».

Estos, como los hemos llamado, no se proponen defender la fe frente a paganos, judíos o herejes (aunque algún eco de tal defensa se encuentra de vez en cuando), ni pretenden desarrollar científicamente la doctrina, sino que tratan de transmitirla como la han recibido, con recuerdos e impresiones a veces muy personales. Su estilo es, por eso, directo y sencillo; hablan de lo que viven y de lo que han visto vivir a los primeros discípulos: aquellos que conocieron a Cristo cuando vivía entre los hombres y tocaron—como afirma San Juan—al mismo Verbo de la vida (cfr. 1 Juan 1, 1).

La datación de estos escritos va desde el año 70 (en vida, por tanto, de algunos de los Apóstoles) hasta mediados del siglo II, cuando muere Policarpo de Esmirna, que había conocido al Apóstol San Juan. Un largo arco de tiempo, cuya parte final se superpone a los comienzos de la segunda etapa, la de los apologistas y defensores de la fe, que pondrán los fundamentos de la teología y pasarán el relevo de la Tradición—superando numerosas persecuciones, de dentro y de fuera—a los que serían las luminarias de los grandes Concilios ecuménicos de la antigüedad.

José Antonio Loarte (El tesoro de los Padres Rialp, Madrid, 1998)

LOS PADRES DE LA REFORMA

La historia nos cuenta que en la “Edad Media” surgieron hombres valerosos que iluminados por el Espíritu Santo, se rebelaron contra la religión romana y defendieron la sana doctrina del evangelio, se los llamó “padres reformadores” y fueron tres:

Martin Lutero

La reforma comenzó en Alemania el 31 de octubre de 1517, cuando Martín Lutero, un agustino profesor de la universidad de Wittenberg, fijó 95 tesis que invitaban la discusión sobre la legitimidad de la venta de indulgencias. El Papado consideró a esto un acto de rebeldía y procedió a tomar medidas contra Lutero como hereje. Durante los primeros años los humanistas alemanes apoyaron la causa de Lutero; los famosos tres tratados de 1520 del Reformador, Carta Abierta a la Nobleza Cristiana de la Nación Alemana sobre la Reforma del Estado Cristiano; Cautiverio Babilónico de la Iglesia, y Acerca de la Libertad del Cristiano, también le granjeó un apoyo popular de gran alcance. Lutero fue excomulgado en 1521 y en la Dieta de Worms, en abril de ese año, donde compareció ante el Santo Emperador Romano Carlos V y príncipes

24
24

alemanes, rehusó retractarse a menos que se probara, mediante la Biblia o la clara razón, que estaba equivocado. Él sostenía que la salvación era un don gratuito a las personas a través del perdón de los pecados sólo por gracia de Dios, recibida por aquéllas por la vía de la fe en Cristo. Lutero fue protegido por Federico III, elector de Sajonia, y otros príncipes alemanes apoyaron a los Reformadores —en parte por convicción intelectual y religiosa; en parte por el deseo de apoderarse de la propiedad eclesiástica; y en parte para afirmar su independencia del control imperial. En 1530 muchos príncipes y ciudades firmaron la Confesión de Augsburgo presentada a la Dieta de Augsburgo como expresión de la fe evangélica. Después de años de conflicto, el acuerdo alcanzado en la Paz de Augsburgo (1555) estableció que cada príncipe alemán determinaría la afiliación religiosa (católica o luterana) del territorio que gobernaba. El luteranismo se convirtió también en la religión oficial de Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia. Fuera del rol de los príncipes, la Reforma se extendió rápidamente como movimiento popular penetrando en Polonia, Bohemia, Moravia, Hungría y Transilvania.

Ulrich Zwingli

En Suiza la Reforma se desarrolló inicialmente en Zurich bajo la dirección del sacerdote Ulrich Zwingli, que había sido influenciado por Erasmo y por el humanismo

cristiano. Él llegó a una concepción evangélica del cristianismo por su estudio de la Biblia y contactos con luteranos. El 1° de enero de 1519 comenzó una serie de seis años de sermones sobre el Nuevo Testamento que llevó al Concejo de ciudad y al pueblo de Zurich hacia la reforma. La respuesta favorable a los 67 Artículos, que él preparó en 1523 para discusión pública con un representante papal, probó el renombre de su programa. Zwingli abogó por la abolición de la misa (y de su reemplazo por una simbólica Cena del Señor), la independencia del control episcopal

y una reforma de la ciudad- Estado en que sacerdotes y magistrados cristianos se

atendrían a la voluntad de Dios. Su influencia se extendió a otros cantones suizos,

tales como Basilea, San Gall y Berna.

Juan Calvino

A través de las áreas luteranas y misiones mercantiles el movimiento evangélico se

expandió a Francia, donde ganó muchos conversos, entre ellos Juan Calvino. En 1536

Calvino fue a Ginebra, donde se desarrollaba una reforma conducida por Guillaume Farel. Calvino fue persuadido de permanecer en Ginebra y ayudar a organizar la segunda mayor oleada de Protestantismo. En sus Ordenanzas de 1541, le dio una

nueva estructura a la iglesia, consistente en pastores, doctores, mayores o ancianos,

y diáconos. Sus Institutos de Religión Cristiana (1536) tuvieron gran influencia en

Francia, Escocia (a la que John Knox llevó la reforma calvinista), y entre los Puritanos

25
25

en Inglaterra. Ginebra se convirtió en el centro de una gran empresa misionera que entró en Francia, donde los hugonotes llegaron a ser tan poderosos que en 1559 se reunió en París un sínodo para organizar una iglesia nacional de unas 2.000 congregaciones reformadas. Como resultado de las Guerras de Religión francesas, el partido hugonote fue controlado y la monarquía francesa mantuvo católico al reino.

“DISCIPULAR” EN LOS TIEMPOS DE JESÚS

Por: Pedro S. Williamson

El tipo de formación personal que Jesús les dio a sus doce discípulos era familiar para los judíos de su tiempo. Puede que también nos sea útil hoy si lo miramos con detenimiento.

Hace varios años, le preguntaron a Billy Graham: "Si usted fuera el pastor de una gran iglesia en una ciudad importante, ¿cuál sería su plan de acción?". Graham respondió:

"Convocaría a un pequeño grupo de ocho, diez o doce hombres alrededor mío para

y para pagar el precio. Compartiría con ellos todo

lo que tengo durante algunos años; luego tendría, en efecto, doce ministros en la congregación, ellos podrían, a su vez, tomar a otros hombres y enseñarles. Conozco

iglesias que lo están haciendo y eso está revolucionándolas".

Jorge Martín, en La Parroquia de Hoy (Todays Parish), propone un plan similar para resolver la inminente escasez de líderes. Martín señala el ejemplo de Jesús en la formación de los doce y dice:

"Quizás los pastores debieran pensar que van a quedarse sólo tres años más en sus parroquias como pastores y que, cuando se vayan, nadie vendrá de otro lugar a cubrir su puesto.

Si actuaran como si esto fuera a ocurrir, agrega, "pondrían la máxima prioridad en la selección, motivación y entrena miento de aquellos líderes laicos que tomarán la larca. Los resultados de tres años continuos de este enfoque serían muy significativo. Hasta revolucionario".

En estos últimos años muchos cristianos se han vuelto a interesar por el método de Jesús para entrenar hombres para el ministerio. La falta de obreros cristianos, el descontento con la preparación académica para el ministerio, la necesidad de entrenar a los laicos, la necesidad de líderes cristianos que puedan funcionar en las comunidades como ancianos, son todos factores que han influido para que la atención de la iglesia se dirija a la relación de Jesús con sus discípulos.

reunimos unas horas por semana

26
26

Hay una gran variedad de interpretaciones sobre el discipulado. Hace algunos años este lema suscitó bastante controversia en la irrupción de la renovación carismática. Algunas personas han cuestionado lo apropiado de estas relaciones de formación, esta metodología, en manos de otro líder que no sea Jesús mismo. Otros se han valido de ella como solución para muchos de los problemas de la iglesia.

Sugiero que veamos tres relaciones de formación: la relación rabino-discípulo, la relación de padre-hijo entre los judíos en el tiempo de Jesús, y la relación líderes de la iglesia primitiva y los hombres a quienes ellos entrenaban.

DOS SIGNIFICADOS

Como cristianos modernos, cuando pensamos en "discípulos", tendemos a pensar sólo en aquellos doce de Jesús. Pero el Nuevo Testamento se refiere también a los discípulos de los fariseos y los de Juan el Bautista (Mt. 9.14,22.15-16; Mr. 2.18; Le.

11.1).

En aquellos tiempos, la relación maestro-discípulos era, entre los judíos, forma más común de preparar a los hombres para los roles de liderazgo religioso. A pesar de que la palabra griega para discípulo quería decir simplemente "alumno", en el Nuevo Testamento tienen siempre una mayor connotación. Los discípulos a los que se alude en el Nuevo Testamento eran, en cuanto a la relación con sus maestros, más bien aprendices.

Ahora bien, el Nuevo Testamento usa también el término discípulo para todos los que creen en Jesús, de modo que la palabra es usada de dos formas: una, en forma especial para aquellas personas que seguían a un maestro tal como Jesús o Juan el Bautista a todas partes, en una relación explícitamente de formación como aprendiz, y otra, para denominar a todos los que aceptaban el evangelio y se convertían en cristianos. El no reconocer estos dos sentidos de la palabra discípulo en el Nuevo Testamento ha sido una fuente de confusión para muchos, especialmente al interpretar Mateo 28: "Id y haced discípulos a todas las naciones". Algunos concluyen que todo cristiano debería ser discipulado en la misma forma que los doce. Otros, queriendo cubrir la necesidad de formación e instrucción que tiene todo nuevo cristiano, han aplicado el término "enseñanza del discipulado" a la enseñanza básica de la evangelización, al llamado a un compromiso total. En consecuencia, se ha desarrollado un concepto del discipulado, a mi modo de ver, diluido, que tiene sólo un leve parecido con aquella relación de Jesús con sus discípulos.

RABINOS Y DISCÍPULOS

Recientemente encontré información útil sobre la naturaleza del discipulado en los tiempos de Jesús en un artículo titulado Las relaciones entre maestro y discípulo en la

27
27

Era Talmúdica, de Moisés Aberbach. Como lo describe el autor, lo que llama la atención sobre el modelo de educación rabino-discípulo es en cómo estaba ligada la

enseñanza a una relación personal, de compromiso, entre el estudiante y el maestro.

A pesar de que se conocía el aprendizaje autodidacto, se lo desaprobaba, ya que podía terminar en aberraciones.

La enseñanza que recibía un discípulo de su maestro era mucho más que un estudio académico e iba mucho más allá del aula de clase. El discípulo pasaba el mayor tiempo posible con su maestro y a menudo vivía con él en la misma casa. Aberbach dice: "Se esperaba que los discípulos no sólo estudiaran la ley y todas sus

ramificaciones, sino también que se familiarizaran con un tipo específico de vida, lo

Los

rabinos enseñaban tanto con ejemplos como con preceptos. Es por esto que los discípulos necesitaban anotar tanto los hábitos y conversaciones diarias de su

maestro, como su enseñanza".

Los alumnos trataban a sus maestros con la mayor deferencia y respeto. "Seguir" a un maestre significaba aceptar su enseñanza, pero cuando lo acompañaban, se suponía que los discípulos caminaban literalmente detrás de él, hacia un lado o el otro. Los alumnos también servían a su maestro en muchas formas prácticas, desde acomodar los bancos en el cuarto que se usaba para la enseñanza hasta cocinar para él; también el ayudarlo en las casas de baños era un servicio comúnmente asociado con

el discipulado.

A pesar de la subordinación y de las costumbres respetuosas que caracterizaban a la

que sólo podía realizarse estando constantemente pendientes de su maestro

relación entre el maestro y el discípulo, ésta no era para nada distante o meramente formal. El maestro trataba de criar a sus discípulos como hijos: los cuidaba, proveía

para ellos (generalmente el rabino costeaba esta educación) y alababa o amonestaba

a sus discípulos según su parecer. Aberbach describe a la relación como muy

estrecha y caracterizada por un profundo amor paterno filial. El resumen estándar de las responsabilidades del discípulo era que todas las obligaciones que él tenía con su

padre le correspondían para con el maestro.

Después de completar sus entrenamientos, se esperaba que los discípulos se convirtieran en maestros y transmitieran la enseñanza recibida a otros.

JESÚS Y LOS DOCE

Cuando examinamos los evangelios a la luz de esto, podemos reconocer varias cosas que nos son familiares. Jesús se ocupaba de que sus discípulos aprendieran estando con El y observando lo que El decía y hacía. Ellos vivían con El y viajaban con El. Era una relación de compromiso. Los discípulos de Jesús dejaban a sus familias, amigos y

28
28

ocupaciones para seguirlo y aprender de El. Es muy posible que muchas de las costumbres respetuosas que caracterizaban a las relaciones de los rabinos y sus discípulos se daban también entre Jesús y los doce. Los evangelios indican que los discípulos de Jesús le servían de varias maneras: comprando comida, preparando la pascua y pagando el impuesto del templo, por nombrar unas pocas instancias (Jn. 4.8, Mt. 26.17, Mt. 17.24-27).

Vemos la misma meta en la relación de Jesús con sus discípulos. El desea que ellos

entiendan y transmitan sus enseñanzas y que, en un cierto sentido, tomen su lugar,

después de que se ha preparado bien, será como su maestro" (Lc.

"un discípulo

6.40 BDLA). "Como me envió el Padre, así también yo os envío". (Jn. 20.21) "El que a vosotros oye, a mí me oye, y el que a vosotros desecha, a mí me desecha" (Lc.

10.16).

Por supuesto que la relación de Jesús con sus discípulos se diferencia en formas diversas e importante de las relaciones de otros rabinos con sus discípulos. El requería de sus seguidores más de lo que cualquier rabino se hubiera atrevido a pedir; por otra parte, nunca pretendió que sus discípulos tomaran totalmente su lugar. "Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo" (ml 23.8-10).

PREPARÁNDOSE PARA SER HOMBRE

Entre los judíos del Antiguo Testamento, como entre los del siglo I, era la madre la que cuidaba, enseñaba y educaba tanto a los niños como a las niñas durante sus primeros años de vida. Pero a partir de los cinco o siete años, el padre toma el rol principal en la educación de los varones. Estos estaban todo el tiempo con sus padres. Por ejemplo, si el padre de un niño era herrero, el niño iba con él y lo ayudaba, haciendo cosas muy simples mientras era pequeño y asumiendo más y más responsabilidades a medida que iba creciendo. El hijo tenía así la posibilidad de observar cómo se desenvolvía su padre en cada circunstancia de la vida, a la vez que aprendía el oficio de él. El padre le enseñaba al hijo mostrándole lo que él mismo hacía. Jesús alude a esta dimensión de la relación entre padres e hijos cuando dice:

"Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace" (Jn. 5.20). El ideal de un padre era criar a un hijo que fuera igual a él.

PAPA, EL MAESTRO

Las Escrituras enfatizan el rol que tienen los padres en la educación de sus hijos. Cuando Dios instruye a Israel acerca de la Pascua, ordena que los padres expliquen a

29
29

sus hijos cómo los sacó el Señor de Egipto (Ex. 13.14). El sería la fuente principal de enseñanza sobre la fe de la familia, la historia del pueblo y sobre asuntos de comportamiento: "Pregunta a tu padre, y él te declarará" (Dt. 32.7; ver también Dt. 6.6- 7,20-25, Ex. 13.13-15). El libro de Proverbios está lleno de exhortaciones a los hijos a que presten atención a la instrucción de sus padres; y a los padres, a que enseñen a sus hijos (Pr. 1.8, 3.1; 19.18,29.17. La palabra para "disciplina" y "corregir" tiene aquí también el significado de instruir).

El diálogo entre el hermano mayor y el padre al final de la historia del Hijo Pródigo (Le. 15) ilustra el tipo de relación que existía entre padres e hijos en los tiempos de Jesús, El hijo mayor se queja por la fiesta que le hacen a su hermano y objeta que él ha sido tratado mal, ya que "todos estos años te he servido y obedecido". Estas eran las obligaciones que un hijo, aun de adulto, tenía para con su padre mientras viviera en la casa de éste.

El padre le responde diciendo que las circunstancias justificaban la celebración, y que él no había faltado a sus obligaciones para con su hijo mayor: "Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas". El había compartido todo con su hijo mayor. Lo que le pertenecía al padre era virtualmente de su hijo, y cuando el padre muriera, el hijo heredaría todo lo de su padre.

¿DISCÍPULOS EN LA IGLESIA?

Cualquiera sea la idea que nos hayamos formado sobre la relación de Jesús con los doce y la formación que los padres daban a sus hijos, queda por hacer una pregunta:

¿Hay un lugar para este método intensivo de formación de líderes en la iglesia o la formación que dio Jesús a los doce fue único, así como único es el rol de esos discípulos en la historia de la salvación y en la iglesia? ¿Es que el carácter de Jesús lo calificaba únicamente a él para hacer discípulos de esta manera?

La historia de la iglesia primitiva nos muestra que los primeros cristianos empleaban relaciones de formación como las que hemos estado examinando. A pesar de que el Nuevo Testamento sólo usa una vez el término discípulo para describir la relación de los cristianos con otro que no fuera Jesús (Hch. 9.25), muestra claramente a Bernabé enseñando a Pablo y éste a Timoteo, Tito y probablemente a otros.

"TIMOTEO, HUO MIÓ"

Pablo se llevó a Timoteo de Listra para que viajara con él y lo asistiera en su ministerio. Timoteo se quedó con él varios años. Durante ese tiempo, fue enviado a varias misiones y finalmente se le dio la responsabilidad de la iglesia en Efeso. Es a Timoteo, el discípulo graduado, a quien Pablo dirige las dos cartas que llevan su nombre.

30
30

Pablo lo consideraba como a su hijo y él veía a Pablo como a su padre en el Señor (1 Tim. 1.2,18). Pablo se sentía con libertad de darle órdenes a su discípulo sobre el gobierno de la iglesia en Efeso (1 Tim. 1.3,18; 5.3,9,17). Timoteo estaba bajo su autoridad en el ministerio; la iglesia de Efeso se hallaba bajo la supervisión final de Pablo.

El aconsejó a Timoteo sobre cómo manejar diversas relaciones con la gente, así como aconsejaría un padre a su hijo: "No reprendas al anciano, sino exhórtale como a padre; a los más jóvenes, como a hermanos; a las ancianas, como a madres; a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza" 1 Tim. 5.1-2. Le da directivas personales sobre su salud. No trata de persuadirlo sino que directamente le dice lo que debe hacer: "Ya no bebas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades". 1 Tim. 5.23

En otra parte. Pablo lo exhorta personalmente sobre un área de debilidad: "Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor

y de dominio propio. Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor,

ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder

de Dios" (2 Tim. 1.6-8). Timoteo, como muchos siervos de Dios, tenía un problema de confianza y una tendencia a no manejar las cosas de la manera directa que era apropiada.

Pablo le recuerda a Timoteo que continúe por el camino que él le mostró por medio de su ejemplo y enseñanza: "Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús. Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros" (2 Tim. 1.13-14); "Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia, persecuciones, padecimientos, como los

que me sobrevinieron en Antioquía, en Iconio, en Listra; persecuciones que he sufrido,

y de todas me ha librado el Señor. Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución; más los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido" (2 Tim. 3.10-14).

JUAN, POLICARPO, PAPIAS

Más allá de la información dada por el Nuevo Testamento, hay considerable evidencia de que al menos algunos de los doce tomaron discípulos. Por ejemplo, parece que hubo una relación de formación entre Pedro y Marcos, y Juan y Policarpo; a su vez Policarpo, antes de terminar su vida como mártir, les comunicó a Ireneo y Papias lo que había recibido. Era una práctica común que los obispos, maestros y monjes tomaran discípulos a quienes ellos formarían.

31
31

¿QUE ES ESTA RELACIÓN?

A este punto sería útil identificarla característica común de las relaciones entre rabinos

y discípulos, padres e hijos, y líderes de la iglesia primitiva tales como Pablo y líderes pastorales jóvenes como Timoteo. Esto va a aclarar lo que quiero decir con "relación

de formación".

Primero, el propósito de estas relaciones era preparar a alguien para un rol similar al de la persona que está enseñando. Así se preparaba a los hijos para asumir las responsabilidades del hombre y de la paternidad; Timoteo y los doce fueron preparados para los roles de liderazgo cristiano.

Segundo, en la relación había un orden definido: una persona instruía y la otra aprendía. La persona que era instruida servía a la persona que lo instruía y recibía directivas personales de él. La relación de formación suponía un grado de dirección personal mayor que la del pastoreo normal.

Tercero, gran parte de la formación se daba a través del instructor, viviendo su vida y haciendo su trabajo en la presencia de la persona que recibía la instrucción. Durante el tiempo que pasaban juntos, la persona que daba instrucción buscaba enseñar por medio de su ejemplo, y la persona que lo recibía buscaba modelarse según su maestro.

En cuarto lugar, una responsabilidad importante del instructor era el enseñar. En todos los ejemplos que hemos considerado en este artículo, la enseñanza era tomada de las Escrituras; cómo conducirse en la vida diaria y cómo hacer lo que hacía el instructor, ya fuera carpintería, hilandería o pastoreo, era lo que el discípulo asimilaba.

Finalmente, la relación entre el instructor y su discípulo era profunda, estrecha y personal. En estos ejemplos, era análoga a la relación entre un padre y un hijo. Dado que el propósito de la relación era la formación, la fase de instrucción era temporaria, aunque se establecía un vínculo para toda la vida, siendo paralela a la relación de un hijo adulto con su padre.

UN MÉTODO PARA HOY

Pienso que las ventajas de las relaciones de formación son obvias. ¿Cuántos hijos se beneficiarían con una relación de este tipo con sus padres? ¿Cuántos líderes cristianos podrían alcanzar la madurez más rápidamente y con menos problemas si se practicara este tipo de entrenamiento con ellos? No importa que otros argumentos puedan ser aducidos por su utilidad; si Jesús se valía de estas relaciones para

32
32

entrenar a los primeros líderes de la iglesia, debería motivamos a considerarlo seriamente y comenzar a desarrollar la forma práctica de hacerlo.

Apuntes Pastorales, Volumen VI Número 2

EL EJEMPLO DE PABLO Y TIMOTEO

1 Corintios 4:15-17

15 Porque aunque tengáis diez mil ayos en Cristo, no tendréis muchos padres; pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio. 16 Por tanto, os ruego que me imitéis. 17 Por esto mismo os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado y fiel en el Señor, el cual os recordará mi proceder en Cristo, de la manera que enseño en todas partes y en todas las iglesias.

2Timoteo 1:1-7

1Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, según la promesa de la vida que es en Cristo Jesús, 2a Timoteo, amado hijo: Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y de Jesucristo nuestro Señor. 3Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día; 4deseando verte, al acordarme de tus lágrimas, para llenarme de gozo; 5trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también. 6Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. 7Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Hay 4 tipos de personas en las iglesias.

Seguidores.- Son los que vienen tras peces y panes; es decir buscando soluciones a sus problemas y necesidades. Con estos no se puede edificar la iglesia.

Creyentes.-Son nacidos de nuevo pero sin compromiso, aunque diezman y ofrendan son calienta bancas.

Discípulos.-Son los comprometidos, han seguido las instrucciones y formación del pastor, están comprometidos con la visión hasta cierto puno luego se van porque no tienen el ADN del padre de la casa.

33
33

Hijos.-Estos quieren ser como su padre espiritual, anhelan su unción, dones, habilidades, tienen el ADN del padre son totalmente comprometidos con el padre, y se encargan transferir la visión del padre y su ADN.

¿Quién es un padre espiritual?

Es alguien que toma sus recursos, tiempo, dones, habilidades para convertir a un individuo inmaduro, neófito y sin visión en un individuo que tiene propósito y destino es decir en encontrar el plan de Dios para su vida.

Concepto de padre espiritual de la religión.

“El que nos llevó a los pies de Cristo”

“El que nos hizo la oración de fe”

“El que nos acompañó y se condolió de nuestras aflicciones”

Algunos llegaron a los pies de Cristo por problemas matrimoniales, deudas entonces la deuda y el problema matrimonial sería su padre espiritual.

¿Qué es engendrar?

Viene de la palabra griega “genao” (dar a la luz a la madurez) el niño nace después de 9 meses de gestación una vez que llega a la madurez. En consecuencia quiere decir llevar a la madurez.

¿Quiénes son los ayos?

Es uno que anima, levanta y sirve a los hijos de un padre.

La paternidad no es solamente funcionar como un padre natural para algunos hijos. Dios ha puesto atributos de su paternidad en hombres y mujeres, sean casados o no. Jesús nunca se casó, sin embargo, el mismo se llama "padre" en diferentes ocasiones.

La paternidad es parte de un hombre desarrollado, por lo tanto, todos los hombres deben luchar por alcanzar las cualidades de la paternidad, sean casados o solteros, hombres o mujeres.

No puedes ser cabeza de alguien si no eres padre.

Nadie puede ser padre espiritual si primero no ha recibido y tenido la revelación de la paternidad de Dios y de un padre espiritual humano. Hacerlo de otro modo, es como querer aprender a ser piloto en pleno vuelo. Se estrellara y dañará a las personas que vayan con usted.

34
34

El plan original de Dios con el hombre es que sea padre/siervo y cabeza para que refleje su naturaleza en la tierra. La paternidad bíblica funciona correctamente cuando tomamos el lugar de cabeza y servimos a los que están debajo de nosotros.

NO PUEDES SER CABEZA SI NO TE GUÍAN O TE PASTOREAN.

Hay dos principios importantes acerca de la paternidad apostólica:

1.- La transferencia de una herencia generacional.

Un hombre o mujer que se levanta a servir a Dios con todo el corazón, solo puede ser de bendición a su generación, si le han transferido una herencia, para que se convierta en un rio y una fuente de bendición. 2 Timoteo 1:5

2.- Cada casa es edificada por alguien.

“Porque toda casa es hecha por alguno; pero el que hizo todas las cosas es Dios. Y Moisés a la verdad fue fiel en toda la casa de Dios, como siervo, para testimonio de lo que se iba a decir.”

Hebreos 3:4-5

Ese "alguno" es el padre, mayordomo, cabeza y siervo que Dios puso. Cuando un hombre recibe una casa de parte de Dios, necesita sentirse libre de expresarse allí. Si esto sucede, esta casa llevara su ADN, su parecido, su estilo de hacer las cosas.

Cada persona allí tomará de un solo ADN, el del padre de la casa. Esta casa, con todos sus miembros, es la extensión de su paternidad. Tal como sucedió con Abraham, ellos deben ser una comunidad de gente "nacida en casa".

"Oyó Abram que su pariente estaba prisionero, y armo a sus criados, los nacidos en su casa, 318, y los siguió hasta Dan." Génesis 14:14 (les gano a 4 ejércitos)

Cualquier persona que entra en esa casa, debe reconocer de quien es la misma y respetar su paternidad y liderazgo. Nadie tiene derecho a cambiar el ADN o el estilo de la casa, excepto que el padre esté de acuerdo con el cambio o que el comience o autorice el cambio.

Aquellos que tienen una visión personal, primero deben servir en casa a ese padre por un tiempo, antes de que Dios le de su propia casa. Dios prueba su fidelidad en el servicio, y pasan la prueba, los envía a tener su propia casa.

También hay otros hijos que son llamados por Dios a permanecer en la casa, todo el tiempo, y ahí reciben la herencia.

35
35

"Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿Quién os dará lo que es vuestro?

Lucas 16:12

Todo líder debe entender que ha sido enviado por Dios a servir al padre o cabeza de esa casa, y ayudarlo a cumplir la visión. Si un líder, anciano, ministro, mentor o líder, se da cuenta que es incompatible con el padre/cabeza, debe retirarse con gracia, buscando hacer el menor daño posible.

TODA CASA TIENE UN ADN DIFERENTE.

¿Qué es la paternidad apostólica?

Para entender la paternidad apostólica, hay ciertos términos que debemos definir antes.

¿Qué es un padre apostólico?

Es uno que transfiere dones de Dios, habilidades, bendiciones, unción, autoridad, sabiduría, conocimiento, ADN, ministerios, gracia, herencia, dimensiones proféticas y apostólicas mayores, virtud, para llevar a la madurez y a conocer su propósito a todos aquellos que están bajo su influencia, por medio de la ley de la impartición.

¿Qué es la ley de la impartición?

Es dar una porción, compartir conocimiento o cualquier virtud, habilidad, gracia, poder. La impartición es un misterio, un milagro del Espíritu Santo.

"Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados"

Romanos 1:11

La impartición es el resultado de la transferencia de vida y dones espirituales de una persona, que establece y afirma a quien los recibe.

¿Cuáles son las cualidades de aquellos que imparten?

Tienen autoridad.

Tienen el don desarrollado.

Tienen la fe para impartir.

Fluyen en la unción apostólica, aunque no siempre son apóstoles.

El ejemplo de Elías y Eliseo.

36
36

9 Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. 10 El le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; más si no, no.

2 Reyes 2:9

La frase “doble porción” no significa necesariamente dos veces el poder espiritual de Elías; más bien se refiere a una relación padre-hijo, en la que el hijo primogénito recibía el doble de la herencia que recibían los otros hijos (Deu. 21:17) Elíseo le pedía a su padre espiritual que le diera una porción abundante de su espíritu profético a fin de que pudiera llevar a cabo la misión de Elías.

Milagros hechos por Elías.

Según el relato bíblico son 7:

1) Impedir que lloviera x 3 años y medio.

2) Hacer que no se acabara el suministro de aceite y harina de una viuda de Sarepta.

3) Resucitar al hijo de la viuda.

4) Hacer que descendiera fuego del cielo en respuesta a una oración.

5) Hacer que lloviera para que la sequía terminara.

6) Hacer que bajase fuego del cielo sobre un representante del rey Ocozias y sus 50 hombres.

7) Que descendiese fuego sobre un segundo capitán y sus 50 soldados.8)Dividir el río Jordán al golpearlo con su manto.

Milagros hechos por Eliseo.

1.-La gente de Jericó le dijo: "Profeta, nuestra ciudad está bien situada, pero las aguas no sirven para tomar". Eliseo echó su bendición a aquellas aguas y desde entonces se volvieron potables.

2.-Yendo Eliseo hacia la ciudad de Betel salió un grupo de muchachos maleducados que empezaron a burlarse del profeta diciendo: "¡Sube calvo! ¡Sube calvo!". Eliseo les echó una maldición y salieron dos osos que mataron a 42 de esos atrevidos. Dios quería demostrar que se disgusta cuando se falta al respeto a sus enviados.

3. Eliseo hizo flotar el hacha de unos trabajadores que se cayó en el agua.

37
37

4.

Quitó el mal de la olla de comida echándola harina para que puedan comer.

5.-Una pobre viuda le contó Eliseo que se había quedado en la ruina y que sus acreedores la iban a enjuiciar por las deudas que les tenía y que no tenía sino una botella con aceite. El profeta le aconsejó que fuera donde las vecinas y les pidiera vasijas prestadas y que empezara a llenarlas con el aceite que tenía en la botella. Ella pidió muchas vasijas prestadas y con la botella de aceite las fue llenando todas. Cuando ya estuvo llena la última vasija, la botella dejó de producir aceite. Con la venta de todo aquello, pudo la viuda pagar todas sus deudas.

6. Resurrección del hijo de la mujer de Sunem.

7.-Tenía Eliseo cien discípulos para darles de comer y solamente tenía veinte panes. Bendijo los panes y con ellos le alcanzó para alimentar a cien hambrientos discípulos y le sobró pan (Más tarde Jesús con cinco panes dará de comer a cinco mil hombres y la sobrarán 12 canastadas de pan).

8.-Las bandas armadas de Siria fueron heridas con ceguera en el sitio de Samaria.

9.-El rey de Siria tenía un general muy estimado, llamado Naaman. Pero este militar se volvió leproso. Una muchacha israelita les contó que en Israel había un profeta que hacía muchos milagros. El rey le envió a Naaman a que lo curara. Eliseo le mandó que se bañara siete veces en el río Jordán. A la séptima vez, se le fue completamente la lepra.

10.-Naaman quiso darle un gran regalo a Eliseo, pero este no aceptó. Y sucedió que cuando Naaman ya iba lejos, el secretario de Eliseo, llamado Guezi corrió a decirle con mentira que el profeta le mandaba pedir un regalo. Naaman se lo envió pero a Guezi, por este robo y este engaño, se le prendió lo que antes tenía el general, la lepra.

11. Luego, cuando el anciano profeta estaba muy enfermo mandó llamar al rey y le dijo: "Lance bastantes flechas por esta ventana!". El rey lanzó únicamente tres flechas, y entonces el profeta le dijo: "Por no haber lanzado sino tres flechas, no lograrás derrotar a los enemigos del país sino ¡tres veces!, y así sucedió.

12-. Luego mandó a uno de sus secretarios a anunciarle al general Jehú que iba a ser rey y esto se cumplió también.

13.-A Eliseo lo enterraron en una cueva, y bastante tiempo después unos hombres iban a enterrar a un muerto, pero al ver venir un grupo de guerrilleros, dejaron el muerto sobre la tumba de Eliseo y salieron corriendo, y el muerto al tocar la tumba del santo profeta, resucitó

38
38

14. Muerto Eliseo, sus huesos resucitaron al hombre muerto que fue echado en el

sepulcro.

¿Qué es el ADN?

1. Es un medio para transferir herencia a hijos espirituales y naturales.

19 Partiendo él de allí, halló a Eliseo hijo de Safat, que araba con doce yuntas delante de sí, y él tenía la última. Y pasando Elías por delante de él, echó sobre él su manto. 20 Entonces dejando él los bueyes, vino corriendo en pos de Elías, y dijo: Te ruego que me dejes besar a mi padre y a mi madre, y luego te seguiré. Y él le dijo: Ve, vuelve; ¿qué te he hecho yo? 21 Y se volvió, y tomó un par de bueyes y los mató, y con el arado de los bueyes coció la carne, y la dio al pueblo para que comiesen. Después se levantó y fue tras Elías, y le servía.

2. Es el medio para transferir la forma de proceder en la Casa.

Pablo envió a Timoteo a Corinto para que lo representara.

Por esto mismo os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado y fiel en el Señor, el cual os hará recordar mis métodos de procedimiento, el proceder de conducta y modo de vivir en Cristo, tal como lo enseño en todas partes y en todas las iglesias.

1 Corintios 4:17

El ADN también recibe los nombres de patrón GENES, espíritu, estilo.

a. Los hijos modelan y reproducen el ADN del padre en otros.

b. Los líderes y mentores no están llamados solo a enseñar a sus discípulos a reproducir los patrones de vida del padre. Antes de que el pueblo tome ese ADN, ellos tienen que modelarlo en sus propias vidas. La esterilidad es una señal de que no ha recibido el ADN del padre.

c. Transfiere la unción que esta sobre el padre de la casa.

Los setenta ancianos de Moisés recibieron su espíritu y comenzaron a profetizar como su padre espiritual. Números 11:24-25 Es impartido para ayudar al padre a llevar la carga. Éxodo 18: 70, Números 11:14-17

39
39

Eliseo recibió la herencia, el manto, la unción del padre espiritual, Elías y arrebato una doble porción. Leer 2 Reyes 2:9-12

El ADN del padre debe impartirse y edificarse en los hijos, luego estos lo imparten a los miembros de la iglesia para que lo lleven a sus casas y a la sociedad, y finalmente, traigamos la reforma que instalara el Reino de Dios en nuestra ciudad y nación.

¿Cuáles son los valores, el espíritu y las formas de hacer las casas del padre de la Casa?

Valores:

Dios

La familia

La palabra de Dios

Progreso

Propósito

Transferencia generacional

El carácter de Cristo: Su humildad, integridad, honra, santidad, trabajo en equipo, obediencia, sumisión, servicio y pasión por su reino.

Las formas de hacer las cosas, formas de proceder con:

El sexo opuesto

El dinero

El ministerio

La familia

Las relaciones con los demás

El espíritu. Cada casa tiene un padre, y el espíritu de ese padre predomina en la iglesia. En nuestra casa el padre es: pionero, de avance (no conformista), conquistador, guerrero, punta de lanza, atrevido u osado, humilde, servicial, profético, apostólico, paternal, reformador, visionario, sabio, militante, diligente, dinámico, comprometido, creativo, generoso, trabajador, adorador, apasionado, perseverante, fe, amoroso, radical, excelencia, enseñable, sediento y hambriento de la presencia y la unción.

Si vemos en nosotros como mentores y discípulos, la mayoría de estas características, entonces tenemos el espíritu de nuestro padre.

¿Quiénes pueden recibir el ADN del padre?

40
40

En todo ministerio o iglesia, hay cuatros tipos de individuos, con quienes el padre se relaciona, pero el nivel de intimidad no es el mismo.

1. Las multitudes: vienen a buscar panes y peces, a suplir su necesidad.

Respondió Jesús y les dijo: de cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis.

Juan 6:26

Jesús bendecía las multitudes y conocía sus necesidades, pero no tenía una relación directa ni continua con ellas.

Un líder no puede llevar a cabo la visión de Dios, contando con las multitudes.

1. Los creyentes:

Estos entran en la categoría de los 500. Vienen una vez por semana a la iglesia. Oyen las enseñanzas del padre, diezman y ofrendan, cuando sienten hacerlo, pero no están comprometidos con la visión ni tienen una relación con el padre. Tampoco, se puede llevar a cabo la obra de Dios con ellos.

2. Los discípulos:

Ellos caen en la categoría de los setenta de Jesús. Los discípulos siguen un plan de enseñanza y entrenamiento programado, siguen las enseñanzas y predicas del padre de la casa, y tiene una relación de lejos con él. Los discípulos proveen finanzas para la obra, evangelizan, afirman, discípula y envían pero están comprometidos hasta cierto punto. Están en el punto de quiebre, en el punto de decisión, porque deben cruzar la línea para además de ser discípulos, ser hijos.

¿Cuáles son las líneas a cruzar para pasar de ser discípulos a hijos?

La línea de la razón

La línea de la comodidad o conveniencia

La línea de la ganancia o beneficio

La línea del sacrificio

3. Los hijos nacidos en la casa y los hijos adoptados.

Conozcamos algunos principios para entender este punto de la adopción bíblica. En el tiempo de Jesús, la tradición judía indicaba que el hijo alcanzaba la edad madura a los 30 años. En esta etapa, era llamado juios que significa hijo maduro, listo para recibir la herencia, que se parece a su padre y tiene su manera de proceder. En aquel tiempo, había venido un espíritu de muerte a los Romanos y sus hijos varones morían

41
41

constantemente como resultado de esto comenzaron adoptar niños. La peculiaridad de esto que un hijo adoptado se convertía en un hijo de sangre, con los mismos privilegios, derechos, herencia y responsabilidades. El padre le preparaba una ceremonia delante de siete testigos y ponía un anillo de la familia en su dedo. Pablo era judío, pero trabajaba para el ejército romano y conocía muy bien sus costumbres; por eso dedica un capítulo completo a la adopción en una de sus cartas.

● Los hijos son los que no solamente desean las enseñanzas y siguen el modelo del

padre, sino que quieren ser como él. Anhelan reproducir el ADN de su padre. Ellos son lo que dicen: "Tu Dios es mi Dios, Tu visión es mi visión, tu causa es mi causa, tus amigos son mis amigos, tus enemigos son mis enemigos, tu destino es mi destino, tu mensaje es mi mensaje" ellos reciben no solo el ADN sino también la herencia, la

unción y la doble porción. 2 Reyes 2:12-14

● Mucha gente quiere un padre, pero realmente lo que busca es enseñanza, métodos, un modelo a seguir, y si bien esto no está mal, no alcanza para ser hijo.

¿Cómo impartir y recibir el ADN del padre de la casa?

● Por la ley de influencia, ambiente y asociación: unción significa ungir, restregar; por lo tanto, para que se nos pegue la unción, debemos estar cerca, tener roce, compartir tiempo.

Ilustración: “El que se acuesta con perros, se levanta con pulgas.”

● Por libros. Leer y capturar el espíritu de un padre a través de un libro, puede resultar en impartición de su ADN sobre aquel que lo lee. En un libro, encontrara reflejado el corazón y la mentalidad del escritor.

● Por imposición de manos

Por la cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos 2 Timoteo 1:6

● Por profecía

Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia.

● Por alimento de la palabra, enseñanza y predica del padre de la casa.

● Por imitación de la conducta del padre.

Por tanto, os ruego que me imitéis 1 Corintios 4:16

42
42

Es correcto imitar o seguir la conducta de un hombre cuando este sigue e imita a Cristo.

Todo buen líder quiere que sus hijos sean como él. No hay pecado en eso. De modo que, para continuar la obra de Dios en un lugar, debemos tomar el ADN del hombre a quien Él le dio la visión, la paternidad de la Casa.

CARACTERÍSTICAS DE UN BUEN HIJO ESPIIRTUAL

1. Un buen hijo tiene pasión por Dios y ve a su padre espiritual como el medio que

Dios va a usar para bendecirlo.

2. El buen hijo honra y valora a su padre espiritual y natural, y también tiene un

verdadero anhelo por su herencia.

3. El buen hijo va más allá de las fallas de su padre y se concentra en el tesoro divino

que hay dentro de él.

4. El buen hijo está dispuesto a ser un siervo para su padre en todo momento.

5. Un buen hijo natural y/o espiritual no trata de tomar su herencia antes de tiempo,

sino que espera hasta que su padre se la dé.

6. Un buen hijo tiene siempre un gran deseo de estar cerca del padre.

7. Un buen hijo no trata de tomar lo que es legítimamente suyo de forma equivocada.

8. El buen hijo aprende a esperar en el Señor con fe para recibir su herencia en el

tiempo correcto.

9. El buen hijo siempre manifiesta sumisión, fe, honor, amor y aprecio por su padre.

10. Un buen hijo siempre toma la iniciativa de buscar una relación con su padre.

FIDELIDAD Y LEALDAD DE UN HIJO

Por: Ps. Guillermo Maldonado

Es necesario que el futuro líder sea fiel y leal al mismo tiempo. Esta es una virtud del carácter de un líder.

¿Qué es ser fiel?

43
43

Es la habilidad de hacer un trabajo de continuo sin dejarlo y sin desmayar. Una persona fiel es aquella de quien se puede depender para hacer un trabajo específico y en quien se puede confiar.

¿Qué es ser leal?

Es tener la habilidad de no traicionar a otra persona; y además, de permanecer comprometido con ella.

Una persona fiel está comprometida con aquello que le han dado por hacer, y una persona leal está comprometida con la persona que le dio el trabajo. Hay muchos líderes que son fieles, que hacen su trabajo bien y de continuo, pero que no son leales, porque hablan mal del jefe, del pastor o de la persona para la cual trabajan; se unen a otros en crítica y traicionan a la persona con la cual están comprometidos. Cada líder debe aprender a ser fiel y a ser leal en todo momento y en todo tiempo.

Ilustración bíblica.

Veamos el caso de Amasa, quien era uno de los generales del ejército de David.

11Y el rey David envió a los sacerdotes Sadoc y Abiatar, diciendo: Hablad a los ancianos de Judá, y decidles: ¿Por qué seréis vosotros los postreros en hacer volver el rey a su casa, cuando la palabra de todo Israel ha venido al rey para hacerle volver a su casa? 12Vosotros sois mis hermanos; mis huesos y mi carne sois. ¿Por qué, pues, seréis vosotros los postreros en hacer volver al rey? 13Asimismo diréis a Amasa: ¿No eres tú también hueso mío y carne mía? Así me haga Dios, y aun me añada, si no fueres general del ejército delante de mí para siempre, en lugar de Joab. 14Así inclinó el corazón de todos los varones de Judá, como el de un solo hombre, para que enviasen a decir al rey: Vuelve tú, y todos tus siervos. 15Volvió, pues, el rey, y vino hasta el Jordán. Y Judá vino a Gilgal para recibir al rey y para hacerle pasar el Jordán. 2Samuel 19:13

El rey David tenía un hijo llamado Absalón, el cual un día se reveló contra él, y en esa rebeldía y división se va uno de sus hombres fieles, “Amasa”

25Y Absalón nombró a Amasa jefe del ejército en lugar de Joab. Amasa era hijo de un varón de Israel llamado Itra, el cual se había llegado a Abigail hija de Nahas, hermana de Sarvia madre de Joab. 2Samuel 17:25

44
44

Amasa era fiel a su trabajo como general del ejército de David; siempre estaba temprano, hacía su trabajo de continuo, preparaba el armamento todos los días adiestraba a los soldaos fielmente y nunca le dejó botado a David. En fin, era muy fiel, pero no era leal, porque cuando una trompeta de rebelión sonó, él fue el primero en salir corriendo y enseguida se convirtió en el jefe del ejército de Absalón. Después de un tiempo, muere Absalón, y David manda a llamar a Amas, David lo perdona por lo que hizo, lo restaura y lo trae al ejército otra vez.

13Asimismo diréis a Amasa: ¿No eres tú también hueso mío y carne mía? Así me haga Dios, y aun me añada, si no fueres general del ejército delante de mí

para siempre, en lugar de Joab.

Otro incidente ocurrió: David sufre otra rebelión, pero en esta ocasión, fue proveniente de un hombre llamado Seba.

1Aconteció que se hallaba allí un hombre perverso que se llamaba Seba hijo de Bicri, hombre de Benjamín, el cual tocó la trompeta, y dijo: No tenemos nosotros parte en David, ni heredad con el hijo de Isaí. ¡Cada uno a su tienda, Israel! 2Así todos los hombres de Israel abandonaron a David, siguiendo a Seba hijo de Bicri; más los de Judá siguieron a su rey desde el Jordán hasta Jerusalén.

2Samuel 19:13

2 Samuel 20.1-2

El rey envía a amasa a convocar a los hombres, y resulta que amasa, en vez de regresar, se unió al campamento de seba, y otra vez, traicionó a David.

4Después dijo el rey a Amasa: Convócame a los hombres de Judá para dentro de tres días, y hállate tú aquí presente. 5Fue, pues, Amasa para convocar a los de Judá; pero se detuvo más del tiempo que le había sido señalado.

2Samuel 20:4-5

Finalmente, Amasa, muere revolcándose en su sangre. ¿Qué lo llevó a la muerte? Su deslealtad a David.

12Y Amasa yacía revolcándose en su sangre en mitad del camino; y todo el que pasaba, al verle, se detenía; y viendo aquel hombre que todo el pueblo se paraba, apartó a Amasa del camino al campo, y echó sobre él una vestidura.

2Samuel 20:12

45
45

En conclusión un hijo espiritual debe ser fiel a su trabajo, es decir estar comprometido con su labor, pero si es leal, debe estar comprometido con la persona para la que trabaja que es su autoridad.

Bibliografía.

Watchman Nee, Autoridad espiritual, Editorial Vida, Miami Florida, 1978

Reina y Valera, Santa Biblia, Sociedad Biblicas Unidas

Maldonado Guillermo, Necesito un Padre, Editorial Vida, Miami Florida, 2007

Maldonado Guillermo, Lideres que conquistan.ERJ Publicaciones, Miami 2001

46
46