Sei sulla pagina 1di 5

LAS CREDENCIALES DEL MINISTERIO (parte 2) (2 Co. 6:11-7:16)

Fondo histórico:

Antecedente: En esta sección, Pablo concluyó la discusión acerca de su ministerio con la iglesia de Corinto. Había defendido su cambio de planes, que surgió de su condescendencia y amor por ellos (1:12-2:11). Después siguió con una descripción de su ministerio apostólico, en la que contrasta su propia debilidad con la omnipotencia de Dios (2:12-6:10). No como quien buscaba algo para sí, la idea de Pablo era producir una transformación en la iglesia de Corinto: buscaba no solo una aceptación de su ministerio y mensaje, sino un rechazo a la influencia de sus opositores, los falsos apóstoles. Esta no fue la palabra final de Pablo acerca de este asunto, sino un enérgico comienzo.

6.14--7.1 Esta sección interrumpe el argumento, que continúa en 2 Co 7.2 para reconciliarse con los corintios.

6:11-13 Estrechos. Los corintios no habían sido tan abiertos con Pablo, como el apóstol había sido con ellos.

14 Yugo desigual. lit. en una yunta dispareja (cf. Dt. 22.10). No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos.

La referencia aquí es tanto a las alianzas con el mundo pagano que comprometen el carácter del pueblo de Dios, como a los matrimonios entre creyentes e incrédulos (cp. 1 Co 7:1215).

15 Belial: nombre derivado de un vocablo hebreo que significa inútil, ruin (véase Sal 18.4 n.); en aquel tiempo se

aplicaba al diablo. Transliteración de una palabra hebrea que significa «indigno», o tal vez «sin ley».

16 Ser indulgentes con prácticas idólatras es contaminar el templo de Dios invariablemente, ya que los cristianos,

colectiva (1Co 3:16-17) e individualmente (1Co 6:19), son templos del Espíritu Santo. El Dios viviente: Una frase

que frecuentemente se emplea en el AT para distinguir a Dios de los ídolos muertos.

7.1 Carne y espíritu incluyen todo el ser en sus diversos aspectos. perfeccionando la santidad. Aquí no se tiene en mente la perfección humana, sino la madurez y el crecimiento en Cristo (1 Te. 5:23; 1 P 1:16). en el temor de Dios. O sea, la reverencia a Dios, que es un principio básico de la vida cristiana (cp. Sal. 2:11; Pr. 1:7).

engañado: Se trata, bien de acusaciones hechas a Pablo por sus

adversarios o de alusiones que él hace a los falsos apóstoles (11:4-13).

6 la llegada de Tito. Tito había traído a Pablo la noticia del amor hacia él, a pesar de la carta que les había causado

tristeza (v. 810, 12; 2:3-4).

6 humildes, taipenos: Literalmente, «inclinarse hasta el suelo». Metafóricamente, la palabra significa una condición baja o humilde en posición social y poder.

6-7 Tito trajo la buena noticia de que los corintios se habían reconciliado con Pablo y habían respondido a su severa carta con arrepentimiento y obediencia, lo cual consoló (o alentó) y alegró al apóstol.

10 tristeza…conforme a la voluntad de Dios…tristeza del mundo. Pablo compara la tristeza que conduce a un

cambio de mente conforme a la voluntad de Dios (v. 11) con la tristeza del mundo que no conduce a la salvación.

11 ha producido en vosotros. El genuino arrepentimiento de los corintios produjo una serie de características dignas de encomio.

14-16 La confianza de Pablo en los corintios no fue en vano; ellos aceptaron la amonestación que él les dio y Tito fue testigo de su obediencia. No he sido avergonzado: Esto es, «Ustedes no me abandonaron».

15 Con temor y temblor: Ellos mostraron respeto y deferencia al representante del apóstol (véase la misma expresión en 1Co 2:3; Ef. 6:5; Fil. 2:12)

2 A nadie hemos agraviado

corrompido

HOJA DE TRABAJO

LAS CREDENCIALES DEL MINISTERIO (Parte 2) (2 Co. 6:11-7:16)

Verdad central: El ministro cristiano debe poner en alto el nombre de Cristo cultivando las virtudes cristianas que le ayuden a enfrentar con una actitud de triunfo las adversidades que se le presenten.

Lee tu Biblia y responde:

Introducción: Pablo quería producir una transformación en la iglesia de Corinto, buscaba que no solo aceptaran su ministerio y mensaje sino también buscaba que rechazaran la influencia de los falsos apóstoles.

1. Franqueza por franqueza, 2 Co. 6:11-13.

La franqueza en la palabra y en la expresión del amor que sentía por los corintios había caracterizado su carta y esperaba que los corintios respondieran igual. Un ejemplo de ello es (v.11) “Nuestra boca se ha abierto a vosotros,

[solo en raras ocasiones mencionaba por nombre a sus lectores a mitad de una carta (Ga. 3:1;

Fil. 4:15)]. En esta ocasión lo hace para que los corintios respondan con amor y les escribe (v.13) “(como a

hablo),y la frase: “ensanchaos también vosotros” en la NVI95 dice “¡abran también su corazón de par en par!”

2. Consagración total, 2 Co. 6:14-7:1.

¿Qué obstaculizaba la respuesta amorosa y abierta de los corintios hacia Pablo? R.- algunos pretendientes rivales que luchaban por obtener sus afectos y lealtad. Aunque este pasaje se aplica a menudo a diferentes tipos de alianzas (matrimonios mixtos, sociedades mercantiles impropias), la que Pablo tenía en mente era lo espiritual. Tal vez los rivales eran idólatras paganos (1 Co. 10:14) o más probablemente, falsos apóstoles (11:2-4). Tanto al expresar censura como afecto, Pablo era igualmente franco.

Pero

Los corintios debían separarse de los falsos apóstoles a quienes Pablo consideraba como (v.14)

Pablo no dijo que los cristianos no deben tener contacto alguno con los incrédulos. Ya había expresado lo absurdo de esa forma de pensar (1 Co. 5:9-10). Pero los incrédulos religiosos podían descarriar a los creyentes de (11:3) “la

oh

;”

a Cristo” y ese hecho le preocupaba enormemente. El creyente sólo puede entrar en un yugo

preguntas retóricas describiendo el gran abismo que

significa “persona sin valor o sin ley”, aplicado a

Satanás, el más inútil y rebelde de todos los seres creados. En la 5ª pregunta retórica Pablo afirma que el conjunto

de creyentes (la iglesia) es el (v.16)

Un pueblo redimido entra en una

relación especial con Dios el Padre como hijos e hijas. De ellos Dios espera obediencia (Dt. 32:19-21) y les promete su presencia y comunión. Esta obediencia requiere la limpieza o purificación progresiva [que aquí implica

y de cualquier persona

que contamina la verdad (2:17, 4:2). “Cuerpo y espíritu” se refieren a la persona en su totalidad, tanto en su aspecto externo como en el interno.

3. El arrepentimiento de los corintios, 2 Co. 7:2-16.

v. 2-4. Pablo vuelve a su exhortación al amor mutuo, las acusaciones que hicieron sus rivales no tenían fundamento pero los corintios aun no respondían creyendo en su integridad. Pablo no los culpó por esto, sus rivales eran impresionantes (11:3-5), mucho más que él (10:12), por lo menos en apariencia. La vacilación de los corintios no

había producido una falta de afecto de Pablo hacia ellos. Por el contrario, su amor estaba intacto y su con fianza en ellos también. Se gloriaba y se llenaba de gozo (v por ellos en todas sus tribulaciones.

v. 5-9. La situación en que se encontraba Pablo antes de la llegada de Tito, era muy intranquila. Francamente

admitió que experimentaba conflictos y (v.5)

Macedonia, por la ansiedad acerca del bienestar de Tito, por la recepción que le dieron los corintios y por la reacción

que tendrían ante su carta. Sin embargo, el gran consuelo de Dios fue más que suficiente para satisfacer sus necesidades, a través de la venida de Tito y las buenas noticias que trajo. La dura carta de Pablo los había (v.8) También a Pablo, no le había gustado su papel del que imparte disciplina, sin embargo, debido a los buenos resultados, se mitigó su pesar.

provocados por la aparente oposición o persecución en

sincera

correcto con Cristo (Mt. 11:29-30). Luego, Pablo formuló existe entre el reino de Cristo y el de Satanás: Belial (v

),

del Dios viviente donde moran el Espíritu de Dios y de Cristo (Ef.

).

y de

2:22). El disfrutar de la presencia de Dios requiere de santidad personal (v

separación: katharisōmen (Mt. 8:3)] “de toda contaminación de

)

10-16. Los corintios se habían arrepentido y entristecido (como Pedro después que negó a Cristo). Esta no era la tristeza del mundo que produce muerte (v [como la de Judas después de haber traicionado al Señor]. La

(deseo de restaurarse), indignación

(contra el opositor de Pablo),

v.

)

tristeza genuina de los corintios produjo varias cosas (v.11): solicitud,

de su propia pasividad y sus efectos dañinos, ardiente afecto y

(disposición para ver que se haga justicia). En todo esto, ellos habían mostrado que estaban

El principal motivo de Pablo al escribir la carta era beneficiar a los corintios (v

corintios a Pablo y su carta resultó ser de gran ánimo para él. Tito estaba regocijado por la bienvenida que recibió:

Buscaron obedecer las disposiciones de Pablo y Tito sentía por ellos un gran cariño. Pablo

La respuesta positiva de los

).

“con temor y

.

sabía que esto era obra de Dios, pero como buen pastor, felicitó a los corintios y expresó su confianza (v CONCLUSIÓN: Pablo aboga por una “franqueza cristiana”, es decir una franqueza motivada por el cariño.

).

COMENTARIO BÍBLICO JAMIESON-FAUSSET-BROWN

2 CORINTIOS 6

11. Nuestra boca está abierta a vosotrosNo uso de ninguna ocultación, tal como algunos en Corinto han insinuado (cap. 4:2). Uso de toda libertad y franqueza de palabra con vosotros como con amigos amados. Por esto, introduce aquí, “Oh corintios” (cf. Fil. 4:15). El ensanche de su corazón para con ellos (7:3) produjo abertura de boca, es

decir, la expresión sin reserva de sus sentimientos más íntimos. Así como el hombre poco afectuoso es estrecho en corazón, el corazón del apóstol es ensanchado por el amor a fin de incluir a sus convertidos en Corinto, no sólo con sus virtudes, sino con sus muchas faltas (cf. 1R 4:29; Sal. 119:32; Is. 60:5).

12. Cualquier estrechez que sintáis para conmigo, no es por falta de anchura de corazón de mi parte hacia vosotros,

sino por falta de ella de vuestra parte hacia mí; “entrañas”, es decir, afectos (cf. 12:15). No estáis estrechos en

nosotrospor falta de lugar en nuestro corazón para acogeros.

13. Tradúzcase: “Como recompensa en la misma clase… ensanchaos también vosotros”. [Ellicot, etc.] “De la misma

manera” como se ensancha mi corazón hacia vosotros (v. 11), y “como recompensa” por ello (Ga. 4:12). como a

hijos hablocomo se esperaría que los niños recompensaran el amor de los padres con un amor similar.

14. No os juntéis en yugobajo yugo desigual: “en yugo con uno de espíritu contrario”. La figura se toma del

precepto simbólico de la ley (Lv.19:19): “A tu animal no harás ayuntar por misturas”; o el precepto (Dt. 22:10): “No

ararás con buey y con asno juntamente”. Cf. Dt. 7:3, que prohíbe el casamiento con los paganos; también 1Co 7:39. El creyente y el incrédulo son completamente heterogéneos. El trato demasiado íntimo con incrédulos en otros aspectos también es incluido (v. 16; 1Co 8:10; 10:14). qué compañíalit., compañerismo, o participación.

justiciael estado de creyente, justificado por la fe. injusticiamás bien y como siempre traducido en otras partes, “iniquidad”; el estado del incrédulo, el fruto de la incredulidad. luzde la cual son hijos los creyentes (1Te. 5:5).

15. BelialHebreo, “indignidad, inutilidad, maldad”. Así como Satanás se opone a Dios, y el anticristo a Cristo;

Belial estando aquí opuesto a Cristo tiene que denunciar toda clase de impureza anticristiana [Bengel].

16. conciertoconformidad de sentimientos (1R 18:21; Ef. 5:7, 11). el templo de Dioses decir, vosotros los

creyentes (1Co 3:16; 6:19). los ídolos comoaun como Dios dijo”. Cita de Lv. 26:12; Jer. 31:33; 32:38; Ez. 37:26- 27; Mt. 28:20; Jn. 14:23. andaré en ellosmás bien, “entre ellos”. Así como “habitar” da a entender la presencia divina, “caminar” da a entender la operación divina. La habitación de Dios en el cuerpo y alma de los santos puede ilustrarse por su inversa, la posesión demoníaca de cuerpo y alma. mi pueblomás bien, “ellos serán para mí un pueblo”.

17. Citado de Isa_52:11, con la libertad de uno inspirado, quien da variaciones sancionadas por el Espíritu Santo.

apartaos“sed separados” (Hos_4:17). no toquéis lo inmundomás bien, “alguna cosa inmunda” (cap. 7:1; Mic_2:10). Tocar es más contaminador que ver, pues da a entender participación. os recibiréEl griego da a entender “para mí mismo”; como personas hasta ahora fuera de casa pero ahora admitidas dentro (cap. 15:1-10). Con esto concuerda la frase: “Salid de en medio de ellos”; es decir, como para ser recibidos conmigo. Así Ez. 20:41, “Yo os recibiré”; y Sof. 3:19, “recogeré la descarriada”. “El trato de creyentes con el mundo debería semejarse al de ángeles, quienes, cuando son enviados con mensaje del cielo, cumplen su misión con la mayor prontitud, y gozosos vuelven a su hogar en la presencia de Dios” (1Co 7:31; 5:9-10).

18. Tradúzcase, “Os seré en la relación de un padre, y vosotros me seréis a mí en la relación de hijos”, etc. Esta es

una relación más afectuosa que (v. 16), “seré el Dios de ellos, y ellos serán mi pueblo”. Cf la promesa a Salomón (1Cr. 28:6; Is. 43:6; Ap. 21:3, 7; Jer. 31:1, 9). Señor TodopoderosoEl Señor el Gobernante Universal; no hallado en otra parte sino en el Apocalipsis. La grandeza de quien promete engrandece la magnitud de las promesas.

CAPITULO 7 1-16. LA PURIFICACION DE SI MISMOS SU DEBER, RESULTANDO DE LO YA EXPUESTO, SU AMOR PARA ELLOS, Y SU GOZO POR LOS BUENOS EFECTOS PRODUCIDOS POR SU EPISTOLA ANTERIOR SEGUN INFORME DE TITO.

1. limpiémonosEsta es la conclusión de la exhortación (6:1, 14; 1Jn. 3:3; Ap. 22:11). inmundicia“lo inmundo” (6:17). de carnepor ejemplo, la fornicación, tan general en Corinto (1Co 6:15-18). y de espíritupor ejemplo, la idolatría, directa o indirecta (1Co 6:9; 8:1, 7; 10:7, 21-22). El espíritu recibe (Sal. 32:2) contaminación por medio de la carne el instrumento de la inmundicia. perfeccionando la santificaciónLa limpieza de la inmundicia es un paso positivo hacia la santidad (cap. 6:17). No basta empezar; el fin corona la obra (Ga. 3:3; 5:7; Fil. 1:6). en temor de Diosmuchas veces unido a la consideración de las promesas más gloriosas (5:11; He. 4:1). Los privilegios y las promesas van de acuerdo.

2. Admitidnoscon corazones ensanchados (6:13). a nadie hemos injuriado… engañado(cf. v. 9). Esta es la

base sobre la cual pide que le reciban (hagan lugar) en sus corazones. A nadie hemos injuriado por el uso indebido de la autoridad apostólica; v. 13 cita un caso al respecto. A nadie hemos corrompido, es decir, por engaños o adulaciones, predicando “otro evangelio” como hacían los maestros falsos (cap. 11:3, 4). A nadie hemos

defraudado, “haciendo ganancia” de vosotros (cap. 12:17). Modestamente él deja que ellos suplan el bien positivo que había hecho; soportando él todas las cosas para que ellos fuesen beneficiados (v. 9, 12; cap. 12:13).

3. Al disculparme, no os acuso a vosotros, como si sospechasen de mí semejantes cosas [Menoquio] o como si

fueseis culpables de tales cosas; porque hablo sólo de los profetas falsos. [Estio, y comentadores griegos]. Más bien, “como si fueseis desagradecidos o traicioneros” [Beza]. ya he dicho antesen cap. 6:11, 12; cf. Phi_1:7. para morir y para vivir juntamenteel punto culminante de la amistad. Estoy listo a morir y vivir con vosotros y por vosotros (Fil. 1:7, 20, 24; 2:17-18). Cf. en cuanto a Cristo, Jn. 10:11.

4. Mucha confianzamás bien, “libertad de palabra” acerca de vosotros. Cf. 6:11. de vosotros mucha gloriaNo

sólo os hablo a vosotros con mucha libertad, con franqueza sin reserva, sino que me glorío grandemente con otros respecto de vosotros al hablar de vosotros. lleno estoy de consolaciónpor el informe de Tito (v. 6, 7, 9, 13; cap. 1:4). nuestras tribulacionesdescritas en v. 5; también en cap. 4:7, 8; 6:4, 5.

5. Griego, “Porque también viniendo nosotros”. Este versículo así está relacionado con cap. 2:12, 13; “Cuando vine

a Troas … no tuve reposo en mi espíritu”; así “también” ahora, cuando vine a Macedonia, mi “carne” no tuvo reposo

(por el término “carne” exceptúa sus consolaciones espirituales) de luchas con adversarios “fuera” (1Co_5:12), y de temores por los creyentes corintios “dentro” de la iglesia, debido a “hermanos falsos” (cap. 11:26). Cf. cap. 4:8; Deu_32:25, a lo cual parece hacer alusión.

6. Tradúzcase en el orden exigido por el griego, “El que consuela a los humildes, o sea, Dios”. Aquellos que son de

un espíritu altivo, no son susceptibles de tal consuelo.

7. haciéndonos saberNosotros participamos del consuelo que sentía Tito al relatar vuestro deseo (v. 13). El se

gozó al contar las noticias; nosotros, al oírlas [Alford]. vuestro deseo grandeGriego, “deseo anhelante”, es decir, de verme [Grocio]; o, en general, para conmigo, de complacerme. vuestro lloropor vuestra propia negligencia en no haber castigado inmediatamente el pecado (1Co 5:1, etc.) lo que había provocado mi reprensión. vuestro celo por mía mi favor. Ellos, tomando el lugar de Pablo, mostraron el celo contra el pecado como habría manifestado Pablo si hubiera estado presente. me gozase másmás que antes, a la misma venida de Tito.

8. por la cartala 1ª Corintios. no me arrepiento, bien que me arrepentíTradúzcase: “No lo siento, aunque lo

sentí”. Las palabras griegas por sentir (pesar) y arrepentirse son distintas. A Pablo le estaba casi pesando, por ternura paternal, haber usado reprensiones capaces de herir a los corintios, pero ahora, habiendo sabido por Tito el efecto saludable producido en ellos, no lo siente más. porque veo, etc.—esto es explicativo de “me arrepentí”, o más bien, “sentí”, y es una digresión (“porque veo que aquella carta os contristó, aunque sólo por algún tiempo”).

9. Ahora me gozoMientras que “yo sentí” haberos contristado por mi carta, me gozo AHORA, no porque hayáis

sido contristados, sino porque vuestra tristeza resultó en vuestro arrepentimiento. contristados según Diosteniendo vuestra tristeza hacia Dios, y haciendo conformar vuestra mente a Dios (Ro. 14:22; 1P 4:6). para que ninguna pérdida padecieseis por nuestra partela cual habríais padecido, si vuestra tristeza hubiera sido de otra clase que “según Dios” (v. 10). 10. obra… obraEn los mejores textos griegos, la traducción es “obra (simplemente)… obra eficazmente”. La “tristeza” no es arrepentimiento, pero, cuando es tristeza “según Dios”, “obra arrepentimiento”; es decir, tiende a él (la misma palabra griega se usa en Ro. 13:10). La “tristeza del siglo” (tal como es sentida por los mundanos) “obra

completamente” como su resultado final, muerte (eterna). arrepentimiento… de que no hay que arrepentirseEn

el griego no hay este juego de palabras, de modo que la palabra calificada no es meramente “arrepentimiento” sino “arrepentimiento para salvación”; éste, dice él, nunca le pesará a nadie, aunque vaya acompañado por “tristeza”, o “dolor” en el momento. “Arrepentimiento” da a entender vuelta a la sana mente; “dolor” o “pesar” da a entender meramente intranquilidad de espíritu por lo pasado o presente, y se aplica aun para el remordimiento de Judas (Mt. 27:3, el griego, “atacado de remordimiento”, y no como nuestra versión española, “arrepentido”); de modo que, aunque el “remordimiento” o “dolor” acompaña el arrepentimiento, no es acompañado siempre por el arrepentimiento. El “arrepentimiento” quita los estorbos en el camino de la “salvación”, a la cual se opone la “muerte”, es decir, del alma). “El dolor del mundo” no es por el pecado mismo, sino por las consecuencias penales del pecado; de suerte que tan pronto como se secan las lágrimas del dolor, se renuevan los placeres de la impiedad. Así Faraón, Ex. 9:27, 28-30; y Saúl, 1S 15:23-30. Cf. Is. 9:13; Ap. 16:10-11. Forma contraste “el pesar según Dios” de David, 2S 12:13 y el de Pedro, Mt. 26:75. 11. Una confirmación del v. 10 en la misma experiencia de los corintios. solicitud“diligencia”; contraria a su anterior negligencia en el asunto. en vosotrosen griego, “para vosotros” y aunno sólo “solicitud” y diligencia, sino también “defensa” “el libraros vosotros de culpa”; es decir, ante mí por Tito: ansiedad de mostrar que desaprobasteis el hecho. enojoindignación contra el ofensor. temorde la ira de Dios y de pecar más [Sclater y Calvino]: temor de Pablo [Grocio] (1Co 4:2, 19-21) gran deseoqueriendo restablecer la aprobación de Pablo. [Conybeare y Howson]. “Temor” es algo que uno no puede dominar. “Gran deseo” es espontáneo, y da a entender

amor y aspiración a la corrección [Calvino]. “Deseo” por la presencia de Pablo, como les había dado esperanza de ella (1Co 4:19; 16:5) [Grocio y Estio]. celopor el bien y por el honor de Dios contra lo que es malo. O, “por el bien del alma del ofensor” [Bengel]. vindicación“venganza”; “demanda de castigo” (1Co 5:2-3). Su “solicitud” fue exhibida en los seis puntos detallados: “defensa de sí mismos” y “enojo”, indignación en relación a sí mismos; “temor” y “gran deseo” respecto del apóstol; “celo” y “vindicación”, o venganza respecto del ofensor [Bengel] (cf. v. 7). En todoen los aspectos ya mencionados. limpiosGriego, “puros”, exentos de complicidad. “Os habéis aprobado”, griego, “os habéis recomendado”. Cualquier sospecha de complicidad que recaía sobre vosotros (1Co 5:2) por vuestra flojedad anterior, habéis quitado por vuestro presente ardor de reprobar el hecho.

12. aunque os escribí“contristándoos por mi carta” (v. 8). causa del que padeció (la injuria)el padre de la

persona incestuosa que tenía la esposa del padre (1Co 5:1). Así parece que vivía el padre. para que os fuese manifestada nuestra solicitud por vosotros, etc.—Algunos de los manuscritos más antiguos leen así: “Para que fuese manifestada a vosotros vuestra solicitud por nosotros”, etc. Pero las palabras, “a vosotros”, resultarían más bien confusas; además, la ambigüedad de la primera lección podría haber sido la misma causa por la cual el cambio en la lección fuese hecha por correctores de nuestra versión. Alford explica la lección: “El (Pablo) escribió para hacer ver el celo de ellos a favor de él (es decir, por obedecer su mandato), y hacerlo manifiesto a ellos mismos delante de Dios, es decir, mostrar entre ellos su celo de respetarle y obedecerle.” Pero algunos de los manuscritos y versiones más antiguos (inclusive la Vulgata y la vieja Italiana) apoyan nuestra versión. Y la palabra “os” (“a vosotros”) cuadra mejor que las otras interpretaciones. 2:4: “Os escribí… para que supieseis cuánto más amor tengo para con vosotros”, evidentemente concuerda con ella, y desaprueba la declaración de que la versión inglesa (y la nuestra castellana) es inconsecuente con el hecho en cuanto al propósito de su carta. Que él escribiera, dice, no fue tanto por consideración al ofensor particular, o al individuo ofendido, sino por su “cuidado ferviente” por el bienestar de la iglesia.

13. Los manuscritos más antiguos leen así: “Por lo tanto (es decir, porque nuestro propósito fue logrado) hemos

sido consolados (la versión castellana “tomamos consolación”, no es tan exacta); empero, en NUESTRA consolación

nos gozamos mucho más por el gozo de Tito”, etc. (cf. v. 7).

14. no he sido avergonzadopor aprender de Tito que vosotros no os disteis cuenta de la alta recomendación que

le di de vosotros. como todo… era con verdad, así también nuestra gloria delante de Tito fue hallada verdadera

Así como nuestra palabra en general fue verdadera (1:18), así nuestra jactancia particular más bien a Tito acerca de vosotros, ahora, por su informe, se ha probado verdadera (9:2). Algunos manuscritos más antiguos leen expresamente “acerca de vosotros”; éste, en cualquier versión es el sentido.

15. sus entrañassu cariño (cf. 6:12; Fil. 1:8; 2:1; Col. 3:12). obediencia(2:9). temor y temblorcon ansiedad

temblorosa por obedecer mis deseos, y temeroso de que hubiese algo en vosotros que le ofendiera a él y a mí (v. 11; cf. 1Co 2:3).

16. que en todo estoy confiado de vosotrosmás bien, como el griego, “que en todo estoy alentado tocante (lit.,

en el caso de) vosotros”, contrastado con mis dudas anteriores acerca de vosotros.