Sei sulla pagina 1di 346
Ia metalurgia fisi ch Auto: SYDNEY H. AVNER Profesor New York City Community College City University ef Naw York Traduetor: LIC, JOSE LUIS ESTRADA HAEN Insti Potitéenico Nacional Revisor Técnico: ING, GUILLERMO BARRIOS MEJIA McGRAW-HILL MEXICO + BUENOS AIRES + CARACAS * GUATEMALA + LISBOA * MADRID « NUEVA YORK PANAMA SAN JUAN » SANTAFE DE BOGOTA * SANTIAGO + SAO PAULO AUCKLAN » HAMBURGO + LONORES » MILAN » MONTAEAL * NUEVA DELHI « PARIS ‘SAN FRANCISCO * SINGAPUR + ST. LOUIS» SIDNEY * TOKIO * TORONTO’ INTROQUCCION A LA METALURGIA FISICA Segunda edicién Prohibida lo reproduccién total o parcial de esta obra, por cualauier medio, sin autoriacion exarita del editor DERECHOS RESERVADOS © 1988, respecte a ls segunda edicion on espanol por McGRAW-HILL/INTERAMERICANA DE MEXICO, S.A. DE C.V. ‘Aacomulco 499601, Face Indu San Andes Ato 453800 Naucatpan de Jusrez, Edo, de México fMlombro de Ia Cmara Nocional de la Industria Editorial, Reg, Nim. 1800 ISBN 968-6046-01-1 ‘Tragueido de Ia segunda edicidn en inglés de INTRODUCTION TO PHYSICAL METALLURGY Copyright © MCMLXXIV, by MeGraw-Hit Book Co. U.S. A. ISBN 0-07-002498-5 707348689 PO1-78 ‘os7eaaats Impreso en Mexico Printed in Mexico Eamobasetnmigh te Rapes Elarnven, SA #0 GV Gail Chabacano Nim 65-4 Sat rates Seagnaon Cenustenec ‘nebo mec, OF ‘Se Uraron 1800 ejemplares Prefacio En esta segunda edicion se sigue concedienda ta mayor importancia a los con~ ceptos basicos y a las aplicaciones de ta Metalurgia Fisica. Por otra parte, también se ha conservado, esencialmente, el mismo nivel de conocimiento que en la primera edicion. Se considera que el texto es adecua- do para los estudiantes que no se especializan en Metalurgia, y para los estu- diantes de Ingenieria, como curso elemental. También ha cemostrado su utilie ‘ud en fos progcamas de adiestramiento técnico em la industria. Los conceptos fundamentales se siguen presentando en forma simplificada, pero con 1a mayor precision posible, La xinica formacién previa que se requiere para este curso ¢s ano elemental de Fisica, Durante el decenio pasado la primera edicién de esta obra gand entre el pa- blico fama de ser muy eficaz; se recibieron muchos comentarios favorables, tanto de tos estudiantes como de tos profesores universitarios. Sin embargo, los Fecientes avances en ciettos campos y las sugerencias de fos lectores, han hecho necesatio revisarla He agui un resumen de las mejoras mds importantes incorporadas @ 2a se unde edicion: : En el Capitulo #, que trata de algunas herramientas y pruebas importantes eq°el campo de la Metaivrgia, se fia empliado la parte retativa a Jas pruchas fo destructivas; ahora se incluyen en ella las pruebas mediante corrientes de Fou- cault y la hologratia. Se han utifizado tas cttimas especificacienes de ta ASTM en la parte correspondiente a tas pruebas de dureza Se hicieton algunos cambios en et Capitulo 2, para hacer més comprensible a explicaciOn simplifiada de las estructuras atémica y metalica. Se afiadié uta breve explicacién de Ia difraceién de os rayos X y de la medicion del tamaiio de los granos. Los Capitutos 3 y 4, que teatan de los principios fundamentales de la defor- macion plastica y del efecto del calor-en materiales deformados plisticamente, ‘casino se han ailerado, excepto por un estudio mas amplio de las dislocacio- nes y fracturas. EL Capitulo 6 sobre diagtamas de fase binaria, abarca en esta edicion 1a di- fusion, una explicacion mas detallada de la teoria de) endurecimiento artificial ¥ diagramas de fase mas apegados @ Ja realidad, como ilustraciones El Capitulo 7, que estudia con cierto detalle' el. diagrama de equilibrio: del hierro-carburo de hierro, también se ocupa ahora del hiecro forjado y del efecto de pequedias cantidades de otros elementos en las propiedades del acero, La parte sobre el temple superficial del acero, cn cl Capitula'8, s¢ ha. am- pliado con explicaciones mas detalladas de la nitruraciéa, del endurecimiento © PREFACIO a Ja llama y del endurecimiento por induccion, También se ha aftadido ana seccién sabre aceros ardinarios endurecibles, En el Capitulo 9 la parte que versa sobre las aceros inoxidables ebarca ahora nuevas sccciones sobre endurecimiento por precipitacién de aceros inoxidables, sobre los aceros de martensita templados arliticiatments (aceros extraduros) y austeniticos En el Capitulo 10 se ha ampliade el apartado sobre herramienta cementada de acero carburado, y se ha afadido una nueva seccion sobre herramienta de EL Capitulo 11 trata ahora dnicamente del hierro colads, y se ha enriquecido con nuevas. diagramas, Las muchas fotomicrografias aftadidas al Capitulo 12 ilustran diversas. micro- estructuras no fertosas, Se ha incluido una seccion sobre el citanio y las alen- ciones del mismo, por la mayor importancia comercial que han adquicido, EF Capitulo sobre el deterioro de tos metales se ha incluida en el siguiente, sobre la corrosién de Jos metales, para mejorar ta continuidad del tema, El Capitulo 15 se ocupa ahora con mayor detalle de ts corrosién de Jos me- tales, Se ha afadido al Capitulo 16 un breve andlisis del empleo de los polvos me- talicos en las teenicas de procesamiento metalirgico. Hay dos cambios importantes en esta edicidn, respecto de la primera: L La susttneién def capitulo 17, que twataba de la Metalurgia extrsetiva. por un capi Ito totalmente duevo sobre fas fallas en fos metals y sb anally Se pend que In Mela lula extzsetiva no era en realidad parte de Ta Metalurgia Fisica, y que seria de mayer interés un vapitulo sobre ef aniis’s de las fallax de especial valor para tfeniens © inge 2, Tas inclusidn, final, de un plasario de t€rminos vetacionndas con fa. Metalrgis. Fi: ‘Se habla poco de los detailes de operacién del equipo de tratamiento con calor y de prueba, ya que estos aspectos se tratan en las practicas de labora toria que se sigue paraielamente al curso tearico, Se han utilizado muchas fotonticrogratias para ilustrar Las estructuras lipicas ‘También se han inciuido muchos cuadros para presentar datas representatives sobre las sleaciones comercistes, Se reconece y agradece le uyuda de las siguientes personas, que leyeron y revisaron parté de los originales o prepararon fas fotomicrografias para la pri mera edicion de ta obra; J, E. Krauss. G. Cavaliere, A. Dimand, A. Smith, A, Cendrowsky, J. Sadofsky, C. Pospisil, T. lngeatam, 4. Kelch y O. Kammerer, Muchas empresas colaboraron gererosamenic con material publicada; se Jes da el debide crédito siempre que ha sido posible, No pretendo haber sido original al redactar esta obra. Se ha aprovechado Ja informacién procedente de otros autores y de las compaaias industriaies. Por tanto, la tinica jestificacion de este libro radica en los temas particulares de que trata, su secuencia y la manera en que se exponen, ‘Deseo expresar mi agredecimiento a tn sehorita Barbara Worth, por haber me- canografiado la mayor parte de Jos originales para ta primera edicién; a las seftoras Helen Braff y Lillian Schwartz, por la mecanografia del material para PREFACIO. 7 la segunda edicién, y finalmente a mi esposa, sin cuya paciencia y comprensién no se habria podido terminar este libro. Sidney H. Avner 40 INTRODUCCION Los subsecuentes trabajos de Martens en Alemania (1878) revivieron ef interés de Sorby en Jos problemas mesalingicns; en 1887 Sorby presents un estudio al Instituto del Hierro y del Acero que resumla todos sus trabajos en el campo de esta cieneia, Esto atrajo I atencidn de los cientificas y de los metaturgistas industriales de otros paises. A principios del siglo xx, Albert Sauveur convencid a las empresas sideriirgicas norteamericanas de que ch micrescopio era un instrument prictico, auxiliar en la elaboracin del acero y en su tratamiento con el calor, Racin 1922 se adquirieron mayores conocimientos sobre Ja estructura y Las pro- piedades de los mietales, mediante la aplicacion de ta difraccién de los tayos X y de Ta mecanica ondulatoria, ‘La Metalurgia no constituye en ceatidad una ciencia independiente, ya que muchos de sus conceptos fundamentales derivan dc la Fisica, de In Quimica y de la Cristalo= srafia, E] metalurgista ha adquirido importancia ereciente en In tecnologia moderna; ace aos, fa gran mayoria de las partes de acero se hacian con metal de bajo contenido de carbono que pudicran moldearse y elaborarse féeilmente, El tratamiento con calor se reservaba casi exclusivamente para 1a herramienta, Los diseitadores no po- dian controtar fe falta de homogencidad, los defectos de superficie, ete., ¥ x consi- deraba buena pricticn utilizar factores de seguridad con amplio margen. En con- secueneia, las maquinas eran mucho nids pesadas y el peso se consideraba uta marca de calidad. Esta actitud ha pervistido, hasta cierto punto, hasta hoy; pero la han desalentado los fabricantes que van 8 fa vanguardia de ta fabsicaciin de acecos, sobre (odo fas industrias acronéuticn y automovitistica, Han insistido en In impor tancia de fa relacidn fuerza o resistencia-peso en huenos disefios, lo cial ha redun- dado en Ta creacida de aleaciones ouevas, de gran resistencia y ligereza Las ouevas aplicaciones teenicas y los requerimientas de operacién de mejor calidad han creado una necesidad continua de elaborar muevas aleaciones. Un emo- cionante jnvento ha sido, por ejemplo, 12 maquina Wankel, motor de combastién Interna de inusitado disefio Que es mis compacto, mas ligero y mecénicamente micho mas simpte que el ordinario homdlogo suyo, el motor de pistones de igual mtimero de caballos de fuerza Un problema en especial motesto eran los sellos entre el rotor y la pared metajica. En forma original, sé hacfan de acero 3 carbono, y rara vez Guraban mas de 20.000 millas (32.000 Kim). Los investigadores ercaron un nuevo sello con aleaciGn de titanio-carburo incrustada, que ha dado duraciones de més de 100 000 milla (160.000 Km) El campo de la Metalurgia puede dividirse en dos grandes rama 1, La Metalursia de procesamtento, o extrictiva: ¢¢ fa ciensia de oblener metates de sey cuneate, y oben In eatacion del mineral I concentasion y febneisn We rales 2. La Metalucgla Psicn: os fa cignsia gue se coupa de tne carsctetisions fisicas y meci- ricas de los metates y aleaciones. Esta cams estdie las propiedades de fos metales y de bis leaciones seein la @fetam tres variables 1 Su composicién quimica: fos consituyentes guimicos de ta nleaciin. b, FF ‘ratsoniemto mecirice: cualquier operacién que origita un cambio de forma, como la laminacion, ef estado, el esatilade @ troquclamiente, el moldeade 0 el freeads. El tratamiento lérmico, © con calor; el efecto de tn temperatura y el indice de exlentae miento y enfrinmien, INTAODUCCION 14 BIBLIOGRAFIA Hoover and Hoover York, 1912. Howe, HM. The Moisilurgy of Stes, The Engineering and dining Journet, 12. e4., Nuews "York, 1880. Rickara, Thomas: “Wan and Maials,” McGraw-Hill Book Company, Nueva Yark, 1932, Sauveur, Alper The Mataliograshy and feat Treaisant of ten and Stow,” da ed, McCraw Hl Book Company, Nuova York, £955. Smith y" Gruais “Pirotgcrnia of Vanooccia Biringuccio.” Ametican ineltuia ef Mining and Metallurgical Enginesrs, Nueva York, 1865. Smite, Cyrit Stanley: “A History of Melallogrepty.” Univesity of Chicago Press, 1960 Sullivan, F.: “The Slory of Motale,” American Sosiely for Metsie, Metals Pars, Crue, 1951, argue Agicola's Oe Re Metaliuvgies,” Dover Publications, Nusve Contenido Pretacto Inteoduccioa 1. Las herramientas del metalurgista 2, Estructura y cristalizacién de tos metales 3. Deformacion plastica 4, Recocido y trabajado en caliente 4. Constitucién de las aleaciones 6 7. 8 Diagramas de fase Diagrama de equilibrio hierro-carburo dehlerre El tratamiento térmico det acero 9. Aceros aleados 10. Aceros para herramientas 11, Hierro fundido 42, Metales y aleaciones no ferrosas. 59, Metales a aitas y bajas temperaturas 144, Desgaste de fos metales, 45. Corrosion de los metales 16. Metaturgia de polvos 17. Analisis de las causas que producen failas Apéndico Tabla de conversion de temperatura Glosario de términos en relacion ata Metalurgia Fisica indice % 7 118 138 154 162 229 252 348 384 420 487 543 563 578 599 626 659 687 A Jody, Kenny y vetirey, en cuyas manos deseansa el future Las herramientas del metalurgista En este capitulo se proporcionan al estudiante las bases de algunas de las hesta- mientas y pruebas comunes que sc utllizan en el campo de Ja Metalurgia 1.4 Escalas de temperatura En la investigacion cientifica y en la mayoria de los paises extranjeros, la escala de medicin de la temperatura esténdar es la centi- sgrada; sin embargo, on Jas plantas industriales de Estados Unidos, la escala Fahrenheit es la que més se emplea. Asi pues, en este libro, todas las referencias a la tempera- tara serin en términos de la escala Fahrenheit, por ser una de las que el téenico in- usirial puede encontrar con mayor probabilidad. La conversion de una escala a otra puede hacerse con las ecuaciones siguientes: °C 2 % (OF —- 32) aay oF = % (°C + 32) (12) La exactita con que se midan y controten tas temperaturas determinard el éxito de fa operacisn de algunos procesos metalirgicos, como fa fundicién, la refinaciin y sl tratamiento térmico. También tendré un profundo efecto sobre tas propiedades de resistencia de muchos metales y aleaciones, MEDICION DE LA TEMPERATURA A fin de entender el efecto del tratamiento térmico en las propiedades, es necesa- rio saber eémo se mide la temperatura. La piromewia se ocupa de la medicién de alias temperaturas generalmente supe ores a los 950°, y los instrumentos atilizades para este propésito se conocen como picémetres. La fermometrta se ocupa de la medicién de temperaturas por dcbajo de fos 950° F, ¥ los instrumentos empleados para este propdsito se conocen como teriémetros.. 1.2 Medicién de ta temperatura por ol cotor Lino de. los méiodos mis sen- sillos para estinnar la temperatura de un metal es mediante la observacién del color 16 INTROOUCCION A LA METALURGIA FISICA TABLA 1.1 Varincién dot co: lor ean ta temparatara COLOR TEMP, | Rojo tenue 950 Rojo oscuro 1180, Coreza oscuro 1475 Rojo cereza 1300, Corezn subide 1475 Neranja oscuro 1650, Naranja Amarillo del cuerpo caliente, Existe una correlacién trivial entre !a temperatura de un metal y su color, coma se Ve en Ta tabla 1.1. Este método dari soto esthnaciones de tempe- ratura aptoximadas, excepto cuando lo aplique un observador experimesiiado. La ptincipal difcultad ¢s que la apreciacién del color varfa sexiin quica lo veo. Otras fuentes de crror son que l color no sea wniforme y varte eon los diferentes ma teriafes, Si se necesita una indicacién 0 un registro continuo de fa temperatura, los instru Mentos que se utilicen pueden ser de des tipos: a) los sistemas mecanicos que fun- cionan esencialmente por efecto de la expansion de un metal, un liguido, un gas 0 vapor, y 6) los sistemas eléctricos que funcionan por medio de-ta resistencia eléc- trica medida, un termopar, la radiacibn 0 pirometros dpticos. 1.3 Termémetros por expansion metélica La mayoria de los metales se ex- panden cuando se calientan y Ia eantidad de expansidn dependera de la temperatura ¥ del coeficente de expansiin de cada metal, Este principio se aplica en Is cinta bimetalica que se utiliza en el termostato comin, Dicha cinta s¢ forma al unir sobre un costado de una tira de metal con coeficiente de expansicn alto, un metal cuyo coeficiente de expansién sea bajo. Como resultado de pequeiios cambios de tempe- ratura, la cinta tomard forma de curva y, por tanto, cerrard 0 abrira un cireuito eléctrico que controlard el sistema de ealéfaccién de una casa Cuando Ia cinta bimetélica se emplea como indicador industrial de temperatura, generalmente esté enroflada en forma de espiral, uno de cuyos extremos se encuen- tra fijo, de manera que cuando hay expansion se obticne automiéticamente un movi- miento rotatorio én el otro extremo (fig. 1.1). 4 Tee Fig. 1.1 Jodécador do tormperatura part uso in Sutil con un. elemento. bimetalico neliceldat (Gon avtorzacian oe P. J. O'Higgins, “Basic. ns wurmentation”, MeGraw Hil Book Company, Nue va York, 1986) CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS OEL METALURGISTA 17 Agua Indleaders Elemento epiral de exparision Bulbo tena my rs Tuo oapitee protegide ~ or un iindaje Fig. 12. Sistema térmico sencilo para moait ig ftemueratuia Indust, (Con autorzacion de PJ O° Higaine, "Basis Inatrumeniation”. MeGraw-Fill Book Compariy, Nueva York, 1986) La mayoria de Jas cintas bimetdlicas utilizan el metal llamado Invar como uno de los elementos, debido a su bajo coeficiente de expansién, y latén amarillo como al otra elemento’ metdlico pata tempersturas bajas, o una aleacion de niquel para temperatures altas, Ambos se pueden usar en el intervalo de —100 a 1.000°F, son smuy resistentes y virtualmente 119 requieren de mantenimiento, Su principal desven- taja es que, debido a que es necesario encerrar cl elemento en un tubo protector, la velocidad de respuesta puede ser menor que la de otros instrumentos, 1.4 Termémetros por expansién liquida EI resto del sistema mecénioo de tos instramentos para medir la temperatura, ya. sea por expansion liquida 0 por presi6n’ de gas 0 vapor, consta de un bulbo expuesto a la temperatura que se va a medit y us dispositivo expansible, generalmente un tubo Bourdon, que hace funcionar una azue lndicadar o una pluma rgistradora, El bulbo y el tubo Bourdon esén cones tados por un tubo capifar y s¢ llenan con un elemento adecuado (fig, 1.2). El lermémetro pot expansién Hiquida tiene el sistema entero leno con wn liquide ‘organic adecuado o con mercurio, Los cambios en la temperatura det bulbo hacen que el liquido se expanda o contraiga, lo cual a su vez hace que et tubo Bourdon también se expanda 0 contraiga. Los cambios de temperatura a Jo Jargo del tubo capilar y en Ta eaja también producirén alguna expansion y contraccion del liquido; or tanto, se requiere alguna forma de compensaciin, La figura 1.3 muestra un ter- mémetro por expansién Ifquida totalmente compensado, mediante un sistema idén- Aico, sin el bulbo, arregiad de manera que los movimientos se sustraigan o anulen, Algunos de los liquids empleados y las temperaturas a que se wtiizan son: Mercurio 38 8 4 950°F Atcohol 10 a + 160°F Pentano 43302 + SSF Crecsote 420 2 400°F 1.5 Termémetros por presién de gas o vapor En el termémetro por presion de vapor, un liquido votétil llena parcialmente el bulbo. Diferentes temperaturas del buibo producen variaciones de presién correspondientes en el vapor saturado agriba Gel nivel lguido en of butbo. Estas variaciones de presién se transmiten al tubo Bourdon, y las indicaciones de presi6n actdan como sina medida de Ia temperaturé ‘en ef bulbo, Mediante una adecuada seleccién de liquida volatit, cast cualquier 4B INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA, avo Bourdon, Tube capliar Somoensacer auatlar Sistema compensacor | pe 0 c(i) Fig. 18 Termémetto por expansion liquide ‘olal- mente’ compansado, (Tamada del bro "Temporatine measurement", American Sooiehy tor Metals, 7856), petit Gia temperatura de — 60 a + SO0°F se puede medis. Algunos de Tos Kquidos que més fe utilizan son cloruro de metilo, ter, alcohol eifico y tolueno, El fcrmémetro por presién de gas es semejante al de presién de vapor, excepto que el sistema se lena con un gas, generalmente nitroeno. Et intervalo de tempers- fara medido por el termémetro por presién de gas es de — 200 a + 800°F. Los termémetros con sistema Ileno tienen principalmente aplicaciones a baja tem- petatura, como en le electrodepositacién de metales y bafos de limpieza, desengra- sado, enfriamiento por agua y temperaturas de accite, y las temperaturas bajo cero en el tratamiento en frio de metales. Estos instrumentos son relativamente baratos, pet no se emplean donde se requiere una reparacién rapida o una exactitud ‘excepzionnl 1,6 Termémetro de resistencia EI principio del termémetro de resistencia se basa en el incremento de la resistencia eiéctrica con ef aumento de temperatura de tun conductor. Si se calibran las variacfones de temperatura-resistencia de un metal, es posible determinar la temperatura al medir su resistencia eléctrica. El resistor, con forma de bobina, esté moatado en el extremo cerrado de un tubo protector y Iss conexiones se hacen llegar hasta un instrumento adecuado de medicién de resisten- cias, generalmente un puente de Wheatstone. Los resistores se hacen generslmente de cobre, alquel o platino, Et niquel y ef cobre son més apropiados para temperaturas de 150 4 SO0°F, en tanto que el pla- fino puede emplearse entre — 350 y + 1 100°F. Bl termOmetro de tesistencia es muy exacto y de gran importancia en el faboratorio; sin embargo, su aplica- ign en ta industria es fimitada, porque es frégil y requiere de mucho evidado en sa manejo 17 Pirémetro termoeléctrico Este eg el métode que més se emplea en traba- jos de metalucgia para medir y controlar temperaturas; funciona en forma satis- factoria hasta 3.000°F aproximadamente. CAP. 1, LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 19 El pirémetro termocléctico sencitio, mostrado en fa figure 1.4, consta de Jas uai- dads siguientes: 1 El rermopar, compuesto de dos metales o aleaciones diferentes, 2 EL Bloque de empatmes, situado cerca y fuera del hoo, 3 Los cables de extension, y 4 El instrumento indicador 0 de registro. El funcionamiento de este pirdmetto se basa en dos principios: Btecto Peltier Si-dos alambres mettlicos diferentes se ponen en contacto eléc- ttico, habré una fem & wavés de Ia punta de contacto. La magnitud de la fem des- atrollada se determina por la composiciin quimica de tes alambres y Ja temperatura ge Ta punta de unién Efecto Thomson Si hay una diferencia de termperatura entre los extemos de wn alambre homogéneo xinico, existiré una fom entre los extremes de dicho alambre La niagnitad de la fem desarrolisda quedard determinada por Ja composicién, la uuniformidad quimica del alambre y la diferencia de temperarura. Por tanto, la fem total en un pirdmetto termoelécttico, algunas veces llamada electo Seebeck, es la suma slgebraica de cuatro fem: dos fem de Peltier en las tuniones caliente y fria y dos fem de Thomson a lo largo de cada alambre La uni6a fra o unién de referencia debe mantenerse a temperatura constante, [a cual es generalmente 0°C 0 32°F, Eo ef instzumento indicador, esto se hace genc- ralmente por medio de una bobina de compensacién de la uniéa fra que cambia su resistencia con las fluctuaciones en la temperatura ambiental, manteniendo siem- pre el insirumento # 32°F. Si la unién fria o unidn de referencia se mantiene a tem perature constante, entonces Ia fem medida en el citcuito del pirémetro seré una funcién ‘lan de metal, aumontada 2x CAP, 1, LAS HERRAMIENTAS OEL METALURGISTA 29 Eso faclitard darse cuenta del momento en que las rayaduras més profundas hayan sido sustituidas por las menos profundas, caracteristicas del abrasivo més fino. El esmerilado continiia hasta que ta superficie Guede piana y libre de mellas, rebabas, tc. ¥ todas las raysduras debidas al corte manual 0 al disco costador no son vi Dies. (La figura 1.102 muestra la superficie después del esmerilado.) 1.16 Montaje Las muesttas pequefias 0 de forma inc6moda deben montarse de alguna manera para faciiter el pulido intermedio y final, Alambres, vacillas peque~ fias, muestras de hoja metélica, secciones delgadas, efe., deben montarse cn un material adecuado 0 sujetarse rigidamente en una monta mecénica, Los materiales plisticos sintéticos que se acoplan a a muestca en una prensa para montar especial proporcionan Ias bases de wn tamatio uniforme conveniente (generalmente de 2,5, 3, 0 4 em de didmetro) para manipalar las muestras en ulleriores operaciones de pulido. Estas bases, cuando se han hecho en forma ade: euada, son muy resistentes a la aceién de los ceactivos de ataque que se emplean cominmente. La resina termofijadora que més sc emplea para montar muestras es Ja baquetita. Los polvos para moldear Baquclita se fabrican en colores de este mate- ial, 1o cual simplifica la identficacién de Tas muestras montadas. La muestca y la cantidad correcta de polvo de baquelita, o una preforma cle baquelita, s¢ colocan en al cilindra de ta prensa de montar. La temperatura abmenta gradualmente hasta 150°C y se aplica una presién de moideo de unas 4.000 Ibs/pulg® simulténeamente, Una vez que Ia baquelita esté adherida y curada cuando se alcanza esta tempera- tura, le base con la muestra puede extraerse del dado de moldeo mientras. esti caliente, La lucita es Ja resina termopléstice més comiin; es completamente transparente ‘cuando se moldea en forma adecuada, como se ve en Ja figura 1.9b. Esta transpa- Fencia resulta stil cuando es necesario obscrvar 1a seccién exacta que se pule o cusm- do por cualquier otta razéa se desea ver por completo la muestra en la base. Al contrario de_los plisticos termofjados, Jas resinas termoplisticas no sufren cura a la temperatura de moldco, sino que adguieren estabilidad al enfriarse. La muestra y la cantidad de polvo de lucita adecuadas se colocan en la prensa para montar y Se someten a {a misina temperatura y presidn que para fa baguelita (150°C y 4000 Ibs/pulg’). Una vez alcanzada esta temperatura, se quita la bobina de calentamiento y las aletas de enfriamiento se colocan alrededor del cilindro para enfriar Ia base hasta 75°C en unos 7 min al tiempo que se mantiene la presién de moldeo. $i se siica ta base todavia caliente o si se deja enfriar lentamente en el cilindro de moldeo. a la temperatura ambiente sin sacarla, se opacard, Las mugstras pequefias pueden montarse en forma conveniente para prepararlas metalogrificamente en un dispositivo de sujecién hecho en el laboratorio, como el ae Ja figura 1.9¢. Las muestras laminares delgadas, cuando se montan en tal dis- Positive de sujecién, suelen.alternarse con hojas metdlicas “rellenadoras” de metal que tienen aproximdamente la misma dureza que las muestras. Si se usan hojas Tellenadoras, se conservara la superficie libre de las irregularidades de la mucstra y Se evita, de algura manera, que los bordes de Ja muestra 30 redondeen durante ¢l pulido. 1.47 Pulido intermedio Después de montada, la muestra se pule sobre una serie de hojas de esmerit 0 lija con abrasives mas finos, sucesivarnente. Fl primer papel #8 generabmente No, 1, luego 1/0, 2/0, 3/0 y finalmente 4/0, 30 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA La figura 1.106 smuestra la superficie después del pulido intermedio con lija de 4/0, Por lo generat, las operaciones de pulido intermedio con lijas de esmeril se hhacen en seco: sin embargo, en ciertos casos, como el de preparacién de materiales sues, se puede usar un abrasive de carburo de silcio, Comparado con el papel esmeril, el carburo de silicio tiene mayor rapidez de remocién y, como su aeabado esa base de resina, se pucde utilizar con un tubricante, ef eval impide e} sobre ‘ealentamiento de Ja muestra, minimiza el dafio cuando Tos metales son blandos 3 también proporciona una acci6n de enjrague para limpiar Jos productos removides e la superficie de la muestra, de modo que el papel no se ensucie. 1.48 Pulido fine . El tiempo utilizado y el éxito det pulida fino dependen en mu cho del cuidado: puesto durante los pasos de pulido previo. La éltima aproximacion una superficie plana libre de rayaduras se obtiene mediante una rueda giratoria humeda cubiesta con un paiio especial cargado con particulas abrasivas culdadosa~ mente seleccionadas en su tamaiio, Existe gran disponititidad de abrasives para cfectuar el tiltime pulido. En tanto gue muchos haran un trabajo satisfactorio, parece haber preferencia por la forma gamma del éxido de aluminio para pulir materiales ferrosos y de fos basados en cobre, y Sxido de cerio pata pul aluminio, magnesio y sus aleaciones. Otros abrasivos para pulido final que se emplean @ menudo son Ta pasta de diamante, Sxido de cromo y dxido de magaesio, ‘La seleccién de un pao para pulir depende det material que vaya a pulirse y ef propésito dol estudio metalogrsfico. Se pueden encontrar paites de lanilla 0 pelilo Variable, desde aquellos gue no tienen pelle (como la seda) Rasta aquellos, de peiilo intermedio (como pafio ancho, pano de billar y lenilla) ademas de aquellos de paillo profundo (como el terciopelo). También se pueden encontrar panos sin téticos para pulir con fines de pulido general, de los cuales el Gamal y el Mieropatio som los que se utilizan més ampliamente, Una muestra putida en forma adecuada rnestraté dnicamente las inclusiones no metilicas: sdemés, estaca Wibre de rayaduras (fig, 1.100) 149 Ataque’ £1 propésito det ataque quimica es hacer visibles las caracteristicas esttueturales de! metal o aleacion, El process debe ser tal que quesien claramente Giferenciadas tas partes de la microsstructura. Esto se Yogra mediante un reactive apropiado que somete a la superficie pulida a una acciéa quitnica Fn las aleaciones compuostas de Uos o mas fases, las componentes se revelan durante fa avcién quimica, al atacar preferencialmente, el reactive, a ena a mis de estas constituyentes debido a la diferencia en composicién quimica de las fases (fig. L-Ia). En Iss aleacionés uniformes de ana sola fase 0 metiles puros, se ob- tiene contraste y 1a fronteras de graao se hacen visibles debido a tas diferencias en Ta rapidez a que Jos diversas granos son atacados: por el reactive (lig, 1.116). Esta itereacia en la rapidez de ataque esta ascciada principalmente con el éngulo que ‘guardan las diferentes seociones de grano con el plano de la superficie pulida, Debido al atique quimico por et reactive de siaguc, las fronteras de grano aparecerdn como vailes en Ia sbperficic pulida. Al chocar con ta orilla de estos valle, 2a luz det microseopio se reflejari fuera del microscopic, haciendo que las Fronteras de frano uparezcan como Jineas oscuras. Esto se muestra en fa fig. tle, La selec (dn del reactive de ataque esté determinada por el metal o aleacisn y ia estructura especitica que se desea ver La tabla 3 cramera algunos de fos teaetivos de ateque comes. CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALUAGISTA 91 Fig. 1.10 9) Superticia de ta muasta a lz muestia despues det semeriede durdo, ampiiicacion iGde bp Super ‘cle de ia musstra después det purido inlermedio en papel 4/0, ampliicacion 100x. c) Supediee de I Sruestra sin rayaduras despues det pul final piifercien 50x. Los puntos negras son. impur since uos nes wpurezas 4.20 Microscopies metalrgicos En exe pnt tnt opinion del merscopio metric. En comparsion con uno de po Bilin, micencopio metro diesem a manera eh questa ue nada. Como van suet etlogttea ek paca Ia Iss mika, ob te tng po eed Como se ena gra 12s de ial Ser fee 4 oe seo. pos io Ou ches de iro oy haa el abetivo del mleoscopn sore la supers de i eso de cla Juz incidento teed dee In sper de ta msn se oped al pasar a través del sistema inferior : fimoara 1 Banc Se eae Sens lerior a ents, el ohetv,y comiaara hac aria luego, una vez més lo amplificard el sistema 52 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Microscapio Supertcie pide i Mile Fronera-de grano “6 Fig. 1.11 a) fetomorogralia do ja diferencia eo Compasicion quimica do las fasee, 6) Fotomirgr fia de hierro pure. (The Intrrational Nicks! Compa: ny.) ¢) Tlustacion del aspecto microccSpico de las fronteras o# grene que aparecen come lineas os superior de tentes, el ocular. El poder de amplificacién inicial det objetivo y det cular esté gencraimente grabado en la base de Ja lente, Cuando se wiiliza una combi- nacién particular de objetivo y ocular y la longitud adecuada de tubo, la ampli: fcacién total es igual al producto de las amplificaciones del objetivo y de! ocular. La figura 1130 nruestfa un microscopio metaldrgico de mesa CAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 33 Feta. — jo nurmane lis ~ Imagen a8 la retina (artical y sin invert) cornea Entrada de 1s puis Diatragma del ocul L Primer punto. focal (Seve meveniana ‘det erisiaine” ft JA tragen primaris eat got objeto Lonte para 3 Heansvndn por et bie y fa Tone amt pate 7 \\ fm prong de campy et potncimed \\\__ belo neil fora de eistaina Mi \\ 22danto ae a aitocia toa! i \\ Sean se usr Gagan Soveriae i Vi ¥ al revesy € i \W E u \ @ if \ g if Y @ if \ 2 fi I \ 5 M \ & i | a 3 ft \ : Fi Yo é if * {)Retecio oe Tied“ d Wwe nonzentl jf see see ge igure werte oe ir | fi punto tras a | J} focal det =o \ t Af abjetiva \ Punto teonil focal f Steg sce y tea notlogettes —-Z 4 \ cro ‘ Area objetivo de 4 fenagen fine! virtuak Cinveria y al roves} Fig. 1.12 lustracién det principio. Gel microscopio ‘melaiirgico compuesto y la raza de los rayos ‘reves del sistema dptice desde ef campo objetivo haste la amagen final vival. (Con aulotzacton oe GL Ken" Prieipies et motaliogiaphic ‘aboratory Practice’. da. ed McGraw-til Book Company, Noe ve York, 1969) 44 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA GAP. 1. LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 35 roa Soa ta oie ee seis egenay, 13 wl mawsagaane | mamas ome mma ees ich a ce = Ses PEELE | Sunn EE one. oh mean se as Ba Pe fa jomeriens ree Se ee sa Bia ie RR eT San pr RT| a a Sulfate de, sodio ise ‘sus aleaciones: | moderada a vee ee ar ERS a (Sle orm See | EE Tipe “Metals handbook”, 1948, American Society for Metals, Metals Park, Ohio. 36 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA Fig. 1.33. a} sflcroscapio metatrgico. 0) Mata logralo #po banca. (Bausch A Lomb, Ine.) Es posible montar un fuelle de cémara sobre el ocular y usar el microscopio de ‘mesa para fotomicrogratia, sin embargo, el metalégrafo tipo banca de la figura 1:13b, creado especificamente tanto para examen visual como para registro permat nente de esttucturas metalograficas por métodos fotopréficos, dara fotomicrogratias de mayor calidad y precisién, La ampiificacin méxima obtenida con el microscopio dptica es de unos 2 000%. La limitacién principal es Ta Tongitud de onda de la Ine visible, la cual limita la re= solucién de ios detalles fines de la muestra metalogrética, La amplifcacion puede ser aumentada en cierta medida con el uso de radiacién de Jongitud de onda me- nor, tal como radiacion ultraviolet, pero Ia téenica para preparar Ja muestra es mis comphicada, EL mayor avance en el poder de resolucién to obtuvo el micraseopio electr6nico En ciertss circunstancias, los electrones de alta velocidad se compertan como luz de longitud de onda muy corta. Fl haz de electrones tiene asociada tna longitad de onda aproximadamente 100000 veces menor que la longitud de onda de la luz visible, incrementando considerablemente e} poder de resolucién. La figura 1.14a muestfa un microscopio electrSnico ‘Aungae cn principio el microscopio electrénico es similar al Sptico (fig. 1,140), su apariencia resulis muy diferente, Ex mucho més grande debido a los suministros de potencia altamente regulada necesarios para producir y controlar el haz de elec- trones, El sistema compleio debs mantenerse 4 um alto yacio, ya que de otte modo aire interferiria con el moviroiento de Tos electrones Las lentes del mictoscopio electrdnico son los potentes campos magnéticos de las bobinas, y la imagen es enfocada al cambiar la tntensidad del campo de las bobi- nas mientras étas permanecen en una posicion fija. En el microscopio Sptico, Ia imagen es enfocada al cambiar Ia separacidn de fas lentes, CAP. 1, LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 37 Microscopie electrénico Microscoate éptice Cateda Fuente de sarin. (Bioctronss) (lazy aie — Lente condensader 7 eG Lameara Pe we 8 Brom ta msn et ie (egnetieo) Wietioy Genie. proyeetor@ (Magneticc} Widre} tages Rantala isoray (esta) wo Fig. 1.18 5) Wicroscopio elactrénico. b) Simi ‘dee ontre el misroseapio Spica ye elactorice (asic. Corporation of America.) 38 INTRODUCCION A LA METALURGIA FISICA ‘Como Jas muestras metalogréficas son opacas & un haz de electrones, es necesario preparar, mediante técnicas especiales, una réplica delgada de la superficie a esta- iat, La muestra se pule y ataca segin la préctica comin metslografica. Luego se coloca en una placa caliente con una pequetia gota de plistico adecuado sobre la Superficie atacada. Conforme la temperatura aumenta, el plistico empicza a fis y se aplica presiGn para asegurar un estrecho contacto entre el pléstico y ta superficie. Después del enfriamiemto, se separa culdadosamente fa réplica. Para mejorar el con- ‘uaste, se evapora sobre la muestra una capa delgada de carbono o tungsteno angu- Jarmente ¥ desde una orilla, Como la céplica sombreada es frégil, se coloca sobre tun disco de malla de alambte de cobre muy fine. Entonces, el disco se coloca so- bre la abertura del sostén de la muestra, quc a su vez es insertado en Ia eolumna del instrumento. ‘Los electrones eiitidos por ef citodo caliente (ilamento de tungsteno) son ace- lerados por el dnodo, para formar un haz de alta velocidad. Este haz es concen trado en la réplica por las lentes del condensador, Dependiendo de la densidad y ‘espesor de la réplica en cada punto, algunos electrones son absorbidos o dispersados fn tanto el resto pasa a través de ella. Fl campo magnético de la lente objetivo en- foca y amplifica cl haz de electrones que ha pasado a través de la réplica. Algunos de los electrones que forman esta imagen son enfocados por segunda vez por Ins Tentes proyectoras sobre una pantalla fluotescente. E| mieroscopio electrdnico mos- trado en In figura 1.14a tiene un intervalo, bésico de amplificacién de 1400 @ 32.000x, que puede aumentarse a 200 000x con lentes adicionales. PRUEBAS PARA PROPIEDADES MECANICAS: 4.21 Dureza Es difict definir la propiedad de “dureza”, excepto en relactén con ta prucba empleada en particular para determinar su valor. Dede tenerse en cuenta que un niimero o valor de dureza no puede utilizarse directamente en trabajos de diseBo, como se puede hacer con un valor de resistencia a la tensién, ya que los ngmeros de dureza no tienen significado intrinseco, ‘La duteza no es una propicdad fundamental de-un material, sino que esti rela cionada con fas propicdades clésticas y pkisticas. Fl valor de dureza obtenido en una prucba determinada sirve s6lo como comparacién entre materiales o tratamientos El procedimiento de prucba y la preparaciin de la muestra suclen ser sencillos y Jos resultados pueden utilizrse para estimar otras propiedades mecinicas. La pruc- tba de dureza se utitiza ampliamente para inspeccidn y control, E] tratamiento tér- rico o el trabajo efectusdo en una pieza metilica resulta generalmente en un cambio de dureza. Cuando se establece ef valor resultante de la dureza de un tratamiento térmico a un material dado por un proceso determinado, esa estimacién proporcio~ nari un método rapido y sencitlo (de inspecci6n y control) para cl material y pro- ‘eso particulares, Las diversas pruebas de dureza se pueden dividir en tres categori '* Dureza elastica, # Resistencia af corte o abrasion, y © Resistencia a la indentacién CAP. 1, LAS HERRAMIENTAS DEL METALURGISTA 39 Fig. 118 Esclerescopio para mediciones ve dun reza. {The Shore instrument & Manulscturing Cor pany) 1.22 Dureze eléstica Este tipo de dureza se mide mediante un escleroscopio ig. 1.15), que es un dispositivo ‘para medir fa altura de sebote de un pequetio marillo con emboquillado de diamante, después dé que eae por su propio peso desde una altura definida sobre la superficie de ta pieza @ prueba. Fl instrument tighe por Jo general un disco autoindicador tal que la altura de rebote se indica automética- mente. Cuando el martllo es elevado a su posiciGn inicial, tiene cierta cantidad de cnergia potencial, Cuando es liberada, esta energia se convierte en energia cinétiea hasta que golpea la superficie de la pieza a prueba. Alguna enerBia se absorb at for- mar {a impresi6n, y el resto regresa al martillo al rebotar éste. La altura de rebate s¢ indica por un mémero sobre una escala arbitraria tal que cuanto mayor sea el rebote, mayor seré el ntimero y la pieza a prueba ser mas dura. Esta prueba es realmente una medida de la resistencia del material, o sea, ta fnergia que puede absorber en cl intervalo elastic 1.23 Resistencia al corle © abrasion Prueba de rayadura Esta prucba In ided Friedrich Mobs. La escala consta de diez minerales estindar arregiados signiendo un orden 4 iRetemento de chicera, El talco es el 1, el yeso el 2, efe., hasta el 9 para el corindén ¥ et 10 para el diamante. Si un material desconocido es rayado apreciablemente Pot el 6 y no por el 5, ef valor de dureza esta entre 5 y 6. Esta prueba no s¢ be utilizade mucho en Meta- Jurgia, pero atin se emplea en Mineralogia, La principal Gesventaja es que ix escala de dureza no 8 uniforme. Cuando 1a durcza de 108. Mineriles es examinada por