Sei sulla pagina 1di 22
Expediente Valencia Una ambientación para Dresden Files por María Robledo Catalán

Expediente Valencia

Una ambientación para Dresden Files

por

María Robledo Catalán

Valencia en Dresden el JdR

Valencia en Dresden el JdR Hay alguien ahí dentro. Son seres extraños. Vienen de otro mundo.

Hay alguien ahí dentro. Son seres extraños. Vienen de otro mundo. ¿Qué le pasa a tu mente? Ves de cerca la locura. Todo es muy raro. Estás acabado. Es demasiado para un humano.

“El vinilo” Betty Troupe (1983)

Con sus políticos corruptos, su policía no menos corrupta, su

25%

velocidad, Valencia es una ciudad como cualquier otra, pero en el mundo de Dresden Files el JdR, es mucho más oscura y

misteriosa que en la realidad. Una suerte de reflejo tenebroso de la realidad, de por si poco luminosa, que creemos percibir.

su tejido industrial desapareciendo a toda

de

paro

y

Por suerte para la mayoría de los mortales, suelen vivir sus

pequeñas existencias sin conocer el equilibrio de poderes bajo

el

continuamente en peligro, que completa destrucción.

ciudad. Un equilibrio

su

que

desde

hace

siglos

vive

la

de romperse ocasionaría

Breve historia mortal

vive la de romperse ocasionaría Breve historia mortal Bajo la farola cuarenta años ya. Lili Marlene

Bajo la farola cuarenta años ya. Lili Marlene espera al soldado a quien amó. Dulce era la vida y el prometió, volver aquí junto a su amor.

“Adiós, Lili Marlene” Interterror (1983)

Se ha demostrado que en la época pre-romana la zona de Valencia y alrededores ya estaba habitada por los íberos y que pasaron

que

por aquí los cartagineses, pero

fueron los romanos

los

formaron la

ciudad

como tal,

con

el

nombre de Valentia

Edetanorum.

2

Tras pasar de manos de los romanos a las de bárbaros, llegan los musulmanes en el siglo VII, que se hacen con la ciudad sin demasiada resistencia, integrándose la población foránea con la autóctona sin excesivos problemas. Fue una época de esplendor para la ciudad, creándose regadíos y cultivos, comerciando con los cristianos (que esto es Valencia, pero aquí “la pela también es la pela”) e incluso las murallas de la ciudad.

Cid

defenderla después de muerto además), total para que la ciudad

vuelva a caer en manos de los moros unos años después.

consigue tomar Valencia (y

Casi

400

años

después, El

Habrá que esperar casi 150 años más para que el Rey Jaume I libere definitivamente la ciudad. En general, la población musulmana mantiene sus tierras y se quedan en Valencia. Cinco siglos más tarde, el decreto de expulsión echará a los moriscos y judíos de la ciudad.

El rey Jaume I aprobó leyes propias para la ciudad, que se extendieron al resto del reino como los Fueros de Valencia, y que estuvieron en activo hasta la Guerra de Sucesión Española, ya en el siglo XVIII, durante la cual Valencia apoyó a Don Juan de Austria. La ciudad permaneció resistió 16 meses sin ser tomada por los partidarios de los Borbones, pero finalmente fue abandonada a su suerte por las tropas del de Austria y fue tomada por la tropas borbónicas que encontraron Valencia con las puertas abiertas a su llegada. Como castigo, le fueron retirados los Fueros.

En el siguiente siglo, la ciudad volvió a ir de mano en mano, durante la Guerra de la Independencia, siendo Valencia una de las últimas ciudades de España que controló el ejército francés. Poco después de los fusilamientos del 2 de mayo, llegaron a Valencia las noticias en la gaceta y pese a que las autoridades intentan someterse a Bonaparte, el pueblo se alza en armas. Según la tradición, Vicente Domenech, El Palleter, fue el primero en alzar su grito de revuelta contra los franceses.

La ciudad resistió a los intentos franceses de tomarla en junio (se cuenta que un personaje anónimo apodado El Torero rechazó al ejército francés con un cañón de grueso calibre en la puerta de Quart), pero fue vencida al año siguiente tras un duro asedio, en el cual las tropas españolas destruyeron el Palacio real de Valencia para impedir que lo tomara el francés. Tras la capitulación, los franceses impulsaron algunas reformas en Valencia y la situación tras las lógicas cazas de brujas, fue llevadera en los meses que permaneció bajo control francés, llegando a ser capital de España cuando durante le breve período que José I trasladó aquí la Corte.

Ya en el siglo XX, Valencia se convierte capital de la España republicana desde noviembre de 1936 a octubre de 1937, cuando el gobierno se traslada a Barcelona ante el avance de las tropas fascistas. Muchas de las obras del museo del Prado son traídas a

3

Valencia, instalándolas provisionalmente como refugio en las Torres de Serranos y el Real Colegio del Corpus Christi.

En noviembre de 1937 milicia anarquista La Columna de Hierro toma Valencia, en protesta por la escasez de aprovisionamientos que recibían, produciéndose posteriormente enfrentamientos por las calles de la ciudad entre milicias libertarias y grupos comunistas, que se saldaron con 30 muertos.

Finalmente, el 30 de marzo de 1939 y tras sufrir numerosos bombardeos aéreos, las tropas sublevadas consiguen entrar en la ciudad. Sin embargo, no es esta la última vez que veremos carros de combate por la ciudad, porque durante el intento de golpe de estado del 23F en 1981, Milans de Bosch tomó de nuevo la ciudad con el batallón de infantería Vizcaya 21 con base en la cercana población de Bétera.

En 1957, la Riada de Valencia causó más de 400 muertos, además de destrozar la ciudad y las huertas, y obligó a desviar el cauce del Turia para prevenir futuras inundaciones (el cauce se reconvirtió a mediados de los 80 en una zona lúdica y ajardinada que a día de hoy incluye el Parque de Cabecera, el Palau de la Música, el Gulliver y la Ciudad de las Artes y las Ciencias). Como dato curioso, la zona próxima a la Catedral quedó libre de las aguas.

Valencia también existía

quedó libre de las aguas. Valencia también existía Aún llevo muy dentro de mí la noche

Aún llevo muy dentro de mí la noche en que te conocí. En la luna de Valencia, yo me enamoré de ti. Bailando hasta la madrugada, me hiciste gritar así.

“Mescalina”, Rebeldes (1986)

Mención aparte merece la noche valenciana. A finales de los 70, durante la transición, Valencia empezó prosperar musical y culturalmente. Aparecieron grupos musicales (aunque de una manera menos mediática que en Madrid) que apostaban por los nuevos sonidos llegados directamente del Reino Unido o Alemania, y empezaban a poner de moda la imagen del post-modernismo de principios de los 80, con looks heredados y evolucionados de la era punk. Muchos grupos extranjeros se introducían en España a través de Valencia, como por ejemplo Soft Cell.

4

También fueron de gran importancia las emisoras de radio, muchas de ellas piratas. Se trataba de emisoras sin licencia que emitían en el área metropolitana pero que por entonces, al no solaparse en el dial con emisoras legales (algunas en realidad sí lo llegaron a hacer), emitían con total impunidad, como Radio Klara y su programa Cementerio Putrefacto. Dichas emisoras fueron apareciendo y desapareciendo durante los ochenta y principios de los 90, hasta que fueron clausuradas o se legalizaron, como fue precisamente el caso de de Radio Klara.

Las tribus urbanas (rockers, mods, nuevos románticos, punks, góticos, etc) fueron muy prolíficas, lo que generó ciertos problemas, ya que muchas de ellas rivalizaban entre sí, como los rockers y mods. Posteriormente, la fiesta se trasladó a locales situados en poblaciones cercanas a la capital, generando el fenómeno conocido como Ruta Destroy (más adelante conocida como Ruta del Bakalao), que tuvo su mayor auge a principios de los 90, hasta su declive pasada la primera mitad de la década, con el aumento de la presión mediática y policial en torno a los ruteros.

No se puede hablar de la movida valenciana sin hablar de drogas. En aquella época, la droga era vista como un vehículo para la evasión y estaba bastante idealizada. La más destacable dentro de la movida valenciana fue la mescalina, compuesta por MDA o "droga del amor" por tener unos efectos tendentes a "querer a todo el mundo" (supuestamente, su relativa similitud con la verdadera mescalina extraída del peyote hizo que recibiese popularmente ese nombre). Iba en forma de cápsulas, principalmente de color verde, pero también rojas. Sin embargo, la mescalina, que había aparecido repentinamente en 1986, desapareció con la misma celeridad en las navidades de 1988 (según algunos, porque dio paso a otras sustancias más baratas de producir como el speed o el éxtasis).

5

Magos

Magos Ana vive en el bosque todas las mañanas se adentra en el lago en busca

Ana vive en el bosque todas las mañanas se adentra en el lago en busca de ranas. Se las come crudas sin salsas ni aditivos, y mientras las devora pierde los sentidos.

“Comerranas”, Seguridad Social (1984)

La presencia de magos en Valencia se remonta a la toma de la ciudad por parte del rey Jaime I. Jaime I fue ayudado por tropas templarias, en cuyas filas había varios magos blancos, que se establecieron en la cuidad y en apenas un siglo, convirtieron Valencia en uno de los máximos reductos del Concilio Blanco.

Otra orden cristiana, la de los caballeros hospitalarios o de San Juan de Jerusalén, también llegaron posteriormente a Valencia, trayendo varios magos entre sus filas. Construyeron la iglesia de San Juan del Hospital, en cuyas claraboyas y ventanas pueden apreciarse las cruces blancas de ocho puntas típicas de sus miembros, que es considerada uno de los enclaves mágicos más importantes de la provincia y donde los iniciados en la magia dicen que al energía es tan poderosa que se aprecia sólo con traspasar la puerta.

Hay otros enclaves mágicos en la provincia, como el monasterio del Puig (donde una cruz de madera señala el núcleo de los anillos de magia de la provincia de Valencia), la cartuja de Porta Coeli en Náquera, el convento del Santo Espíritu de Gilet o a la Cueva Santa de Altura. Todos estos lugares están conectados por una línea que recorre toda la sierra Calderona ascendiendo hasta Teruel, donde conecta con otros muchos anillos telúricos.

Los templarios permanecieron en Valencia hasta el siglo XII, cuando la orden fue disuelta y su patrimonio pasó a manos de la Orden de Montesa, la primera de origen valenciano, que aún hoy persiste como institución de carácter nobiliario (a la que todavía pertenecen muchos de los altos cargos del Concilio Blanco de Valencia).

Las cosas se pusieron feas para los practicantes de magia en

la

aparición de la Inquisición. Valencia no fue una excepción, aunque el concilio consiguió mantenerse relativamente en la sombra, a pesar de los seis procesos contra brujas que instó la

España

a partir

de

los últimos

años

del

siglo XIV

con

6

Inquisición en Valencia en los siguientes 50 años. Solamente una de ellas, Elionor Esparza, una judía conversa, fue quemada por bruja. Aún así, muchos magos abandonaron la ciudad y se instalaron en el convento de la Orden de Montesa, en la villa del mismo nombre.

Durante el siglo XVIII, ya desaparecida la Inquisición y después de que un terremoto desplomara la roca sobre la que estaba construido el monasterio, matando a varios miembros de la Orden, los magos volvieron a Valencia y establecieron su sede en el antiguo Palacio del Temple (actualmente Delegación de Gobierno de la Comunidad) Hay quien dice que el terremoto fue consecuencia de un terrible enfrentamiento con magos oscuros.

A pesar de que hubo algunos enfrentamientos destacados con vampiros de la Corte Roja durante el siglo XX, los verdaderos problemas llegaron durante los años 80, en los que oleadas de vampiros se mezclaron con los jóvenes que recorrían los lugares de moda, sembrando el caos y la muerte, y haciendo peligrar los secretos que esconde la ciudad.

Finalmente, la Corte Blanca se vio obligada

acuerdo con la Corte Blanca para neutralizar a los miembros de l Corte Roja. A cambio de su ayuda, la ciudad fue dividida en dos sectores: uno al lado sur del cauce del río Turia, controlado por el Concilio Blanco y que incluye la parte antigua de la ciudad; y otro al norte del río, controlado por la Corte Blanca, que incluye la zona de las universidades. La Ciudad de las Artes

un

a

llegar

a

y las Ciencias, situada en el cauce mismo del río, se considera zona neutral.

Hay quien, no está de acuerdo con esta situación y tilda de

débiles al Concilio por avenirse a este pacto y por preocuparse más por no ser descubiertos por los mortales, que por eliminar

a los vampiros de la Corte Roja. Otros son de la opinión de que en tiempos difíciles hay que tomar decisiones que no son del gusto de nadie. En cualquier caso, y por primera vez en 800 años, el Concilio Blanco ha empezado a ser cuestionado.

Actualmente, y desde su construcción, el Concilio Blanco se reúne en la cúpula del edificio de “La Unión y el Fénix”, en la confluencia de la Calle Játiva con la Avenida Marqués de Sotelo (frente a la Estación del Norte), construido en 1933 por Enrique Viedma y Vidal.

7

Vampiros

La oscuridad crece aún más y más, y las tinieblas se han apoderado de mi mente. Ya no sé que está bien o está mal busco con desesperación con quién pasar la noche, otra noche sin final

La Corte Negra

quién pasar la noche, otra noche sin final La Corte Negra “La noche no es para

“La noche no es para mi” Vídeo (1982)

Se sabe de la existencia de vampiros de la Corte Negra en Valencia desde tiempos de la

la

llegada

ciudad, con cuyo ejército se

cree

la

ciudad. Sin embargo, con la

de

El

Cid

a

en

que

entraron

caída

de

la

ciudad

y

el

retorno

de

los

moros,

aparecieron

las

primeras

huestes de la Corte Roja, y los integrantes de la Corte Negra se vieron relegados al exterior de la murallas.

En

Valencia”, referida a quien se queda sin lograr un objetivo. Su

origen radica en que durante la Edad Media, las puertas de la ciudad se cerraban para evitar los asedios, por lo que quienes llegaban tarde no podían entrar y se quedaban toda la noche fuera del recinto. Como el recinto amurallado tenía forma de media luna, se decía que los rezagados se quedaban "fuera de" o "a la luna de" Valencia.

de

Valencia

existe la expresión “quedarse

a

la

luna

También se decía que si a alguien le vencía el sueño con el cuello al descubierto a las puertas de la ciudad, los murciélagos que anidaban en las torres daban buena cuenta de él. Por eso, los viajeros que llegaban a las Torres de Serranos y se encontraban con las puertas cerradas, traían consigo un pañuelo anudado al cuello para protegerse, costumbre que ha llegado hasta nuestros días en forma de los pañuelos que utilizan los valencianos durante las Fallas. En realidad, no eran más que víctimas de vampiros de ls Corte Negra que se alimentaban de los viajeros que quedaban a las puertas de la ciudad.

Fueron años duros para la Corte Negra, cuyas filas se vieron muy mermadas, hasta que el rey Jaume I sitió la ciudad. Cuenta la leyenda cuando las tiendas de las tropas de Jaime I estaban acampadas en el arrabal de Ruzafa, fuera de la muralla de la ciudad, un murciélago hizo el nido en la parte alta de la tienda del rey como si quisiera coronarla y augurar la victoria de

8

Jaime I. Una noche que el ejército cristiano dormía tranquilo y confiado, se oyó cerca de la tienda del rey un extraño golpear de tambor. Un soldado le despertó, alertándolo. Enseguida llamó a sus capitanes para que diesen orden a los guardias de extremar la vigilancia, y se dieron cuenta de que los moros estaban cerca del campamento. Se entabló una feroz batalla, en la cual el ejército moro tuvo muchas bajas y se retiró.

Después de la lucha, el rey quiso premiar a quien les había avisado con golpes de tambor. Grande fue su sorpresa cuando supo que el aviso lo había dado el murciélago. Como premio a su ayuda, Jaime I hizo poner el murciélago en la parte más alta del escudo real y en el de la ciudad de Valencia.

En realidad, las tropas de Jaume I fueron alertadas por vampiros de la Corte Negra, decididos a terminar con su problema con la Corte Roja, propiciando que la ciudad callese en manos del Concilio Blanco.

Aunque oficialmente no hay vampiros de el Corte Negra en Valencia, existe aún una pequeña población en la zona antigua de la ciudad (el barrio conocido como Ciutat Vella), tolerada de forma extraoficial por el Concilio Blanco desde tiempos de Jaume I, siempre que no llamen la atención sobre su naturaleza.

Actualmente, algunos de ellos se reúnen en El Refugio, un antiguo refugio antiaéreo de la Guerra Civil reconvertido en pub situado en la C/ Serranos, 25 en el Barrio del Carmen. A menudo pasan desapercibidos entre los góticos e incluso entre grupos de jugadores de rol en vivo.

La Corte Roja

entre grupos de jugadores de rol en vivo. La Corte Roja Los Vampiros de la Corte

Los Vampiros de la Corte Roja ocultan su aspecto real bajo lo que ellos llaman una “máscara de carne”. Se alimentan de sangre, se regeneran, son más rápidos y fuertes que los humanos, y aunque son vulnerables al sol, no les afectan ni las cruces ni los ajos.

Su saliva contiene un potente narcótico que da a la presa una sensación de euforia y es altamente adictiva, lo que les permite controlar a sus víctimas con bastante facilidad. La droga disminuye las inhibiciones de la víctima y embota el dolor de la mordedura del vampiro. Se ha demostrado que los adictos hacen todo lo posible para proteger a sus amos vampiros, incluso proporcionar de la comunidad mortal, de ser necesario.

No es de extrañar que los Vampiros de la Corte negra se vieran

para

recuperar su lugar en la ciudad, dado que se trata de enemigos

impulsados a

traicionarles ante los magos blancos,

9

absolutamente despiadados y temibles, que no respectan ni siquiera a los otros vampiros.

En Valencia nunca ha habido una población estable de vampiros de la Corte Roja. Dado que la ciudad tiene una historia de numerosos enfrentamientos bélicos, las oleadas de vampiros de la Corte Roja han aparecido a menudo de la mano de algún ejército invasor. Se especula que llegaron con las tropas musulmanas que invadieron la ciudad, aunque ya con la llegada de los visigodos, se extendieron historias de mercenarios sedientos de sangre que atacaban por la noche y bebían la sangre de sus enemigos, aunque podría ser que se tratase de exageraciones de los romanos.

Aunque no está demostrado, se cree que muchas de las tropas españolas que asolaron el nuevo mundo durante la conquista, llevaron vampiros de la Corte Roja, siendo estos los primeros que se extendieron fuera de Europa.

La epidemia de cólera que asoló varias provincias españolas a finales del siglo XIX, y que se supone que entró por el puerto de Valencia, fue en realidad el avance descontrolado de un grupo de vampiros de la Corte Roja que llegaron a España procedentes de las últimas colonias independizadas en Sudamérica, que el Concilio Blanco vendió a la población como un brote vírico. Algo similar ocurrió con la epidemia de peste del siglo XVI, debida a la entrada de un grupo especialmente agresivo de vampiros de la Corte Roja, en un barco procedente de Argelia.

Según los archivos del Concilio, La Columna de Hierro contaba entre sus filas con varios humanos adictos al “beso” de los vampiros rojos, que fueron enviados como avanzadilla para provocar revueltas entre la población para facilitar la entrada de sus amos en la ciudad. Sin embargo, frustrado su objetivo, la Corte Roja desapareció del mapa hasta los años 80, en el que intentaron regresar a la ciudad de una forma menos directa.

En 1986, sin que nadie supiera de donde ni por qué, comienzan a aparecer en la noche valenciana las míticas mescalinas, que se comercializaban a precios sorprendentemente bajos. Buena parte de los jóvenes que se movían en la ruta destroy comienzan a consumirlas, sin que nadie tenga muy claro cual es su composición exacta. Se especula con que sea MDA (la droga del amor) o con un derivado del LSD, pero lo cierto es que nadie tiene claro que llevan. Producen alucinaciones, una sensación de querer a todo el mundo y desinhibición sexual, además de un incremento de la velocidad, las sensaciones y los reflejos, por lo que los consumidores vuelven puntualmente cada fin de semana a por nuevas dosis.

Comienzan a aparecer por Valencia cadáveres durante los fines de semana, que las autoridades achacan a atracos, peleas o riñas entre adictos a las drogas. El ambiente en las discotecas se muestra cada vez más extraño: gente que no recuerda nada de lo que ha hecho durante la noche, que presentan palidez y debilidad extrema durante el resto de la semana, e incluso que asegura haber hecho cosas que alguien les ha ordenado.

10

La ruta se va desplazando hacia las afueras y la situación se amplía también a esas poblaciones, haciéndose más preocupante si cabe. Muertos en algunos caminos cercanos a las principales discotecas e incluso en vehículos aparcados en los parkings, gente con heridas evidentes en el cuello y signos de haber perdido sangre, grupos de jóvenes que bailan como zombies al son de música cada vez más estridente y repetitiva.

Para las autoridades, todo es fruto de la cada vez más evidente y preocupante laxitud con el control de drogas en la zona, por lo que se incrementan los controles policiales y los cierres de discotecas. La prensa se vuelca en el tema y la televisión se llena de reportajes sensacionalistas sobre la Ruta del Bakalao y sus participantes, lo que sólo consigue darle más publicidad y atraer a ruteros de otras comunidades.

Todo esto, llama exageradamente la atención sobre la ciudad y sobre las actividades que en ella se desarrollan, pero el Concilio Blanco se ve incapaz de atajar el problema, dado que desconoce su procedencia. Sin embargo, todo el desarrollo de esta trama ha llamado la atención de los aún escasos miembros de la Corte Blanca que han ido llegando a Valencia durante la década, que comienzan a investigar la procedencia y características de la droga.

El verdadero poder de las mescalinas no procede de la droga que contienen, sino de que cada cápsula lleva además una gota de sangre vampírica, que convierte a sus consumidores en esclavos del vampiro cuya sangre han ingerido. De esta forma, la Corte Roja, establece y extiende su poder sobre la ciudad a la par que se asegura sustento de forma discreta, dado que sus víctimas no recuerdan haber sido mordidos, y en una fase posterior, desean incluso el “beso”. Sin embargo, el exceso de sustancias psicotrópicas que estos vampiros ingieren a través de la sangre de sus víctimas, ha convertido a muchos de ellos en “esclavos de sangre”, vampiros convertidos en seres salvajes incapaces de controlar sus instintos.

Dada la importancia del problema, el día de navidad de 1988, los

Blanco se

reunieron para pactar la eliminación de los vampiros de la Corte Roja. Nadie sabe exactamente el contenido de las negociaciones, sólo que la ciudad se dividió a partir de ese día entre el Concilio Blanco y la Corte Blanca, que no se volvieron a ver

que

noche

valenciana, desapareció sin dejar rastro. La ruta comenzó un rápido declive y aunque duró unos años más, desapareció casi totalmente a finales de los 90, sin recuperar nunca su antiguo esplendor.

cualquier vampiro de la Corte Roja

mezcalinas en el mercado a partir de esas navidades

representantes de

la Corte Blanca

y

el Concilio

y

habitual

de

la

Se rumorea que la Corte Roja mantiene algún refugio secreto

todavía en

miembros en El Gran Caimán, una discoteca de salsa situada en la

calle Convento Jerusalem, 55. Se trata de un local estilo Art

algunos de sus

la

ciudad y

que

se puede

ver

a

11

Decó de Salvador Donderis (otras fuentes lo adjudican a Javier Goerlich), inaugurado en los años 30 como cine mudo, que pasó luego a cine de estreno y terminó cerrando en los años 80, permaneciendo inactivo durante varios años. Al comienzo de los 90 abrió de nuevo sus puertas como discoteca.

Aunque la situación está aparentemente controlada, tanto el Concilio Blanco como la Corte Blanca, saben que la paz no puede durar mucho y que tarde o temprano, tendrán que honrar el pacto que firmaron, en una lucha que quizás acabe con la ciudad y con ellos.

La Corte Blanca

que quizás acabe con la ciudad y con ellos. La Corte Blanca Corte Blanca de Valencia

Corte

Blanca de Valencia pertenecen a la Casa Malvora, de origen

Los

vampiros

de

la

italiano

y

son

vampiros

psíquicos,

que se alimentan

del miedo (tienen por tanto

debilidad

a

la

emoción

contraria,

el

valor).

La

mayoría prefieren el miedo

extremo,

pero

pueden

alimentarse

de

sustos

moderados

(como

los

producidos por una película

de

miedo).

de

terror

o

un cuento

La casa Malvora, está dirigida por la Sra. Cesarina Malvora y

son

descendientes suyos. En Valencia no hay conde, que sería la categoría que debería tener un dirigente de la Corte Blanca en

una ciudad de este tamaño, sino duque. La razón es que el rey Jaime I le concedió a Valencia el privilegio de no tener más señor que el rey, y así fue hasta el siglo XVIII, cuando la reina Isabel II otorgó por primera vez el título de duque de Valencia. La Corte Blanca quiso respetar las costumbres de la ciudad, y por eso Valencia en lugar de tener un conde de la Corte Blanca, tiene un duque.

muchos de los condes de ciudades importantes europeas,

Los primeros miembros de la Corte Blanca que llegaron a Valencia lo hicieron a finales de los 70 procedentes del Reino Unido, con las primeras oleadas de músicos británicos que comenzaron a moverse por el entorno de la movida valenciana. La mayoría de ellos preferían los pubs de la ciudad, a las grandes discotecas que fueron surgiendo en las afueras. En aquella época ya se veían a bastantes de ellos en El Asesino, un pub situado en la Plaza del cedro, cerca de la Avenida Blasco Ibáñez, donde se podían escuchar grupos de rock duro o asistir a encuentros literarios, en un atmósfera bastante tenebrosa y oscura. También han impulsado la creación del evento benéfico Valencia Zombi Party y del festival de cine de terror Catacumba que se celebra en la cercana población de Godella.

12

A los Malvora les gusta tener cerca a su amigos, pero más cerca

estaba

pasando en la ciudad. Para cuando los magos vieron el problema, ellos ya sabían quién, dónde y cómo, y vieron una oportunidad para incrementar su poder. Sabían que el problema había alcanzado unas dimensiones que los magos difícilmente podían atajar sin quedar al descubierto y que ellos podían encargarse

de solucionarlo, pero evidentemente, no iban a hacerlo gratis.

La Corte de Jade

a

sus

enemigos, y no tardaron

en investigar

lo

que

Aunque este tipo de vampiros operan principalmente en Asia

(sobretodo en China y Japón), se sabe que hay algunos en la zona conocida como el Chinatown Valenciano, unas cuantas calles del Barrio de la Roqueta, junto a la Estación del Norte, ocupadas casi íntegramente por comercios orientales. De momento, no interactúan demasiado con las otras cortes ni parecen salir de

su territorio.

Hadas

las otras cortes ni parecen salir de su territorio. Hadas Fascinación, sólo puedo oír tu voz.

Fascinación, sólo puedo oír tu voz. Imágenes, entre las sombras todo huele a ti. Fascinación, tu recuerdo es dolor. Imágenes, que mi cabeza debe resistir.

“Imágenes” Glamour (1981)

En mayo de 1915 se produjo un fenómeno un poltergeist en una

casa

del Esparto. Los habitantes del edificio

aseguraban escuchar extraños ruidos en la vivienda a las mismas

horas: por la mañana temprano, por la tarde y a altas horas de

la madrugada.

en

la Plaza

La noticia se difundió rápidamente por la ciudad y comenzaron a llegar a Valencia multitud de personas interesadas por el fenómeno. A principios de julio, un grupo de guardias civiles ordenados por el Gobernador Civil, junto con el jefe de policía, fueron encargados de registrar el inmueble minuciosamente e investigar el caso. Según los informes policiales “a las diez de la noche comenzaron los ruidos. Estos eran más perceptibles en los tabiques ligeros que en las paredes llamadas vulgarmente maestras”. No encontraron ninguna señal de donde procedían aquellos ruidos, por lo que supusieron que el problema era “una pared mediera que divide dos casas y que debe vibrar, seguramente”.

13

Los ruidos no cesaron, sino que se fueron incrementando poco a poco, y cada vez acudían más curiosos a la Plaza del Esparto

para poder escuchar con sus propios oídos al “duende” de la casa. Todo esto generó peleas por diferencias de opinión entre varias de las personas que se agolpaban allí, llegando a tener que cargar la policía en varias ocasiones, y el “Duende del

tema

periódicos españoles.

Esparto”

portada en diferentes

se

convirtió en

de

Las iglesias cercanas realizaron misas para pedir por las almas que se manifestaban en la casa y el ayuntamiento mandó al arquitecto jefe municipal, para que investigase más a fondo las calles cercanas al lugar. Introdujo micrófonos en los tabiques donde se producían los ruidos y revisó todo el alcantarillado, aparte de varios puntos importantes de la estructura de la casa, pero no pudo dar explicación al suceso. Sin embargo, a mediados de julio los ruidos desaparecieron y hasta el día de hoy no se han vuelto a producir.

Lo que los habitantes humanos de Valencia llamaban el “Duende del Esparto” no era más que un pooka de la Corte de Verano con ganas de reírse de sus conciudadanos. La presencia de hadas en Valencia ha sido constante desde entonces y se dice que hay varias zonas de paso al mundo faérico:

La de la Corte de Verano

Su zona de paso ee sitúa junto a la base del

Parterre. Tiene

proporcionando sombra a una superficie de más de 1.000 metros cuadrados.

Ficus gigante del metros de altura,

155

años

y alcanza

23

La de la Corte de Invierno

Su zona de paso se encuentra a los pies del Podocarpus de 105 años de antigüedad que hay en los Jardines del Real (también conocidos como Jardines de Viveros).

Ambas Cortes alternan el poder, intercambiando el control de la Mesa de Piedra durante los solsticios. En Valencia los cambios de Corte se realizan el 20 de marzo y el 22 de septiembre (la Corte de Invierno gobierna desde septiembre a marzo y la Corte de Verano el resto del año). Para indicar el cambio de poderes, se tocan las campanas del Miguelete (aunque los mortales creen las campanas marcan el inicio de las reuniones del Tribunal de las Aguas). La tradición faérica asegura incluso, que las Fallas son en realidad la forma en que la Corte de Verano celebra su regreso al poder y la llegada de la primavera.

La población faérica vivió sus peores momentos durante la Riada de 1954, en la que muchos de sus miembros perecieron debido a su debilidad frente a las corrientes de agua. Se dice que las hadas que sobrevivieron, se sintieron atraídas hacia la zona de la Catedral, que no fue afectada por las aguas. Algunas de ellas creen que el Concilio Blanco protegió la zona y las hizo acudir

14

de algún modo, aunque otras piensan que la zona de la catedral está protegida por los antiguos dioses, ya que en tiempos de los romanos fue un templo consagrado a la diosa Diana, la diosa virgen de la caza y protectora de la naturaleza. Otros creen que la catedral está protegida por un arcángel. Sea cosa del Concilio Blanco o no, las hadas y los magos en Valencia se ignoran cortésmente desde entonces.

Ángeles y demonios

se ignoran cortésmente desde entonces. Ángeles y demonios Del cielo, decididos y altivos,vendrán. Son cuatro ángeles

Del cielo, decididos y altivos,vendrán. Son cuatro ángeles de dios, y en la tierra juzgarán, a toda la humanidad. Nos destruirán, nos consumirán, nos descargarán su poder.

“Los 4 jinetes del Apocalipsis” Zarpa (1978)

Arcángeles

Se dice que el Cid ganó su última batalla incluso después de

montado a

caballo y azuzado para que saliese al frente de sus tropas, y que los musulmanes que sitiaban la ciudad, se asustaron tanto al verle que salieron huyendo. Según las crónicas de los magos de

muerto, porque según la leyenda,

su

cadáver fue

la época, el de Vivar había sido poseído por un arcángel cuando salió al campo de batalla al frente de sus tropas, y muchos creen que la ciudad aún está bajo su protección.

Por eso hay quien piensa que fue también un joven imbuido del

espíritu

aterrorizó a los valencianos, y que fue él quien generó el rayo de luz que cegó al monstruo y no una armadura de espejos.

el multiforme que

del arcángel

el

que

acabó con

Por otro lado, en la pared de la Catedral de Valencia, hay unas marcas verticales en la piedra que la leyenda atribuye a las garras del diablo, que no es capaz de entrar porque el recinto está protegido por los arcángeles.

Demonios y satanistas

Según estudios, en la Comunidad Valenciana hay unas 22.000 personas adeptas a alguna secta satánica y como consecuencia, los actos vandálicos y la profanación de tumbas e iglesias se han duplicado alarmantemente en los últimos años. No todas ellas han hablado realmente con demonios, aunque así lo crean, pero si que es cierto que en algunos casos se han llegado a dar contactos reales e incluso posesiones (de hecho, la diócesis de

15

Valencia reconoce haber practicado una docena de exorcismos en los últimos 10 años.

Las Hijas del Fuego es uno de los grupos que ha entrado con más fuerza en la ciudad de Valencia. Pertenece a la Organización Internacional Luciferina, que cuenta con más de 27 sedes de distintos subgrupos en la Comunidad Valenciana, y exige un duro proceso para entrar a formar parte de ella, tras el cual, los integrantes se tatúan el 666 en su cuerpo y realizan sacrificios de forma regular (hay quien dice que sólo de animales, y hay quien piensa que no hacen distingos).

En el antiguo túnel que atravesaba la Gran Vía Marqués del Turia, hoy sin salida, cerca del la valla de la Estación del Norte, los satanistas aseguran que existe una zona donde las barreras dimensionales son más bajas y es posible descender al infierno.

Fantasmas

son más bajas y es posible descender al infierno. Fantasmas Tanta luz que prometías, se quebró

Tanta luz que prometías, se quebró como los días que he visto caer. Golpeando los instintos voy abriéndome camino hacia la realidad, y siento que estoy viva.

“En la oscuridad” Presuntos Implicados

(1987)

La ciudad de Valencia no es ajena a las historias de fantasmas. Quizás la más conocida sea la de la Dama Rosa, una mujer vestida con un camisón que ha sido vista en numerosas ocasiones desde los años 60 deambulando por el antiguo Hospital de La Cigüeña (hoy sede de la Consellería de Bienestar Social). Se dice que en el Hospital de la Cigüeña se produjeron robos de bebés durante los años 70.

En el Colegio de la Misericordia (actual sede de la UNED) y

antiguo hospicio, se oyen llantos y se ven luces que tiemblan,

objetos que se mueven y la silueta de un niño en

del tercer piso, cuando el centro está vacío y cerrado.

las ventanas

En el Palau de la Generalitat las cámaras de vigilancia captaron en varias ocasiones un haz de luz que daba forma a una figura vaporosa en la fachada de la calle Caballeros, en los días previos a la visita del papa Benedicto XVI.

16

Cementerios

Capítulo aparte merecen los cementerios. El más grande es el Cementerio General de Valencia, donde hay enterramientos ciertamente turbadores, como el Ssepulcro del Juicio Final, una tumba semiabierta con las almas intentando salir de ella y arriba de la losa, un ángel vigilando para que no lo hagan, que hay quien dice que tiene más significado que el evidente.

Uno

de

los cementerios más tenebrosos

de

Valencia es

el

Cementerio de los Apestados. Valencia había

sufrido ya

una

epidemia de peste en el siglo XIV, pero sufrió una nueva de

mucha mayor virulencia en el siglo XVII. Tuvo su inicio en la

de

procedencia Argelia, por lo que muchos piensan que en realidad fue un intento de invasión de la Corte Roja, que fue presentada a la población como una epidemia.

capital y fue introducida en la misma

por

un

barco

La peste en la ciudad de Valencia la muerte de casi 17.000 personas y en todo el Reino la de unas 30.000. Todo ello motivó que la ciudad adquiriese un terreno a las entonces afueras de Valencia, junto a la salida del Portal de los Inocentes, para enterrar a los muertos de la peste.

Como no encontraron personal que quisiera enterrar y amortajar a los fallecidos, ni para conducir los carros que recogían a los muertos, compró algunos esclavos y no siendo estos suficientes, se usaron también presidiarios a los que se les concedió a cambio la remisión de sus penas. Se cuenta que incluso, por no pasar dos veces por una misma calle se llevaban a enfermos vivos por muertos.

En 1850, en “El Heraldo” de Madrid apareció la noticia de que se estaba utilizando el faetón y el depósito de cadáveres de este cementerio para la practica del contrabando, por lo que siempre se ha especulado con que se producía tráfico de cadáveres para practicar las artes oscuras.

Otro lugar tétrico es el Cementerio de los Ajusticiados, junto al barranco del Carraixet, a las afueras de la ciudad. No era un

cementerio propiamente dicho, ya que su función no fue realmente la de dar sepultura a nadie, sino que se colgaban a los

se

cadáveres de los ajusticiados para exponerlos consumían.

hasta que

Inicialmente, las ejecuciones se practicaban en la plaza del Mercado, donde se situaba el cadalso y tras ser ajusticiados los reos, se les negaba la cristiana sepultura permaneciendo sus cuerpos allí pendiendo de la horca durante días. Para evitar el hedor que se producía en la zonao, donde además se comerciaba con alimentos, se comenzó a utilizar para este fin la zona situada a orilla del barranco del Carraixet.

17

Multiformes

Multiformes No quiero ser el vecino de Lucía, no quiero ser el amigo de tu tía,

No quiero ser el vecino de Lucía, no quiero ser el amigo de tu tía, no quiero ser el obispo de Segorbe no quiero ser el que siempre va con Solbes no sé, que voy a hacer.

“No quiero ser”, Gabotti (1983)

Los cambiaformas de Valencia no están organizados, pero hay varias leyendas que hablan de su existencia. La más conocida es la del Caimán de la Iglesia del Colegio del Patriarca, en pleno centro de la ciudad, donde aún se puede ver su cuerpo disecado. Se supone que se trata de un caimán que fue disecado y traído desde la selva peruana en el siglo XVI por el fundador de la iglesia en cuestión, y fue mandado colocar allí como símbolo de silencio, ya que se le supone sin lengua.

Sin embargo, las leyendas que cuenta otra cosa sobre el origen del caimán. Por lo visto, el caimán habitaba en el cauce del río Turia y atemorizaba a las gentes que se acercaban a pasear por la orilla, aunque hay quien dice que en realidad apareció durante una de las riadas que solían afectar a Valencia, nadando entre las aguas que anegaron la ciudad y que tenía un aspecto parecido al del monstruo del lago Ness. Otros llegaron a decir que tenía el aspecto de un dragón, por lo que es posible que hubiera varios cambiaformas diferentes y en distintos momentos de la historia de la ciudad.

En cualquier caso, cuenta la leyenda que un valeroso joven se enfrentó al monstruo utilizando una armadura cubierta de espejos para cegarlo con el reflejo y aprovechar para matarlo de un golpe certero, por lo que muchos creen que fue algún ser sobrenatural quien acabó con la bestia.

18

Los vigilantes

Los vigilantes Hay una bala que busca tu sien Es la bala de tu destino,amigo Ahora

Hay una bala que busca tu sien Es la bala de tu destino,amigo Ahora lloras como un perro, y el destino es tu enemigo.

“Es tu destino, amigo”, Resistencia (1985)

En todas partes hay humanos que ven un poco más allá de la

habitual niebla que nubla sus sentidos, e incluso algunos son los suficientemente valientes o locos como para enfrentarse a ello. En Valencia existe un grupo que se autodenomina

“Cementerio

putrefacto”.

Los

primeros

integrantes del

“Cementerio

putrefacto” surgieron en

los

años

80.

Eran

simpatizantes de la cadena de radio pirata Radio Klara y de su programa de música de la nueva era, que comenzaron a contactar a través de la radio y a crear toda una teoría de la conspiración

en torno a lo que estaba pasando en la noche valenciana. No saben demasiado sobre las fuerzas sobrenaturales que hay en la ciudad, y a menudo, muchas de sus teorías andan bastante desencaminadas, pero rastrean pacientemente todos los fenómenos extraños sucedidos en la ciudad y empiezan a comprender algunas cosas.

Sus miembros han cambiando desde los años 80, utilizando el programa siempre como punto de encuentro y captación de hechos insólitos y de voluntarios dispuestos a vigilar la ciudad. Son un poco paranoicos, por lo que la mayoría prefieren no conocerse entre ellos, para evitar ser delatados si son descubiertos.

Sin embargo, hay un grupo de ellos que se reúne periódicamente en el ático de la Casa Judía, un edificio art decó construido por Juan Guardiola Martínez en los años 30 y que contiene en su fachada símbolos hebreos, egipcios y babilónicos, situado en el número 20 de la C/ Castellón, detrás de la Plaza de Toros. Hay quien dice que la ecléctica decoración de la fachada esconde protecciones contra la magia oscura, aunque yo por si acaso no intentaría comprobarlo.

19

Malos tiempos para los magos

Malos tiempos para los magos Escribiendo en su diario el morir de cada día, esperando el

Escribiendo en su diario el morir de cada día, esperando el gran final que ella aún no se imagina.

“Ana Frank”, Comité Cisne

(1987)

La ciudad de Valencia ha sido invadida, defendida y abandonada durante toda su historia mortal. Y no menos cruda ha sido la lucha por su supremacía en el mundo mágico. El delicado equilibrio que ahora mismo mantiene la paz en la ciudad, se

sostiene sobre bases

depende de intereses

poco enfrentados y alianzas poco fiables.

firmes

y

La Corte Roja ha aprendido la lección. No se precipitará está vez y aprovechará el anonimato para hacerse fuerte antes de intentar tomar de nuevo la ciudad.

La Corte Blanca se ha afianzado en estos últimos 30 años. Tienen sus propios intereses, y sólo apoyarán al Concilio Blanco si sus objetivos coinciden con los suyos.

La Corte Negra lleva siglos en un segundo plano, pero nada garantiza que sigan así.

Sobre las hadas, nunca se sabe que dirección pueden tomar.

Fantasmas, cambiaformas, arcángeles, demonios y dioses se pasean por una ciudad que consideran suya.

Y los humanos no pueden hacer mucho en una guerra que a pesar de no ir con ellos, los tendrá como víctimas principales.

Se auguran malos tiempos para los magos…

20

Sugerencias para aventuras

Sugerencias para aventuras Espiar, indagar, perseguir y delatar. Es mi trabajo y no me gusta, aunque

Espiar, indagar, perseguir y delatar. Es mi trabajo y no me gusta, aunque lo hago. Yo que quería ser de mayor detective privado.

Detective Privado, Stilo Gráfico (1984)

- Durante la Valencia Zombi Party empiezan a aparecer cadáveres que presentan mordeduras humanas. Si no fuera suficientemente sospechoso, los cadáveres mordidos comienzan a levantarse tres días después de fallecer.

- Desaparecen varios agentes del Cementerio Putrefacto y su dirigente, apodada Klara, solicita la ayuda de los jugadores para encontrarlos.

- El ficus del Parterre comienza a pudrirse de forma muy rápida y los expertos no encuentran la causa. Mientras, la podredumbre empieza a extenderse al mundo faérico.

- Los trabajadores de la empresa de seguridad que vigila el antiguo Hospital de La Fé se niegan a trabajar, porque dicen que hay fantasmas en el edificio que ocupaba el gimnasio. Las apariciones tienen el aspecto de personas en llamas o parcialmente calcinadas, vestidas con ropa veraniega o en bañador. En julio de 1978, durante la tragedia del camping de los Alfaques, en el que una camión cisterna lleno de combustible explotó frente a un camping en Alcanar (provincia de Tarragona), casi 80 heridos fueron enviados a La Fé. Se tuvo que habilitar el gimnasio como unidad provisional de quemados y el personal sanitario calificó la situación de dantesca.

- La familia Malvora envía un nuevo dirigente a Valencia. Se trata de la duquesa Lucrecia Bori, una soprano valenciana nacida en 1887 y supuestamente fallecida en los años 60 en Nueva York. Su voz es cristalina, aflautada, casi de niña, pero tiene fama de ser una negociadora implacable. ¿Qué pasará con el pacto entre la Corte Blanca y el Concilio Blanco?

- Un

la

iglesia de San Juan del Hospital los restos de un antiguo

han

grupo

de

arqueólogos

encontrado

debajo de

circo

romano.

Lo

que

no

saben

es

que

también han

21

despertado a ruinas.

la

entidad

que

estaba

encerrada

en

las

-

Durante

la

celebración

de

unas

jornadas de

rol

en la

capital, los jugadores de una partida en vivo celebrada en

el

Barrio del Carmen, aparecen muertos con signos de haber

sido desangrados. Las autoridades lo achacan a unos nuevos “asesinos del rol” y los sospechosos son detenidos de inmediato, pero a la noche siguiente, aparecen nuevos cuerpos.

-

La

policía nacional decide crear un grupo dedicado a la

investigación de fenómenos paranormales. Su sede estará en

el

edificio del antiguo Colegio Mayor Luis Vives (hoy día

cerrado) situado en la Avenida Blasco Ibáñez, 23, en la

zona universitaria. Los personajes jugadores deberán descubrir y boicotear el trabajo de la recién formada División de Investigación Paranomal Española (DIPEA).

-

Ha llegado a oídos del Concilio Blanco que un grupo de magos oscuros se ocultan en las ruinas del antiguo Teatro

Princesa e intentan convocar a los espíritus de los okupas fallecidos allí en 1999 durante un enfrentamiento con la policía (en realidad fue sólo uno, pero nos podemos tomar esta licencia poética). Los jugadores reciben el encargo

de

investigarlo.

 

-

En

los años 50, se cometió un sonado crimen en el Cine

Oriente, situado en la Calle Sueca, 22 en el Barrio de

Ruzafa. El proyeccionista llegó borracho al apartamento que compartía con su pareja en la parte trasera del cine,

y empezó

accidentalmente al empujarle contra un adorno de la pared.

Dos días más tarde, los clientes empezaron a quejarse del olor fétido de la sala, dado que el cadáver seguía en el cine.

mató

a

golpearla.

Ella

se

defendió y

lo

La asesina lo descuartizó y repartió los pedazos por la

ciudad, con la particularidad de que le depiló las piernas y le pintó las uñas, para que pasasen por los restos de una mujer, pero la víctima fue reconocida por las huellas dactilares. Cuando fue detenida, hallaron la cabeza metida en una caja metálica de galletas detrás de la pantalla. Ese

día se proyectaba el siguiente programa triple: Marte ataca

la Tierra, La muralla invisible y Tierra de audaces.

El Cine Oriente es reabierto con el mismo programa de aquella noche, pero a los dos días de la reinauguración comienzan a aparecer por la ciudad trozos de cadáveres de hombre, modificados para parecer una mujer. ¿Se trata de un imitador o del espíritu de la asesina que ha vuelto de la tumba para proseguir su macabro ritual?

22