Sei sulla pagina 1di 8

Qué es un brochure?

Brochure es toda aquella folletería que sea propia de una compañía y que la represente. El
Brochure abarca desde trípticos publicitarios de un nuevo producto o servicio que su
compañía ofrezca hasta las carpetas
de presentación de proyectos que
circulan de manera interna o externa.
Es decir, el Brochure abarca casi todo
el material impreso propio de una
empresa y cada uno de los diferentes
tipos de Brochure debe ser diseñado
de manera diferente.

Es diferente el criterio que se deba adoptar a la hora de hacer el diseño para una carpeta
de presentación de proyectos interna que para una que circule de manera externa a su
compañía. El Brochure es su compañía entrando en la casa de los potenciales clientes, el
Brochure es el vestido de gala de sus proyectos. Un buen diseño de Brochure es la mejor
carta de presentación de su compañía.

El Brochure desempeña tres funciones: informativa, publicitaria e identificadora.

Función informativa: es muy usual utilizar el Brochure para informar al público acerca de
algún aspecto de su compañía. La información puede ser referida a presentar a su
compañía, algún nuevo producto o servicio que ésta ofrezca, una reciente modificación en
su nombre, etc.
Función publicitaria: el Brochure es una importante herramienta de marketing y es un
excelente medio para promover uno o varios productos o servicios que ofrezca su
compañía de manera atractiva. El aspecto publicitario del Brochure será tratado con más
detalle en la sección llamada Aspecto publicitario.
Función identificadora: un buen diseño de Brochure permite mantener un criterio a
través de los diferentes brochures que encargue su compañía. Este criterio (llamado
muchas veces “concepto”) unificado a lo largo de los diferentes brochures permite a quien
los reciba reconocer automáticamente de qué compañía se trata y es una manera de
presentarse ante el público que le otorga a su compañía un alto grado de prestigio y
credibilidad. En el Brochure es vital que no sea únicamente el “concepto” lo que
identifique a su compañía sino primeramente el Logo de la misma: un adecuado diseño de
Logo es vital para cualquier compañía, es la piedra fundacional de toda la estructura
publicitaria.
Estas tres funciones que hemos presentadas de
manera separada describiendo sus aspectos
específicos no están separadas (o no deberían
estarlo) en el trabajo terminado. El Brochure
presenta estas tres características pero las
presenta combinadas, y ése es su poder. Un
buen diseño de Brochure es informativo,
publicitario e identificador, todo junto en un
mismo Brochure. Por supuesto que en cada
Brochure que su compañía encargues habrá
uno de estos tres aspectos que se destaque pero no por eso deben olvidarse los restantes.
Por ejemplo, si su compañía lanza al mercado un nuevo producto y decide encargar un
Brochure que acompañe al lanzamiento, el aspecto destacado será el publicitario aunque
el Brochure debe ser claro en tanto información acerca del nuevo producto y representar
acabadamente la imagen de su compañía. En cambio, si su empresa presenta un proyecto
a los ejecutivos de otra compañía que proponga un trabajo en conjunto, el aspecto que
deberá resaltar el Brochure (como puede ser una carpeta con pestaña para Inserts) es la
función identificadora que presente a su compañía como segura y prestigiosa y relegará a
un segundo lugar el aspecto publicitario y el informativo.
El Brochure es uno de los factores decisivos para la conformación de su imagen
corporativa. Para que la función identificadora del Brochure funcione con eficacia, usted
junto con la compañía que contrate para la realización del diseño del Brochure de su
compañía deberán elegir el formato adecuado del Brochure; es decir, las características
morfológicas que éste presente. Mientras que un Brochure publicitario puede constar de
varios colores muy llamativos y tipografía grandes, esto no es conveniente para la
presentación en un proyecto que debe ser más sencillo, austero y formal. Y, en lo que se
refiere específicamente al aspecto morfológico, no es lo mismo presentar un proyecto en
un tríptico que dentro de una carpeta con solapa que lleve el nombre de su compañía y
del proyecto, por ejemplo. No es que uno sea correcto y el otro no lo sea, simplemente se
debe estar atento a las conveniencias de uno y otro formato para maximizar los beneficios
que éste presente.
Para que usted pueda considerar mejor este aspecto es que en la siguiente sección,
llamada Diferentes tipos de Brochure, presentamos varios formatos diferentes de
Brochure en lo que se refiere a su morfología y los acompañamos de las imágenes
pertinentes para su correcta identificación.
Resumiendo, lo que usted debe considerar a la hora de planear un Brochure es lo
siguiente:
Pensar cuál será su objetivo.
Cuál será la función del Brochure.
Destacar la función que le corresponda (función informativa, publicitaria e identificadora)
Constatar que las funciones que no sean la primaria estén también presentes en el
Brochure aunque en segundo grado de importancia.
Elegir el formato óptimo para que su Brochure trasmita correctamente el mensaje que se
desea.

Publicidad con un brochure

Este es el aspecto fundamental del Brochure: la publicidad. El Brochure es su compañía


entrando a la casa de su cliente. En esta sección pasaremos revista de las diferentes
maneras en que el Brochure cumple su rol publicitario.
La fascinante potencia publicitaria del Brochure descansa sobre dos características
principales que son la inmediatez y la materialidad.
Comenzaremos con la inmediatez. El Brochure se presenta de manera repentina ante los
ojos de potencial cliente y produce un efecto de reconocimiento inmediato. Los colores, la
diagramación, la tipografía y principalmente el Logo saltan sobre el potencial cliente y lo
sumergen en el reconocimiento de una compañía en particular. En la publicidad
tradicional, el receptor se entera de qué compañía es la publicidad cuando la publicidad lo
aclara. En cambio, el Brochure presenta un reconocimiento inmediato por parte de los
potenciales clientes y éste no es un resultado menor o que sólo ahorre tiempo. De
ninguna manera. La fijación subconsciente que produce en una persona el reconocimiento
de una compañía por algo que no puede identificar claramente es absolutamente
diferente al reconocimiento a razón de que la compañía se presente con su nombre. El
criterio de diseño mantenido (o el concepto), que consiste en mantener parámetros de
diseño estables a través de los diferentes brochures, es una característica a la que no está
atento el público en general y que funciona de forma subconsciente. A través de los
distintos brochures de su compañía con los que va teniendo contacto el público y en los
que usted se ha ocupado en mantener unos parámetros de diseño que los relacionan, los
potenciales clientes van reconociendo ese diseño como representativo de su compañía
pero son la particularidad que no lo recuerdan y reconocen de la misma manera que lo
hacen con su nombre sino que esta fijación se produce en el subconsciente. ¿Y qué es lo
que sucede? Cuando reciben un nuevo Brochure de su compañía, subconscientemente
saben que es de su compañía pero no lo saben conscientemente; por lo tanto, sienten una
familiaridad con lo que han recibido pero no saben por qué, se siente cerca de lo que han
recibido y cuando comprueban que se trata de su compañía relacionan automáticamente
la familiaridad con su compañía. Éste es un efecto publicitario para nada despreciable y
que debe ser tenido en cuenta entre las prioridades publicitaria de cualquier compañía
que quiera entablar una relación firme con el público que eventualmente será su cliente.
Los expertos en Marketing cuando se refieren al diseño de producto pensando en el
efecto de reconocimiento y estimulación que éste causa en el cliente como uniforme
corporativo. El diseño del Brochure es su uniforme corporativo y debe ser el mejor vestido
para presentar sus proyectos, productos o servicios.
La segunda característica principal que presenta el Brochure en tanto método publicitario
es la materialidad.
Si la vista era el sentido dominante en el aspecto de la inmediatez, el tacto lo es en la
materialidad.
Cuando usted elige el diseño del Brochure para su compañía, además el concepto, del
formato y del tamaño, usted elige en qué papel desea que sea impreso. El diseñador debe
estar al tanto del tipo de papel que usted desea porque necesita adecuar el diseño para
que la impresión en ese papel no falle. No es lo mismo imprimir en papel Obra que en
papel Ilustración y no es lo mismo el diseño para un tipo de papel que para otro.
Si bien es cierto que en el campo del Marketing el estudio acerca de la importancia de los
sentidos en el comportamiento del consumidor presenta menor precisión en o que se
refiere al tacto, podremos dar algunos datos de interés acerca de cómo influye el tacto en
el comportamiento del consumidor y cómo utilizarlo como elemento de Marketing.
Los estudios de Marketing revelan que la textura de los productos tiene elación directa
con las asociaciones que el consumidor hace a partir de ella. Una textura suave es
asociada con el lujo y con lo femenino, mientras que una textura áspera se asocia a lo
masculino y a la durabilidad. Cuando un consumidor se encuentra con un producto
flexible asocia esta flexibilidad con la comodidad y la versatilidad; en cambio, cuando se
encuentra con un producto rígido lo asocia con la potencia y la seguridad.
En este sentido, su compañía no puede estar ajena a la discusión acerca de qué papel será
el más efectivo para transmitir el mensaje que el Brochure tiene la función de comunicar.
Pensémoslo a partir de algunos ejemplos.
Una compañía de vestidos de novia hace el lanzamiento de un catálogo de los tres nuevos
vestidos para ese año y decide diseñar un Brochure para repartir un los locales de venta
de vestidos de novia. Supongamos que elige hacer un tríptico. ¿Qué papel debería utilizar?
Los criterios pueden ser varios. Puede utilizar un papel suave y brilloso que se asocie con
la elegancia, lo femenino y lo llamativo de los nuevos vestidos. Éste sería, seguramente, el
criterio más elegido, pero puede encararse de otra manera. Buscando una asociación
distinta que tenga más que ver con el matrimonio que con el vestido, se podría utilizar una
papel grueso y rígido que el/la consumidor/a lo asocie con un futuro matrimonia firme y
duradero, con la seguridad y la confianza.
Una compañía fabricantes de electrodomésticos quiere mandar por correo postal el
Brochure de su nueva aspiradora. Es un modelo revolucionario e aspiradora que se adapta
anatómicamente a cualquier incomodidad a la hora de hacer la limpieza: gira, se pliega, se
adapta a los cambios de superficie, etc. Los brochures serán enviados a las personas de un
directorio que la compañía ha compilado cuando estas personas han comprado
anteriormente sus productos. Esta compañía se ha creado una imagen de seguridad,
durabilidad y potencia, alguien en quien confiar a la hora de comprar un electrodoméstico
potente y duradero. ¿Cómo elegir el papel? Una buena opción es diseñar un sobre con el
nombre, el Logo y el concepto de diseño de la empresa que utilice un papel muy grueso,
rígido, opaco y áspero que refleje la potencia, seguridad y confianza que genera la
compañía. Dentro el sobre, el Brochure que presenta la aspiradora puede estar hecho
sobre un papel muy fino y brillante que se doble con la sola fuerza gravedad y que se
asocie a versatilidad, ligereza y limpieza. Ésta segunda asociación se dirige al producto
mientras que la primera se dirige a la compañía.
Con respecto a la materialidad, también hay que tener en cuenta otro de sus aspectos. El
Brochure es su compañía entrando a la casa de sus potenciales clientes. El Brochure es el
único elemento publicitario que entra materialmente a la casa de los potenciales clientes
y comparte con ellos el ambiente físico. Es cierto que la publicidad radial o televisiva
también entra al hogar, pero solo lo hace por el tiempo que ésta dura, sólo por un
segundo. En cambio, el Brochure está ahí, vive con las personas, es tomado entre sus
manos. Esto es importante: el Brochure se toma con las manos: el potencial cliente tiene
su productor entre sus manos, lo único que lo separa de él es ir y comprarlo. Lo tiene
entre sus manos y comienza a pensar dónde lo colocará, qué hará con él, a quién se lo
puede regalar. Su producto ya está en las manos del potencial cliente sólo falta que él
vaya y lo compre. El Brochure, repetimos, es el único elemento publicitario que se instala
en la vida y entre las manos de su cliente de forma material, tangible, real.
Tipos de brochure:
Según su morfología (numero de caras y cuerpos)

Volante (sin pliegues)

Diptico (tamaño carta)


Díptico Tamaño A3

Tríptico Tamaño Carta