Sei sulla pagina 1di 1

EL CASTIGO DEL CAPORAL

De los campos ganaderos era el azote


No haba cerca por buena que fuera
Que a sus grandes saltos e innumerables daos
Resistiera.

Su dueo se ufanaba orgulloso


De que su animal hacer pudiera
Muchos destrozos
Mas un solo peso de dar era incapaz
Para resarcir los daos del animal.

Caporal soy, sin igual, deca


Al igual que mi animal.

Un minifundista que por all viva


Cansado de aguantar del animal los abusos
Una trampa nueva puso
Con pas tal que el animal al saltar
Con todo y sus vsceras al suelo fue a dar.

Se lamenta entonces el caporal


Mas la triste realidad debi aceptar.

Moraleja: Quien no asume responsabilidades


Condenado est a pasar dificultades