Sei sulla pagina 1di 5

Taller de composición

básica. Unidad 1. La forma


y la estructura armónica.
Asignaturas: Armonía I y II

Curso 2009-2010
CIEM Federico Moreno Torroba
Profesor: Santiago Rodiño
Taller de composición básica

TALLER DE COMPOSICIÓN BÁSICA.

UNIDAD I. LA FORMA MUSICAL Y LA ESTRUCTURA ARMÓNICA.

1. FORMA MUSICAL Y CADENCIAS

De igual modo que en el lenguaje hablado las letras se organizan en palabras, las palabras
en oraciones simples o compuestas, las frases en párrafos, etc, los sonidos musicales
también se asocian y organizan formando ideas y estructuras a distintos niveles. Esta
organización de las ideas musicales es lo que conocemos por forma musical.

Lo primero que debemos hacer al comenzar nuestra composición es decidir la forma


musical que queremos que tenga. Esa forma musical dependerá del número de cadencias
que queramos incluir, el lugar donde estén y el tipo de cadencias que sean.

Puesto que nuestro objetivo es realizar una pequeña composición de entre ocho y diez
compases, se nos presentan las alternativas siguientes:

• Que nuestra composición consista en una frase unitaria, sólo con la cadencia final
(La cadencia final siempre es conclusiva, es decir, perfecta o plagal)

• Que nuestra composición consista en dos semifrases divididas por una cadencia
intermedia. La composición finalizará de igual manera en una cadencia
conclusiva.

• Que nuestra composición consista en tres semifrases divididas por dos cadencias
intermedias. La composición finalizará de igual manera en una cadencia conclusiva.

Es importante recordar que una cadencia no es simplemente una sucesión de dos grados
armónicos, sino un reposo en el discurso musical. Eso quiere decir que cuando escojamos
usar una cadencia ese reposo tiene que “oírse” realmente, o bien por la inclusión de algún
silencio después de que acabe la frase, o bien porque finalicemos la frase con una nota de
duración significativa.

EJERCICIO 1: Analiza la forma musical y las cadencias de los siguientes ejemplos.

Unidad 1 Página 2
Taller de composición básica

1. Minueto. Leopold Mozart

2. Vals. W. A. Mozart.

Unidad 1 Página 3
Taller de composición básica

2. ESTRUCTURA ARMÓNICA

Una vez planeada la forma musical y escogidas las cadencias correspondientes, el siguiente
paso es elegir la estructura armónica de cada frase. Es decir, la sucesión y el orden de los
grados armónicos.

Los criterios que seguimos para la escoger las sucesiones de grados son los que ya hemos
visto hasta ahora:

• La función armónica de cada grado (Tónica, Dominante, Subdominante)


• Los saltos de fundamentales (de 5ª, de 3ª o de 2ª)
• Si la composición es en modo menor, habrá que tener en cuenta las restricciones
que marca el comportamiento melódico de las notas 6ª y 7ª de la escala.

EJERCICIO 2: Inventa sucesiones de ocho acordes empezando y acabando por la tónica


siguiendo los criterios expuestos.

EJERCICIO 3: Analiza las sucesiones armónicas de los ejemplos del ejercicio 1.

El ritmo armónico
El ritmo armónico es la frecuencia con la que varía la armonía en la composición musical.
Por ejemplo, en un compás de 4/4 podemos tener una armonía que ocupe el compás
entero, o podemos tener un ritmo armónico de blanca, es decir, que habría dos armonías
por compás. También podríamos escoger un ritmo armónico de negra, y entonces entrarían
cuatro armonías diferentes por compás.

Nota: un mismo acorde que percute dos veces o más no representa un cambio de
armonía. Ni tampoco un acorde que cambia de posición o de inversión.

El ritmo armónico puede ser regular si siempre se mantiene invariable. Sin embargo,
podemos incluir aceleraciones o deceleraciones del ritmo armónico en las composiciones.
Es muy habitual, por ejemplo, acelerar el ritmo armónico según nos aproximamos a una
cadencia o a algún punto culminante.

EJERCICIO 4: Analiza el ritmo armónico de los ejemplos del ejercicio 1 y del ejemplo
siguiente:

W. A. Mozart. Sonata para piano K.311.

Unidad 1 Página 4
Taller de composición básica

EJERCICIO 5: Diseña una forma musical y una estructura armónica para una composición
de 8 compases en compás de ¾. Una vez tengas hecho el diseño, realízalo a cuatro voces,
de la forma tradicional. IMPORTANTE: Procura elegir una posición inicial cerrada, que
mantenga las voces de soprano, contralto y tenor lo más próximas entre sí que sea posible.
No importa que el bajo quede alejado. Esto nos será muy útil para poder diseñar más tarde
el acompañamiento del piano.

Unidad 1 Página 5