Sei sulla pagina 1di 2

Resumen de la pelcula Ciudad de Dios.

Rosa Martnez Sandoval


Ciudad de Dios es una pelcula brasilea de accin y drama dirigida
por Fernando Meirelles y estrenada en 2002.
Es una pelcula que refleja la realidad de muchos pases latinoamericanos y en este
caso esta pelcula habla de los diferentes cdigos de convivencia dentro de una fabela
de Ro de Janeiro en Brasil. Esta pelcula nos refleja impactantemente uno de los
principales problemas de los pases en vas de desarrollo: la sobrepoblacin y la
creacin de barrios vecinos a las ciudades.
La pelcula est formada por grupos de pandilleros coludidos entre s y que actan con
una personalidad unnime, reproduciendo los sentimientos propios del individuo como
el miedo, la vanidad o la reaccin por instinto.
Al analizar esta pelcula se pueden identificar ciertos conceptos que polticamente o
legalmente seran incorrectos:
Nios de corta edad en posesin de armas mortales, que adems las usan sin
escrpulos.
Llaman ms la atencin los nios pero para los adultos las armas tambin son
un elemento cotidiano.
Otra actitud habitual de los que viven en esa fabela es el consumo de drogas, y
ms comnmente el porro, que es consumido tambin por nios de 10 aos
ms o menos.
El alto nivel de vandalismo que se da.
La poca accin policial.
La corrupcin que existe entre la polica y el comercio de armas que afecta tanto
al grupo de Ze como al de Cenoura.
La poca higiene, la falta de luz elctrica, los trabajos tan rudimentarios, el
machismo en las relaciones de pareja, la falta de escolaridad de los
ciudadanos, la intensa suciedad y el escaso desarrollo industrial son seal del
alto grado de pobreza que hay en la fabela.
El sueo de libertad se trasforma en peleas callejeras para imponerse sobre los dems,
en conclusin, la pelcula nos presenta un crculo vicioso de venganzas personales,
ascensos y cadas de un mundo siniestro y desamparado donde los habitantes han
tenido que encarase directamente a las penalidades de la vida y aprender a sobrevivir
sin lmites, sin tener una sociedad que los respalde mucho menos que los respete.