Sei sulla pagina 1di 95

SEXO

PARA

EXPERT@S

CURSO PARA DOMINAR EL ARTE DEL AMOR FISICO

BASADO EN EL LIBRO

TÉCNICAS DE SEXUALIDAD APLICADA

Alain Stevez Angien

SEXO PARA EXPERT@S

Copyright 2009 Alain Stevez Angien. 1a. Edición.

Derechos reservados según las convenciones internacionales y panamericanas de derechos de autor. Prohibida la reproducción o transmisión total o parcial de esta obra mediante cualquier sistema o medio electrónico o m ecánico, incluyendo el fotocopiado, la grabación o cualquier sistema de recuperación y almacenamiento de información, sin autorización escrita del autor.

Número de registro: ISBN : 978 -607- 08 -1245 -7

sin autorización escrita del autor. Número de registro: ISBN : 978 -607- 08 -1245 -7 HECHO

HECHO EN MÉXICO

ÍNDICE

Prólogo

11

Capítulo I. La Inhibición Sexual

15

El primer paso para disfrutar de la sexualidad personal y

compartida se da al reconocer y vencer los diferentes tipos de inhibiciones que pueden padecerse y afectar la intimidad. En este

capítulo se explican los conflictos más comunes de índole inhibitorios, cómo llegan a acarrear consecuencias negativas en la

relación de pareja y los métodos que pueden seguirse para

enfrentarlos.

Concepto

16

La inhibición sexual como fuente de conflictos

17

¿Cómo surge la inhibición sexual?

Cómo vencer las inhibiciones sexuales

21

Conclusión

28

Capítulo II. Ejercicios

para el rendimiento sexual

29

Tomando en cuenta que el acto sexual representa una actividad que

abarca diferentes niveles de intensidad, se aconsejan diferentes rutinas con la intención de mejorar el rendimiento físico de hombres y mujeres,

así como su apariencia.

Concepto

30

Ejercicios para el rendimiento físico

31

Ejercicios de tensión dinámica

35

Ejercicios específicos para hombres y mujeres

39

Ejercicios para posiciones sexuales específicas

44

Ejercicios para el rendimiento sexual en pareja 49

Ejercicios de sensibilización

50

Ejercicios para los órganos sexuales

54

Conclusión

68

Capítulo III. Autosatisfacción

69

Siendo ésta la primera experiencia sexual del ser humano, se hace

hincapié en la importancia de que hombres y mujeres la disfruten con el fin de conocerse mejor y que esto se traduzca como una mayor

comprensión en pareja. Se ofrecen testimonios de ambos sexos con el fin de incentivar la imaginación y la confianza en sus propias

capacidades.

Concepto

70

Consecuencias de la represión y la desinformación.

 

Satisfacción y autosatisfacción 71

Pros y contras de la autosatisfacción

73

Métodos de autosatisfacción

para hombres

74

-

Testimonios

76

Métodos de autosatisfacción para mujeres.

89

Metodología clínica

-

Testimonios

95

Conclusión

111

Capítulo IV. Seducción

 

114

Tras el conocimiento de nuestra propia capacidad, el siguiente paso

se concreta al establecer comunicación erótica con otra persona. Cuáles pueden ser las maneras para aproximarse, cómo halagarle con

nuestra presencia y qué no es rec omendable hacer, es de lo que trata

este capítulo.

Concepto

115

I-

Saber.

II-

Reconocer

117

III- Analizar

124

IV- Diseñar

128

V-

Aproximar

140

VI- Seducir

149

Reglas generales

162

Conclusión

171

Capítulo V. Estimulación y Excitación

172

Es muy recomendable alcanzar un alto nivel de excitación como

preámbulo al acto sexual. Para esto, es necesario separar ambos fenómenos y saber cómo se presentan, así como las reacciones físicas

y la atención que debe dispensarse a las zonas erógenas.

Concepto

173

Tratamiento de las principales zonas erógenas

Los primeros pasos del beso

178

Técnicas avanzadas del beso

180

El hombre

182

- La erección. Tipos de erección. El pene. El escroto.

La mujer. La preparación psicológica y la lubricación

185

- La vagina. Los puntos U, G y A

192

Conclusión

196

Capítulo VI. Juegos preliminares

198

Existe una gran variedad de alternativas para iniciar el escarceo amoroso de manera no convencional. Este jugueteo es practicado

las

desafortunadamente se olvida una vez que el sexo forma parte cotidiana de las relaciones. Debido a esto se recomienda volver a su

pero

especialmente

al

inicio

de

relaciones

de

pareja,

práctica con la intención de revivir el amor y disfrutarlo de forma espontánea.

Concepto

199

Diferentes tipos de juegos preliminares.

Simulacros

203

Diferentes formas para excitarla

205

Diferentes formas para excitarlo

206

Conclusión

208

Capítulo VII. Orgasmo

210

Así como su experiencia y habilidad sexual mejora con la práctica,

la capacidad orgásmica de hombres y mujeres también puede incrementarse. Más allá de ser una experiencia relativamente simple y

conocida, el clímax puede presentar características aún inexploradas para la mayoría de las parejas.

Concepto

211

- El hombre. El orgasmo masculino

212

- Reacciones sexuales del hombre

- Tipos de orgasmo masculino

213

- Características generales.

- El semen

216

La mujer. El orgasmo femenino

220

- Fases del orgasmo femenino

222

- Tipos de orgasmo femenino

225

Conclusión

227

Capítulo VIII. Cópula

228

La cópula requiere de un preámbulo de excitación, así como de una técnica de desarrollo para alcanzar satisfacción mutua. Las diferentes

posiciones sexuales ofrecen variantes del erotismo, así como un cambio

de roles e intensidad que dan ritmo a la melodía del acto. Estas son explicadas con sus diferencias, sus ventajas y desventajas, así como

los tipos de orgasmo que pueden propiciar.

Concepto

229

Estructura del acto sexual.

I.

Preámbulo.

II.

Penetración

233

-

Técnicas de cópula

235

III.

Posiciones sexuales. Posiciones básicas

243

Relaciones y posturas improvisadas

262

Coito breve

263

-

Normas básicas

266

Conclusión

267

Capítulo IX. Tipos de contacto sexual

268

La sexualidad humana no está limitada al contacto genital únicamente. En este capítulo presentamos las diferentes técnicas,

posiciones, ventajas y desventajas del sexo oral, manual y anal.

Concepto

269

Sexo manual

- Métodos aplicados al hombre

270

- Métodos aplicados a la mujer

272

- Métodos para hombres y mujeres

276

Sexo oral

277

- El cunnilingus. Posiciones y técnicas para practicar

el cunnilingus

279

- La felación. Errores. Posiciones y técnicas para practicar

la felación

284

- Posiciones en pareja o “69”

294

Sexo anal

- Higiene y precauciones generales.

295

- Ventajas y desventajas del sexo anal

298

- Anilingus

299

- Postillonage. Penetración anal

300

- Técnica de iniciación

305

- Desarrollo paulatino

307

Conclusión

310

Capítulo X. Técnicas amorosas especiales

311

La desfloración, el sexo en la menstruación y durante el embarazo son momentos en que la mujer requiere una atención especial por parte

del hombre. Debido a esto se tratan aquí los métodos para abordar cada situación en particular, así como las precauciones que deben

tomarse.

Concepto

312

Desfloración.

- Preparación

313

- Excitación y estimulación

315

- Penetración

316

Sexo durante la menstruación

318

- Precauciones generales

319

Sexo durante el embarazo

321

- Posiciones recomendadas

322

Conclusión

324

Capítulo XI. Juegos, juguetes y fantasías

326

Las experiencias sexuales poco comunes suelen atraer a gran

número de adultos. Como juegos y fantasías incluimos los intercambios entre parejas "swingers", las orgías, los juguetes sexuales y la

pornografía. También se mencionan en este último tema los refinamientos eróticos que pueden ayudar a mantener viva la llama de

la pasión y hacer su vida sexual más diversa.

Concepto

327

Juguetes sexuales para la mujer

328

Juguetes sexuales para el hombre

331

Accesorios para ambos

332

Erotismo y Pornografía. Películas y textos eróticos

333

Accesorios para la mujer

336

Juegos sexuales

339

Penetraciones simultáneas

342

Sitios para jugar.

343

Preparando la alcoba

344

Fantasías eróticas

347

Preparación de tríos y cuartetos amorosos

349

- Cuestionario de evaluación.

350

- Tríos

352

- Cuartetos

353

- Orgías

355

- Puntos a favor y en contra.

358

- Recomendaciones generales

360

La etiqueta para compartir

362

Conclusión

363

Capítulo XII. Técnicas de terapia sexual para disfunciones Específicas

364

Hombres y mujeres en diferentes momentos de su vida han tenido que enfrentar algún problema de disfunción sexual, propio o de su

pareja. Los métodos terapéuticos que se utilizan para vencer la ausencia de respuesta sexual, la disfunción orgásmica, la eyaculación

precoz y la disfunción eréctil, entre otros conflictos sexuales, se

mencionan en este capítulo.

Concepto

365

Disfunciones sexuales femeninas.

I. Carencia de respuesta sexual femenina.

II. Disfunción orgásmica femenina

372

III. Vaginismo

381

IV. Ninfomanía

385

I. Disfunciones sexuales masculinas Disfunción eréctil

390

II. Eyaculación retardada. Exceso de control eyaculatorio

396

III. Eyaculación incompleta o parcialmente retardada

400

IV. Eyaculación precoz y control inadecuado de la eyaculación

402

V. Satiriasis

405

Conclusión

407

Palabras finales

409

Obras de consulta

411

Capítulo I LA INHIBICIÓN SEXUAL

Ante los ojos limpios no hay desnudez que deslumbre más que la del amor puro.

Él no requiere adornos que lo cubran y no tiene más valor que entregarse íntegro.

CONCEPTO.

El primer paso para iniciar en la exploración erótica requiere que la persona conozca su propia capacidad, así como sus limitaciones. Sin este autoconocimiento, cualquier intento por disfrutar de la sexualidad personal o compartida será infructuoso

o limitado. En este caso, el primer punto a

reflexionar es la existencia de patrones que inhiban la capacidad para recibir o dar placer con la finalidad de eliminarlos de manera definitiva. Una persona sufre de inhibición sexual cuando el poder de una experiencia real o imaginaria detiene o debilita el curso de la estimulación erótica. Muchas veces se ocultan emociones, pensamientos y temores relacionados con el propio cuerpo o con el acto sexual. Algunos tal vez lleguen a reflejarse en acciones cotidianas, otros dentro de la intimidad, en ciertos estados y sólo con determinadas personas. Muchas inhibiciones se mantienen en secreto para no confiarse jamás o su existencia sencillamente no se acepta. Sin embargo, en general representan ideas falsas relacionadas con el sexo que impiden una relación abierta con la pareja, las cuales pudieron ser inculcadas en la infancia o adoptadas durante la adolescencia y la madurez, y que no se ha tenido la decisión o se ignora cómo desechar.

Hay ciertos tipos de inhibición en las relaciones

de pareja que resultan lastres de antiguos mitos en

lugar de virtudes sociales. El hombre y la mujer, una vez en libertad para crear una ley propia, deben encontrar sus propios métodos y alcances en la

de

cualquier

previamente por ellos. Razones hay de sobra para que la vergüenza y el recato exagerados se encuentren fuera de todo

acordada

convivencia,

siendo

benéfico

que

no

el

prescindir

sido

limitante

haya

fundamento. El ser humano

Esta

búsqueda obliga a dejar a un lado la tradición que ve el sexo como algo sucio o vergonzoso; en su lugar, la actitud conformista debe sustituirse por el compromiso y el desarrollo individual para lograr posteriormente una buena relación de pareja.

con una

conciencia sexual libre,

debe

y

vivir

sana

honesta.

LA

INHIBICIÓN

SEXUAL COMO

FUENTE

DE

CONFLICTOS.

 
 

La

inhibición

sexual

ha

sido

motivo

de

preocupación para muchos sexólogos por su seria complejidad. Múltiples estudios demuestran que ésta es la causa directa de numerosos conflictos personales y, por tanto, tiene influencia dentro de las relaciones afectivas.

El hombre o la mujer inhibidos no logran disfrutar del se xo o lo hacen de una manera limitada. Esto

puede causar que

mayor calidad y/o variedad en el sexo y no

encuentran satisfacción con su pareja, se vean a su vez afectadas por cierto grado de frustración, tengan baja autoestima y sufran de violencia contenida.

llegan a tener

consecuencias obvias en su relación, como son:

disminución del interés físico, contactos rutinarios y esporádicos, represión, infidelidad y divorcio.

¿CÓMO SURGE LA INHIBICIÓN SEXUAL?

Muchas pueden ser las causas de este problema, entre ellas se encuentran los trastornos procedentes de una educación muy rígida, la rutina, los problemas físicos y estéticos, las ideas equivocadas, la mala información, etc. A continuación se enumeran las más comunes:

Estas actitudes cierran un ciclo

las personas que requieren de

y

1.

El factor vergüenza.

a) Educación.

Debido a que en su infancia recibieron una educación inflexible y severa, muchas personas crecieron con el concepto erróneo de que el sexo es un acto degradante o pecaminoso. Esta idea se marcó como un inhibidor sexual decisivo en su mente, pues lejos de fomentar la aceptación, el cuidado y el disfrute del propio cuerpo, exige ante todo una actitud equivocada, promoviendo el rechazo del individuo hacia sí mismo y hacia los demás.

La culpabilidad que surge al no poder sostener

indefinidamente

esta

actitud

retraída

y

caer

constantemente

en

el

"pecado"

y

en

el

arrepentimiento posterior, impone la necesidad de esconder la curiosidad y los deseos sexuales. Esta situación crea personas inseguras y reprimidas, las cuales se encuentran siempre en un conflicto pues no actúan de acuerdo a sus deseos naturales, hallándose demasiado acomplejadas para satisfacerlos. Al no poder sostener dicha actitud permanentemente, surge en ellas un estado de culpabilidad y frustración constante.

b) Apariencia física.

Generalmente, la inhibición surge en una persona al sentirse acomplejada por algún defecto físico que

considera

hombre es el originado por la dimensión de sus órganos sexuales, mientras que en las mujeres el conflicto surge por el tamaño de sus senos y el estado general de su cuerpo. Estos complejos físicos pueden ser ocasionados también por otras razones como la obesidad, la celulitis, las manchas en la piel, el exceso o falta de vello, la edad, etc. Reprimidas por sus características físicas, a estas personas les

el

de

importancia.

El

más

común

en

resulta sumamente difícil entregarse al disfrute natural de las relaciones sexuales, no alcanzan la satisfacción y al mismo tiempo obstaculizan la de su pareja.

Capítulo II EJERCICIOS PARA EL

RENDIMIENTO SEXUAL

Serás de cuerpo presente, cálida y viva.

Deberé tocarte, llegaremos al encuentro como especie

y de las más oscuras y profundas raíces,

abordaremos la boca, la piel, los sexos, también negros.

Tus pies hasta mi boca llegarán a través del hilo finísimo de nuestra creación.

Tus piernas

y tus muslos firmes vienen nadando,

desde la tierra desconocida de los albores y el silencio.

CONCEPTO.

Sabemos que no es fundamental un estado físico excelente para hacer el amor, ya que la suavidad es más importante que la fuerza, la imaginación más funcional que la simple resistencia y los músculos realmente básicos no se encuentran en los bíceps, sino en la boca, las manos y los genitales.

Asimismo, la belleza apreciada en su justo valor tampoco es una condición esencial para ser amado o admirada. Más que eso, las virtudes esenciales que nos distinguen de otras personas son el carácter y la personalidad. Aquello que fortalece más a una pareja radica en la capacidad que ambos miembros tienen para hacerse felices física, emocional e intelectualmente.

Sin embargo, en el intercambio sexual hay suficiente esfuerzo para que un cuerpo sano y en buen estado sea una ventaja, sin mencionar que resulta más atractivo. Cuanto más receptivo, sensible y capaz sea el compañero, mayor será el placer que obtendrá y podrá ofrecer.

Es muy recomendable una preparación física para obtener una sensibilidad y resistencia apropiadas, tomando en cuenta que durante el acto sexual se realizan esfuerzos físicos con poca o nula relación a los efectuados en la vida moderna, amén de que la excitación corporal y psíquica es llevada a grados extremos.

En este capítulo subrayamos las ventajas que ofrece mantener el cuerpo en óptimas condiciones pensando en la demanda física que exige el acto sexual. Esto no sólo con el fin de mejorar el atractivo físico, aumentando la autoestima y la confianza, sino también para mejorar el rendimiento durante la

práctica de diversas técnicas que requieren cierta destreza.

ejercicio

No

es

necesario

un

programa

de

exhaustivo para mejorar la condición y el desempeño de hombres y mujeres. Si existen interés y dedicación, media hora al día es suficiente para alcanzar una condición física que permita realizar un

acto realmente satisfactorio. De esta manera se obtendrá una mayor conciencia de aquellas partes del cuerpo que participan en primer plano y podrán ejercitarse para mejorar su rendimiento.

de

acondicionamiento con una serie de ejercicios pensados en el rendimiento del hombre y la mujer, los cuales incrementan tanto su sensibilidad como su fortaleza. Asimismo, hallarán algunos que por sus

características se han recomendado para zonas específicas, siendo posible que ambos los practiquen alternativamente durante el desarrollo del coito.

A

continuación

se

ofrece

una

rutina

EJERCICIOS

PARA

POSICIONES

SEXUALES

ESPECÍFICAS

Fuera de las diferencias físicas obvias entre hombres y mujeres, los siguientes ejercicios están pensados en la función que cada uno desee ejercer. De esta forma, las posiciones sexuales nos plantean roles donde ambos pueden jugar tanto un papel activo como uno pasivo.

HOMBRES.

Hablando del hombre, este ha jugado a lo largo de la historia un papel activo en el acto sexual. Desde la posición del misionero (el hombre tendido sobre la mujer), la penetración posterior (el hombre detrás de la mujer), incluyendo todas aquellas que le

Ejercicio #3

La tercera variante de este ejercicio se efectúa estando de rodillas, con el tronco recto y sin que las nalgas se apoyen en los talones. La mecánica es la misma: movimientos pélvicos de adelante hacia atrás y en círculos, variando el ritmo y la velocidad. Esta rutina funciona para los casos en que el hombre queda detrás de su pareja, ayudando a variar sus movimientos y a combinar tanto el ritmo como la profundidad de la penetración. Se recomiendan 4 series de 15 a 20 veces.

MUJERES.

En el caso de la mujer, más importante que la fuerza es la flexibilidad y la resistencia e n zonas como: piernas, cintura, región abdominal, muslos y glúteos, así como los músculos que controlan los esfínteres.

Ejercicios

abdominales.

Ejercicio #1

En la primera variante, la mujer se arrodilla manteniendo el tronco en ángulo recto y separando los muslos hasta una abertura tolerable. Enseguida, efectuará rotaciones con la cadera de derecha a

izquierda y viceversa, combinándolas con movimientos pélvicos hacia delante y atrás, y hacia arriba y abajo.

músculos

para

muslos,

cadera,

cintura

y

Se

recomiendan

4

series

de

15

a

20

repeticiones,

cada

una

aumentando

la

velocidad progresivamente y variándolas.

Ejercicio #2

La segunda forma de este ejercicio requiere que la mujer se ponga de cuclillas y efectúe los mismos movimientos que en el ejercicio pasado, con la

diferencia de que ahora el movimiento de arriba hacia abajo será más acentuado a manera de

sentadillas, 4 series de 15 a 20 repeticiones, cada una aumentando la velocidad progresivamente y variándolas.

20

Se

recomiendan

4

series

de

15

a

repeticiones.

EJERCICIOS PARA EL R ENDIMIENTO SEXUAL EN PAREJA

Sin duda, la aplicación de estos ejercicios durante el sexo es su objetivo fundamental. Las tres variantes pueden aplicarse, respectivamente, en las posiciones de pie con la mujer dando la espalda y en la posición vertical, con él o ella sobre la pareja.

Con el hombre de pie.

Ejercicio # 1

La mujer le da la espalda al hombre y se inclina

hacia adelante, pudiendo separar sus nalgas con las manos para permitir una penetración más profunda. En la primera parte, ella se mantiene inmóvil

movimientos de

realizando

movimientos circulares y laterales respectivamente. Es muy recomendable que la mujer indique el grado de placer que experimenta durante todos los

ejercicios para servir de guía a su compañero.

Ejercicio #2

En la segunda parte, es el hombre quien se mantiene inmóvil durante la práctica, mientras la mujer realiza movimientos similares siguiendo las mismas instrucciones. Finalmente, ambos sincronizan sus movimientos en lo que sería una verdadera danza sexual.

penetración ligera,

mientras el hombre practica

los

media

y profunda,

EJERCICIOS DE SENSIBILIZACIÓN

La mayoría de los seres humanos utiliza la vista para elegir a su pareja romántica, pero en ocasiones

esta limita la atención sobre la gratificación física que otros sentidos pueden ofrecer. Los siguientes ejercicios permitirá n a la pareja experimentar una

otras

facultades

También han sido recomendados para casos de eyaculación precoz y disfunción eréctil en el hombre o para la carencia de respuesta se xual en la mujer, ya

variada

gama

de

sensaciones,

del

juego

utilizando

dentro

erótico

preliminar.

que permiten que la pareja aborde el sexo desde una perspectiva más espontánea y libre de presiones.

I. Discernimiento de sensaciones.

Habiendo escogido una hora en especial que les permita estar a solas y sin prisa en un ambiente cómodo, pongan una música suave que sea de su agrado y reúnan una cantidad de objetos de diferentes texturas, olores y sabores que puedan ser agradables, como: plumas o guantes para masaje, golosinas, perfumes o aceites, artículos suaves como seda o satín, una vasija con agua tibia, unos cubos de hielo, una copa de vino, miel o almíbar, etc.

Coloquen los objetos sobre una mesa de cama y,

prueben

individualmente cada uno con los ojos cubiertos

fijando

ayudándose por turnos,

toquen

y

toda su atención en las sensaciones que

perciban,

ya sea a través del tacto, el olfato

o

el

gusto.

Concéntrense y hagan el ejercicio hasta que cada superficie se imprima en la memoria de sus sentidos y puedan recordarlo y comentar sobre él. Es importante explorar con la imaginación todas las

sensaciones que cada uno de los objetos provoque y conservar dicha impresión para poder compartir sus comentarios. A continuación recuerden la textura de cada uno, describiendo sus impresiones y preferencias.

EJERCICIOS PARA LOS ÓRGANOS SEXUALES

Los siguientes ejercicios tienen la función de aumentar la potencia sexual por parte del hombre y de tonificar los músculos pubococcígeos en la mujer. Su práctica continua ayudará a mejorar la calidad de sus relaciones sexuales y les brindará una mayor confianza.

EJERCICIOS

PARA

EL

ÓRGANO

SEXUAL

MASCULINO.

La calidad y duración del coito dependen del grado de control y resistencia del hombre, así como del grado de excitación sexual en la mujer. Siempre que se mantengan estas dos cualidades es posible disfrutar del acto sexual por tiempo indefinido.

Uno de los primeros síntomas de declinación sexual en el hombre se presenta como una pérdida inicialmente ligera de la sensación placentera durante la eyaculación, la disminución de la fuerza eyaculatoria o ambas. Si el semen no es expelido con

suficiente

impulso

es

una

señal

de

que

las

contracciones

no

han

sido

lo

suficientemente

vigorosas o que el orgasmo ha sucedido sin que la decisión del hombre haya intervenido. Es precisamente la fuerza de estos espasmos la que determina la intensidad del placer masculino durante la eyaculación.

Con los siguientes ejercicios el hombre podrá mejorar el control eyaculatorio y mantener la

tiempo,

placer.

Asimismo, le permitirá liberar las contracciones de la eyaculación a voluntad en el momento que lo desee sin inhibirlas inconscientemente.

erección

aumentando

de

su

en

miembro

alto

por

más

su

un

porcentaje

EJERCICIOS

PARA

EL

ÓRGANO

SEXUAL

FEMENINO.

El factor PC o músculo pubococcígeo.

Muchas mujeres sufren de incontinencia urinaria o de dificultades para alcanzar orgasmos a través de la penetración vaginal. Esto es ocasionado en la

mayoría de los casos por la falta de elasticidad de los músculos pubococcígeos o PC, los cuales pasan entre las piernas formando parte del piso de la pelvis, siendo un soporte para la vejiga, parte del recto, el

denomina

canal vaginal y el útero.

pubococcígeos porque corren desde el pubis hasta el cóccix y rodean los anillos del recto, ano y vejiga.

Se

les

Ejercicios para el músculo PC.

Siga este procedimiento:

treinta

contracciones del músculo PC, durando cada una un segundo, antes de levantarse por la mañana. 2. Cada vez que vaya a orinar hágalas de nuevo. 3. Antes de dormir haga otras veinte a treinta contracciones.

1. Empiece

haciendo

de

veinte

a

Con este sencillo programa será usted capaz de alcanzar hasta 100 contracciones al día. Aumente progresivamente hasta llegar a 6 series de 30 contracciones por día, practicando posteriormente durante la masturbación y las relaciones sexuales.

Capítulo III AUTOSATISFACCIÓN

Ya nada puede escapar de ti:

el centro perfecto del océano absoluto.

Yo te navego, me poseo, nos hacemos carne que se roza por instantes; somos dueños de cada imagen, propios en lo eterno del presente.

Tú cerca, imposible, de luz y sombra, más nada:

un momento de tiempo que sólo nos pertenece a los dos.

Espejo sin idea fija, tú y yo en el reflejo y el dolor nuestro.

Amarte nunca es suficiente; por ti las puertas pueden cerrarse, callar los vientos, despeñar las cumbres:

siempre tuya y mía, nuestra pasión.

CONCEPTO.

La sexualidad en el ser humano inicia con los primeros contactos entre el recién nacido y su madre, y se reafirma tanto al conocer su propio cuerpo como al relacionarse posteriormente con otras personas. Es normal que los infantes empiecen a explorar sus zonas erógenas con toda naturalidad a manera de autoafirmación y como un medio para obtener placer e, incluso, para enfrentar la so ledad o la frustración.

Desafortunadamente, la escasa comprensión que muestran algunos padres ante esta conducta, así como ciertos tabúes religiosos y sociales inducen al niño a avergonzarse de esta actividad, ocultarla y tener que realizarla a escondidas con la posterior carga de culpa. Esto crea adultos con una visión distorsionada de la sexualidad, inseguros, ignorantes de su propio cuerpo e incapaces de aceptar que otras personas gocen con la autosatisfacción.

CONSECUENCIAS

DESINFORMACIÓN.

Paradójicamente, en lugar de mantener la necesidad sexual controlada, esta contención forma conceptos errados que posteriormente serán campo fértil para conductas sexuales de represión y/o abuso, ya que en lugar de asociar el desahogo sexual como una responsabilidad propia este se relaciona básicamente con la dependencia o la posesión de otra persona.

Dicha dependencia para poder disfrutar una vida sexual representa una limitación que no tiene ningún sustento. Ejemplo de esto son las chicas que esperan encontrar al hombre que las inicie sexualmente o los chicos que tienen sus primeras experiencias recurriendo a la prostitución. En ambos casos, el que la satisfacción física dependa de un compañero o de

LA

DE

LA

REPRESIÓN

Y

un servicio mercenario produce más conflictos en el futuro. Para las chicas, la frustración de la espera al postergar su experiencia sexual y ponerla en manos de muchachos que, como mencionamos, comienzan sus primeras relaciones mediante un intercambio comercial es casi una garantía de una iniciación mal encaminada, frustrante y plena de riesgos como son las enfermedades venéreas, los embarazos no deseados y la frivolidad sexual.

Es válido, por tanto, preguntarse cuántas relaciones destructivas podrían evitarse si hombres y mujeres aprendieran a ser autosuficientes emocional y sexualmente como un primer paso antes de iniciar una vida en pareja. En lugar de esto, en la mayoría de los casos la idea del amor y el placer se basa en una necesidad egoísta por obtener satisfacción centrando la búsqueda en quien pueda satisfacerla.

Por ello, para garantizar un desarrollo sexual libre de la dependenc ia hacia otra persona como único productor de placer es necesario que desde la juventud hombres y mujeres conozcan su cuerpo, su capacidad y sus preferencias, aprendiendo y practicando distintas formas para obtener la satisfacción física y posteriormente compartirla con su pareja, Es un deber para consigo mismo disfrutar de su cuerpo, no sólo con el fin de obtener placer individual, sino para lograr unas relaciones realmente plenas en el futuro.

SATISFACCIÓN Y AUTOSATISFACCIÓN.

El instinto sexual requiere de una satisfacción adecuada, ofreciendo de esta manera un equilibrio psicológico en la vida. Por esto, el conocimiento de las reacciones sexuales es fundamental para obtener la confianza y la experiencia que se necesitan para ser individuos autosuficientes.

La satisfacción física, así como los sentimientos de realización y bienestar que derivan de ella son fruto del conocimiento y la experiencia, y no sólo reacciones instintivas o situaciones fortuitas sobre las que no se ejerce ningún co ntrol. Posteriormente, este conocimiento será empleado para establecer una comunicación erótica con la pareja y lograr entre ambos la culminación de la experiencia física en una relación abierta y satisfactoria.

La autosatisfacción es una actividad común en lo que se refiere a los hombres. Desde la más temprana adolescencia comienzan su práctica y continúan con ella a lo largo de su vida, ya sea por mero placer o para evitar en el coito una eyaculación rápida. Sin embargo, se ha comprobado que la mast urbación en

la mujer no es una actividad tan recurrida

y

en

muchos casos

no

suele

ser

practicada

con

regularidad.

Así, mientras a los jóvenes se les dice que deben disfrutar de la masturbación sin sentimientos de culpa, debe fomentarse a las muchachas la exploración activa de su cuerpo. Tan importante es esto que si ellas mismas ignoran su propia capacidad de respuesta sexual, jamás podrán indicarle a su pareja la manera correcta para estimularlas. Clínicamente se les recomienda a las mujeres que no alcanzan satisfacción dentro de la relación sexual o que tienen dificultades para llegar al clímax provocarse el orgasmo ellas mismas para incorporar esa experiencia en beneficio de su relación.

Se sugiere a ambos sexos experimentar distintos métodos para satisfacerse individualmente y mostrar interés por conocer aquellos que su pareja practica. Puede ser una experiencia interesante el planear una sesión en la cual ambos se muestren las formas que usan para estimularse a solas y después disfruten estos métodos aplicados por su compañer@.

Compartir esta parte de su vida sexual puede ser fundamental para ampliar sus conocimientos y establecer un vínculo sexual que vaya más allá de un goce solitario e individualista. Toda la experiencia que la persona ha logrado consigo misma tendrá entonces un propósito noble: el de afirmar los lazos que los unen en el ámbito físico y emocional con su compañero sentimental.

MÉTODOSDEAUTOSATISFACCIÓN PARAHOMBRES

Muchas personas piensan que las opciones para disfrutar sexualmente de su propio cuerpo son limitadas. La realidad es que este tipo de contacto sexual requiere de imaginación, curiosidad e inventiva. Al igual que cualquier otro tipo de contacto sexual, las posibilidades de explorarlo son muy amplias.

A continuación se mostrarán algunos testimonios de hombres y mujeres con el fin de brindar una

perspectiva más amplia y poder practicar y compartir

aquellos

Esto ayudará a conocer más íntimamente y a fondo las preferencias y la respuesta sexual de su pareja a cada tipo diferente de estimulación.

métodos que resulten más satisfactorios.

Los siguientes consejos pueden ser útiles para

aquellos hombres que desean experimentar nuevos métodos y especialmente para quienes necesitan concientizar las sensaciones pre-orgásmicas con

y

prolongar la duración del coito.

A manera de acotación mencionaremos que debido a la facilidad con que el sexo mascu lino puede excitarse, generalmente se soslaya la importancia de una autoestimulación que no se

intención de

vencer

la

eyaculación prematura

enfoque exclusivamente en los genitales. Las zonas erógenas del hombre en general son muy similares a las de la mujer, por lo que se les recomienda realizar una exploración completa de todas las partes de su cuerpo que le produzcan una sensación placentera.

Sin embargo, debido a razones culturales es más difícil para los hombres enfocar su excitación más allá de la zona genital y asociar otras sensaciones corporales con el placer sexual. Frotar y acariciar su cuerpo durante el baño puede ser una excelente oportunidad para encontrarse consigo mismo, ya que con este preámbulo la estimulación se realizará de manera más natural y espontánea. Explorar aquellas partes del cuerpo que normalmente no se consideran “masculinas” o se creen “sucias” puede significar un gran paso para muchos hombres y ayudarles a comprender un poco la sensibilidad y el porqué de algunas reacciones femeninas.

MÉTODOS DE AUTOSATIS FA CCIÓN PARA MUJER ES

Bien se ha dicho que para acceder al cuerpo de la mujer es necesario convencer primero a la mente. Este principio es válido también para aquellas jóvenes que se inician en la autoexploración, han tenido conflictos para alcanzar el clímax o cuentan con poca experiencia en esta actividad. Es imprescindible creer firmemente en la importancia de conocerse y aprender a disfrutar de su propio cuerpo antes de comenzar con estos ejercicios.

TESTIMONIOS SOBRE DIFERENTES MÉTODOS DE AUTOESTIMULACIÓN.

Preparación Preámbulo.

“Generalmente tomo una ducha o un baño de burbujas, como si me preparara para asistir a una

cita. Mientras me aseo voy imaginando lo excitante que será el encuentro conmigo misma y el placer que experimentaré. Me gusta cepillarme el cabello y maquillarme ligeramente, así como usar mi lencería favorita. Frente al espejo, mientras me arreglo, contemplo mi cuerpo desnudo usando una iluminación ligera y en ocasiones suelo conectar la cámara de video para verme en el televisor como si fuera una modelo”.

“Prefiero esperar a estar totalmente sola en casa, cuando mi marido o mis hijos no están. Generalmente hago un poco de ejercicio y esto me ayuda a estar más en contacto conmigo misma. Me he dado cuenta que la bicicleta estática me estimula, ya que me hace trabajar la parte inferior del cuerpo. Al terminar tomo un baño de burbujas y consiento toda mi piel con una crema para después ir a la alcoba y disfrutar de unos momentos con mi sexualidad sin prisas ni presiones”.

Capítulo IV SEDUCCIÓN

A veces no sé

qué líquenes me llevan a ti, hacia tus más profundas y purpúreas aguas,

a tus ojos minerales.

Sola, entre la fauna marina, flotas ligera. Me llamas,

a través de la fábula verde de tus pupilas.

Bajo tus cejas negras salen labios animales, reptando y acercándose a mí.

Flotan los besos de las bocas en formas dulces y pequeñas. Su carne delicada se convierte en agua, en el mapa oceánico de tus pupilas.

Extiende la avidez sus puntas

y los astros sobre el mar se iluminan,

uno y otro a la vez.

CONCEPTO.

forma

específica para inducir a una persona a sentirse atraída sexualmente hacia otra. Sin embargo, entre ambos sexos la seducción se establece de formas

muy distintas y con grandes diferencias al momento de obtener éxito.

Para el hombre es más difícil descubrir cómo aproximarse a una mujer y los medios que puede utilizar para seducirla parecerían limitados. Además de ser galante, apuesto y caballeroso, no hay mucho que se le pueda recomendar. En cambio, las mu jeres cuentan con formas de atracción muy diversas de manera que seducir a un hombre les resulta bastante más fácil. Por esta razón, en el presente capítulo sólo se incluye información dirigida al hombre que, indudablemente, también podría favorecer a la mujer.

Con la intención de comprender los pasos a seguir en el proceso de seducción, se han dividido de la siguiente manera:

La

seducción

consiste

en

actuar

de

I.

Saber.

II.

Reconocer.

III.

Analizar.

IV.

Diseñar.

V.

Aproximar.

VI.

Seducir.

I.

SABER.

Mitos de la Seducción.

Poco se ha hablado del secreto masculino de la seducción fuera de las leyendas de Don Juan o de Casanova. Sin embargo, es posible utilizar el poder de atracción de manera consciente, tomando el

control de lo que generalmente se considera producto del azar y las circunstancias.

Todo hombre tiene la capacidad para desarrollar una habilidad seductora basada en reconocer los deseos de la mujer a la cual busca convencer y la forma para hacerlo de manera que esto potencialice las probabilidades de éxito. Para lograrlo es necesario conocer la psicología de ambos sexos y

saber

claramente

qué

es

lo

que

desean

respectivamente,

utilizar

los

medios

justos

y

reconocer el momento preciso para actuar.

Al contrario de lo que generalmente se piensa, para seducir a una mujer las cualidades económicas, físicas e intelectuales no son imprescindibles. Estos valores agregados pueden ser muy útiles, sin embargo todas estas características juntas no hacen necesariamente a un hombre atractivo y además seductor.

La imagen que una persona se forma de otra generalmente no está basada en hechos reales, sino es básicamente subjetiva y puede ser susceptible e influenciable. Por otro lado, existen múltiples factores que intervienen en el proceso de seducción que pueden ayudar o conducir al fracaso. El objetivo es tener el conocimiento y la comprensión necesarios para sacar provecho de las circunstancias y no actuar sólo por instinto o dejando el resultado a la fortuna.

Seducir requiere conocimientos y práctica, además de una capacidad espontánea de reacción y una naturalidad a toda prueba. Es una habilidad que todo hombre puede aprender y desarrollar si toma el asunto con la seriedad necesaria, ya que deberá crearse una personalidad y saber perfeccionar ciertas habilidades.

II.

RECONOCER.

Consideraciones iniciales.

El tipo de mujer que un hombre anhela encontrar tiene mucho que ver con su propia personalidad, sus intereses y objetivos. Aquí es donde muchos lamentan no haber hallado nunca a su pareja ideal. Se olvidan que lo primero a tomar en cuenta para encontrar una compañera y elegirla correctamente son las características que uno mismo tiene, así como aquellas que la otra persona debe reunir para que la relación sea compatible. Es entonces que se puede aplicar la seducción: una vez que se ha definido lo que se desea y se puede encontrar.

El primer paso, por tanto, requiere un profundo conocimiento acerca de uno mismo, de las cualidades que se busca en una persona y de aquellas que realmente uno puede ofrecer. Ser honesto y saber a ciencia cierta qué se busca, cuál es la motivación y el propósito es un primer paso sin el cual el resto no tendría sentido.

Se sobreentiende pues la elemental honestidad con la que un hombre debe actuar, no ofreciendo aquello que sabe que no podrá cumplir y evitando el engaño como parte de una estrategia seductora. Incitar a una mujer por simple vanidad, capricho sexual o para sacar algún provecho resulta negativo a la larga y puede tener consecuencias que el hombre inexperto en un principio difícilmente puede imaginar.

Por otro lado, usar las técnicas de seducción para

una mujer, tratar de combatir la

conocer a

inseguridad o tener la intención de ser más sociable con miras a establecer una relación honesta es el objetivo por la cual se tratan en este libro. Queda pues en la integridad de cada hombre el uso que le dé

a esta información, pues ciertamente no dejará de

disfrutar

consecuencias.

ni podrá escapar a sus

sus

logros

Análisis personal.

Antes de iniciar cualquier intento de seducción, es necesario saber qué es lo que se busca y por qué. Muchas decepciones, luchas infructuosas y corazones rotos, además de tiempo y esfuerzo se habrían ahorrado si el hombre antes de emprender su aventura hubiera invertido un poco de tiempo en conocer sus ventajas, desventajas y lo que realmente desea encontrar.

pretenden

para

enseñar

conquistar a otros es necesario conquistarse a sí mismo. Ir por la vida persiguiendo mujeres puede ser un pasatiempo estimulante para adolescentes

cansados de masturbarse, tipos que ocultan su inseguridad tras la facha de conqu istadores u hombres con carencias afectivas inconscientes, sin embargo hasta los galanes de fin de semana y los seductores de oficina terminan aceptando que acostarse con una mujer no es lo único que desean.

La

mayoría

métodos

de

de

los

programas

que

seducción olvidan que

Un hombre obsesionado por el sexo es víctima de

sí mismo y esa debilidad puede alejarlo de objetivos

más dignos y elevados. Esta es la razón por la que se ha desarrollado un método encaminado a utilizar la

poderosa fuerza de la libido, su conocimiento y dominio para la superación personal, no para manipular o utilizar a otras personas.

Por tanto, es imprescindible sincerarse y reconocer qué es lo que nos impulsa a elegir una mujer en particular para querer seducirla. El amor, esa palabra tan repetida, suele ser la explicación más recurrida, aunque en el fondo pueden hallarse razones menos románticas considerando que

normalmente este sentimiento no es desinteresado y obedece a necesidades muy específicas.

Estas razones pueden ser varias: soledad, búsqueda de afecto y atención, presión social, necesidades sexuales insatisfechas o desmedidas, el instinto de atracción, la belleza, el deseo de posesión, el dominio o el simple placer de manipular y utilizar a otra persona para satisfacerse de manera egoísta.

UTILIZACIÓN DE LOS CINCO SENTIDOS.

El método para propiciar en ella el gusto por usted es a partir de la estimulación de sus cinco sentidos. Cuidando su aspecto personal y cultivando su atractivo puede aumentar la confianza en sí mismo y atraer la atención de la mujer que desea.

Halagando su vista

En la mayoría de los casos, el primer punto de contacto entre ella y usted será la vista. Esa primera impresión pude ser inolvidable y representar la oportunidad irrepetible para establecer contacto con ella. Por esto, se recomienda tomar en cuenta los siguientes puntos para no descuidar algún aspecto de su apariencia que podría halagarla o disgustarle.

Cabello.

pueda

recomendarle

y personalidad. Cuide su aspecto general y procure tenerlo siempre limpio y peinado, con una apariencia saludable. Si tiene cabello escaso o predisposición a la calvicie, opte por llevar el cabello corto o afeitarse en lugar de ocultar lo que es a todas luces evidente.

Rostro.

El exceso de grasa y las imperfecciones como barros y espinillas son desagradables a la vista, así

Visite

a

un

el

estilista

corte

profesional

a

que

su

adecuado

rostro

como un mal afeitado o una barba y bigote descuidados. Procure cuidar la limpieza de su rostro mediante productos de limpieza diaria y utilícelos mañana y noche. Asimismo cuide los vellos nasales y aquellos que suelen nacer en las orejas, así como las cejas excesivamente tupidas.

SEÑALES DE ALIENTO.

Tras haber salido varias veces con la mujer elegida y haberse ganado su confianza, usted puede estar seguro si ella siente un interés físico por usted ya que ella le habrá mostrado ciertas señales para incentivarlo.

Algunas de estas señales pueden ser:

Ha aceptado todas sus invitaciones y se ha mostrado relajada, disfrutando la situación.

Le pide que le llame.

Responde sus llamadas, mensajes y correos electrónicos, y no ha cancelado citas.

No se retira ni evita el contacto si usted le toma la mano para saludarla o la toma del brazo para ayudarla a cruzar una calle.

Usa ropa sensual y llamativa en sus encuentros.

Sonríe y celebra sus ocurrencias.

Le toca el brazo descuidadamente o para hacer hincapié en algún comentario.

Le presenta a sus amistades o lo invita a alguna reunión.

LA PRIMERA CITA ROMÁNTICA

Tras haber salido con su chica varias veces y

dependiendo de

notado, llegó el momento de dar el siguiente paso.

las señales

de aliento

que

haya

Elija un lugar de acuerdo al gusto de ambos, con música suave y sin ruidos molestos. Invítele una cena ligera, beban algunas copas y cuando considere el momento adecuado, propóngale continuar la velada yendo a bailar a algún lugar romántico planeado con anterioridad.

un particularmente incitante. Elija la clase de mús ica que vaya de acuerdo con la idea que tiene para su

su

compañera. La comida y la bebida también son excelentes estimulantes, sin embargo no es recomendable excederse con el Chartreuse o el

y consecuencias sobre una cama o alfombra no son agradables. Deben elegirse considerando que el exceso puede provocar somnolencia o incomodidad. Se sugieren alimentos ligeros, salados al principio, dulces al final, evitando el exceso en condimentos o grasa. Unos bocadillos y postres, acompañados por

licores,

recomendables tomando siempre en cuenta los gustos

de su pareja.

El momento adecuado es definitivo para que una mujer se sienta relajada y dispuesta a hacer el amor. No deberá sentirse presionada por el tiempo u otras circunstancias; una vez tranquila, dejará fluir sus sentimientos y al instinto con ellos. Es extraño toparse con una mujer que piense que el momento correcto para el sexo es cualquier lapso libre de quince minutos. Antes de insinuarlo, asegúrese de que ella es una mujer a la que le emociona superar marcas de velocidad en encuentros espontáneos.

muy

sus

caviar. Los trastornos estomacales

cita, considerando su preferencia

La

música

suele

ser

afrodisiaco

y

la

de

vino

o

cocteles

son

opciones

Por lo que respecta a "esos días del mes", debe tomar en cuenta que la manera de reaccionar en las mujeres es a menudo diferente durante su período menstrual. La aparición de dolores en el vientre o

cólicos puede disminuir el nivel de deseo sexual. Para otras, la excitación puede ser mayor que la incomodidad, la tensión o cualquier recato. Prefiera, antes que insistir ridículamente, postergar para otra ocasión el cortejo sexual. Lo más seguro es que en otra oportunidad la chica acceda. De lo contrario, usted no dejará de ser para ella más que un necio y es probable que nunca la vuelva a ver.

El baile.

Todos los bailes en pareja tienen como ideal alcanzar un mismo fin: el contacto físico. La mayoría de los buenos amantes hallan en este acto una de las mejores formas para conocer a su pareja, pudiendo hacerlo en público o en privado, vestidos o desnudos.

Previamente recomendamos algunas lecciones de baile con el fin de prepararse para esta experiencia. Una vez que conozca los gustos de su pareja, invítela a bailar a algún lugar. Un ambiente público puede ayudar a desinhibirla y prepararla para un baile más privado, amén de que algunas copas pueden contribuir también a relajarla. Cuide el consumo de alcohol y si alguien va a beber, que sea ella. Mencione que usted será el conductor designado y que ella puede disfrutar de la noche sin preocupaciones, ya que usted estará a cargo.

Una vez que las cosas estén a punto, propóngale terminar la noche con una copa en su departamento. No es necesario mencionar que la manera para hacerlo influirá en el resultado; por lo tanto, no se muestre ansioso o insistente. Más bien dígale que ha preparado una sorpresa para ella y se muere por mostrársela. Dicha sorpresa tendrá mucho que ver con la música, la bebida y el ambiente que usted ya sabe que ella prefiere por haber hecho una previa investigación.

Capítulo V ESTIMULACIÓN

Y EXCITACIÓN

Parecía tan natural

Tú y yo entrando a una casa que no nos pertenece, justo a la hora en que está desierta la calle.

Tan casual, cómo frente a la ventana nos desnudamos envueltos en un desajuste de ropas.

Tan alto mirarte besándome tan abajo, como si desde siempre lo hubiera sabido.

Que iba a llegar un momento en que terminaríamos a mitad del armario, sumidos en la mirada que no mira; en tu mano que rechazaba firme a la pared

y

nosotros juntos

y

tan desordenados.

Casi tan natural como verte llorar, como terminar ligeros después de oír tantas cosas.

Todo como si no fuera un día normal, nosotros dos personas que casi no se conocen, que se miran apenas cuan do no se miran.

CONCEPTO.

El deseo sexual es un sentimiento, una emoción, y como tal se desarrolla básicamente en el cerebro. La excitación, por su parte, es el efecto físico que produce la estimulación del deseo sexual. Es la concretización práctica del deseo. La erección masculina y la lubricación femenina son signos de que una estimulación ha llegado a provocar cierta excitación sexual. El deseo puede preceder a la excitación o viceversa. Sin embargo, cuando la conexión no se establece, puede sentirse un deseo que no se transforma en excitación o una excitación carente de deseo.

La estimulación sexual consiste básicamente en una preparación física óptima encaminada a realizar un contacto sexual. Se inicia con un estimulo físico, psicológico o una combinación de ambos a través del olfato, la vista, el tacto, el pensamiento o l as emociones.

En términos fisiológicos, se relaciona con el fenómeno vasocongestivo: flujo de sangre a ciertas regiones del cuerpo, particularmente los órganos genitales. Sus manifestaciones fundamentales, que no son instantáneas y sí pueden resultar de relativa brevedad, son el aumento del ritmo cardiaco y de la temperatura corporal, dilatación de las pupilas, la sudoración, la aparición de rubor en el rostro y el pecho, la erección del pene en el caso del hombre, la aparición en la uretra de algunas gotas de lubricante y la lubricación y dilatación vaginal en la mujer.

LOS PRIMEROS PASOS DEL BESO.

1. El secreto para dar el primer beso es elegir el momento indicado y poder acercarse lo suficiente. Los besos siguientes generalmente no representan mayor problema si ella reacciona favorablemente al primero. Puede seguir estas recomendaciones:

a) Un beso que comience por las manos, lleve estas hasta su propio rostro como un medio para aproximarla hacia usted y acercarse a su cara es una opción inicia l.

b) Haberla acostumbrado a susurrarle al oído habrá ganado su confianza con la intención de aprovechar la siguiente oportunidad para acercarse y dejarle un beso en la mejilla que pueda recorrer todo el camino hacia la comisura de la boca y los labios.

2. Es preferible estar completamente seguro de que

no le van a rechazar o que justo en ese momento su pareja no piensa usar su boca para otra cosa. Por esta razón, en las dos recomendaciones anteriores puede retirarse a tiempo sin completar el beso dependiendo de las reacciones de ella o si considera que es mejor esperar otra oportunidad.

3. Una vez logrando el contacto boca a boca, apoye

sus labios contra los de ella en lugar de apretar y

mantenga una ligera humedad en ellos con la punta de la lengua. Mantenga cubiertos sus dientes delanteros e impida hacerle daño con un contacto demasiado efusivo que podría disgustar.

4. Comience a elevar la excitación de ella con besos

suaves, exploratorios. Proceda cada vez con mayor audacia, poniendo mucha atención a las reacciones de su pareja. Permita que su lengua toque apenas la zona interna de los labios, considerando que en la primera ocasión es preferible no ir más allá.

5. Deje que la punta de su lengua se deslice entre sus

dientes hasta encontrar la de su pareja. Retírela y vea

si lo sigue. Repita esta acción hasta que su compañera ponga tanto entusiasmo como usted.

6. Varíe el beso en diferentes ocasiones, mordisquee

su labio inferior y superior succionándolo ligeramente, después actúe en otras zonas: vuelva a

besar los lóbulos de las orejas, los ojos, la barbilla. Acaricie el cabello de su pareja, bese su cuello y deslice unas palabras por esta zona.

7. Observe cualquier señal de rechazo y timidez

cuando aumente el ritmo y la intensidad del beso. Si la hay, evite introducir profundamente su lengua y manténgala angosta y puntiaguda. Vuelva a comenzar desde el principio, hasta notar que su amante acepta y recibe bien la propuesta. 8. Bese una y otra vez, guiándose por el entusiasmo de su pareja. El beso es el primer contacto íntimo entre hombre y mujer, un acelerador preliminar de la sensibilidad de cada uno. Gócelo, con los ojos abiertos o cerrados y aprenda a disfrutar las innumerables sensaciones que pueden hallarse en un beso.

9. El postergar un beso suele ser comprometedor para algunas personas, que no saben en qué momento debe terminar y en cuál lo conveniente es seguir adelante. Tiene la misma importancia disfrutar de un beso como preocuparse por quien lo recibe. Es un

ritual muy parecido al del b aile, en donde

la

comunicación se da principalmente durante el contacto: se debe proponer al mismo tiempo que se sigue. Por ello, no hay mejor indicador que su pareja para saber si lo está haciendo bien.

10. Para finalizar, trate de no hacerlo abruptamente y

en lugar de eso deslice sus labios hacia la comisura de la boca y continué besando las mejillas

tiernamente hasta dejar un último beso.

TÉCNICAS AVANZADAS DEL BESO.

Una vez que la relación con su pareja ha llegado a un nivel en donde la moderac ión ya no resulta necesaria, se recomienda probar las siguientes técnicas avanzadas que requieren de un nivel alto de excitación para disfrutarse. En todos los casos se

requiere

cuidado,

delicadeza

y

no

prolongar

los

juegos

demasiado

para

no

hacer

la

exper iencia

incómoda.

El paso del hielo.

Usted introduce un cubo de hielo en su boca y mediante un beso lo pasa a su compañera. Además puede compartir con ella golosinas y vino, cuidando de no manchar su ropa.

Lamer los labios.

Se acarician los labios, el interior de la boca, las encías y los dientes de su amante con la lengua,

cuidando

excesivamente.

humedecer

ser

delicado

y

no

EL HOMBRE.

La erección.

Una de las primeras señales de excitación sexual masculina es la erección. En esta fase, los tejidos esponjosos de su órgano genital se llenan de sangre, de tal modo que ésta queda atrapada en el interior aumentando el tamaño y la rigidez del pene, haciendo que este destaque del cuerpo. De dicha forma, el miembro puede crecer de dos a cuatro veces su tamaño original en reposo.

Otro de los cambios que se perciben a simple vista es la transformación en los pliegues del escroto por un aumento en el grosor y la tensión de la piel que se alisa. A raíz de esto, los testículos se elevan hacia el abdomen y parecen más grandes. Asimismo, los músculos del perineo se contraen intermitentemente y aparecen las ya mencionadas gotas de lubricante.

Tipos de erección.

Existen básicamente dos tipos de erección:

cortical y refleja. En la primera se presentan estimulaciones psíquicas que despiertan el deseo sexual del hombre. En la segunda, se supone algún contacto físico sobre el pene que produce la erección. Y aún podría existir un tercer grupo, si consideramos aquellas que pueden ser de tipo espontáneo, como las que suelen presentarse al despertar y durante el sueño.

Tanto la estimulación física como la psicológica y emocional influyen en el grado de excitación, aunque sean independientes. Por esto la estimulación aislada de los órganos genitales no siempre produce una erección, ya que también depende de la calidad del estímulo y además actúan factores emocionales, afectivos y eróticos que podrían facilitar o inhibir la repuesta.

y eróticos que podrían facilitar o inhibir la repuesta. El pene . También conocido cuenta además

El pene .

También conocido

cuenta

además

con

como

una

“miembro” o

de

“falo”

apelativos

infinidad

populares que demuestran el gran valor simbólico que posee en todas las culturas.

Es nuestro interés considerar al miembro reproductor estrictamente como órgano sexual y considerar sus características relacionadas básicamente con el placer. Por tanto se mencionarán especialmente aquellas partes que resaltan en su anatomía relacionándolas con la respuesta erótica que ofrecen.

Comenzando desde la región púbica se encue ntra la base del pene y debajo el escroto con los dos testículos. Esta zona es particularmente sensible a los estímulos suaves y reacciona con particular dolor a la manipulación ruda.

Arriba del escroto comienza propiamente la parte externa del pene, la cual se extiende en erección hasta formar el tronco . En la parte inferior, tres o cuatro centímetros antes de llegar al glande, se encuentra la corona, pudiendo identificarse generalmente como una zona donde el color del pene cambia ligeramente. Esta es la parte más sensible de l cuerpo masculino, considerándose en el argot popular como el “clítoris ” del hombre. La razón para su existencia radica en el placer que el hombre siente al introducir el miembro más allá de su parte media, garantizando que la penetración pasará de esta franja para expulsar el semen lo más profundamente posible en la vagina.

Al llegar al extremo el tronco se expande para formar el glande o cabeza, cuya forma recuerda la de una bellota, rodeada en su parte inferior por un surco que también cuenta con gran sensibilidad. Dicha zona es una joya de la anatomía humana, ya que su diseño garantiza que los puntos G y A femeninos sean estimulados por su borde y la mujer experimente placer al roce.

En la parte extrema e inferior se encuentra el

frenillo, siendo

hombres no circuncidados une al prepucio con la mucosa y ayuda a cubrir el glande. En aquellos circuncidados representa una zona que contribuye al placer erógeno y cuya estimulación puede producir una erección fácilmente.

Por último, en el extremo superior del glande se encuentra el meato uretral por donde se expulsa la orina y durante las primeras fases de excitación un líquido lubricante y transparente que facilita el paso del semen hacia el exterior.

un pliegue de tejido que

en los

LOS PUNTOS U, G Y A.

Punto U.

El punto U se encuentra en la uretra, área muy sensible al estímulo. Es posible localizarlo al separar los labios mayores, situándose entre el clítoris y la entrada vaginal.

Para su estimulación se requiere una firme presión digital o la estimulación oral pasando la lengua por el área uretral. El orgasmo no se alcanza sólo con el contacto con esta zona, por lo que debe ser complementada con la estimulación de l clítoris y de los otros puntos (G y A) mediante la penetración vaginal.

Las posiciones recomendables son:

- La mujer en posición superior, inclinándose hacia el frente.

-

Cualquier que le permita la estimulación digital simultanea con la penetración.

la estimulación digital simultanea con la penetración. Punto G. El punto de Grafenberg es una pequeña

Punto G.

El punto de Grafenberg es una pequeña zona en la parte interior de la vagina, situada en la parte frontal de ésta (detrás del monte de Venus), con forma de pequeño apéndice, localizable casi únicamente por medio de tacto digital. Mediante la manipulación de dicha protuberancia se logra, concentrado en ese punto, un cosquilleo muy particular y un deseo de satisfacer una apremiante necesidad de "eyacular" muy semejante a la sensación de orinar. La excitación irá en aumento y se desahogará mediante una emisión liquida, inodora y transparente, dejando tras de sí una sensación de relajamiento y gozo extremos. Esta se compone de un líquido producido por las glándulas de Skene, que están situadas en la vagina, cerca del lugar donde se encuentra el Punto G. Cuando la mujer está excitada, estas glándulas se

llenan de líquido y al llegar al clímax se contraen. Esto produce la salida de una sustancia líquida y de consistencia variable llamada PDE5, la cual culmina con el orgasmo . Es importante observar que la cantidad de la emisión varía, pudiendo ser de unas gotas a varios decilitros, ya que las glándulas de Skene tienen una asombrosa capacidad para vaciarse y llenarse en pocos segundos. Así, por ejemplo, si el orgasmo se prolonga, y las contracciones vaginales son numerosas, se puede segregar una cantidad realmente notable. Dichas glándulas no funcionan igual en todas las mujeres, habiendo considerables casos en los que la emisión de líquido ni siquiera se produce. En otros casos, la estimulación externa del clítoris puede culminar con la misma emisión de líquido que mediante la estimulación del punto G.

Capítulo VI JUEGOS

PRELIMINARES

Si yo soy el agua, tú, el viento; tú, pasando sobre mí, yo, debajo y quieto.

Si yo soy el agua, tú, el viento

Si tú eres la noche, yo, el misterio; yo, el corazón de la selva, tú, el silencio.

Si tú eres la noche, yo, el misterio…

CONCEPTO.

El objeto del juego preliminar es producir un

estado óptimo de excitación previo a

sexual. Siendo éste un estado no convencional, los

mejores métodos que pueden aplicarse son aquellos más apartados de lo rutinario.

El juego preliminar se caracteriza por ser practicado en pareja y por acuerdo común, sin tener que atenerse a ninguna secuencia, ya que puede ser iniciado tanto por la mujer como por el hombre según lo indique la ocasión o el estado de ánimo de ambos.

El jugueteo sexual prolongado es algo que todas las parejas practican al principio de sus relaciones, pero que posteriormente suele considerarse pérdida de tiempo. Sin embargo, elevar al máximo la excitación puede crear un estado único derivado de postergar tanto el momento. Un placer insufrible sostenido por largo rato no es una mala idea para pasar una noche de fin de semana; lo cual nos lleva a crear la primera regla de los juegos preliminares:

nada de recatos.

la relación

DIFERENTES FORMAS PARA EXCITARLA.

1. Besos tiernos y superficiales.

2. Besos en la frente, los párpados, los lóbulos de las orejas, el cuello y la nuca.

3. Besar las comisuras de la boca, la barbilla.

4. Darle mordidas juguetonas, besos agresivos.

5. Besarle los dedos uno por uno, las palmas de las manos, el interior de su muñeca.

7.

Besarle los pezones y los senos, toda su orilla, desde la axila hasta la parte media del pecho.

8. Besarle la espalda, el estómago, el ombligo, las caras interiores de los muslos, las nalgas, el monte de Venus y detrás de las rodillas.

9. Besarle el pie y su empeine, chupando cada dedo.

10. Hablarle al oído, decirle un hermoso cumplido, algo extravagante y loco.

11. Decirle exactamente cómo, poco a poco, usted le hará el amor.

12. Mirarla tiernamente, buscar su mirada para gozar sus reacciones.

13. Acariciar cada parte de su cuerpo manteniendo sus ojos cubiertos por una venda.

14. Un largo y erótico masaje, obedeciendo cada instrucción que ella le dé.

15. Jugar con una ducha de mano recorriéndole cada

DIFERENTES FORMAS PARA EXCITARLO.

1. Cerrar los labios mientras él la besa. No dejar que meta la lengua en su boca.

2. Chuparle el labio inferior, mordérselo suavemente.

3. Besarlo violentamente.

4. Arrojarlo sobre la cama o el piso y subirse sobre

de su

él al mismo tiempo que baja

pantalón.

el cierre

5. Hablarle mientras lo besa, susurrarle al oído, meter la punta de la lengua en su oreja.

6. Masturbarlo de pie frente a un espejo, estando detrás de él.

7. Hablarle al trabajo y decirle que se encuentra desnuda y necesita de su ayuda inmediatamente.

8. Permitirle que la persuada, mostrar timidez y recato.

10.

Escribirle un poema diciendo lo maravilloso que le hizo el amor la última vez.

11. Mirarlo mientras lo besa.

12. Mirarlo fijamente, luego sonreír.

13. Ver con él una película erótica e imitar después las mejores escenas.

14. Hojear con él revistas para caballeros y pedirle que le indique cuáles son las posiciones del cuerpo femenino que prefiere y por qué.

15. Ordenarle que se estimule mientras usted le lame el lugar que él más prefiera.

16. Decirle que está tan excitada que es capaz de hacerle el amor en cualquier lugar.

17. Llegar a su privado con una botella de vino helado y cerrar la puerta con llave.

18. Chocar contra él, rozarlo. Pellizcarle las nalgas y tocarlo en público sin que nadie se dé cuenta.

19. insinuarle,

Coquetearle,

proponerle,

insistirle,

suplicarle

20. Prepararle un baño de burbujas y lavar todo su cuerpo lentamente.

21. Mordisquear un chocolate y compartirlo en un beso.

22. Agarrarlo y decirle totalmente excitada: "¡No puedo más!".

23. Desafiarlo para unas luchitas.

24. Colocarlo frente a un espejo de manera que vea cómo le hace el sexo oral.

25. Expresar el placer que siente verbalmente, hacer ruidos y gemidos.

26. Permitirle que haga realidad sus fantasías sexuales con usted.

27. Ordenarle que le bese los pies.

28. Tocarlo sus partes íntimas en público, las de él y las de usted.

29. Ofrecerle una felación en un lugar apartado.

Capítulo VII ORGASMO

El temblor comienza a crecer desde el interior

y unas ganas por desahogar la ansiedad

se revuelven en el cuerpo y la mente.

Casi a punto, se detiene. Cesan los movimientos

y la marea del desahogo se estrella contra el

muro

y resbala, bajando de su cúspide

a la marejada viva que se revuelve,

acechando la próxima ascensión.

De nuevo se encienden las ganas expectantes, se repasan los movimientos más profundos

y los besos que queman.

El arco de la espalda se levanta, las voces gritan y los cuerpos mueren, explosivos.

Surge la llama incandescente

CONCEPTO.

La experiencia física en la cual culmina la excitación sexual suele definirse como orgasmo o clímax. Sin embargo, la subjetividad de esta vivencia hace impráctico el tratar de unificar su trascendencia psicológica y emocional en una explicación simplista. De una manera sencilla, podríamos considerarlo como la consecuencia natural de la acumulación de la tensión sexual que culmina en un desahogo físico y psicológico de mayor o menor fuerza.

El orgasmo, desde un punto de vista meramente fisiológico, se encuentra en el orden de los reflejos a los que pertenecen reacciones como son el parpadeo

y el estornudo. En los hombres se caracteriza

fundamentalmente por la eyaculación del semen tras

un periodo de estimulación gracias a la contracción

involuntaria del musculo PC, aunque este puede suceder sin obtener la sensación placentera, sin contar con una erección o sin una estimulación física, como sucede en los sueños húmedos.

En la mujer, el clítoris representa el punto de partida de todo orgasmo y su estimulación directa o indirecta a través de la penetración vaginal puede

producirlo. Sin embargo existe la posibilidad en diferentes mujeres de obtener el orgasmo a través de

la estimulación de otras zonas corporales como lo

son los pezones, las orejas y la penetración anal. Así como sucede en el hombre, en la mujer el orgasmo se presenta en forma de contracciones del músculo PC que producen un desahogo placentero de mayor o menor grado, así como una sensación de alivio y relajamiento posterior.

EL HOMBRE.

El orgasmo masculino.

Visto desde el ángulo más simple, la finalidad del orgasmo masculino es básicamente depositar el semen en el interior de la vagina por medio de la penetración del pene en la vagina y lograr de esta forma la fecundación. Sin embargo, el desarrollo del

orgasmo

masculino

es

un

proceso

sumamente

complejo

y

fascinante.

Una

vez

alcanzada

la

erección, la cual puede suceder fortuitamente o ser producida por estimulación visual, mental o física, es posible iniciar la cópula. Durante su proceso, las

terminaciones nerviosas que se localizan en el pene (especialmente en el glande y en la parte inferior media de éste) transmiten sus sensaciones hasta la médula espinal, donde se encuentra el reflejo orgásmico. Aquí es estimulado el nervio que comanda los músculos genitales que participan en la eyaculación y el clímax.

Este proceso se encuentra relacionado con las zonas del placer que se localizan en el cerebro, siendo controladas por éste. Por ello, el estado anímico del individuo influye de manera decisiva para lograr un clímax satisfactorio. Asimismo, no es necesario tener una erección para sentir placer o para poder eyacular y, paradójicamente, la eyaculación no resulta siempre satisfactoria.

Reacciones sexuales del hombre.

se sexualmente con facilidad. Aunque a la mayoría le gusta emplear unos minutos en la exploración del cuerpo femenino, el hombre puede emprender el coito inmediatamente después de tener una erección. Es capaz de alcanzar el orgasmo en un lapso qu e va

excitan

Generalmente

todos

los

varones

de unos segundos a un lapso indefinido de tiempo y habitualmente la cúspide climática se mantiene alrededor de cuatro a siete segundos.

El hombre experimenta comúnmente un orgasmo verdadero en el curso de un mismo coito. Una vez que ha eyaculado el pene generalmente pierde la erección; entonces el individuo entra a un período de relajamiento o somnolencia y se muestra renuente a un nuevo compromiso erótico. Respecto a repetir el contacto sexual, el hombre promedio puede volver a estimularse en un período que oscila entre algunos minutos y una hora.

El principal problema del hombre en la dinámica del coito es el control de su orgasmo. Para lograrlo, debe tomar en cuenta los elementos que contribuyen a producirlo y procurar demorarlos hasta el momento adecuado.

Los factores principales para postergar la eyaculación son cuatro: pensamiento, vista, contacto y movimiento. Racionar estos factores de estimulación por medio de la distracción, el descanso momentáneo y el ritmo, ayudará a prolongar la

duración

del

coito

para beneficio del placer

femenino.

TIPOS DE ORGASMO MASCULINO.

Es posible dividir la experiencia orgásmica masculina dependiendo del tipo de eyaculación (externa o interna) y de la estimulación de la próstata por vía rectal.

a) Orgasmo común: es el orgasmo natural sucedido durante la autoestimulación, las relaciones sexuales, el sueño y algunas situaciones extraordinarias. Se basa en la excitación única del pene y culmina con la eyaculación del semen por la uretra.

b) Orgasmo tántrico : imposibilit ando la salida del semen hacia el exterior, ya sea ejerciendo presión sobre el perineo o controlando el músculo PC, la eyaculación termina sucediendo en la vejiga. La sensación del orgasmo es sumamente intensa y su única diferencia es la falta de emisión del líquido seminal por la uretra.

c) Orgasmo con estimulación de la próstata :

sucede a través de la estimulación de la próstata por vía rectal, introduciendo un dedo o cualquier objeto fálico. La intensidad que tiene este orgasmo es notoria

LA MUJER.

El orgasmo femenino.

El cuerpo de la mujer es en sí mismo una zona erógena potencial y resulta susceptible de excitación, por lo que el orgasmo puede inducirse directa o indirectamente estimulando casi todas las partes del cuerpo. Algunas mujeres lo han experimentando por la succión de los pezones, la estimulación de los oídos o simplemente al apretar el músculo PC. Ciertamente, estas últimas representan una minoría dotada de mayor sensibilidad, sugestión y capacidad mental para enfocarse en las sensaciones placenteras.

Partiendo del concepto científico de que el orgasmo femenino requiere la estimulación directa o indirecta del clítoris y no sucede sin su participación, podemos reconocer la importancia de este órgano sensitivo dentro de la experiencia sexual femenina. Por ello, considerar que las mujeres pueden tener orgasmos sin la estimulación de esta región podría ser igual a pretender que el hombre lograría tener orgasmos sin estimular su pene. Sin embargo, la experiencia muestra que debe mantenerse abierta la

posibilidad de ciertos tipos de clímax que parezcan improbables, como son los casos de mujeres con orgasmos espontáneos y sin una previa estimulación física.

Por lo anterior se considera que existe un solo reflejo orgásmico provocado por estímulos diferentes, el cual se caracteriza por una excitación general de la zona genital que puede relacionarse con diversas zonas corporales, las cuales influyen o tienen una relación directa o indirecta con el clítoris. Esto puede producirse por un contacto directo con él, un contacto indirecto y/o una estimulación subjetiva.

Sin embargo, los estudios científicos no parecen haber demostrado la existencia de distintas clases de orgasmos. Cuando se ha valorado la respuesta fisiológica (vasocongestión genital, lubricación, contracciones uterinas) de los orgasmos femeninos, no se han apreciado diferencias significativas a pesar de variar los modos de estimulación (anal, coital, clitórica). Lo que sí se ha encontrado es diversidad en las preferencias subjetivas, o en la intensidad con que estas se vivían.

TIPOS DE ORGASMO FEMENINO.

Las mujeres son capaces de experimentar placer prolongado, ya que el orgasmo para ellas no produce agotamiento y sí aumenta por lo general en intensidad. Son capaces también de experiencias multiorgásmicas, extendiéndose su orgasmo ordinariamente más tiempo que el masculino.

a) Orgasmo mediante estimulación clitórica:

el clítoris, a diferencia de cualquier otra parte del cuerpo humano, tiene como propósito único el proporcionar placer. Su función es la de transmisor y conductor de la sensación erótica; basando su estimulo en la fricción, es posible llegar a este tipo

de orgasmo. El orgasmo clitórico está situado más superficialmente y se encuentra localizado en la pared anterior de la vagina, no lejos del propio

clítoris. Este lleva a un clímax descargante, ya que representa la fuente de la mayor sensación sexual en la mujer. Aquellas que consiguen obtener el orgasmo

clitórico

"externo" lo califican como s umamente

agradable.

b) Orgasmo mediante estimulación vaginal:

mediante las contracciones del músculo PC se aprietan los esfínteres, excitando las terminaciones nerviosas de manera que éste represente el aparato

sensorio primario. El orgasmo vaginal tiene características de succión y está basado en contracciones a d istintas profundidades de la vagina

o

por medio de un sólo espasmo fuerte. Al igual que

el

orgasmo masculino este clímax es único, intenso y

satisfactorio, basado en contracción y fricción. Produce un pronunciado y prolongado estado tónico de los músculos vaginales más internos; siendo el orgasmo profundo, ofrece una satisfacción completa, envolviendo el cuerpo entero en un calor explosivo y proporcionando rico y profundo descanso.

c) Orgasmo mediante la estimulación del

Punto G : mediante la manipulación digital o la estimulación del pene en el ángulo adecuado, es posible que la mujer experimente uno de los orgasmos más cotizado y evasivo. Este puede venir acompañado de poderosas contracciones vaginales y la emisión de líquido en muy variadas cantidades. Sin e mbargo, la posibilidad de alcanzarlo varía de

mujer a mujer, así como el nivel de su gratificación

al obtenerlo.

Capítulo VIII CÓPULA

Cuando nuestras almas se cobijan

a

través del cuerpo,

y

el abrazo es el sueño y la dicha perfecta.

Mientras huimos de Dios y del tiempo, defendiendo la causa perdida que nos une, entregándonos vida, aliento y bocas hambrientas.

Ahí, es cuando sentimos el gateo del espíritu que quiere volar y asir al infinito en su pequeño abrazo.

Entre nuestros anhelos de polvo

y los átomos eternos que se disuelven

y se encuentran, amorosos.

CONCEPTO.

El acto sexual, considerado básicamente como la unión entre los genitales, es el momento culmen para el cual hombres y mujeres han sido concebidos: la multiplicación y supervivencia de la especie. El placer que conlleva tiene la expresa intención de establecer vínculos afectivos entre los participantes y sólo para su disfrute culturas milenarias han escrito obras excelsas.

Como todo acto humano, este se ha estudiado con el fin de comprender su desarrollo y, en casos como el de esta obra, para sacar el mayor provecho posible de esta instintiva cualidad sin la cual nuestra sociedad no existiría.

ESTRUCTURA DEL ACTO SEXUAL.

I. PREÁMBULO.

Debido a que el hombre generalmente toma la iniciativa durante el contacto sexual, adjudicándosele la responsabilidad de los buenos o malos resultados que se obtengan, se le recomienda crear un estado previo de tensión y deseo en la mujer. Este se logra a través de un proceso de seducción y estimulación, para que el deseo de ambos se presente y vaya aumentando, de manera que este preámbulo los preparare física y emocionalmente para el coito. Mediante este proceso paulatino ambos irán venciendo las inhibiciones propias del primer encuentro, a la vez que se logra una mayor confianza e intimidad en la pareja.

Lubricación.

Una vez que el juego erótico preliminar ha logrado crear la expectación necesaria, el siguiente paso es prepararse para iniciar el acto sexual, antes del cual todo hombre debe tomar en cuenta los

deseos y disposición de su compañera y jamás tratar de iniciarlo sin su consentimiento y preparación. Todo lo anterior debido a la inmediatez con la que él puede obtener una erección y estar listo para la cópula en comparación con las mujeres en general. La señal física de que el cuerpo femenino está listo se presenta con la lubricación vaginal, una secreción viscosa y transparente cuya textura y aroma varían. Ésta la protege, evitando la irritación causada por la constante entrada y salida del pene.

Mientras la mujer está excitada, la secreción ema na continuamente en una cantidad apropiada. Si se ha estimulado correctamente a una mujer, se

puede notar mediante caricias dirigidas al interior de la vagina. Sin embargo, ésta secreción no debe confundirse con la humedad general que es constante en los órganos genitales internos y externos. Tales áreas, así como la nariz y la boca, constan de membranas mucosas que deben mantenerse húmedas para evitar la resequedad. Dicha humedad tiene una consistencia ligera, acuosa y se seca rápidamente con

el roce; mientras la otra aparece en mucha mayor

cantidad, aumentando a medida que lo hace la excitación y continúa fluyendo mientras la mujer lo requiere.

Cuando los genitales regresan a su estado normal,

el flujo lubricante cesa de inmediato y la zona tiende

a secarse en poco tiempo. Si se da una fricción

continua en tales circunstancias, puede producirse incomodidad, irritación o lesiones en las paredes vaginales, por lo cual siempre debe constatarse que la lubricación está presente en cantidad suficiente

durante el intercambio sexual.

Estimulación digital/oral.

Uno de los principales descuidos del hombre durante la estimulación que precede al coito se

presenta al olvidar el contacto digital/oral con el

necesario

considerar

instrumentos útiles para lograr la excitación y el orgasmo en la mujer. Su gran valor reside en la cualidad que tiene como estimulante psico-sexual y órgano de la reproducción, y no como único medio

que el

clítoris

previo

al

a

pene

la

penetración.

como

el

Es

último

de

varios

para lograr el placer sexual de ella.

contacto del pene con el clítoris no se logra fácilmente, la manipulación digito-oral se convierte en una acción sumamente efectiva.

Existen por lo menos cuatro métodos para excitar al clítoris manual y oralmente:

1. Mover el extremo del dedo y/o lengua sobre el

capuchón y la punta del clítoris con suavidad, ritmo

y movimientos diferentes, sin interrupción,

atendiendo a las reacciones de la mujer para guiar

dicha estimulación.

2. Recorrer el clítoris desde su extremo a su base

con la lengua, introduciendo el dedo en la vagina,

retirándolo y volviendo a repetir este movimiento

como lo haría normalmente el pene.

3. Evitar completamente el extremo del clítoris,

Y

ya

rodeándolo parcialmente con la punta de dos dedos

que se deslizan hacia atrás y hacia delante sobre la

parte oculta, como si dibujasen la letra U.

Técnica de los altibajos.

En las mujeres con baja respuesta erótica hay que poner especial atención al desarrollo del orgasmo. Esto puede conseguirse con la técnica de los "altibajos". Consiste en estimular digital u oralmente el clítoris y la vagina hasta el punto inmediatame nte anterior a la explosión orgásmica e interrumpirla entonces, dejándola descender por sí sola, para luego repetir el proceso hasta que la mujer desee y logre experimentar finalmente el clímax.

A medida que la sensación aumenta, el cuerpo de

la mujer comienza a temblar levemente y a elevar gradualmente la zona genital para establecer mayor contacto con el clítoris y el dedo o la boca que lo estimulan. Debe entonces mantenerse una presión igual a la que indujo la sensación primera, sin excederse en el contacto. Cuando la mujer eleve sus genitales y los temblores aumenten de intensidad, hay que interrumpir inmediatamente el contacto con el clítoris con lo que ella volverá a su estado previo.

Tan pronto como esto ocurra, hay que repetir el procedimiento enseguida. Si las fases de contacto se suceden inmediatamente, ella llegará muy pronto al

orgasmo.

veinte minutos

aproximadamente, es apropiado introducir el pene y

emprender el ritmo convencional del coito.

El complemento ideal de estas técnicas de cópula

la paciencia y la

es,

perceptibilidad del hombre para con las expresiones de la mujer. Si ella no es muy experimentada, una guía infundiéndole confianza y halagando e incentivando sus logros le ayuda rá a alcanzar el éxito. La seguridad psíquica y emocional de la mujer es clave fundamental para que alcance orgasmos y la consiguiente satisfacción en pareja.

Tras

quince

a

sin

duda,

la

ternura,

II. PENETRACIÓN.

El contacto genital y la conducta sexual.

Ningún contacto que se haga a través de los órganos genitales es independiente del contexto emocional que implica la sexualidad humana. Aún el contacto mercenario ofrecido por la prostitución no es, para quien lo busca, una pura expresión mecánica de sus genitales, sino una reacción emocional por más impersonal que esta sea; algo más que un simple contacto genital.

El coito no debe ser considerado simplemente como la satisfacción de una necesidad instintiva y genital (esto lo sería en todo caso la masturbación). Es, fundamentalmente, un acto esencial de la comunicación humana. En lo que respecta al contexto social, va caracterizado por el intercambio de reacciones emocionales e implica una relación

afectiva generalmente. Suscita, por

respuesta recíproca en una sincronización física y emocional.

El orgasmo tiene la finalidad de ofrecer a la pareja una satisfacción física y psicológica compartida a través del coito. Con ello alcanzan la relajación y la plenitud de su acercamiento; es entonces cuando se considera que la sexualidad se transforma en un código de amor.

Todo tipo de contacto sexual pone a prueba la capacidad de la persona para comunicarse con otra, más allá del intercambio de genitales y secreciones, así como de una simple y momentánea relación física. De esta forma la búsqueda del placer no debe estar enfocada únicamente hacia la obtención del orgasmo, sino darse como una consecuencia natural de la relación. En condiciones normales, el contacto sexual siempre va precedido de una preparación en la parte erótica y sentimental, arribando al

una

lo tanto,

POSICIONES BÁSICAS.

Sólo existen seis posiciones básicas en el acto sexual, todas ellas convencionales, y el resto no son más que variaciones de las primeras. Se enunciarán con sus nombres más comunes:

Posición superior o “del misionero” (el hombre sobre la mujer).

Lateral (los amantes postrados de lado).

Supina (la mujer arriba).

Posterior (el hombre detrás de la mujer).

Sedente (el hombre sentado).

Vertical (de pie).

Capítulo IX TIPOS DE CONTACTO

SEXUAL

Subí a tu frente para beber ansias de carne futura:

pensamientos, ternura y hambre.

Para mirar con ojos claros tu cielo, para trepar alturas inhóspitas de tu cabello.

Bajé las cataratas de tu cuello, los latidos pequeños que levanta el corazón a cada grito.

Resbalé como la nieve,

deshilvanado por los calores

y

las alturas,

y

fue mi avance,

corriendo al son del lingote, hacia la obscura corriente de tus venas.

Ahí ayunto. Ahí calmo mi furia, mirando la ruta de mis pasos recientes.

Pude alcanzar el misterio que a los hombres oculta s por senderos que tus cumbres guardan, para dormir el eterno abrazo.

Y en la blanca, perpetua noche de tu piel,

ser también roca, secreto y río.

CONCEPTO.

Dentro de la complejidad que implica la sexualidad humana existen tantas variantes como acuerdos entre parejas pueden establecerse. El

intercambio sexual contemplado exclusivamente con fines reproductivos ha quedado atrás para abrirse a la

un

ámbito de respeto y responsabilidad.

A lo largo de este capítulo se mencionan los tipos de contacto sexual más comunes, dejando a un lado las desviaciones sexuales por tratarse de actividades

que

su experiencia sexual.

La práctica de todas estas variantes requiere del común acuerdo de los participantes, tomar ciertas precauciones, así como conocer técnicas específicas para disfrutar de ellas con toda confianza y seguridad.

sublimar

la

la persona sin poder

diversidad

y

la

exploración del erotismo

en

tienden

a

denigrar

carácter

a

humano

a

través

de

SEXO MANUAL

Para muchas personas la sexualidad inicia con el aprendizaje de las manipulaciones y caricias, tanto al comenzar a descubrir su propio cuerpo, como al abrirse el acceso al de los demás. Para ambos sexos se trata de un entrenamiento básico, ya que en la sexualidad en pareja la estimulación manual nunca deja de tener importancia.

Por otro lado, la autoestimulación nunca será un verdadero substituto de la unión sexual sino una experiencia que proporciona una clase diferente de desahogo, debido a que el orgasmo que uno mismo puede provocarse difiere al logrado por las caricias provenientes de la pareja.

En una cópula plena, el trabajo manual es un

excelente

inicio para que el hombre alcance una

erección o para proporcionar a la mujer uno o varios clímax antes del coito, y después de este puede ser un buen estimulante para una nueva sesión. Por otro lado, para la mayoría de los hombres es posible tener un segundo orgasmo mucho más rápido mediante la estimulación manual de su compañera que entregándose a un nuevo acoplamiento. La mujer y el hombre que tengan el don de conocer los gustos del sexo opuesto en cuanto a la estimulación manual se refiere, serán reconocidos como compañeros ideales en la alcoba.

Otra razón para practicar este tipo de contacto erótico se debe a que es una opción excelente para estimular, mantener la excitación y lograr el o rgasmo sin correr riesgos como pueden serlo las enfermedades sexuales o los embarazos no deseados. Altamente recomendable para parejas jóvenes que inician sus primeras experiencias, es un tipo de estimulación que debe enseñarse como parte de la educación sexual para adolescentes. El riesgo aparente de incentivar una sexualidad desmedida entre chicos y chicas se ve eliminado por el control de los impulsos que se obtiene gracias al autoconocimiento, así como por sus características totalmente inocuas. Por un lado, lograrían controlar sus poderosos instintos, evitando peligros

innecesarios

activamente en la satisfacción de su pareja.

participar

y

podrían

aprender

a

SEXO ORAL

Hoy en día los contactos buco genitales son vistos abiertamente como parte esencial de la vida sexual en pareja. Sin embargo, tienen un pequeño inconveniente. Dicha estimulación pertenece a una categoría de placer individual y no a la búsqueda de

un goce sexual mutuo, debido a la dificultad que presenta el sincronizar los orgasmos por este medio.

Por esto, lo más indicado es inducir el orgasmo por turnos si se es que se pretende alcanzar con este tipo de contacto. De esta forma se puede conducir al compañero hacia el clímax, permitiendo que se libere sin tener que distraer su atención.

Algunos hombres no pueden resistir el mínimo contacto buco- genital sin eyacular inmediatamente. En su caso, lo mejor es dejar la felación para más tarde cuando necesite una nueva erección. Hay mujeres que gustan de recibir el semen en su boca y no encuentran completa la experiencia si su amante no termina así. Otras se abstienen; por tanto, es sólo cuestión de preferencias.

En el caso de la mujer, como se ha repetido anteriormente, el sexo oral es una excelente forma de estimular la lubricación y lograr el nivel apto de excitación para llegar al coito. El aroma natural de la vagina suele ser estimulante para algunos hombres, otros prefieren un olor intenso y existen quienes prefieren una vagina perfumada o casi inodora.

Para ambos sexos se recomienda un perfecto aseo de los genitales si se contempla el contacto oral como una posibilidad, especialmente alrededor de la uretra, el prepucio y entre los labios vaginales donde pueden quedar restos de esmegma y orina, así como recortar el vello púbico de manera que la estimulación sea fácil y cómoda. Suponemos que para este momento tanto el hombre como la mujer se encontrarán familiarizados con el sabor y olor de sus propios fluidos, de manera que estarán perfectamente conscient es de la experiencia a la que se prestará su pareja y comprenderán su posible reacción.

Dentro de los términos sexuales aplicados al sexo oral, se manejan como definiciones los siguientes:

- Cunnilingus : cunnus significa "vulva", es decir, toda la zona genital femenina externa, y lingere "lamer". Se refiere al contacto entre los genitales femeninos y una boca.

- Felación: falus significa “falo o pene”. Se refiere al contacto entre los genitales masculinos y una boca.

pueden

mantenerse por un período de tiempo corto o largo, según el gusto individual, o producirse varias veces entre la cópula a modo de revitalizador. Si prefieren alternarse, lo mejor es que el hombre comience con el cunnilingus y la mujer se limite a una intervención pasiva. Posteriormente la mujer puede relevar al hombre o pueden hacer el amor normalmente, dejando la felación para cuando su compañero desee eyacular o tras un período de descanso que le permita lograr una nueva erección por este medio. De ésta forma la mujer puede concentrarse totalmente en satisfacer al hombre y aplicar todas las técnicas que conozca sobre sexo oral.

Estos

tipos

de

contacto

sexual

EL CUNNILINGUS.

Para practicar los diferentes métodos descritos a continuación debe imaginar su lengua como un alambre electrizado que causa sensaciones de shock placentero abriéndose camino hacia el fusible: el clítoris. Acérquesele, rodéelo, pásele por encima y a lo largo, continuando con lametazos suaves hasta conducir a su pareja al orgasmo.

EL

CUNNILINGUS.

El cunnilingus es algo realmente tórrido, sin duda la más desquiciante de las caricias sexuales que puede ofrecerse a una mujer.

POSICIONES

PARA

PRACTICAR

LA FELACIÓN.

No hay mucho que agregar como introducción a este tipo de contacto oral. A los hombres sencillamente los vuelve locos y figura en el primer lugar de estimulación que ellos disfrutan. Una mujer que guste y practique esta forma con su compañero por iniciativa propia tiene garantizada en gran medida su fidelidad y nunca lo verá aburrido o hastiado de ella.

Eyaculación, ¿dentro o fuera de la boca?

Este es el dilema al que algunas mujeres deben enfrentarse. Ya se mencionó anteriormente que la cantidad, el sabor, el color y el olor del semen varían de hombre a hombre y depende de una variedad de factores como son la edad, la alimentación, etc. Por otro lado, hay algunas que no tienen mayores restricciones al respecto, otras que realmente disfrutan recibirlo dentro de la boca y aquellas que simplemente lo detestan.

Una razón por la cual los hombres gustan de eyacular dentro de una boca es que la estimulación no sufre interrupción durante las contracciones orgásmicas hasta que estas terminan, manteniendo la sensación húmeda y cálida de su interior durante todo el proceso.

Por otro lado, la posibilidad de ver cómo el semen sale expelido y cubre la mano, la cara, los senos o la vagina es una experiencia delirante para la mayoría de los hombres. Simplemente adoran ver el rostro de sorpresa y satisfacción de su pareja al mismo tiempo que eyaculan, mientras ella lo alienta con palabras y manifestaciones de placer.

PENETRACIÓN ANAL.

El sexo anal es un tipo de contacto sexual que todas las parejas deberían probar por lo menos una vez. La mayoría lo sigue practicando después, generalmente porque la mujer, una vez que ha abandonado los miedos y prejuicios, experimenta sensaciones iguales o más intensas que entregándose al coito por vía vaginal, y porque para el hombre el ano es un camino agradablemente estrecho. Normalmente el primer intento puede resultar doloroso y, si bien este problema llega a resolverse con el tiempo y la práctica, no tiene solución para la persona que padece hemorroides.

La técnica de penetración requerida para esta

clase de cópula es relativamente distinta a la efectuada por la vagina. El cuidado y la atención a las reacciones de la mujer deben ser extremos para evitar que la experiencia resulte traumática (especialmente la primera vez), lo cual bloquearía

mostró ciertas

reticencias.

Es necesario saber que el ano posee dos esfínteres: uno, externo controlado por el sistema nervioso voluntario, y otro interno, el cual a su vez es controlado por el sistema nervioso autónomo. Por esto, debe tenerse en cuenta que el esfínter interno no se puede dilatar a voluntad y es necesario tener cuidado cuando se trate de introducir el miembro para evitar dolor o lesiones. El recto es insensible al dolor a niveles profundos, de forma que pueden producirse lesiones graves que no se manifiesten de inmediato o desgarros dolorosos en la abertura anal que requieran atención médica, por lo que es imprescindible una dilatación previa de los músculos así como el conocimiento técnico de esta práctica.

aún

más a quien en un principio

Naturalmente, cualquier persona que desee aumentar su experiencia amorosa debe conocer este

tipo de contacto y dejarse llevar por el encanto que

como debidas precauciones.

tiene

las

fruto

semi-prohibido,

tomando

Capítulo X

TECNICAS AMOROSAS

ESPECIALES

Besos que van

de saliva y bocas ardientes

a los colmillos que se rozan.

Manos, nuestras manos son gusanos, reptiles que se retuercen y estrangulan mientras las piernas comienzan a jugar, yendo detrás los sexos alebrestados y dispuestos.

Inmediatamente te repites, inconsciente. De extraña manera te vuelves todas

y soy yo solo el que domino sobre toda tu

especie.

Y son andadas y recibidas forzadas,

pero así nos vamos haciendo perpetuos y es más que un sol lo que nos inunda.

Y el tiempo se hace gritos y esfuerzos por

llegar,

para que todo se haga sofocos y suspiros,

peso y bocas secas.

CONCEPTO.

Para todas las parejas llega el momento de enfrentar ciertas situaciones que requieren técnicas más específicas. Siempre hemos de mencionar la gran responsabilidad que tiene el hombre en estos casos y la importancia que implica su comprensión y tolerancia, así como la delicadeza al tener sexo en circunstancias en que la mujer se encuentra en cierta desventaja.

DESFLORACIÓN

El hecho de que un hombre goce de cierta experiencia en el ámbito sexual, no garantiza que se encuentre en posición de iniciar a una mujer en el amor físico. Esta situación no sólo llega a ser un placer extraño en la probabilidad y en su desarrollo, sino también conlleva responsabilidades importantes.

La primera vez que una persona tiene relaciones sexuales, ya sea mujer u hombre, suele ser un acontecimiento de particular importancia en el sentido emocional. Puede representar un hermoso recuerdo que perdure toda la vida, una experiencia desagradable que prefiera olvidarse o un acto que haya resultado decepcionante. Esto es particularmente cierto en el caso del sexo femenino. Para el hombre también puede llegar a ser impactante la pérdida de su virginidad, pero en el caso de la mujer no sólo implica un impacto psicológico sino también físico. El hombre que entre en ella por primera vez puede colocarla en el principio de un largo camino de satisfacción sexual o dejarla llena de dudas, temores y angustias.

Cuando usted se encuentre en situación de iniciar a una mujer, debe recordar ante todo la importancia que esta ocasión tiene para ella. En tal caso debe olvidar su propio interés y necesidad, para

concentrarse totalmente en satisfacer las expectativas de ella.

SEXO DURANTE LA MENSTRUACIÓN

En general, las mujeres responden de manera

distinta

menstruación. Para algunas, los cólicos menstruales pueden disminuir el interés sexual. Para otras, la excitación puede ser mayor que el dolor o la tensión moderados.

Existen viejos tabúes y supersticiones contra

copular

menstruando. Es falso que la mujer así como su sangre se encuentren contaminadas en este momento, y es una tontería pensar que hacer el amor en estas circunstancias disminuirá su poder sexual, ocasionándole impotencia. A algunos hombres les desanima la idea de tener intimidad con una mujer que se encuentra menstruando por razones "estéticas", así como hay muchos que lo practican

mujer que se encuentra

durante su período de

ante

el

sexo

con

una

normalmente e incluso hacen alarde de ello. En realidad, todo es cuestión de gustos. Para las parejas estables, sanas y fieles el temor a una enfermedad sexual por el contacto durante dicho período es

el

infundado

preservativo como método de protección.

y,

en

todo

caso,

puede

utilizarse

SEXO DURANTE EL EMBARAZO

Es probable que durante algún momento de su vida, usted se encuentre en la situación de hacerle el amor a una mujer embarazada. Con algunas excepciones, las mujeres se encuentran tan excitadas durante la preñez como en cualquier otro momento, y no es difícil que lleguen a responder incluso más apasionadamente que antes. Claro que el tiempo de

su embarazo ha de determinar su capacidad de movimiento y tolerancia, pero normalmente su pasión suele ser tan ardiente como de costumbre y a menudo llega a aumentar a causa del aumento de irrigación sanguínea en los órganos sexuales.

Por supuesto, la restricción moral a las relaciones sexuales durante la preñez ha desaparecido en la época actual. En general no son necesarias

precauciones muy especiales ni interrupciones de ninguna clase. Durante los primeros tres meses, es posible que padezca náuseas, vomite con frecuencia, esté hinchada y llena de gases. Esta es una situación poco propicia para que ella se sienta deseable y dispuesta a tener relaciones. De ser así, lo mejor es

que respete sus deseos compañera no lo apetece.

Los médicos prohíben a las mujeres propensas a las pérdidas que sostengan relaciones sexuales durante los primeros meses de e mbarazo, ya que las contracciones uterinas pueden producir un aborto. No es necesario recomendar que ambos se abstengan si este es el caso.

Una vez que el médico disipe cualquier sospecha, ambos podrán hacer el amor de todas las formas confortables que se les ocurran. Sólo deberá tener cuidado de no apoyar todo su peso en el abdomen de su compañera y no obligarla a dar vueltas por todos lados como acostumbraba hacerlo normalmente. Si ella se siente más cómoda practicando el sexo oral con usted y prefiere gozar de este tipo de contacto, evite el placer del coito hasta que ella se encuentre de humor.

su

y

evite

el

sexo

si

Capítulo XI

JUEGOS, JUGUETES Y

FANTASÍAS

De ése haber estado entre tus piernas abiertas, también expuesto, también abierto dentro de tu generosa postura y el interior profundo de tu persona.

Por haber probado ese océano en que se volvía tu boca cuando me besabas y verte mirando de lejos con esos ojos verdes, volando feliz y sorprendida.

De haber estado tendido en un manto hecho del hilo invisible con el que me tejieron tus manos:

por todo eso es que soy contigo ya una misma esperanza, si no es que de carne, tal vez el alma misma…

CONCEPTO.

Las posibilidades que dos cuerpos desnudos tienen para darse placer físico, a pesar de ser tantas, nunca le han parecido suficientes al ser humano. Desde las sociedades más antiguas puede constatarse el deseo de mejorar lo que la naturaleza ha creado. Ejemplo de estas civilizaciones entusiastas son la Grecia antigua, el Japón medieval y el África pre colonial, por lo que dichas preferencias no son nuevas.

Incluir juguetes y artículos sexuales no hará que

usted sea

las

personas usan esporádicamente libros, imágenes o películas eróticas como medios de estimulación sexual, y un 20 por ciento ha empleado aparatos de masaje, vibradores, aceites, consoladores u otros

objetos dentro del coito.

raro,

ya

que

el

40

por ciento

de

Si usted le menciona a su compañera la posibilidad de recurrir a los juguetes sexuales y ella se muestra curiosa, llévela a una tienda especializada que los venda. La simple experiencia para una mujer que jamás se ha acercado a esos lugares suele ser suficiente para convertirla en una compañera entusiasta. Si en su ciudad no existen ese tipo de establecimientos, pueden recurrir al Internet y mirar juntos los catálogos de ventas por correo donde ofrecen esta clase de mercancía. Ayude a que ella misma elija de entre el surtido de ingeniosos aparatos el que sea de su gusto.

De la variedad de juguetes sexuales que se pueden conseguir en el mercado se encuentran aquellos cuya función específica es proporcionar placer a uno de los sexos o, con algo de imaginación, a ambos. Para todos esos artículos se sugiere considerar su procedencia, así como las especificaciones indicadas en el embalaje, especialmente las que describen el tipo de material del que están formados de manera

que esté

garantizado

que

no

sean tóxicos

y no

contengan

ftalatos,

los

cuales

se

utilizan

en

el

plástico

adecuadamente antes y después de utilizarlos. Generalmente las instrucciones para su cuidado se encuentran especificadas en su instructivo.

lavarlos

PVC.

Asimismo,

es

importante

JUGUETES SEXUALES PARA LA MUJER

Consoladores y falos plásticos.

Son réplicas del pene y se presentan en muy diversos tamaños, colores, formas y materiales (silicón, látex, acrílico, etc.). Entre estos se encuentran falos de dos cabezas que permiten la penetración simultánea, especialmente diseñados

u

homosexuales.

Existen también falos eléctricos con temperatura

graduable que cuentan con movimientos de vibración

y penetración, contando con una base que les permite

sostenerse en superficies lisas y sólidas. Los hay con temperatura variable, intensidad de palpitación y hasta un dispositivo interno que hace que el falo "eyacule" una substancia inocua que asemeja al semen. Otros cuentan con un dispositivo vibrador para estimular el clítoris o un glande giratorio.

La anguila.

para

las

parejas

con

preferencias

lésbicas

Este es un juguete sexual que básicamente consiste en una anguila artificial de aproximadamente sesenta centímetros. Su material y

fabricación garantizan una superficie rugosa y suave

a la vez que ofrece una buena consistencia, la cual no

es ni demasiado rígida ni dúctil. Sus características son similares a las de cualquier consolador, excepto que en este caso la mujer puede girarlo con sus manos de forma que haga una espiral en su interior y de esta manera disfrutar la sensación que produce.

Vibradores.

Uno de los juguetes más utilizado es el vibrador eléctrico y existe un número bastante amplio de opciones. Estos son aparatos eléctricos que vibran o giran en varias direcciones, cuyo fin es el que toda el área clitórica reciba una gratificación máxima. Entre ellos se encuentran los vibradores pequeños tipo dildo, los aparatos para masajes y los penes de hule con apariencia natural, provistos con estimuladores para el clítoris y capacidad vibratoria.

Cuentan con diferentes características, ya que algunos pueden amoldarse a la parte externa de la mano, distribuyendo las vibraciones a través de los dedos, otros vienen acompañados de accesorios de distintos tamaños y texturas, y los más sencillos tienen una forma cilíndrica del tamaño de un pulgar y pueden guardarse discretamente.

Bolas Ben Wa.

Estos son juguetes antiquísimos que constan de

tres bolas de metal con un cascabel en el interior y unidas entre sí por una cuerda. Son utilizadas principalmente en Asia por mujeres, quienes las introducen en la vagina o el recto para gozar de las vibraciones que producen al chocar entre ellas, así

como de

su roce al momento de

introducirlas o

sacarlas.

Naughtibod.

 

Se pueden encontrar varios juguetes sexuales compatibles con el iPod a manera de catálogo, entre los que destaca su más reciente creación: el Naughtibod, un vibrador que funciona al sincronizar sus movimientos con el ritmo de la música.

La característica principal de este aditamento de placer sexual es su compatibilidad con otro tipo de

reproductores mp3, así como con laptops, cd players, micrófonos, guitarras eléctricas, estéreos caseros y desde luego, con el iPhone y el iPod Touch.

Además, se puede ajustar al modo manual ya que

patrones de vibración

predeterminados, lo que también le permite funcionar aun cuando al iPod se le haya terminado la batería.

JUGUETES SEXUALES PARA EL HOMBRE

Vaginas artificiales.

Son productos fabricados con látex o silicón amoldados de forma que presentan un canal estrecho provisto de rugosidades semejando el canal vaginal. Tienen distintos niveles de calidad y apariencia, yendo desde los que aparentan ser un simple cilindro, aquellos que presentan dos orificios simulando la vagina y el ano, con vello púbico artificial o sin él, hasta aquellos que representan sexo, ano y nalgas, pudiendo apoyarse en alguna superficie sin tener que ser sostenidos con las manos.

cuenta

con

siete

Anillos para el pene.

Existen anillos de látex muy suave y resistente que se colocan en la base del miembro , mientras otros abarcan tanto la base del pene como los testículos. Pueden contar con ciertos bordes que estimulan el clítoris y la parte externa de la vagina, así como un aditamento en la que puede colocarse un pequeño vibrador. Ambos tienen como finalidad mantener la erección y controlar la eyaculación, así como excitar aún más a la mujer. Debe tenerse la precaución de no mantenerlos en el pene por periodos largos de tiempo o pueden causar daños irreversibles, especialmente si el hombre se queda dormido sin haberlos retirado previamente.

Bombas de vacío.

En este caso se trata de cilindros plásticos con una entrada en su extremo, conectados a una bomba manual o eléctrica cuya función es crear un vacío el cual aumenta la irrigación sanguínea e hincha el pene, incrementando temporalmente su tamaño. Posteriormente el pene se retira y se coloca un anillo alrededor de la base para mantener la erección. Ciertamente, el miembro sufre una vasocongestión extrema, lo cual le hace parecer más grande, sin embargo estos aparatos pueden crear lesiones vasculares si se usan en exceso.

Estimulantes anales.

Similares a los consoladores vaginales, su diferencia radica en su tamaño más adecuado a las dimensiones de esta zona. Evidentemente puede ser usado por ambos sexos, sin embargo la posibilidad de estimular la próstata lo hace especialmente atractivo para hombres.

ACCESORIOS PARA AMBOS

Lubricantes especiales.

EROTISMO Y PORNOGRAFÍA

Para algunas parejas la pornografía suele ser un estimulante que hace más gratificantes sus relaciones íntimas. Sin embargo, su uso puede conducir a serias malinterpretaciones, especialmente si este tipo de material es tomado como ejemplo veraz de lo que las relaciones sexuales y su compromiso emocional implican, ya que el concepto de amor y respeto es excluido en ellos.

La pornografía no debe tomarse a modo de información sin cuestionarla cabalmente y sin perder la visión objetiva que la haga diferenciarse de la

realidad. Científicamente está comprobado que su uso desmedido produce fijaciones mentales difíciles de corregir que suelen promover la adicción a este tipo de materiales, la insensibilidad como ausencia de sentimientos, trastornos en la personalidad, promiscuidad y violencia en algunos casos.

Si usted y su pareja piensan utilizar la pornografía dentro de su relación, es recomendable que busquen información confiable para tener un punto de referencia sólido, de manera que estos productos, no del todo inocuos, le den una chispa de emoción a sus encuentros y no graves problemas.

Películas.

Las películas, dependiendo de su tratamiento, pueden ser sumamente eróticas para algunas mujeres. Algunos filmes (los más serios) pueden ser instructivos y acrecentar la información que se tenga. Son, de cualquier manera, estimulantes poderosos para el hombre y es probable que las mujeres tengan una mayor reacción con estos materiales de la que ellos esperaban.

ACCESORIOS PARA LA MUJER

Ya sea que usted se incline por las relaciones románticas o guste de mayor creatividad, crear una atmósfera excita nte puede mejorar en mucho la calidad del encuentro. Esta sección de etiqueta y accesorios sexuales podrá ayudarle con algunas ideas a hacer más rica y variada la experiencia.

Ropa y accesorios eróticos.

Vestir el cuerpo de una mujer para agudizar el

deseo

del

hombre

es

un

arte

que

implica

imaginación,

buen

gusto

y

una

actitud

correspondiente. La figura puede ser moldeada para

sugerir un atractivo más allá del físico, utilizando un vestuario y un maquillaje que destaque sus rasgos positivos y le favorezca. Esto, llevado por una mujer consciente y segura de su atractivo sexual, aumenta notablemente el interés de la pareja.

JUEGOS SEXUALES

Los juegos sexuales terminan siendo relegados de las relaciones íntimas una vez que se ha caído en la rutina. Estos que se presentan a continuación se incluyen para recordar que las variantes del amor pueden hacerlo más excitante.

- Juegos de pieles: juegos eróticos sobre un abrigo o tapete de piel animal o artificial.

- Juegos de gourmet: impulsos sexuales sublimados por medio de la gastronomía.

- Juegos de tortura: ser forzado a someterse a juegos eróticos insoportables.

- Juegos de cuatro: dos parejas mantienen juegos eróticos en el mismo sitio, sin interrelacionarse más que visual y audiblemente.

- Juegos de pintura: pintarse mutuamente el cuerpo desnudo con lápiz de labios, haciendo caprichosos dibujos.

- Juegos de burbujas: sumergirse en un baño de burbujas juntos y lavarse mutuamente.

- Juegos a obscuras: vendarse los ojos ambos y hacer el amor sin verse.

- Juegos de guerra: batallas de almohadas.

- Juegos de concentración: ver cuál de los dos dura más tiempo en el umbral máximo de placer sin llegar al orgasmo.

-

Juegos de felación: son todas

aquellas cosas

divertidas y consideradas que una mujer puede hacer con un pene:

Besarlo.

Lamerlo.

Chuparlo.

Azotarlo con su cabello.

Capítulo XII

TÉCNICAS DE TERAPIA

SEXUAL

PARA DISFUNCIONES

ESPECÍFICAS

Si no deseamos convertirnos en humo, quizá podamos prevalecer, dejar atrás la nada.

Si regresan nuevas miradas sin que se repitan pasajeras, quizá olvidemos lo ausente y obscuro.

Si pasamos de largo las satisfacciones, las junturas que se multiplican, el tiempo cómplice:

lo que fuimos y no somos.

Si dejáramos en su sitio la partícula posesiva, la palabra, el tener que estar aquí.

Si no te dejara sola, abandonada, durmiendo ausente en la noche

CONCEPTO.

Las disfunciones sexuales son fenómenos comunes que pueden solucionarse recurriendo a la información y el tratamiento adecuados. Es necesario saberlos reconocer para poder resolverlos, por tanto se incluye información acerca de las principales disfunciones, así como la manera de enfrentarlas.

DISFUNCIONES SEXUALES FEMENINAS

I. Carencia de respuesta sexual femenina.

II. Disfunción orgásmica femenina.

III. Vaginismo.

IV. Ninfomanía.

I. Carencia de respuesta sexual femenina.

La mujer que carece de respuesta sexual es aquella que no experimenta sensaciones eróticas ni placer genital con facilidad. Tiene dificultades para presentar señales de excitación fisiológica y su vagina permanece relativamente seca aunque sea estimulada por su compañero o sostenga relaciones con él. Sus actitudes conscientes con respecto al sexo varían: puede aborrecer el contacto sexual, sentirse completamente neutral o incluso gozar con un contacto físico determinado.

Sólo es posible describir la causa de la carencia

de respuesta sexual de manera muy general: la mujer guarda un conflicto inconsciente que le impide sentir placer sexual con un hombre. Puede haber o no una causa especifica, siendo por lo general profu ndos temores a sufrir traumas, hostilidad hacia los

hacia su pareja, miedo al

hombres en general o

rechazo si se "deja llevar", ansiedad por su desempeño, culpa erótica, temor a un embarazo o infección, resquemores religiosos y demás. Las defensas contra estas angustias representan la causa

DISFUNCIONES SEXUALES MASCULINAS

I. Disfunción eréctil.

II. Eyaculación retardada y exceso de control eyaculatorio.

parcialmente

III. Eyaculación

incompleta

o

retardada.

IV. Eyaculación precoz.

V. Satiriasis.

I. Disfunción eréctil.

La erección es un reflejo que depende del correcto

su

adecuada vaso congestión, un sistema nervioso en buen estado y un nivel óptimo de excitación psicológica, así como que el hombre se encuentre relajado y libre de ansiedad. Un problema en cualquiera de estos aspectos puede provocar trastornos en la función eréctil. Sin embargo, aproximadamente el 85 por ciento de los casos de impotencia pueden ser estrictamente psicogénicos. Esto no es extraño, porque a pesar de la integridad física del aparato genital, los reflejos autónomos vasculares que gobiernan la erección son delicados y pueden ser influidos por los conflictos inconscientes o por la ansiedad y el temor, presentando el deterioro de los reflejos eréctiles. Estos causantes incluyen: la preocupación por el desempeño, el miedo al rechazo femenino, la anticipación de la impotencia por algún episodio de dificultad sucedido en el pasado, la angustia excesiva por satisfacer a la mujer y la culpa acerca del goce sexual.

nivel

hormonal,

la

sana

anatomía

del

pene,

Estas preocupaciones, así como otros temores más profundos, pueden asediar al hombre antes o durante la intimidad e interferir en su abandono a la experiencia sexual y su disfrute. La relajación y la confianza son necesarias para el funcionamiento correcto de los reflejos eréctiles y para mantenerse

libre de obstáculos por parte de la ansiedad o de las mismas defensas contra ella.

Los trastornos de la potencia que surgen de estas causas son en gran medida curados por la medicina o la terapia sexual, que permanentemente trata de desmitificar y disminuir la ansiedad que contamina la relación íntima en la pareja; de esta manera el abandono sexual se torna posible y se restaura la erección.

ESTRATEGIA DEL TRATAMIENTO.

La

secuencia

básica

que

se

emplea

en

el

tratamiento activo

de

la

disfunción eréctil es

la

siguiente:

1. Placer erótico sin erección y erección sin orgasmo.

2. Orgasmo extra vaginal.

3. Introducción sin orgasmo.

4. Coito.

La situación de cada hombre aquejado de disfunción eréctil debe ser evaluada individualmente para determinar cuál es la causa del problema. En el

caso

de

Sensibilización, pues estos ayudan a suprimir gran parte de las ansiedades que operan en promedio.

Normalmente el hombre tiene erecciones espontáneas durante la Exploración Sensorial que quizá desaparezcan y retornen. La experiencia muestra lo siguiente:

algunos

terapeutas

de

hallar

razones

con

psicológicas

los

comienzan

Ejercicios

En condiciones de relajación se producen erecciones: esto significa que el aparato sexual se encuentra en buen estado de funcionamiento.

Si la erección desaparece, no por ello se ha perdido para siempre. Volverá en respuesta a un

DISFUNCIONES SEXUALES MASCULINAS

VI. Disfunción eréctil.

VII. Eyaculación retardada y exceso de control eyaculatorio.

VIII. incompleta

Eyaculación

o

parcialmente

retardada.

IX. Eyaculación precoz.

X. Satiriasis.

I. Disfunción eréctil.

La erección es un reflejo que depende del correcto nivel hormonal, la sana anatomía del pene, su adecuada vaso congestión, un sistema nervioso en buen estado y un nivel óptimo de excitación psicológica, así como que el hombre se encuentre relajado y libre de ansiedad. Un problema en cualquiera de estos aspectos puede provocar trastornos en la función eréctil. Sin embargo, aproximadamente el 85 por ciento de los casos de impotencia pueden ser estrictamente psicogénicos. Esto no es extraño, porque a pesar de la integridad física del aparato genital, los reflejos autónomos vasculares que gobiernan la ere cción son delicados y pueden ser influidos por los conflictos inconscientes o por la ansiedad y el temor, presentando el deterioro de los reflejos eréctiles. Estos causantes incluyen: la preocupación por el desempeño, el miedo al rechazo femenino, la antic ipación de la impotencia por algún episodio de dificultad sucedido en el pasado, la angustia excesiva por satisfacer a la mujer y la culpa acerca del goce sexual.

Estas preocupaciones, así como otros temores más profundos, pueden asediar al hombre antes o durante la intimidad e interferir en su abandono a la experiencia sexual y su disfrute. La relajación y la confianza son necesarias para el funcionamiento

correcto de los reflejos eréctiles y para mantenerse libre de obstáculos por parte de la a nsiedad o de las mismas defensas contra ella.

Los trastornos de la potencia que surgen de estas causas son en gran medida curados por la medicina o la terapia sexual, que permanentemente trata de desmitificar y disminuir la ansiedad que contamin a la relación íntima en la pareja; de esta manera el abandono sexual se torna posible y se restaura la erección.

ESTRATEGIA DEL TRATAMIENTO.

La

secuencia

básica

que

se

emplea

en

el

tratamiento activo siguiente:

de

la

disfunción eréctil es

la

5. Placer erótico sin erección y erección sin orgasmo.

6. Orgasmo extra vaginal.

7. Introducción sin orgasmo.

8. Coito.

La situación de cada hombre aquejado de disfunción eréctil debe ser evaluada individualmente para determinar cuál es la causa del problema. En el caso de hallar razones psicológicas algunos terapeutas comienzan con los Ejercicios de Sensibilización, pues estos ayudan a suprimir gran parte de las ansiedades que operan en promedio.

Normalmente el hombre tiene erecciones espontáneas durante la Exploración Sensorial que quizá desaparezcan y retornen. La experiencia muestra lo siguiente:

En condiciones de relajación se producen erecciones: esto significa que el aparato sexual se encuentra en buen estado de funcionamiento.

Si la erección desaparece, no por ello se ha perdido para siempre. Volverá en respuesta a un estímulo suave. Además, es normal que cuando se tienen relaciones sexuales de manera prolongada la erección aparezca y desaparezca; excepto en la juventud, cuando esta puede persistir por largos períodos de tiempo.

Técnica del apretón.

mostrar

experimentalmente a un hombre ansioso que puede recuperar una erección perdida, se utiliza la técnica del apretón creada por Masters y Johnson. Cuando el hombre alcanza la erección, la mujer aprieta firmemente la base del pene. Esto no produce dolor y la erección se reduce a un tercio o a la mitad tras un par de minutos, a causa de un reflejo. Una erección perdida de este modo regresa rápidamente en respuesta a cualquier estímulo suave.

Varias repeticiones de esta maniobra son generalmente suficientes para que un hombre pierda el temor a que desaparezca la erección. 1. Placer erótico sin erección y erección sin orgasmo.

Para comenzar la terapia, generalmente se procede con los Ejercicios de Sensibilización. Se

utiliza el manejo de varias situaciones cuando un

ha

juego

demostrado su buena condición física. Ha quedado probado, por ejemplo, que algunos hombres afectados por la impotencia lograron erecciones completas durante el juego erótico con su pareja mientras se han encontrado totalmente vestidos. En casos como este se inicia el tratamiento mediante el juego erótico con ropas. No se le permite al hombre una relación completa, pero la mujer puede estimular el pene a través de los pantalones. En una etapa

En

ocasiones,

con

el

fin

de

previo

inhibe

al

hombre

y

este

ya

posterior ella puede abrir la cremallera y acariciar el miembro, pero también permaneciendo el hombre con todas sus prendas.

II.

Eyaculación

retardada.

Exceso

de

control

eyaculatorio.

 

La

eyaculación

retardada

es

una

inhibición

involuntaria del reflejo orgásmico del hombre y es análogo a la disfunción orgásmica femenina. El hombre puede sentir excitación sexual y tener erecciones normales, pero aunque reciba un estímulo que debería ser suficiente, experimenta dificultades para eyacular. Es raro un exceso de control severo -el caso de un hombre que no haya eyaculado nunca, ni siquiera mediante la autoestimulación. En formas más leves, la eyaculación retardada es relativamente común y los resultados de la terapia sexual son excelentes. En casos moderadamente graves, el

hombre sólo puede eyacular cuando se estimula a solas. Los hombres que sufren de la forma leve pueden alcanzar el orgasmo en presencia de su compañera, pero sólo en respuesta al estímulo oral o manual y no en la cópula vaginal. Otras formas más

leves son situacionales

necesitan para eyacular un coito excesivamente largo y vigoroso.

y algunos afectados sólo

Las causas pueden deberse a estados de baja

el

dominio de un conflicto psicológico, surgiendo una reacción defensiva involuntaria la cual inhibe los reflejos que rigen la eyaculación y el orgasmo. Esta reacción defensiva implica un exceso de control, es decir, la incapacidad de liberar el reflejo para que este se provoque.

excitación

emocional

o

al

encontrarse

bajo

La fuente del conflicto no es específica y puede deberse a múltiples factores, incluyendo además de los mencionados anteriormente la fijación o

dependencia por un tipo muy específico de estimulación, la falta de atracción física o emocional hacia la pareja, el abuso del alcohol, drogas e, incluso, el uso desmedido de la pornografía como método de estimulación. Por otro lado, una misma especie de temores inconscientes, de ansiedades por

el buen desempeño o de miedos al compromiso con la pareja, puede p roducir dificultades en la erección de un hombre y exceso de control eyaculatorio en otro. Los conflictos parecen idénticos pero las defensas son diferentes. El individuo que padece de

eyaculación retardada

contendrá

inconscientemente y ejercitará el co ntrol para evitar la ansiedad, en tanto que el hombre con disfunción eréctil permitirá que la ansiedad lo invada y afecte su erección.

se

CONCLUSIÓN.