Sei sulla pagina 1di 5

Reporte Especial:

Como Conseguir que Tu Cachorro Deje de Causar Heridas y Mordeduras.

Que Hacer para Detener el Mordisqueo de tu Mascota

Por Marcos Mendoza

Debes Detener el Mordisqueo lo Antes Posible

Una cosa con la cual tú puedes contar cuando traes a casa a un nuevo cachorro es el hecho de que el mordisqueara y morderá tus dedos durante los primeros pocos días o semanas.

Esto es perfectamente normal y no hay razón para alarmarse de que has comprado un perro agresivo. Sin embargo, como cualquier comportamiento que tú deseas cambiar acerca de tu perro, necesitas seguir unos cuantos pasos de manera que él se dé cuenta que él mordisqueo no es algo que tú como el " líder del grupo " quiere que él continúe haciendo.

Todos los cachorros comienzan haciendo cada cosa posible para aparentemente querer molestarte, ponerte en problemas, o peor, herirse a sí mismos. Pero al mismo tiempo ellos son increíblemente dulces, y tú aún los quieres incluso cuando se portan realmente mal, lo cual pasa con frecuencia cuando ellos están aprendiendo a comportarse en un mundo de humanos.

Es natural para un cachorro mordisquear mientras está jugando, y tú cachorro seguramente lo hará contigo, especialmente cuando está excitado. Pero no importa cuan adorable es este o cuan inofensivo parece ser, tú debes parar el mordisqueo en el momento en que comienza.

Los cachorros necesitan aprender que sus dientes nunca deben tocar la carne humana, aún si están jugando. Todo esto valdrá la pena cuando tu perro crezca - habrá menos probabilidades de que muerda a alguien, especialmente si tienes un perro grande. Y aún las razas pequeñas pueden dar sus buenos mordidas si el comportamiento del mordisquear no se le presta atención.

¿Cómo cambias este comportamiento natural del mordisquear que un pequeño cachorro tiene?

Bien la primera cosa que hacer es determinar su edad. Esto es importante ya que cachorros debajo de la edad de cerca de 15 semanas necesitan ser manejados un poquito diferente cuando llegamos al problema de la boca de tu mascota y de su hábito de mordisquear que cachorros que están sobre la edad de 15 semanas.

Si tú cachorro es completamente nuevo y más joven que el período de 15 semanas, los siguientes concejos pueden ayudarte a controlar su comportamiento del mordisquear:

1. Comienza mostrándole a tú cachorro que tú aprecias él lengüeteo en ves de

él mordisqueo. Cuando el cambia su comportamiento y lengüetea tus dedos o manos, Asegúrate de alabarlo muy amorosamente. Tú también puedes motivar a tú cachorro a lengüetear con más frecuencia cubriendo con un poquito de mantequilla o aceite de Coco tus dedos. Déjale saber con suaves caricias que lo que él está haciendo es una buena cosa con cada lengüetazo.

2. Si tú cachorro está aún mordiendo o mordisqueando tus dedos y el has sido

alimentado hace poco y realmente no necesita de nada en su boca, colócalo aparte con un agradable hueso por un momento. Aquí es donde una jaula se viene bien. Coloca al perro en la jaula por un corto período de tiempo de manera que él pueda distraer la atención de su boca a su hueso favorito. Y es muy importante no gritarle o regañar a tú cachorro en el camino. Debes crear un ambiente de aprendizaje positivo.

3. Cada vez que el cachorro muerda fuerte en tus dedos o mano, usa un tono disciplinario de voz y da un comando tal como " No No " mientras lo ves de una forma aguda a sus ojos. Mantén está firme conducta por unos cuantos momentos y entonces inmediatamente cambia tu lenguaje corporal y regresa a lo que tú estabas haciendo antes, y con un acercamiento tranquilizante. Realizar este procedimiento unas cuantas veces es suficiente para que tú cachorro aprenda el comando y para detenerlo de morder fuerte cuando él escuche el comando.

Todas las posibilidades de que él pueda causar heridas deben ser erradicadas antes de las 15 semanas

Tu cachorro no debe mostrar un problema de mordiscos o ser hacedor de heridas una vez que él alcanza la edad de 15 semanas o más. Para esa fecha tú ya debes haberle administrado técnicas de un entrenamiento apropiado y comandos específicos para lograr que tu cachorro pare el comportamiento con su boca.

Sin embargo, si éste es aún un problema o si has adoptado a un cachorro que es un poquito más viejo que 15 semanas y es nuevo en la casa, entonces los siguientes consejos te van a ayudar a que tu cachorro pare de morder tus manos y mordisquear tus dedos:

1. El primer problema en tu lista debe ser inmediatamente dejar de jugar a todos los juegos con tu cachorro que incluyan jugar a lo bruto. Me doy cuenta de que parte de la diversión de tener un nuevo cachorro es jugar juegos como guerra de tirones y lucha, pero desafortunadamente, si estás con un animal que aun no sobrepasa su período de usar su boca, debes sacrificar estos tipos de

actividades. Jugando estos juegos, le estás dando a él la noción de que se le es permitido jugar a lo bruto contigo a cualquier hora que él quiera. Y los perros hacen esto en su mayoría a través de heridas y mordeduras.

2. Mientras que está bien permitir algunas heridas de tus muy jóvenes cachorros, cuando tu perro sea más viejo que 15 semanas todas las formas de herir deben ser totalmente repelidas. No importa si sólo es una pequeña herida en tu mano que parece ser inofensiva, dale a tu perro un comando directo para qué pare de hacer eso y retira tu brazo rápidamente.

3. Si se necesita, aplica un tipo de " método de shock " para hacer qué pare de

morder. Mantén en mente que no me estoy refiriendo a cualquier cosa que sea dañina para tu perro. Una botella rociadora Con agua es perfecta para esto. Cualquier cosa que tú puedas rápidamente rociar a su cuerpo o cabeza cuando el mordisquea, es suficiente para frenarlo de querer morder otra vez. La mayor parte del tiempo, esta técnica es todo lo que un dueño de mascotas necesitara para erradicar el problema con la boca de su perro.

4. Por último pero no menos importante, usa comandos firmes y disciplinarios

cuando sea necesario. Esto se aplica a cachorros de todas las edades. No hay nada malo en decir inmediatamente un alto y firme comando “No Muerdas!” Si tú sientes un repentino mordisquear en tu mano. Sin embargo, hay dos cosas que debes mantener en mente aquí: no grites tan fuerte que asuste a tu cachorro, y segundo, evita mirar a los ojos de tu cachorro por un largo período

de tiempo ya que esto él lo interpretaría como una confrontación.