Sei sulla pagina 1di 1

¡MI COCODRILO BAJO LA CAMA ES UNA ARAÑA FEA, PELUDA Y LO PEOR DE

TODO DIENTONA!

Escrito por: Miguel Salveño Pérez Castillo

Cada persona tiene un “cocodrilo” no solo bajo la cama, más bien en todo lugar que pizamos,
lo cual viene a representar la soledad, angustia, enojo y frustración interna de cada uno de nosotros,
en cada actividad que llevamos a cabo.

El libro Un Cocodrilo Bajo La Cama es una novela muy interesante, más que un cuento infantil o
juvenil como está catalogado, es realmente una lectura adulta que requiere de mucha interpretación
para comprender realmente su mensaje. J. J un oficinista protagonista de esta historia, junto a Elena,
Ceferino el carnicero, el Dr. Deprisa, el farmacéutico entre
otros, vivirán una experiencia casi irreal, un cocodrilo que se
alimenta de zapatos y relojes de pulsera, en la vida salvaje es
realmente ilógico que un cocodrilo coma y viva únicamente de
este tipo de alimentos. Al final de la historia cada uno
contribuye con J.J, a terminar con la agonía de vivir con un
cocodrilo bajo la cama y la principal contribuyente es Elena con
sus ojos avellanados y rubia melena que sufre el mismo mal
que J.J, lo ayuda a comprender y sobrellevar dicho mal. Lo único
malo del final de esta historia seria para los románticos, el
hecho de no saber que pasara con la relación sentimental entre
J.J y Elena o si esta si se llevara a cabo, ya que aparentemente
por padecer el mismo mal llamado “cocodrilitis”, se quedaran
juntos y harán desaparecer dicho mal y no especifica más. La
autora de esta novela es Mariasun Landa de nacimiento
española, que con lenguaje sencillo a mi parecer deja buen
mensaje al desarrollar esta magnífica novela.

Me identifico con J.J desde el principio de la novela, he sentido el sentimiento de no saber qué
hacer en momentos difíciles, y lo peor contárselo a alguien que te entienda y te ayude a resolver por lo
que se está pasando, ¿cómo decirle a tus papás que vas a ser papá o mamá prematuramente?, seria
la misma sensación de J.J al tratar de explicar que bajo su cama vive un cocodrilo algo aun más insólito,
como decirlo, como explicar lo que está pasando y lo que vas hacer para resolver el agravante. Ante
tales situaciones la soledad y la angustia serán las únicas acompañantes, los nervios, las ideas
absurdas pasan por mi mente, así es cuando me siento
solo, como se sintió J.J, en mi caso asimilaría mi temor de
estar solo no con un cocodrilo si no con una araña, ya
que me dan un pánico como un aracnofóbico que soy, mi
enfermedad seria Ermitofobia: miedo a estar solo.
Para ejemplo un botón: Me sucedió un domingo 26 de
Noviembre del 2006 mi esposa embaraza de 9 meses,
rompe fuente, vamos al hospital la dejo allí ya que no me
permiten quedarme, regreso a casa solo y de pronto aparecen
todos esos temores (arañas) horribles al no saber con
certidumbre si la volverá a ver o a estar con ella, y que le
digo a su abuelita Q.E.P.D a la que le jure cuidarla para toda mi vida. Ese sentimiento de confusión me
embarga y solo quiero cerrar los ojos y verla a mi lado, Afortunadamente todo salió bien, mi nena tiene
3 años ahora.

El mensaje que nos deja esta novela es que no conviene estar solo, todos nuestros temores,
nuestras curiosidades, angustias y frustraciones, nos atacaran en algún momento al mismo tiempo y
que mejor que tener a alguien con quien compartir, pedirle ayuda y te ayude a sobresalir de lo que
sea. Recomiendo esta novela a cualquiera que se sienta solo, se crea un antisocial y que es mejor estar
así, para que no le pase lo que le paso a J.J.