Sei sulla pagina 1di 36
CUES | LIB A Ati Zo2, LPS OCG A os UA ISS ay y Wy Coordinador : Femando Mangas Nieto. Colaboradores : Marimar Moro Garcia. Edmunda Rodriguez Garcia, Azucena Lépez de las Heras. Belén delas Heras Lépez. Gabriela Gonzalez Hernandez. José Maria Jiménez. Porque donde unas cuencas vacias amanezcan, ella pondra dos piedras de futura mirada, y har que nuevos brazos y nuevas piernas crezean en la carne talada. Retofiaran aladas de savia sin otoiio reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida. Porque soy como el arbol talado, que retofio: Porque aiin tengo la vida. (...) Para la libertad (...) (Fragmento del poema “El Herido” de Miguel Hernandez) Presos republicanos en el patio de la cércel. Tras el levantamiento militar fascista del 18 de Julio de 1936, Alaejos fue uno de los pueblos de Valladolid mas represaliados desde el primer dia por todos aquellos que apoyaron el golpe militar de Franco. Alrededor de 40 personas de Alaejos 0 vecinos de aqui en esos dias fueron asesinadas: unos fusilados en Valladolid después de lo que Iamaban consejo de guerra, que no era otra cosa que un juicio sumarisimo sin ninguna garantia y la mayoria restante sacados de sus casas por civiles generalmente pertenecientes a la falange que tras permanecer arrestados durante cortos periodos de tiempo 0. directamente fueron asesinados en pinares, caminos, tierras etc. y alli abandonados sus cuerpos mal enterrados y sin ninguna identificacién. Aparte de los que perdieron su vida hubo otros que fueron privados de libertad en distintas cArceles, los. que en contra de su yoluntad se les Ievé al tercio donde Ia vida pendia de un hilo, los que se les torturo dindoles tremendas palizas, y —_ los desterrados de Alaejos Con el transcurso del tiempo, y después de haber vivido una dictadura de casi 40 afios, los asesinados y desaparecidos han permanecido oficial e interesadamente olvidados__y dispersos en fosas comunes, siendo sus familiares privados del derecho a recuperar sus cuerpos. La Hegada de la Democracia ha intentado cicatrizar las heridas entre vencedores_y vencidos. No obstante, la amnesia continua viva y la sociedad adn no ha recuperado 1a memoria hist6rica localizando e identificando los cadaveresy nombres de las —_victimas, impidiendo a éstas tener un reconocimiento histérico y social como consecuencia de haber sido asesinados impunemente por el ‘nico motivo de su lealtad al Gobierno de la Republica Espafiola legitimado por el pueblo. Ahora la Asociacién para la recuperacién de la memoria Historica, esta haciendo una labor emocionante y cargada de Justicia. Solamente nos queda el lamento de que no halla surgido mucho antes esta inquietud por recuperar y homenajear a tantas personas —asesinadas a sangre fria, pues la recuperacién tanto de nombres como de cadaveres hubiese dado muchos més frutos. Han pasado mis de 66 afios y desgraciadamente muchos de los testigos que presenciaron esos hechos tan lamentables ya han fallecido no obstante aun quedan personas vivas que mantienen su recuerdo, pues situaciones tan trdgicas dificilmente se olvidan. En Noviembre del _aiio 2002 el. Congreso de los 2