Sei sulla pagina 1di 12

Daniel Medvedov

Daniel Medvedov KAIROS El enigmático encuentro entre el Maestro y el Buscador ♥ Madrid\ 2013

KAIROS

El enigmático encuentro entre el Maestro y el Buscador

Madrid\

2013

El encuentro es una sincronía y una sintopía: se funden en el crisol de circunstancia - tiempo y lugar, instante y espléndida función. Debe ser funcional un encuentro para que los que se encuentran puedan reconocerse uno al otro. Y es precisamente la “función” lo que define un encuentro, el uso y la utilidad de una sizigia se decribe en el idioma geiego con la palabra “energeia” que ha perdurado hasta hoy en la lengua de cada día.

Vine a Atenas y ninguno me ha reconocido

Estas misteriosas palabras las dejó como legado, uno de los más bellos -

En el Sofista 216 c – diálogo platónico, Sócrates decía de los folósofos que no son ciertamente unos dioses, pero son divinos.

En el Sofista 216 c – diálogo platónico

Yo digo de los maestros, que todo maestro, no es, ciertamente, un dios, mas es divino”

La imagen más reveladora del encuentro propicio es el arco-iris: allí se congregan una gran cantidad e factores: ángulo de percepción, instante en el día, o en la noche, pues hay arco-iris nocturnos:

son grises, con múltiples matices de gris en noches de luna llena.

día, o en la noche, pues hay arco- iris nocturnos: son grises, con múltiples matices de

La luz –cenicienta, SHIBUMI, también es un Kairós:

La luz –cenicienta, SHIBUMI, también es un Kairós: I see the crystal raindrops fall and the

I see the crystal raindrops fall and the beauty of it all Is when the sun comes shining through To make those rainbows in my mind When I think of you some time and I want to spend some time with you

http://www.youtube.com/watch?v=Njwasr1OOuc

Just the two of us, we can make it if we try Just the two of us

(Just the two of us) Just the two of us building castles in the sky Just the two of us, you and I

We look for love, no time for tears Wasted water's all that is and it don't make no flowers grow Good things might come to those who wait Not to those who wait too late, we got to go for all we know

Just the two of us, we can make it if we try Just the two of us (Just the two of us) Just the two of us building them castles in the sky Just the two of us, you and I

Just the two of us, we can make it, just the two of us Just the two of us, we can make it, just the two of us Just the two of us, we can make it, just the two of us Just the two of us, we can make it, just the two of us

Just the two of us, we can make it, just the two of us Just the two of us, we can make it, just the two of us Just the two of us, we can make it, just the two of us Just the two of us, we can make it, just the two of us

I hear the crystal raindrops fall on the window down the hall And it becomes the morning dew And darling, when the morning comes And I see the morning sun I want to be the one with you

Just the two of us, we can make it if we try Just the two of us (Just the two of us) Just the two of us building big castles way on high Just the two of us, you and I

Just the two of us, we can make it, just the two of us (Yeah, just the two of us, let's get together, baby) Just the two of us, we can make it, just the two of us (Just the two of us) Just the two of us, we can make it, just the two of us Just the two of us, we can make it, just the two of us

Just the two of us, we can make it, just the two of us Just the two of us, we can make it, just the two of us Just the two of us, we can make it, just the two of us Just the two of us, we can make it, just the two of us Just the two of us, we can make it, just the two of us

Pareciera que este poema de amor ocurre entre un hombre y una mujer pero lo cierto es que se refiere al encuentro enigmático entre un maestro y un buscador. Rumi hablaba así de su querido maestro Shams Il Tabriz:

RUMI

Ocho siglos han pasado como un parpadeo

¿Quién es Rumi?

Djalal ad-Din nace en Balk, en la provincia de

en 1207. No tiene gran importancia para

nosotros la ilustre, su familia. Hubiera podido nacer en cualquier parte del mundo.

Korasán,

Vive en Konia y lo llaman Mawlana, palabra

cuyo sentido es

recuerdo yo a mi maestro Leopoldo Luks, con ternura y cariño, en Caracas.

“nuestro maestro”, tal como

Rumi conoce, un día, a Shams de Tabriz. A los 21 años se casó, como yo, y luego volvió a casarse, como yo, también.

Se encontró en un kairós con Sham’s ad-Din de

Tabríz, un 29 de Noviembre de 1.244, día de San Andrés en el calendario cristiano griego ortodoxo. Shams ad-Din, de Tabríz, tenía 22 años más que

Rumi y su maestro era

era hacedor de canastos – se ganaba el sustento con la

manufactura de objetos del diario convivir. El encuentro de Shams y Rumi es célebre: Rumi tomó al derviche de la mano, entró con él al colegio donde Shams enseñaba y durante cuarenta días permanecieron en retiro, sin permitirsele el acceso a nadie¿De qué hablaron? Puede que estuvieran en silencio, en la bella contemplación.

Abu Baker Zandil Baf. Este

Desde entonces, la personalidad de Shams se erigió para Rumi en el centro de su existencia. A

través de Shams emergía una espléndida luz en sus

adentros:

quemado”.

“estaba crudo, fui cocido, y ahora estoy

¿Cómo era, acaso, tal Shams de Tabríz? Era un maestro iluminado. Había entendido que su cuerpo estaba “en” él, era un “hombre universal”.

Rumi describe ese estado de perfección como “la individualidad en la no-individualidad”.

Nada lo afecta, nada le mueve ni remuevenada lo perturba, nada lo sujeta ni ata, ni las leyes, ni las normas, ni las reglas, ni las religiones. Aún en la existencia, no se instala en ella. Shams era un espectáculo de la humanidad que rememora la perfección del universo en expansión.

Shams es para Rumi el que le ha “dado la vida” - imagen de la manifestación de Dios, Dios mismo, aquél ante quien Heráclito llega a decir que quiere y no quiere ser llamado Dios.

De un sujeto de tal naturaleza individuo así, mana un manantial de amor.

Y Rumi declara que era esto lo que ocurría con Shams: un imán poderoso que atraía a las partículas espirituales perdidas entre conflictos miles. El maestro es la “Luz de la Iluminación”.

Alrededor del de Shams – el nombre significa “Sol” - Rumi descubre su propia órbita: ya no es un “planeta” o sea un “perdido en el camino”, un “viajero”, es un Sol.

La clave del acercamiento entre Rumi y Shams

es el amor.

profundamente a Rumi. Dios consiente algunas veces que los maestros se manifiesten particularmente a un buscador en el camino y, a ratos, sólo uno y ningún

otro es digno de tal visión. Después de una larga espera, Mawlana Rumi ve el rostro de su maestro

A través del amor Shams conmueve

Shams: desde ese momento

los secretos están

revelados: puede ver lo que no se puede ver, puede escuchar lo que pocos escuchan: el Shabda, el sonido, lo que los sufi llaman “kalma”. Rumi crea una danza sagrada llamada “el sam´a - giros de la danza sagrada

- como vehículo expresivo de la unidad del Ser en la vorágine de los eventos. Las emociones y los sentimientos se esfuman en las revoluciones del cuerpo físico en la danza de Rumi .

El sam`a – PA KUA para los chinos, la energía del giro. La idea es girar, girar, dar mil vueltas como un trompo, pero nunca quedar mareado.

La aparente entrega al torbellino de la danza en círculos es sólo una ilusión: el que gira está “aquí”, no se deja llevar por el embeleso del torbellino.

En Konia, Rumi se va al mundo visinvisible en el año 1273.

El sam’a - la danza sagrada de los giros – es una práctica de contemplación para su cofradía, la Orden de los Mawlavi, fundada por Rumi.

Ven, ven, quien quiera que seas:

Trotamundos (en griego “planetes”), tu que vives en el desamor, o amante del amor, ven

¿Qué importa?

Ven, aun si has roto tus promesas cientos de veces

Vuelve, ven de nuevo, ven

RUMI

Para Rumi, Shams – i - Tabríz es el Bienamado, el ser único – POIMANDRES - en el que todos los nombres individuales se funden.

En su obra, el Mathnavi, Rumi sugiere que tu eres un ser pleno y puro, un ser cósmico. Con tres obras - el Diwan, el Mathnavi y Fihi-ma-fihi - Rumi amplia el horizonte humano de la existencia.

Guarda silencio y libérate de la palabra:

despierta.