Sei sulla pagina 1di 84

1

“DESPIERTA, PUEBLO MÍO”

DOCE TEMAS DE REAVIVAMIENTO

BASADOS EN

COMPILACIONES DE CITAS

DE LA BIBLIA Y EL

ESPIRITU DE PROFECÍA.

Temas compilados durante el año 2002

2

ÍNDICE

(Con marcador digital)

Página

EL LLAMADO AL REAVIVAMIENTO DE JESÚS EN MATEO 24: 15 Y

5

LOS ESTANDARTES VISIBLES DE ROMA EN NUESTRA

 

11

EL SELLAMIENTO DEL PUEBLO DE

21

EL MENSAJE A LAODICEA

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

31

LA APOSTASÍA OMEGA EN EL PROFESO PUEBLO DE DIOS

 

41

EL MENSAJE DE LOS TRES ÁNGELES

 

49

LA VERDAD Y LA MISIÓN SON MÁS IMPORTANTES QUE LA UNIDAD

55

LOS INSTRUMENTOS DE DIOS EN LA OBRA

 

61

UN INTENTO DE ACALLAR EL ÚLTIMO MENSAJE DE

 

67

PRESENTE EL MENSAJE PURO Y

 

.73

LA PRECIOSA LIBERTAD EN

76

DIOS CONTINÚA

83

3

ABREVIATURAS DE LOS LIBROS

DEL ESPÍRITU DE PROFECÍA.

CS

El Conflicto de los Siglos, El Gran Conflicto, La Gran Controversia.

CSRA

Consejos sobre el régimen alimenticio.

DMJ

El Discurso Maestro de Jesucristo.

DTG

El Deseado de todas las gentes.

EUD

Eventos de los últimos días.

Ev

El Evangelismo.

HH

Hijos e hijas de Dios.

1JT, 2JT, 3JT

Joyas de los testimonios, tomos 1, 2, 3.

MR

Manuscripts Releases.

1MS, 2MS, 3MS

Mensajes Selectos, tomos 1, 2, 3.

NL

Notebook Leaflets.

PE

Primeros Escritos.

OE

Obreros Evangélicos.

R. H.

Review and Herald (artículos de E. de White en las revistas citadas)

SpM

Spalding Magan.

TM

Testimonios para los ministros.

1CBA, 2CBA, etc.: Tomos del Comentario Bíblico Adventista.

V0LVER AL ÍNDICE

4

5

EL LLAMADO AL REAVIVAMIENTO DE JESÚS EN MATEO 24: 15 Y 16

Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. Mt 24: 15 y 16. ¿qué quiso decirnos Jesús en estos versículos a los que vivimos en estos días finales previos a su venida? Nos asombraremos al encontrar aquí un mensaje de importancia crucial para el pueblo de Dios que espera el segundo advenimiento del Señor. Analicemos su significado, y el llamado que Jesús nos hace allí.

I – San Mateo 24: Señales mezcladas. DTG, 581 – 582: “Jesús no consideró por separado la destrucción de Jerusalén y el gran día de su venida. Mezcló la descripción de estos dos acontecimientos.” CS p. 50: “La profecía del Salvador referente al juicio que iba a caer sobre Jerusalén va a tener otro cumplimiento, y la terrible desolación del primero no fue más que un pálido reflejo de lo que será el segundo.”

II – S. Mateo 24: 15, 16: La señal para la huida de Jerusalén. Ver también Lucas 21: 20 y 21

1.

DTG p. 588: “

los

discípulos de Cristo fueron advertidos acerca de la destrucción de

Jerusalén. Los que se fijaron en la señal de la ruina inminente y huyeron de la ciudad

escaparon a la destrucción. Así también ahora hemos sido advertidos acerca de la segunda venida de Cristo y de la destrucción que ha de sobrecoger al mundo. Los que presten atención a la advertencia se salvarán.”

2. ¿En qué consistía esa señal para ellos?

CS p. 29: “Tan pronto como los estandartes del ejército romano idólatra fuesen clavados en el suelo sagrado, que se extendía varios estadios más allá de los muros, los creyentes en Cristo debían huir a un lugar seguro. Al ver la señal preventiva, todos los que quisieran escapar debían hacerlo sin tardar. Tanto en tierra de Judea como en la propia ciudad de Jerusalén el aviso de la fuga debía ser aprovechado en el acto.”

II - ¿Qué significa esa señal para nosotros hoy?

1. En última instancia, será la ley dominical en los Estados Unidos:

La señal para huir de las ciudades (EUD 124):

“No está lejano el tiempo en que, como los primeros discípulos, seremos obligados a buscar refugio en lugares desolados y solitarios. Así como el sitio de Jerusalén por los ejércitos romanos fue la señal para que huyesen los cristianos de Judea, así la asunción de poder por parte de nuestra nación [los Estados Unidos], con el decreto que imponga el día de descanso papal, será para nosotros una amonestación. Entonces será tiempo de abandonar las grandes ciudades, y prepararnos para abandonar las menores en busca de hogares retraídos en lugares apartados entre las montañas”.-2JT 165-166 (1885).

6

Antes de que se imponga el decreto dominical y tengamos que huir de las ciudades

(para los que aún vivan en ellas, lamentablemente

el pueblo de Dios en este mismo momento? Analicemos el simbolismo:

),

¿no tendrá un significado para

3.

“El lugar santo”: Los discípulos entendieron que se trataba de la ciudad de Jerusalén

y

sus alrededores, el centro del antiguo Israel, “el suelo sagrado, que se extendía

varios estadios más allá de los muros” (CS, 29). ¿Cuál es el suelo sagrado hoy en día? Sin duda, el centro del moderno Israel, el corazón de la iglesia de Dios, de la depositaria de las verdades sagradas confiadas al pueblo de Dios, el centro de la obra.

4.

“La abominación desoladora de que habló el profeta Daniel” Llama la atención que Jesús añadió aquí las palabras “el que lee, entienda”, recalcando la necesidad de entender bien estos versículos. Sabemos que Daniel habló en el capítulo 8 de su libro de la abominación desoladora refiriéndose a la obra del cuerno pequeño, a la obra de Roma, con todas sus artes de engaño y perdición. Daniel 8: 9 – 13.

5.

Siguiendo con la equivalencia de la destrucción de Jerusalén, la abominación desoladora son los estandartes de Roma, que serían clavados en el suelo sagrado, es decir, en el centro de la iglesia de Dios, en el corazón de la obra.

6.

¿Hay alguna indicación en el Espíritu de Profecía de que algún día ocurriría esta verdadera calamidad en el pueblo de Dios? La respuesta es SÍ:

7.

En el libro de Donald Mansell, “El perfil de la crisis venidera”, en el capítulo titulado “El zarandeo y la omega de la gran apostasía” (Pacific Press, 1999) en la página 138, encontramos la siguiente declaración inspirada:

“En el gran corazón de la obra, Satanás empleará sus artes infernales en grado máximo. Buscará toda forma posible para interponerse él mismo entre el pueblo y Dios, e interrumpir la luz que debiera haber iluminado a sus hijos. Es su propósito mantenerlos en la ignorancia de lo que vendrá sobre la tierra.” - R. H., Diciembre 24, 1889.

8.

Veamos también esta asombrosa cita que describe uno de lo sueños más impresionantes de EGW:

noche soñé que yo estaba en Battle Creek mirando hacia el lado de afuera

de la ventana de la puerta y vi una compañía marchando hacia la casa, de dos en dos. Parecían severos y decididos. Yo los conocí bien y me volví a abrir la puerta del salón para recibirlos, pero pensé que debería mirar nuevamente. La escena había cambiado. La compañía ahora presentaba la apariencia de una procesión católica. Uno sostenía en su mano una cruz, otro una caña. Y cuando se acercaron, el que estaba cargando la caña hizo un círculo alrededor de la casa, diciendo tres veces:

"Esta casa está proscripta. Los bienes deben confiscarse. Ellos han hablado contra nuestra santa orden". El terror se apoderó de mí, y corrí atravesando la casa

Esa “

7

saliendo por la puerta norte, y me encontré en medio de una compañía, algunos de los cuales yo conocía, pero no me atreví a hablarles una palabra a ellos por temor a ser traicionada. Yo intenté buscar un lugar retirado donde pudiese llorar y orar sin encontrar ojos ávidos e inquisitivos dondequiera me volviese. Frecuentemente repetía: "¡Si tan sólo pudiera entender esto! ¡Si ellos me dijesen lo que he dicho o lo que he hecho! " “Yo lloré y oré mucho cuando vi nuestros bienes confiscados. Traté de leer simpatía o piedad hacia mí en las miradas de los que estaban a mi alrededor, y me fijé en los semblantes de varios de quienes yo pensaba que me hablarían y me confortarían si no temiesen ser observados por otros. Hice un intento de escapar de la multitud, pero al notar que me estaban vigilando, oculté mis intenciones. Comencé a llorar en voz alta, diciendo: "¡Si me dijeran tan sólo lo que he hecho o lo que he dicho! " Mi marido que estaba durmiendo en una cama en el mismo cuarto me oyó llorar en voz alta y me despertó. Mi almohada estaba mojada con las lágrimas, y una triste depresión de espíritu estaba sobre mí."(Testimonies for the church, T 1, p. 577 – 578)

9. Esta asombrosa visión deja en claro al menos dos cosas:

a) Se trata de un triste descubrimiento de EGW: que los dirigentes de la Asociación General (Battle Creek en aquella época), a los que conocía bien, resultaron ser, al menos algunos de ellos, pertenecientes a una “santa orden” católica, es decir, que eran infiltrados, falsos adventistas, agentes de Roma que se introdujeron fingidamente en el pueblo de Dios, para hacer una obra de destrucción en la iglesia.

b) Atacarían a los bienes de EGW, es decir, a sus escritos, a toda su preciosa herencia, que ha hecho de la iglesia adventista todo lo bueno que ha dado al mundo.

III. Y, obviamente, lo que afecte al corazón de la obra, afectará a toda la iglesia en todo el mundo, tarde o temprano. Entonces cabe la pregunta ¿Se ven hoy los estandartes de Roma clavados en el terreno santo, en la iglesia de Dios, en todas partes? ¿Se ve la abominación desoladora, la obra nefasta de Roma, afectando a nuestra amada iglesia adventista aquí y en todas partes? ¿No ha dado fruto la tarea de los muchos infiltrados que Roma ha logrado introducir en nuestra iglesia desde ya muchos años? 1) Veamos las conclusiones de una interesante investigación al respecto:

“En 1958 el Papa Juan XXIII empezó su pontificado, en el cual empezó una renovada campaña de infiltración jesuita en las iglesias protestantes. Su primera meta según el testimonio del Dr. Rivera, era alcanzar a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. El mensaje que se debía llevar a las iglesias era de amor y unidad (absorción hacia Roma) y esto se debía llevar a cabo por medio del movimiento carismático En la década de los ‘70 el movimiento carismático hizo un esfuerzo para entrar en nuestras iglesias pero todavía había mucha resistencia. Para el año 1990 y bajo la

8

apariencia de un movimiento de celebración, ha sido aceptado con los brazos abiertos. Junto con la corrupción de la verdad en las doctrinas, vino un diluvio de mundanalidad que llevó a la ignorancia de la verdadera experiencia del evangelio, resultando en una pasividad ciega que preparó el escenario para el desarrollo de un ministerio jerárquico, una maldición dondequiera que se encuentre, que puede controlar fácilmente de arriba hacia abajo. Esto explica la velocidad asombrosa de propagación del movimiento de celebración. “Ignacio (Loyola, fundador de los jesuitas) destinó a su organización a reproducir en su existencia laboral, los principios jerárquicos según el cual ‘el inferior se somete al superior’ y donde todos los elementos se unían en reconocimiento a una autoridad

superior, por lo tanto, estaban listos para obedecer

(Malachi Martín, The Jesuits, p. 189). “Pero entre vosotros, no será así”, dijo Jesús (Mateo 20:26). El uso del movimiento de celebración en la iglesia local como una fuerza política para unir los elementos mundanos y desplazar a los fieles, adventistas históricos; el entrenamiento del liderato en el control de la mente por hipnotismo usando programas Neurolingüísticos para controlar a las congregaciones y a los individuos; la bien coordinada promoción del movimiento de celebración por parte de la estructura; los ataques coordinados de la estructura contra aquellos que se atreven a expresarse libremente en cuanto al movimiento de celebración; la fecha escogida para registrar el nombre de la denominación y para iniciar juicios sobre la marca registrada; el entrenamiento a nuestros ministros en celebración; nuestra participación como miembros de la división nacional del concilio mundial de iglesias a la manera teológica de los jesuitas; adulando o tratando de quedar bien con Roma; todos apuntan a algo más que una mundanalidad fortuita que ha entrado. Estamos frente a una tentativa sistemática, bien organizada para borrar lo que todavía queda del adventismo histórico. Un estudio sobre la historia de Roma revela que ella desearía crear en nuestra iglesia una estructura jerárquica controlada entre bastidores por influencia jesuita, desde la posición más encumbrada, armada con las sanciones de la ley civil, cuyas decisiones mecánicamente lleven a cabo los devotos leales a la estructura, como el medio más eficiente para exterminar la verdad del mensaje del tercer ángel. (Fragmento de ¿Importa la verdad?, de Victorius Living Ministries).

era una autoridad piramidal”

2) Triste es reconocerlo, pero se hace fácilmente observable la obra del poder romano en nuestra amada iglesia. Hay estandartes de Roma plantados en muchas partes, y lamentablemente son cada vez más. Todo esto ha dado lugar al desarrollo de la anunciada “apostasía omega”, ya muy avanzada, lamentablemente, tal como la sierva del Señor lo dejó escrito en los caps. 24 y 25 de “Mensajes Selectos”, tomo 1. En otro estudio analizaremos unas diez áreas de la actividad de la iglesia donde se hacen claramente visibles los estandartes de Roma entre nosotros.

9

3)Entonces, al ver los estandartes de Roma, la obra de la Roma papal, en la iglesia adventista, debemos “huir a los montes”. Pero así como esa huída literal será recién cuando se dicte el decreto dominical, es decir, en el segundo cumplimiento de esta señal en el tiempo del fin, ahora huir a los montes significa una huida espiritual a los montes bíblicos, los que representan las doctrinas fundamentales de la Palabra de Dios. Así como

los discípulos huyeron de Israel, poniéndose fuera de la jurisdicción del Sanedrín, así también hoy debemos salir totalmente de la jurisdicción de la iglesia adventista corporativa, ya que quedarse en ella es estar bajo el mando de Roma, es participar de la apostasía, es impedirse a sí mismo el crecimiento espiritual tan necesario como preparación para recibir la lluvia tardía y enfrentar los terribles eventos finales. Pero ¡cuidado! Algunos entienden que este llamado es simplemente a salir de las iglesias en apostasía (tanto de IASD corporativa como de las distintas iglesias adventistas reformistas, todas están infiltradas y dominadas por católicos romanos). Eso es sólo un paso: si no huimos a los montes de la palabra de Dios, si no nos dedicamos a un profundo estudio de la Biblia para alcanzar una experiencia espiritual completamente diferente de la que tiene el promedio de los adventistas, no valdrá de nada salir de la

IASD.

4)

Veamos tan sólo algunos de los montes espirituales de la Palabra de Dios a los que HOY necesitamos huir:

a.

El monte Sinaí: La ley de Dios. ¡Cuánto necesitamos repasar el significado de los diez sagrados mandamientos!

b.

El monte Calvario: El sacrificio infinito de Cristo y su trascendental y glorioso significado. La ciencia de estudio de la eternidad. Hay un poder extraordinario en la meditación, acompañada de estudio y oración, de este tema central de la escritura, un tema que nunca se agotará ni siquiera en la eternidad

c.

El monte Carmelo: Donde Elías tuvo su gran victoria ante todo Israel. Representa el triunfo de los profetas. Necesitamos hoy subir al monte Carmelo y estudiar lo que los modernos profetas tienen que decirnos. Los libros de EGW, junto con la Biblia, debieran estudiarse detenida y sistemáticamente por el pueblo de Dios, hay una gran necesidad de hacer esto, de huir a este monte.

d.

El monte de Sión, que representa a la iglesia de Dios, el pueblo fiel que guarda sus mandamientos, el objeto de la suprema consideración divina.

e.

El monte de las bienaventuranzas, donde Jesús dio su maravilloso Sermón del monte, en el que delineó maravillosamente el carácter cristiano, el carácter que todos los que queremos entrar en el reino eterno debemos desarrollar por la gracia de Dios. ¡Cuánto necesitamos subir a ese monte los hijos de Dios de esta generación!

f.

El Monte Ararat. Donde reposó el Arca de Noé, con una preciosa familia cristiana dentro. Este monte representa el triunfo de la familia cristiana, con un importantísimo mensaje para los hijos de Dios de estos días tan peligrosos para las familias cristianas. ¡Cuánto necesitamos subir al monte Ararat, y aprender de Noé cómo salvar a nuestra familia, a nuestros hijos, en medio de esta generación tan perversa!

10

g. El monte de la transfiguración. Donde Jesús se encontró con Moisés y Elías. Representación en miniatura del día glorioso donde Jesús vendrá a la tierra glorificado, los muertos justos resucitarán y los justos vivos serán transformados. ¡Contemplemos de antemano esa escena, y estudiemos la doctrina de la resurrección!, íntimamente ligada a la doctrina de la mortalidad del alma, contra el gran engaño de Satanás que abre las puertas del espiritismo

h. El Monte de los Olivos: Donde Jesús dio las señales de su Venida, y las amonestaciones para la preparación del pueblo de Dios en varias parábolas de suma importancia, que nunca debiéramos dejar de reflexionar en ellas. (El siervo necio, la parábola de las 10 vírgenes, la parábola de los talentos, del juicio de las naciones).

i. El monte Hermón, que representa el amor y la armonía entre los hermanos, tan vital para la vida de la iglesia (Salmo 133)

j. Los montes Ebal y Gerizim, desde donde se dictaran las bendiciones y las maldiciones divinas (Deuteronomio caps. 27 y 28). Representan las promesas de Dios, tan esenciales para sostener nuestra fe; asimismo las maldiciones de Dios nos advierten de las serias consecuencias del pecado, para que nos aferremos al Señor y a sus caminos.

k. Y así, hay varios montes más en la Biblia, representando cada uno de ellos una doctrina específica de la Palabra de Dios, que en estos días finales, especialmente al ver la lamentable obra de Roma en nuestra iglesia, debiéramos estudiar con fervor.

IV. Eso a su vez creará UN REAVIVAMIENTO en el pueblo de Dios, el tan necesario y anunciado reavivamiento, la mayor necesidad de la Iglesia, que traerá consigo la indispensable lluvia tardía, el poder del Espíritu Santo, la terminación de la obra de Dios en la tierra, el triunfo final del pueblo de Dios, la grandiosa y esperada Venida del Señor, y la herencia eterna de los santos en gloria, al fin, después de haber pasado por la gran tribulación, el gozo eterno para ti y para mí, y para todos los que aman su venida.

V. Ahora, ha llegado la hora anunciada por Jesús: “Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel, (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, HUYAN A LOS MONTES” (Mateo 24:

15, 16).

V0LVER AL ÍNDICE

Que el Señor los bendiga mucho a todos.

11

LOS ESTANDARTES VISIBLES DE ROMA EN NUESTRA IGLESIA.

Consideremos ahora un tema delicado. Cuando Jesús predijo la destrucción de Jerusalén, les advirtió a sus discípulos sobre el momento de huir "Por tanto, cuando viereis la abominación del asolamiento, que fue dicha por Daniel profeta, que estará en el lugar santo (el que lee, entienda), entonces los que están en Judea, huyan a los montes." (S. Mateo 24: 15, 16; S. Lucas 21: 20.) Tan pronto como los estandartes del ejército romano idólatra fuesen clavados en el suelo sagrado, que se extendía varios estadios más allá de los muros, los creyentes en Cristo debían huir a un lugar seguro.” (CS p. 29) ¿Tenemos hoy evidencias de esos estandartes en el suelo sagrado de la iglesia adventista? ¿Se hace notable la injerencia del Vaticano en nuestra iglesia, en especial en los más altos niveles? Dolorosamente debemos reconocer que sí. Veamos las evidencias en diez áreas importantes.

1. EN EL ÁREA DOCTRINAL.

a. Problemas con la naturaleza de Cristo. Está muy en boga la teoría, entre los adventistas, de que Cristo, mientras era de carne y hueso, no era tal cual como nosotros somos, sino superior, con una capacidad mayor que la nuestra para la obediencia perfecta. Es por eso que con facilidad se oye decir, como una excusa para no buscar la superación del carácter a la imagen divina:

“bueno, yo no puedo ser como Jesús; después de todo él era Dios, y yo un simple pecador”. Esta es una idea que se ha infiltrado en nuestras filas, que socava el significado de la ley de Dios, algo que Roma desea con gran intensidad que se produzca entre nosotros. Si él no era igual a nosotros, como dice la Biblia (“en todo semejante a sus hermanos” –Heb 2: 17- “tentado en todo según nuestra semejanza” – Heb 4:16.-); entonces no tenemos un ideal que sea posible alcanzar, ni necesitamos santificarnos, ya que no hay un blanco posible a alcanzar. Eso explica la ausencia casi total de la enseñanza sobre la santificación en los medios adventistas, el olvido de los requerimientos sagrados de la Ley, la observancia cada vez más superficial del Sábado, el avance inexorable del liberalismo en todas nuestras filas, etc.

b. En el concepto de la interpretación de la Biblia, reservada a la dirigencia.

Lamentablemente en los últimos tiempos se ha formado en la cúpula directiva de nuestra iglesia el concepto, por demás católico, de que sólo la dirigencia tiene derecho a interpretar la Biblia y los escritos de EGW, exigiendo que la hermandad acepte sus interpretaciones como si fuesen infalibles, quitando así el derecho a pensar por sí mismos, pisoteando el glorioso principio protestante, por el cual millones dieron sus vidas en las encarnizadas persecuciones que sufrieron a manos de los ejércitos papales, de que LA BIBLIA ES LA ÚNICA PALABRA DE DIOS, INFALIBLE Y SUFICIENTE, y que cualquier ser humano la puede interpretar libremente, ya que el Espíritu Santo es dado a todo creyente sincero que busque a Dios (Juan 16:13). Sólo se necesita un corazón sincero y un deseo de obedecer a todo lo que el Señor requiera

12

para encontrar la verdad (Juan 7: 17). Dios no necesita de intérpretes para comunicarse con nadie. Dios ama al hombre y no quiere que nadie se atreva a interponerse entre Él

y sus hijos, por los cuales pagó el inmenso precio del rescate de su Hijo amado

Veamos lo que alguien con más autoridad expresó sobre la bendita Palabra:

"Satanás trata continuamente de atraer la atención hacia los hombres en lugar de atraerla hacia Dios. Hace que el pueblo considere como sus guías a los obispos, pastores y profesores de teología, en vez de estudiar las Escrituras para saber por sí mismo cuáles son sus deberes. Dirigiendo luego la inteligencia de esos mismos guías, puede entonces también encaminar las multitudes a su voluntad." "La iglesia romana reserva al clero el derecho de interpretar las Santas Escrituras,

y so pretexto de que sólo los eclesiásticos son competentes para explicar la Palabra de Dios, priva de ella al pueblo. Aun cuando la Reforma hizo las Escrituras accesibles a todos, este mismo principio sustentado por Roma es el que hoy impide a miles y miles

en las iglesias protestantes que las estudien por sí mismos. Se les enseña a aceptar sus doctrinas tal cual las interpreta la iglesia; y hay millares de personas que no admiten nada, por evidente que sea su revelación en las Sagradas Escrituras, si resulta en oposición con su credo o con las enseñanzas adoptadas por sus respectivas iglesias." "Dios nos ha dado su Palabra para que conozcamos sus enseñanzas y sepamos por nosotros mismos lo que él exige de nosotros. Cuando el doctor de la ley preguntó

a Jesús: "¿Haciendo qué cosa, poseeré la vida eterna?" el Señor lo remitió a las

Sagradas Escrituras, diciendo: "¿Qué está escrito en la ley? ¿cómo lees?" La ignorancia no excusará ni a jóvenes ni a viejos, ni los librará tampoco del castigo que corresponde a la infracción de la ley de Dios, pues tienen a la mano una exposición fiel de dicha ley, de sus principios y de lo que ella exige del hombre. No basta tener

buenas intenciones; no basta tampoco hacer lo que se cree justo o lo que los ministros dicen serlo. La salvación de nuestra alma está en juego y debemos escudriñar por nuestra cuenta las Santas Escrituras. Por arraigadas que sean las convicciones de un hombre, por muy seguro que esté de que el pastor sabe lo que es verdad, nada de esto debe servirle de fundamento. El tiene un mapa en el cual van consignadas todas las indicaciones del camino para el cielo y no tiene por qué hacer conjeturas." "El primero y más alto deber de toda criatura racional es el de escudriñar la verdad en las Sagradas Escrituras y luego andar en la luz y exhortar a otros a que sigan su ejemplo. Día tras día deberíamos estudiar diligentemente la Biblia, pesando cada pensamiento y comparando texto con texto. Con la ayuda de Dios debemos formarnos nuestras propias opiniones ya que tenemos que responder a Dios por nosotros mismos." (El Gran Conflicto, pp. 654 - 656) De este problema básico surgen muchos otros problemas doctrinales, que no queremos detenernos a analizar (un estudio profundo del tema lo realizó el pastor Korangten Pipim en su libro “Recibiendo la Palabra”), ya que, una vez establecido el hecho de que sólo los dirigentes tienen derecho a interpretar los escritos inspirados, resulta fácil imponer cualquier doctrina que sea, al simple parecer de los hombres en puestos de responsabilidad.

13

c. En el abandono de nuestras doctrinas distintivas en el ministerio. (Ley de Dios; Sábado, Santuario, juicio investigador, Segunda Venida, el mensaje de los tres ángeles, los mensajes proféticos, el Espíritu de Profecía, etc.).

Esto es sencillamente terrible, la causa de una gran apostasía. El pastor Alberto Treiyer, escribiendo desde los EE. UU el 10 de Abril de este año (2002), describió con tristeza lo que ocurre en el mismo país del liderazgo mundial:

Precisamente “

es en nuestras instituciones educativas en donde se está perdiendo

el rumbo. Hay asociaciones aquí en los EE.UU. en donde (en un caso específico al menos), ni un 5% de los pastores cree más en el Espíritu de Profecía, ni en nuestros mensajes distintivos. Hasta prohiben citar o mencionar a E. de White en sus iglesias. Lo del porcentaje no tiene que ver con estadísticas, sino con el testimonio de un pastor que trabajó allí, y mi propio testimonio ya que también viví y trabajé aunque un corto tiempo, en esa zona. (fue mi pastor en Atholton, el Pr. Jensen, y la conferencia fue la de la Sierra (los pastores a los que se refería el Pr. Jensen eran en el área inglesa, no hispana).

>También entre los pastores hispanos se vio allí a celebracionistas, liberales y evangélicos. Algunos abandonaron al poco tiempo el ministerio y pasaron a formar

2002)

parte del ministerio en iglesias evangélicas

(carta al círculo pastoral, 10 – 04 –

2. EN EL ÁREA ADMINISTRATIVA. Se ha creado en nuestra iglesia un sistema administrativo jerárquico, donde todos deben obedecer a sus superiores, de manera autoritaria, quitando así la libertad de pensar por sí mismo, derecho inalienable del ser humano, restando así la iniciativa y la responsabilidad personal, pero lo peor de todo es la degradación del carácter que se produce en una hermandad a la que se la acostumbra a obedecer al hombre, en lugar de buscar a Dios y mantenerse firme en el concepto del deber. Cuando tengamos que enfrentar pruebas y persecución, el creyente acostumbrado a no pensar, sino a seguir al líder humano, no tendrá fuerza para sostenerse a sí mismo, y mucho menos aún si el líder le indica una conducta errada. “Cada ser humano, creado a la imagen de Dios, está dotado de una facultad semejante a la del Creador: la individualidad, la facultad de pensar y hacer. Los hombres en quienes se desarrolla esta facultad son los que llevan, responsabilidades, los que dirigen empresas, los que influyen sobre el carácter. La obra de la verdadera educación consiste en desarrollar esta facultad, en educar a los jóvenes para que sean pensadores y no meros reflectores de los pensamientos de otros hombres.” (La Educación, pág 17) “El poder despótico que se ha desarrollado, como si la posición hubiera convertido a los hombres en dioses, me hace temer, y debe producir temor. Es un maldición dondequiera que se lo ejerza y quienquiera que lo ponga en práctica. Este manejo despótico de la heredad de Dios creará tal disgusto de la jurisdicción del hombre que resultará un estado de insubordinación. La gente está descubriendo que a los hombres que están en altas posiciones de responsabilidad no puede confiárseles

14

la tarea de modelar y dar forma a las mentes y caracteres de otros hombres. El resultado será una pérdida de la confianza aun en el manejo de hombres fieles.” (TM

367)

3. EN LA PREDICACIÓN DESDE EL PÚLPITO. Muchos han notado que en los últimos años las predicaciones desde los púlpitos adventistas ha disminuido notablemente en solidez bíblica, con detrimento de la espiritualidad de la hermandad y de conocimiento bíblico. Y ante el inminente peligro de las pruebas finales (leyes dominicales, persecución, etc.), el resultado será que, de no producirse un cambio, el pueblo de Dios será “destruido por falta de conocimiento” (Oseas 4:6). Como bien lo sintetizara el pastor Alberto Timm en su escrito “Identidad”:

La IASD se enfrenta hoy con los desafíos propios del segundo siglo de su existencia. Pero, sumándose a eso, ella vive también en un mundo en que las apelaciones ecuménicas y las tendencias pluralistas están inhibiendo un gran número de denominaciones cristianas de hablar de sus diferencias doctrinarias. Bajo las fuertes corrientes de la globalización ecuménica, tales denominaciones acabaron perdiendo casi completamente su propia identidad “La actual superficialidad en el conocimiento de las Escrituras ha contribuido, más que cualquier otra cosa, para nublar la consciencia profético- doctrinaria de la denominación. El estudio objetivo (doctrinario) de la Biblia ha sido substituido por una lectura pietista (existencialista), destinada casi que exclusivamente a alimentar un relacionamiento místico y subjetivo con Cristo. Consecuentemente, los sermones de muchas de nuestras iglesias se volvieron más livianos, substituyendo, en gran parte, el contenido doctrinario de la Biblia por las experiencias personales del propio predicador Creo, particularmente, que la superficialidad doctrinaria que enfrentamos hoy es una de las más importantes estrategias satánicas para dejarnos sin preparación para los eventos finales, sin condiciones de que expongamos, de forma convincente, la base bíblica de nuestras doctrinas. Si el zarandeo vendrá por la "introducción de falsas teorías" doctrinarias (TM 112), creo que muchos acabarán abandonando la fe adventista por no haber construido su religión sobre el inamovible fundamento de la Palabra de Dios (ver Mat. 7:24-27; Isa. 40:8; Juan 17:17)”. Alberto Timm, “Identidad”, Revista Adventista (portugués), Junio del 2001.

4. EN EL EVANGELISMO Y EL INGRESO DE LOS NUEVOS MIEMBROS. Se hace muy notable que hoy ya no ingresan los miembros a la iglesia con la instrucción adecuada como antes se acostumbraba. Nuevamente, se está creando una nueva generación de adventistas que ignoran los principio fundamentales de nuestra fe, formándose una iglesia que no podrá subsistir en el conflicto final. El Espíritu de profecía dejó muy en claro las condiciones para el ingreso de los nuevos miembros:

“¿Cuál fue el origen de la gran apostasía? ¿Cómo empezó a apartarse la iglesia de la sencillez del Evangelio? -Conformándose a las prácticas del paganismo para facilitar a los paganos la aceptación del cristianismo

15

“Para aumentar el número de los convertidos, se rebajó el alto nivel de la fe cristiana,

y el resultado fue que "una ola de paganismo anegó la iglesia, trayendo consigo sus costumbres, sus prácticas y sus ídolos." CS 435. Sólo cuando la Iglesia está compuesta de miembros puros y abnegados, puede cumplir el propósito de Dios. Demasiado trabajo apresurado se hace agregando los nombres al libro de la iglesia. Se ven serios defectos en el carácter de algunos que se unen en la iglesia. Aquellos que los admiten dicen, "primero los introduciremos en la iglesia, y luego los reformaremos". Pero esto es un error. La primerísima obra que debe hacerse es la obra de reforma. Oren con ellos, hablen con ellos, pero no les permitan unirse con el pueblo de Dios como miembros de iglesia hasta que den una evidencia decidida de que el Espíritu de Dios está trabajando en sus corazones.”

RH.1901-05-21

“Dios preferiría que hubiese seis personas cabalmente convertidas a la verdad antes que sesenta que lo profesasen y no fuesen verdaderamente convertidas” (OE

383).

5. EN LA CONDESCENDENCIA CON ROMA. Ante las presiones cada vez mayores, la Iglesia adventista está cediendo a los requerimientos ecuménicos a fin de evitar problemas. Se exalta al Vaticano en los

congresos, se evita editar libros que los pueda ofender, se restringe el mensaje del tercer ángel; ya no se habla con claridad acerca de la naturaleza del instrumento número uno de Satanás en la tierra: el papado. Seguramente muchos de nosotros recordamos que en Julio de 1998 el Vaticano lanzó su singular encíclica “Dies Domini”, proclamando por primera vez su exigencia

a las naciones de la necesidad de imponer leyes dominicales. Era de esperar una

reacción de parte de la Iglesia Adventista, ya sea un comunicado, o por lo menos una información expresa a los pastores, con una invitación al repaso y predicación de las profecías, para preparar al pueblo de Dios para los acontecimientos inminentes. Pero nada de eso ocurrió. ¿Porqué? ¿Tan dormidos estamos? ¿O existe otra razón para el silencio? ¿No tenemos aquí una evidencia de un relacionamiento cómplice y cobarde con Roma, que está amordazando a la Iglesia Adventista, y por ende dejando a la hermandad sin la necesaria preparación para los tiempos difíciles que se nos vienen

encima?

“Los protestantes [¿también los adventistas?] consideran hoy al romanismo con más favor que años atrás. En los países donde no predomina y donde los partidarios del papa siguen una política de conciliación para ganar influjo, se nota una

indiferencia creciente respecto a las doctrinas que separan a las iglesias reformadas de

la

jerarquía papal; entre los protestantes está ganando terreno la opinión de que, al fin

y

al cabo, en los puntos vitales las divergencias no son tan grandes como se suponía, y

que unas pequeñas concesiones de su parte los pondrían en mejor inteligencia con Roma. Tiempo hubo en que los protestantes estimaban altamente la libertad de conciencia adquirida a costa de tantos sacrificios. Enseñaban a sus hijos a tener en aborrecimiento al papado y sostenían que tratar de congeniar con Roma equivaldría a

16

traicionar la causa de Dios. Pero ¡cuán diferentes son los sentimientos expresados hoy!” “La iglesia católica le pone actualmente al mundo una cara apacible, y presenta disculpas por sus horribles crueldades. Se ha puesto vestiduras como las de Cristo; pero en realidad no ha cambiado. Todos los principios formulados por el papismo en edades pasadas subsisten en nuestros días. Las doctrinas inventadas en los siglos más tenebrosos siguen profesándose aún. Nadie se engañe. El papado que los protestantes están ahora tan dispuestos a honrar, es el mismo que gobernaba al mundo en tiempos de la Reforma, cuando se levantaron hombres de Dios con peligro de sus vidas para denunciar la iniquidad de él. El romanismo sostiene las mismas orgullosas pretensiones con que supo dominar sobre reyes y príncipes y arrogarse las prerrogativas de Dios. Su espíritu no es hoy menos cruel ni despótico que cuando destruía la libertad humana y mataba a los santos del Altísimo”. (CS, p. 627) “El papado es precisamente lo que la profecía declaró que sería: la apostasía de los postreros días. (2 Tesalonicenses 2:3, 4.) Forma parte de su política asumir el carácter que le permita realizar mejor sus fines; pero bajo la apariencia variable del camaleón oculta el mismo veneno de la serpiente. Declara: "No hay que guardar la palabra empeñada con herejes, ni con personas sospechosas de herejía." -Lenfant, Histoire du Concile de Constance, tomo 1, pág. 493. ¿Será posible que este poder cuya historia se escribió durante mil años con la sangre de los santos, sea ahora reconocido como parte de la iglesia de Cristo?” (CS 628)

6. EN LA VENTA DE NUESTRA SAGRADO PATRIMONIO PRECISAMENTE AL ENEMIGO. Triste es reconocerlo, pero se están vendiendo instituciones enteras al Vaticano, como el sanatorio de California, fundado por revelación divina, en un lugar donde no había agua, donde sólo por orden divina dada a través de Elena de White podía concebirse una institución como la que nos perteneció hasta hace poco: hoy pueden verse en su interior imágenes de la virgen y otros elementos idolátricos, ya que se lo hemos vendido al Vaticano, a nuestro mismo enemigo.

7. EN NUESTRAS PUBLICACIONES. Cada día son más los libros que contienen ideas que apartan la mente del mensaje de tercer ángel, el sentido mismo de la existencia de nuestra iglesia. Ahora se discuten casi todas las doctrinas distintivas que como pueblo hemos recibido como el legado más precioso de nuestros pioneros, que a su vez lo recibieron del Señor. Mucho material al respecto se escribe en inglés; poco aún se traduce al castellano, pero me temo que en el futuro el problema se irá agravando, y también en nuestra lengua tendremos a disposición libros supuestamente adventistas, pero plagados de “doctrinas de demonios”. Esto tampoco debe resultarnos novedoso, pues Elena de White lo había predicho, como parte de la apostasía omega. (1MS 239)

17

Con dolor hemos visto ante nuestros ojos como nuestras escuelas primarias y secundarias se van cerrando en los últimos años, perdiendo la iglesia la posibilidad preciosa de educar a nuestros hijos en escuelas donde se les enseñe la Palabra de Dios y puedan ser preservados de la corrupción del mundo, mientras que las instituciones católicas siguen viento en popa y crecen a nuestras expensas. Algunos atribuyen el cierre de nuestras instituciones a factores meramente de crisis económica en los países donde estamos establecidos; pero personalmente he podido comprobar que no es así. Existe un plan definido del Vaticano de destruir el sistema educativo adventista, o de transformarlo en ineficaz, o que responda a sus fines. Y lo está logrando a través de los instrumentos humanos que Roma ha destinado a tal fin, los cuales se hallan mayormente dentro de nuestra iglesia.

9. EN UNA LITURGIA QUE ADORMEZCA LA RAZÓN Y EXALTE LOS SENTIMIENTOS. Cada vez más nuestra liturgia se aproxima a un sistema donde la palabra de Dios y la razón van dejando lugar a la exaltación de los sentimientos, tanto en la predicación, como en la música y en la participación de la hermandad. Lamentablemente, el sistema de adoración “celebration” se está imponiendo en todo el mundo, es sólo cuestión de tiempo, y el culto tipo “pentecostal”, que tanto nos horrorizaba hace unos veinte años, será lo corriente en la iglesia adventista, cumpliéndose las palabras profetizadas de E. de White:

“Es imposible estimar en demasía la obra que el Señor quiere llevar a cabo mediante los que se consideran vasos o instrumentos suyos, para poner en acción sus pensamientos y propósitos. Esas mismas cosas que habéis explicado que ocurrían en Indiana, el Señor me ha mostrado que volverían a ocurrir justamente antes de la terminación del tiempo de gracia. Se manifestará toda clase de cosas extrañas. Habrá vocerío acompañado de tambores, música y danza. El juicio de algunos seres racionales quedará confundido de tal manera que no podrán confiar en él para realizar decisiones correctas. Y a esto consideran como la actuación del Espíritu Santo.” (2MS

41)

La liturgia estilo celebración ha estado presente en la organización adventista ya por varios años y está aprobada por la mayoría de los líderes de la iglesia y también por aquellos que conocen la verdad, pero rehúsan tomar una posición en contra de ella. “Hay una evidencia convincente de que el sistema católico dio origen a la liturgia tipo celebración. Esa misma organización se unió con La Asociación Adventista de Rocky Mountain en su sistema de asistencia médica del hospital Porter Memorial Hospital en Denver, Colorado. Este tipo de adoración fue planeado en el Vaticano II a principios de la década de los 60 para generar afinidad entre las iglesias protestantes, para promover el liberalismo y ecumenismo que finalmente llevaría a las iglesias protestantes a tomarse del brazo con la “Iglesia Madre” de Roma. Desdichadamente, nosotros como denominación adventista del séptimo día hemos caído en esa trampa de la bestia.” (¿Importa la verdad?, Victorious Living Ministries.)

18

10. EN LA ALIANZA CON EL GOBIERNO NORTEAMERICANO.

En los Estados Unidos existe la obligación de pagar al gobierno un impuesto del 20% sobre todos los ingresos, ya sean personas o instituciones. Graves penalidades penden sobre los que se atrevan a evadir este impuesto, de modo que los norteamericanos saben que es algo que debe tomarse muy en serio. Pero desde hace ya bastantes años existe una ley que considera las donaciones hechas a las iglesias cristianas como deducibles de ese 20%. En este concepto entran los diezmos dados regularmente por todo miembro fiel de la iglesia. De manera que, si un hermano da el diezmo, y luego debe cumplir con el estado en el impuesto del 20% de sus ganancias, sencillamente le entregará un 10% de sus ganancias, y a ello le añadirá sus recibos de los diezmos de la tesorería de su iglesia, y así habrá cumplido con su deber civil y religioso a la vez. Es lógico pensar que en los Estados Unidos todos los hermanos darán el diezmo a la iglesia sin problemas, ya que no les cuesta nada darlo, de cualquier manera tienen que apartar un 20% de sus ingresos para el estado, cosa que no pueden eludir, si no quieren exponerse a la penalidad de la ley. Lógicamente, no todas las entidades religiosas reciben este beneficio, sino aquellas que están debidamente aprobadas por la nación, y la Iglesia Adventista del Séptimo día disfruta de ese beneficio. Ahora bien, ¿qué consecuencias nos trae esta evidente atadura el gobierno en los Estados Unidos? En primer lugar, como se dice vulgarmente, “nunca el perro muerde la mano del que le da de comer”. Los adventistas tenemos tremendos mensajes que predicar, entre ellos el que señala a los Estados Unidos como la segunda bestia de Apocalipsis 13, un instrumento de Satanás, aliándose con Roma. Es fácil de imaginar que el temor a perder este privilegio fiscal nos hace callar o al menos diluir nuestro sagrado mensaje. En segundo lugar, pensemos en cuánto dinero perdería la iglesia si el gobierno federal le quitase ese privilegio impositivo: si ocurriese que la hermandad y las instituciones deben comenzar a dar el 30% de sus ingresos, y ya no sólo el 20% (20% obligatoriamente al gobierno y 10% voluntariamente a la iglesia), ¿cuántos continuarían siendo fieles? ¿Cuán grave no sería la crisis de fondos que sobrevendría a nuestra iglesia?

Pero últimamente surgió un agravante más. Apenas comenzó su mandato, al principio del 2001, el actual presidente George Bush aprobó una ley mediante la cual el sistema federal de ayuda a los desocupados e incapacitados se hace ahora a través de las iglesias cristianas. Antes era el gobierno el que se encargaba de mantener el sistema de beneficencia a los incapacitados, los pobres en extrema necesidad, los desvalidos, etc. Ahora el gobierno norteamericano pasa ese dinero a las iglesias cristianas para que ellas realicen esa tarea. Y la Iglesia Adventista, a través de su reconocida agencia “Adra Internacional”, recibe una buena porción de ese dinero, muchos miles de dólares anuales. Esto aumenta nuestra alianza y dependencia del gobierno, y nos compromete y amordaza aún más. Tal vez fue por eso que, cuando el 11 de Setiembre pasado cayeron las torres gemelas en N. York, el Instituto de Investigaciones Bíblicas adventista, (Biblical Research Institute) se apresuró a emitir una declaración oficial, (que recibimos vía E - Mail) diciendo que la caída de las torres no tenía nada que ver con predicción alguna de

19

Elena de White, porque eso sería reconocer que Dios estaría castigando a los EE UU, y “eso no puede ser”. Hoy día cualquier adventista que en los EE UU diga lo contrario, se verá enfrentado seriamente con el liderazgo de la iglesia. Sé lo que estoy diciendo, pues he recibido una carta de un amigo que ha tenido ese problema, por relacionar en el púlpito la caída de las torres y las profecías de EGW. Cabe entonces hacerse una pregunta: si ante un hecho como el de las torres gemelas, la dirigencia de nuestra iglesia reacciona así, ¿cómo reaccionará cuando se dicte la inminente ley dominical? No necesitamos especular al respecto, porque ya lo predijo también el Espíritu de Profecía:

“El Señor tiene una controversia con su pueblo profeso en estos últimos días. En esta controversia hombres en las posiciones de responsabilidad tomarán un curso directamente opuesto al seguido por Nehemías. Ellos no sólo ignorarán y despreciarán el Sábado, sino que también intentarán mantenerlo alejado de los demás enterrándolo bajo la basura de costumbres y tradiciones. En las iglesias y en las grandes reuniones al aire libre, los ministros urgirán al pueblo sobre la necesidad de guardar el primer día de la semana. Hay calamidades en el mar y tierra: y estas calamidades aumentarán, un desastre seguirá al otro; y la pequeña hueste de concienzudos observadores del sábado serán señalados como los que están trayendo la ira de Dios en el mundo por su descuido del domingo.”

RH.1884-03-18

Finalmente, no nos olvidemos que la “imagen de la bestia” de Apocalipsis 13: 14 se forma cuando se produce la unión entre la iglesia y el Estado, cuyo resultado final será que las iglesias recurrirán al brazo del poder civil para perseguir a los disidentes. Lamentablemente, la IASD participa de esa imagen.

La lista de estandartes de Roma plantados en nuestro sagrado suelo podría continuar; hemos querido señalar sólo algunas de la evidencias de la profunda y nefasta injerencia del Vaticano en nuestra amada iglesia adventista. Con un poco de discernimiento espiritual, el lector descubrirá muchos más sin gran esfuerzo. ¿Qué podremos hacer? Tal vez no sea posible reformar la iglesia, pero podemos buscar un reavivamiento personal y entre el grupo de los que acepten la verdad, para evitar ser absorbidos por esta corriente católica de mundanalidad, pecado y destrucción, ya que, hoy más que nunca, “el tiempo está cerca”. Lógicamente, será necesario colocarse fuera del alcance de estas influencias, por doloroso que parezca. La historia nos enseña que cuando una iglesia se halla fuertemente institucionalizada y establecida, ya en el segundo siglo de su existencia, y sin rastro de los pioneros que la fundaron, jamás tolera un reavivamiento trascendente, porque lo considera una amenaza a su liderazgo establecido. Por eso debemos prestar atención al consejo de Jesús: “Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que están en Judea, huyan a los montes” (Mateo 24:

15 y 16). “Ninguno llegará a un conocimiento salvador de la verdad mientras confíe en la dirección de la autoridad humana. Como Natanael, necesitamos estudiar la Palabra de

20

Dios por nosotros mismos, y pedir la iluminación del Espíritu Santo. Aquel que vio a Natanael debajo de la higuera, nos verá en el lugar secreto de oración. Los ángeles del mundo de luz están cerca de aquellos que con humildad solicitan la dirección divina.” (DTG 114) “Jesús señaló el poder que la falsa enseñanza tiene para destruir el aprecio y el deseo de la verdad. "Ninguno --dijo él,-- que bebiere del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor." Toda la verdad que había sido dada al mundo por los patriarcas y los profetas resplandecía con nueva belleza en las palabras de Cristo. Pero los escribas y fariseos no deseaban el precioso vino nuevo. Hasta que no se vaciasen de sus viejas tradiciones, costumbres y prácticas, no tenían en su mente o corazón lugar para las enseñanzas de Cristo. Se aferraban a las formas muertas, y se apartaban de la verdad viva y del poder de Dios. Esto ocasionó la ruina de los judíos y será la ruina de muchas almas en nuestros tiempos. Miles están cometiendo el mismo error que los fariseos a quienes Cristo reprendió en el festín de Mateo. Antes que renunciar a alguna idea que les es cara, o descartar algún ídolo de su opinión, muchos rechazan la verdad que desciende del Padre de las luces. Confían en sí mismos y dependen de su propia sabiduría, y no comprenden su pobreza espiritual. Insisten en ser salvos de alguna manera por la cual puedan realizar alguna obra importante. Cuando ven que no pueden entretejer el yo en esa obra, rechazan la salvación provista.” (DTG 246 – 247) “Así como la luz y la vida de los hombres fue rechazada por las autoridades eclesiásticas en los días de Cristo, ha sido rechazada en toda generación sucesiva. Vez tras vez, se ha repetido la historia del retiro de Cristo de Judea. Cuando los reformadores predicaban la palabra de Dios, no pensaban separarse de la iglesia establecida; pero los dirigentes religiosos no quisieron tolerar la luz, y los que la llevaban se vieron obligados a buscar otra clase, que anhelaba conocer la verdad. En nuestros días, pocos de los que profesan seguir a los reformadores están movidos por su espíritu. Pocos escuchan la voz de Dios y están listos para aceptar la verdad en cualquier forma que se les presente. Con frecuencia, los que siguen los pasos de los reformadores están obligados a apartarse de las iglesias que aman, para proclamar la clara enseñanza de la palabra de Dios. Y muchas veces, los que buscan la luz se ven obligados por la misma enseñanza a abandonar la iglesia de sus padres para poder obedecer.” (DTG 199) Que Dios los bendiga ricamente en Cristo. Amén.

V0LVER AL ÍNDICE

21

EL SELLAMIENTO DEL PUEBLO DE DIOS APOCALIPSIS 7: 1-3 Y LA EXPLICACIÓN INSPIRADA

Apoc 7: 1-3:

1 Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. 2 Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, 3 diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.

¿Qué nos tiene que decir el Espíritu de profecía sobre el sellamiento aquí presentado?

Una Visión del Sellamiento “Vi a cuatro ángeles que habían de hacer una labor en la tierra y andaban en vías de realizarla. Jesús estaba revestido de sus vestiduras sacerdotales. Miró compasivamente al pueblo remanente, y alzando las manos exclamó con voz de profunda piedad: "¡Mi sangre, Padre; mi sangre, mi sangre, mi sangre!" Entonces vi que Dios, sentado en el gran trono blanco, emitía una luz en extremo refulgente que derramaba sus rayos sobre Jesús. Después vi a un ángel comisionado por Jesús para ir rápidamente a los cuatro ángeles que tenían determinada labor que cumplir en la tierra, y agitando algo en su mano, clamó en alta voz: " ¡Deteneos! ¡Deteneos! hasta que los siervos de Dios estén sellados en la frente". “Le pregunté a mi ángel acompañante el significado de lo que oía, y qué iban a hacer los cuatro ángeles. Me respondió que Dios era quien refrenaba todas las potestades, y que ponía sus ángeles a cargo de lo que ocurría en la tierra; que los cuatro ángeles tenían poder de Dios para retener los cuatro vientos, y que estaban ya a punto de soltarlos; pero que mientras estaban aflojando las manos, y cuando los cuatro vientos estaban por soplar, los misericordiosos ojos de Jesús vieron al pueblo remanente todavía sin sellar, y alzando las manos hacia su Padre intercedió ante él, recordándole que había derramado su sangre por ellos. En consecuencia se le mandó a otro ángel que fuera velozmente a decir a los cuatro ángeles que retuvieran los vientos hasta que los siervos de Dios fuesen sellados en la frente con el sello del Dios vivo”. (Notas Biográficas, 127 - 130) “Los ángeles están rodeando el mundo, negándole a Satanás sus pretensiones de supremacía proclamadas debido a la vasta multitud de sus adherentes. No oímos sus voces, no vemos con la vista natural la labor de esos ángeles, pero sus manos están unidas alrededor del mundo, y con vigilancia incesante están manteniendo a raya a las huestes de Satanás hasta que concluya el sellamiento del pueblo de Dios.”(En los lugares celestiales”, p. 98)

¿En qué consiste el sello de Dios en la frente de sus escogidos?

“Tan pronto como el pueblo de Dios sea sellado en la frente (no se trata de un sello o marca visible, sino de una afirmación intelectual y espiritual en la verdad, del cual será

22

imposible desviarlos), tan pronto como el pueblo de Dios sea sellado y preparado para el zarandeo, éste se producirá. En realidad, ya ha comenzado. Los juicios de Dios se hallan ya sobre la tierra para darnos advertencia a fin de que podamos saber lo que nos espera.” (Maranata, 358)

El sellamiento, ¿es anterior o posterior a derramamiento del Espíritu Santo?

Antes que sea completamente terminada la obra y finalice el sellamiento del pueblo de Dios, recibiremos el derramamiento del Espíritu Santo de Dios. Ángeles del cielo estarán en nuestro medio.”(Maranata, 359)

¿Qué relación tiene con el mandamiento del Sábado?

“El sello del Dios viviente se coloca sobre aquellos que con plena conciencia guardan el día de reposo de Jehová.-7CBA 991 (1897). “Los que quieran tener el sello de Dios en sus frentes deben guardar el día de reposo del cuarto mandamiento. -7CBA 981 (1899). “La verdadera observancia del día de reposo es la señal de lealtad a Dios.-7CBA 992 .“De los Diez Mandamientos, sólo el cuarto contiene el sello del gran Legislador, el Creador de los cielos y la tierra.-6T 350 (1900). “La observancia del monumento conmemorativo del Señor, el día de reposo instituido en el Edén, el día de reposo del séptimo día, es la prueba de nuestra lealtad a Dios.- Carta 94, 1900. “Se pone una señal sobre cada uno de los hijos de Dios tan ciertamente como fue colocada una marca sobre las puertas de los hogares de los hebreos para librar a ese pueblo de la ruina general. Dios declara: "Les di también mis días de reposo, para que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico" [Eze. 20:12].-7CBA 980 (1900). (EUD 224)

¿Qué relación tiene con el carácter?

“El sello del Dios viviente sólo será colocado sobre los que son semejantes a Cristo en carácter.- 7CBA 981 (1895). “Los que reciban el sello del Dios vivo y sean protegidos en el tiempo de angustia, deben reflejar plenamente la imagen de Jesús.-PE 71 (1851). “El sello de Dios no será nunca puesto en la frente de un hombre o una mujer que sean impuros. Nunca será puesto sobre la frente de seres humanos ambiciosos y amadores del mundo. Nunca será puesto sobre la frente de hombres y mujeres de corazón falso o engañoso. Todos los que reciban el sello deberán estar sin mancha delante de Dios y ser candidatos para el cielo.-2JT 71 (1882). “El amor se expresa en la obediencia, y el amor perfecto echa fuera el temor. Los que aman a Dios, tienen el sello de Dios en la frente, y obran las obras de Dios.-HH 53

(1894).

“Los que venzan el mundo, la carne y el diablo, serán los favorecidos que recibirán el sello del Dios vivo.-TM 445 (c. 1886). “¿Estamos luchando con todas las facultades que Dios nos dio para alcanzar la medida de la estatura de hombres y mujeres en Cristo? ¿Estamos procurando su plenitud, conquistando

23

una altura cada vez mayor, en procura de la perfección de su carácter? Cuando los siervos de Dios alcancen este punto, serán sellados en sus frentes. El ángel registrador declarará:

"Consumado es". Serán completos en él los que le pertenezcan por creación y por redención.- 3MS 488 (EUD, 225, 226) ¿Qué ocurrirá cuando los cuatro ángeles suelten los vientos?

“Estos ángeles circundan "al mundo

Están reprimiendo a los ejércitos de Satanás hasta

que se haya terminado el sellamiento del pueblo de Dios

Se les da la tarea de mantener

a raya el furioso poder de aquel que ha descendido como león rugiente, buscando a quien devore" (EGW, Material Suplementario, com. cap. 5:11). Cuando se haya completado la obra del sellamiento, entonces Dios dirá a los ángeles: "No lidiéis más con Satanás en sus esfuerzos por destruir. Dejadlo que manifieste su malignidad sobre los hijos de la desobediencia, porque la copa de la iniquidad de ellos está llena" (EGW, RH 17-9-1901; cf. 6T408). “Cuando los cuatro ángeles dejen finalmente de retener y controlar los impíos designios de Satanás, "los vientos violentos de las pasiones humanas, todos los elementos de contención, se desencadenarán. El mundo será envuelto en una ruina más espantosa que la que cayó antiguamente sobre Jerusalén" (CS 672). (7CBA 797)

¿Qué trata de hacer Satanás mientras no puede perseguir violentamente a los hijos de Dios en este tiempo del sellamiento?

“Satanás está utilizando ahora, en este tiempo de sellamiento, todos sus ardides para mantener alejados los pensamientos de los hijos de Dios de la verdad presente, y

hacerlos vacilar

Vi que Satanás estaba trabajando

.para confundir, engañar

y extraviar al pueblo de Dios, ahora mismo, en el tiempo del sellamiento. Vi que algunos no estaban asentados con firmeza en la verdad presente. Sus rodillas temblaban, y sus pies resbalaban porque no estaban afirmados en la verdad “Satanás está empleando todas sus artimañas para mantenerlos donde están, hasta que haya pasado el sellamiento, hasta que la cortina sea extendida sobre el pueblo de Dios, y los dejará sin refugio de la ardiente ira de Dios durante las siete últimas plagas.

Dios ha comenzado a extender la cortina sobre su pueblo, y pronto estará extendida sobre todos los que han de tener su amparo en el día de la destrucción. Dios obrará con poder en favor de su pueblo; y a Satanás le será permitido obrar.-PE 44. (“Hijos e hijas de Dios”, p. 345)

¿Qué relación tiene con el fin del tiempo de gracia?

El tiempo de gracia termina cuando se completa el sellamiento “Precisamente antes de que entráramos en él [el tiempo de angustia], todos recibimos el sello del Dios viviente. Entonces vi que los cuatro ángeles dejaron de retener los cuatro vientos. Y vi hambre, pestilencia y espada, nación se levantó contra nación, y el mundo entero entró en confusión.-7CBA 979 (1846). “Vi ángeles que iban y venían de uno a otro lado del cielo. Un ángel con tintero de escribano en la cintura regresó de la tierra y comunicó a Jesús que había cumplido su encargo, quedando sellados y numerados los santos. Vi entonces que Jesús, quien había estado

24

oficiando ante el arca de los Diez Mandamientos, dejó caer el incensario, y alzando las manos exclamó en alta voz: "Consumado es".-PE 279 (1858). “Queda, por así decirlo, solamente un momento de tiempo. Pero aunque ya se levanta nación contra nación, y reino contra reino, no hay todavía conflagración general. Todavía los cuatro vientos son retenidos hasta que los siervos de Dios sean sellados en sus frentes. Entonces las potencias de la tierra ordenarán sus fuerzas para la última gran batalla.-2JT 369 (1900). “Un ángel que regresa de la tierra anuncia que su obra está terminada; el mundo ha sido sometido a la prueba final, y todos los que han resultado fieles a los preceptos divinos han recibido 'el sello del Dios vivo". Entonces Jesús dejará de interceder en el santuario celestial. Levantará sus manos y con gran voz dirá- "Hecho es".-CS 671. (EUD 233)

EL SELLAMIENTO Y LA VISIÓN DE EZEQUIEL

¿Qué graves hechos ocurrían en Jerusalén en tiempos del profeta Ezequiel?

Ezequiel cap. 8:

1 En el sexto año, en el mes sexto, a los cinco días del mes, aconteció que estaba yo sentado en mi casa, y los ancianos de Judá estaban sentados delante de mí, y allí se posó sobre mí la mano de Jehová el Señor. 2 Y miré, y he aquí una figura que parecía de hombre; desde sus lomos para abajo, fuego; y desde sus lomos para arriba parecía resplandor, el aspecto de bronce refulgente. 3 Y aquella figura extendió la mano, y me tomó por las guedejas de mi cabeza; y el Espíritu me alzó entre el cielo y la tierra, y me llevó en visiones de Dios a Jerusalén, a la entrada de la puerta de adentro que mira hacia el norte, donde estaba la habitación de la imagen del celo, la que provoca a celos. 4 Y he aquí, allí estaba la gloria del Dios de Israel, como la visión que yo había visto en el campo. 5 Y me dijo: Hijo de hombre, alza ahora tus ojos hacia el lado del norte. Y alcé mis ojos hacia el norte, y he aquí al norte, junto a la puerta del altar, aquella imagen del celo en la entrada. 6 Me dijo entonces: Hijo de hombre, ¿no ves lo que éstos hacen, las grandes abominaciones que la casa de Israel hace aquí para alejarme de mi santuario? Pero vuélvete aún, y verás abominaciones mayores. 7 Y me llevó a la entrada del atrio, y miré, y he aquí en la pared un agujero. 8 Y me dijo:

Hijo de hombre, cava ahora en la pared. Y cavé en la pared, y he aquí una puerta. 9 Me dijo luego: Entra, y ve las malvadas abominaciones que éstos hacen allí. 10 Entré, pues, y miré; y he aquí toda forma de reptiles y bestias abominables, y todos los ídolos de la casa de Israel, que estaban pintados en la pared por todo alrededor. 11 Y delante de ellos estaban setenta varones de los ancianos de la casa de Israel, y Jaazanías hijo de Safán en medio de ellos, cada uno con su incensario en su mano; y subía una nube espesa de incienso. 12 Y me dijo:

Hijo de hombre, ¿has visto las cosas que los ancianos de la casa de Israel hacen en tinieblas, cada uno en sus cámaras pintadas de imágenes? Porque dicen ellos: No nos ve Jehová; Jehová ha abandonado la tierra. 13 Me dijo después: Vuélvete aún, verás abominaciones mayores que hacen éstos. 14 Y me llevó a la entrada de la puerta de la casa de Jehová, que está al norte; y he aquí mujeres que estaban allí sentadas endechando a Tamuz. 15 Luego me dijo: ¿No ves, hijo de hombre? Vuélvete aún, verás abominaciones mayores que estas.

25

16 Y me llevó al atrio de adentro de la casa de Jehová; y he aquí junto a la entrada del templo de Jehová, entre la entrada y el altar, como veinticinco varones, sus espaldas vueltas al templo de Jehová y sus rostros hacia el oriente, y adoraban al sol, postrándose hacia el oriente. 17 Y me dijo: ¿No has visto, hijo de hombre? ¿Es cosa liviana para la casa de Judá hacer las abominaciones que hacen aquí? Después que han llenado de maldad la tierra, se volvieron a mí para irritarme; he aquí que aplican el ramo a sus narices. 18 Pues también yo procederé con furor; no perdonará mi ojo, ni tendré misericordia; y gritarán a mis oídos con gran voz, y no los oiré. (Ez 8: 1 – 18)

Mientras estas abominaciones eran cometidas, ¿cuál era la actitud de los fieles, y la reacción divina?

Ezequiel cap 9: 1 – 6:

1 Clamó en mis oídos con gran voz, diciendo: Los verdugos de la ciudad han llegado, y cada uno trae en su mano su instrumento para destruir. 2 Y he aquí que seis varones venían del camino de la puerta de arriba que mira hacia el norte, y cada uno traía en su mano su instrumento para destruir. Y entre ellos había un varón vestido de lino, el cual traía a su cintura un tintero de escribano; y entrados, se pararon junto al altar de bronce. 3 Y la gloria del Dios de Israel se elevó de encima del querubín, sobre el cual había estado, al umbral de la casa; y llamó Jehová al varón vestido de lino, que tenía a su cintura el tintero de escribano, 4 y le dijo Jehová: Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella. 5 Y a los otros dijo, oyéndolo yo:

Pasad por la ciudad en pos de él, y matad; no perdone vuestro ojo, ni tengáis misericordia. 6 Matad a viejos, jóvenes y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede ninguno; pero a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no os acercaréis; y comenzaréis por mi santuario. Comenzaron, pues, desde los varones ancianos que estaban delante del templo. Ez 9: 1 – 6.

¿Cuál actitud de los dirigentes israelitas era lo que más ofendía al Señor?

Ezequiel 9: 9, 10 9 Y me dijo: La maldad de la casa de Israel y de Judá es grande sobremanera, pues la tierra está llena de sangre, y la ciudad está llena de perversidad; porque han dicho: Ha abandonado Jehová la tierra, y Jehová no ve. 10 Así, pues, haré yo; mi ojo no perdonará, ni tendré misericordia; haré recaer el camino de ellos sobre sus propias cabezas. Ez 9: 9, 10

“Pronto llegará el tiempo cuando se cumplirá la profecía de Ezequiel 9; esa profecía debe ser considerada cuidadosamente porque se cumplirá al pie de la letra(1888 Materials, p. 1303). En el capítulo titulado “El Sello de Dios”, en las páginas 62 – 71 del tomo 2 de Joyas de los Testimonios, E. de White aplica Ezequiel 8 y 9 al sellamiento del pueblo de Dios de los últimos días. De ese capítulo extraeremos algunos párrafos significativos:

“Jesús está por abandonar el propiciatorio del santuario celestial, para ponerse vestiduras de venganza, y derramar su ira en juicio contra aquellos que no han respondido a la luz que Dios les ha

26

“Con infalible exactitud, el Ser Infinito sigue llevando una cuenta con todas las naciones. Mientras ofrece su misericordia, con invitaciones al arrepentimiento, esta cuenta permanece abierta; pero cuando las cifras llegan a cierta cantidad que Dios ha fijado, comienza el ministerio de su ira. La cuenta se cierra. Cesa la paciencia divina. Entonces ya no intercede la misericordia en su “Pero lo que me hace temblar es el hecho de que aquellos que han tenido la mayor luz y los mayores privilegios han sido contaminados por la iniquidad prevaleciente. Bajo la influencia de los injustos que los rodean, muchos, aun de entre los que profesan la verdad, se han enfriado y son arrastrados por la fuerte corriente del mal. El desprecio universal en que se tiene la verdadera piedad y santidad, induce a los que no se relacionan estrechamente con Dios a perder la reverencia a su ley. Si estuviesen siguiendo la luz y obedeciendo de todo corazón a la verdad, esta santa ley les parecería aún más preciosa cuando tanto se la desprecia y desecha. A medida que la falta de respeto por la ley de Dios se vuelve más manifiesta, se hace más distinta la raya de demarcación entre sus observadores y el mundo. El amor hacia los preceptos divinos aumenta en una clase de personas en la medida en que en otra clase aumenta el desprecio hacia ellos. “La crisis se está acercando rápidamente. Las cifras que suben velozmente demuestran que está por llegar el tiempo de la visitación de Dios. Aunque le repugna castigar, castigará sin embargo, y lo hará prestamente. Los que andan en la luz verán señales de un peligro inminente; pero no han de permanecer sentados en tranquila y despreocupada espera de la ruina, consolándose con la creencia de que Dios protegerá a su pueblo en el día de la visitación. Lejos de ello. Deben comprender que es su deber trabajar diligentemente para salvar a otros, esperando en Dios con fe vigorosa para obtener ayuda. "La oración del justo, obrando eficazmente puede mucho." (Sant. 5: 16.) (Joyas de los testimonios, t.2, pp. 62 – 64) “Los que reciban la marca pura de la verdad, desarrollada en ellos por el poder del Espíritu Santo y representada por el sello del hombre vestido de lino, son los que ‘gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen’ en la iglesia. Su amor por la pureza y el honor y la gloria de Dios es tal, y tienen una visión tan clara del carácter excesivamente pecaminoso del pecado, que se los representa agonizando, suspirando y llorando” (Joyas de los testimonios, t.3, pp. 335, 336). “No serán vanas las oraciones de estos pocos fieles. Cuando el Señor salga como vengador, vendrá también como protector de todos aquellos que hayan conservado la fe en su pureza y se hayan mantenido sin mancha del mundo. Será entonces el tiempo en que Dios prometió vengar a sus escogidos que claman día y noche, aunque sea longánime con ellos. “La orden es: "Pasa por medio de la ciudad, por medio de Jerusalem, y pon una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella." (Eze. 9: 4) Estos que suspiran y lloran han estado ofreciendo las palabras de vida; han reprendido, han aconsejado y suplicado. Algunos de los que estaban deshonrando a Dios se han arrepentido y han humillado su corazón delante de él. Pero la gloria del Señor se ha apartado de Israel; aunque muchos perseveraban en las formas de la religión, faltaban el poder y la presencia de Dios. “En el tiempo en que su ira se manifieste con castigos, estos humildes y consagrados discípulos de Cristo se distinguirán del resto del mundo por la angustia de su alma, expresada en lamentaciones y lloros, reproches y amonestaciones. Mientras que otros procuran arrojar un manto sobre el mal existente, y excusar la gran impiedad que

27

prevalece por doquiera, los que tienen celo por el honor de Jehová y amor por las almas no callarán para obtener el favor humano. Sus almas justas se afligen día tras día por las obras y conversaciones profanas de los impíos. Son impotentes para detener el torrente de la iniquidad; de ahí que se llenen de pesar y alarma. Lloran delante de Dios al ver la religión despreciada en los mismos hogares de aquellos que han tenido gran luz. Se lamentan y afligen sus almas porque en la iglesia hay orgullo, avaricia, egoísmo y engaño de casi toda clase. El Espíritu de Dios, que inspira la reprensión, es pisoteado, mientras triunfan los siervos de Satanás. Dios queda deshonrado, la verdad anulada”. Aquellos que no sienten pesar por su propia decadencia espiritual ni lloran sobre los pecados ajenos quedarán sin el sello de Dios. El Señor ordena a sus mensajeros, los hombres que tienen las armas de matanza en la mano: "Pasad por la ciudad en pos de él, y herid; no perdone vuestro ojo, ni tengáis misericordia. Matad viejos, mozos y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede ninguno: mas a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no llegaréis; y habéis de comenzar desde mi santuario. Comenzaron pues desde los varones ancianos que estaban delante del templo." (Eze. 9: 5, 6.) “Aquí vemos que la iglesia, el santuario del Señor, era la primera en sentir los golpes de la ira de Dios. Los ancianos, aquellos a quienes Dios había brindado gran luz, que se habían destacado como guardianes de los intereses espirituales del pueblo, habían traicionado su cometido. Habían asumido la actitud de que no necesitamos esperar milagros ni la señalada manifestación del poder de Dios como en tiempos anteriores. Los tiempos han cambiado. Estas palabras fortalecen su incredulidad, y dicen: El Señor no hará bien ni mal. Es demasiado misericordioso para castigar a su pueblo. Así el clamor de paz y seguridad es dado por hombres que no volverán a elevar la voz como trompeta para mostrar al pueblo de Dios sus transgresiones y a la casa de Jacob sus pecados. Estos perros mudos que no querían ladrar, son los que sienten la justa venganza de un Dios ofendido. Hombres, jóvenes y niñitos, todos perecen juntos.”

Los peores pecados “Las abominaciones por las cuales los fieles suspiraban y lloraban, eran todo lo que podían discernir los ojos finitos; pero los pecados mucho peores, los que provocaron los celos del Dios puro y santo, no estaban revelados. El gran Escrutador de los corazones conoce todo pecado cometido en secreto por los obradores de iniquidad. Estas personas llegan a sentirse seguras en sus engaños, y a causa de la longanimidad del Señor dicen que no ve, y luego actúan como si hubiese abandonado la tierra. Pero él descubrirá su hipocresía, y revelará a otros esos pecados que ellos ocultaban con tanto cuidado”. “Ninguna superioridad de jerarquía, dignidad o sabiduría humana, ningún cargo sagrado, impedirán a estos hombres que sacrifiquen los principios cuando sean abandonados a su propio corazón engañoso. Los que fueron considerados como dignos y justos resultan ser los caudillos de la apostasía y dan ejemplos de indiferencia y abuso de las misericordias de Dios. Ya no tolerará él su conducta impía, y en su ira, obra con ellos sin misericordia”. (2JT, 62 – 66)

¿Cuándo se realizará este castigo sobre los que así hayan traicionado cometidos sagrados, y en qué consistirá?

28

“El día de la venganza de Dios está por sobrecogernos. El sello de Dios será puesto únicamente sobre las frentes de aquellos que suspiran y lloran por las abominaciones que son cometidas en la tierra. Los que simpatizan con el mundo, comen y beben con los borrachos, serán destruidos con los que hacen iniquidad. "Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones: pero el rostro del Señor está sobre aquellos que hacen mal." (1 Ped. 3: 12.) “Nuestra propia conducta determina si recibiremos el sello del Dios viviente, o si seremos abatidos por las armas destructoras. Ya han caído sobre la tierra algunas gotas de la ira divina; pero cuando se derramen las siete últimas plagas sin mixtura en la copa de su indignación entonces será para siempre demasiado tarde para arrepentirse y hallar refugio. No habrá entonces sangre expiatoria que lave las manchas del pecado”. (2JT 67)

Otro comentario inspirado sobre estos capítulos los encontramos en el tomo 1 de “Joyas de los Testimonios”, páginas 334 - 335:

“El verdadero pueblo de Dios, que toma a pecho el espíritu de la obra del Señor y la salvación de las almas, verá siempre al pecado en su verdadero carácter pecaminoso. Estará siempre de parte de los que denuncian claramente los pecados que tan fácilmente asedian a los hijos de Dios. Especialmente en la obra final que se hace en favor de la iglesia, en el tiempo del sellamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil que han de subsistir sin defecto delante del trono de Dios, sentirán muy profundamente los yerros de los que profesan ser hijos de Dios. Esto lo expone con mucho vigor la ilustración que presenta el profeta acerca de la última obra, bajo la figura de los hombres que tenían sendas armas destructoras en las manos. Entre ellos había uno vestido de lino que tenía a su lado un tintero. "Y díjole Jehová:

Pasa por medio de la ciudad, por medio de Jerusalem, y pon una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella." (Eze. 9:4.) “El prejuicio que se ha levantado contra nosotros porque hemos reprendido los males cuya existencia Dios me reveló, y la acusación que se ha suscitado de que somos duros y severos, es injusta. Dios nos ordena hablar, y no queremos callar. Si hay males evidentes entre su pueblo, y si los hijos de Dios los pasan por alto con indiferencia, en realidad éstos sostienen y justifican al pecador, son igualmente culpables y causarán como aquél el desagrado de Dios, porque serán hechos responsables de los pecados de los culpables.” (1JT 334, 335)

Finalmente, consideremos otro deber importante del pueblo de Dios en estos días del sellamiento: la advertencia acerca de los peligros del tiempo actual, las señales del fin y los movimientos tendientes a las inminentes leyes dominicales que traerán la persecución a los observadores del sábado:

Despertémonos y obremos “Es necesario despertar al pueblo acerca de los peligros del tiempo actual. Los centinelas están durmiendo. Sufrimos años de atraso. Sientan los principales centinelas la urgente necesidad de prestar atención a sus propios casos, no sea que pierda las oportunidades que tienen de ver los peligros.

29

“Si los dirigentes de nuestras asociaciones no aceptan ahora el mensaje que Dios les envía, ni entran en acción, las iglesias sufrirán una gran pérdida. Si, al ver venir la espada, el atalaya toca la trompeta con sonido certero, las filas del pueblo harán repercutir la advertencia, y todos tendrán oportunidad de prepararse para el conflicto. Pero, con demasiada frecuencia, el caudillo ha estado vacilando y pareciendo decir: "No nos apresuremos demasiado. Puede haber un error. Debemos tener cuidado de no provocar una falsa alarma." La misma vacilación e incertidumbre de su parte clama: "Paz y seguridad." (1 Tes. 5: 3.) No os excitéis. No os alarméis. Se le da a esta cuestión de la enmienda religiosa más importancia de la que tiene. Esta agitación se apagará." En esta forma se niega virtualmente el mensaje enviado por Dios; y la amonestación que estaba destinada a despertar la iglesia no realiza su obra. La trompeta del atalaya no emite un toque certero, y el pueblo no se prepara para la batalla. Tenga el centinela cuidado, no sea que por su vacilación y demora, deje que las almas perezcan, y se le haga responsable de la sangre de ellas”.

“Durante muchos años hemos sabido que se promulgaría una ley dominical en nuestro país; y ahora que el movimiento se ha producido preguntamos: ¿Cumplirá nuestro pueblo con su deber al respecto? ¿No podemos ayudar a enarbolar el estandarte y llamar al frente a los que tienen consideración por sus derechos y privilegios religiosos? Se está acercando rápidamente el momento en que los que prefieran obedecer a Dios antes que a los hombres sentirán la mano de la opresión. ¿Deshonraremos entonces a Dios guardando silencio mientras que se pisotean sus santos mandamientos?”. “Mientras que por su actitud el mundo protestante hace concesiones a Roma, despertémonos y comprendamos la situación, y consideremos la verdadera orientación de la contienda que nos espera. Alcen la voz los centinelas ahora, y den el mensaje que es verdad presente para este tiempo. Mostremos a la gente dónde estamos en la historia profética, y procuremos despertar el espíritu del verdadero protestantismo, haciendo sentir al mundo el valor de los privilegios de la libertad religiosa que se han disfrutado durante tanto tiempo”. “Dios nos invita a despertarnos, porque el fin se acerca. Cada hora que transcurre es hora de actividad en los atrios celestiales, para preparar en la tierra un pueblo que desempeñe un papel en las grandes escenas que están por sobrecogernos. Estos momentos que pasan, que nos parecen de tan poco valor, están cargados de intereses eternos. Están amoldando el destino de las almas para la vida eterna o la muerte eterna. Las palabras que pronunciemos hoy a oídos de la gente, las obras que hagamos, el espíritu del mensaje que proclamemos, serán un sabor de vida para vida, o de muerte para muerte”. “Hermanos míos, ¿comprendéis que vuestra propia salvación, como también el destino de otras almas, depende de los preparativos que hagáis para la prueba que nos espera? ¿Tenéis el celo intenso, la piedad y devoción que os capacitarán para subsistir cuando hayáis de hacer frente a la oposición? Si alguna vez Dios habló por mí, llegará el momento cuando seréis llevados ante concilios, y se criticará severamente todo punto de la verdad que sostenéis. El tiempo que tan pródigamente se desperdicia ahora, debiera dedicarse al encargo que Dios nos ha hecho de prepararnos para la crisis inminente”.

Preparativos para la crisis

“Como nunca antes, la ley de Dios debiera ser amada y honrada por su pueblo fiel. Existe la más imperativa necesidad de inculcar en la mente y los corazones de todos los

30

creyentes hombres y mujeres, jóvenes y niños, la recomendación de Cristo: "Escudriñad las Escrituras." (Juan 5: 39.) Estudiad vuestra Biblia como nunca la habéis estudiado antes. A menos que subáis a un nivel más elevado y santo en vuestra vida religiosa no estaréis listos para la aparición de nuestro Señor. Dios espera de su pueblo un celo, una fidelidad y una devoción correspondientes a la gran luz que le ha dado. Debe haber más espiritualidad, una consagración más profunda a Dios y un celo en su obra que nunca se ha alcanzado todavía. Debe dedicarse mucho tiempo a la oración, para que las vestidura de nuestro carácter sean lavadas y emblanquecidas en la sangre del Cordero”. “Debemos en forma especial, y con fe inquebrantable, pedir a Dios que dé ahora a su pueblo gracia y poder. No creemos que haya llegado plenamente el tiempo en que han de restringirse nuestras libertades. El profeta vio "cuatro ángeles que estaban sobre los cuatro ángulos de la tierra, deteniendo los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento sobre la tierra ni sobre la mar, ni sobre ningún árbol." Otro ángel que ascendía desde el oriente, clamó a ellos diciendo: "No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que señalemos a los siervos de nuestro Dios en sus frentes." (Apoc, 7: 1, 3.) Esto señala la obra que tenemos que hacer ahora. Una gran responsabilidad incumbe a los hombres y mujeres que oran en todo el país, para que pidan a Dios que rechace la nube del mal, y nos conceda algunos años más de gracia en que trabajar para el Maestro. Clamemos a Dios para que sus ángeles retengan los cuatro vientos hasta que los misioneros sean enviados a todas partes del mundo y proclamen la amonestación contra los que desobedecen la ley de Jehová”. (2 JT 322 – 325)

Que Dios bendiga a todo su pueblo en estos tiempos finales. Amén

V0LVER AL ÍNDICE

31

EL MENSAJE A LAODICEA

Apocalipsis 3: 14-22

14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y

verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto:

15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!

16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad;

y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico,

y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y

unge tus ojos con colirio, para que veas.

19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a

él, y cenaré con él, y él conmigo.

21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y

me he sentado con mi Padre en su trono.

22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

1) ¿A quiénes se aplica el mensaje a Laodicea?

“El mensaje de Laodicea se aplica a los hijos de Dios que profesan creer en la verdad presente. La mayoría de ellos son tibios y sólo profesan la verdad. Tienen el nombre de cristianos, pero nada de celo.(1JT 477) “El mensaje a la iglesia de Laodicea es una denuncia sorprendente y se aplica al actual pueblo de Dios.” (1 JT 327))

2) ¿Qué clase de personas son los “tibios”?

“Dios indicó que quería, en el corazón de la obra, hombres que corrigiesen el estado de cosas que existía allí y permaneciesen como fieles centinelas en su puesto del deber. Les ha dado luz con respecto a todo punto, para instruirlos, estimularlos y confirmarlos, según lo requería el caso. Pero no obstante todo esto, los que debieran ser fieles y veraces, fervientes en el celo cristiano y de espíritu misericordioso, los que debieran conocer y amar fervientemente a Jesús, ayudan al enemigo a debilitar y desalentar a aquellos a quienes Dios está empleando para fortalecer la obra. El término

32

"tibio" se aplica a esta clase de personas. Profesan amar la verdad, pero son deficientes en la devoción y el fervor cristiano. No se atreven a abandonar del todo la verdad y correr el riesgo de los incrédulos; pero no están dispuestos a morir al yo y seguir de cerca los principios de su fe. (1JT 477)

3) ¿Qué reacción le producen a Jesús los tibios?

El Testigo Fiel aborrece esa tibieza. Abomina la indiferencia de esa clase de personas. Dice: "¡Ojalá fueses frío, o caliente!"" (Apoc. 3:15.) Como el agua tibia, le causan náuseas. No son ni despreocupados ni egoístamente tercos. No se empeñan cabal y cordialmente en la obra de Dios, identificándose con sus intereses; sino que se mantienen apartados y están listos para abandonar su puesto cuando lo exigen sus intereses personales y mundanos. Falta en su corazón la obra interna de la gracia. De los tales se dice: "Tú dices: Yo soy rico, y estoy enriquecido, y no tengo necesidad de ninguna cosa; y no conoces que tú eres un cuitado y miserable y pobre y ciego y desnudo." (Vers. 17.) (1 JT 478)

4) ¿Puede salvarse alguien en su condición de tibieza?

“Tal vez algunos digan que esperar el favor de Dios por nuestras buenas obras es

exaltar nuestros propios méritos. A la verdad, no podemos comprar una sola victoria con

nuestras buenas obras; sin embargo, no podemos ser vencedores sin ellas

cumplimiento muerto y frío del deber no nos hace cristianos. Debemos salir de la condición de tibieza y experimentar una verdadera conversión, o no llegaremos al cielo”. (1 JT 479) “Existen aquellos que aunque dicen servir a Dios están testificando contra él. A los tales se les da el mensaje de la iglesia laodicense. Cristo dice: "Conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente". Cuando el ángel castigador pase por la tierra, Cristo no podrá decir de ellos: "No los toques. Los tengo esculpidos en las palmas de mis manos". No. El dice de esos cristianos a medias: "Los escupiré de mi boca. Me repugnan" (Carta 44, 1903). (Citado en el 7CBA, p. 975)

El

5) ¿Están engañados los laodicenses?

“¡Qué mayor engaño puede penetrar en las mentes humanas que la confianza de que en ellos todo está bien cuando todo anda mal! El mensaje del Testigo Fiel encuentra al pueblo de Dios sumido en un triste engaño, aunque crea sinceramente dicho engaño. No sabe que su condición es deplorable a la vista de Dios. Aunque aquellos a quienes se dirige el mensaje del Testigo Fiel se lisonjean de que se encuentran en una exaltada condición espiritual, dicho mensaje quebranta su seguridad con la sorprendente denuncia de su verdadera condición de ceguera, pobreza y miseria espirituales. Este testimonio tan penetrante y severo no puede ser un error porque es el Testigo Fiel el que habla y su testimonio debe ser correcto.” “A los que se sienten seguros por causa de sus progresos y se creen ricos en conocimiento espiritual, les cuesta recibir el mensaje que declara que están engañados y

33

necesitan toda gracia espiritual. El corazón que no ha sido santificado es engañoso "más que todas las cosas, y perverso."" (Jer. 17: 9.) Se me mostró que muchos se ilusionan creyéndose buenos cristianos, aunque no tienen un solo rayo de la luz de Jesús. No tienen una viva experiencia personal en la vida divina. Necesitan humillarse profunda y cabalmente delante de Dios antes de sentir su verdadera necesidad de realizar esfuerzos fervientes y perseverantes para obtener los preciosos dones del Espíritu.” (1 JT 327 –

328)

6) ¿Cuál es la única esperanza de los laodicenses?

“La única esperanza de los laodicenses consiste en tener una visión más clara de su situación delante de Dios, un conocimiento de la naturaleza de su enfermedad. No son ni fríos ni calientes; ocupan una posición neutral, y al mismo tiempo se lisonjean de que no les falta nada.” (1 JT 477 - 478)

7) La verdadera condición de los laodicenses.

a) ¿Porqué son peores que los incrédulos?

“Los cristianos a medias son peor que los incrédulos, pues sus palabras engañosas y su posición evasiva descarrían a muchos. El incrédulo se muestra tal como es. El cristiano tibio engaña a ambas partes. Ni es un buen mundano ni un buen cristiano. Satanás lo usa para hacer una obra que ningún otro puede hacer.” (Carta 44, 1903). (Citado en el CBA, t. 7, p.975).

b)El pecado prevalece entre el pueblo de Dios. Como pueblo, estamos triunfando en la claridad y fuerza de la verdad. Somos plenamente sostenidos en nuestra posición por una abrumadora cantidad de claros testimonios bíblicos. Pero somos muy deficientes en humildad, paciencia, fe, amor, abnegación, vigilancia y espíritu de sacrificio según la Biblia. Necesitamos cultivar la santidad bíblica. El pecado prevalece entre el pueblo de Dios. El claro mensaje de reprensión enviado a los laodicenses no es recibido. Muchos se aferran a sus dudas y pecados predilectos, a la par que están tan engañados que hablan y sienten como si nada necesitasen. Piensan que es innecesario el testimonio de reproche del Espíritu de Dios, o que no se refiere a ellos. Los tales se hallan en la mayor necesidad de la gracia de Dios y de discernimiento espiritual para poder descubrir su falta de conocimiento espiritual. Les falta casi toda cualidad necesaria para perfeccionar un carácter cristiano. No tienen el conocimiento práctico de la verdad bíblica que induce a la humildad en la vida y a conformar la voluntad a la de Cristo. No viven obedeciendo a todos los requerimientos de Dios.” (1JT 328 – 329)

c)Falta de entrega total “Nadie puede ocupar una posición neutral; no existe una posición intermedia, en la que no se ame a Dios y tampoco se sirva al enemigo de la justicia. Cristo ha de vivir en sus agentes humanos, obrar por medio de sus facultades y actuar por sus habilidades. Ellos deben someter su voluntad a la de Cristo y obrar con su Espíritu. Entonces, ya no son ellos los que viven, sino que Cristo vive en ellos. Quien no se entrega por entero a

34

Dios se ve gobernado por otro poder y escucha otra voz, cuyas sugestiones revisten un carácter completamente distinto. El servicio a medias coloca al agente humano del lado del enemigo, como aliado eficaz de los ejércitos de las tinieblas. Cuándo los que profesan ser soldados de Cristo se unen a la confederación de Satanás y colaboran con él, se revelan como enemigos de Cristo. Traicionan cometidos sagrados. Constituyen un eslabón entre Satanás y los soldados fieles; y por medio de dichos agentes el enemigo trabaja constantemente para seducir los corazones de los soldados de Cristo.” (DMJ 80)

d) No condenan lo malo y sostienen la justicia.

“No es suficiente el simple hecho de profesar creer la verdad. Todos los soldados de la cruz de Cristo se obligan virtualmente a entrar en la cruzada contra el adversario de

las almas, a condenar lo malo y sostener la justicia. Pero el mensaje del Testigo Fiel revela el hecho de que nuestro pueblo está sumido en un terrible engaño, que impone la necesidad de amonestarlo para que interrumpa su sueño espiritual y se levante a cumplir una acción decidida.” (1 JT 328-329)

e) Espíritu de conformismo y suficiencia.

“En mi última visión se me mostró que este mensaje decidido del Testigo Fiel no ha cumplido aún el designio de Dios. La gente duerme en sus pecados. Continúa declarándose rica, y sin necesidad de nada. Muchos preguntan: ¿Por qué se dan todos estos reproches? ¿Por qué los Testimonios nos acusan continuamente de apostasía y graves pecados? Amamos la verdad; estamos prosperando; no necesitamos esos testimonios de amonestación y reproche. Pero miren sus corazones estos murmuradores y comparen su vida con las enseñanzas prácticas de la Biblia; humillen sus almas delante de Dios; ilumine la gracia de Dios las tinieblas; y caerán las escamas de sus ojos y se percatarán de su verdadera pobreza y miseria espirituales. Sentirán la necesidad de comprar oro, que es la fe y el amor puro; ropa blanca, que es el carácter inmaculado, purificado en la sangre de su amado Redentor; y colirio, que es la gracia de Dios, y que les dará un claro discernimiento de las cosas espirituales para descubrir el pecado. Estas cosas son más preciosas que el oro de Ofir. (1 JT 329)

f) Amor al mundo, egoísmo, codicia. “El peligro que han corrido los hijos de Dios durante los últimos años ha sido el amor al mundo. De éste han nacido los pecados del egoísmo y de la codicia. Cuanto más obtienen de este mundo, tanto más fijan sus afectos en él; y tanto más procuran obtener. Dijo el ángel: "Es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja que para un rico entrar en el reino de Dios." Sin embargo, muchos de los que profesan creer que poseemos la última nota de amonestación para el mundo, están esforzándose con toda su energía para colocarse en la situación en la cual es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja que para ellos entrar en el reino.”(1JT 41)

g) Está desapareciendo la fe en la segunda venida de Cristo.

“La fe en la pronta venida de Cristo se está desvaneciendo. "Mi Señor se tarda en venir" (Mat. 24:48), es no sólo lo que se dice en el corazón, sino que se expresa en

35

palabras y muy definidamente en las obras. En este tiempo de vigilia, el estupor anubla los sentidos del pueblo de Dios con respecto a las señales de los tiempos. La terrible iniquidad que tanto abunda requiere la mayor diligencia y el testimonio vivo para impedir que el pecado penetre en la iglesia. La fe ha estado disminuyendo en grado temible, y únicamente el ejercicio puede hacerla aumentar.” (1 JT 330 – 331)

8) ¿Cuales son las causas de la ceguera espiritual? Nota: señalaremos aquí sólo algunos puntos importantes a resaltar; sin olvidar que la causa principal de todos los problemas espirituales tienen siempre la misma raíz: la falta de comunión con Dios, mediante el estudio diario de su Palabra, la oración ferviente y la consagración total.

a) No querer recibir la corrección.

“Se me ha mostrado que la mayor razón por la cual los hijos de Dios se encuentran ahora en este estado de ceguera espiritual, es que no quieren recibir la

corrección. Muchos han despreciado los reproches y amonestaciones que se les dirigieron. El Testigo Fiel condena la tibieza de los hijos de Dios, que confiere a Satanás gran poder sobre ellos en este tiempo de espera y vigilancia. Los egoístas, los orgullosos

y

los amantes del pecado se ven siempre asaltados por dudas. Satanás sabe sugerir dudas

e

idear objeciones contra el testimonio directo que Dios envía, y muchos piensan que es

una virtud, un indicio de inteligencia ser incrédulos, dudar y argüir. Los que desean dudar tendrán bastante oportunidad de hacerlo. Dios no se propone suprimir todo motivo de incredulidad. El da evidencias que deben ser investigadas cuidadosamente con mente humilde y espíritu dispuesto a recibir enseñanza; y todos deben decidir por el peso de las evidencias.” (1 JT 329)

b) Rechazo o ignorancia de los testimonios.

“No sólo los que rechazan los Testimonios o albergan dudas con respecto a ellos están en terreno peligroso. Despreciar la luz es rechazarla.” (2T 290) “Muchos contrarían directamente la luz que Dios ha dado a su pueblo, porque no leen los libros que contienen la luz y el conocimiento, en reconvenciones, reprensiones y amonestaciones. Los cuidados del mundo, el amor a la moda y la falta de religión han desviado la atención de la luz que Dios nos ha concedido tan misericordiosamente, mientras que libros y periódicos que contienen errores inundan todo el país. Por doquiera están aumentando el escepticismo y la incredulidad. La preciosa luz que proviene del trono de Dios se oculta bajo un almud. Dios hará a su pueblo responsable de esta negligencia. Habrá que darle cuenta de todo rayo de luz que él ha dejado brillar sobre nuestra senda, sea que la hayamos aprovechado para progresar en las cosas divinas, o rechazado porque nos resultaba más agradable seguir nuestras inclinaciones.” 2 JT 291 Los tomos del "Espíritu de Profecía," y también los Testimonios deben ser

introducidos en toda familia observadora del sábado, y los hermanos deben conocer su

36

valor y ser instados a

leídos a menudo. Guárdense donde puedan ser leídos por muchos.” 2 JT 291.

Debieran estar en la biblioteca de cada familia, y ser

c) Mensajes tibios desde los púlpitos. “Mi corazón se llena de angustia cuando pienso en los mensajes tibios que dan algunos de nuestros ministros, cuando llevan un mensaje de vida o muerte. Los ministros están dormidos; los miembros laicos también; y el mundo perece en el pecado. Dios ayude a su pueblo a despertarse, a andar y obrar como hombres y mujeres que están en el umbral del mundo eterno. Pronto una terrible sorpresa sobrecogerá a los habitantes del mundo. Cristo vendrá repentinamente, con poder y grande gloria. Entonces no habrá tiempo para prepararse para recibirlo. Ahora es el tiempo en que hemos de dar el mensaje de advertencia.” (3 JT 220)

10) ¿Qué remedio ofrece Jesús a Laodicea? Arrepentimiento:

“Estimados hermanos y hermanas: El Señor me ha mostrado en visión algo concerniente a la tibieza actual de la iglesia, y os lo relataré. La iglesia me fue presentada en visión. Dijo el ángel a la iglesia: "Jesús te habla: 'Sé celoso y arrepiéntete'" (Apoc. 3:

19.) Vi que esta obra ha de ser emprendida con fervor. Hay algo de que arrepentirse. La mentalidad mundanal, el egoísmo y la codicia han estado carcomiendo la espiritualidad y la vida del pueblo de Dios.”(1 JT 41)

Comprar de Jesús:

La compra que Cristo nos recomienda consiste tan sólo en cumplir con las condiciones que él nos ha dado. La verdadera gracia, que es de valor inestimable, y que soportará la prueba y la adversidad, se obtiene únicamente por la fe y por una obediencia humilde acompañada de oración. Las gracias que soportan las pruebas de la aflicción y la persecución, y la evidencia de su pureza y sinceridad, son el oro que es probado en el fuego y hallado puro. Cristo ofrece vender al hombre este precioso tesoro:

"Yo te amonesto que de mí compres oro afinado en fuego." (1 JT 479) [ver 1ª Pedro 1:

6, 7 ].

El remedio de Dios “La fe y el amor son el oro puro, o las verdaderas riquezas que el Testigo Fiel les aconseja a los tibios que “El Testigo Fiel nos aconseja que compremos de él oro afinado en el fuego, vestiduras blancas y “El oro probado en el fuego que se recomienda aquí, es la fe y el amor. Enriquece el corazón, porque se lo ha refinado hasta su máxima pureza, y cuanto más se lo prueba, tanto más resplandece. La vestidura blanca es la pureza de carácter, la justicia de Cristo impartida al pecador. Es a la verdad una vestidura de tejido celestial, que puede comprarse únicamente de Cristo, para una vida de obediencia voluntaria. El colirio es aquella sabiduría y gracia que nos habilitan para discernir entre lo malo y lo

37

bueno, y para reconocer el pecado bajo cualquier disfraz. Dios ha dado a su iglesia ojos que él quiere que sean ungidos con sabiduría para que vean claramente; pero muchos sacarían los ojos de la iglesia si pudiesen, porque no quieren que sus obras salgan a luz, no sea que resulten reprendidos. El colirio divino impartirá claridad al entendimiento. Cristo es el depositario de todas las gracias. El dice: "Yo te amonesto que de mi compres." (Apoc. 3:18.) (1 JT 478 – 479)

11)

¿Será sin sacrificio que obtendremos las gracias ofrecidas?

“La obra que consiste en podarnos y purificamos para el cielo, es una obra grande y nos costará mucho sufrimiento y prueba, porque nuestra voluntad no quiere sujetarse a la de Cristo. Debemos pasar por el horno de fuego hasta que éste haya consumido la escoria y seamos purificados y reflejemos la imagen divina. Los que siguen sus inclinaciones y se rigen por las apariencias no son buenos jueces de lo que Dios está haciendo. Están llenos de descontento. Ven fracaso donde hay en verdad triunfo, y gran pérdida donde hay ganancia; como Jacob, están listos para exclamar: "Contra mí son todas estas cosas" (Gén. 42: 36), cuando las mismas cosas de las cuales se quejan obran para su propio bien.” “Sin cruz no hay corona. ¿Cómo puede uno hacerse fuerte en el Señor sin pruebas? Para tener fuerza, debemos ejercitarnos. Para tener fe energética, debemos estar colocados en circunstancias donde nuestra fe se ejercitará. Precisamente antes de su martirio, el apóstol Pablo exhortó así a Timoteo: "Sé participante de los trabajos del evangelio según la virtud de Dios." (2 Tim 1: 8.) Por medio de mucha tribulación es como hemos de entrar en el reino de Dios. Nuestro Salvador fue probado de toda manera posible, y sin embargo triunfó continuamente en Dios. Es nuestro privilegio ser fuertes en la fortaleza de Dios en todas las circunstancias y gloriarnos en la cruz de Cristo.(1 JT 482-483) “La vida eterna es de valor infinito y nos costará todo lo que poseemos. Se me mostró que no estimamos debidamente las cosas eternas. Todo lo que es digno de posesión, aún en este mundo, debe obtenerse mediante esfuerzo y a veces por el sacrificio más penoso. Y ello es tan sólo para obtener un tesoro perecedero. ¿Estaremos menos dispuestos a soportar conflictos y trabajos y a hacer esfuerzos fervientes y grandes sacrificios, para obtener un tesoro que es de valor incalculable y una vida que se mide con la del Infinito? ¿Puede el cielo costarnos demasiado?” (1 JT 330)

12) ¿Está mal dar un mensaje de alarma?

“Los más alarmantes mensajes serán presentados por hombres designados por Dios”. (El evangelismo, p. 127).

13) Algunos obstáculos que nos dificultan salir de la tibieza.

a) Una alimentación incorrecta. “Los que se complacen en comer carne, en tomar té y en la glotonería, están sembrando semillas cuya cosecha será dolor y muerte. Los alimentos no saludables

38

colocados en el estómago fortalecen los apetitos que combaten contra el alma, y así se desarrollan las propensiones inferiores. Un régimen a base de carne tiende a desarrollar la animalidad. El progreso de la animalidad disminuye la espiritualidad, y hace que la mente resulte incapaz de comprender la verdad.” (CSRA 456)

b) La vida en las ciudades. “Insto a nuestro pueblo a que convierta la búsqueda de la espiritualidad en la obra de su vida. Cristo está a la puerta. Por esto digo a nuestro pueblo: "No consideréis que es una privación el ser llamados a dejar las ciudades para trasladamos al campo. Allí esperan abundantes bendiciones para los que deseen aprehenderlas. Al contemplar las escenas de la naturaleza, las obras del Creador, y al estudiar la obra de la mano de Dios, seréis transformados imperceptiblemente a la misma imagen".- 2MS 408 “Cuando los adventistas del séptimo día se establecen en ciudades donde ya existe una iglesia grande no están en su debido lugar y su espiritualidad se debilita más y más. Sus hijos están expuestos a numerosas tentaciones. Hermanos míos, a menos que seáis imprescindibles para el adelanto de la obra en un tal lugar, sería mucho más prudente que fuerais a un lugar donde la verdad no ha penetrado aún, y os esforzarais en dedicar vuestra capacidad a la obra del Maestro.” (3 JT 227)

c) El ambiente tibio de la iglesia. "Al Señor le agradaría que los tibios, que creen que son religiosos, nunca hubieran mencionado su nombre. Son una carga continua para los que anhelan ser fieles seguidores de Jesús. Son una piedra de tropiezo para los incrédulos" (1T 188). (Citado en 7CBA, pág. 777) “La atmósfera de la iglesia es tan frígida, su espíritu es de tal naturaleza, que los hombres y mujeres no pueden sostener o soportar el ejemplo de la piedad primitiva nacida del cielo. El calor de su primer amor está congelado, y a menos que sean regalados por el bautismo del Espíritu Santo, su candelabro será quitado de su lugar, si no se arrepienten y hacen las primeras obras.” TM 166 Nota sugerente : aun cuando es imposible revertir el ambiente de la iglesia, podemos sin embargo experimentar un reavivamiento reuniéndonos en grupos pequeños en las casas, una, dos o más veces por semana, inclusive los sábados por la mañana. Recordemos que “donde hay dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”, dice Jesús. Si Jesús está en la reunión, aunque sea en la casa, ¿falta algo? Y si Jesús no está en la reunión, por más que sea en el templo oficial, ¿aprovechará de algo? Esto revitalizará la experiencia espiritual de los que se reúnan para estudiar la Palabra de Dios.

14) ¿Qué ocurriría finalmente al no obedecerse el consejo del Testigo fiel y verdadero? ¿Se vería el Señor obligado a desplazar a la organización actual de la iglesia adventista de su posición privilegiada, y a trabajar con otro grupo más fiel?

Será quitado el candelero:

39

“Pero, ¡oh qué cuadro triste! Los que no se someten a la influencia del Espíritu Santo pronto pierden las bendiciones recibidas cuando reconocieron la verdad como procedente del cielo. Caerán en una formalidad fría sin espíritu; pierden su interés en las almas que perecen; han abandonado su primer amor. Y Cristo les dice: “Recuerda por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no , vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de tu lugar, si no te hubieres arrepentido”. Él retirará su Espíritu Santo de la iglesia, y lo dará a otros que lo aprecian. No existe una evidencia mayor de que los que han recibido gran luz no la aprecian, que la que presenta su negativa a permitir que la luz brille sobre los que están en tinieblas, y a dedicar su tiempo y sus energías a la celebración de formas y ceremonias. No se tienen pensamientos de la obra interna, de la necesidad de un corazón puro. La ausencia de armonía con Dios resulta evidente. La luz se oscurece y desaparece, el candelero ha sido quitado. Hay mucho ejercicio de una autoridad de factura humana en aquellos a los cuales Dios no ha dado su sabiduría porque no han sentido la necesidad de la sabiduría celestial. ” (Review and Herald, 16 – Julio – 1895). Citado también en “Recibiréis poder”, p. 311

2)

“Se me ha instruido que diga que estas palabras [las de Apocalipsis 2: 4-5] son

aplicables a las iglesias adventistas del séptimo día en su condición presente. Se ha perdido el amor de Dios, y esto significa la ausencia del amor mutuo. El yo, el yo, el yo, es complacido y lucha por la supremacía. ¿Por cuánto tiempo ha de continuar esta condición? A menos que haya una reconversión, habrá pronto una falta tan grande de piedad que las iglesias estarán representadas por la higuera sin fruto. A la iglesia le ha sido concedida gran luz. Ha tenido abundante oportunidad de llevar mucho fruto, pero ha venido el egoísmo a su medio. Y Dios dice: “quitaré tu candelero de tu lugar, si no te arrepientes.” (Review and Herald, 25 – Febrero – 1902)

“De aquellos que se jactan de su luz y sin embargo no andan en ella, Cristo dice:

"Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para Tiro y Sidón, que para vosotras. Y tú, Capernaúm [adventistas del séptimo día, que han tenido gran luz], que eres levantada hasta el cielo [en materia de privilegios], hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy".-R & H Agosto 1, 1893. “La iglesia se encuentra en el estado laodicense. La presencia de Dios no está en su medio”.-1NL 99 (1898). (Eventos de los últimos días, p. 50 - 51)

Una advertencia final: Peligros de los postreros días.- “Estamos viviendo en un tiempo muy solemne e importante en la historia de esta tierra. Nos vemos en medio de los peligros de los postreros días. Está por sobrecogernos sucesos importantes y terribles. ¡Cuán necesario es que todos los que temen a Dios y aman su ley, se humillen delante de él y se aflijan y lamenten, confesando los pecados que han separado a Dios de su pueblo! Lo que debe excitar la mayor alarma es que no sentimos ni comprendemos nuestra condición degradada, y que nos contentamos con permanecer como estamos. Debemos acudir a la Palabra Dios y a la oración, buscando

40

individualmente al Señor con fervor, para encontrarlo. Debemos hacer de esto nuestro primer quehacer. (1 JT 333)

V0LVER AL ÍNDICE

41

LA APOSTASÍA OMEGA EN EL PROFESO PUEBLO DE DIOS Y EL TRIUNFO FINAL DE LA VERDAD

Lectura Bíblica: 2ª Timoteo 3: 1 – 17 y 4: 1 – 5.

¿QUÉ TREMENDA OBRA HARÍA SATANÁS DENTRO DEL PUEBLO DE DIOS HACIA EL FINAL DEL TIEMPO?

“No os engañéis, muchos se apartarán de la fe prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios. Tenemos ahora delante de nosotros el alfa de ese peligro. La omega será de una naturaleza asombrosísima”. (Mensajes Selectos, tomo 1, p. 231).

“En el libro Living Temple se presenta el alfa de herejías mortíferas. La omega seguirá y será recibida por los que no estén dispuestos a prestar atención a la

amonestación que Dios ha dado”.

(íd., p. 233).

“Living Temple contiene el alfa de esas teorías. Sabía que la omega seguiría poco después, y temblé por nuestro pueblo. (íd., p. 237)

¿QUÉ CARACTERÍSTICAS TENDRÍA DICHA APOSTASÍA?

1) La proclamación del mensaje del tercer ángel sería detenida.

“Satanás ha ideado un estado de cosas por el cual la proclamación del mensaje del tercer ángel será detenida. Debemos precavernos de sus planes y métodos. No debe suavizarse el tono de la verdad, no debe disimularse el mensaje para este tiempo. El mensaje del tercer ángel debe ser fortalecido y confirmado. El capítulo dieciocho de Apocalipsis revela la importancia de presentar la verdad no en términos mesurados, sino con valentía y poder. Ha habido demasiados rodeos en la proclamación del mensaje del tercer ángel. El mensaje no ha sido dado tan clara y distintamente como debiera haber sido proclamado” (Manuscrito 16, 1900). (El Evangelismo, pág. 171)

2)

Se mostraría indiferencia a las señales de los tiempos.

“El enemigo está tratando de apartar las mentes de nuestros hermanos y hermanas de la obra de preparar a un pueblo que pueda subsistir en estos últimos días. Sus sofismas están destinados a apartar las mentes de los peligros y deberes de la hora. Atribuyen poco valor a la luz que Cristo trajo del cielo para dar a Juan en favor de su pueblo. Enseñan

42

que los acontecimientos que nos confrontan no tienen importancia suficiente para recibir atención especial. Anulan la verdad de origen celestial, y despojan al pueblo de Dios de su experiencia pasada, reemplazándola por una falsa ciencia. "Así dijo Jehová:

Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él." (Jer 6: 16). (Obreros Evangélicos, pp. 321-322).

3) Se promovería un sistema de adoración que desvíe la mente de Dios con una música no santificada.

“Es imposible estimar en demasía la obra que el Señor quiere llevar a cabo mediante los que se consideran vasos o instrumentos suyos, para poner en acción sus pensamientos y propósitos. Esas mismas cosas que habéis explicado que ocurrían en Indiana, el Señor me ha mostrado que volverían a ocurrir justamente antes de la terminación del tiempo de gracia. Se manifestará toda clase de cosas extrañas. Habrá vocerío acompañado de tambores, música y danza. El juicio de algunos seres racionales quedará confundido de tal manera que no podrán confiar en él para realizar decisiones correctas. Y a esto consideran como la actuación del Espíritu Santo.” (Mensajes Selectos, tomo 2, pág. 41)

4) Se renunciaría a las doctrinas fundamentales de nuestra fe y se cambiaría nuestra religión.

“El enemigo de las almas ha procurado introducir la suposición de que había de realizarse una gran reforma entre los adventistas del séptimo día, y que esa reforma consistiría en renunciar a las doctrinas que están en pie como las columnas de nuestra fe y que había de comenzar un proceso de reorganización. Si se efectuara esta reforma, ¿qué resultaría? Los principios de verdad que Dios en su sabiduría ha dado a la iglesia remanente serían descartados. Sería cambiada nuestra religión. Los principios fundamentales que han sostenido la obra durante los últimos cincuenta años serían considerados como error. (Mensajes Selectos, t. 1, pág. 238 –239)

5)

“Se establecería una nueva organización.” (íd., p. 239)

6)

“Se escribirían libros de una nueva orientación.” (íd., p. 239)

7)

“Se introduciría un sistema de filosofía intelectual.” (íd., p. 239)

8)

Se tratará de enterrar el sábado y exaltar el domingo.

“Por supuesto, se tendría poco en cuenta el sábado y también al Dios que lo creó.” (íd., p. 239) “El Señor tiene una controversia con su pueblo profeso en estos últimos días. En esta controversia hombres en las posiciones de responsabilidad tomarán un curso directamente opuesto al seguido por Nehemías. Ellos no sólo ignorarán y despreciarán el Sábado, sino que también intentarán mantenerlo alejado de los demás enterrándolo bajo la

43

basura de costumbres y tradiciones. En las iglesias y en las grandes reuniones al aire libre, los ministros urgirán al pueblo sobre la necesidad de guardar el primer día de la semana. Hay calamidades en el mar y tierra: y estas calamidades aumentarán, un desastre seguirá al otro; y la pequeña hueste de concienzudos observadores del sábado serán señalados como los que están trayendo la ira de Dios en el mundo por su descuido del domingo.” Review and Herald, 18 – 03 – 1884. 9) La dirigencia adventista estaría infiltrada por católicos que la llegarían a controlar.

Obra de lobos vestidos de ovejas.- “Habrá, aun entre nosotros, mercenarios y lobos con vestidos de ovejas que persuadirán al rebaño de Dios a presentar sacrificios a otros dioses delante del Señor Jóvenes que no están establecidos, arraigados y afirmados en la verdad, serán corrompidos y arrastrados por ciegos que guían a otros ciegos; y los impíos, los despreciadores que dudan y perecen, que desprecian la soberanía del Anciano de días y colocan en el trono un falso dios, un ser de su propia definición, un ser totalmente semejante a ellos mismos, serán agentes en las manos de Satanás para corromper la fe de los incautos.” (Mensajes Selectos, T. 3, pág. 454)

Esa “

noche soñé que yo estaba en Battle Creek mirando hacia el lado de afuera

de la ventana de la puerta y vi una compañía marchando hacia la casa, de dos en dos. Parecían severos y decididos. Yo los conocí bien y me volví a abrir la puerta del salón para recibirlos, pero pensé que debería mirar nuevamente. La escena había cambiado. La compañía ahora presentaba la apariencia de una procesión católica. Uno sostenía en su mano una cruz, otro una caña. Y cuando se acercaron, el que estaba cargando la caña hizo un círculo alrededor de la casa, diciendo tres veces: "Esta casa está proscripta. Los bienes deben confiscarse. Ellos han hablado contra nuestra santa orden". El terror se apoderó de mí, y corrí atravesando la casa saliendo por la puerta norte, y me encontré en medio de una compañía, algunos de los cuales yo conocía, pero no me atreví a hablarles una palabra a ellos por temor a ser traicionada. Yo intenté buscar un lugar retirado donde pudiese llorar y orar sin encontrar ojos ávidos e inquisitivos dondequiera me volviese. Frecuentemente repetía: "¡Si tan sólo pudiera entender esto! ¡Si ellos me dijesen lo que he dicho o lo que he hecho! " “Yo lloré y oré mucho cuando vi nuestros bienes confiscados. Traté de leer simpatía o piedad hacia mí en las miradas de los que estaban a mi alrededor, y me fijé en los semblantes de varios de quienes yo pensaba que me hablarían y me confortarían si no temiesen ser observados por otros. Hice un intento de escapar de la multitud, pero al notar que me estaban vigilando, oculté mis intenciones. Comencé a llorar en voz alta, diciendo:

"¡Si me dijeran tan sólo lo que he hecho o lo que he dicho! " Mi marido que estaba durmiendo en una cama en el mismo cuarto me oyó llorar en voz alta y me despertó. Mi almohada estaba mojada con las lágrimas, y una triste depresión de espíritu estaba sobre mí."(Testimonies for the church, T 1, p. 577 – 578)

10) Como consecuencia de esta infiltración, Satanás se interpondría entre el pueblo y Dios.

44

“En el gran corazón de la obra, Satanás empleará sus artes infernales en grado máximo. Buscará toda forma posible para interponerse él mismo entre el pueblo

y Dios, e interrumpir la luz que debiera haber iluminado a sus hijos. Es su propósito mantenerlos en la ignorancia de lo que vendrá sobre la tierra.” - R. H., Diciembre 24, 1889. (citado en el libro de Donald Mansell, “El perfil de la crisis venidera”, (Pacific Press, 1999), en el capítulo titulado “El zarandeo y la omega de la gran apostasía”, página

138.

11) Sería un movimiento promovido por los dirigentes sin permitir oposición al mismo (habría un liderazgo autoritario).

“No se permitiría que nada se interpusiera en el camino del nuevo movimiento. Los dirigentes enseñarían que la virtud es mejor que el vicio, pero habiendo puesto de lado a Dios, resolverían depender del poder humano, que no tiene valor sin Dios.” (Mensajes Selectos, t. 1. Pág. 239)

12) Serían fuertemente atacados los testimonios de Elena de White.

“Satanás está

constantemente haciendo fuerza por introducir lo espurio a fin de

apartar de la verdad. Precisamente, el último engaño de Satanás se hará para que no tenga efecto el testimonio del Espíritu de Dios. "Sin profecía el pueblo será disipado" (Prov. 29: 18, versión Valera antigua). Satanás trabajará hábilmente en diferentes formas y mediante diferentes instrumentos para perturbar la confianza del pueblo remanente de Dios en el testimonio verdadero (Carta 12, 1890). “Se encenderá un odio satánico contra los testimonios. La obra de Satanás será perturbar la fe de las iglesias en ellos por esta razón: Satanás no puede disponer de una senda tan clara para introducir sus engaños y atar a las almas con sus errores si se obedecen las amonestaciones y reproches del Espíritu de Dios (Carta 40, 1890). (Mensajes Selectos, tomo 1, pp. 55 – 56)

Cabe una pregunta: ¿algo de esto está ocurriendo ahora entre nosotros? Dejo al lector la respuesta. Tal vez no todo aún, pero lo profetizado debe cumplirse, es cuestión de tiempo. En algunas partes del mundo, en especial en los Estados Unidos, este proceso de apostasía parece estar muy avanzado. En otros lugares, menos. Pero tarde o temprano alcanzará a todos los centros adventistas en todo el mundo, porque “No se permitiría que nada se interpusiera en el camino del nuevo movimiento” (Mensajes Selectos, t. 1, p.

239)

Este panorama ciertamente parece muy desanimador. Pero recordemos que siempre habrá un remanente fiel. Veamos ahora la otra cara de la moneda: el pueblo de Dios triunfará pese a todo. “Parecerá que la iglesia está por caer, pero no caerá.” (Maranata, p. 30) Los fieles (los que son la verdadera iglesia de Cristo) reaccionarán ante esta apostasía y se unirán bajo el estandarte de la verdad. Los hijos de Dios recibirán el

45

Espíritu Santo. Darán el fuerte clamor final. Reflejarán la imagen de Cristo. Recibirán el sello de Dios. Soportarán la peor persecución de toda la historia. Y estarán de pie cuando Cristo venga. ¡AMÉN! Aquí debemos hacer un alto y responder una pregunta crucial: ¿cuál es el pueblo de Dios, la iglesia de Dios, de la que se dice que “Parecerá que la iglesia está por caer, pero no caerá.”? ¿Es la organización adventista, la Corporación adventista del Séptimo día, con todas sus instituciones y su sistema rígido de gobierno, al estilo romano? ¿O es simplemente el conjunto de hijos de Dios que le son realmente fieles? La Biblia define el asunto muy claramente en Apoc 12:17: “los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo (el espíritu de profecía, Apoc 19: 10). ¿Y qué dice E. de White? Tal vez nos sorprendamos al leer que ella da la misma definición que la Biblia, ella dice que la Iglesia de Dios NO ES LA DENOMINACIÓN, SINO AQUELLOS QUE SON FIELES. Veamos:

“Dios posee una iglesia. No es una gran catedral, ni la iglesia oficial establecida, ni las diversas denominaciones; sino el pueblo que ama a Dios y guarda sus mandamientos. "Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mat. 18: 20). Aunque Cristo esté aún entre unos pocos humildes, ésta es su iglesia, pues sólo la presencia del Alto y Sublime que habita la eternidad puede constituir una iglesia.” Alza tus ojos, p. 313. De manera que para pertenecer al pueblo de Dios, a la iglesia verdadera, no necesitamos estar en la lista de miembros de ninguna denominación, sino en el libro de la vida, y ser fieles hasta la muerte. Con esos hijos de Dios triunfará la verdad:

1)

Algunos serán instrumentos de Dios, otros serán pasados por alto.

“Él suscitará hombres y mujeres entre la gente corriente para hacer su obra, así como en la antigüedad llamó a pescadores para que fuesen sus discípulos. Pronto habrá un despertar que sorprenderá a muchos. Aquellos que no comprenden la necesidad de lo que debe hacerse, serán pasados por alto, y los mensajeros celestiales trabajarán con aquellos a quienes se los llama gente común, capacitándolos para llevar la verdad a muchos lugares” (Eventos de los últimos días, p. 208).

2)Dios empleará medios que nos sorprenderán.

“Permítame decirle que el Señor actuará en esa etapa final de la obra en una forma muy diferente de la acostumbrada, contraria a todos los planes humanos. Habrá entre nosotros personas que siempre querrán controlar la obra de Dios y dictar hasta los movimientos que deberán hacerse cuando la obra avance bajo la dirección de ese ángel que se une al tercero para dar el mensaje que ha de ser comunicado al mundo. Dios empleará formas y medios que nos permitirán ver que él está tomando las riendas en sus propias manos. Los obreros se sorprenderán por los medios sencillos que utilizará para realizar y perfeccionar su obra en justicia.”-TM 300; EUD 207.

46

“El Consolador se revelará no en una forma especifica, precisa, que el hombre pueda delinear, sino en el orden de Dios: en tiempos y formas inesperados que honrarán su nombre.” “El Espíritu se derrama sobre todos los que cedan a sus indicaciones, y arrojando de lado toda maquinaria humana, su reglas limitativas y métodos cautelosos, declararán la verdad con el poder del Espíritu.-Ev 508 (1895). (EUD, 210) ¿Qué actitud debieran tomar los hijos de Dios ante esta situación?.

3) Los hijos de Dios, los que no se quieren dejar arrastrar por este proceso de apostasía y quieren mantenerse fieles a Dios y a su palabra, deben despertarse, asumir una responsabilidad individual ante Dios, y unirse para cumplir con la comisión sagrada que Cristo nos dejó, porque AHORA ES EL TIEMPO. No podemos esperar que ‘las líneas regulares’ nos indiquen el deber, porque eso será una trampa. Lo dice la sierva del Señor:

“Dios pide un reavivamiento y una reforma. Las ‘líneas regulares’ no han cumplido con la obra que Dios desea. Que un reavivamiento y reforma hagan cambios constantes. Algo se ha hecho en estas líneas, pero que la obra no pare allí. ¡No! Quiebren todo yugo. Que el hombre se despierte y se dé cuenta que tiene una responsabilidad individual.” “Lo que sucede actualmente es suficiente para demostrar a todos los que tienen un verdadero espíritu misionero, que las ‘líneas regulares’ pueden ser un fracaso y una trampa. Con la ayuda de Dios, el círculo de representativos que se atreven a adjudicarse esas tremendas responsabilidades no ejercerá más su poder no santificado en las llamadas ‘líneas regulares’. Se ha otorgado demasiado poder a las agencias humanas que necesitan ser reavivadas y reformadas. No permitan que el egoísmo y la codicia señalen el trabajo que debe realizarse para cumplir el gran y noble cometido que Cristo ha dado a cada discípulo. Él, nuestro Señor y Maestro nos ha dado un ejemplo de abnegación en su vida, de cómo debemos trabajar para avanzar el reino de Dios” (Spalding Magan, p.

175).

“Que los que desean seguir totalmente a Cristo salgan a trabajar, aun cuando eso signifique pasar por alto la autoridad de los pastores y del presidente” (Testimonies, t. 5, p. 369).

4)

Debemos proclamar ya los mensajes de los tres ángeles al mundo.

“En un sentido muy especial, los adventistas del séptimo día han sido colocados en el mundo como centinelas y transmisores de luz. A ellos ha sido confiada la tarea de dirigir la última amonestación a un mundo que perece. La Palabra de Dios proyecta sobre ellos una luz maravillosa. Una obra de la mayor importancia les ha sido confiada:

proclamar los mensajes del primero, segundo y tercer ángeles. Ninguna otra obra puede ser comparada con ésta y nada debe desviar nuestra atención de ella”. “Las verdades que debemos proclamar al mundo son las más solemnes que jamás hayan sido confiadas a seres mortales. Nuestra tarea consiste en proclamarlas. El mundo

debe ser amonestado, y el pueblo de Dios tiene que ser fiel a su cometido

47

“¿Esperaremos hasta que los juicios de Dios caigan sobre el pecador para decirle cómo evitarlos? ¿Dónde está nuestra fe en la Palabra de Dios?¿Debemos ver realizadas las cosas anunciadas para creer en lo que él nos ha dicho? En claros y distintos rayos, nos ha llegado la luz, enseñándonos que el gran día está "a las puertas". Leamos y comprendamos antes que sea demasiado tarde (Joyas de los Testimonios, tomo 3, págs. 288, 289). “Hay quienes escudriñan las Escrituras en busca de pruebas de que estos mensajes están todavía en el futuro. Reconocen la veracidad de los mensajes, pero fracasan en ponerlos en el lugar que les corresponde en la historia profética y confunden a la gente. No perciben ni comprenden el tiempo del fin, ni dónde colocar estos mensajes.” (Alza tus ojos, p. 367) “Si los adventistas, después del gran chasco de 1844, se hubieran aferrado a su fe y hubieran ido unidos en pos de la providencia de Dios que abría el camino, y si hubieran recibido el mensaje del tercer ángel y si lo hubieran proclamado al mundo con el poder del Espíritu Santo, habrían visto la salvación de Dios, el Señor hubiera obrado con poder mediante sus esfuerzos, la obra se habría terminado y Cristo habría venido para recibir

a su pueblo y darle su recompensa

venida de Cristo

No era la voluntad de Dios que se demorara así la

(El

Evangelismo, p. 504)

¿Cumpliremos con nuestro deber, o seguiremos demorando la venida de Cristo? El Señor te llama: “Vé hoy a trabajar en mi viña.” (Mateo 21: 28). El mensaje del tercer ángel debe ser proclamado al mundo. Dios hallará siempre hombres y mujeres de fe que lo proclamen, sin temor a la persecución que vendrá en consecuencia. Si tú no aceptas su llamado, serás pasado por alto, y el Señor trabajará con otros que le sean fieles y valientes. La obra final será simplemente maravillosa.

“Vendrán siervos de Dios con semblantes iluminados y resplandecientes de santa consagración, y se apresurarán de lugar en lugar para proclamar el mensaje celestial. Miles de voces predicarán el mensaje por toda la tierra. Se realizarán milagros, los enfermos sanarán y signos y prodigios seguirán a los creyentes. Satanás también efectuará sus falsos milagros, al punto de hacer caer fuego del cielo a la vista de los hombres. (Apocalipsis 13:13.) Es así como los habitantes de la tierra tendrán que decidirse en pro o en contra de la verdad”. “El mensaje no será llevado adelante tanto con argumentos como por medio de la convicción profunda inspirada por el Espíritu de Dios. Los argumentos ya fueron presentados. Sembrada está la semilla, y brotará y dará frutos. Las publicaciones distribuidas por los misioneros han ejercido su influencia; sin embargo, muchos cuyo espíritu fue impresionado han sido impedidos de entender la verdad por completo o de obedecerla. Pero entonces los rayos de luz penetrarán por todas partes, la verdad aparecerá en toda su claridad, y los sinceros hijos de Dios romperán las ligaduras que los tenían sujetos. Los lazos de familia y las relaciones de la iglesia serán impotentes para detenerlos. La verdad les será más preciosa que cualquier otra cosa. A pesar de los

48

poderes coligados contra la verdad, un sinnúmero de personas se alistará en las filas del Señor.” (El Conflicto de los Siglos, p. 671)

“¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: “Heme aquí, envíame a mí”. (Isaías 6: 8) ¿Irás tú también? Amén. Que Dios te bendiga mucho.

V0LVER AL ÍNDICE

49

EL MENSAJE DE LOS TRES ÁNGELES

La importancia del mismo:

“La obra más solemne y sagrada que alguna vez se haya dado a los mortales es la de proclamar los mensajes del primero, el segundo y el tercer ángel a nuestro mundo.” CSRA 90 “En un sentido muy especial, los adventistas del séptimo día han sido colocados en el mundo como centinelas y transmisores de luz. A ellos ha sido confiada la tarea de dirigir la última amonestación a un mundo que perece. La Palabra de Dios proyecta sobre ellos una luz maravillosa. Una obra de la mayor importancia les ha sido confiada:

proclamar los mensajes del primero, segundo y tercer ángeles. Ninguna otra obra puede ser comparada con ésta y nada debe desviar nuestra atención de ella”. “Las verdades que debemos proclamar al mundo son las más solemnes que jamás hayan sido confiadas a seres mortales. Nuestra tarea consiste en proclamarlas. El mundo debe ser amonestado, y el pueblo de Dios tiene que ser fiel a su cometido “¿Esperaremos hasta que los juicios de Dios caigan sobre el pecador para decirle cómo evitarlos? ¿Dónde está nuestra fe en la Palabra de Dios?¿Debemos ver realizadas las cosas anunciadas para creer en lo que él nos ha dicho? En claros y distintos rayos, nos ha llegado la luz, enseñándonos que el gran día está "a las puertas". Leamos y comprendamos antes que sea demasiado tarde (Joyas de los Testimonios, tomo 3, págs. 288, 289).

“Hay quienes escudriñan las Escrituras en busca de pruebas de que estos mensajes están todavía en el futuro. Reconocen la veracidad de los mensajes, pero

fracasan en ponerlos en el lugar que les corresponde en la historia profética y confunden a la gente. No perciben ni comprenden el tiempo del fin, ni dónde colocar estos mensajes. El día de Dios se aproxima con pasos furtivos, pero los hombres supuestamente sabios y grandes hablan de una "educación superior", que suponen se origina en las mentes finitas. No distinguen las señales de la venida de Cristo o del fin del mundo. El centinela debe conocer en qué momento de la noche está. Todo se reviste ahora con una solemnidad que

los que creen la verdad deben percibir y

.(Alza tus ojos, 367)

EL ÚLTIMO LLAMADO DE LOS TRES ÁNGELES

50

I) Apoc 14: 6 – 13 Analicemos estos tres solemnes mensajes:

1º- Ap. 14: 6 y 7: Analizar el significado a simple vista del mensaje:

a) Ángel = símbolo del pueblo de Dios que predica un mensaje.

b) Evangelio eterno = la esencia de su mensaje. La ley y la cruz. La

verdad eterna de Dios para salvar al hombre desde su caída en el pecado.

c) Alcance: mundial. A todo el mundo y a toda persona. La misma orden que

Jesús nos dejó en Mateo 24: 14. El tiempo: “El mismo mensaje revela el tiempo en que este movimiento debe realizarse. Se dice que forma parte del "evangelio eterno;" y que anuncia el principio del juicio. El mensaje de salvación ha sido predicado en todos los siglos; pero este mensaje es parte del Evangelio que sólo podía ser proclamado en los últimos días, pues sólo entonces podía ser verdad que la hora del juicio había llegado. Las profecías presentan una sucesión de acontecimientos que llevan al comienzo del juicio. Esto es particularmente cierto del libro de Daniel. Pero la parte de su profecía que se refería a los últimos días, debía Daniel cerrarla y sellarla "hasta el tiempo del fin." Un mensaje relativo al juicio, basado en el cumplimiento de estas profecías, no podía ser proclamado antes de que llegásemos a aquel tiempo. Pero al tiempo del fin, dice el profeta, "muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia será aumentada." (Daniel 12: 4, V.M.) CS 405.

d) Significado especial en este tiempo del fin:

“Los mensajes de este capítulo constituyen una triple amonestación que debe servir para preparar a los habitantes de la tierra para la segunda venida del Señor. La declaración: "Ha llegado la hora de su juicio", indica la obra final de la actuación de Cristo para la salvación de los hombres. Presenta una verdad que debe seguir siendo

proclamada hasta el fin de la intercesión del Salvador y su regreso a la tierra para llevar a su pueblo consigo. La obra del juicio que empezó en 1844 debe proseguir hasta que sean falladas las causas de todos los hombres, tanto de los vivos como de los muertos; debe extenderse hasta el fin del tiempo de gracia concedido a la humanidad. Y para que los hombres estén debidamente preparados para subsistir en el juicio, el mensaje les manda:

"Temed a Dios y dadle gloria

fuentes de las aguas". El resultado de la aceptación de estos mensajes está indicado en las

palabras: "Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús". Para subsistir ante el juicio el hombre tiene que guardar la ley de Dios. Esta ley será la piedra de toque en el juicio. (Cristo en su Santuario, 125)

“Temed a Dios”: respetarlo, obedecerlo, hacerlo presente en la vida como Señor, respetar sus leyes, vivir en comunión con él, conocerlo, amarlo de corazón. “Dadle gloria”: Honrarlo, alabarlo, vivir de tal manera que seamos sus dignos representantes, hacer la obra que nos ha dado, exaltar su ley con el ejemplo y la palabra.

y adorad al que hizo el cielo y la tierra, y el mar y las

“Adorad a Aquel que hizo

:

La adoración es el deber de toda criatura. En un

mundo donde el ateísmo y las teorías evolucionistas abundan, los hijos de Dios reconocen que fuimos creados por Él, y le debemos adorar, rendir alabanza, amor, entrega total, gratitud, reconocimiento de sus dones, servicio indiviso al Creador. La adoración implica

51

en especial la actividad del día Sábado, mandamiento eterno y sagrado del cual los hombres se han olvidado en gran manera, y no quieren aceptarlo, aún cuando se digan cristianos creyentes.

II) El segundo ángel: Ap 14: 8

a) El significado: analizar las palabras “ha caído Babilonia”, “vino del furor de su fornicación” (la unión ilícita de la iglesia con el estado, ver Apoc 17:

1 y 2)

b) Debe predicarse hoy, aunque el cumplimiento pleno esté en el futuro,

aunque un futuro muy, muy próximo “El mensaje del segundo ángel de Apocalipsis 14 fue proclamado por primera vez en el verano de 1844, y se aplicaba entonces más particularmente a las iglesias de los Estados Unidos de Norteamérica, donde la amonestación del juicio había sido también más ampliamente proclamada y más generalmente rechazada, y donde el decaimiento de las iglesias había sido más rápido. Pero el mensaje del segundo ángel no alcanzó su cumplimiento total en 1844. Las iglesias decayeron entonces moralmente por haber rechazado la luz del mensaje del advenimiento; pero este decaimiento no fue completo. A medida que continuaron rechazando las verdades especiales para nuestro tiempo, fueron decayendo más y más. Sin embargo aún no se puede decir: "¡Caída, caída es la gran Babilonia, la cual ha hecho que todas las naciones beban del vino de la ira de su fornicación!" Aún no ha dado de beber a todas las naciones. El espíritu de conformidad con el mundo y de indiferencia hacia las verdades que deben servir de prueba en nuestro tiempo, existe y ha estado ganando terreno en las iglesias protestantes de todos los países de la cristiandad; y estas iglesias están incluidas en la solemne y terrible amonestación del segundo ángel. Pero la apostasía aún no ha culminado”. (esto se dijo hace más de cien

años, pero hoy?) “La Biblia declara que antes de la venida del Señor, Satanás obrará con todo poder, y con señales, y con maravillas mentirosas, y con todo el artificio de la injusticia," y que todos aquellos que "no admitieron el amor de la verdad para" ser "salvos," serán dejados para que reciban "la eficaz operación de error, a fin de que crean a la mentira." (2 Tes. 2: 9-11, V.M.) La caída de Babilonia no será completa sino cuando la iglesia se encuentre en este estado, y la unión de la iglesia con el mundo se haya consumado en toda la cristiandad. El cambio es progresivo, y el cumplimiento perfecto de Apocalipsis 14:8 está aún reservado para lo por venir”. (CS 440 – 441). ¡¡¡Hoy estamos a punto de ver el pleno cumplimiento!!!

III) El mensaje del tercer ángel: Apoc 14: 9 – 13. Explicarlo a) Quiénes lo predican: vs. 12

c) Anuncio de persecución generada por este mensaje contra el pueblo que lo

predique: el vs. 13. Su significado: “En contraposición con los que guardan los mandamientos de Dios y tienen la fe de Jesús, el tercer ángel señala otra clase de seres humanos contra cuyos errores va dirigido solemne y terrible aviso: "¡Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y

52

recibe su marca en su frente, o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios!" (Apocalipsis 14: 9, 10, V.M.) Para comprender este mensaje hay que interpretar correctamente sus símbolos. ¿Qué representan la bestia, la imagen, la marca?” CS 491 Bestia:

El papado, la 1ª; EEUU, la 2ª. Ver Apoc 13; “El Conflicto de los Siglos” (CS), páginas 491 – 495. Imagen:

“Para que los Estados Unidos formen una imagen de la bestia, el poder religioso debe dominar de tal manera al gobierno civil que la autoridad del estado sea empleada también por la iglesia para cumplir sus fines.” (CS 496). “La profecía del capítulo 13 del Apocalipsis declara que el poder representado por la bestia de cuernos semejantes a los de un cordero haría "que la tierra y los que en ella habitan" adorasen al papado - que está simbolizado en ese capítulo por una bestia "parecida a un leopardo." La bestia de dos cuernos dirá también "a los que habitan sobre la tierra, que hagan una imagen de la bestia;" y además mandará que "todos, pequeños y grandes, así ricos como pobres, así libres como esclavos," tengan la marca de la bestia. (Apocalipsis 13: 11-16, V.M.) Se ha demostrado que los Estados Unidos de Norteamérica son el poder representado por la bestia de dos cuernos semejantes a los de un cordero, y que esta profecía se cumplirá cuando los Estados Unidos hagan obligatoria la observancia del domingo, que Roma declara ser el signo característico de su supremacía” (CS 635 –

636).

d) La marca (sabemos que es una contraposición con el sello de Dios, el

Sábado):

“Estos versículos señalan un tiempo en el porvenir cuando el anuncio de la caída de Babilonia, tal cual fue hecho por el segundo ángel de Apocalipsis 14:8, se repetirá con la mención adicional de las corrupciones que han estado introduciéndose en las diversas organizaciones religiosas que constituyen a Babilonia, desde que ese mensaje fue proclamado por primera vez, durante el verano de 1844. Se describe aquí la terrible condición en que se encuentra el mundo religioso. Cada vez que la gente rechace la verdad, habrá mayor confusión en su mente y más terquedad en su corazón, hasta que se hunda en temeraria incredulidad. En su desafío de las amonestaciones de Dios, seguirá pisoteando uno de los preceptos, del Decálogo hasta que sea inducida a perseguir a los que lo consideran sagrado. Se desprecia a Cristo cuando se manifiesta desdén hacia su Palabra y hacia su pueblo. Conforme vayan siendo aceptadas las enseñanzas del espiritismo en las iglesias, irán desapareciendo las vallas impuestas al corazón carnal, y la religión se convertirá en un manto para cubrir las más bajas iniquidades. La creencia en las manifestaciones espiritistas abre el campo a los espíritus seductores y a las doctrinas de demonios, y de este modo se dejarán sentir en las iglesias las influencias de los ángeles malos.

“Se dice de Babilonia, con referencia al tiempo en que está presentada en esta profecía: "Sus pecados han llegado hasta el cielo y Dios se ha acordado de sus maldades." (Apocalipsis 18: 5.) Ha llenado la medida de sus culpas y la ruina está por caer sobre ella. Pero Dios tiene aún un pueblo en Babilonia; y antes de que los

53

juicios del cielo la visiten, estos fieles deben ser llamados para que salgan de la ciudad y que no tengan parte en sus pecados ni en sus plagas. De ahí que este movimiento esté simbolizado por el ángel que baja del cielo, alumbrando la tierra y denunciando con voz potente los pecados de Babilonia. Al mismo tiempo que este mensaje, se oye el llamamiento: "Salid de ella, pueblo mío." Estas declaraciones, unidas al mensaje del tercer ángel, constituyen la amonestación final que debe ser dada a los habitantes de la tierra”. “Terrible será la crisis a que llegará el mundo. Unidos los poderes de la tierra para hacer la guerra a los mandamientos de Dios, decretarán que todos los hombres,

"pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos" (Apocalipsis 13: 16), se conformen

a las costumbres de la iglesia y observen el falso día de reposo. Todos los que se nieguen

a someterse serán castigados por la autoridad civil, y finalmente se decretará que son

dignos de muerte. Por otra parte, la ley de Dios que impone el día de reposo del Creador exige obediencia y amenaza con la ira de Dios a los que violen sus preceptos. “Dilucidado así el asunto, cualquiera que pisotee la ley de Dios para obedecer una ordenanza humana, recibe la marca de la bestia; acepta el signo de sumisión al poder al cual prefiere obedecer en lugar de obedecer a Dios. La amonestación del cielo dice así: "¡Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe su marca en su frente, o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que está preparado sin mezcla alguna en el cáliz de su ira!" (Apocalipsis 14: 9, 10, V.M.) “Pero nadie sufrirá la ira de Dios antes que la verdad haya sido presentada a su espíritu y a su conciencia, y que la haya rechazado”. (CS 661 – 663).

IV) Satanás ha detenido la predicación del mensaje del tercer ángel y ha demorado así la segunda venida de Cristo. “Satanás ha ideado un estado de cosas por el cual la proclamación del mensaje del tercer ángel será detenida. Debemos precavernos de sus planes y métodos. No debe suavizarse el tono de la verdad, no debe disimularse el mensaje para este tiempo. El mensaje del tercer ángel debe ser fortalecido y confirmado. El capítulo dieciocho de Apocalipsis revela la importancia de presentar la verdad no en términos mesurados, sino con valentía y poder. Ha habido demasiados rodeos en la proclamación del mensaje del tercer ángel. El mensaje no ha sido dado tan clara y distintamente como debiera haber sido proclamado” (Manuscrito 16, 1900). (El Evangelismo, pág. 171) “Si los adventistas, después del gran chasco de 1844, se hubieran aferrado a su fe y hubieran ido unidos en pos de la providencia de Dios que abría el camino, y si hubieran recibido el mensaje del tercer ángel y si lo hubieran proclamado al mundo con el poder del Espíritu Santo, habrían visto la salvación de Dios, el Señor hubiera obrado con poder mediante sus esfuerzos, la obra se habría terminado y Cristo habría venido para

recibir a su pueblo y darle su recompensa

así la venida de Cristo

No era la voluntad de Dios que se demorara

(El

Evangelismo, p. 504)

IV) Amonestaciones finales para el pueblo de Dios:

54

a) “La más terrible amenaza que haya sido jamás dirigida a los mortales se encuentra contenida en el mensaje del tercer ángel. Debe ser un pecado horrendo el que atrae la ira de Dios sin mezcla de misericordia. Los hombres no deben ser dejados en la ignorancia tocante a esta importante cuestión; la amonestación contra este pecado debe ser dada al mundo antes que los juicios de Dios caigan sobre él, para que todos sepan por qué deben consumarse, y para que tengan oportunidad para librarse de ellos. La profecía declara que el primer ángel hará su proclamación "a cada nación, y tribu, y lengua, y pueblo." El aviso del tercer ángel, que forma parte de ese triple mensaje, no tendrá menos alcance. La profecía dice de él que será proclamado en alta voz por un ángel que vuele por medio del cielo; y llamará la atención del mundo.” CS 503

b) “Los tres ángeles de Apocalipsis 14, representados como volando por en medio

del cielo, simbolizan la obra de aquellos que proclaman los mensajes de los ángeles primero, segundo y tercero. Están unidos. Las evidencias de la verdad permanente y siempre viva de estos grandes mensajes, que tanto significan para la iglesia, que han despertado tan intensa oposición de parte del mundo religioso, no están extintas. Satanás trata constantemente de arrojar sombra alrededor de estos mensajes, para que el pueblo de Dios no discierna claramente su significado, su tiempo y lugar; pero esos mensajes viven

y han de ejercer su poder sobre nuestra experiencia religiosa mientras dure el tiempo. “Hermanos y hermanas, ¡ojalá pudiese decir algo que os despertase y os hiciese ver la importancia de este tiempo, el significado de los acontecimientos que se están realizando ahora! Os señalo los movimientos agresivos que se están haciendo ahora para restringir la libertad religiosa. (Aquí podemos recordar que desde mediados de 1998, ¡las leyes dominicales para todo el mundo están en la agenda abierta del vaticano!)La institución recordativa santificada por Dios ha sido derribada, y en su lugar se destaca ante el mundo un día de reposo falso que no tiene santidad. Mientras las potestades de las tinieblas están conmoviendo los elementos inferiores, el Señor del cielo está mandando poder de lo alto para hacer frente a la emergencia, incitando a sus agentes vivos a que exalten la ley del cielo. Ahora, ahora mismo, es el tiempo en que debemos trabajar en los países extranjeros. Cuando los Estados Unidos, el país de la libertad religiosa, se una con el papado para forzar la conciencia y obligar a los hombres a honrar el falso día de reposo, los habitantes de todo país del globo serán inducidos a seguir su ejemplo. Nuestros hermanos no están despiertos ni a medias para hacer todo lo que pueden, con las comodidades que tienen a su alcance, para extender el mensaje de amonestación.” 2 JT 373, 374.

V) Hermanos, tenemos el deber de entender estos temas tan actuales, tan candentes hoy día, y de predicarlo a “toda tribu, lengua , nación y pueblo” Tenemos, por ejemplo, las facilidades que nos da el Seminario del Apocalipsis. ¿Qué esperamos para compartirlo con nuestros vecinos, amigos, parientes, etc., en los grupos pequeños?

“Me ha sido mostrado que nuestras reuniones han de aumentar en interés y éxito,

y que al acercarse el fin habrá menos predicaciones y más estudio de la Biblia. Habrá

55

pequeños grupos en todas partes con las Biblias en sus manos, y diferentes personas, dirigiendo en un estudio libre, platicarán familiarmente sobre las escrituras”. (Estudios de los testimonios, p. 35)

V0LVER AL ÍNDICE

LA VERDAD Y LA MISIÓN SON MÁS IMPORTANTES QUE LA UNIDAD

Cómo comenzó la apostasía de la iglesia primitiva:

“¿Cuál fue el origen de la gran apostasía? ¿Cómo empezó a apartarse la iglesia de la sencillez del Evangelio? -Conformándose a las prácticas del paganismo para facilitar a los paganos la aceptación del cristianismo. El apóstol Pablo dijo acerca de su propio tiempo: "Ya está obrando el misterio de iniquidad." (2 Tesalonicenses 2: 7.) Mientras aún

vivían los apóstoles, la iglesia permaneció relativamente pura. "Pero hacia fines del siglo segundo, la mayoría de las iglesias asumieron una forma nueva; la sencillez primitiva desapareció, e insensiblemente, a medida que los antiguos discípulos bajaban a la tumba,

sus hijos, en unión con nuevos convertidos,

causa." -Roberto Robinson, Ecclesiastical Researches, capítulo 6, pág. 51. Para aumentar el número de los convertidos, se rebajó el alto nivel de la fe cristiana, y el resultado fue que "una ola de paganismo anegó la iglesia, trayendo consigo sus costumbres, sus prácticas y sus ídolos." -Gavazzi, Lectures, pág. 278. Una vez que la religión cristiana hubo ganado el favor y el apoyo de los legisladores seculares, fue aceptada nominalmente por multitudes; pero mientras éstas eran cristianas en apariencia, muchos "permanecieron en el fondo paganos que seguían adorando sus ídolos en secreto." (El Gran Conflicto,

se adelantaron y dieron nueva forma a la

p.435)

Los fieles deciden separarse:

mientras “

continuó la persecución la iglesia permaneció relativamente pura;

pero al cesar aquélla se adhirieron a ésta conversos menos sinceros y consagrados, y quedó preparado el terreno para la penetración de Satanás. “Pero no hay unión entre el Príncipe de luz y el príncipe de las tinieblas, ni puede haberla entre los adherentes del uno y los del otro. Cuando los cristianos consintieron en unirse con los paganos que sólo se habían convertido a medias, entraron por una senda que les apartó más y más de la verdad. Satanás se alegró mucho de haber logrado engañar a tan crecido número de discípulos de Cristo; luego ejerció aun más su poder sobre ellos y los indujo a perseguir a los que permanecían fieles a Dios. Los que habían sido una vez defensores de la fe cristiana eran los que mejor sabían cómo combatirla, y estos cristianos apóstatas, junto con sus compañeros semipaganos, dirigieron sus ataques contra los puntos más esenciales de las doctrinas de Cristo. “Fue necesario sostener una lucha desesperada por parte de los que deseaban ser fieles y firmes, contra los engaños y las abominaciones que, envueltos en las vestiduras sacerdotales, se introducían en la iglesia. La Biblia no fue aceptada como regla de fe. A la

56

doctrina de la libertad religiosa se la llamó herejía, y sus sostenedores fueron aborrecidos

y proscritos. “Tras largo y tenaz conflicto, los pocos que permanecían fieles resolvieron romper toda unión con la iglesia apóstata si ésta rehusaba aún desechar la falsedad y la idolatría. Y es que vieron que dicho rompimiento era del todo punto necesario si querían obedecer la Palabra de Dios. No se atrevían a tolerar errores fatales para sus propias almas y dar así un ejemplo que ponía en peligro la fe de sus hijos y la de los hijos de sus hijos. Para asegurar la paz y la unidad estaban dispuestos a cualquier concesión que no contrariase su fidelidad a Dios, pero les parecía que sacrificar un principio por amor a la paz era pagar un precio demasiado alto. Si no se podía asegurar la unidad sin comprometer la verdad y la justicia, más valía que siguiesen las diferencias y aun la guerra.

“Bueno sería para la iglesia y para el mundo que los principios que aquellas almas vigorosas sostuvieron revivieran hoy en los corazones de los profesos hijos de Dios. Nótase hoy una alarmante indiferencia respecto de las doctrinas que son como las

columnas de la fe cristiana. Está ganando más y más terreno la opinión de que, al fin y al cabo, dichas doctrinas no son de vital importancia. Semejante degeneración del pensamiento fortalece las manos de los agentes de Satanás, de modo que las falsas teorías

y los fatales engaños que en otros tiempos eran rebatidos por los fieles que exponían la

vida para resistirlos, encuentran ahora aceptación por parte de miles y miles que declaran ser discípulos de Cristo.” (El Gran Conflicto, pp. 49 – 50)

El retiro de Cristo de Judea:

“El Sanedrín había rechazado el mensaje de Cristo y procuraba su muerte; por tanto, Jesús se apartó de Jerusalén, de los sacerdotes, del templo, de los dirigentes religiosos, de la gente que había sido instruida en la ley, y se dirigió a otra clase para proclamar su mensaje, y congregar a aquellos que debían anunciar el Evangelio a todas las naciones. “Así como la luz y la vida de los hombres fue rechazada por las autoridades eclesiásticas en los días de Cristo, ha sido rechazada en toda generación sucesiva. Vez tras vez, se ha repetido la historia del retiro de Cristo de Judea. Cuando los reformadores predicaban la palabra de Dios, no pensaban separarse de la iglesia establecida; pero los dirigentes religiosos no quisieron tolerar la luz, y los que la llevaban se vieron obligados a buscar otra clase, que anhelaba conocer la verdad. En nuestros días, pocos de los que profesan seguir a los reformadores están movidos por su espíritu. Pocos escuchan la voz de Dios y están listos para aceptar la verdad en cualquier forma que se les presente. Con frecuencia, los que siguen los pasos de los reformadores están obligados a apartarse de las iglesias que aman, para proclamar la clara enseñanza de la palabra de Dios. Y muchas veces, los que buscan la luz se ven obligados por la misma enseñanza a abandonar la iglesia de sus padres para poder obedecer.” (DTG, pp. 198 – 199).

¿Deben los hombres determinar dónde debemos predicar? El testimonio de John Wesley:

57

“Durante largos años de arduo y enojoso trabajo, de rigurosa abnegación, de censuras y de humillación, Wesley se había sostenido firme en su propósito de buscar a Dios. Al fin le encontró y comprobó que la gracia que se había empeñado en ganar por medio de oraciones y ayunos, de limosnas y sacrificios, era un don "sin dinero y sin precio." Una vez afirmado en la fe de Cristo, ardió su alma en deseos de esparcir por todas partes el conocimiento del glorioso Evangelio de la libre gracia de Dios. "Considero el mundo entero como mi parroquia -decía él,- y dondequiera que esté, encuentro oportuno, justo y de mi deber declarar a todos los que quieran oírlas, las alegres nuevas de la salvación." (CS; 298 – 299)

¿Qué hacer cuando se nos prohíben los púlpitos? Lo que hicieron Wesley y Whitefield:

“Cuando la Iglesia Anglicana le negó sus púlpitos a Wesley y a sus principales colaboradores especialmente a Jorge Whitefield, los metodistas comenzaron a predicar al aire libre, y después de 1739 se ocuparon de evangelismo popular. Organizaron a sus numerosos seguidores en una comunidad religiosa dividida en parroquias o "clases", encabezadas por pastores conservadores, a quienes se les pedía que se "trasladaran" cada tres años.” (7 CBA, p. 73) “Como miembros de la iglesia de Inglaterra estaban muy apegados a sus formas de culto, pero el Señor les había señalado en su Palabra un modelo más perfecto. El Espíritu Santo les constriñó a predicar a Cristo y a éste crucificado. El poder del Altísimo acompañó sus labores. Millares fueron convencidos y verdaderamente convertidos. Había que proteger de los lobos rapaces a estas ovejas. Wesley no había pensado formar una nueva denominación, pero organizó a los convertidos en lo que se llamó en aquel entonces la Unión Metodista. “Misteriosa y ruda fue la oposición que estos predicadores encontraron por parte de la iglesia establecida; y sin embargo, Dios, en su sabiduría, ordenó las cosas de modo que la reforma se inició dentro de la misma iglesia. Si hubiera venido por completo de afuera, no habría podido penetrar donde tanto se necesitaba. Pero como los predicadores del reavivamiento eran eclesiásticos, y trabajaban dentro del jirón de la iglesia dondequiera que encontraban oportunidad para ello, la verdad entró donde las puertas hubieran de otro modo quedado cerradas. Algunos de los clérigos despertaron de su sopor y se convirtieron en predicadores activos de sus parroquias. Iglesias que habían sido petrificadas por el formalismo fueron de pronto devueltas a la vida. (CS, 300) “Nosotros debiéramos sentirnos alarmados ante la menor manifestación de una disposición de acallar las voces que proclaman el mensaje del tercer ángel. Ese ángel representa al pueblo de Dios, que da la última advertencia al mundo. No permita que el temor al hombre y el deseo de supremacía oscurezca ni un sólo rayo de la luz del cielo. Si los centinelas de la verdad fracasaran ahora en hacer sonar la advertencia, serían indignos de su posición como portadores de la luz al mundo; pero si el estandarte cae de sus manos, el Señor levantará a otros que serán fieles y leales” (Review and Herald, 2-7-1893).

58

“Los que se ocupan de la obra solemne de llevar el mensaje del tercer ángel, deben actuar decididamente y predicar la verdad sin temor, en el espíritu y poder de Dios, y dejar que la verdad corte. Deben elevar la norma de la verdad y exhortar al pueblo a alcanzarla. Muy frecuentemente ésta ha sido rebajada para alcanzar a la gente en su condición de tinieblas y pecado. Es el testimonio directo el que los guiará a tomar una decisión. Un testimonio pacífico no lo lograría. La gente tiene el privilegio de escuchar este tipo de enseñanza desde los púlpitos tradicionales; pero los siervos de Dios que han sido encomendados a dar el solemne y terrible mensaje que atraerá y capacitará al pueblo para la venida de Cristo, deben dar un testimonio claro y directo. Nuestra verdad es mucho más solemne que la de los profesos nominales así como el cielo es más alto que la tierra” (Testimonies, t.1, p. 248). “Que los que desean seguir totalmente a Cristo salgan a trabajar, aun cuando eso signifique pasar por alto la autoridad de los pastores y del presidente” (Testimonies, t. 5, p. 369).

¿Bajo qué condiciones es correcta la unidad? Cristo demanda unidad. Pero no nos demanda que nos unamos en prácticas erróneas. El Dios del cielo traza un nítido contraste entre las puras, elevadoras y ennoblecedoras verdades y las falsas doctrinas que descarrían. Da al pecado y a la impenitencia el nombre adecuado. No recubre el error con una capa de argamasa deleznable. Insto a nuestros hermanos a que se unifiquen en una base verdadera y bíblica” (Mensajes selectos, t. 1, p. 206). “Debemos mantener armonía y cooperación sin transigir con un solo principio de la verdad” (Counsels to Writers and Editors, [Consejos para los escritores y editores], 79). “Tenemos un mensaje decisivo que dar, y se me ha instruido para que diga a nuestro pueblo: ‘Uníos, uníos’. Pero no debemos unirnos con los que se apartan de la fe, prestando oído a espíritus seductores y a doctrinas de demonios. Con nuestros corazones enternecidos, bondadosos y fieles, tenemos que avanzar para proclamar el mensaje, sin prestar atención a los que se desvían de la verdad” (Mensajes selectos, t. 3,

471)

¿Cuál fue el ejemplo de los reformadores protestantes? Cuando en 1529, en una hora crítica para el destino de la gloriosa reforma protestante, la Dieta de Spira decretó que se tolerarían a los estados reformados, pero se prohibiría la extensión de la predicación de las doctrinas reformadas a otros lugares, los príncipes reformados elevaron una solemne protesta, que salvaría definitivamente la causa de la Reforma de las amenazas que se cernían sobre ella (ver CS, cap 11). Los príncipes evangélicos no podían aceptar que sólo a ellos se les permitiese disfrutar de cierta libertad religiosa; sentían el deber de compartir las buenas nuevas con todo el mundo, y no quisieron renunciar a la sagrada misión de Cristo, aún a riesgo de sus vidas. Se expresaron así:

59

“Protestamos por medio de este manifiesto, ante Dios, nuestro único Creador, Conservador, Redentor y Salvador, y que un día será nuestro Juez, como también ante todos los hombres y todas las criaturas, y hacemos presente, que nosotros, en nuestro nombre, y por nuestro pueblo, no daremos nuestro consentimiento ni nuestra adhesión de manera alguna al propuesto decreto, en todo aquello que sea contrario a Dios, a su santa Palabra, a los derechos de nuestra conciencia, y a la salvación de nuestras almas." "¡Cómo! ¿Ratificar nosotros este edicto? No podemos admitir que cuando el Dios todopoderoso llame a un hombre a su conocimiento, no se le permita abrazar este

conocimiento divino." "No hay doctrina verdadera sino la que esté conforme con la Palabra

de Dios

Escrituras deberían explicarse con otros textos más claros;

cuanto es necesario al cristiano, de fácil interpretación, y propio para suministrar luces. Estamos resueltos, por la gracia divina, a mantener la predicación pura y exclusiva de la Palabra de Dios sola, tal como la contienen los libros bíblicos del Antiguo y Nuevo Testamento, sin alteraciones de ninguna especie. Esta Palabra es la única verdad; es la regla segura de toda doctrina y de toda vida, y no puede faltar ni engañarnos. El que edifica sobre este fundamento estará firme contra todos los poderes del infierno, mientras que cuanta vanidad se le oponga caerá delante de Dios." (CS 216)

El Señor prohíbe la enseñanza de cualquiera otra doctrina

Las Santas

este santo Libro es, en todo

“Los principios contenidos en esta célebre protesta

constituyen la esencia

misma del protestantismo. Ahora bien, esta protesta se opone a dos abusos del hombre en asuntos de fe: el primero es la intervención del magistrado civil, y el segundo la autoridad arbitraria de la iglesia. En lugar de estos dos abusos, el protestantismo sobrepone la autoridad de la conciencia a la del magistrado, y la de la Palabra de Dios a la de la iglesia visible.” (CS 217)

¿Qué hacer con las pequeñas diferencias entre los que buscan el reavivamiento? “En los tiempos de Wesley, como en todas las épocas de la historia de la iglesia, hubo hombres dotados de diferentes dones que hicieron cada uno la obra que les fuera señalada. No estuvieron de acuerdo en todos los puntos de doctrina, pero todos fueron guiados por el Espíritu de Dios y unidos en el absorbente propósito de ganar almas para Cristo. Las diferencias que mediaron entre Whitefield y los Wesley estuvieron en cierta ocasión a punto de separarlos; pero habiendo aprendido a ser mansos en la escuela de Cristo, la tolerancia y el amor fraternal los reconciliaron. No tenían tiempo para disputarse cuando en derredor suyo abundaban el mal y la iniquidad y los pecadores iban hacia la ruina.” (CS 300)

Advertencia final: No entreguemos nuestra alma a ningún ser humano:

“La generación actual le ha confiado sus cuerpos a los médicos y sus almas a los ministros. ¿Acaso no se le paga bien al ministro para que estudie la Biblia en lugar de sus feligreses, de modo que éstos no tengan que molestarse en hacerlo? ¿No es obligación suya decirles lo que deben creer, y decidir todas las cuestiones teológicas dudosas sin que ellos tengan que realizar ninguna investigación especial? Si se enferman, consultan al

60

médico, creen todo lo que les dice, y se tragan cualquier receta que les prescribe; ¿acaso no se le paga bien para que considere deber suyo comprender todas sus enfermedades físicas y los remedios que les debe dar para que se mejoren, sin que ellos tengan que preocuparse por el asunto?”(Consejos sobre salud, pp. 37 – 38).

V0LVER AL ÍNDICE

61

LOS INSTRUMENTOS DE DIOS EN LA OBRA FINAL

¿Cuáles son los requisitos esenciales para ser un instrumento divino?

“Estoy contenta de que debamos trabajar fervientemente. Los ministros no son los únicos que deben brillar. Deben levantar obreros en todas las iglesias, y en la medida en que los que reciban la verdad, se mantengan humildes y contritos, serán los instrumentos que Dios usará para bendecir a sus prójimos mediante todo lo que puedan hacer con su supuesta humilde capacidad.

“No es por medio de los más eruditos, de los más elocuentes miembros de la familia humana como se revelará el Señor. "Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo. Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados" (Isa. 57: 15). "Pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra" (Isa. 66: 2). (Alza tus ojos, p. 353)

¿Qué promete hacer el Señor con los que se consagran a su servicio?

“Cristo eligió lo insensato del mundo, a los que éste consideraba indoctos e ignorantes, para confundir a los sabios. Los discípulos no conocían las tradiciones de los rabinos, pero con el ejemplo de Cristo, su Maestro, obtuvieron una educación de primer orden, porque tenían ante sí un Ejemplo divino. Cristo les fue presentando las verdades más elevadas”. “A los que Dios emplea en su servicio, los prepara a su manera con el fin de que lo sirvan. Los que predican a Cristo deben aprender de él diariamente, para

comprender el misterio de salvar y servir a las almas por las cuales él

seguir su ejemplo en todo, para compartir con otros su tierna compasión, y su decidida

oposición a toda obra mala” (Cada día con Dios, 42)

“Es maravilloso que los seres humanos puedan comunicar la Palabra de Dios con palabras sencillas de consuelo y ánimo. El Señor empleará los instrumentos más humildes para sembrar la semilla de la verdad, para que broten y den fruto, porque aquellos en cuyo corazón fueron sembradas necesitan ayuda. Un pensamiento bondadoso, una palabra amable, resultan eficaces gracias al que dijo: "He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" “Hay que recibir la comisión de Cristo y ponerla en práctica. Debemos salir con fe, orando fervientemente para tener la presencia del que dijo: "He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" (Mat. 28: 30). Con la promesa de tal compañía somos culpables de gran incredulidad y mucha desobediencia si no queremos

Deben

62

Al comunicar la luz que ha penetrado en

nuestras almas, el Espíritu Santo nos da más luz todavía, y nuestros corazones se llenan

con la preciosa alegría del Señor. (“Cada día con Dios”, p. 330)

llevar la cruz de la abnegación y el sacrificio

¿Cómo podemos colaborar eficazmente con Dios?

“Tenemos que presentar a la gente un Salvador crucificado y resucitado. Todos los que han acudido a Jesús para obtener perdón, han descubierto que estaba listo para tomar sus pecados y para imputarles su justicia. Los que han acudido a Cristo y se han convertido verdaderamente, anhelarán salvar las almas que están sin el Señor. Quien ama a Dios sobre todas las cosas y a su prójimo como a sí mismo, no se puede conformar sin hacer nada. “Dios usará hombres humildes para que sean sus instrumentos. Aunque tengan un solo talento, si lo ponen a trabajar, producirá ganancia. La gran falla de la iglesia es que la obra de salvar almas es tan limitada, que se avanza rumbo al reino con mucha lentitud. Una iglesia apóstata es consecuencia directa de una iglesia egoísta, que no usa sus talentos en la obra de colaborar con Jesús para restaurar la imagen moral de Dios en el hombre. Tenemos que servir a toda criatura. Se nos confiere la responsabilidad de trabajar por todos, por nuestros amigos, por nuestros conocidos, por todos aquellos que están ligados al mundo y alejados de Dios. Los aparentemente amables y simpáticos deben estar abarcados por nuestras labores. La verdad es tanto para ellos como para nosotros, y debemos decirles: "Vengan" (íd, p. 331)

“El plan de Dios es valerse de instrumentos humildes para la realización de grandes fines. La gloria no se tributa entonces a los hombres, sino a Aquel que obra por medio de ellos el querer y el hacer según su buena voluntad.” (CS 183) “Así también será proclamado el mensaje del tercer ángel. Cuando llegue el tiempo de hacerlo con el mayor poder, el Señor obrará por conducto de humildes instrumentos, dirigiendo el espíritu de los que se consagren a su servicio. Los obreros serán calificados más bien por la unción de su Espíritu que por la educación en institutos de enseñanza. Habrá hombres de fe y de oración que se sentirán impelidos a declarar con santo entusiasmo las palabras que Dios les inspire.” (íd., p. 665)

¿Qué sorprendentes métodos utilizará el Señor al fin del tiempo?

“A menos que aquellos que pueden ayudar en

sean despertados a un sentido

de su deber, no reconocerán la obra de Dios cuando se oiga el fuerte clamor del tercer ángel. Cuando brille la luz para iluminar la tierra, en lugar de acudir en ayuda del Señor, ellos querrán detener su obra para que se conforme a sus propias ideas estrechas. El Señor actuará en esta obra final mucho más fuera del orden común de las cosas, y de una manera que será contraria a todos los planes humanos. Habrá entre nosotros personas que siempre querrán controlar la obra de Dios, y dictar hasta los movimientos que deban hacerse cuando la obra progrese bajo la dirección del ángel que se une al tercer mensaje que ha de ser dado al mundo. Dios utilizará formas y medios por los cuales se verá que él está tomando las riendas en sus propias manos. Los obreros se

63

sorprenderán por los medios sencillos que él utilizará para realizar y perfeccionar su obra de justicia. Los que son considerados buenos obreros necesitarán acercarse a Dios, necesitarán el toque divino. Necesitarán beber más profunda y continuamente en la fuente de agua viva, para poder discernir la obra de Dios en todo punto. Los obreros cometerán errores, pero vosotros debéis darles una oportunidad de corregir sus errores, y aprender a ser cautos, dejando la obra en sus manos.” (Testimonios para los Ministros, págs. 304, 305. Año 1885).

Dios empleará medios que nos sorprenderán

“Permítame decirle que el Señor actuará en esa etapa final de la obra en una forma muy diferente de la acostumbrada, contraria a todos los planes humanos. Habrá entre nosotros personas que siempre querrán controlar la obra de Dios y dictar hasta los movimientos que deberán hacerse cuando la obra avance bajo la dirección de ese ángel que se une al tercero para dar el mensaje que ha de ser comunicado al mundo. Dios empleará formas y medios que nos permitirán ver que él está tomando las riendas en sus propias manos