Sei sulla pagina 1di 25

DESARROLLO MINERO EN CHILE.

1.1.- Identifica los hitos más importantes a través de la historia, que marcan el desarrollo de la minería y su influencia en la economía nacional.

1.1.1.- Define conceptos históricos.

1.1.2.-Identifica organismos institucionales que rigen el que hacer minero en el país

1.1.3.- Describe legislación derechos y obligaciones vigentes.

Breve historia de la minería y su importancia en la economía nacional. Organización institucional del sector minería. Legislación minera, derechos, obligaciones e indemnizaciones

1.- ¿QUE ES LA METALURGIA Y SU HISTORIA?

La Metalurgia es el Arte y la Ciencia de extraer metales a partir de sus minerales y aleaciones con formas y propiedades adecuadas para el uso. La mayoría de la gente la conoce sólo como un arte antiguo y misterioso. Es cierto que tuvo su importancia en la historia antigua, sacándonos de la edad de piedra hacia la edad del bronce y luego a la edad del hierro. La conversión, aparentemente milagrosa, de tierras opacas a metales brillantes era la esencia del misterio alquímico; no había ciencia de los metales para racionalizar e iluminar el mundo medieval de la fórmula secreta para templar los metales y combinar las aleaciones.

La parte más conocida de esta materia es la Metalurgia Química. Ella trata de todas las propiedades químicas de los metales, incluyendo la unificación de los diferentes metales entre sí (aleaciones), pero una parte muy grande de ella concierne a las reacciones oxidación-reducción de metales por dos razones prácticas.

Primero, la mayoría de los metales en la naturaleza se encuentran como óxidos, sulfuros, cloruros, carbonatos, etc., y la metalurgia es el paso crítico en convertir estos minerales en metales.

La Metalurgia extractiva es un proceso de reducción química. Las reacciones químicas básicas del caso son a menudo simples; el desafío científico en esta parte de la materia es lograr que estas reacciones se produzcan económicamente en escala masiva.

Segundo, cuando el pedazo de metal terminado va a ser puesto en servicio y es expuesto al medio ambiente, estas mismas reacciones químicas tienden a ocurrir espontáneamente a la inversa. El metal se invierte del estado metálico al estado oxidado, en otras palabras, se oxida o corroe. La labor principal del Metalurgista es así llevar los metales a su estado metálico y luego mantenerlos ahí.

Los orígenes de la Metalurgia Extractiva se remontan hacia la pre-historia. Los primeros descubrimientos deben haberse hecho accidentalmente en los fuegos de campamentos y fogones donde piedras de minerales metálicos fácilmente reducibles pudieron ser convertidos a metal por el calor y las llamas reductoras. El cobre, plomo y estaño estaban entre los primeros metales por esos procesos de fusión, más de 5.000 años atrás. No

mucho después se hizo la aleación bronce, usualmente 10 partes de cobre a una de estaño, por fusión de una mezcla de minerales de ambos metales y fue muy preciada por su gran dureza y porque cuando se licuaba podía ser fundida fácilmente en formas complicadas por solidificación en cavidades pre-formadas en arcilla o moldes de arena.

Los primeros latones también fueron desarrollados por fusión de mezclas de minerales de cobre y zinc. El método moderno de hacer aleaciones se desarrolló posteriormente. Los minerales de fierro también son fácilmente reducidos pero el alto punto de fusión de este metal no permitió producirlo en forma líquida. En vez de esto se produjo una mezcla pastosa, porosa de hierro-esponja mezclado con escoria, ésta se compactaba mientras estaba caliente y blanda, mediante golpes o forjado con martillo, haciendo algo así como hierro forjado. La necesidad de obtener más altas temperaturas para lograr una mayor producción condujo de la evolución del fogón hacia el alto horno, con un chiflón de aire dirigido hacia la zona caliente, encima del fogón y sobre el cual hay una especie de chimenea cerrada, por la cual desciende el mineral y el combustible carbón vegetal. Un gran avance ocurrió en el siglo XIX. Se alcanzaron temperaturas suficientemente altas como para producir hierro líquido. El alto horno pudo entonces ser operado en forma continua, siendo "sangrado" periódicamente para dejar escurrir la cantidad de hierro líquido que se había juntado sobre el piso del horno, esto aumentó enormemente la producción.

La ciencia de la Metalurgia Extractiva se desarrolla rápidamente en los años recientes, con la aplicación de la termodinámica y la teoría de cinética de reacción a sus problemas. La termodinámica de las reacciones metalúrgicas está ahora bien establecida, pero hay aún muchas oportunidades para más avances, tanto científicos como tecnológicos, en el estudio y control de la cinética de reacción.

También lo podríamos plantear la Metalurgia Extractiva como el estudio conjunto de procesos químicos y operaciones físicas que permiten que el metal, en estado nativo o como componente de uno o varios compuestos en un mineral, pueda obtenerse en estado metálico o formando un compuesto para su uso posterior

Los procesos químicos y operaciones físicas se efectúan en general en medios heterogéneos que involucran estados de agregación sólido, líquido y gas, y en casos mucho más reducidos en número, en medios homogéneos.

En Metalurgia Extractiva los procesos de beneficio de minerales se clasifican en dos grandes grupos que corresponden a la Pirometalúrgia y a la Hidrometalurgia.

Hoy en día la Metalurgia es una ciencia aplicada. Su fascinación reside en el desafío de usar la ciencia para dar a la humanidad los mejores materiales de Ingeniería que permitan las leyes de la naturaleza y los recursos naturales a disposición del hombre. A menudo, este simple hecho no es considerado o es olvidado. Esto se debe en parte al hecho que por miles de años la Metalurgia Industrial fue un acto empírico en el cual la "manera correcta" de hacer las cosas se aprendía por la dura experiencia. Sin embargo, esto es historia y la ciencia está ahora con nosotros. Pero durante el proceso de desarrollo de esta ciencia, la Metalurgia Académica a veces parecía una ciencia pura, sin relación alguna con la industria.

Por lo tanto, en primera instancia, un conjunto de actividades humanas reunidas con un fin común, la obtención de artículos metálicos. La importancia de unificar estas

actividades en una sola cosa objeto de estudio, no es del todo clara y su justificación es más bien histórica; sin embargo, cabe tener presente que en la naturaleza existen alrededor de un 80% de elementos que presentan características metálicas. Si bien el conjunto de operaciones involucradas en la fabricación de un objeto metálico presenta una unidad evidente, de acuerdo con la secuencia de las etapas necesarias para la obtención de un producto metálico, no es igualmente evidente la existencia de una unidad científica, que conteniendo métodos o conocimientos básicos particulares, pueda llamarse “Ciencia Metalúrgica”.

Sólo en los últimos años se ha hecho claridad en el sentido de que al nombre Metalurgia responden dos unidades del conocimiento: la Ingeniería Metalúrgica y la Ciencia Metalúrgica. Al hablar aquí de la Metalurgia como una ciencia básica que tenga algún método particular o sus propias leyes independientes del resto, queremos decir que ese conocimiento básico no está contemplado en general en otras ciencias o es comprendido en términos diferentes en ellas. La Ingeniería Metalúrgica es una de las profesiones más antiguas del hombre, ha jugado un papel preponderante en el desarrollo de las sociedades humanas llevándolas desde la tenebrosa Edad de Piedra a la Edad de Bronce y posteriormente a la Edad del Hierro; actualmente gran parte del progreso humano se sustenta en el gran desarrollo alcanzado en la elaboración de los metales. Este es un hecho indiscutible. La Ciencia Metalúrgica es relativamente nueva y está en una etapa más bien primitiva de su desarrollo. A continuación se establecen más detalladamente estos conceptos y se muestran las divisiones internas de la Metalurgia así como los nombres usualmente empleados.

Nuestros Objetivos para el desarrollo minero.

– Fortalecer la competitividad internacional y la integración en la economía global.

– Mejorar la coordinación entre la industria minera y el sector educacional y el científico-académico para apoyar la formación de capital humano, la investigación, desarrollo e innovación, de modo que permitan sustentar la competitividad del sector minero.

– Posicionar internamente la identidad de Chile como país minero, mejorar el conocimiento y valoración social de la minería en general, y de la minería privada en particular.

– Promover regulaciones que favorezcan el desarrollo del sector.

– Garantizar la seguridad de acceso expedito a la energía y el agua, a costos competitivos y en un horizonte de largo plazo.

– Asegurar el derecho de propiedad en lo que respecta a temas ambientales.

– Crear condiciones para motivar e incrementar el proceso de exploración minera.

– Perfeccionar el mercado de capitales y la generación de fondos de capital de riesgo, mejorando su vinculación con la actividad minera.

– Fomentar el desarrollo de la pequeña y mediana minería y explorar nuevos nichos de mercado para la minería no metálica.

– Extender las ventajas competitivas de la industria minera a su industria proveedora y los encadenamientos productivos que ello genera.

– Aplicar a Codelco y Enap las normas sobre administración, responsabilidades, información y prohibiciones que la Ley de Sociedades Anónimas contempla para las empresas privadas.

La actividad minera y nuestra importancia económica y social.

Chile ha llegado a ser líder en diversos rubros de la minería mundial:

– Primer productor de cobre, molibdeno, nitratos naturales, yodo y litio.

– Quinto lugar en la producción de plata.

– Produce más del 37% de la producción mundial de cobre de mina y un 28% de la producción de molibdeno

– Único productor mundial de salitre natural

Sector económico.

Durante las últimas tres décadas se materializó en el sector una inversión del orden de US$30.000 millones en proyectos de exploración y explotación, de los cuales US$19.800 millones ingresaron al país vía Decreto Ley 600. La minería privada pasó de producir 158.000 toneladas de cobre en 1980 a 3.600.000 en la actualidad. Ello, sumado a la producción de Codelco, permitió elevar la producción nacional hasta alrededor de 5.300.000 toneladas. Por otra parte, en lo que respecta al erario público, de acuerdo a ejercicios comercial de 2005, la minería aportará un 25% de los ingresos fiscales, contribuyendo con alrededor de US$7.000 millones, tanto por concepto de utilidades e impuestos de Codelco, como por las empresas privadas, que sólo por impuesto a la renta aportarán cerca de US$2.000 millones.

Sector social. Entre las diversas actividades económicas nacionales, la minería registra el más alto nivel de remuneraciones, que de acuerdo a estudios de la Superintendencia de Administradoras de AFP alcanzaría a un monto mensual de $770.000, en tanto que el promedio nacional es de $345.000. Además, presenta la mayor tasa de sindicalización, alcanzando a un 47% de la fuerza de trabajo ocupada, mientras a escala nacional dicha cifra alcanza a 11,6%. Asimismo, la gran minería es el sector con menores tasas de accidentabilidad del país, con una tasa de 4,3%, en tanto que el promedio nacional es 8,6%. Su nivel de seguridad supera incluso al del sector de servicios que se sitúa en 6,5%. Las estadísticas señalan que es más probable que se accidente un trabajador del sistema financiero que un trabajador de la gran minería. Además, es preciso indicar que la minería presenta también los más altos estándares técnicos y medioambientales, que se reflejan en que la gran mayoría de las empresas mineras están certificadas con la norma ISO-OSHA 14.000.

LEYES QUE NOS RIGEN

En base a los datos entregados por el servicio de impuesto internos, que se puede encontrar en la siguiente dirección web:

http://www.sii.cl/contribuyentes/empresas_por_sector/mineria.htm

Encontramos lo siguiente:

¿Cómo se define este contribuyente?: El sector minería se define como una actividad eminentemente ligada a la extracción, producción y comercialización de los recursos minerales no renovables, exceptuando a los hidrocarburos, con el objeto de obtener un beneficio económico. Las ventas de este sector se orientan mayoritariamente al extranjero, siendo Chile el mayor productor y exportador de Cobre, Nitrato Natural y Litio. Cabe destacar además que Chile es el principal productor mundial de Yodo y ocupa importantes sitiales en la producción de Renio, Molibdeno, Boro, Plata y Oro.

Entre los Códigos de actividad que definen a este tipo de contribuyente están:

Extracción de Minerales de Hierro (Cód. 131000)

Extracción de Cobre (Cód. 133000)

Extracción Oro y Plata (Cód. 132010)

Extracción de Zinc y Plomo (Cód. 132020)

Extracción Manganeso (Cód. 132030)

Extracción del Otros Minerales Metalíferos N.C.P. (Cód. 132090)

Extracción de Uranio y Torio (Cód. 120000)

Extracción de Piedra, Arena y Arcilla (Cód. 141000)

Extracción de Nitratos y Yodo (Cód. 142100)

Explotación de Otras Minas y Canteras N.C.P. (Cód. 142900)

Extracción de Sal (Cód. 142200)

Extracción de Litio y Cloruros, excepto Sal (Cód. 142300)

Ventas al por Mayor de Metales y Minerales Metalíferos (Cód. 514200)

Extracción, Aglomeración de Carbón de Piedra, Lignito y Turba (Cod. 100000)

Extracción de Petróleo crudo y Gas Natural (Cód. 111000)

Actividades de Servicios Relacionadas con la Extracción de Petróleo y Gas (Cód.

112000)

Aspectos propios de este tipo de contribuyente: Los aspectos conceptuales más importantes del sistema tributario para la minería en Chile son:

La no discriminación entre los diferentes sectores económicos.

La neutralidad con respecto a los factores que regulan la economía.

La territorialidad con respecto al origen de la renta imponible.

La existencia de un mecanismo de dos niveles que grava la mayor parte de la renta cuando ésta se retira o distribuye.

Las actividades de minería en Chile son realizadas por sociedades anónimas, sociedades de responsabilidad limitada, sociedades contractuales, cooperativas, empresas públicas, e individualmente por pequeños empresarios o mineros artesanales (pirquineros). Respecto del impuesto de primera categoría, este se aplica a las rentas de todas las empresas mineras, independiente de su tamaño, tipo de organización o domicilio. La forma de determinar la renta imponible permite clasificar a los contribuyentes en tres grupos:

1. Tributación según renta efectiva (D.L. N°824 Art. 34 N°2 )

Se aplica a:

Las sociedades anónimas y las en comandita por acciones.

Los productores mineros que tengan ventas anuales superiores a 36.000 toneladas de mineral metálico no ferroso, o cuyas ventas anuales cualquiera sea el mineral, excedan de 2.000 UTA.

Los contribuyentes mineros de otros grupos que opten tributar según renta efectiva.

2. Tributación según renta presunta (D.L. N°824 Art 34 N°1)

Se aplica a:

Medianos y pequeños productores que no tributan según renta efectiva.

Pequeños mineros artesanales que opten por tributar de acuerdo a renta presunta.

La renta líquida imponible en el caso del cobre, oro o plata, se determina mediante la aplicación de un porcentaje a las ventas anuales de los minerales. Si se trata de productos mineros sin contenido de cobre, oro o plata, se presume de derecho que la renta líquida imponible es de un 6% del valor neto de la venta de ellos.

3. Impuesto único (D.L. N°824 Art. 23)

Se aplica a:

Pequeños mineros artesanales, entendiéndose por tales las personas que trabajan personalmente una mina y/o una planta de beneficio de minerales, propias o ajenas, con o sin la ayuda de su familia y/o con un máximo de cinco dependientes asalariados. Se comprenden también en esta denominación las sociedades legales mineras que no tengan más de seis socios, y las cooperativas mineras, y siempre que los socios o cooperados tengan todos el carácter de mineros artesanales.

Este es un sistema simplificado que sustituye al impuesto de 1° categoría, el cual corresponde a un porcentaje sobre el valor neto de sus ventas, precio recibido por el minero excluida o deducida la renta de arrendamiento o regalía cuando proceda.

4.- Decreto Ley N°600

Esta es una de las áreas de la economía donde se concentran los mayores recursos de la inversión extranjera, por lo que, cobra gran importancia el Estatuto de la Inversión Extranjera, Decreto Ley N° 600, sobre Estatuto de la Inversión Extranjera, el cual norma la autorización a inversionistas extranjeros para convenir contratos de inversión con la República de Chile.

El estatuto presenta dos opciones tributarias:

i) una tasa invariable fija de 42% como carga impositiva total efectiva, y

5.-

Impuesto Específico a la Actividad Minera (DL N°824 Art. 64 bis)

Establece un impuesto específico a la renta operacional de la actividad minera obtenida por un explotador minero.

Se aplica a:

Explotador minero, toda persona natural o jurídica que extraiga sustancias minerales de carácter concesible y las venda en cualquier estado productivo en que se encuentren.

El impuesto a que se refiere este artículo se aplicará a la renta imponible operacional del explotador minero de acuerdo a lo siguiente:

i) A aquellos explotadores mineros cuyas ventas anuales excedan al valor equivalente a 50.000 toneladas métricas de cobre fino se les aplicará una tasa única de impuesto de 5%;

ii) A aquellos explotadores mineros cuyas ventas anuales sean iguales o inferiores al valor equivalente a 50.000 toneladas métricas de cobre fino y superiores al valor equivalente a 12.000 toneladas métricas de cobre fino, se les aplicará una tasa equivalente al promedio por tonelada de lo que resulte de aplicar la tabla establecida en el Art. 64 Bis de la LIR.

¿Cómo Inicio mis actividades como Empresa Minera?

Para realizar el trámite de Inicio de Actividades, se consideran las siguientes modalidades:

1.- Por Internet, para lo cual debe ingresar al sitio web del SII, menú Registro de Contribuyentes, opción Inicio de Actividades 2.- Por Formulario 4415, Inscripción al Rol Único Tributario y/o Declaración de Inicio de Actividades, en la Oficina del Servicio de Impuesto Internos correspondiente al domicilio del contribuyente. A continuación se entrega información adicional sobre cómo Iniciar Actividades:

Descripción del trámite paso a paso iniciación de actividades personas naturales Descripción del trámite paso a paso iniciación de actividades personas jurídicas

¿Qué debo hacer luego del inicio de mis actividades?

Luego de presentar el Inicio de Actividades, los contribuyentes requieren autorizar los documentos y registros, trámite que dispone de las siguientes modalidades:

1.- Por Internet, para lo cual debe ingresar al sitio web del SII, menú Factura Electrónica, desde donde se pueden emitir documentos tributarios electrónicos, tales como facturas, guías de despacho, notas de débito y crédito, entre otros. Los documentos que se emiten desde la aplicación electrónica no requieren del trámite manual denominado timbraje de documentos.

2.-

Por Formulario 3230, de timbraje de documentos y registros. Mediante esta

modalidad el contribuyente requiere mandar a confeccionar a una imprenta los documentos que requiere autorizar, llenar el formulario y presentarlo en la Oficina del SII del domicilio comercial del contribuyente, con los antecedentes que se requieren para el timbraje.

¿Qué declaraciones de impuestos debo hacer como Empresa Minera?

Los contribuyentes deben tener presente las siguientes declaraciones de impuestos, que deberán presentar en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias:

Impuestos mensuales:

- Declarar IVA, PPM, y retenciones

- Declarar en Formulario 50

Impuestos anuales:

- Declarar Renta

¿Cómo termino tributariamente las actividades de Empresa Minera?

Para

modalidades:

realizar

el

trámite

de

Término

de

Giro,

se

consideran

las

siguientes

1.- Por internet, para lo cual debe ingresar al sitio web del SII, menú Registro de Contribuyentes, opción Declaración de Término de Giro

2.- Por formulario 2121 de Término de Giro que se debe entregar con la información

comercial.

pertinente,

en

la

Oficina

del

SII

correspondiente

a

su

domicilio

Están obligados a efectuar término de Giro todos los contribuyentes que den fin a su giro comercial o industrial, o que cesen sus actividades, y que dejen de estar afecto a impuesto de Primera Categoría.

En particular no deben dar aviso de término de giro los siguientes contribuyentes:

Contribuyentes con varias actividades afectas a 1ra categoría y que cesen en una o varias de ellas, pero que mantienen por lo menos una, sólo deben dar aviso de la modificación.

Contribuyentes que sólo tengas rentas de 2da categoría artículo 42 N°2, Ley sobre Impuesto a la Renta, es decir profesionales independientes que sólo timbran boletas de honorarios.

Contribuyentes que no sean sociedades anónimas o en comandita por acciones, que exploten a cualquier título vehículos motorizados en el transporte terrestre de pasajeros y que estén acogidos al régimen de renta presunta, y que no tengan otras rentas de primera categoría y/o hagan uso del crédito tributario Sence.

Contribuyentes que exploten a cualquier título vehículos motorizados en el transporte terrestre de pasajeros y/o de carga ajena, cuando enajenen uno

o más de dichos vehículos y que deseen continuar con esta actividad u otra que tribute en la 1ra categoría de la Ley de la Renta, en un plazo inferior a los 6 meses desde que se dio aviso a la venta en el Servicio de Impuestos Internos

A continuación se entrega información adicional:

Descripción del trámite paso a paso Efectuar término de giro

Formulario 2121, Aviso y Declaración por Término de Giro

¿Qué leyes o normativas son del interés de la Empresa Minera?

Decreto Ley N°830, sobre Código Tributario

Decreto Ley N°824, sobre Impuesto a la Renta

Decreto Ley N°825, sobre Impuesto a las Ventas y Servicios

Decreto Ley N°600, sobre Estatuto Inversión Extranjera

Circular N° 55 del 2005, sobre impuesto específico que afecta a la renta operacional de la actividad minera obtenida por un explotador minero.

Circular N° 60 del 2005, sobre modificaciones introducidas al DL. 600, de 1974, sobre estatuto de la inversión extranjera, por la Ley N°20.026, de 2005.

Circular N° 35 del 2006, decreto supremo que reglamenta lo dispuesto por el inciso cuarto del artículo 64 bis de la ley de la renta, que establece el impuesto específico a la actividad minera.

Ley N°20.026 del 2005, establece un impuesto especifico a la actividad minera

Ley N° 20.097 del 2006,

introduce modificaciones al articulo 2º de la ley Nº

20.026, que establece un impuesto especifico a la renta de la actividad minera y agrega un nuevo articulo transitorio.

HISTORIA DE LA MINERIA CHILENA

El siglo XVI, la explotación de los lavaderos explica la conformación del capital original que otorgó los excedentes que hicieron posible la instalación de otras actividades económicas, los siglos XVII y XVIII han sido caracterizados por los historiadores como centurias agrarias que desde la Hacienda conformaron la identidad del alma nacional. Los antecedentes históricos revelan que en esos siglos, aún cuando la minería aparecía en un lugar secundario, la explotación artesanal de diversos yacimientos de oro, plata y cobre de altísimas leyes continuaron siendo una gran fuente de recursos, que posibilitaron la mantención del comercio interno e internacional.

Chile vivió un siglo XVI en el que la minería permitió a los primeros conquistadores la acumulación del capital que hizo viable la empresa constructora de la Capitanía.

En el siglo XVII el Reino de Chile fue redimensionado, y la actividad agrícola –a través de las encomiendas/haciendas pasó a concentrar la economía dada la prioridad de la supervivencia alimentaría. La exploración de yacimientos se desplazó fuera de las zonas de guerra por la larga resistencia de los aborígenes del sur de Chile, iniciándose con ello la explotación de las primeras minas en el norte.

En el siglo XVIII hubo un profundo desapego por la actividad minera. Don Juan

Egaña describió ese fenómeno en 1803, en su Informe al Real Tribunal de Minas, sorprendiéndose de la poca utilización de los recursos mineros disponibles en su amplia cordillera. Chile vivía básicamente de sus exportaciones agrícolas. Sólo en el siglo XIX, entonces, tras la Independencia de España y al compás de la Revolución Industrial y las nuevas libertades de comercio, se dio paso a un resurgimiento de la minería como producción clave, esta vez con descubrimientos que abrieron las

puerta a los ciclos de la plata (Chañarcillo) y del carbón (Lota) y luego de la Guerra del Pacífico, al ciclo del salitre, proceso con el que Chile ingresó a un siglo XX, marcado por

la explotación del cobre a gran escala.

En el país siempre hubo explotaciones de pequeña y mediana importancia de casi todos sus recursos mineros (cobre, oro, plata, salitre y carbón) por parte de los aborígenes y posteriormente de los conquistadores, pero es a contar de mediados del siglo XIX que gracias a personajes como José Rojas (carbón de Coronel); Matías Cousiño (carbón en Lota); José Tomás Urmeneta (plata en Tamaya–Ovalle); el "Cangalla" Méndez (plata en

Caracoles–Antofagasta); José Santos Ossa (salitre en Desierto de Atacama) y de una nueva y más libertaria institucionalidad, que la minería empezó a prevalecer en las

exportaciones chilenas. Desde luego, fue a contar de la segunda mitad del siglo XIX en que los efectos del espectacular desarrollo minero se extendieron hacia todas las áreas de la actividad y junto con el ordenamiento institucional y el coto al bandolerismo impulsado por Diego Portales, hicieron resucitar las confianzas empresariales en un agro destruido por los conflictos internos y externos, estimulando nuevas grandes inversiones que, surgidas desde la minería, permitieron obras como el canal Las Mercedes que llevaba agua desde el Mapocho hasta la Hacienda de Mallarauco. Asimismo, y siguiendo una tradición cultural agraria hispana –en que la fama y el reconocimiento se recoge desde la propiedad de la tierra– los empresarios enriquecidos en la minería llegaron a los campos, introduciendo nuevas técnicas y cultivos, como el arroz, la alfalfa y las cepas importadas para la viticultura, fenómeno que hoy vemos reflejados en las marcas de vinos más conocidas en el país (Cousiño, Urmeneta). También en materia de transporte e infraestructura, la minería estimuló un fuerte impulso.

El comercio marítimo, acicateado por las decisiones de Rengifo–Portales de construir los

muelles de Valparaíso, de reservar el cabotaje para los barcos chilenos y regulares las importaciones con aranceles progresivos, según se tratara de bienes indispensables o superfluos, permitió que la marina mercante chilena, que en 1848 contaba con 105 barcos, llegara a tener 327 en 1865.

Y en materia institucional, para 1874 el primer Código de Minería nacional mantuvo el

principio de propiedad eminente heredado de la época colonial, pero tomó partido –como era previsible, en favor de la agricultura y redujo las minas de libre adquisición. Asimismo, conservó el sistema de amparo por el trabajo, sin perjuicio de hacerlo algo más flexible y modificó el procedimiento de constitución de la pertenencia minera, introduciendo entre la manifestación y la mensura una actuación intermedia, llamada "ratificación", que luego de inscrita conformaba un título provisional sobre la mina y autorizaba su explotación.

El Código de Minería de 1888 también mantuvo el principio de la libertad de minas y, junto

con ello, extendió la enumeración de éstas de libre denunciabilidad, sustituyendo el régimen de amparo por el trabajo, por otro que se basaba en el pago de una patente o canon. El Código, empero, no innovó respecto del procedimiento de constitución de la pertenencia, que ya había dado y seguiría dando lugar a toda clase de pleitos y a la consiguiente inestabilidad de los títulos mineros.

El ciclo abierto en 1830 Los ciclos económicos más prósperos que se observan a partir de 1830 indicarán nuevamente que en Chile es posible construir un futuro desde la minería. Ese primer ciclo estuvo ligado a la explotación de cobre y plata del Norte Chico. Hacia la cuarta década del siglo XIX, Chile se transforma en el primer productor de cobre en el mundo, posición que ocupará en las dos décadas que siguen. Si bien este dato tiene más relevancia histórica que económica, ya que el consumo de cobre era bastante menor a nivel mundial, será la primera vez que Chile se instale como actor minero estratégico y temprano en la historia mundial. Como vemos, al menos en términos relativos, la minería ya situaba a Chile como un país rico y líder en un sector en la primera cincuentena de nuestra historia independiente. El segundo ciclo de bonanza tendrá que ver nuevamente con la minería, pero incorporará elementos que se harán comunes en la historia económica del país. Los ingresos provenientes del primer ciclo sentarán las bases para un segundo: hacia 1850, en la plenitud del auge de la minería del Norte Chico, se incorpora como factor de dinamismo económico un fuerte incremento en las exportaciones agropecuarias. Pero éstas pudieron salir de Chile utilizando la infraestructura portuaria y caminera que la minería contribuyó a crear. El descubrimiento de nuevos yacimientos internacionalizó aún más la minería chilena con el "boom" de Caracoles, que si bien se encontraba en territorio boliviano, era explotado por chilenos. Y aunque estos dos primeros hitos no serán considerados más que como pequeños ciclos y su importancia económica menor, contribuirán de manera definitiva a sentar el primer quiebre en esa concepción de la carencia chilena. Las bases ya enunciadas entrarían en escena tras la guerra del Pacifico, centralizando la economía chilena en la explotación del salitre durante los próximos 50 años.

DESARROLLO MINERO EN CHILE.

La minería como actividad económica Antes de iniciar el análisis de las características de la actividad minera es importante conocer la definición de minerales. Se llama minerales útiles a las sustancias minerales naturales que para un determinado nivel de la técnica pueden ser utilizados en la economía en su forma natural o después de ser elaborados. Llama poderosamente la atención la relación directa que se establece en esta definición entre lo que se ha dado en llamar minerales y la técnica. En este sentido es importante afirmar que un determinado nivel de utilización de una técnica o tecnología minera es decisivo para explicar las características de la minería desde su exploración hasta sus impactos y utilización de los diferentes productos portadores de elementos útiles. Con la llegada de la revolución industrial del siglo XVIII, indudablemente el inicio de una carrera desenfrenada de dominio del hombre sobre la naturaleza, que se incrementa en la misma medida que aumenta el conocimiento científico y las sucesivas revoluciones industriales, que ponen en manos del hombre medios de producción capaces de someter humanos a la naturaleza en un espacio de tiempo increíblemente inferior. La ciencia y la tecnología al servicio del hombre, en un modelo histórico de sociedad dominante, han dotado a este de un poder que parece indetenible, dentro de sociedades marcadas por un egoísmo sin par, donde la obtención de ganancias, sin importar límites humanos o naturales, se ha convertido en el imperio de la razón.

2.1.- Identifica conceptos básicos del campo de la metalurgia general y su división.

2.1.1.- Define los conceptos de Metalurgia General; Metalurgia extractiva y/o Metalurgia

Adaptiva. 2.1.2.- Describe el campo de aplicación de cada concepto en la industria minera.

Conceptos básicos:

Metalurgia general Metalurgia extractiva Metalurgia adaptiva Aplicación de cada concepto de la metalurgia en los procesos mineros.

INGENIERÍA METALÚRGICA

La Ingeniería Metalúrgica es el conjunto de operaciones y procesos por medio de los cuales un mineral es reducido a un metal, el cual a su vez es modificado en las formas y con las propiedades requeridas para ser utilizadas por el hombre.

La Ingeniería Metalúrgica se divide en cuatro grandes áreas de acuerdo con la secuencia lógica de los procesos: preparación de minerales, metalurgia de procesos, procesamiento de metales y metalurgia de aplicación. Los dos primeros caen en lo que comúnmente se denomina Metalurgia Extractiva que abarca hasta la obtención de los metales, y los dos últimos en Metalurgia Adaptiva a la cual le competen las modificaciones y el control de las propiedades de los metales y las aleaciones. La figura 1, ilustra la división de la Ingeniería Metalúrgica donde se incluyen los tópicos más comunes que conforman cada campo. Los nombres que aparecen corresponden a procesos unitarios y operaciones unitarias que son comunes para todos los metales; los metales no se distinguen entre si más que por sus propiedades y por tal razón no aparecen términos clásicos como ferroso y no ferroso, estos términos pueden ser utilizados industrialmente, pero la división de la ciencia o la Ingeniería en virtud de tales líneas no es conveniente, como tampoco es conveniente dividirla de acuerdo con el metal tratado.

En esta figura 1, aparecen las actividades típicas de un Ingeniero Metalúrgico en cada uno de sus campos de especialización. Esta es una división natural basada en la realidad industrial de todos los países del mundo y no una definición basada en los conocimientos básicos. Este es el amplio objetivo que debe tenerse en cuenta en la formación de un Ingeniero Metalúrgico, ya que es el tipo de labores que desarrolla en el desempeño de su profesión. A continuación se verá con un poco más de detalle cada campo de la Ingeniería Metalúrgica.

Figura 1: Detalle de los campos involucrados en la ingeniería Metalúrgica.

Figura 1: Detalle de los campos involucrados en la ingeniería Metalúrgica.

Reducción Pirometalurgia Hidrometalurgia electrometalurgia Extractiva Concentración Trituración Molienda
Reducción
Pirometalurgia
Hidrometalurgia
electrometalurgia
Extractiva
Concentración
Trituración
Molienda
Separación
Fabricación
Fundición
Pulvimetalurgia
Conformado
Caliente
Frío
Metalurgia
Adaptiva
Soldadura
TIG
SMAW
GTAW
Mecanizado
Manual
Computarizado
Estructura y
Microestructura
Macroestructura
Cristalografía
Física
Transformaciones
Liquido – Sólido
Sólido -Sólido
de fase

Figura 2: Indica cada una de los tipos de metalurgias y los paso que siguen en fo rma general.

Metalurgia Extractiva 1- Preparación de Miner ales a.- Conminución b. Concentración c.- Lixiviación 2. - Metalurgia de Proces os a.- Tostación b.- Reducción c.- Refinación d.- Electrorefinación e.- Lingoteado

Metalurgia Adaptiva 3- Procesamiento de Meta les a.- Conformado de Me tales b.- Fundición c.- Soldadura d.- Tratamiento de sup erficies e.- Metalurgia de Polv os f.- Tratamientos Térmi cos 4- Metalurgia de Aplicació n a.- Control de Calidad b.- Selección y especi ficación c.- Diseño de Aleacion es

PROCESAMIENTO DE ME ETALES O METALURGIA ADAPTIVA Bajo el nombre de procesa miento de metales están contenidos los pro cedimientos

por medios de los cuales lo s metales se transforman en objetos útiles. en estos procesos, aunque aquí esta palabra carece del sentido indic

En general, do antes, se

modifican las propiedades físicas y mecánicas de los metales y sólo raramente sus propiedades químicas.

Conceptos básicos

Antes de continuar, definiremos algunos conceptos básicos y de uso normal en nuestra área. Cuando hablamos de Yacimientos Minerales, hay una serie de conceptos que tienen una gran importancia, ya sea en los aspectos geológicos- geoquímicos, o en los económicos. Los más importantes son los siguientes:

Mena: Es el mineral cuya explotación presenta interés. En general, es un término que se refiere a minerales metálicos y que designa al mineral del que se extrae el elemento químico de interés (Cu de la calcopirita, Hg del cinabrio, Sn de la casiterita, entre muchos ejemplos posibles). En este caso de los minerales metálicos, se requiere un tratamiento de la mena, que en general comprende dos etapas: el tratamiento mineralúrgico y el metalúrgico (ver más abajo).

Ganga: Comprende a los minerales que acompañan a la mena, pero que no presentan interés minero en el momento de la explotación. Ejemplos frecuentes en minería metálica son el cuarzo y la calcita. Conviene resaltar que minerales considerados como ganga en determinados momentos se han transformado en menas al conocerse alguna aplicación nueva para los mismos.

Reservas: Cantidad (masa o volumen) de mineral susceptible de ser explotado. Depende de un gran número de factores: ley media, ley de corte (ver más abajo), y de las condiciones técnicas, medioambientales y de mercado existentes en el momento de llevar a cabo la explotación. Se complementa con el concepto de

Recurso, que es la cantidad total de mineral existente en la zona, incluyendo el que no podrá ser explotado por su baja concentración o ley.

Ley media: Es la concentración que presenta el elemento químico de interés minero en el yacimiento. Se expresa como tantos por ciento, o como gramos por tonelada (g/t) (equivale a partes por millón, ppm) u onzas por tonelada (oz/t).

Ley de corte o cut-off: Es la concentración mínima que debe tener un elemento en un yacimiento para ser explotable, es decir, la concentración que hace posible pagar los costes de su extracción, tratamiento y comercialización. Es un factor que depende a su vez de otros factores, que pueden no tener nada que ver con la naturaleza del yacimiento, como por ejemplo pueden ser su proximidad o lejanía a vías de transporte, avances tecnológicos en la extracción, etc.

Factor de concentración: Es el grado de enriquecimiento que tiene que presentar un elemento con respecto a su concentración normal para que resulte explotable, es decir:

Ley de corte Fc = -------------------- Clark

Así, por ejemplo, el oro se encuentra en las rocas de la corteza en una proporción media o clark de 0.004 ppm, mientras que en los yacimientos de la cuenca de Witwatersrand (RSA) su ley de corte es de 7 g/t (1.750 veces mayor).

Todo uno: Mezcla de ganga y mena que extrae de la mina o cantera, con un contenido o ley determinado, que hay que saber previamente (investigación de pre-explotación) y confirmar tras la explotación.

Todo uno marginal: Aquel producto de la explotación que tiene contenidos ligeramente por debajo de la ley de corte, y que no se suele acumular conjuntamente con el estéril, o bien para procesar mediante tratamientos de bajo coste, o en previsión de que los precios del producto suban y puedan aprovecharse como reservas.

Estéril: Corresponde a las rocas que no contienen mineral o lo contienen en cantidades muy por debajo de la ley de corte. No suele corresponder con la ganga, que como se indica antes, son los minerales acompañantes de la mena.

Subproductos (o by-products): Suelen ser minerales de interés económico, pero que no son el objeto principal de la explotación, si bien aumentan el valor económico de la producción: por ejemplo, el Cd o el Hg contenido en yacimientos de sulfuros con altos contenidos en esfalerita, o el manganeso contenido en los pórfidos cupríferos.

Geometalurgia: Se refiere a la relación existente entre el comportamiento metalúrgico del mineral que es tratado en la planta de beneficio y las características geológicas que afectan dicho comportamiento, tales como las especies mineralógicas presentes, la dureza, el grado de fracturamiento, entre otros.

Explotación minera: Es el proceso o conjunto de procesos por el cual o cuales extraemos un material natural terrestre del que podemos obtener un beneficio económico: puede ser desde agua, hasta diamantes, por ejemplo. Se lleva a cabo mediante pozos (caso del agua o del petróleo, entre otros), en minas, subterráneas o a cielo abierto, o en canteras.

Metalurgia extractiva: Es el proceso o conjunto de procesos, propios de la minería metálica, que permiten obtener el elemento de interés a partir del todo-uno de mina o cantera. Implica o puede implicar una serie de procesos:

- Lavado o concentración. Proceso o conjunto de procesos por el cual o cuales se separan la mena y la ganga. Pueden ser de carácter físico: por

ejemplo, separación de la magnetita por medio de electroimanes; o de carácter físico-químico: por ejemplo, flotación de los sulfuros.

- Metalurgia: Proceso o conjunto de procesos por el cual se extrae el metal correspondiente de un mineral metálico. Puede ser por tostación (caso de los sulfuros: HgS + calor + O 2 -> Hg + SO 2 ) denominándose entonces pirometalurgia, o por vía húmeda (CuCO 3 + H 2 SO 4 -> CuSO 4(soluble) ; a su vez el CuSO 4 se descompone electrolíticamente: CuSO 4 + en.el. -> Cu + SO x ); este tipo se denomina hidrometalurgia; otra posibilidad es confiar este proceso a la acción de bacterias, y se denomina entonces biometalurgia.

Otros procesos post-mineros: El producto minero, tal como sale de cantera o de la planta de mineralurgia, si no es de carácter metálico, a menudo necesita otros tratamientos antes de ser aprovechable: por ejemplo el petróleo necesita el refino; las rocas industriales necesitan corte y tratamientos superficiales de la superficie de corte; expansión térmica de perlita o vermiculita para obtener áridos ligeros, calcinación de la caliza para obtener cal (CaCO 3 + calor -> CaO + CO 2 ), entre muchos otros.

Origen de los Yacimientos Minerales

El origen de los yacimientos minerales puede ser tan variado como lo son los

procesos geológicos, y prácticamente cualquier proceso geológico puede dar

origen a yacimientos minerales.

En un estudio más restrictivo, hay que considerar dos grandes grupos de yacimientos:

1. Los de minerales, ya sean metálicos o industriales, que suelen tener su origen en fenómenos locales que afectan a una roca o conjunto de éstas,

2. Los de rocas industriales, que corresponden a áreas concretas de esa roca que presentan características locales que favorecen su explotación minera.

A grandes

minerales serían los siguientes:

rasgos,

los

procesos

Procesos ígneos:

geológicos

que

dan

origen

a

yacimientos

Plutonismo: produce rocas industriales (los granitos en sentido amplio), y minerales metálicos e industriales (los denominado yacimientos ortomagmáticos, producto de la acumulación de minerales en cámaras magmáticas).

Volcanismo: produce rocas industriales (algunas variedades "graníticas", áridos, puzolanas), y minerales metálicos (a menudo, en conjunción con

procesos

sedimentarios).

sedimentarios:

yacimientos

de

tipo

"sedex"

o

volcano-

Procesos pegmatíticos: pueden producir yacimientos de minerales metálicos (p.e., casiterita) e industriales: micas, cuarzo

Procesos neumatolíticos e hidrotermales: suelen dar origen a yacimientos de minerales metálicos muy variados, y de algunos minerales de interés industrial.

Procesos exógenos o superficiales:

La erosión es el proceso por el cual las rocas de la superficie de la Tierra, en contacto con la atmósfera y la hidrosfera, se rompen en fragmentos y sufren transformaciones físicas y químicas, que dan origen a fragmentos o clastos, y a sales, fundamentalmente. Las trasformaciones que implica la erosión pueden dar lugar a yacimientos, que reciben el nombre de yacimientos residuales.

El transporte de los clastos por las aguas y el viento, y de las sales por el agua, modifica la composición química tanto del área que sufre la erosión como del área a la que van a parar estos productos. Además, durante el propio transporte se producen procesos de cambio físicos y químicos, nuevas erosiones, depósito de parte de la carga transportada, etc.

La sedimentación detrítica da origen a rocas como las areniscas, y a minerales que podemos encontrar concentrados en éstas, en los yacimientos denominados de tipo placer: oro, casiterita, gemas

La sedimentación química da origen a rocas de interés industrial, como las calizas, y a minerales industriales, como el yeso o las sales, fundamentalmente.

La sedimentación orgánica origina las rocas y minerales energéticos:

carbón e hidrocarburos sólidos (bitúmenes, asfaltos), líquidos (petróleo) y gaseosos (gas natural). También origina otras rocas y minerales de interés industrial, como las fosforitas, o las diatomitas, entre otras.

Como ya se ha mencionado, la sedimentación asociada a los fenómenos volcánicos produce yacimientos de minerales metálicos de gran importancia.

1.2 Metalurgia del cobre

El tratamiento metalúrgico para la extracción del cobre, depende del mineral de procedencia, los distintos procesos son:

A) Cobre procedente de minerales que contienen el metal puro en estado nativo. El tratamiento de estos minerales, actualmente escasos, es muy sencillo, debiendo solamente a la separación del metal más pesado, englobado en una masa inerte en forma de granos o pajas, mediante procesos mecánicos capaces de separar las masas, previamente machacadas, según las diferentes densidades. Después el metal obtenido y se limpia de impurezas mediante un tratamiento metalúrgico normal. B) Cobre procedente de minerales que lo contienen en forma de óxidos. Si los minerales son ricos, puede ser rentable el tratamiento pirometalúrgico, que se efectúa en un horno de fusión con adición de carbón como elemento reductor. El cobre bruto así obtenido a continuos tratamientos de purificación, para alcanzar el nivel de calidad comercial; estos tratamientos son comunes a los cobres brutos obtenidos por cualquier procedimiento inicial de extracción del metal.

Si se trata de minerales muy pobres en CuO, la metalurgía moderna procede a procesos hidrometalurgicos que excluyen la fusión, obteniendo el metal mediante reactivos capaces de arrastrar el óxido de cobre en forma de metal soluble; el más efectivo de estos reactivos es el ácido sulfúrico.

Lixiviando los minerales que contienen óxido de cobre, previamente triturados, se obtienene una solución de sulfato de cobre (la lixibiación consiste en atravesar una sustancia pulverizada por un líqiudo a fin de extraer de esta todos sus componentes solubles), de esta solución se recupera facilmente el cobre, mediante dos procedimientos: a) proceso electrolítico, por el que el cobre de la solución se deposita en el cátodo y se recupera el ácido sulfúrico (aspecto economíco importante en este proceso, que vuelve al ciclo para reaccionar con nuevo mineral; b) cementación haciendo pasar

la solución de CuSO4 entre chatarra de hierro, con lo cual, en virtud de las caracteristicas electroquímicas del cobre respecto a hierro se desarrolla la reacción:

Cu²

+ SO²4

+ Fe

Cu

+ Fe²

SO²4

El cobre se precipita en forma pulverulenta y la solución del hierro en forma de sulfato.

C) Cobre procedentes de minerales que lo contienen como sulfuro. En este caso, un proceso fisicoquímico preliminar de flotación permite el enriquecimiento del metal, separando las partículas del sulfuro de las de la ganga.

El

mineral así enriquecido, con la adicción de escorificantes adecuados, a

fin

de eliminar la ganga contenido, se carga en un horno de fusión en el cual

a

unos 1000°C, tras una serie de reacciones químicas, se forma una

escoria fluida y ligera (densida aprox. 3.5) a base de silicatos, que sobrenada y se retira continuamente del horno; además de esta se forma otra capa fundida y más pesada (densidad aproximada 5) compuesta de sulfuros de cobre y de hierro, denominada mata ó metalina , que se recoge en el fondo.

La metalina, todavía fundida y mantenida a unos 1000°C, se vierte directamente a un horno convertidor en el que tiene lugar la reacción exotermica fundamental de oxidación del sulfuro de hierro:

2 FeS

+ 3

O2

2 FeO + 2 SO2 + 223980 cal

El FeO formado reacciona con las paredes del horno si éste es de paredes

ácidas o con la añadidura durente el proceso si las paredes son básocas; en cualquier caso, el FeO se escorifica en forma de silicato de hierro, que flota y se elimina. La masa fundida residual, sobrecalentada por la propia reacción, está formada esencialmente por CuS.

Termina da la reacción que elimina el Fe y continuando con la insuflación de aire a la masa se inicia la oxidación del CuS según la reacción:

Cu2S + O2

Cu

+ SO2

+ 52000 cal

del CuS según la reacción: Cu2S + O2 Cu + SO2 + 52000 cal Esta reacción

Esta reacción tambien exotermica, separa el cobre metalico, que, debido al calor aportado por la propia reacción, permanece fundido a una temperatura de unos 1300°c.

El metal obtenido en el convertidor se solidifica en forma de “panes”, porosos y de color oscuro, denominados blister. El blister procedente del convertidor posee una riqueza del 98 al 99 % y para llegar al porcentaje comercial, ha de someterse a procesos de depuración y enrriquecimiento. Para ello el blister se carga en un horno tipo rotativo de 10 a 20 tm de capacidad, o un tipo estático (o de reververo), cuya capacida puede llegar a los 200 tm, en el cual vuelve afundirse y se oxida mediante el aire introducido en el baño a traves de tubos de hiero sumergidos en el mismo.

Este tratamiento hace pasar gradualmente todos los metales (impurezas) oxidables y, por tanto, menos nobles que el cobre que posteriormente se eliminan escorificados en forma de silicatos, ya que han reaccionado con

las paredes del horno si son de masa silicea o con la silice añadida al metal fundido en el curso del proceso.

El tratamiento de afinado por oxidación implica evidentemente una oxidación parcial del cobre por lo cual, determinada dicha fase y separada la escoria de silicatos que se ha producido, es necesario un tratamiento reductor de óxido de cobre formado en la masa del metal para convertirlo en cobre metalico.

El cobre afinado con este proceso es una materia prima comercial directamente utilizable para fundiciones, semifabricados, aleaciones etc. Se denomina cobre afinado térmicamente y su riqueza mínima es del 99.8% de Cu.

Para obtener el cobre totalmente exento de impurezas residuales, algunas de ellas perjudiciales para el metal y otras de importancia económica por tratarse de metales preciosos, se recurre a ulteriores afinaciones electrolíticas.

Metalurgia DEL HIERRO.

-

En la antigüedad, el único método conocido para separar e¡ hierro de su mineral fue el proceso de la reducción directa. Éste se hacia en una forja u horno con carbón vegetal. A diferencia de los minerales de cobre, los cuales producen cobre fundido en éstos hornos, el hierro en su minera! no funde a temperaturas menores de 1537 °C (2799 °F) y !a temperatura más alla que se podía alcanzar en esas fundiciones primitivas parece haber sido de alrededor de 1200 °C (2192 °F). El . mineral de hierro sometido a esta temperatura no se transforma en una masa fundida de meta!, sino en una masa esponjosa mezclada con óxido de hierro y silicato de hierro quizá con otras impurezas que Juntas constituyen la escoria.

El hierro dulce (trabajado) de la antigüedad tenia algunas ventajas sobre el acero. Tenia menos tendencia a corroerse (oxidarse) y poseía una calidad fibrosa (por las fibras de escoria) que le daban cierta tenacidad.

Alrededor del año 1350 de ¡a era cristiana, todo el hierro que se producía en el mundo occidental conocido se preparaba por e! proceso de reducción directa. Fue el avance del alto horno u horno de soplo que ocurrió en ese tiempo (aunque pudo haber sido creado previamente en China) el que hizo posible la alta producción de hierro que necesitó la Revolución Industrial. El alto homo hizo posible ¡a obtención de un producto fundido de hierro listo para el vaciado el cual contiene alrededor de 4 por ciento de carbono y algo de impurezas El alto contenido de Carbono le hacía ser un tanto frágil y por lo tanto tener poca utilidad para herramienta e

instrumentos de corte u otros productos. Cuando al hierro se le refina en hornos de cubilote, se convierte en un metal excelente para algunas partes de maquinaria, utensilios para cocinar y otros productos de hierro vaciado. Sin embargo, la mayor utilidad del alto horno radica en ser un paso intermedio en el proceso de fabricación del acero.

Antes de que se agotaran los grandes depósitos de minerales ricos en hematita y magnetita de Mesabi Range en el Lago Superior, como lo están ahora, resultaba provechoso extraer del 60 a! 70 por ciento del hierro contenido en esos minerales. Existen todavía vastos depósitos de mineral de hierro en estas regiones, pero está diseminado en una formación rocosa muy dura que es difícil de explotar y procesar que tiene un porcentaje relativamente bajo de hierro.

A la operación del alto horno se le llama reducción. Este es un proceso en el cual

se separa el oxígeno de un compuesto, en este caso el mineral de hierro. El oxígeno se combina con el carbono para formar bióxido de carbono (CO2), y el hierro metálico ya no está en su estado oxidado, quedando hierro fundido con aproximadamente 4% de carbono.

metalurgia del aluminio.

El aluminioe se encuentra en las arcillas en cantidades importantes, sin embargo

no sería redituable procesar este material para extraer los metales.

El aluminio es el tercer elemento de mayor abundancia en la tierra, después del

oxigeno y el silicio; sin embargo solo unos cuantos depósitos de estos minerales aluminiferos se consideran con un potencial tal, que su explotación sea redituable.

Estos son la gibsita y la bohemita, los cuales estan formados por el óxido de aluminio (alumina, Al2O3) y agua mezclados con arena o arcilla y otros minerales que deben ser separados. A esta mezcla de minerales deben ser llamados bauxita, nombre que procede de la villa francesa, Les Baux,, en la que se encontró

el primer depósito en 1821. La bauxita se explota generalmente por el método

cielo abierto y se encuentra en todos los continentes, excepto en la antartida.