Sei sulla pagina 1di 48

España

g|| V/«S.'v£¡-U

El

Ramayana

ye

SB

DOS

GRANDES

EPOPEYAS

'1ÊÊÊÊÊÊ

arara

DEL

ASIA

TESOROS

DEL

ARTE

MUNDIAL

©

Ravana sacude

el monte Kailasa

esa

localidad cercana a Bombay, se han tallado numerosos episodios del Ramayana. El

que reproducimos aquí es uno de los más dramáticos y monumentales de toda la

obra : el momento en que Ravana, rey de los demonios, trata de sacudir y arrancar

de raíz el Kailasa, monte sagrado en que se han instalado el dios Siva y la diosa

Parvati. Sepultado en las profundidades de la montaña, Ravana pone sus muchos

En

el templo

indio

de

Ellora,

excavado

durante

el

siglo

VIII

en

la

piedra

de

brazos a

la obra

en

un esfuerzo sobrehumano,

mientras a Siva le basta

con

el

dedo

de un pie para restituir el equilibrio al monte sacudido y tembloroso.

¡967

UNES

El

Correo

DICIEMBRE

AÑO

XX

1967

PUBLICADO

AHORA

EN

11

EDICIONES

Española

Inglesa

Francesa

 

13

Rusa

Alemana

 
 

16

Arabe

 

Norteamericana

 

Japonesa

 

18

Italiana

 

Hindi

Tamul

 

30

Publicación

mensual

de

la

UNESCO

32

(Organización de las

Naciones Unidas

para

la

Educación,

 

la

Ciencia

y

la

Cultura).

34

Venta

y

distribución

 

Unesco,

Place

de

Fontency,

Paris-7e

 
 

36

Tarifa

de

suscripción

anual

:

10

francos.

Bianual : 18 francos. Número

suelto: 1 fran¬

 

co ; España : 1 3 pesetas ; México : 2,60 pesos.

43

Los

artículos

y

fotografías

de

este

número

que

llevan

el

signo © (copyright) no pueden ser reproducidos. Todos

los demás textos e ilustraciones pueden reproducirse, siempre que se mencione su origen de la siguiente manera : "De

EL CORRERO DE LA UNESCO", y se agregue su fecha

de

las fotos deberá

publicación. Al

reproducir los artículos y

constar el

nombre

del autor. Por

lo

que respecta a

las foto¬

grafías reproducibles, estas serán facilitadas por la Redacción

toda vez que el director de otra publicación las solicite

por eecrito. Una vez utilizados estos materiales, deberán

enviarse a la Redacción tres ejemplares del periódico o revista que los publique. Los artículos firmados expresan la opinión de sus autores y no representan forzosamente el punto de

vista

de

la

Unesco

o

de

los

editores

de

la

revista.

Redacción

Unesco,

y

Place

Administración

de

Jefe

Fontenoy,

de

Paris-7e

Director y

Redacción

45

43

2

Sandy

Koffler

Subjefe

de

Redacción

 

René

Caloz

Asistente

del

Jefe

de

Redacción

 

Lucio

Attinelli

Redactores

Principales

 

Español:

Arturo

Despouey

Francés:

Jane

Albert

Hesse

 

Inglés:

Ronald

Fenton

Ruso:

Victor

Goliachkoff

 

Alemán:

Hans

Rieben

(Berna)

 

Arabe:

Abdel

Moneim

El

Sawi

(El

Cairo)

Japonés:

Shin-lchi

Hasegawa

(Tokio)

Italiano:

Maria

Remiddi

(Roma)

Hindi:

Annapuzha

Chandrahasan

(Delhi)

Tamul:

Sri

S.

Govindarajulu

(Madras)

Documentación e ilustración : Olga Rodel

Composición

gráfica

Robert

Jacquemin

La

correspondencia debe dirigirse

al Director de la revista.

12 páginas

en

colores

EL

Dos

MAHABHARATA

grandes

epopeyas

por Arthur L. Basham

Y

de

EL

la

RAMAYANA

India

y

el

Asia

sudoriental

LA

BODA

DE

DRAUPADI

Un episodio del Mahabharata

SUEÑO

E

IDEA

por Anil de Silva

MILENARIOS

DE

UN

CONTINENTE

HANUMAN,

EL

MONO

EJEMPLAR

Un héroe de ambas epopeyas

ESCULTURA

Y

PINTURA

DE

por B.N. Goswamy

EL

DESTIERRO

DE

RAMA

TODAS

LAS

ÉPOCAS

Un poema del Ramayana por Kamban

IMÁGENES

CUMERIAS

DE

LAS

EPOPEYAS

SOMBRAS

CHINESCAS

DE

CAMBOJA

EL

KATHAKALI

Y

por C. Kunchu Nair

EL

DRAMA

BAILADO

DE

LA

INDIA

LOS

HEROES

MITOLÓGICOS

Y

LA

CÁMARA

por Bhagwan D. Garga

 

ALGUNAS

TRADUCCIONES

 

Y

ESTUDIOS

DE

LOS

POEMAS

LOS

LECTORES

NOS

ESCRIBEN

TESOROS

DEL

ARTE

MUNDIAL

(2)

El fracaso del rey-demonio

(India)

Foto

©

Rapho-Bnhat

Nuestra

portada

la

India anualmente entre setiembre y octubre y que simboliza el triunfo del

El festival popular que se celebra

en

bien

sobre

el

mal

se

llama

Dusserah.

Con

él

culminan

nueve

noches

de

festejos. En

el

norte

de

la

India

el

festi¬

val

termina

con

la

victoria

de

Rama

sobre

Ravana.

La

gran

figura

de

papier-máché

que

representa

a

éste

con

sus

diez

cabezas

aparece

en

nues¬

tra

foto

en

el

momento

de

empezar

a

incendiarse

después

de

tocado

con

las

flechas

de

Rama

el

depósito

de

cohetes

escondido

en

su

interior (véase

la

pág.

15).

En

el

sur

de

la

India

se

considera

a

Ravana

como

una

figura

trágica,

victima

de

su

pasión

fatal.

Dos

grandes

epopeyas de

la

India

y

del Asia

Sudoriental

EL

Y

MAHABHARATA

EL

RAMAYANA

por Arthur L. Basham

L a

vida

religiosa

y

cultural

de

todo

el

subcontinente

indio

y

de

buena

parte

del

resto

de

Asia

se

ha

visto profundamente influenciada por

los

dos

grandes

poemas

épicos

del

hlnduísmo,

el

Mahabharata

y

el

Ra¬

mayana.

Aun

dejando

de

lado

sus

méritos propiamente literarios, grandes

adopta¬

sean

cuales

sean

los

criterios

dos, ambos figuran entre las obras

poéticas más importantes del mundo.

De los dos, el Mahabharata es esen¬

cialmente el más antiguo, por provenir

su tema central del período oscuro

que siguió a la composición del

Veda, el primer gran texto literario de

Rig

la

India.

Varios

nombres

de

príncipes,

sabios

él

se

y

sacerdotes

mencionados

en

encuentran

también

en

escritos

que

datan

del

fin

del

período

védico,

y

el

tema

del

poema

ha

podido

desa¬

rrollarse

en

torno

a

la

tradición

de

una

gran

batalla

que

se

supone

tuvo

lugar

en

el

año

900

antes

de

J.C.

Pero

con

el

curso

de

los

siglos

la

historia relatada

en

el

poema

se

ha

estirado y rellenado

en

tal

forma

con

la

Introducción

de

nuevos

episodios

y nuevos personajes, que ya

no

es

posible definir el nudo

tral.

histórico

cen¬

Hay

razones

incluso

para

Krishna,

el

héroe

divino,

de

descollante

en

la

historia

tal

creer que

tan

la

papel

como

conocemos actualmente, constituye un agregado y no existia en la tradición

poema.

Según referencias

textos

poco

mento

argu¬

otros

marcial

que

dio

origen

al

halladas

parece

en

que

en

el

sánscritos,

de

la

epopeya,

forma

diferente

nosotros,

de

norte

de

era

la

la

que

cosa

ha

llegado

corriente

India

uno

o

dos

hasta

en

el

siglos

antes de la era cristiana y quizá hasta

cuatro siglos antes.

ARTHUR

L.

civilizaciones

BASHAM

asiáticas

da

en

la

cursos

sobre

Universidad

las

aus¬

traliana

de

Canberra.

Basham

ha

dado

ciclos

de

conferencias

sobre

la

historia

de

la

India

en

la

Universidad

de

Londres,

donde

ha

enseñado

luego

la

historia

del Asia

del

Sur;

y

este

año

ha

tenido

a

su

cargo

un

curso

sobre

estas

materias

en

la

Universidad

de

Pennsylvania. Entre sus numerosas obras sobre la historia y la civilización de la India

cuéntanse

-The

Wonder

that

Was

India*

4 (Sidgwick and Jackson, Londres, 1954); 'Stu¬

dies

bochl Publications, Calcutta, 1964) y 'Aspects

(Sam-

in

Indian

History

and

Culture*

of

House.

Ancient

Indian

Culture*

1966).

Bombay,

(Asia

Publishing

El

argumento

es

complicado.

Como

las

historias

griegas

de

la

guerra

de

Troya

origen

de

«La

Miada»

y

como

el

ciclo

de

mitos

y

leyendas

germánicas

cristalizadas

en

el

Canto

de

los

Nibelungos,

el

poema

indio

cuenta

una

querella

violenta

que

se

ha

transformado

en

guerra

de

exter¬

Panda

se ven injustamente despojados por

minación.

Los

cinco

hijos

de

sus malvados primos, los Kaurava,

del reino ancestral que debían heredar,

y sólo lo recuperan luego de una

espantosa batalla en la que mueren

violentamente

casi todos sus amigos.

todos

sus

enemigos

y

Las partes narrativas del poema

que

evocan

una

época

heroica

en

numerosas

redac¬

fluidos,

y

constituye con frecuencia para el estu¬

que

aventuras.

recupera

en

luego

de

Esta

versos

intercalación,

fáciles

tada

diante su iniciación a la literatura sáns¬

crita

estilo

que es por lo menos tan antigua como

original. Todo su

en

y

el

su

texto

contenido

parecen

indicar

el

en

tema

principal

consecuencia,

de

se

la

obra

remonta

y

a

que,

los

tiempos de los pequeños reinos semi- tribales, anteriores a la época de Buda.

del

el

Mahabharata

La

interpolación

es,

más

importante

indiscutiblemente,

Bhagavad

Glta,' largo

poema

religioso

que, de todos los textos sánscritos,

es el que mayor influencia ha tenido

sobre

el

hinduísmo

moderno',

y

el

las virtudes viriles: arrojo, lealtad,

más

conocido

fuera

de

la

India,

pues

franqueza, se aprecian por sobre todas

se

lo

ha

traducido

a

varios

idiomas,

las demás. Buenos o malos, los héroes

no

dejan

nunca

de

responder

a

un

desafío,

sea

que

se

los

rete

a

un

combate,

a

un

torneo

de

destreza

o

a un

juego

de

azar;

es

raro

que

los

personajes

principales

den

muestras

de

pal

sociedad

etapa

cobardia.

relato

de

del

que

la

La

atmósfera

poema

acaba

es

de

organización

del

la

princi¬

una

la

en

de

superar

tribal

y

la

su

que

jefe

la

y

lealtad

demás

del

individuo

miembros

de

la

hacia

tribu

constituye

una

cualidad

indispensable.

hasta

nosotros, el Mahabharata es más que

el relato poético de una guerra legen¬

Pero

tal

como

ha

llegado

daria.

Las

interpolaciones

de

toda

in¬

dole,

agregadas

evidentemente

mucho

después

de

la

composición

del

relato

original,

reverberan

en

él

a

lo

largo

de

el

todo

Chanti

dieciocho

poema

y

de

ellos.

su

curso:

Parvan,

cantos

no

La

por

larga

el

la

más

extensa

de

es

los

el

corto

duodécimo

que

cierto

componen

el

más

agonía

de

Bishma,

consejero

la

canto

batalla,

a

didácticos

de

los

larga

Kaurava

de

herido

en

temas

en

este

pasajes

de

sirve

una

pretexto

serie

de

sobre

numerosos

política, moral y religión. En la misma forma el personaje de Yudichtira, el

mayor de los cinco héroes jugador

apasionado pero poco diestro, cuyo

al

la

inclusión de la larga historia del rey

Nala, también poseído por el demonio

a

cosas

del

los

vicio

arrastra

a

él

y

de

ha

sus

hermanos

a

destierro

juego,

dados

sirve

que

su

lo

pretexto

hecho

su

perder

mujer y

reino,

leyéndolo

millones

de

personas

que

no

llegaron

a

conocer

ningún

otro

trozo del poema original. Justo antes

de comenzar la gran batalla, dan pre¬

conjunto

de

las

texto

a

su

inclusión

que

Arjuna,

en

el

el

dudas

segundo

los cinco

héroes, tiene sobre

la legiti¬

midad

salir al encuentro de su propia familia

de

de

un

combate

en

que

ha

y de sus amigos.

Krishna, mentor de Arjuna, fortalece

su

resolución

por medio de ese

largo

poema religioso, revelándose así como una encarnación del gran dios Vishnú.

Las

otras

historias

intercaladas

 

son

más

breves

y

comprenden,

por ejem¬

plo,

la

bella

y

célebre

leyenda

de

Savitri,

la

fiel

esposa

que

salva

a

su

marido

de

manos

de

la

muerte;

la

historia

de

Rama,

breve

resumen

del

Ramayana,

y

la

de

Sakuntala,

en

una

versión

bastante

diferente

de

la

que

constituye

el

tema

del

célebre

drama

de

Kalidasa.

 

interpolaciones

parecen

del

Mahabharata por diversos copistas en

haber

Estas

numerosas

o

narrativas

sido

didácticas

al

incorporadas

texto

el

curso

de

los

cinco

siglos

que

separan

gupta,

J.C.

año

imperio

decir,

300

de

en

a

su

la

de

la

el

mauria

del

200

era.

imperio

de

el

poema

forma

y

es

el

500

entre

era

el

nuestra

antes

Hacia

cristiana

con

el

una

fecha

en

existía

similar

totalidad

actual.

La

que

se

lo

consideró

concluido

definitiva¬

mente

de tribus

aquí

puede

y

determinarse

que se

del

por la

texto.

lista

mencionan

En

y pueblos

allá

en

el

curso

-*

»,

T

V,

Va

Foto

©

Rapho,

Louis-Frédéric

 
 

Este

friso

esculpido

en

el

Kailasanath

de

Ellora,

el

famoso

santuario

tallado

en

la

piedra

al

este

de

Bombay,

narra

episodios

del

monumental

Mahabharata.

Al

grabarse

este

bajorrelieve

hace

casi doce

siglos, con

sus

Innumerables

figuras

humanas

y

animales,

hacia

ya

mil

años

que

la

epopeya

que

evoca

era

bien

conocida

en

el

norte

de

la

India.

esa lista figuran los hunos (heftalíes

texto

auténtico

del

poema,

tal

como

numerosos

elementos

didácticos

que

o blancos) que los indios no pudieron

existía

a

fines

del

período

gupta.

 

han

servido

de

base

a

los

darmasas-

haber

conocido

antes

del

año

400,

Como

consecuencia

de

todos

esos

 

tras, conjuntos de leyes y preceptos,

en

que

se

establecen

en

Bactriana;

agregados

de

que

ha

sido

objeto,

el

y los puranas, largos poemas sobre

pero

no

hablan

de

otras

hordas

o

Mahabharata es mucho más que un

 

los mitos, leyendas y prácticas reli¬

tribus

como

la

de

los

gurjaras,

que

giosos compuestos a partir del período

aparecen

a

partir

del

siglo

VI.

gupta. Así, aun cuando el relato no

Aun

 

después

de

haber

quedado

 

relato en verso, aun cuando sea posi¬ ble aislarlo de sus numerosas interpo¬

laciones y presentarlo exclusivamente

tenga valor histórico, el poema pre¬

fijado

el

texto

en

su

forma

canónica,

como poema heroico. Es el poema más

senta

un

Interés

innegable

para

el

los

manuscritos

sufrieron

numerosas

largo del mundo, ya que cuenta cerca

historiador.

 

modificaciones e interpolaciones me¬

nores, y se ha podido identificar tres

tradiciones principales del texto del

Mahabharata. La magnífica edición del Instituto Bandarkar de Puna, que

de

100 000

dísticos

de

32

sílabas

cada

uno por lo menos, y se lo ha calificado con toda justicia de enciclopedia del

hinduísmo

en

bharata

trata

sus

casi

comienzos.

todos

los

El

Maha¬

aspectos

se

dedica

a

los

estudios

orientales,

de

la

vida

religiosa, política y social

nos proporciona ahora, luego de cua¬

de

la India de esa época, y en general

renta años de trabajo riguroso por

lo

hace

desde

el

punto

de

vista

del

parte de muchos . especialistas, un

brahmán

ortodoxo.

Contiene

asimismo

La

ticos,

abundancia

de

que

ha

estirado

agregados

el

poema

didá-

hasta

hacerlo tan difícilmente manejable, ha hecho que disminuya un tanto su

popularidad. Pero los hindúes de todas

las

clases

sociales

conocen

el

relato

5

principal, e inspirándose en sus episo¬

dios,

una

serie

canos a nuestra

de

autores

más

cer¬

época han compuesto

SIGUE

EN

LA

PAG.

8

MINIATURAS

EN

CELULOIDE

Y

TELA

Los

dos poemas épicos

han

dado tema

al cine

indio

desde

hace

muchos

años

(véase

la

pág. 43). A

la

izquierda, una escena de una película de dibujos

cómicos

del Gobierno

de

por J. Bhownagary

para

la

India

ayudar

producida

en

la

campaña

nacional

«Ahorre

sus

Alimentos».

En

esta

película

se

echa

mano

de

un

material tradicional

para

servir

un

Draupadi

propósito

no

contemporáneo.

tiene

otra

cosa

A

que

la

izquierda,

ofrecer

sino

un

grano de cereal en un plato vacio, y Krishna le

responde que hasta un grano tiene su importancia.

de

un pintor joven y talentoso conocido por sus

miniaturas primorosas, en que usa la técnica del

pulgar y

fielmente

Las imágenes son obra

R.

K.

Malwankar,

ha

la

la

impresión

belleza

y

digital.

la

Malwankar

del

captado

atmósfera

arte

dieciochesco

la

a

que

del

derecha

data

de

Ramayana.

del

un

norte

de

la

la

India,

del

que

vemos

Basohli

ejemplo:

miniatura

un

estilo

episodio

1765 y que

presenta

Foto

©

Museo

Nacional.

Nueva

Delhi

OYENDO

A LOS

TROVADORES

HASTA

MADRUGADA

LA

Como

parte

Inherente

de

la

cultura

popular

del

pais,

como

llegado a todos los Idiomas

de

y dialectos

y del Asia sudoriental,

tanto

el

el

Ramayana

Mahabharata

la

India

han

donde

las

tradiciones

visuales

y

orales

manera

conocimientos

han

de

constituido

transmitir

utilizada

una

desde hace siglos. Hasta

las aldeas mas pobres y

aisladas

tienen

espectáculos do títeres, dramas bailados o piezas

basadas en los poemas

(ver págs. 29 y 36). En aldeas y ciudades le gusta

a la

circulo y escuchar una

recitación o cantos con los temas de ambas obras.

que

Son

gente

miles

sentarse

y

miles

en

los

dedican

dia

alta

del

a

la

un

rato

lectura

cada

en

Ramayana

o

voz

del

Bhagavad

a repetir

vez terminado el texto, ya

Gita,

volviendo

la

lectura

una

que

para

ellos

tienen

casi

la

esas

obras

santidad que la Biblia tiene para los cristianos.

A la

Izquierda, trovadores

cantando los episodios del Ramayana al público congregado en un maidan (sitio público del reuniones) de Calcutta. Las pinturas

populares que

izquierda

y

extrema

están

cerca

de

la

mano

del

músico

representan

 

a

Rama

y

a

Sita.

Fotos

©

Georges

Tcherkin

 

afr^^jiu,

-

--hl-- í¿.i,

 

* i&

s':

7

EL MAHABHARATA

Un

poema

Y

EL

de

RAMAYANA

(cont.)

200.000

versos

tanto en sánscrito como en las lenguas

modernas

de

la

India

numerosos

en

la

poe¬

pro¬

India

versio¬

mas, obras teatrales y cuentos

sa.

En

y

del

los

diversos

idiomas

de

sud-este

asiático

existen

nes

que

intercalados, y en

de

resumidas

gozando

del

Mahabharata

parte de

los

el wayang,

de

el

en

las

se omite gran

sombras

relatos

teatro

chinescas

de

gran

Indonesia,

popularidad

sigue

bharata

tanto

su

carácter.

Es

por

la

su

tema

como

por

historia

del

virtuoso

príncipe Rama, injustamente desterra¬ do por su padre Dasarata, rey de

Ayodia, y obligado a refugiarse- con su mujer Sita y con su leal hermano

menor,

Lakshmana,

en

la

selva

de

la

India

central

y

meridional

(véase

«El

destierro

los

tres

de

Rama»,

pag.

viven

numerosas

26),

donde

aventuras.

casi sobrenatural en que se bordan sucesos fantásticos de toda especie.

El relato está escrito en el lenguaje

formal de la corte. Si quisiéramos bus¬

carle paralelo en Europa, no sería el

caso de pensar en La lijada, ni siquiera

en

La

Eneida,

sino

en

obras

como

el

Parsifal

de

Wolfram

o

el

Orlando

Furioso

de

Ariosto.

Los

elementos

maravillosos

y

sobrenaturales

están

la

historia

de

los

cinco

héroes,

consi¬

La más impresionante

de

ellas

es

el

intensificados

en

los

libros

o

can¬

derablemente

modificada

para

adap¬

rapto de

Sita

por

Ravana,

rey

de

los

tos

primero

y

último,

donde

se

tarse

a

los

gustos

y

tradiciones

loca¬

demonios

de

Ceilán,

y

la

forma

en

revela

que

Rama,

el

héroe

del

poema,

les. Pero aparte de los pandits hindúes

que los dos hermanos,

ayudados

por

es

una

encarnación

del

gran

dios

y los estudiantes serios del hinduísmo,

un ejército

de

monos,

logran liberarla.

Vishnú,

que

cobró

forma

humana

para

son

raros

bharata

en

los

su

que

han

leído

totalidad,

aun

el

Maha¬

en

una

traducción; y en la forma en que lo

Rama

vuelve

finalmente

sus

antepasados,

termina

bien

ya

pero

que

se

la

al

reino

historia

de

no

ve

obligado,

salvar al mundo de la intervención de

los demonios.

a Rama como Dios hasta el día de

se venera

Por esa

razón

conocemos actualmente, el poema no

por

satisfacer

la

opinión

pública,

a

hoy, considerándose al Ramayana

podrá transformarse nunca en un «clá¬

separarse

de

Sita,

que

por

el

solo

como un texto sagrado.

sico popular». En la India, sin embargo,

hecho

de

vivir

en

casa

de

otro

hom¬

ha

constituido

 

desde

hace

tiempo

una

bre,

aún

habiéndose

mantenido

per¬

El

Ramayana

no

contiene

intercala¬

mina preciosa de material para los

fectamente

casta

y

fiel

a

su

marido

dos

trozos

muy

largos.

Tanto

por

su

autores menos imaginativos, y lo sigue

durante

su

cautiverio,

ha

perdido

su

estilo como

por

su

contenido,

da

una

siendo

hasta

el

día

de

hoy.

pureza

«ritual».

 

sensación

de

unidad

mucho

mayor

 

que

el

Mahabharata,

y

además

no

 

El

segundo

 

gran

poema

épico

del

El

Ramayana

es

el

relato

de

las

tiene

ni

la cuarta

parte de

la extensión

Asia,

el

Ramayana,

difiere

del

Maha

aventuras

maravillosas

de

un

héroe

de

éste.

Su

composición

es

de

un

El

casamiento

de

Draupadi

 

El

texto

que

sigue

está

tomado

de

un

libro

para

niños

publicado

en

la

India

hace

dos

años

(1)

en

que

se

ha

recopilado

una

serie

de

cuentos

basados

en

las

gran¬

des

epopeyas

indias.

El

trozo

que

hemos

escogido

narra un episodio del Mahabha¬

rata

en

que

dos

clanes

rivales

los

Kaurava

y

los

Pandava

se

afrontan

en

singular torneo

para

conquistar

la

mano

de

la

princesa

Draupadi.

Texto

(c)

L ,os Pandava vivían en Ekachakra, donde oyeron

un buen día que la princesa Draupadi, hija de Drupada,

rey

de

Panchala,

era

la

más

hermosa

de

las

doncellas

de

su edad y poseía talentos múltiples, por todo lo cual eran

muchos los reyes y príncipes de diversas comarcas que

deseaban

esposarla.

 

El

rey

Drupada

esperaba

que

el

más

diestro

y

apuesto

de

los

Pandava

Arjuna

se

casara

con

su

hija,

cuando,

ante su gran consternación, se le dijo que todos ellos ha¬

bían muerto trágicamente en Varanavata. Era necesario

copyright

-

Prohibida

la

reproducción.

El

día

en

que

debía

celebrarse

el

swayamwara,

os

Pan-

dava

dejaron

allí

a

su

madre

y

se

trasladaron

a

palacio,

pero

no

vestidos

de

príncipes,

sino

de

brahmanes,

disfraz

con

el

que

se

sentaron

entre

los

visitantes.

 

Entre los postulantes había guerreros célebres. También

estaban allí los Kaurava, seguros de conquistar la mano

de la princesa. La vasta sala tenía un aspecto resplan¬ deciente. Los invitados tomaron asiento. Drupada y su hijo escultaron a Draupadi hasta el trono, y poniéndose de pie, todos contemplaron largamente a la princesa más bella

encontrar para Draupadi otro marido de parecidas cali¬

que les había sido dado ver jamás.

 

dades; y aunque muchos principes jóvenes aspiraban a

El

rey dijo

que su hija se casaría

con el hombre de noble

su mano, el rey no podía decidirse por ninguno, y en conse¬

linaje

capaz

de

apuntar

y

dar

en

un blanco

determinado

cuencia

decido

celebrar

un

swayamwara.

 

con

un

arco

que

se

guardaba

en

esa sala,

arco enorme

 

Por

esta

clase

de

trámite

los

pretendientes

a

la

mano

y pesadísimo. El blanco era un pececillo de metal colgado a

de

la

princesa

le

son

presentados

uno

a

uno

y,

después

gran

altura

y

metido

dentro

de

un

disco

agujereado

que

de verlos y tratarlos a todos, es ella

la

que

toma

la

deci¬

giraba

sin

cesar.

En

el

suelo,

justo

del blanco,' había una

sión final. A veces se los somete a alguna prueba difícil en

vasija

con

agua,

y

el

aspirante

a

la

mano de la princesa

que deben demostrar su fuerza o su destreza;

el primero

en

salir

victorioso

es

el

que

obtiene

la

mano

de

la

princesa.

a

Fijado el día del swayamwara y enviadas las invitaciones

postu¬

los

reyes

y

príncipes

conocidos

de

Drupada,

los

lantes

fueron

llegando

al

reino

de

Panchala.

Entre

ellos

contábanse

los

Pandava,

que

decidieron

ir

allí

sin

darse

a