Sei sulla pagina 1di 1

Adoracin al Santsimo (domingo) Amabilsimo Jess!

Desde ese sagrario en que descansas, omos que nos dices; ste, es para siempre el lugar de mi reposo, aqu habilitare, porque es la habitacin que me escog. Pus si tu escogiste entre nosotros tu habitacin, querindote quedar en el santsimo sacramento de nuestros altares, y el amor que nos tienes, hace que encuentres en ellos tu reposo. Oh, Jess mo! Reconocemos que las aguas de sta fuente, no solo nos lavan , sino que nos da tambin luz y fuerza para no pecar, para sufrir con alegra todas las adversidades, y a la vez nos inflamas en deseos de amarte. Sabemos Jess mo, que por eso, esperas que te visitemos, y pagas con tanta gracia las visitas de las almas que te aman. Pues bien Seor, puesto que deseas aun que te amemos, aqu estamos. Dios mo a ti nos rendimos, y a ti nos entregamos. T, que eres toda bondad y todo amor te elegimos por nico Rey y Seor de nuestro podre corazn. Gloria al Padre al Hijo al Espritu Santo

Adoracin al Santsimo (domingo) He aqu la fuente de todo bien. Jess en el Sacramento. Oh Jess mo, amabilsimo, dulcsimo, vida y esperanza nuestra! Cunto te ha costado permanecer con nosotros en este sacramento! Fue precioso que murieras, para poder quedar sacramentado en el altar, y despus Cuntas injurias has tenido que sufrir en el sacramento para poder prestarnos auxilio con tu presencia. Ven, pues, Seor, ven y entra dentro de nuestros corazones, y cierra despus la puerta para siempre, a fin de que jams entre en l, criatura alguna a tomar parte de ste amor, que solamente a ti es debido. Seor Jess, redentor nuestro, reina en nosotros y posenos enteramente. Haz, que no deseemos, ni busquemos otro gusto que darte gusto a ti, visitarte a menudo en el sagrario y recibirte en la santa comunin. Gloria al Padre al Hijo y al Espritu Santo