Sei sulla pagina 1di 27
L a Cofradía de la Santa Vera-Cruz establecida canónicamente en la Parroquia de Santa María

L a Cofradía de la Santa Vera-Cruz

establecida canónicamente en la Parroquia de Santa María La Mayor y su ayuda San Martín, filialmente unida a ella, invita a todos los Hermanos Cofrades, y al público en general, a sumarse activamente a los actos religiosos que se detallan en el presente programa; a fin de que la Semana Mayor resulte expresión viva de la fe, devoción, fervor, y esplendor tradicionales en esta Ciudad de Briviesca.

viva de la fe, devoción, fervor, y esplendor tradicionales en esta Ciudad de Briviesca. Semana Santa,

Semana Santa, Marzo 2013

viva de la fe, devoción, fervor, y esplendor tradicionales en esta Ciudad de Briviesca. Semana Santa,

Presentación

Francisco Ortiz Díez

HERMANO MAYOR

Queridos

cofrades,

vosotros y para todos.

mi

más

cariñoso

saludo

para

Este año, la primavera y la semana santa, prácticamente se unen en su inicio.

Para algunos cofrades, la semana santa daba comienzo con la navidad finalizada, por medio de reuniones, ensayos y preparativos necesarios. A otros les toca afanarse y atarearse a su llegada y dentro de la misma, desempolvando enseres, preparando hábitos, pasos, procesiones, etc. Gracias a todos, también a quienes trabajan por ella y la tienen presente todo el año y a quienes desearíais dedicar más tiempo o hacer algo más por la misma y algún motivo os lo impide.

El cartel de este año representa al “NAZARENO”, Jesús con la Cruz a cuestas, imagen admirada y querida por los Briviescanos a lo largo de los tiempos, ya que data del siglo XVII y es de gran valor artístico.

la tarde. Este consistirá en el rezo del santo rosario en sus

misterios dolorosos, por las calles de nuestra ciudad, con la

participación de los pasos acordes a los mismos. La parroquia

la cofradía de la Vera-Cruz estamos trabajando con entusiasmo por llevar a cabo este acto, para que, con la participación de cofrades, fieles, creyentes y quienes lo deseéis, todos juntos, lo convirtamos en el gran éxito de nuestras creencias y sirva de homenaje a la generosidad, entrega e incluso renuncia de nuestro Papa.

y

Y como otros años, deciros que, ante las adversidades y dificultades, quizás hoy más

presentes que nunca en nuestras vidas, dirijamos

la

mirada al rostro de Jesús con la Cruz a cuestas

y

Crucificado y al gesto de dolor de María,

atreviéndonos a susurrar un “Ave María”. Pero, no nos quedemos ahí, mirémosles también el domingo de resurrección, en ese semblante de alegría. Ese es nuestro triunfo.

en ese semblante de alegría. Ese es nuestro triunfo. Gracias a quienes, de una u otra

Gracias a quienes, de una u otra forma, cooperáis con nuestra cofradía.

El hermano mayor y la junta rectora os desean Feliz Pascua de Resurrección.

Con motivo de la proclamación del año de la FE por Benedicto XVI, se va a llevar a cabo un acto extraordinario y significativo el miércoles santo, después de misa de ocho de

Saludo

Julián Galerón Cuesta

PARROCO

Queridos hermanos y feligreses.

Durante

cuarenta

días

-Cuaresma-

preparamos

las

“Cuerpo” y “alma” unidos harán una Semana Santa Bella, Llena, Completa… Si nos quedamos sólo en el “Cuerpo” (lo exterior) haremos algo bonito, pero pasado y en cierto modo incomprensible:

“Folclore”. Si nos quedamos sólo con el “Alma” (lo interior) escasearemos de Comunidad, de hermanos, de compartir, de amistad…

celebraciones de Semana Santa. Es una preparación con dos facetas, como dos caras tiene una moneda: La preparación interna, la del corazón: la oración, la caridad, el sacrificio y austeridad, la conversión, el bien bien hecho. Y la preparación externa: arreglo de pasos, los hermanos, los itinerarios, las andas, los hábitos, participantes, los ensayos de bandas…

andas, los hábitos, participantes, los ensayos de bandas… Hermanos: Os invito a vivir una Semana Santa

Hermanos: Os invito a vivir una Semana Santa Completa (“Alma y Cuerpo”). Vivamos una Semana Santa hermosa unidos a Cristo, pero también al Hermano, al Vecino. Esa será una Semana Santa Bella, Inolvidable. Que Dios os bendiga a todos, y nuestra Madre Santa María os acompañe. Vuestro párroco.

Y llega la Semana Santa también con dos facetas igualmente entrelazadas, conjuntadas, inseparables: La parte visible (el “Cuerpo” podríamos decir): Celebraciones litúrgicas,

Procesiones, Viacrucis, Pasos… Y la dimensión interior (El “Alma”): la Vivencia interior del espíritu, acompañar a Cristo, el recogimiento, la dignidad, la ofrenda de la vida, el perdón, el amor…

Pregón

“Tu rostro buscaré, Señor, déjame ver tu rostro” (Sal 27)

Con estas palabras del Salmo 27 el Pueblo de Israel invocaba la protección de Dios y expresaba el anhelo profundo de su corazón: ver a Dios, ver el rostro de Dios.

También nosotros estamos invitados hoy a tomar parte en esta oración del Pueblo de Dios. Durante estos días vamos a participar activamente en las celebraciones litúrgicas; nos reuniremos para rememorar y celebrar los Misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor; como comunidad de creyentes participaremos en la escucha de la Palabra de Dios y en la oración; tomaremos parte, asimismo, en las procesiones, acompañando por las calles de la ciudad, las imágenes de la Pasión del Señor.

Procesionar las imágenes de la Pasión, centradas en las imágenes de Cristo, es un gesto con el que honramos, como piadosa y devota costumbre, al Redentor. A través de estas imágenes somos invitados a venerar a la persona representada y a buscar su rostro para alcanzar a ver a Aquel a quien reflejan: Jesucristo. Este es, sin duda, un buen camino para llegar a vivir con mayor intensidad el espíritu de la Semana Santa.

Por eso ¿cómo contemplar a Cristo en su Pasión? ¿Cómo descubrir su verdadero rostro? ¿Cómo acercarnos a El? ¿Cómo acoger lo que El nos quiere comunicar?

a El? ¿Cómo acoger lo que El nos quiere comunicar? D. Manuel del Campo Guilarte, Pbro.

D. Manuel del Campo Guilarte, Pbro.

Natural de Briviesca, Sacerdote Diocesano, miembro del Secretariado de Catequesis de la Conferencia Episcopal Española.

El rostro de Dios: Jesucristo.

En la historia del Pueblo de Israel, que es la historia de la relación entre Dios y su Pueblo elegido, advertimos cómo Dios se da a conocer progresivamente a los hombres y les manifiesta, con palabras y acciones, su cercanía, su voluntad salvífica y su amor. El Pueblo, a su vez, quiere conocer a Dios, quiere saber quién es y cómo es, desea ver su rostro. Por eso lo implora: “Señor, muéstranos tu rostro”, “Brille tu rostro sobre nosotros” (Sal 67, 2). Subían al templo a orar para adivinar su rostro y llenarse de su semblante. Sabían que el Absoluto es invisible para el hombre, y sin embargo, son conscientes de que necesitan ver su gloria, su poder y su misericordia para poder vivir; necesitan contemplarle para continuar el camino, tender la mirada hacia El, que les ha llamado a su amistad y ha hecho con ellos alianza. Saben, en definitiva, que el rostro de Dios será para el Pueblo fuente de vida, guía que oriente sus pasos, luz que le permita conocer la verdad y el sentido de todo. Por eso lo buscan: “Vuélvete, Dios mío, a nosotros, muéstranos tu rostro y seremos salvados” (Sal 80).

Buscar a Dios, saber quién es, cómo es… es el anhelo profundo inscrito en el corazón de todo hombre, también de los que no creen. Es el deseo que está en la raíz de nuestro ser, nostalgia de nuestro origen y, que pase lo que pase, es indestructible.

Sabemos que en Jesucristo, Dios nos ha visitado y se ha dado a conocer a sí mismo de un modo nuevo. Se nos ha dado en su Hijo, haciendo con nosotros el camino de la vida y

mostrándonos en El su rostro de manera plena. La vida entera

de Jesús, sus palabras y obras son reflejo de Dios, traducción de

Dios, rostro de Dios para el hombre. Próxima ya la Pascua, Jesús habla con sus discípulos de Dios Padre. El Apóstol Felipe pide entonces a Jesús: “Señor, muéstranos al Padre y nos basta” (Jn 14, 8). Felipe, en el fondo, está expresando también nuestro deseo: queremos ver, queremos conocer, muéstranos al Padre, muéstranos su rostro. Jesús le responde: “Felipe, quien me ha visto a mí, ha visto al Padre” (Jn 14, 9). Luego viéndole a El vemos al Padre que se refleja para nosotros en su semblante. Acercándonos a El con los ojos de la fe llegaremos a reconocer, como el Apóstol San Pablo, que Cristo es la imagen de Dios, “la gloria de Dios que brilla en el rostro de Cristo” (2 Co, 4, 6).

Por tanto, para el hombre es posible ver a Dios, manifestado

en Jesucristo, que se hace hombre e inaugura un nuevo modo

de presencia de Dios en la historia. Quien lo ve a El con los ojos

de la fe, ve al Padre; al contemplarle a El, reconoce al Padre. Tras

el rostro de Cristo podemos reconocer a Dios, el amor y la

misericordia de Dios, y su presencia providente entre nosotros.

Y así, la búsqueda de Dios por parte del hombre, el anhelo

profundo de su corazón, se ha hecho posible en Jesucristo. Y nosotros hemos sido unidos a El por la fe y el bautismo, destinados a participar con Cristo en la comunión con Dios.

A la búsqueda de Dios: “Tu rostro buscaré, Señor”.

Para el hombre bíblico buscar a Dios es acudir a El, tender hacia El la mirada, invocar su ayuda e implorar su bendición y su misericordia; en definitiva, salir a su encuentro. Y esto aun cuando se aleje de El, yéndose a tierras lejanas, como hace el hijo pródigo, abandonando la casa del Padre y por ello entrando en situación de gran necesidad, hasta perder su identidad y la semejanza originaria que tiene con su Padre. Dios no abandona nunca al hombre, nunca le retira su amor ni la esperanza de volver a contar con él como hijo. (Cf Lc 15, 11-32).

Tal vez sea ésta nuestra situación. Somos creyentes, pero tal vez vivamos distanciados de Dios, teniéndolo al margen de nuestra vida y de nuestras realidades más importantes; acaso en estos momentos apenas si El cuenta y orienta nuestros pasos. Y al ir perdiendo la luz del rostro de Cristo, la cercanía de su presencia, la vida verdaderamente humana va languideciendo y entrando en oscuridad para nosotros.

Por eso, buscar el rostro de Dios, acudir a El regresando a la casa paterna, es para el creyente una decisión y un acontecimiento fundamental. Sin El, en la soledad, encerrado en sí mismo, el hombre, al igual que el hijo de la parábola, está perdido. Volver nuestra mirada al rostro de Cristo es encontrar la luz de la presencia y del amor de Dios, el calor

de una acogida donde se refleja y se nos da Dios mismo. Esta es la gran oportunidad que nos ofrece la Semana Santa:

contemplar y reconocer, en los acontecimientos que vamos a celebrar, el rostro de Cristo, su presencia y su salvación.

Buscar su rostro, orientar nuestra mirada hacia El, significa abrir nuestra mente y nuestro corazón para contemplarle y escucharle cuando, en estos días, meditemos la Palabra de Dios, que tan abundantemente se nos va a comunicar; cuando celebremos juntos la Eucaristía, la Cena del Señor y la comunión en sus misterios; cuando, unidos en oración, veneremos la Cruz de Cristo y busquemos reconocer en ella el profundo significado de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor; cuando tomemos parte en las manifestaciones religiosas de esta Semana, como son los desfiles procesionales y en ellos dirijamos la mirada a la imagen del Redentor. En el rostro de Cristo reconoceremos la compasión y atención a los enfermos; la misericordia y el perdón a los pecadores, la acogida y defensa de los excluidos y marginados, la cercanía y predilección por los más pobres y abandonados; la solicitud por los más pequeños y sencillos.

El rostro de Cristo en la Pasión muestra la total entrega de sí mismo por amor a los hombres. Sus miembros desfigurados, su mirada agónica, su sangre y sus llagas, su cuerpo entero desvalido y maltratado son el espejo del amor

infinito de Dios y la imagen viva de la esperanza y de la certeza consoladora para el hombre, pues la misericordia de Dios puede llegar a nosotros, incluso después de una vida equivocada. El rostro de Cristo en la Pasión es, por esto, una respuesta a todos los que viven la ausencia de Dios y el ocultamiento de su presencia.

“Ecce homo”, “Aquí tenéis al hombre” (Jn 19, 5) anuncia Pilato a la gente, a la humanidad y a nosotros, presentando una figura, la de Jesús, llena de heridas, un ser humillado y golpeado. En El se manifiesta así la desventura e indigencia de los abatidos y maltratados, la inhumanidad del poder y de la ambición humana que aplasta al hombre impotente e indefenso; en El se refleja aquel mal, el más hondo, como es la infidelidad del hombre, el pecado, que significa dar la espalda a Dios y tomar en sus manos, por su cuenta, la suerte de su vida. La figura del “Ecce homo” adquiere una significación que va más allá de aquel momento. En aquel semblante aparece también el rostro del hombre, el rostro del pecado del hombre, sometido por tantos “ídolos” que esclavizan, para que pudiéramos nosotros llegar a ser “justicia y salvación en Jesucristo” (Rom 3, 21-26).

En el rostro de Cristo en la Cruz, en la hora de la extrema deshonra y desolación, se muestran asimismo nuestras tribulaciones, miedos y sufrimientos, nuestras luchas y fracasos, nuestras decepciones, limitaciones y abandonos. El lo asume todo esto, llevando el amor hasta el extremo y con

ello la redención, la victoria del amor sobre la muerte. A

primera vista, aun para sus seguidores, la muerte de Jesús en

la cruz parecería ser un fracaso. Pronto, sin embargo, se va a

abrir para todos los creyentes el sentido verdadero de aquel acontecimiento: Cristo ha conseguido la victoria sobre el

poder de la destrucción y de la muerte. “Dios mismo estaba en Cristo, afirma San Pablo, reconciliando al mundo consigo, sin pedirle cuentas de sus pecados” ( 2 Co 5, 19). Y así, el mal

y la injusticia, el pecado, es superado por el bien infinito, por el amor. A través de su triunfo transforma la oscuridad y restablece la paz. A la luz de la muerte y resurrección de Cristo se abre para el hombre un nuevo camino de esperanza, el principio de una vida nueva.

Por eso también nosotros miraremos el rostro de “Aquel al que traspasaron” (Jn 19, 36; Cf Za 2, 10), como dice el evangelista San Juan. Y lo miraremos con amor y agradecimiento hacia el Redentor muerto en la cruz, como hicieron aquellas mujeres que, al lado de María, su madre,

permanecieron fieles hasta el final junto a Jesús, al pie de la cruz. Contemplaremos el rostro de Cristo, adentrándonos con El en la Pasión donde entrega su vida y alcanza nuestra liberación. En El reconoceremos el corazón mismo de la verdad de Dios: el amor. Y a la vez de desvelarse el misterio que encierra para el hombre el rostro de Dios, se esclarecerá

la orientación y el sentido de nuestra respuesta que es la fe,

es decir, la fidelidad y el amor a Dios.

El encuentro con Cristo. Hacia la renovación de nuestra fe.

El centurión que estaba allí, en el Calvario, frente a la cruz, conmovido por todo lo que estaba viendo, exclamó:

“Realmente éste era el Hijo de Dios” (Mc 15, 39). Al contemplar a Cristo y reconocerle como el Hijo de Dios, recibe la bendición y la dicha del amor de Dios, la fuente viva de la que fluye la salvación. Aquel hombre está viviendo el acontecimiento de su vida: el encuentro con Dios, y afirmando públicamente su fe.

En este itinerario de fe que es la Semana Santa y que hoy comenzamos a recorrer, la última etapa es el encuentro personal con el Señor. Este es el momento de la amistad verdadera, capaz de abrir nuestro corazón a Dios; el momento de la confianza y de la fidelidad por parte del hombre en respuesta al amor de Dios; es el momento de la fe que se ha renovado en nosotros, actualizando nuestra vinculación a Jesucristo. Quien, contemplando el rostro de Cristo, alcance a reconocerle como el Hijo de Dios, vivirá la experiencia gozosa del encuentro con El, un encuentro que da un horizonte nuevo a la vida del hombre y con ello una orientación decisiva a su existencia.

El día 11 del pasado mes de Octubre, el Papa Benedicto XVI daba inicio solemnemente al “Año de la fe” y nos invitaba a

actualizar y renovar nuestra fe, poniendo a Cristo en el centro de la vida. Es la hora de la fe; de entrar en nuestro interior para reconocer la verdad de nuestra situación religiosa y sanar nuestras heridas en el amor de Cristo; es la hora de la conversión y de la vuelta a Dios; la hora del encuentro con Cristo, a quien acompañaremos estos días con especial fervor.

Hermanos y hermanas Cofrades de la Santa Vera-Cruz, vuestro objetivo principal, se lee en los estatutos de la Cofradía, es “promover la devoción, rendir culto y dar gloria a Dios en los Misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y a la Santísima Virgen de los Dolores, su Madre”; así como procurar que la Semana Santa sea “expresión viva de fe, fervor y devoción”. Este es, sin duda, Hermanos Cofrades y fieles de Briviesca, vuestro propósito y el deseo profundo que os alienta e impulsa ante las celebraciones que ahora comenzamos. Después de haber contemplado a Cristo, el Hijo de Dios, acogiendo el ofrecimiento de su amor manifestado hasta la muerte y celebrando la gloria de su Resurrección; después de haber renovado nuestra vida cristiana al responder con la fe al amor de Dios y entrado en comunión con “los misterios de la fe” mediante los sacramentos, estaremos preparados y dispuestos también a “dar razón a los demás de nuestra esperanza” (1 Pe 3, 15).

Actividades de la Cofradia

Organizar las procesiones de Semana Santa y estar al lado de la parroquia en todos los actos programados, es la principal misión de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz.

Pero, la Cofradía también se mueve en otras actividades y fechas:

El día 19 de mayo de 2012, un tanto de madrugada, un nutrido grupo de cofrades nos subimos a un autobús y nos dirigimos a Castrillo de Murcia para asistir al XIII Encuentro Diocesano de Cofradías y Hermandades de la provincia de Burgos.

Así mismo, en el mes de junio se celebraron las IV Jornadas sobre el Lignun Crucis en Caspe (Zaragoza), donde también tuvimos representación.

En el mes de septiembre, nos desplazamos hasta Vilches (Jaén), donde los días 29 y 30 se celebró la XXIX Peregrinación Nacional de Hermandades y Cofradías de la Santa Vera-Cruz.

Estos encuentros, que cada año vienen celebrándose en diferentes lugares, nutridos de conferencias, procesiones, eucaristías, etc, culminan con un almuerzo de hermandad y están encaminados, por medio de la manifestación de nuestra Fe, a promover la devoción a la Cruz y a la advocación a la Virgen, así como establecer vínculos de relación y de unión entre las diferentes cofradías.

Ya en nuestra casa, el pasado 14 de septiembre celebramos con gran solemnidad el Día de la Exaltación de la Cruz, con actos muy significativos como la eucaristía, procesión, ofrenda floral y responso a nuestros difuntos, almuerzo de hermandad, etc. y algún que otro entretenimiento.

Realizamos la rifa de una cesta de Navidad, cuyos dinerillos obtenidos con la venta de las papeletas, son tan necesarios para las restauraciones de imágenes

y

pasos, así como reposiciones y otros, los cuales, permiten a nuestra Cofradía

la

cercanía en estas fechas a los ciudadanos, en la idea de que el Niño que nace

en Navidad, es el mismo que muere y resucita en Semana Santa por todos

nosotros.

Nueva Banda de Cornetas y Tambores

En enero del año pasado comenzó la andadura de la nueva Banda de Cornetas y Tambores, que con miras a poder procesionar en Semana Santa, preparó varias piezas con ensayos maratonianos, actuando con trompetas, tambores y un timbal. Las cornetas, siguieron sus ensayos durante todo el año, procesionando con el resto de instrumentos, el día de la Exaltación de la Santa Cruz, el septiembre pasado.

La

Banda

está

formada

por

personas

de

todas

las

edades,

comenzando desde niños y niñas de 8 años.

En Septiembre se anunció mediante carteles, la posibilidad para nuevas

personas de formar parte de la banda, produciéndose nuevas incorporaciones a

la misma.

Es de especial mención y agradecimiento, tanto a Emilio Jáuregui por su labor al frente de las trompetas y cornetas, como a Daniel Gómez dirigiendo

a los tambores y timbales. Semanalmente han conseguido coordinar todos los instrumentos en los ensayos.

Esperamos esta Semana Santa aportar nuestro granito de arena, para que entre todas las personas e instituciones, pongamos nuestra Semana Santa, en el lugar que se merece.

Programa de Actos Lunes, 25 - Martes, 26 y Miércoles, 27 de Febrero A las
Programa de Actos
Lunes, 25 - Martes, 26 y Miércoles, 27 de Febrero
A las 8,30 de la tarde en la Iglesia de San Martín:
CONFERENCIAS CUARESMALES,
A cargo de D. Rafael Casado García Párroco de Villafruela
y miembro de la Delegación Diocesana de Catequesis.
Jueves, 28 de Febrero
A partir de las 5,30 de la tarde, en la Iglesia de San Martín,
CONFESIONES.
A las 7,00 de la tarde: EXPOSICION DEL SANTISIMO.
A las 8,00 de la tarde: SANTA MISA de Acción de Gracias
por el Pontificado de Benedicto XVI
Sábado, 16 de Marzo
A las 5,30 de la tarde, en la Iglesia de San Martín
RETIRO para Cofrades de la Vera Cruz.
Comienzo del SEPTENARIO en Honor a Nuestra Señora de los Dolores.
Lunes, 18 de Marzo A las 8,00 de la tarde, CELEBRACIÓN DE LA UNCIÓN DE
Lunes, 18 de Marzo
A las 8,00 de la tarde, CELEBRACIÓN DE LA UNCIÓN DE ENFERMOS.
Viernes de Dolores, 22 de Marzo
A las 5,15 de la tarde, en la Iglesia de San Martín,
Representación de la ÚLTIMA CENA por los niños de Catequesis Parroquial.
A las 8,00 de la tarde, en la Iglesia de San Martín, SANTA MISA.
En el Ofertorio se impondrán las Medallas a las nuevos Cofrades.
A las 8,30 de la tarde: PREGÓN DE SEMANA SANTA,
leído por su Autor D. Manuel del Campo Guilarte, Pbro.
Miembro del Secretariado de Catequesis de la Conferencia Episcopal Española.
Sábado, 23 de Marzo
A las 5,00 de la tarde, en el Salón de Actos de Cajacírculo,
ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz.
Domingo de Ramos, 24 de Marzo
A las 11,30 de la mañana, en la Iglesia de Santa Clara
BENDICIÓN DE LAS PALMAS, PROCESIÓN
hasta la Iglesia de San Martín, donde se celebrará la SANTA MISA a las 12,00.
Itinerario: Calle Duque de Frías / Paseo de la Taconera /
Avenida Príncipe de Asturias / Calle Justo Cantón Salazar / Plaza Mayor.
Martes Santo, 26 de Marzo A las 8,45 de la noche, PROCESIÓN DEL VÍA CRUCIS.
Martes Santo, 26 de Marzo
A las 8,45 de la noche, PROCESIÓN DEL VÍA CRUCIS.
Pasos: EL NAZARENO, SANTÍSIMO CRISTO DE LA EXPIACIÓN
Y LA SOLEDAD DE NUESTRA SEÑORA.
Itinerario: Plaza Mayor / Calle Medina / Plaza Santa Casilda / Calle San Roque /
Avenida Juan de Ayolas / Plaza de Santa María.
Miércoles Santo, 27 de Marzo
A las 8,45 de la noche, PROCESIÓN DEL ROSARIO
contemplando los Misterios Dolorosos.
Pasos: ORACION EN EL HUERTO, FLAGELACION DEL SEÑOR, ECCE HOMO,
EL NAZARENO Y SANTISIMO CRISTO DE LA EXPIACION.
Itinerario: Plaza Mayor / Calle de Santa María Encimera / Calle de Santa Inés / Calle de Santa Clara /
Calle del Duque de Frías / Paseo de la Taconera y Plaza de Santa María.
Jueves Santo, 28 de Marzo
A la 1,00 del mediodía,
CONCIERTO SACRO a cargo de la Coral Polifónica Virovesca.
A las 6,30 de la tarde, en la Capilla de la Residencia La Milagrosa.
A las 6,00 de la tarde, en la Iglesia de San Martín.
MISA VESPERTINA DE LA CENA DEL SEÑOR.
A las 9,00 de la noche, HORA SANTA.
A partir de las 11,00 de la noche,
VIGILIA DE LA ADORACIÓN NOCTURNA, abierta a toda la Comunidad.
Viernes Santo, 29 de Marzo A las 10,30 de la mañana VÍA CRUCIS PENITENCIAL, que
Viernes Santo, 29 de Marzo
A las 10,30 de la mañana
VÍA CRUCIS PENITENCIAL, que partirá de la Iglesia de San Martín.
Retransmitido en directo para los enfermos por
Radio Briviesca - La Voz de La Bureba. Dial 107.3 F.M.
De 12 a 2,30 de la tarde, en la Colegiata de Santa María La Mayor,
EXPOSICIÓN DE LOS PASOS DE VIERNES SANTO.
(Por la tarde sólo se permitirá la entrada a los cofrades con hábito).
A las 5,30 de la tarde, en la Capilla de la Residencia La Milagrosa.
A las 6,00 de la tarde, en la Iglesia de San Martín,
CELEBRACIÓN DE LA PASIÓN DEL SEÑOR.
A las 8,30 de la noche: PROCESIÓN DEL SANTO ENTIERRO.
Orden: Cruz Procesional Parroquial de San Martín, ORACIÓN EN EL HUERTO, FLAGELACIÓN DEL
SEÑOR, ECCE HOMO, Banda de Cornetas y Tambores, CRUZ PENITENCIAL, EL NAZARENO, LA
VERÓNICA, LA ELEVACIÓN DE LA CRUZ, Estandarte y Junta de la Cofradía, SANTÍSIMO CRISTO
DE LA EXPIACIÓN, Instrumentos de la Pasión, EL DESCENDIMIENTO, NUESTRA SEÑORA DE LA
PIEDAD, SANTO SEPULCRO, APÓSTOL SAN JUAN, Damas de Honor de Nuestra Señora, LA
DOLOROSA, Clero Parroquial, Excmo. Ayuntamiento y Autoridades, Banda Municipal de Música.
Itinerario: Plaza de Santa María / Avenida de Juan de Ayolas / Calle de Duque de Frías / Calle de
Justo Cantón Salazar / PARADA en la Plaza Mayor donde la Banda Municipal interpretará el AVE
MARÍA / Calle de Santa María Bajera / Avda. de los Reyes Católicos / Calle Medina / Calle Mayor /
Plaza de Santa María, finalizando con el canto de la SALVE POPULAR.
Seguidamente traslado del Santo Sepulcro a la Iglesia de San Martín.
Sábado Santo, 30 de Marzo A las 8,30 de la mañana, PROCESIÓN DE LA SOLEDAD
Sábado Santo, 30 de Marzo
A las 8,30 de la mañana,
PROCESIÓN DE LA SOLEDAD DE MARÍA,
SANTO ROSARIO Y SERMÓN.
Retransmitido en directo para los enfermos por
Radio Briviesca - La Voz de La Bureba. Dial 107.3 F.M.
Itinerario: Iglesia de San Martín / Calle Mayor
Avenida Juan de Ayolas / Calle Duque de Frías /
Calle Justo Cantón Salazar / Plaza Mayor.
Al término de este acto se realizará una cuestación para
la Restauración del Paso de la Dolorosa
entregándose una flor del Paso a los participantes.
A las 9,00 de la noche en la Capilla de la Residencia de La Milagrosa
A las 11,00 de la noche en la Iglesia de San Martín
SOLEMNE VIGILIA PASCUAL.
Con Bendición del Fuego, Pregón Pascual,
Lecturas, Liturgia Bautismal, Eucaristía.
Domingo de Resurrección, 31 de Marzo A las 11,00 de la mañana PROCESIÓN DEL ENCUENTRO
Domingo de Resurrección, 31 de Marzo
A las 11,00 de la mañana
PROCESIÓN DEL ENCUENTRO Y
MISA SOLEMNE DE PASCUA.
Itinerario: Plaza de Santa María / Calle Santa María Encimera /
Plaza Mayor, encuentro y canto del REGINA CELI / Calle Mayor /
Plaza de Santa María / Calle Santa María Encimera / Plaza Mayor.
Pasos: JESÚS RESUCITADO, que se incorporará desde la Iglesia de San Martín; y su
SANTÍSIMA MADRE que saldrá de la Colegiata de Santa María La Mayor.
A esta procesión acudirán todos los cofrades con hábito y cabeza descubierta.
Comienzo de la procesión en la Plaza de Santa María.
Acompaña nuestra alegría en la procesión el grupo “Dulzaineros Virovesca”
A la 1,30 del mediodía, en la Iglesia de San Martín,
CONCIERTO DE PASCUA DE RESURRECCIÓN
de la Banda Municipal de Música.
Dirigida por D. Ismael Peñaranda.
El proyecto de Caridad determinado para este año es para
Ayuda a Cáritas Parroquial

Junta

HERMANO MAYOR

PRIOR PRIMERO

PRIOR SEGUNDO

VOCAL

VOCAL VOCAL VOCAL VOCAL VOCAL TESORERO SECRETARIO MAYORDOMO ENTRADA EN JERUSALÉN MAYORDOMO ORACIÓN EN EL HUERTO MAYORDOMO FLAGELACIÓN DEL SEÑOR MAYORDOMO ECCE HOMO MAYORDOMO CRUZ PENITENCIAL MAYORDOMO EL NAZARENO MAYORDOMO LA VERÓNICA MAYORDOMO LA ELEVACIÓN DE LA CRUZ MAYORDOMO SANTÍSIMO CRISTO DE LA EXPIACIÓN MAYORDOMO EL DESCENDIMIENTO MAYORDOMO NTRA. SRA. DE LA PIEDAD MAYORDOMO SANTO SEPULCRO MAYORDOMO APÓSTOL SAN JUAN MAYORDOMO LA DOLOROSA MAYORDOMO RESURRECCIÓN CONSILIARIO

Rectora

Francisco Ortiz Díez Gregorio Sanz Casado Concepción Gómez Acebo José Manuel Díaz Ruiz Iciar Echevarría Echevarría María Jesús Camino Beazcua Jaime Sagredo del Campo María del Carmen Gutiérrez Porres Tiago Rodrígues Fernándes Juan Antonio Pascual Vilumbrales Francisco Javier Martínez Pérez Francisco Ortiz Díez Jesús Sagredo Ruiz Amaya Ezquerro Ruiz Amador Angulo Barrio Carlos Cuartango Moreno Carlos Zugasti Moneo Cipriano Gómez Acebo Begoña Hermosilla Alvarez Mónica Laso de la Vega Martínez José Luis Lesmes Gómez Pedro del Val Rasines Miguel Angel Corral Díez Félix San Juan Gómez Oscar Calzada del Campo José Luis Mena Cuartango D. Cecilio Adrián Haro Guerrero, Pbro.

In Memoriam

“Acoge Señor en tu paz a todos nuestros hermanos fallecidos desde la fundación de nuestra Cofradía”

Brille para ellos la Luz eterna

Relación de Cofrades fallecidos desde la última Semana Santa, y fechas en las que se celebrarán las Misas en sufragio por sus almas:

6 de Abril MATILDE CAMPOMAR VADILLO

13 de Abril

ISOLINA MARTÍN VITURI

20 de Abril

FRANCISCA ROJAS ALONSO

27 de Abril

JUAN ANTONIO CARDENAL VALDIVIELSO

Agradecimiento

A las siguientes asociaciones e instituciones, que nos ofrecen su generosa colaboración, manifestamos nuestra sincera gratitud:

ADORACIÓN NOCTURNA SECCION DE BRIVIESCA AGRUPACIÓN MUSICAL REY SAN FERNANDO BANDA MUNICIPAL DE MUSICA CENTRO JUVENIL PARROQUIAL IGNIS COFRADÍA NTRA. SRA. DEL ROSARIO CORAL MUNICIPAL VIROVESCA CORO PARROQUIAL SANTA MARIA LA MAYOR DULZAINEROS VIROVESCA EXCMO. AYUNTAMIENTO DE BRIVIESCA GUARDIA CIVIL PUESTO DE BRIVIESCA POLICIA LOCAL RADIO BRIVIESCA – LA VOZ DE LA BUREBA

FOTOGRAFIA

Archivo de D. Emilio Martínez Villanueva Foto David Marcos José Alberto Gutiérrez Vesga Jesús Corral Carranza Eduardo Hermosilla Mínguez Julián Galerón Cuesta Varios autores

(Las personas interesadas en aportar a la Cofradía fotografías para próximos programas, pueden enviarlas a la dirección de correo electrónico: cofradiaveracruz.briviesca@gmail.com)

EDICIÓN

Francisco Javier Martínez Pérez Jaime Sagredo del Campo

MAQUETACIÓN E IMPRESIÓN

Imprenta Hermosilla

Cofradía de la Santa Vera-Cruz O.A.M.D.G.

IMPRENTA HERMOSILLA - BRIVIESCA • Depósito Legal: BU-47-2013

HERMOSILLA - BRIVIESCA • Depósito Legal: BU-47-2013 Excmo. Ayuntamiento de Briviesca Cofradía de la Santa

Excmo. Ayuntamiento de Briviesca

HERMOSILLA - BRIVIESCA • Depósito Legal: BU-47-2013 Excmo. Ayuntamiento de Briviesca Cofradía de la Santa Vera-Cruz

Cofradía de la Santa Vera-Cruz