Sei sulla pagina 1di 28

#

ADIVINANZAS DEL ALTO y BAJO CHOCO

Po,

ROGERIO

VElASQUEZ

.'

1 N T.R O D U C C ION

Las adivinanzas que siguen a estás lineas fueron recogidas en el interior del Chocó, en Nuquí y Tumaco, mientras cumpliamos ·con investigaciones superiores señaladas por el Gobierno. Para dar con ellas, bastó congregar la chiquillada escolar que, fiel a la tra- dición de recitar acertijos, nos proporcionó, sin esfuerzo de nin- guna clase, un conjunto de 400 de los más comunes y corrientes en el occidente de Colombia. Un poco tarde supimos que para la familia costeña estás lu- cubraciones son juegos generalizados en las noches de luna. Hom- bres y mujeres, niños de ambos sexos y de todos los colores ra- ciales, se dividen en dos grupos para darle interés a las sesio- nes. Dicha la adivinanza por un participante de un corrillo, el otro, por la boca de un jugador, enuncia la solución, proponiendo, a su vez, un caso nuevo. Cuando los de un bando "se dan por vencidos", es decir, se declaran incapaces para resolver lo preguntado, desata la cuestión el proponente. En este caso, los perdedores pagan la "penitencia" indicada por los vencedores. Una penitencia es un castigo a la falta de ingenio y de ob- servación. Cuando se está entre mayores, los. "burros" o desme- moriados pagan tragos de aguardiente, obsequian tabacos, cantan décimas y coplas sobre un tema determinado, o realizan payasadas obscenas que provocan a risa. Entre niños, los castigos están supe- ditados a su edad y educación,-primando los rezos, las coplas amo- rosas, el' carguío· de los contrincantes, los besos' en determinada parte del cuerpo, las imitaciones de viejos, etc. Terminada la pena, continúa el juego hasta los lindes de la medianoche. Para la población negra del Chocó, una adivinanza es gimna-

sia .mental, competencia

bros, con habitantes sin distracciones de ninguna índole, sus como ponentes tienen que aglomerarse en torno de cosas simples y ru-

rales. Menos mal que, en estas reuniones, se da de baja al naipe

intelectual, un pasatiempo. Aldeas sin li-

- 103

o al dominó que obligan casi siempre al empleo del dinero, para libertar la mente de prosaismos vulgares, a fin de que pueda la intuición saltar fresca en busca del acierto. Hay que oír la riqueza de voces y de giros de estos campesinos que no han ido a la escuela, a través de un acertijo. Con ligeros arcaísmos, pausada y lentamente, el chocoano sostiene la audien- cia inquiriendo y respondiendo con un idioma fácil que enaltece el pasado y conforta para el porvenir. Cualesquiera de los juguetes citados están expresados en un habla 'agradable, aprendida quizá con los traficantes de oro de los Departamentos vecinos, en la venta de.los pocos 'productos agrícolas, o bien en la trashumancia del que viaja por ver mundos y descllbrir su propio' espíritu.

" N9' .hay ambigüedades e!1 estos desafíos. Con preguntas direc.

t¡1s: como . adivina, ,adivinador; qué será; qué· es; .cuál, es;' dime;

qU~ hay ; qué· cosa' es, y otras semejantes,- 'se van sucediendo las

jornadas. Cr~mos que entre negros 'la primera ley.es la c1aridaq en el decir, a fin de que entendido el presupuesto, no haya· esgui n

<:es ni· formas

. La, forma de las adivinanzas varía. Hállanse. en cuartetas, ter· ceJ;os y dísticos, en' prosa o en preguntas solitarias. Si· se toma el verSO. como base, damos CQn métrica variada, con renglones de cin· 1;0 y siete sílabas, En cuanto a la rima, concurren versos libres o ~Iancos, asonantes y consonantes, predominando. el octosílabo. No existiendo. en Afric8i las adivinanzas en forma de pregl.\ntas, ni !Iistrjbuídas,en euartetas, las que se:recitan en· el Alto. ,y . Bajo Chocó son, posiblemente, españolas, dejadas por los peninsulares en . los canalones; de Barbacoas y Guap.i, en las orillas del. Patía y Naya¡ en los cañones del.Dagua y del San Juan, en los entables atrateños y. desfiladeros' del Andágueda.' . La temática de los acertijos abarca casi todas las cosas. El mundo. sideral,; el tiempo, .'.ciertos fenómenos físicos, religión, el cu~rpo humano,. animales y. plantas, alimentos, metales y juegos, elementos de locomoción, útiles caseros y otras que no encajan sino en· cierta mesa l:'evuelta que colocamos al final. de nuestra colec. ción. En este mundo. de ·asuntos se 'aúnan la literatura popular" el lenguaje· dj! los humildes y las observaciones esenciales del- genio desconocido. que paseó su inteligencia por el complejo universo del alma de t;odas las cosas.

c1ar.o y recio son distintivos de ·la rá~a africana.

Hablar

dubitativas' que enturbien las respuestas.

: En .este· documental pueden ,conocerse las predilecciones' de ·los chocoanos. La frecuencia con que se· repiten· ciertas adivinanzas

1Q4 -

muestran de suyo el interés del nativo. por penetrar en el recinto de hechos y circunstancias que le trabajan fuertemente. ¿~usca, tal vez, su desenvolvimiel1\o síquico !ll golpear sobre lo que tiene al frente, al ver con sus propios ojos las figuras que le recortan el paso, al extraer por su propia cuenta los caudales que· fettilfzan sus facultades intelectuales, al copiar de su medio lo que. ·alarga

su sensibilidad y refina su educación?

Estudiado nuestro ma1¡e~ialpor repeticiones de aéé'rtiJos, en-

contramos:

,

.(

t

.

("~o

o

'

."

~.

~J •

,.

'!

1

I

a)

,

.i

Mundo .idoral:·

.'

Aguacero

Cielo .~.;

.

¡

'Estrella

Nube

.;.

,

'.:.

·

:.1.

o •••••

1•

,

-.J

,

• -, •••

h) Tiempo:

"

:Reloj

o

••

.

' •••

J'.

,

\

e} Fenómeno! físicos:

.'

·f·l'

",

.~ ,~ombra

Repeticiones

"

~

,

J

'

2

•• :llr

:.'.

.

,

, ,.

4

j'

,

d)' ReÚgioMU:

Avemaría • 0." ••• B~'Ó;ti8mo r'l '.' o '. " •• ~" . Ataúd o.
Avemaría
• 0."
•••
B~'Ó;ti8mo
r'l
'.' o
'. " •• ~"
. Ataúd
o. ,'-0 •••••
lrDios
•••
o
•••••
'
••
)
Hostia
'"
.
Mortaja
'"
.
e)
Cuerpo humano:
o
.;.)
Boca
Cabello
Ca~8
"-
~'
Ceja
.•.
Lengua
•. ~
.•.
'•
••
.:
•.
. ~~jz 't • .•
•.•
_
Nombre
.~'
.
'
f)
:Animales:
.v.
1,'
~",ña
~
¡""
CuIeb
Gallina
'"
o,.
,.,
Gallo
::.
. ••t
.:.'

2

2.

2'

2 .

·3

2.

2

2

.2

2

5

2

2

2

2

~

2

,,'

L

'9!

. ·¡Mosco •

'.

;P~to""l'~

,

,

Peno

. Piojo

Repeticiones

',,0 01 •

"0

0.0

:

•• '

12

•• !o •• ".,:.,2

"_', "1'.,2

•••:-

¡'JI

l,

::.

", 5,

'g

1

') 'L

i

A

etra6' y

.

I

,

' 1 '. :.:.:

¡,

O

numeTOS':

:

.

)'-1

4'

: i" ~'

"', .¡:

-

.,1

",¡

4

2

4

l.'

,

h)

Ll, o~.

Miner:o.les ,., juegos':

!J.' ¡

; ')'S~l :

,

~

,t"

NaJpe)~o

;

1.:

,

,

i) Locomoción:,

.'.'. '

,

.

-

.

.~.

:',

'2:

2

;

~

'

l',

'if

Canoá .:~

<::amino

Carta

.:.

.

.,.

o

,~,

~I •. ::.

:,1 "

4'-/'

2

••••••••

~•• " ,5

.

j) Elemento"i caseros':'

,

Asuja

. o.

3

Atarrilya, f.

 

2

Anillo

3

Balanza .: ';.~

 

.

-2

.f

Baúl

.';.

,:.l

 

,

,

"3

Candela

 

,. o'

¡

3

Cuchará

1.

'

••• '

'. o

••••

"

'2'

Clavo

o

3

Escoba

2

Escopeta

.,.

-.

f'"

4.

Estera 1, ~.

•••

o'

•••

•••

2

Guitarra

".'

.

,2

Paraguas

.,.

".

.' o o

•• '.'

2

, Tijer~8 l' ••

•• -.

 

3

-:

105

j Repeticioa.es

Trapiche

.

2

Vela o

o

•••

5

Zapato

.

2

k) V.,.t<rk.:

 

Aguacate

 

2

Ajl

oo.

oo.

oo.

oo,

oo

••4

AIsodón

.

6

Cabuya

oo.

oo.

'oo

oo

••

'2

Chonladoro

 

2

Repeticiones

Guama

 

2

Maíz

o •••••

 

o

••

o.,

•••

8

Plátano

 

.

3

Naranja

 

.

.

2

Piña

O"

7

Sapallo

 

.

3

1) Alimento$:

 

Huevo

,

6

Sal

,

'oo

2

Los objetos evocados hablan por sí solos de la importancia que conllevan en el medio. La canoa, que transporta a hombres y seres inferiores en ese territorio de agua; la carta, que conduce el pensamiento del prisionero de la selva; el trapiche, que muele la caña para tomar el aguadulce; la escopeta, que liberta del tigre; la atarraya, que produce el pescado; la estera, en que se muere; los animales caseros, que constituyen la riqueza; el perro, que vi- gila y que nunca traiciona; el bautismo y el ataúd, la mortaja y el sacerdote, Dios y el cielo, el relámpago fugaz ,de las estrellas, la nube viajera que hace soñar, la sombra que simula la muerte, no podían faltar en un ámbito en donde se desaparece'por el ham- bre, por la saeta lenta' de las enfermedades, por la ansiedad de estar solo, por la pesadumbre del abandono. Para finalizar, dejamos que estos renglones de presentación vayan a dar los agradecimientos a niños y viejos en las ·riberas lejanas del Pacífico y en el interior del Chocó, como que sin ellos, la recopilación de estos juguetes, que nos emparentan con otros pueblos de América, no habría sido posible.

DEL, MUNDO

1. Por la culata del mundo

sale una mujer muy buena.

no tiene pies ni cabeza

ni sangre ti~ne en la. VeDII8.

~ La luna 1.

2. Mi mamá liene .UDa sábana

que no la alcanza a doblar, mi papá tiene una plata

que no la logra contar.

El cielo y la e#TelLu 2.

106 -

SIDERAL

3. Un matecito· lleno cÍe avellanas de día S6 recogen, de noche 8e desgranan.

L<u "e3tTe1las '.

4. Una palangana vuelta boea abajo,

y las hormi«Uita8 por SD. debajo.

El cielo y'lo. hombrO!.

5. De mi tasa me echaron y el sol me recogió;

UDa noche de invierno su amparo me quitó.

6.

El a8U'lCero.

De la

y del cielo he de volver;

80Y el alma de los campos

que los hace florecer.

tierra voy al cielo

El aguacero.

7. Allá viene una sombra neua con las alas arrastrando,

adivina, adivinador, cuántos pasos viene dando.

8. Garza blanca pica en el a~ua; muere de sed sin beber a(lUl.

L4 noche.

 

La nube.

9. En el cielo

soy de agua,

en la tierra soy de polvo, en las iglesias, de humo,

 

y

mancha blanca en el ojo.

La nube.

10.

11.

DEL

TIEMPO

Un árbol con doce rama~ cada rama con su nido, cada nido tiene un huevo, cada huevo su apeUüdo.

Lo! doce mese! del año.

Soy un hombre gallardo y bizarro; tengo doce damas para mi regalo; todas van en coche; todas gastan [coarto;

todas ,astan ;medias pero no zapatos.

El reloj, por JeneJ" doce ho-

rOl, media y cuar1o.s a.

12. Doce señoritas en un corredor,

todas van con medias,

y zapatos no.

El reloj.

DE

13. Al parecer es bonita

FENOMENOS

y sin comer S8 mantiene,

tiene cuerpo, sí, señor, porque en mi la came tiene.

FISICOS

y aunque quieras retirarte

yo siempre iré junto a ti.

La sombra.

 

La sombra.

La meto al agua

16. y sale leca;

¿qué

 

será?

14. ¿Qué es lo primero que hace el pe-

La .sombra.

 

rro

al

salir al

sol?

 

Sombra.

17. En la maDO cabe,

 

en la

casa no.

15.

Nunca podrás alcanzarme por más que conas tras mí;

L4 luz de lo lámpara.

 

-

107

,RELIGIOSAS

"

no necesita

¿ Qué será la cosa esta?

jabón

La ~rtaja.

El baulUrno.

20. El que lo vende, canta; el que lo compra, llora;

el

por más bonito que sea.

que lo

ve, no

lo

de8ea,

"

El awúd.

.

21. El que lo manda hacer,

lo :manda haéer llorando;

el ~qúe lo hace, 'lo' hace' cantando;

el que lo ve, no lo goza;

el que lo lOza, ni lo manda' hacer,

ni lo

hace, ni lo' ve

'., '

.

'.

El ataúd.

. 22. Una O por lo redonda,

y una S consonante,

una T

y una A más adelante.

con una

1

.

:

La hostia.

23. Soy la redondez del mundo, Dios mismo no me crio, por i~p~siblelo ten'lo que adivin~sq;'¡éJi. soy yo.

I

La hostia.

. 24. Un hombre morta1 y htiinano •

en la presencia de Dios,

-se

siendo doncellas las dos.

ea~ con

su

hija

y madre

El CUTa, la hostia y fa Iglesia.

-

.

25. :Una Camisa ¡in puntos, sin cuello ni delantera,

108

-

26. El que la ~end~,lo' hace riendo; el que la compra, lo hace llorando; el que se la va 'a poner, ~o sabe [cuándo.

La mortaja.

27. ¿Cuál eSi~ ave que no tiene tripa ni

corazón?

El avemaría.

28. Estudiante que estudiaste ~n libros de Salomón, dime ¿ cuál es el ave sin pluma y sbi corazón? •

¡O"

'

,

• J

Éi ~~~~ía.

29. Yo soy el ~gélCustodio' que camina sin sombrero, una palma me divisa

y sóbre la eiiiz yd muero.

1

I

) o!

El crUcifijo.

,

. 30. Ej:l. el monte fui nacida

y

arrastrada por el Buelo,

si

no fuera por mi vida

nadie podría ir al cielo.

f:

{ '

La cruz.

31. Nacida fui por los montes

y

arrastrada por los suel8s,

y

encontré mejor aliento

.:

que Jesucrilto en el ~ieIo.

La'coroM de e3pinm.

-32'. Encima de Dios ¿qué hay?

,

Un_pulllo.

'.

33. Un cura vio;

un Papa'vio; Dios no [vio.

Un cura vio oITo cura; un. p't1J!«

vio otro Papa, pero 'Dios no pue-

.

. de

ver a

otro Dios.

'

34. Un leóil'coronado de ,tien colores vestido,

en, el. seno de su madre

.

se comió a su padre vivo.

E( ~erdoteal cons~".~r.

,

"1

I

35. De siete hermanoi{ que somos -que yo primero nací-- el, último es el mayor ¿Cómo puede ser así?

:,

".,

'.

i<'

<

,.

Los siete viernes de la cuaresma.

36. De la iglésia mayor .v~ngo de ve!: el mur:do al revés,' el p~'nitentesentado y el confesor a su~'~i~8.

El lavatorú> ,de~ JU:.eves Santo.

37.

Lo que Pastor vio en"el mUndo, no lo~vio rey-en Sevilla, ni mi Dios con su poder

ilunc'á ha' visto en

su vida.

Un hombre que vio a Dios.

42. Una viejita

cercó ~rrib~,

cercó abajo, y ella debajo.

DEL

.C·lJERPO

,

La lengua.

43. Entre dos peña.s cua~adas, ,-~y' una mujer sentada; llueva o no llueva ell,a 'siempre está moj!J"da

·La lengua.

44.- Cerra'aa' 'en' estrecha cárcel

.con

soldados, de

marfil,

es'tá

ún~ c'ulebi-a'

roja

\

qll-~ es la madre del mentir

'l

'

La lengua.

"

.

45. Mi Dios eonst~yó una ,cuev.a,; ,,!,~ ella puso una' soga,"

38.

Gradita sobré 'gradita's" , sobre las gradas, balcón;

.,

':"1

sobre

el balcón una niña'•

 

La. Virgen en el altar.

39.

Hombre' con hombie; ~{ pueden; .

 

hombre coil nt.Ijer~'tamhién;

mujer con ~ujer'lJ:o pueden '

porque no resulta"bien::

,".

\

'

La confesión.

40. Sei~'let~as,tiene mi. ~onibre;

y mi apellido 'otras seis;

hago tembÍar'"a l¿s santos

y arrodillar hasta el rey.

\ El pecado mortal.

41. Habla y no tiene b~~

y todo el mundo' le' ~bedece.

HUMANO

,~,

"

.-,

,'1"

La~ qJmp!JlUU.

¡

'" ,.'

ella estirada no alcanza

y ~ncogida alcanza y sobra.

46.

r

Cosa, cosa muy mara~ill~8Ih '

un convento bie"n cerrado;

dentr~'del c~n~ento, _ "

y' nada trabajosa :'"

lengua,

~

.

,lo

una mf.!nja que viste de ~ol~rado; •'sobre el convento, dos ventanas;

sobre

sobre,los espejos está upa loma;

sobre l~ loma,

sobre pesa; sobre la montaña corren los conejos.

La"bOca, la' 'iérigua, lá" nariz,

l~ eo~dmera, ~a~,ID:Qnta~ es·

las ve~'!t~s" lo~ espejos;

dos c~~d~ll,er.as;

l/.

.'"

los ojos~ Lu-cej,u. 'la' frente.

el cabello. los piojos.

109

41.

Sobre agujer0 9 palo; sobre palo, monte; sobre monte, pasajero.

La

boca. la nariz, lcu cejrn.

los piojos.

48.

En el cielo hay un pintor que pinta sobre la luna, lo negro lo pone blanco sin darle color ninguna.

 

La cana.

49.

Cnando mi Dios hizo el mund0 9 lo formó sobre una china "

y dejó una enfermedad

sin ninguna medicina.

50. Fui al monte

y corté un bordón, cortarlo pude, . rajarlo, no.

La cana.

El cabello.

51.

Yo tengo mi tengo·tengo que Dios a mí me lo di0 9 otros lo usan mejor que yo.

 
 

El nombre.

DEL

MUNDO

58.

¿ Qué haría Dios en

el mundo

con la mayor sutileza, que le dio patas y manos pero no le dio cabeza?

 
 

El can".ejo.

59.

Blanco co~o la niev~

azul como el mismo ciel0 9

 

encima de

carne 9 hues0 9

y

encima de hueso, pelo.

El can".ejo azul.

60.

En un monte espeso 9 canta un ~imal sin hueso.

 

110 -

El piojo.

52.

Cuando llegué, no traje; cuando me fui, llevé y dejé.

 

El nombre.

53.

Espinosa por delante, barrigona por detrás, el que no adivine esto como burro quedará.

 

La pierna.

54.

Cuando voy para el monte 9 voy para casa; cuando voy para casa, voy para el monte.

 

La

poltkJ.

55.

Cinco varitas en un varillal 9 ni secas-ni frescas se pueden cortar.

Los dedos de la mano.

56.

¿ Cuál es el pez que usa corbata?

 

El pes-eue~o.

51.

La mujer que por su gusto se deja romper el cuer0 9 las bolas quedan colgand0 9 tapa el palo el agujero.

La oreja y el :arcillo".

ANIMAL

61. ¿ Cuál es el animal que tiene las pa· tas en la cabeza?

El piojo.

62. Un caballito bien enfrenado 9 sube a la torre y saca ganado.

El peine y el piojo.

63. ¿ Cuál es el animal que hace el hijo con la pata?

El polo.

64. ¿ Cuál es el animal que quitándole la hembra queda cojo?

El poto.

65. Una lIeñora' bien aseñorada, llenila de parchell, lIin una puntada.

La ,aUina.

66. Mi comadre la guinea, hace caquita y no mea.

La gallina.

67. María Palancbo tuvo un muchacho, nadie ha sabido si es hembra o macho.

La gallina y el hue-oo.

68. Picolico, Picolico, el hijo de Picolico no tiene pata ni pico.

La gallina y el huevo.

69. Alto, altanero, gran caballero; gorra de grana, capa dorada, espuelas de acero.

El gallo.

70. Talantico tiene cola y tiene pico; los hijos de Talantico no tienen cola ni pico.

El gallo y los huevos.

71. Un hombre que no pecó

ni jamás pensó en pecar, estuvo clamando a Dios

y no lIe pudo salvar.

El paletón '.

72. Fui al agua del bautismo pero no fui bautizado, llevo tres clavos encima pero DO sacramentado.

El bagre.

73. Larga, larga sin pala8

y pica con la cabeza.

La culebra.

74. En un alto, muy alto, hay una 80ga extendida,

a todo el que lIe le acerca le quiere quitar la vida.

La culebra.

75. En el monte soy montuno

y en la casa placentero,

y con un palo en la mano soy un perico ligero.

El perico ligero '.

76. En el monte hay UD te6.or

que le dicen don fulano, tiene barbas como ehivo

y cejas como cristiano.

El mono 10.

77. Sentado, es más alto que parado.

El perro.

78. Jua~ lIentado, es más alto que parado.

El perro.

79.

Mi madre me hizo una casa

sin

puertas y 11m ventana,

y

cuando voy a salir

hay que romper la muralla.

 

El pollo al nacer.

80.

En alto

vive;

en alto mora;

 

en alto teje la tejedora.

 

La araña.

81.

Tin, tin, me fui pasando; tin., tin, al ,otro lado; tin., 00, DO me mojé ni las patas ni el colltado.

 

lA araña.

82.

Un paJaro conchóo., de lo sordo está pelón. El "'po.

83. Del aire venlo anunciando mi caida, por ver ti puedo encontrar

amtento pan mi rida.

El tábano.

M. Adivinador que adivina.

en libroa de zoolo¡ÍoI, ¿cuál es el ave que pone muehos huevo. cada' día?

La

l7J().scG.

85. Enlre par~d y pared

brinC4 el nep'ilo: José.

El mo.sco.

86.

¿ Cuál de lo. animalel

tiene en fU nombre

lu cinco vome.?

El murci.é1a,o.

87. TUH, tih~ tihirá, sábana pin.t.da,

¿qué será?

El tigre.

88. Vivo en el ama y sa.JIO seco; lO)' un hombre ciudadano, no hay quien paae má. trapajo como yo con mi,a hermauoa.

.

El BUGcuco.

89. Por eso quiero mi casa porque mi casa el de bU~80.

en

no hace peso.

cualquier parte mi ca;' " •

La torfU,a.

90. Soy dócil, humilde y 10Y cándido e inocente,

y nada tiene de nro que al Redentor repreeentc.

El cordero.

91. eam. pero no de cuero.

pala. pero no de res.

92. Sin padre y madre nací, dentro de mi .epultura; mis fmtol a todos di y la muerte pan mí.

El JU$QBO de .seda.

93. Cuatro ttlcut'acos;

dOI en molinete,

UD espanta-motea que Ion leía o siete.

94. Gordo lo tCUlo.

m.ú Jo qu.ia.íera.

que entre las piC111a1

no me cupien.

95. No soy mojel' ni soy fraile,

,ni 10Y de niD~ convento.

mi traje el de franciaeano

pero habito en el desiert~.

El conejo.

96. Empréalame tu pe"'do

para meter mi peludo. cundo saque mi peludo te devuelvo tu pelado••

El codo 'Y el chiquoo.

91. Allá vienen mil beJ"'lD,l.Dol

.

.

de WDO en uno. dOI en

do

como viea.cu lodo. juntos

yo

cuál

el mayor.

úu otIeja.

U2-

DE

LETRAS

Y

98. Eva la lleva detrás y Adán adelante.

La letra A.

99. Principio y fin del alma soy

y en

el eentro

de la

mar' estoy.

La letra A.

100.

En el mar

y

no

me mojo,

en

brasas y no me abraso,

en

el

aire y

no

me cai~o.

en

tierra y sobre lU8 brazos.

La letra A.

101. Soy la primera en el alba; soy la segunda en la mar;

DE

NUMEROS

106. En el cielo hay; en la tierra no;

las solteras tienen las casadas no;

y en este pañuelo la llevo yo.

La letra O.

107. La última soy en el cielo, Dios en tercer lugar,

con

voy adherida a la hostia

pero nunca en el altar.

La letra O.

108. Con el cielo siempre voy

en

la luna 1l0Y )a euarta

sin ser lucero ni estrella,

y

en

el sol

no

me han de hallar.

sin ser 801 ni luna bella,

La letra A

102. Toda mi vida es un mes,

mi caudal son cuatro cuartos.

y aunque me ves pobrecita

siempre vivo por lo alto.

La letra E.

a ver si acierlas quién 1I0y.

La letra C.

109. ¿Qué cosa se puede ver, una vez en un minulO, dos veces en un momento, ninguna vez en un año?

103. ¿Qué hay entre hombre y mujer?

La letra M.

104. Soy un palito muy ehiquitieo,

y en la frente

llevo un mosquito.

lJo. letra

l.

110.

Sin mi no exisle señor, eSloy en medio del año,

 

me hallo siempre entre los niños

y

en la punla de un castaño.

 

La letra Ñ.

La letra

1.

104. La última

soy en

el cielo,

con Dios en tercer lugar,

siempre camino en navio pero jamás en la mar.

La letra O.

105. Soy la redondez del mundo,

sin mi DO puede haber Dios,

Papas, cardenales, sí,

pero pontífices no.

T.Al letra ().

111. Dc Isabel sacando el bel,

y de Luisa Jo poslrero, sale'· el nombre de mi amada a Quien yo Quise primero.

Luisa.

112. Alto, más allo <lue un pino, pesa menos que un comiDO.

113. Tengo

una

UI número Uno.

saja

con

doce puertas;

cada lluerla con doce frailes;

-

113

cada fraile con doce chospas; cada chuspa con doce reales; señor adivinador, diga cuántos reales 50U.

Ciento cuaTelÍta y cuatro reales.

114.

115.

Cuatro gatos en una sala, cada gato en un rincón, cada gato ve tres gatos, ¿cuántos gatos, bobo, son?

Cuatro Baw.s.

El carpintero y su hijo, el herrero y su mujer,

comieron de nueve huevos

y a todos les tocó tres.

El herrero era hijo del carpintero.

1I6. ¿Cuál pesa más: una libra de plomo

o una libra de algodón?

Pesan iguales.

117. Cien aves venían volando; cien cazadores, cazando; Cadacual mató la 8uya; las demás fueron pasando.

Uno de los cazadores

$e 116maba Cadacual.

1I8. Cien pesos comprados en monos, a cinco monos por medio, cada mono con su hijo, ¿cuántos monos vienen siendo?

DE

METALES

119.

Del centro de la tierra Tenso; vengo al mundo a recorrer, después de ser hombre vine a ser mujer.

La plata 'Y la moneda n.

120.

Cbiquitico como un ar.dor, sube a la mesa del emperador.

El oro.

121. Meterlo duro

y 88cado blando,-

Cien monos.

Y

JUEGOS

123. Como a perro a me tratan, diciéndome: "sal de aquí";

si supieran que hasta el rey

no puede pasar sin mí.

La sal.

124. Blanco fue mi nacimiento, me pintaron de colores, he causado muchos males y empobrecido señores.

El naipe u.

boquicolorado

125. es

¿ Qué

10

que

se reparte y no

se

y relampagueando.

come?

 

El hierro y la forja.

]22.' Blanca soy, oaci eu el mar,

y

en la iglesia

tengo que estar.

 

La sal.

114 -

El naipe.

126. Para bailar me pongo mi capa porque sin capa no puedo bailar; para bailar me quito la capa pOr{llle ("011 Capa no puedo bailar.

El trompo y el cordel.

ELEMENTOS

DE

127.

Mi comadre larga.larga que camina con la espalda.

La canOl'.

128.

Tiene nariz y DO huele.

La canoo.

129.

En el monte soy un plomo en el agua soy reloj, me meto por precipicios como peje nadador.

Da cmwa.

130.

Soy del monte; todos me persiguen; navego; y el mal pago que me dan.

La canoo.

131.

Largo·largo y jorobado, con retoños a 10& lados.

El camino.

132.

Un vieJo caripelado pone su pecho a los nires,

todos preguntan por él, él no pregunta por nadie.

El camino.

133.

Una señorita bien aseñorada,

llena de remiendos

DE

UTlLES

139. En un punto empieza mi cuerpo; en un punto tendrá que acabar;

el que dijere mi nombre

sólo dirá la mitad.

140. Ya

ves

que

adivinas.

te

]41. Fui al monte,

corté,

corté y

lo

digo

L(t media.

y

no

me lo

La llave.

LOCOMOCION

sin una puntada.

La carta.

134.

Pua rios. pasa mar. no tiene boca y sabe hablar.

 
 

lA carla.

135.

Soy campito blanco

con

surquit08

negros,

los hombres me miran

 

y

hablo con ellos.

 

La carla.

136.

Blanca como paloma, negra como la pez. habla. no tiene lengua, camina pero sin pies.

 

La carla.

131.

Habla. no tiene lengua; camina y no tiene pies; diez años doy de plazo para adivinar lo qu·es.

 

La carla.

138.

Pampa blanca, pampa negra; cinco toritos y una ternera.

La hoja de papel, la tinw, el plumero y los dedos de la mano.

CASEROS

llegué a la

y amontoné.

casa

La leiía.

142. De Cartagena he llegado laD blanco y descolorido; jamás he dicho verdad ni menliras me han cogido.

El e$pejo u.

143. Prendido en la paja Ir. esloy si me valen, valdré bien,

-

115

en medio de la comida

y sin poderla comer.

El cuchiUo. el tenedor y

.

, la cuchara.

144.

Nació pingumo,

no tiene hueso ni coyuntura

y

así se empina.

 

La candela.

145.

Más de cien mnas hermosas he visto al punto nacer, encendidas como rosas

y

al instante florecer.

 

Las brClSQ.$ del fogón.

146.

Una VIeja no muy VIeja sentada en un taburete, esperando al viejo viejo que le meta el estoquete.

 

El candelero, la vela y la

lla

141.

Una VIeja con la cabeza amarrada, tumba la gente y se queda parada.

 

La cántara de aguardiente.

148.

Qué cosa tiene el molino, precisa y no necesaria, que no molerá sin ella

y

no

le sirve de nada.

 

El ruido.

149.

A una

mujer bien sentada,

un galán le está hailando,

al

són de la castañeta

las tripas le están sacando.

 

La máquina de coser.

150.

Cuando me voy a bañar dejo el menudo en la casa.

 

La almohada.

151.

Boca con boca mano en la espalda.

 

El calabazo.

152.

Cuando chiquito en la cuna, cuando grande por el mar,

116

-

y no me faltan trabajos ni lágrimas qué llorar.

El mate.

153.

De

un monte oscuro

sacan a San Juan desnudo.

 

El machete y la cubierta.

154.

Redondin, redondón, el mete y

saca

El horno y la pala.

y el sacador.

155.

Chiquito como un cangrejo cuida la casa como hombre viejo.

 

El candlldo.

156.

Una señorita hien acicalada se sienta a la mesa y no come nada.

 

La lámpara.

151.

Yo

soy tus misUlas facciones,

tus

mismas facciones soy,

mientras

mueres, yo

vivo,

sin

alma y sin corazón.

 

El retrato.

158.

Santa Murta estÍl en el monte, y a pique de dar un grito, voy a quitarme de aquí por no servir de testigo.

 

La tram.pa de cazar rlltones.

159.

Mi

tía, mi tía viene,

mi

tia tiesa ]a tiene.

 

La puerta sobre los goznes.

160.

Tis, tas,

ya está.

 

El martillo.

161.

Lleva el volador la vara

en su rápida partida,

cuando sube, para ahajo, cuando baja, para arriba.

La m~tilla del volador.

162. Lo que por boca me entra, por la boca lo devuelvo,

y para hacerme arrojar me toman por el pescuezo.

La botella.

163. No tiene pie, y corre; no tiene dedos y lleva anillos.

La cortina.

164. En un alto muy alto, hay un viejo patibinchado, la vieja dale que dale

y él quietecito parado.

El pilón.

165. Mil nmas en un balcón todas mean por un cañón.

166. Fondo de lata lapa de carne.

Las tejas.

EI11fUm.

167. Verde en el monte, negr6 en la alA, coloradito en brasas.

El carbón.

168. La que muele está de espaldas,

el moledor de rodillas,

con· la presita del medio

se hacen entre sí cosquillas.

La piedra de moler.

169. Dos bermanos son;

el

uno va a misa.

el

otro no.

El vino 'Y el vinagre.

170. Una viejita larga y seca que le corre la manteca.

La lIeu

171. Una viejita larga y seca echa manteca por la cabeza.

La .eIa.

172. ¡Vela! ¡Vela! ¡Cómo viene! vela, vela, vela va,

y el que no me lo adivine un buen burrito será.

 

1.a vela.

173. Varita, varita, de Dios bendecida. ni seca ni verde ni flor florecida.

La vela.

174.

De largo tiene una cuarta, de grueso lo suficiente, tiene pelos en la punta

y

sirve para hacer gente.

 

El pincel.

175. Lana

sube, lana

¿qué será?

baja,

176. Cuando la madre nació ya el hijo estaba corredor.

El humo y la candela.

177. Un indio en un volador, volaba que daba gusto, para el que volaba, gusto; para el que recibía, disgusto.

El látigo.

178. En un monte muy espeso, canta un gallo sin pescuezo.

• El haCIu,.

179. En el monte soy montuna, en la casa placentera, en medio de los mortales soy la zambita ligera.

La t6mbora.

180. Dos señoritas bailando

y las cinturas chorreando.

El trapiche y el agua de caña.

-

117

181.

Arriba pajoso,

190.

Soy una mujer mundana

abajo barrOllO.

que todo el mundo me éoza,

quirriquirriquí

solamente que mi poito

y

espumarajoso.

me

da

calor en la

cosa.

El rancho. el trapiche y el agua de caña.

La escopeta.

182. Un indio bien cargado que viene de San Andrés, escupe y no tiene lenpla. camina y no tiene pies.

191. Fui

al monte y

grité

y traje a la ('asa qué comer.

La escopeta.

192. Mi comadre la negrita

El trapiche.

, sentada en sus tres piedritas.

183. La boca es de carne, la carne de hierro, también echa espuma sin ponerle fuego.

El freno y Ta boca del caballo.

]M. En una mesa cuadrada llena de mil maravillas, el penitente sentado,

el

('on(esor de rodillas.

El bmjl y

el que lo ubre.

La olla 16.

1'93. De España vengo, señores,

a que mi amo me meta el brazo, me haga agachar la cabezlI

y hablar con el espinazo.

La escopeta 1,.

194. Dos amigas van al compás, ('on Jos pies hacia adelante

y los ojos hacia atrás.

Las tijeras.

IR5. En la esquina de mi cuarto tengo un tronco recostado,

y cuando a mí se me antoja le hago cosquillas de un lado.

 

El balil.

186.

Redondete,

redondete,

que en

toda cosa se mete.

 

El anUlo.

181.

En la mitad de la mar

tengo una palma sembrada,

y

en

la

mitad de la

palma

ten~o mi alma atravesada.

 

El anillo en el dedo.

188.

Redondo, redondo, barril sin fondo.

 
 

El anillo.

189.

Mi comadre la negrita que cuando la aprielan, grita.

 

La eSCOl'eM.

118

-

195. Dos avecitas marchan al compás, los picos adelante, los ojos hacia alrás.

La. tijeras.

196. Dos ojos tengo en los pies~ dos puntas en la cubeza,

y para trabajar los ojos me han de tapar.

191. Una

loca,

con las

tripas en la

UU t.ijern.~.

hora.

lA guitarra.

198. Una mujer chica y gorda, toda llena de embarazos, con la boca en el estómago un hombre la carga en hrazos.

La guitarra.

199. En España fui nacida:

sirvo a hombres y mujeres,'

si me caigo, soy perdida.

La aguja.

200. En Carlagena fui hecha,

y en Citará fui vendida 18,

sirvo a hombres y mujeres Si me caigo, soy perdida.

La agrlja.

20]. Yo tengo mi hulli.bullí 1~, yo lengo mi hulli·vá, que ]a meto por aquí

y resulta por allá.

La aguja.

202.

¿Cuál es la cosa que eslando eolre los zapatos camina con la cabeza?

 
 

1

0,'1

clavo!!;.

203.

Soy hombre, tengo c.1beza, camino y no ten~o pies, yo recorrí todo el mundo y al mismo Dios sujeté.

 

1

03

clav03.

204.

Yo tengo la nuca tiesa, camino en un solo pie, ando por mar y por tierra,

y

al mismo Dios sujeté.

 
 

1

03

clavos.

205.

Larga

y seca

y

entallada,

en la cintura tiene las uñas.

La escoba.

206. En el monte verdea

y en la casa zapatea.

La escoba.

207. Este era mi pensamiento de hacerte pensar las cosas, ¿cuál es la dama que tiene la cara junto a la lOBa?

La e3tera.

208. Este mi pensamiento

y el decírtelo algún día,

¿cuál es la que nunca (luerme y siempre vive tendida?

La estera.

. 209.

Mi comadre la negr'Íta

sentada en sus tres sillitas,

mi compadre colorado

pegándole por los lados.

La 3artén, la3 tulpas y candeht.

210. A una sepultura

la

le cabe un trozo de carne cruda.

 

El zapato y el pie.

211.

ChiquiLico

como no gallo,

 

)' carga más qne un caballo.

 

El zapato.

212.

Se compra para comer y no se come.

 

La cuchara.

213.

Ayer me vide tan alla,

en

la cumbre de las ramas,

hoy me veo tan bajita entre medio de l~s damas.

 
 

La cuchara de ·nwte.

214.

Tintin para arriba, tintio para ahajo, dehajp del tin, #

Aolo<

 

me

meto

debajo.

 

El

PflTUgrUl.'I.

215.

Uoa

casa

bien armada

 

con

un solo guayacán.

 

El paraguas.

216.

Mi comadre larga.larga la engaravitada,

por embn~ter~.~stá colgada.

La balan.:a.

--119

217.

De eaU me trajo mi amo con tánta deHudeza,

para que acá agache el rabo

y levante la l'3beza.

La balanza~.

218. Estaba David pintando,

pintando con gran primor.

cuando acabó

era un cuervo zumbador.

de pintar

I.n. alllrraYiT rll eclutrla al "gUiT.

219. Tengo

trescientas

ventanas

)' un terrible latigazo. el que pase por mi lado debe caer en mis bra:f.os.

La atarraya.

220.

DEL

MUNDO

Tengo escamas, y pesudo no soy; tengo vara, y alcalde no soy; tengo corona, y cura no soy. ¿Qué seré?

La piña.

221. Botones sobre botone&, y sobre botón misrana,

si no lo adivinas hoy,

me lo adivinarás mañana.

La piña.

222.

En una playa, playin tengo un potro potranquin; crespa la madre, cria la crin, crespa la madre del potranquin.

 

La piña.

223.

Tiene corona y no el! fraile,

tiene vara

y

no

es

al

alde.

 

La piña.

224.

Verdeaste, coloreaste y amarillaste.

 

La piña.

225.

Ventana sobre ventana, sobre ventana ona flor, sobre el balcón "Una niña, sobre la niña una flor.

 

La piña.

120

-

VEGETAL

226.

Ventana sobre ventana, sobre ventana una flor, sobre la flor mi cabeza, sobre mi cabeza el sol.

 
 

La pi/in.

227.

Agua pasó por aquí. ¡Cale! Que yo no la vi.

 

El agUflcale.

228.

En el agua está mi nombre,

y

en

agua

se quedó,

 

para

que nadie percate

('ómo me llaman a yo.

 

El aguacate.

229.

La madre mansa y los hijos bravos; lA madre no es comida, Jos hijos sí.

 

El ají.

230.

Un hombre bravo, í'olgado del rabo.

 

El ají.

231.

Blanco fue mi nacimiento, verde fue mi mocedad, y al cabo de mucho tiempo colorado fui ::1 parar.

 

El ají.

232.

Cuando niño, verde;

cuando mozo, colorado;

cuando

viejo,

arrugndo.

 

El ají.

233.

Fri, que se come, sol que no alumbra.

El Irisol.

243.

En un monte monterano, hay un padre franciscano; tiene barbas y no es hombre. tiene dientes y no es cristiano.

 

234. Cielo arriha, cielo ahajo, yagua en el medio.

 

El nlfliz.

 

El coco.

244.

Verdecito

nací yo.

 

amarillo me crié;

 

235. Tres niñas en un castillo

 

y

si

yo

no

te lo

di@:o

 
 

y

todas visten

de amariHo.

nunca. nunca lo ~brás.

 

ÚJ naranja.

El maíz.

236. De bronce el taBo,

 
 

las hojas de esmeralda;

245.

Señora Juana la grande,

 

el

fruto

de oro,

con su hijo e~n el cuadril ~t

las flores de platll

 

dice que no

se

lo

quita

 

La naranja.

hasta

que ·;emate abril.

 

237. Yo fui quien naeió en el mundo

El plátano.

 

La mata de mazorca.

maíz con la

con el ombligo en el pico,

246.

En el monte verdea;

 

todos preplntan por mi, yo por nadie solicito.

sol bermejo; en la punta de la cresta,

238. Verde fue mi naelmlento,

El plátano.

earga el pendejo.

El maíz.

amarillo mi vivir.

241.

En el monte hay un palito

 

de negro me amortajaron cuando me quise morir.

que lo llaman Juan cristiano,

239. Oro, no es; plala. no es;

 

tiene barhas como chivo y dientes como marrano.

El m"í;:;.

abre la puerta

 

248.

Seco salí de mi casa,

 
 

y

verás lo

que es.

en el monte verde fui;

 

El plátano.

volveré para mi casa

240. Una c de media luna, una o de luna entera.

La col.

 

tan seco como salí.

El ma;;.

una 1 en el costado

249.

En el campo me crié

que le sirve de bandera.

metido entre verdes lazos, aqoel que llora por mi

 

es

el que me hace pedazos.

241. Verde me crié; rubio me cortaron; rojo me molieron

 

lA cebolla.

y blanco me comieron.

250.

Alta

y

no

es misa;

¿qué será?

 
 

El maíz.

La altamisa.

242. Cuando chiquito vestido.

251.

De día es mata

 

cnando

grande desnudo.

y de noche espanta.

 

El maíz.

La hoja b14nca.

 

-

121

252. Un hombre alto y seco con troncos en el pescuezo.

El papayo.

253. Me subo, me subo, me vuelvo a bajar,

la leche se queda,

el

gusto se va.

El caimit.o.

2S4. Entre sábanas de olán

y camisas carmesíes,

tUYO la reina un niñito más verde que el toronjil

La patilla.

255. Todos me dicen que mate, yo no he querido matar. porque sirvo a todo el mundo con muy buena voluntad.

El totumo.

256. Me meti por un camino

y encontré

yo que pretendo abrazarlo

y él que me dice: ¡cuidado!

un

hombre

parado.

La palma de chontaduro.

257. Del cielo vienen bajando cuatro personas enteras, con un cuchillo en la mano

y doscientas

cocineras.

258. El hijo se come

y la madre no.

El chontaduro.

El sapallo.

,

259. Mi comadre la pipona tiene un huevo en la corona.

260. La

madre camina

y

el

hijo

no.

El sapaUo.

El sopaUo.

261. Larga. cimbreña, nací sin ventura. con cien aposentos sin puerta nin·

[gana.

La guadua.

122 -

262. Botella sobre botella, sobre botella licor, esto no me lo adivinas ni porque seas doctor.

263. Ataúd verde.

sábana blanca,

muerto

negro.

La guadua.

 

La guama.

264.

Verde nace. verde muere, verde la come todo el que quiere.

 

La guama.

265.

Una VIejIta con un palo en la mitad:

pasa. bobo. ¿ qué será?

 

La pasa.

266.

En el monte verdea

y

en In casa blanquea.

 

La pita.

267.

Blanca por dentro, verde por luera.

uñas de gato como tijeras.

y

 

La cabuya.

268.

La palma negra,

la

flor morada,

y

más abajito

In pendejada.

La palma de milpeso.~.

269. Es santa y no bautizada,

y trae consigo el día. es muy gorda y colorada y tiene In So.'lDgre fría.

La san.día.

270. La madre es negra. la8 hijas blancas. prietas las nietas.

La guanábana.

271. Flor morada, flor morada, y por debajo

la pendejada.

La papa.

272,'1. De CaJi me traen preso y amarrado;

la sentencia es de morir quemado.

273.

274.

275.

El cigarro.

En el monte hay una yerba " que tiene el pelo al revés, en el borde del camino hasta el más ciego la ve.

La pringamosa.

Santa Bárbara bendita, constante a la maravilla, que por dentro tiene el pelo

y por fuera las costillas.

El algodón.

Vuestro don, señor hidalgo, es el don del algo·dón; . para tener este don necesita tener algo.

El algodón.

276. Estudiante que estudiaste en libros de Salomón,

,¿ cuál es el árbol que liene

sobre la puntica el don?

El algodón.

277. En el cielo hay lun, pintor que pinta a la maravilla, tI , pinta la carne por dentro

y por fuera las costillas.

El algoclón.

,

278. En Cartagena hay un señor de chaqueta y pantalón, primero le dicen algo

y después le dicen don.

279.

280.

El algodón.

Soy caballero oriental, blancos mis vestidos son, algo soy, algo me llaman, y siempre me dicen don:r-.

El algodón.

En blancos paños nací, en verdes me cultivé

y en amarillo quedé.

El limón.

281.

282.

283.

ADIVINANZAS

SOBRE

ALIMENTOS

Entre dos paredes blancas, hay una flor amarilla, que es muy apetecida por ser muy buena comida.

La yema (lel huevo.

Entre dos paredes blancas hay una flor amarilla,

el rey la prefiere mucho

pa la reina de Castilla.

La yema del huevo.

Bolita blanca de buen parecer, que ningún herrero ha podido hacer.

El huevo.

'1

l.

\f

284. Blanco es, gallina lo pone, frito

y con pan

se come.

285. De donde mi padre vengo, . como pájaro cantor, traigo las alas abiertas y amarillo el corazón.

286. Juana Capacho, parió un muc<ilacho, ni vivo ni muerto, ni hembra ni macho.

1

El hueva

El huevo.

El huevo.

-

123

287.

288.

289.

290.

De los manjares, el huevo. ¿Con qué se come?

 

Con sal.

En la boca de

don bu,

e8taba el señor don ñue,

abra

la

boca don lo

 

que

se lo traKa

lo

que es.

 

Buñuelo.

Trata de DO poseerme, DO me permitas crecer, porque ,i tú no me matas a ti yo te mataré.

El hambre.

Mamita, madre señora, debajo de una batea,

¡le"'I"! Qué animal es este que pica y no se menea.

21)1. Lar¡r:a, larga

El hambre.

romo anguila

110 liene hueso ni ('ostilla.

La longaniza.

292. Adivineme, buen rey, lo que pre¡IJUDtarle quiero, cómo se puede cortar primero carne que cuero.

El buche o ttUtás de la saUina.

293. Subiendo la loma, chirrinchinchin; bajando la loma, chirrinchinchán.

El chicharrón.

294. Colorada y colgando, )' mi ojo mirando.

La carne en el lWIdor.

295.

 

ADIVINANZAS

CON

Agueda

fue

hija y

después fue

Ola-

[dre; adivineme buen rey, o si no largue [a mi padre.

A. una !eñora llamada A.gue. da le pwieron el padre en la cárcel, !in que !e le pero mitiera entrar alimentos. Pa· ra que no muriera de ham.

bre,

ma·

la hija

le

daba 'de

mar por una hendidura de la

prisión.

296. Un galán se enamoró de una muchacha doncella, ella quedó como estaba y el galán preñado de ella.

Un hombre e:ttTaviodo en la montaña. se .subió a una paZ- ma de cocos; despuM de Iurr.

124 -

EXPLICACIONES

tarse con lo.~ frutos, siguió su camino.

297. En una casa cuadrada, yo vi dos mil maravillas, el penitente parado, el confesor de rodillas.

l.Al casa cuadrada es un po· trero; dos mil maravillas, la hierba; el penitente parado. la vaca; el confesor de rodi· l1(u, el ordeñador.

298. Cien aves venían volando; cien cazadore~ cazando; Cadacual mató la suya, las demás fueron pasando.

Cien ctalldores fueron de ca· cer'Ín, pero sólo Cadacual tu· vo fortuna al matar un aue de las que encontraron.

299. Fui al monte: apunté al que vi;

maté

al

que

no vi;

comí carne

no

[nacida,

en paños de oro servida.

Un cazador /uealmonte; ma· tó un venado hembra en es· tado de preñez. Una vez en la casa, el cazador huo un banq,tete con el animalito del vientre.

300. Adivíneme, buen rey, vengo no siendo nacido, traigo a mi madre en la mano aunque no la he conocido.

Muerta la madre de un hom· bre, .se le .sacó el cuero para que cuando el muchacho es· tuviera grande pudiera cono- cer a .su progenitora.

301. Martín Tarenlo encontró de providencia divina,

ADIVINANZAS

DE

3M. Alto como la palma, ancho como el placer, dulce como el almíbar y amargo como la hiel.

El tlnlOr.

305. Allá viene mi compadre pegando pelo con pelo,

¿dónde quieres que lo hagamos,

en la

cama o

en el suelo?

El sueño.

306. Mi padre era carpintero, no era carpintero malo, él labraba las bateas antes de tumbar el palo.

El pensamiento.

307. Adivíname esta adivinanza:

pónle todo entendimiento,

UIl Cristo y un Salí Antonio en bocas de una Sardina.

Un pe.scador llamado Martín T arento MlCÓ en Slt atarrara un Cri.sto y un San Anronio en la boca de una quebrada llamada Sardina.

302. Un hombre se fue a pescar, una sardina cogió,

la puso

un año

al

humo

y Fresca se la comió.

Lo.

.sardina .se