Sei sulla pagina 1di 96

1. ORGANIZACIÓN PLURICELULAR

1.1. INTRODUCCIÓN

La biología se ocupa de analizar jerarquías o niveles de organización que van desde los ecosistemas hasta las células. Este concepto implica que en el universo existen diversos niveles de complejidad.

Es posible, por lo tanto, estudiar biología a muchos niveles, desde un conjunto de organismos (comunidades) hasta la manera en que funciona una célula o la función de las moléculas de la misma.

1.1.1 DIFERENTES NIVELES DE COMPLEJIDAD

Niveles de organización: En orden decreciente mencionaremos los principales niveles de organización:

DE COMPLEJIDAD Niveles de organización: En orden decreciente mencionaremos los principales niveles de organización: 1

Biosfera: La suma de todos los seres vivos tomados en conjunto con su medio ambiente. En esencia, el lugar donde ocurre la vida, desde las alturas de nuestra atmósfera hasta el fondo de los océanos o hasta los primeros metros de la superficie del suelo (o digamos mejor kilómetros sí consideramos a las bacterias que se pueden encontrar hasta una profundidad de cerca de 4 km de la superficie). Dividimos a la Tierra en atmósfera (aire), litosfera (tierra firme), hidrosfera (agua), y biosfera (vida).

Ecosistema: Es la unidad de la naturaleza integrada por los seres vivos (comunidad) interrelacionados con su medio físico. En otras palabras, es la relación entre un grupo de organismos entre sí y con su medio ambiente. Los científicos a menudo hablan de la interrelación entre los organismos vivos, dado que, de acuerdo a la teoría de Darwin los organismos se adaptan a su medio ambiente, también deben adaptarse a los otros organismos de ese ambiente.

Comunidad: Es la relación entre grupos de diferentes especies. Conjunto de poblaciones. Por ejemplo, las comunidades del desierto pueden consistir en conejos, coyotes, víboras, ratones, aves y plantas como los cactus y otras. La estructura de una comunidad puede ser alterada por sucesos o actividades tales como el fuego, la actividad humana y la sobrepoblación.

Especie: Grupo de individuos similares que tienden a aparearse entre sí dando origen a una descendencia fértil. Muchas veces encontramos especies descritas, no por su reproducción (especies biológicas) sino por su forma (especies anatómicas).

Poblaciones: Grupos de individuos (misma especie) similares que tienden a aparearse entre sí en un área geográfica limitada. Esto puede ser tan sencillo como un campo con flores separado de otro campo por una colina sin flores.

Individuo: Organismo formado por aparatos y sistemas. Una o más células caracterizadas por un único tipo de información codificada en su ADN. Puede ser unicelular, multicelular o pluricelular. Los individuos pluricelulares muestran tipos celulares especializados y división de funciones en tejidos, órganos y sistemas.

Sistema: (en organismos pluricelulares). Conjunto de órganos que forman una unidad funcional. Grupo de células, tejidos y órganos que están organizados para realizar una determinada función. Por ejemplo el sistema vascular en las plantas superiores o el sistema circulatorio en animales.

Órganos: (en organismos pluricelulares). Conjunto de tejidos que se agrupan para desempeñar una función o funciones específicas. Grupo de células o tejidos que realizan una determinada función. Por ejemplo la hoja, es un órgano que se encarga habitualmente de llevar a cabo la fotosíntesis.

Tejido: (en organismos pluricelulares). Conjunto de células semejantes en forma y función. Un grupo de células que realizan una determinada función. Por ejemplo el tejido epidérmico.

Célula: Unidad estructural y funcional básica de los organismos, formada por compuestos orgánicos e inorgánicos en estado coloidal en constante actividad química, regulada por los ácidos nucleicos. La más pequeña unidad estructural de los seres vivos capaz de funcionar independientemente. Cada célula tiene un sistema químico para adquirir energía; un soporte químico para la herencia (ADN).

Orgánulo: Una subunidad de la célula. Un orgánulo se encuentra relacionado con una determinada función celular. Por ejemplo la mitocondria (el sitio principal de generación de ATP en eucariotas).

Moléculas, átomos, y partículas subatómicas: (molécula, formada por dos o mas átomos; átomos, son las unidades básicas de los elementos; partículas subatómicas, protones, neutrones y electrones). Los niveles funcionales fundamentales de la bioquímica.

1.1.2. ORIGEN Y EVOLUCION DE LOS ORGANISMOS PLURICELULARES

Los primeros organismos que habitaron nuestro planeta fueron acuáticos unicelulares procariontes, heterótrofos, anaeróbios y capaces de replicarse a sí mismos.

Más tarde, al presentarse escasez de alimentos, debido en parte al aumento de las poblaciones, algunos organismos capaces de mutar pudieron realizar la síntesis de compuestos relativamente complejos que utilizaron como alimentos, indispensables para su crecimiento y reproducción. Aparecieron de esta manera los organismos autótrofos quimiosintetizadores.

Se considera que en el transcurso de la evolución aparecieron algunos organismos unicelulares capaces de sintetizar la molécula de la clorofila; incluso el hecho de que existan diferentes clases de clorofila asociada con otros tipos de pigmentos conduce a considerar la posibilidad de que hayan aparecido diferentes organismos autótrofos fotosintetizadotes en distintas etapas de la evolución.

La presencia de clorofila en esos organismos les representaba una superioridad sobre los demás, ya que mediante este pigmento adquirían la capacidad de captar y transformar la energía luminosa solar en energía química. Por otra parte, el surgimiento de la fotosíntesis provocó que la primitiva atmósfera se fuera enriqueciendo con el oxígeno desprendido durante esta función, lo que ocasionó que algunos organismos que mutaron pudieran desarrollar la respiración aerobia que les permitiría aprovechar mejor la energía contenida en los alimentos, lo cual les representaba una ventaja sobre los organismos de respiración anaerobia.

1.1.3. NIVEL CELULAR EUCARIOTE

Los sucesos anteriores tuvieron como resultado el surgimiento de organismos unicelulares cada vez más complejos estructural y fisiológicamente. Los eucariontes aparecieron hace unos 1,400 a 1,500 millones de años, y, a su vez iniciaron una diversificación.

La rápida diversificación de los organismos unicelulares los fue conduciendo a que las funciones de esas células poco a poco se hicieron más específicas, y algunas de sus estructuras se modificaron, como podría ser la aparición y el desarrollo de flagelos o cilios en algunas células que les permitiría un desplazamiento más eficiente.

A medida que la diferenciación aumenta, disminuye la capacidad para realizar otras

funciones, por lo que la célula se hace más dependientes de las demás. La diferenciación es

el proceso que conduce a la especialización celular, por lo que podemos considerar a la

especialización como el mayor grado de diferenciación celular.

Las células que alcanzan un alto grado de especialización pierden la capacidad de dividirse (como actualmente ocurre, por ejemplo, con las neuronas adultas del sistema nervioso central).

1.1.4. TEORÍAS SOBRE EL ORIGEN DE LA PLURICELULARIDAD

Todo parece indicar que los organismos pluricelulares se originaron a partir de los unicelulares, proceso que se inició hace no menos de 700 millones de años, de acuerdo con los fósiles que se han encontrado.

proceso que se inició hace no menos de 700 millones de años, de acuerdo con los

Las teorías propuestas para explicar el origen de la pluricelularidad se divide en dos grupos:

el origen monofilético y el polifilético.

en dos grupos: el origen monofilético y el polifilético. TEORÍA MONOFILÉTICA . Se refiere al origen
en dos grupos: el origen monofilético y el polifilético. TEORÍA MONOFILÉTICA . Se refiere al origen

TEORÍA MONOFILÉTICA. Se refiere al origen de una unidad sistemática a partir de una misma fuente, es decir que varios grupos de organismos plantas o animales que presentan diferentes grados de parentesco evolutivo, todo ellos tuvieron un ancestro común, o sea un origen monofilético. Se acostumbraba representarlas como las ramas de un árbol en el que todas se originan del mismo tronco.

TEORÍA POLIFILÉTICA. Es contraria a la anterior y afirma que un grupo o taxón de seres vivos se origina de varias líneas evolutivas; por ejemplo, se considera que las actuales evolucionaron de varias líneas evolutivas, no de un solo ancestro. Taxón es el término griego utilizado para designar alguna categoría sistemática sin especificarla (clase, orden, género) el plural es taxa.

1.2. NIVELES DE ORGANIZACIÓN GENERAL

La transición de los organismos unicelulares a pluricelulares es una de las etapas más importantes en la evolución biológica.

Después del nivel individual unicelular, seguramente se desarrolló el nivel colonial (teorías del origen de los metazoarios).

En lo que respecta a los organismos autótrofos fotosintéticos, todavía en la actualidad se presenta cierta continuidad, incluso en organismos de la misma especie; por ejemplo, en algunas clorofitas móviles biflageladas, consideradas menos evolucionadas, están las algas representadas por el género Chlamydomona que se encuentra en forma unicelular pero que tiende a una organización progresiva, por lo que se considera una serie de valor evolutivo.

1.2.1. FORMACION DE COLONIAS EN ORGANISMOS AUTÓTROFOS

Los primeros seres que poblaron la Tierra fueron organismos unicelulares; algunos de ellos se agruparon y formaron colonias, en las cuales todos los individuos que las integraban participaban en la obtención de alimentos y el desarrollo de funciones. Con el paso del tiempo, los seres coloniales evolucionaron y dieron origen a los organismos pluricelulares.

y dieron origen a los organismos pluricelulares. inmóviles y doce móviles ( Pandorina morum ). La

inmóviles y doce móviles (Pandorina morum).

La Chlamydomona unicelular posee dos formas de reproducción la asexual y la sexual. Asexual. La Chlamydomona se divide en 2, 4 y 8 células hijas, totalmente semejantes a la célula madre. Al unirse cuatro Chlamydomona por medio de una vaina gelatinosa se forma un organismo llamado Gonium sociale, que constituye un organismo colonial. Así también se puede formar colonias con cuatro individuos

En ocasiones, las células hijas no forman flagelos y todas quedan incluidas en la matriz de la célula madre; puede haber nuevas divisiones, sin que se separe el conjunto de nuevos individuos. De manera que se forma una colonia inmóvil.

individuos. De manera que se forma una colonia inmóvil. las clorofitas organismos con series de colonias

las

clorofitas organismos con series de colonias móviles

representadas por varios géneros. Por ejemplo: Gonium pectorale que forma colonias móviles de 16 células flageladas que se desplaza en el agua como una unidad.

Existen también en

Incluso existen colonias con 32 individuos: la Eudorina sp., en la cual se puede apreciar la división del trabajo, ya que posee células vegetativas inmóviles, células flageladas para el desplazamiento, y células reproductivas.

flageladas para el desplazamiento, y células reproductivas. Las colonias de Pleodorina sp ., posee 64 células.

Las colonias de Pleodorina sp., posee 64 células. Por último, existen colonias de Volvox sp. que, representa el grado más avanzado de esas colonias; en algunas especies llegan a tener miles de células flageladas y pueden existir entre ellas conexiones citoplasmáticas. En este género existe una clara división de trabajo, pues mientras unas células realizan funciones vegetativas, otras se encargan de la reproducción de la colonia.

otras se encargan de la reproducción de la colonia. En las clorofitas se puede observar el

En las clorofitas se puede observar el paso de organismos unicelulares:

a) Chlamydomona, unicelular móvil;

b) Gonium sociale, con cuatro células;

c) Gonium pectorale, de dieciséis células en un solo plano;

d) Pleodorina illinoisensis, células vegetativas y reproductoras;

e) Volvox colonial formado por miles de células.

1.2.2. FORMACIÓN DE TALO

Los seres pluricelulares pueden estar formados por dos tipos diferentes de tejidos: tejido falso o tejidos verdaderos. Se denomina tejido falso o estructura de talo o talofítica al formado por células de un solo tipo. Prácticamente todas las células de los organismos pluricelulares que constituyen los reinos protista y fungi son iguales entre sí, al formar tejidos falsos que les permite nutrirse, reproducirse y relacionarse por sí solos.

Talo: del griego tallos=retoño. El talo es un cuerpo vegetativo formado por células no diferenciadas en órganos como raíz, tallo y hojas, ni siquiera en verdaderos tejidos.

El talo puede ser de aspecto simple o complejo; es característico en hongos, algas multicelulares y algunas plantas inferiores llamadas talofitas como hepáticas y también líquenes.

De acuerdo con la forma que desarrollan, los principales tipos de talo son:

Talos filamentosos. Como su nombre lo indica, forman delgados filamentos como se observa en algunas algas clorofitas (algas verdes), cianofitas (algas azules) y hongos.

Los filamentos simples no presentan diferenciación celular, aunque en los talos ramificados ya se observa cierto grado; porque algunas células forman rizoides (parecidos a la raíz), por medio de los cuales se fijan a superficies del medio acuático y en la parte superior de su talo se localiza la célula terminal o apical encargada de su crecimiento.

Talos formados por seudotejidos. Este tipo de talos se encuentra en algas rodófitas (algas rojas) y feofitas (algas pardas), algunas de las cuales pueden alcanzar varios metros de tamaño. El talo de este tipo además de rizoides (raíces falsas) posee cauloide (falso tallo) y filoides (falsas hojas). Estructuras que aparentan la de órganos propios de plantas superiores.

que aparentan la de órganos propios de plantas superiores. Las algas son acuáticas de nivel histológico

Las algas son acuáticas de nivel histológico o tisular. Son acuáticas de agua dulce o salada. Su cuerpo, llamado talo, no forma tejidos completos ni verdaderos órganos.

Estas algas son autótrofas. Además de clorofila, pueden contener otros pigmentos que les dan los colores característicos de cada grupo, como ficoxantina (pardo) y ficoeritrina que en general son rojizas.

Presentan reproducción asexual y sexual por medio de zoosporas. Algunas algas marinas como la Macrocystis pueden desarrollar tamaños hasta de 100 metros.

Hongos. Los seudotejidos resultan del entrecruzamiento de numerosos filamentos (llamados hifas) que se comprimen y dan la apariencia de órganos complejos. Los

hongos pluricelulares se parecen a las algas en algunos aspectos. Probablemente evolucionaron de antecesores algáceos, pero tal vez otros derivaron de protozoarios.

algáceos, pero tal vez otros derivaron de protozoarios. Son individuos de nivel tisular porque están formados

Son individuos de nivel tisular porque están formados por un talo compuesto por seudotejidos en forma de filamentos llamados hifas unicelulares o pluricelulares, que en conjunto forman el micelio. La respiración de la mayoría es aerobia (en los hongos unicelulares es anaerobia).

FORMACIÓN DE SEUDOTEJIDOS

unicelulares es anaerobia). FORMACIÓN DE SEUDOTEJIDOS Los hongos y las feofitas están formados por células

Los hongos y las feofitas están formados por células agrupadas en seudotejidos:

a) Micelio (seudotejido) de los hongos forma el cuerpo fructífero;

b) en la feofita del género Sargassum existe el cauloide;

c) en la feofita Laminaria posee rizoide (falsa raíz), cauloide (falso tallo) y filoide

(falsas hojas).

1.2.3. FORMACIÓN DE TEJIDOS

La especialización y la división del trabajo entre las células que forman los organismos animales y vegetales es una marcada tendencia evolutiva. Al especializarse, las células funcionan con mayor eficiencia, pero al mismo tiempo pierden individualidad y se presenta una dependencia mutua entre las diversas partes que integran el organismo.

Cuando un conjunto de células adquiere características particulares y se especializa en una función específica se constituye un tejido.

1.2.3.1. TEJIDOS ANIMALES

En los animales más evolucionados existen cinco tipos fundamentales de tejidos: epitelial,

de

conectivo,

diferenciación.

muscular,

nervioso

y

sanguíneo.

Ello

obedece

a

patrones

específicos

Tejido epitelial. Está compuesto por capas de células que cubren la superficie del cuerpo y revisten los órganos y cavidades internas; además, intervienen en la formación de glándulas que secretan sustancias. La característica fundamental de este tejido es que sus células están directamente unidas entre sí mediante una pequeña cantidad de materia intersticial.

De acuerdo con la forma y función de sus células, se reconocen los seis tipos de epitelios siguientes:

Epitelios planos. Pueden estar formados por una o varias capas de células. Presentan células delgadas y aplanadas, que se acomodan entre sí como los mosaicos. Recubren superficies como las capas externas de la piel (epidermis), y cavidades de la boca, esófago y vagina.

Epitelios cuboides. Se caracterizan por tener células cúbicas que pueden formar glándulas; revisten el interior de los túbulos renales, y forman los epitelios germinales encargados de producir los gametos.

Epitelios cilíndricos. Están formados por células columnares y revisten el interior del estómago e intestino.

Epitelios ciliados. Sus células son de forma columnar y poseen cilios en su cara superficial. Recubren el interior de las vías respiratorias y de los oviductos.

Epitelio sensorial. Tiene células muy especializados, capaces de recibir estímulos del medio exterior, como las células olfativas, los corpúsculos táctiles o los gustativos.

Epitelio glandular. Está constituido por células columnares o cúbicas capaces de sintetizar y secretar diversas sustancias. Pueden ser células aisladas, como las células caliciformes del intestino que producen el jugo intestinal, o formar conjuntos complejos, como las células del hígado y del páncreas.

a) Plano b) Cuboide c) Cilíndrico d) Ciliado e) Sensorial CORTE ESQUEMÁTICO DE LA PIEL

a) Plano

b) Cuboide

c) Cilíndrico

d) Ciliado

e) Sensorial

CORTE ESQUEMÁTICO DE LA PIEL

d) Ciliado e) Sensorial CORTE ESQUEMÁTICO DE LA PIEL Tejido conectivo . Este tejido se caracteriza

Tejido conectivo. Este tejido se caracteriza por tener células separadas entre sí por abundante material intersticial, llamado matriz. Su función principal es la de sostén, al rellenar los espacios que dejan los otros tejidos u órganos. También actúa como sistema mecánico, ya que forma el esqueleto de los vertebrados. Se divide en los tipos siguientes:

Tejido conectivo fibroso. Representa el material que une órganos y tejidos del cuerpo. Reviste y protege las fibras musculares y las células nerviosas.

y protege las fibras musculares y las células nerviosas. Está constituido por células de forma estrellada,

Está constituido por células de forma estrellada, separadas entre sí por una matriz formada por largas fibras proteicas que se entrelazan por medio de una sustancia gelatinosa llamada colágeno, la cual interviene de manera activa en los procesos de cicatrización. Este tejido forma los tendones y ligamentos que unen los músculos al esqueleto.

Cartílago. Representa una variedad de tejido conectivo que tiene funciones de sostén.

variedad de tejido conectivo que tiene funciones de sostén. Las células cartilaginosas son pequeñas y se

Las células cartilaginosas son pequeñas y se encuentran aisladas o en pequeños grupos; se localizan en huecos dejados por la abundante matriz intersticial, la cual es de naturaleza elástica y firme.

Los cartílagos son el esqueleto temporal de la mayoría de los vertebrados y sirven de base para la formación del esqueleto óseo.

En el animal adulto subsisten algunos cartílagos, como los de las orejas, la nariz y las costillas.

Tejido óseo. Es el tejido que forma los huesos. Su característica principal es que su matriz, llamada oseína es muy densa y rica en fosfatos y sales de calcio.

Los huesos forman el esqueleto de los vertebrados y dan protección a los órganos de la cabeza y el tórax.

En el interior de los huesos largos se aloja la médula ósea roja, encargada de producir glóbulos rojos; asimismo, los huesos constituyen la fuente de reserva de calcio y fósforo, esenciales para la vida. Al observar al microscopio un corte delgado de huesos se puede observar la presencia de conductos dispersos llamados canales de Havers, por donde circula la sangre que nutre al hueso.

Los canales de Havers están rodeados por capas concéntricas de oseína, interrumpidas por pequeños huecos en donde se encuentran las células óseas; las cuales están rodeadas de pequeños conductos que las comunican entre sí y con los canales de Havers.

Las células óseas pueden ser de dos tipos: las que producen la matriz ósea u

Las células óseas pueden ser de dos tipos: las que producen la matriz ósea u oseína, y otras que se encargan de disolver y absorber dicho material: En la edad avanzada, la matriz ósea pierde materia orgánica y acumula sales minerales, por lo que los huesos se vuelven frágiles y más expuestos a las fracturas.

Tejido adiposo. Se integra por células que almacenan grasa; se localiza debajo de la piel de los organismos para dar protección a órganos y servir como reserva energética y aislante térmico. Una variedad de tejido conectivo lo constituye el adiposo, en el cual existen células llamadas adipositos, que se reparten en la matriz intersticial y almacenan gotas de grasa.

Tejido muscular. Lo integran células capaces de realizar un trabajo mecánico por medio de su facultad de contracción. Forma los músculos, que representan los elementos fundamentales del movimiento: Existen tipos de tejido muscular, que son los siguientes:

Tejido muscular liso. Está formado por células que reciben el nombre de fibras musculares lisas. Cada una de ellas tiene aspecto fusiforme y su citoplasma se encuentra formado por filamentos proteicos llamados miofibrillas.

formado por filamentos proteicos llamados miofibrillas. Las fibras musculares lisas se agrupan y forman los

Las fibras musculares lisas se agrupan y forman los músculos lisos, cuya contracción es lenta e involuntaria, ya que está controlada por el sistema nervioso autónomo.

Las paredes de los vasos sanguíneos, del intestino y del estómago poseen fibras musculares lisas, por lo que su contracción no depende de la voluntad del individuo.

Tejido muscular esquelético o estriado. Está constituido por fibras musculares estriadas, de forma cilíndrica y multinucleadas. Los núcleos se ubican en la periferia de la fibra, y su citoplasma está recorrido por bandas claras que alternan con bandas oscuras, ambas dispuestas transversalmente. Poseen abundantes miofibrillas.

dispuestas transversalmente. Poseen abundantes miofibrillas. Cada fibra está protegida por una vaina de tejido conectivo

Cada fibra está protegida por una vaina de tejido conectivo fibroso que se adhiere al tendón y permite que el músculo se una al hueso.

Las fibras musculares estriadas se agrupan y forman los músculos estriados, que se contraen y relajan con rapidez.

Los músculos estriados o esqueléticos representan cerca de 40% del peso del cuerpo, y su funcionamiento está controlado por el sistema nervioso central, por lo que su contracción es controlada a voluntad.

Músculo cardiaco. Es la variedad de tejido muscular que forma el miocardio (músculo del corazón).

muscular que forma el miocardio (músculo del corazón). La fibra muscular cardiaca es parecida a la

La fibra muscular cardiaca es parecida a la estriada, porque presenta bandas claras y obscuras y es multinucleada, aunque los núcleos ocupan una posición central, y las fibras se entrecruzan formando una red. Su funcionamiento es involuntario, y se contrae y relaja con un ritmo especial que constituye el latido cardiaco. Aun aislado del cuerpo al que pertenece, la fibra cardiaca prosigue su contracción rítmica por algún tiempo si se le coloca en un medio adecuado, como el suero fisiológico.

Tejido nervioso. Este tejido se encarga de coordinar el funcionamiento de los órganos del individuo y relacionarlo con el ambiente externo, ya que se recibe las impresiones del entorno y las convierte en sensaciones o percepciones.

Neurona. Es la unidad estructural del tejido nervioso. Consta de un cuerpo con aspecto de estrella, cuyo citoplasma es recorrido por neurofibrillas y posee dos tipos de prolongaciones: las dendritas y los axones. Las primeras son abundantes, cortas y muy ramificadas, y conducen los impulsos del exterior hacia el cuerpo celular. Los axones son poco numerosos (uno o dos, por lo común), largos y solo se ramifican en su parte terminal; están rodeados por una o más vainas aislantes.

terminal; están rodeados por una o más vainas aislantes. De acuerdo con sus funciones, existen dos

De acuerdo con sus funciones, existen dos tipos de neuronas: las sensitivas, en las que no se diferencian los axones ni las dendritas, y las motoras, con un largo axón ramificado en su parte terminal.

Las neuronas sensitivas reciben impresiones, en tanto que las motoras envían impulsos de movimiento.

Las neuronas se relacionan entre sí mediante la aproximación de las ramificaciones de un axón de una célula a las dendritas de otra, sin llegar a tener contacto físico. La relación es de contigüidad, sin que exista continuidad, y recibe el nombre de sinapsis.

Fibras nerviosas. Son el conjunto de axones protegidos por vainas aislantes.

. Son el conjunto de axones protegidos por vainas aislantes. Establecen comunicación entre los diversos órganos

Establecen comunicación entre los diversos órganos del cuerpo y los centros nerviosos. Pueden ser sensitivos, motores y mixtos. La señal eléctrica viaja desde el lugar dañado hasta el cerebro a una velocidad de 108 km/s, a lo largo de verdaderos "alambres" llamados fibras nerviosas.

Células de neuroglia. Representan la trama intersticial del tejido nervioso. Son células de aspecto estrellado, provistas de numerosas prolongaciones que se entretejen y forman una red fibrosa.

prolongaciones que se entretejen y forman una red fibrosa. Tejido sanguíneo . Esta constituido por diversas

Tejido sanguíneo. Esta constituido por diversas clases de células, llamadas elementos figurados de la sangre (eritrocitos, leucocitos y plaquetas), incluidas en una matriz líquida de naturaleza coloidal (plasma sanguíneo). Sus características son las siguientes:

Eritrocitos o glóbulos rojos. Son células de forma discoidal, bicóncava, carecen de núcleo y contienen un pigmento, llamado hemoglobina, que da el color rojo a la sangre. En el hombre existen cinco o seis millones de eritrocitos por mm 3 de sangre. Su función es llevar oxígeno a todas las células del cuerpo y recoger el dióxido de carbono que se desecha durante la respiración. Miden menos de diez µ (micras).

durante la respiración. Miden menos de diez µ (micras).  Leucocitos o glóbulos blancos . Son

Leucocitos o glóbulos blancos. Son células incoloras que pueden tener el núcleo esférico (linfocitos y monolitos) o lobulado (polimorfonucleados). Estos últimos poseen granulaciones que se tiñen con diversos colorantes y reciben diferentes nombres: los basófilos poseen granulaciones que se tiñen de azul con colorantes básicos como la hematoxilina; los eosinófilos tienen granulaciones que se tiñen de rojo con colores ácidos; y los neutrófilos, que son gránulos que se tiñen de color

violeta: Los glóbulos blancos poseen la capacidad de adquirir movimientos amiboideos, que les permiten ingerir microbios que penetran al organismo, por lo cual representan un sistema de defensa contra las enfermedades.

LEUCOCITOS AGRANULOCITOS

de defensa contra las enfermedades. LEUCOCITOS AGRANULOCITOS Linfocitos Monocitos LEUCOCITOS GRANULOCITOS Basófilo

Linfocitos

Monocitos

LEUCOCITOS GRANULOCITOS

enfermedades. LEUCOCITOS AGRANULOCITOS Linfocitos Monocitos LEUCOCITOS GRANULOCITOS Basófilo Neutrófilos Eosinófilos 17

Basófilo

Neutrófilos

Eosinófilos

En el ser humano existen, en promedio, de 5000 a 7000 leucocitos por mm 3 de sangre. Miden de 25 a 40 µ.

Plaquetas.

mm 3 de sangre. Miden de 25 a 40 µ.  Plaquetas . Son pequeños corpúsculos

Son pequeños corpúsculos de 5 a 6 µ de diámetro, incoloros y de forma variable; son fragmentos de núcleos de otras células. Existen alrededor de 250 000 por milímetro cúbico de sangre, e intervienen en su coagulación.

Plasma sanguíneo. Es la matriz intersticial de la sangre. Está constituido por agua y diversos materiales, tales como glucosa, sales minerales, hormonas, vitaminas, grasas, gases y fibrinógeno, que se convierte en fibrina cuando la sangre se coagula. El plasma transporta materiales a todas las células del cuerpo y recoge sustancias de desecho.

1.2.3.2. TEJIDOS VEGETALES

En el reino de las plantas también existen patrones de diferenciación y especialización celular, a partir del grupo de las traqueofitas.

Del embrión de la semilla se forman tejidos diferenciados llamados meristemos o tejidos de formación, y de los cuales se desarrollan otras clases de tejidos con células más especializadas; los tejidos fundamentales o parénquimas, los de protección de la planta, los de resistencia y los de conducción.

Meristemos o tejido de formación. Éstos tienen células especializadas en el desarrollo y crecimiento de la planta. Los tipos de meristemos son los siguientes:

Meristemos primarios. Derivan directamente del embrión; sus células son de forma cuboidal y están en continua mitosis. Tienen como función el crecimiento longitudinal de la planta y la formación de ramas, hojas y flores. Se localizan en las llamadas yemas de crecimiento que existen en el ápice a punta de los tallos y la raíz, además de las axilas de las hojas.

Meristemos secundarios. Se originan a partir de los primarios, y tienen como función el crecimiento en grosor de plantas leñosas que viven más de un año. Son de dos tipos:

Cambium. Se encuentra entre la corteza y la médula de los troncos de los árboles, y tienen por función formar tejidos conductores durante todo el año. Se localiza entre el xilema (vasos leñosos) y el floema (vasos liberianos).

Felógeno. Está representado por una capa de células que se encuentra debajo de la epidermis y que produce células de cúber o corcho, las cuales forman la corteza de los árboles.

TEJIDOS MERISTEMÁTICOS

TEJIDOS MERISTEMÁTICOS Meristemos primarios: derivan del embrión. Proporcionan el crecimiento longitudinal de las

Meristemos primarios: derivan del embrión. Proporcionan el crecimiento longitudinal de las plantas. Se localizan en las yemas de crecimiento (a).

Meristemos secundarios: derivan de los primarios. Se encargan del crecimiento en grosor del vegetal. Existen dos modalidades:

Cambium, que forma el xilema y floema (b),

Felógeno, que origina la corteza de los árboles (c).

Tejidos fundamentales o parénquimas. Se originan de meristemos primarios. Consisten de células de forma más o menos poliédrica, que en ocasiones dejan entre sí espacios intercelulares. Entre sus variedades se encuentran los siguientes:

Clorénquima. Sus células poseen numerosos cloroplastos y llevan a cabo la fotosíntesis. Se presenta en los órganos verdes de la planta, sobre todo en las hojas, en donde forma el parénquima en empalizada.

Parénquima esponjoso o aerénquima. Tiene células dispuestas de manera laxa, dejando entre sí grandes espacios intercelulares que permiten la circulación del aire. Abundan en el envés de las hojas y en órganos flotantes de plantas acuáticas.

Parénquima de reserva. Es frecuente en los tallos y raíces de algunas plantas que almacenan almidón, como las papas o camotes.

Parénquima de resistencia. Está formado por células parenquimatosas que sirven para dar sostén y resistencia contra presiones, flexiones y tracciones. Comprenden dos variedades: colénquima y esclerénquima.

Esclerénquima. Está formado por células muertas, cuyas paredes celulares se impregnan de lignina. Algunas de sus células son largas y forman las llamadas fibras esclerosas, como las del henequén, la lechugilla y el algodón; otras células son cortas y reciben el nombre de células pétreas, como las que se encuentran en la cáscara de nuez, piñón y avellana, o en la parte carnosa de la pera. Dan resistencia a flexiones y tracciones.

Colénquima. Sus células tienen espaciamientos de celulosa entre los espacios intercelulares. Se encuentra en los tallos herbáceos y en los pecíolos de las hojas. Las células que lo forman son células vivas, de consistencia suave y elástica, lo cual confiere resistencia ante presiones del exterior.

TEJIDOS FUNDAMENTALES

TEJIDOS FUNDAMENTALES Parénquima: constituida por células poliédricas, de paredes delgadas, con plastos y una gran

Parénquima: constituida por células poliédricas, de paredes delgadas, con plastos y una gran vacuola central (d).

Esclerénquima: con células muertas, cuya pares celular está engrosada y endurecida por lignina. Forma las fibras vegetales y las células pétreas. Da resistencia a las plantas (e).

Colénquima: posee células vivas, con pared de celulosa. Sirve de sostén al vegetal (f).

Tejidos de protección. Están constituidos por células cuyas paredes celulares engruesan para dar protección a la planta contra los agentes del medio exterior. Pueden ser de dos tipos: epidermis y suberoso.

Tejido epidérmico. Recubre la superficie exterior de las hojas, partes florales y raíces y tallos jóvenes. Las células se organizan en una sola capa, las paredes celulares externas engruesan y se impregnan de una sustancia impermeable llamada cutina. Por lo común, las células son incoloras y transparentes. Entre ella se intercalan estructuras particulares llamadas estomas. Cada estoma está formada por dos células de forma arriñonada, entre las cuales se abre un orificio llamado ostiolo.

Tejido suberoso. Son células producidas por el felógeno, cuyas paredes se impregnan de súber, que es impermeable y causa la desaparición del núcleo y del citoplasma, quedando sólo la pared celular. El tejido suberoso forma la corteza de tallos y raíces leñosas.

TEJIDOS PROTECTORES

quedando sólo la pared celular. El tejido suberoso forma la corteza de tallos y raíces leñosas.

Epidérmico: una capa de células poliédricas vivas que recubre las hojas, partes florales y raíces y tallos jóvenes (g).

Suberoso: originado por el felógeno, con varias capas de células muertas impregnadas de suberina que forman la corteza de los tallos y raíces leñosas (h).

Tejidos conductores. Se especializan en transportar diversos materiales dentro de la planta, como agua, sales minerales y carbohidratos. Pueden ser de dos clases: xilema y floema.

Xilema. Está constituido por células cilíndricas las paredes se impregnan de lignina. Ocasionando la muerte de la célula. En este tejido existen dos tipos de células: las traqueidas, que son células alargadas y delgadas, y los vasos leñosos, que al impregnarse de lignina forman cilindros con diversas ornamentaciones (anillados, espirales y punteados). El xilema transporta la savia bruta (agua y sales minerales) desde la raíz hasta las hojas, en donde se lleva a cabo la fotosíntesis.

Floema. Está representado por las células cribosas o vasos liberianos, que son células vivas que pierden su núcleo al alcanzar la madurez, pero conservan su citoplasma. En el floema, el citoplasma de todas las células se comunica a través de pequeñas perforaciones de pared celular, las cuales constituyen la criba. Así, las células o vasos cribosos permiten el transporte del alimento disuelto en el agua hacia las células de la planta. El agua y las sustancias nutritivas forman la savia elaborada que circula desde las hojas hasta los órganos del vegetal.

TEJIDOS CONDUCTORES

nutritivas forman la savia elaborada que circula desde las hojas hasta los órganos del vegetal. TEJIDOS

Xilema: sus células más importantes son los vasos leñosos, que son células muertas cuya pared celular está impregnada con lignina. Conducen la savia bruta de la raíz a las hojas (i).

Floema: conjunto de vasos liberianos y células asóciales. Células vivas, alargadas, con paredes celulósicas, comunicadas entre sí a través de perforaciones en las paredes de contacto (cribas). Transportan la savia elaborada desde las hojas a todos los órganos de la planta.

1.2.4. ÓRGANOS: SU FUNCIÓN Y ESTRUCTURA

Un órgano es un conjunto de tejidos agrupados para realizar una o más funciones: Por ejemplo, el corazón es el órgano animal encargado de bombear la sangre, y la hoja es el órgano vegetal que efectúa la fotosíntesis, la respiración y transpiración de la planta.

1.2.4.1. ÓRGANOS ANIMALES

Los órganos animales se clasifican, según la función que desempeñan, en respiratorios, circulatorios, digestivos, reproductores, excretores, etc.

Órganos respiratorios. Son exclusivos de los seres aerobios; su función consiste en captar y distribuir oxígeno. La superficie corporal de los invertebrados, como la lombriz, es la encargada de captar el oxígeno; los artrópodos, como la araña, respiran por tráqueas; los peces y los anfibios en desarrollo lo hacen por medio de branquias; las aves tienen sacos aéreos y pulmones; los anfibios, los reptiles y los mamíferos respiran mediante pulmones.

Órganos circulatorios. Realizan la función de distribuir sustancias nutritivas y oxígeno en todo el organismo. Los invertebrados sólo tienen vasos sanguíneos, en cambio, los vertebrados poseen corazón y vasos sanguíneos.

Órganos digestivos. Permiten la ingestión y la transformación de los alimentos, algunos ejemplos de ellos son el saco digestivo, propios de organismos como la estrella de mar; la boca, el tubo digestivo y el ano de la mayoría de los invertebrados; la boca, la faringe, el esófago, el estómago, el intestino y el ano de los vertebrados.

Órganos excretores. Sirven para eliminar las sustancias que los organismos ya no necesitan. Los órganos excretores de los invertebrados son los nefridios y los túbulos de Malpighi; de los vertebrados, la uretra, la vejiga y los riñones.

Órganos reproductores. También llamados gónadas, se especializan en formar y almacenar las células sexuales o gametos; se encuentran en la mayoría de los organismos invertebrados y vertebrados.

1.2.4.2. ÓRGANOS VEGETALES

Una planta está constituida básicamente por los siguientes órganos: la raíz, el tallo, las hojas, las flores y los frutos.

Raíz. Permite la fijación de la planta en el suelo y la captación de agua y sales minerales. En su estructura se reconoce la cofia, formada por un grupo de células protectoras que se localizan en la punta, y los pelos radiculares, prolongaciones de las células epidérmicas de la raíz cuya función es aumentar la superficie de absorción.

Tallo. Une las raíces con las hojas y desempeña funciones de sostén, conducción y almacenamiento de sustancias nutritivas.

En el tallo se distinguen cuatro regiones: el nudo, donde brotan las hojas y las ramas; el entrenudo, sección localizada entre dos nudos; las yemas terminales, regiones encargadas del crecimiento del tallo, y las yemas axilares, lugares de crecimiento de ramas nuevas.

Hojas. Son los receptores naturales de la energía solar y, por ende, los principales órganos vegetales que participan en el proceso fotosintético. Estos órganos reciben agua, dióxido de carbono y sales minerales y los transforman en glucosa.

Casi todas las hojas poseen limbo o lámina y un peciolo. El limbo es la porción ancha

y aplanada de la hoja; participa en la captación de la energía lumínica y en el

intercambio gaseoso. El peciolo es la estructura que une la lámina con el tallo. Cuando se hace un corte transversal en el limbo de una hoja, se distinguen los tejidos epidérmicos y conductores.

El peciolo puede faltar en algunas hojas, como las del maíz y otras gramíneas. Este

tipo de hojas recibe el nombre de sésiles.

Flores. Son órganos reproductores de la planta y constan de las siguientes piezas florales o verticilos: sépalos, pétalos, estambres y pistilo. Los verticilos se insertan en

el pedúnculo floral.

Los sépalos, de color verde, constituyen el cáliz y los pétalos, de diversos colores, la corola; ambos son los verticilos externos.

Los estambres son los órganos masculinos; llevan en su extremo superior una estructura llamada antera, donde se forman los granos de polen. El pistilo es el órgano femenino, que alberga los óvulos. Los estambres y el pistilo son los verticilos internos.

Fruto. Constituye el órgano de propagación de los vegetales; en él se distinguen dos partes: el pericarpio y la semilla.

El pericarpio es la región que cubre las semillas; consta de tres capas: epicarpio, capa externa; mesocarpio, capa media y carnosa del fruto, y endocarpio, capa

interna que rodea la semilla: La semilla está recubierta por una membrana llamada testa y en el interior contiene al embrión. En la semilla se distinguen los cotiledones, regiones donde se almacenan sustancias alimenticias.

1.2.5. SISTEMAS DE ÓRGANOS

Todos los seres vivos pluricelulares tienen su origen en una célula huevo, que se divide en repetidas veces, hasta formar un embrión.

En los animales superiores, el embrión está formado por tres capas de células (ectodermo, endodermo y mesodermo) de donde derivan todas las células y tejidos que integran el organismo.

Los niveles de organización en los animales están fundamentados en dos características comunes: heterotrofismo y movilidad.

1.2.5.1. SISTEMAS DE ÓRGANOS EN LOS ANIMALES

Los tejidos que se especializan en cierta función se agrupan para formar los órganos; por ejemplo, el corazón de los vertebrados está formado por músculo cardiaco, epitelios, tejido conectivo fibroso, nervios, etc. Éstos a su vez, se integran en unidades mayores que reciben el nombre de sistema de órganos, aparatos especializados en una función específica.

Existen tres tipos de sistemas de órganos: sistemas de relación, sistemas de servicio interno y sistemas de reproducción.

Sistemas de relación

Son los conjuntos de órganos que permiten que el individuo se relacione con su ambiente exterior. Comprende cuatro sistemas.

Sistema tegumentario. Está representado por la piel que cubre todo el cuerpo y sus órganos accesorios (pelos, uñas, plumas etcétera). Interviene en la protección contra la desecación, la regulación de la temperatura y los procesos de cicatrización.

Sistema esquelético. En los invertebrados forma un aparato de sostén y actúa también como cubierta protectora. En los vertebrados constituye el sostén del cuerpo, es el elemento pasivo del movimiento y protege órganos internos como el encéfalo, el corazón y los pulmones.

Sistema muscular. Está formado por distintas clases de músculos, órganos activos del movimiento, los cuales ejecutan los movimientos cuando son estimulados por el sistema nervioso. El sistema muscular es exclusivo de los animales.

Sistema nervioso. Es exclusivo de los animales. Las células nerviosas están capacitadas para responder rápidamente a los estímulos del medio generando el impulso nervioso. El sistema nervioso transmite el impulso nervioso de una a otra parte del animal, mediante redes de neuronas que llevan el impulso desde los

receptores sensoriales de los órganos de los sentidos hasta los centros nerviosos (encéfalo y médula espinal) y de ahí a los órganos efectores o músculos.

Se encarga de establecer relaciones entre el organismo y su ambiente exterior, ya que por medio de la irritabilidad (en metazoarios inferiores) o de la sensibilidad (en los organismos más evolucionados). Está complementado por los órganos de los sentidos que actúan como receptores de estímulos.

Sistemas de servicio interno

Estos sistemas intervienen en el metabolismo celular y en los procesos de homeostasis o autorregulación del organismo. Comprende los siguientes sistemas.

Sistema neuroendocrino. Está constituido por las glándulas de secreción interna, cuyos productos u hormonas se vierten directamente a la sangre. Está encargado de producir hormonas, sustancias químicas que se producen en las glándulas endocrinas. Las hormonas regulan las actividades como el crecimiento y la reproducción. Trabaja en íntima relación con el sistema nervioso y así coordinan el funcionamiento de los otros sistemas.

Sistema digestivo. Degrada los alimentos en moléculas simples para que éstas puedan entrar en las células. El proceso de transformación de los alimentos se como digestión. Por lo tanto, su función consiste en ingerir alimentos, digerirlos y desdoblarlos en sustancias sencillas que son absorbidas por las vellosidades intestinales para distribuirlas a todo el organismo. Los desechos son conducidos al exterior como excrementos. La digestión de los animales se efectúa fuera de la célula; el tubo digestivo de los vertebrados se divide en órganos especializados, los cuales captan, transportan y transforman el alimento.

Sistema circulatorio. Actúa como enlace entre los sistemas digestivo, respiratorio y excretor. Se encarga de la distribución de las sustancias que las células necesitan, como alimentos, oxígeno y hormonas; también se ocupa de recoger los productos de desecho de la nutrición para llevarlos hasta los sitios de expulsión. En otras palabras, por medio de la sangre transporta alimento y oxígeno a todas las células y recoge materiales de desecho metabólico. El líquido circulante de los animales invertebrados o hemolinfa se distribuye en el cuerpo por los vasos sanguíneos; en los vertebrados, la sangre se distribuye a través de conductos llamados arterias, capilares y venas, en ambos casos el líquido es impulsado por el corazón.

Sistema respiratorio. Es el encargado de efectuar el intercambio gaseoso entre la sangre y el ambiente exterior. En los animales tiene como finalidad obtener oxígeno para liberar la energía almacenada en los alimentos. Algunos animales, como la lombriz, obtienen el oxígeno directamente del medio, a través del tejido epidérmico; otros animales consiguen el oxígeno por medio de órganos especializados, como las tráqueas de los insectos, las branquias de los peces, los sacos aéreos de las aves y los pulmones de los anfibios, reptiles y mamíferos. Los animales más simples tienen respiración por difusión a través de la piel, y los más evolucionados existen branquias, tráqueas o pulmones.

Sistema excretor. Su función consiste en expulsar del organismo los desechos del metabolismo celular (agua, sales minerales y ciertas sustancias tóxicas para el organismo) e intervenir en la osmorregulación. Los animales poseen órganos

especializados para realizar la excreción de agua y sales: los riñones, la vejiga y la uretra de los vertebrados.

Sistema linfático. Los vasos linfáticos son un sistema auxiliar para el retorno de líquido de los espacios tisulares a la circulación. Existe un líquido de los capilares linfáticos, el cual es llamado linfa. En las uniones de los vasos linfáticos hay agregados de células, los ganglios linfáticos, que producen una clase de glóbulos blancos, los linfocitos, y por filtración mantienen fuera las bacterias, de modo que no entren en el sistema sanguíneo.

Sistema de reproducción

Tiene como objetivo la conservación de la especie. Se encarga de producir los gametos que, por medio de la fecundación permiten la continuidad de la vida. Cuando la reproducción es asexual, las propias células del individuo forman un nuevo ser; sí la reproducción es sexual, se necesita la unión de dos células, llamadas gametos, una masculina y otra femenina. Los gametos se forman en órganos especializados llamadas gónadas. Los gametos de los animales se reproducen generalmente en individuos diferentes. Los animales machos forman los gametos masculinos o espermatozoides en los testículos, mientras que los animales hembras generan los gametos femeninos u óvulos en los ovarios.

1.2.5.2. SISTEMAS DE ÓRGANOS EN VEGETALES

Los órganos se agrupan para desempeñar una función en el organismo y, de esta forma, dan origen a un sistema. Las plantas sólo poseen sistemas circulatorio y reproductor; la respiración, la nutrición y la excreción son procesos que se realizan en hojas y tallos; estos procesos están relacionados con los mecanismos de captación de oxígeno y nutrientes, la circulación, la transpiración y la fotosíntesis.

Sistema circulatorio. Se encarga de la distribución de las sustancias que las células necesitan, como alimentos y oxígeno; también se ocupa de recoger los productos de desecho de la nutrición para llevarlos hasta los sitios de expulsión. El sistema circulatorio de los vegetales está compuesto por varios tipos de vasos o conductos por donde transitan los líquidos circulatorios. La savia es el líquido circulatorio de las plantas; ésta recorre un sistema de vasos conductores llamados xilema y floema.

Sistema de reproducción. Para la reproducción sexual, es necesaria la unión de dos células, llamadas gametos, una masculina y otra femenina. Los gametos se forman en órganos especializados llamadas gónadas.

Las gónadas de la mayoría de las plantas se encuentran en un mismo individuo, formando la flor, la cual produce los gametos masculinos o polen en las anteras de los estambres y los gametos femeninos u óvulos en el ovario del pistilo.

Las plantas respiran obteniendo el oxígeno directamente del medio, a través del tejido epidérmico.

La digestión de las plantas se realiza en las mismas células.

Los órganos de excreción de las plantas son las hojas; a través de éstas, se expulsa el agua mediante el proceso llamado transpiración.

Las hormonas regulan las actividades de las plantas, como el crecimiento y la reproducción.

1.3. ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DE LOS ORGANISMOS PLURICELULARES

1.3.1. PROCESOS METABOLICOS

Podemos definir al metabolismo como el conjunto de procesos que utilizan y transforman energía, con los cuales funciona el organismo de los seres vivos.

Los seres vivos son sistemas abiertos que conservan su estabilidad mediante un continuo control sobre el intercambio de sustancias y energía tanto dentro del propio organismo como con el medio en el que se encuentran, de tal manera que los individuos puedan mantener y continuar con las características y el funcionamiento propios.

A los procesos de síntesis de los componentes celulares que originan aumento de tejidos y por

tanto el crecimiento del individuo se les llama anabolismo. A los procesos de degradación se les conoce como catabolismo. En la vejez el catabolismo supera al anabolismo.

El metabolismo se realiza principalmente a partir de la nutrición y la respiración. Mediante la primera

función los organismos adquieren sus alimentos provenientes del medio exterior, es decir, la materia y energía del medio es utilizada por los seres vivos en la síntesis de nuevos componentes y en el funcionamiento, el crecimiento, la reproducción y el mantenimiento de su organismo. La liberación o producción de energía se realiza por medio de la respiración, que, como sabemos, consiste en una degradación controlada de los alimentos que se lleva a cabo a nivel celular. La energía que se obtiene puede ser transferida y almacenada temporalmente en forma de ciertos compuestos con fósforo (ATP), para ser utilizada de inmediato o posteriormente en la realización de todas las funciones.

Los productos de desecho que resultan del metabolismo son eliminados del organismo por medio

de la excreción. Durante el metabolismo, los seres vivos transfieren sustancias del medio exterior

al interior de su organismo en el que transforman unas y expulsan otras.

1.3.1.1. NUTRICIÓN

REQUERIMIENTOS DEL ORGANISMO PARA MANTENER SUS FUNCIONES BÁSICAS

El aparato digestivo del hombre es uno de los más importantes, puesto que de éste, normalmente depende el buen funcionamiento de todos los demás órganos o aparatos que forman el cuerpo. Los nutrientes se dividen en orgánicos, inorgánicos y vitaminas:

Nutrientes orgánicos. Son los carbohidratos, proteínas y grasas, estos compuestos cuando son digeridos se desdoblan en sus componentes más pequeños, por ejemplo, los carbohidratos en monosacáridos, las proteínas en aminoácidos y las grasas en glicerol y

ácidos grasos, la fuente de estos compuestos es diversa además sus funciones varían (cuadro 1).

Cuadro. 1. Compuestos orgánicos, funciones y fuentes

NUTRIENTE FUNCIÓN CORPORAL FUENTE Cereales, pan, pastas, tapioca, Carbohidratos Suministran energía frutas
NUTRIENTE
FUNCIÓN CORPORAL
FUENTE
Cereales,
pan,
pastas,
tapioca,
Carbohidratos
Suministran energía
frutas
Grasas
Suministran energía
Mantequilla, crema, grasas para
pastelería, aceites, quesos,
margarina, nueces, carne.
Proteínas
Utilizadas para el crecimiento,
conservación y reparación de las
células: elaboración de enzimas.
Carnes magras, huevos, leche,
trigo, frijoles, chícharos, queso.

Nutrientes inorgánicos. Dentro de los nutrientes inorgánicos están el agua y los minerales. El agua es importante por que cumple varias funciones, entre las cuales están las siguientes: Es el solvente en que actúan las enzimas, la sangre tiene del 91 % al 92 % de agua, los desechos que salen de las células se disuelven en agua además, ésta regula la temperatura corporal.

Cuando no se bebe agua esta se empieza a perder en los espacios intercelulares, posteriormente, empieza a faltar en las células mismas, las cuales dejan de funcionar y mueren, la pérdida de agua de un organismo se conoce como deshidratación.

Los minerales son importantes porque cumplen varias funciones vitales. El calcio y fósforo se usan para la construcción de huesos y dientes, el calcio también se usa para el funcionamiento de la membrana plasmática y en la coagulación sanguínea, el calcio y magnesio se usan para la actividad nerviosa y muscular, el fósforo es componente del ATP, ADP, ARN y ADN y el hierro se usa para formar eritrocitos. En el cuadro 2 se encuentran los principales minerales su función y su fuente.

Cuadro 2. Principales minerales, su función y la fuente

SUSTANCIA

ESENCIAL PARA:

 

FUENTE

AGUA

Composición de las células, líquido tisular y sangre: disolución de sustancias.

Agua potable:

todos los

alimentos (se libera durante la

oxidación).

MINERALES

   

Sales de sodio

Sangre y otros tejidos corporales.

Sal de mesa, verduras.

Sales de calcio

Depósitos en huesos y dientes, corazón y nervios.

Leche,

cereales

enteros,

verduras, carnes.

Sales de fósforo

Depósito en huesos y dientes:

Leche,

cereales

enteros,

formación de ATP, ácidos nucleicos.

verduras, carnes.

Sales de magnesio

Actividad muscular y nerviosa.

Verduras.

Sales de hierro

Formación de eritrocitos.

 

Verduras, hígado, carnes, uva y ciruela pasa.

 

Yodo

Producción de secreción tiroidea.

Alimentos marinos, agua, sal yodada.

Sales de potasio

Conservación

del

equilibrio

Legumbres, cítricos, plátanos, duraznos.

acidobásico: crecimiento.

Vitaminas. Estos compuestos son requeridos en pequeñas cantidades para el crecimiento y funcionamiento del organismo, el exceso de algunas vitaminas o ausencia de ellas pueden ocasionar enfermedades. En un principio, a las vitaminas se les asignó una letra ejemplo A B C…, pero se descubrió que algunas estaban formadas por varios componentes, como es el caso del complejo B y a cada componente se le llamó B 1 B 2 , B 3 etc., sin embargo, en la actualidad se siguen usando letras. Las vitaminas se obtienen principalmente de plantas y bacterias, el hombre sintetiza vitamina D, cuando su piel se expone a rayos solares. Las vitaminas se dividen en liposolubles e hidrosolubles, las primeras (A, D, E y K), se almacenan en tejidos grasos, por lo que no se necesitan en la comida diaria y las segundas (C y grupo B) no se almacenan por lo que se requiere en la comida diaria.

Cuadro 3. Principales vitaminas, su fuente y las enfermedades que ocasionan

cuando faltan

     

ENFERMEDADES POR DEFICIENCIA Y SÍNTOMAS

VITAMINAS

MEJORES FUENTES

ESENCIAL PARA:

Vitamina

A

Aceite de hígado de pescado, hígado , riñones, verduras, legumbres amarillas, frutas amarillas, jitomates, mantequilla y yema de huevo.

Crecimiento, salud de los ojos, estructura y función de las células

y las

piel

de

la

Retraso del crecimiento, ceguera nocturna, susceptibilidad a las infecciones, cambios en piel y mucosas, formación defectuosa de los dientes.

(liposoluble)

mucosas.

 
 
 

Vitamina B 1 (tiamina:

 

Carne, fríjol de soya,

Crecimiento, metabolismo de carbohidratos, función del corazón, nervios y músculos.

Beri-beri,

pérdida

 

de

leche,

granos

apetito y peso corporal, trastornos nerviosos,

hidrosoluble).

enteros, legumbres.

menos

resistencia

a

la

fatiga,

digestión

 

defectuosa.

 

Vitamina B 2 o G (riboflavina:

Carne roja y de aves, frijol de soya, leche, verduras, huevos, levadura.

Crecimiento, salud de

Retraso del crecimiento,

la

piel

y

boca,

disminución de agudeza visual, inflamación de la lengua, envejecimiento prematuro, intolerancia a la luz.

hidrosoluble).

metabolismo carbohidratos, función de los ojos.

de

 
 

Vitamina B 3 (niacina:

 

Carne roja, de ave y pescado, crema de cacahuate, papas,

Crecimiento,

 

Pelagra,

lengua

lisa,

metabolismo

 

de

erupciones

dérmicas,

hidrosoluble).

carbohidratos, función del estómago

trastornos

digestivos,

granos

enteros,

trastornos mentales.

 

jitomates, verduras

y

del

intestino,

 

de hoja.

función

de sistema

nervioso.

 

Vitamina

B 12

Verduras, hígado.

Prevención anemia perniciosa.

de

Reducción de número de eritrocitos.

(hidrosoluble).

Vitamina

C

Cítricos, otras frutas, jitomates, verduras de hoja.

Crecimiento,

 

Escorbuto, encías dolorosas, hemorragias alrededor de huesos, tendencia a equimosis.

(ácido

conservación

de

la

ascórbico:

fuerza

de

vasos

hidrosoluble)

 

sanguíneos,

formación

de

los

 

dientes,

salud

de

encías.

 

Vitamina

D

Aceite de hígado de

Crecimiento,

Raquitismo, huesos blandos, malformación de los dientes, caries dental.

(liposoluble).

pescado,

hígado,

regulación

del

leche enriquecida, huevos, alimentos irradiados.

metabolismo

de

calcio y fósforo,

 

elaboración conservación huesos y dientes.

y

 

de

Es de suma importancia que todas las personas cuiden su alimentación, esta debe ser higiénica, suficiente, equilibrada y adecuada. Realizar todo esto, significa que la persona va

a tener una nutrición que le va a permitir tener un cuerpo sano con energías para realizar

las actividades que requiere en su vida diaria. Sus células y tejidos trabajaran en forma

ordenada elaborando material, que necesita para su crecimiento, mantenimiento y buen funcionamiento.

1.3.1.1.1. SISTEMA DIGESTIVO

Está formado por un tubo que se divide en: Boca, faringe, esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso y órganos accesorios como dientes, glándulas salivales, hígado, vesícula biliar y páncreas. El tubo mide de largo de 8 a 9 m, empieza con la boca y termina con el ano, tiene las siguientes funciones:

Digestión de los alimentos.

Absorción de los productos digeridos.

Eliminación de los alimentos no digeridos.

A continuación se describen cada una de las partes que forman el aparato digestivo y sus

funciones:

1.3.2.1.1.

BOCA

el aparato digestivo y sus funciones: 1.3.2.1.1. BOCA Está situada en la parte inferior de la

Está situada en la parte inferior de la cara, en este órgano se encuentran los labios, mejillas, paladar, lengua, dientes

y saliva. Aquí se inicia el acto de tragar,

proceso conocido como deglución y se divide en etapa voluntaria, que se realiza

en la boca, el alimento se empuja hacia

la faringe con ayuda de la lengua y etapa

involuntaria que se realiza en la faringe y el esófago, permitiendo éstos el paso

automático de los alimentos.

Dentro del maxilar inferior y superior están los dientes, los humanos tienen dos denticiones: de leche y permanente.

En la cavidad bucal desembocan los conductos de las glándulas salivales, éstos secretan saliva que humedece y ayuda a la masticación: Existen tres pares de glándulas salivales:

submaxilares, sublinguales y parótidas.

La saliva contiene dos tipos de secreciones proteicas:

Secreción serosa, que contiene tialina (alfa-amilasa), enzima que descompone el almidón en maltosa y la enzima lisozima que ataca paredes de bacterias y mantiene la boca libre de infecciones.

Secreción mucosa, contiene mucina con funciones lubricantes.

Las funciones que se realizan en la boca son la ingestión, masticación e insalivación, en este órgano los alimentos se transforman en bolo alimenticio, con ayuda de la lengua, dientes, mejillas y saliva.

1.3.2.1.2. FARINGE

de la lengua, dientes, mejillas y saliva. 1.3.2.1.2. FARINGE Es un conducto común del aparato digestivo

Es un conducto común del aparato digestivo y aparato respiratorio, se comunica con la laringe y el oído medio. La faringe sirve para conducir alimentos y aire.

Cuando los alimentos pasan de la boca al esófago, la entrada de la laringe se cierra con una estructura cartilaginosa llamada epiglotis, manda el alimento al esófago e impide que pase a la laringe. La úvula y el paladar evitan que el alimento pase a la parte nasal. La enfermedad más frecuente de este órgano es la faringitis.

El esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso tienen cuatro capas en común: La mucosa, la submucosa, la muscular externa y la serosa.

Mucosa. Tiene tres capas, capa epitelial, capa de tejido conjuntivo y una capa de músculo liso llamada muscularis mucosae.

Submucosa. Está formada por tejido conectivo laxo y elástico, este tejido da sostén a la mucosa y la une con la muscular externa, en su interior hay vasos sanguíneos y células ganglionares que corresponden al sistema nervioso autónomo.

Muscular externa. Está formada por dos capas de músculo liso, éste es responsable de los movimientos peristálticos que permiten el tránsito de los alimentos por el tubo digestivo.

Serosa. Presenta células planas donde el tubo está libre formando el peritoneo y en donde el tubo se fija a estructuras vecinas se funde con el tejido conjuntivo.

Las características específicas de cada una de ellas dependen de la función que realice cada órgano.

1.3.2.1.3. ESÓFAGO

Este órgano participa en la deglución, conecta la faringe con el estómago mide cerca de 30 cm, por medio de movimientos peristálticos conduce los alimentos al estómago. Al final de este conducto hay una válvula llamada cardias que se abre para que pase el alimento al estómago, después se cierra y evita que regrese el alimento. Las paredes del esófago le agregan moco al alimento para facilitar su transporte.

1.3.2.1.4. ESTÓMAGO

alimento para facilitar su transporte. 1.3.2.1.4. ESTÓMAGO Es la parte ensanchada del aparato digestivo, tiene forma

Es la parte ensanchada del aparato digestivo, tiene forma de letra J, está situado debajo del diafragma y hacia la izquierda de la cavidad abdominal, sus partes principales son: Fondo (porción de arriba), cuerpo central y la región pilórica.

En la mucosa del estómago se encuentran tres tipos de glándulas, que secretan pepsina, ácido clorhídrico y mucus, que juntos forman el jugo gástrico, la secreción de éste es regulada por la hormona gastrina.

En el estómago por acción del jugo gástrico el bolo alimenticio se transforma en quimo, éste pasa al intestino delgado cuando se abre el píloro, válvula que se encuentra entre estómago e intestino delgado, después que pasa el alimento se vuelve a cerrar evitando que el alimento regrese. El alimento dura dos o tres horas en el estómago, el almacenamiento es de aproximadamente 1.5 litros, posteriormente se vacía y después de algunas horas se siente la sensación de hambre.

1.3.2.1.5. INTESTINO DELGADO

Es un tubo que se encuentra en la cavidad abdominal, comunica al estómago con el intestino grueso, mide cerca de 7 m por 3 cm de diámetro. Presenta tres partes, la primera (fija) llamada duodeno tiene cerca de 25 cm, se continua con el yeyuno, que mide cerca de 2 m de largo y, después, está la última porción, que es la más larga, el íleon, mide cerca de 5 m de largo, éstas dos últimas partes son móviles.

de 5 m de largo, éstas dos últimas partes son móviles. La mucosa del intestino delgado
de 5 m de largo, éstas dos últimas partes son móviles. La mucosa del intestino delgado
de 5 m de largo, éstas dos últimas partes son móviles. La mucosa del intestino delgado
de 5 m de largo, éstas dos últimas partes son móviles. La mucosa del intestino delgado

La mucosa del intestino delgado tiene glándulas mucosas llamadas glándulas de Brunner, éstas secretan moco que protege al duodeno del jugo gástrico. También existen en el intestino hoyos que se conocen con el nombre de criptas de Lieberkuhn, aquí se secreta un líquido con bicarbonatos que tiene un pH de 7.5 a 8.0, este provee un medio acuoso para la

absorción del quimo cuando entra en contacto con las vellosidades. Las células epiteliales de las vellosidades contienen enzimas que digieren el alimento al atravesarlas.

Digestión. En el intestino se realiza la digestión y absorción de los alimentos. A nivel del duodeno se vierten dos secreciones, la bilis y el jugo pancreático. El hígado secreta la bilis, ésta se almacena en la vesícula biliar, la cual, se vierte en el duodeno por medio del colédoco. Por otro lado, el conducto pancreático que procede del páncreas desemboca en esa misma altura y vierte el jugo pancreático.

Las enzimas del intestino delgado son activas en soluciones alcalinas, siendo las siguientes:

Peptidasa. Completan la digestión de las proteínas hasta aminoácidos.

Maltasa. Divide la maltosa en glucosa.

Lactasa. Actúan sobre el azúcar de la leche (lactosa) y la transforman en glucosa y fructosa.

Sacarasa. Dividen la sacarosa en glucosa y fructosa.

Lipasa intestinal. Fragmenta grasas neutras en glicerol y ácidos grasos.

El 95 a 99 % de la digestión de las grasas ocurre en el intestino delgado, el otro porcentaje se realiza en el estómago por acción de la lipasa gástrica. La bilis rompe los glóbulos de grasas y en esa forma la lipasa pancreática, digiere las grasas en monogliceridos y ácidos grasos a esto se le conoce como emulsión de las grasas.

El jugo pancreático contiene:

Lipasa. Hidroliza moléculas de grasas en ácidos grasos y glicerol.

Amilasa. Digiere el almidón en maltosa.

Proteasa. Incluye varias enzimas como la tripsina, quimiotripsina y la carboxipeptidasa, que completan la digestión, de los polipéptidos y proteínas que no se digirieron en el estómago.

Por otro lado, el páncreas también secreta el bicarbonato de sodio que neutraliza la acidez del quimo y eleva el pH cerca de 8.0.

En conclusión, el jugo pancreático, la bilis y las enzimas intestinales completan la digestión de las tres clases de alimentos: Carbohidratos, grasas y proteínas, transformándolas en substancias solubles como azúcares simples, ácidos grasos, glicerol y aminoácidos.

Absorción. Los monosacáridos, los aminoácidos y las vitaminas solubles en agua, se absorben por difusión y transporte activo hacía los capilares sanguíneos de las vellosidades y de aquí pasan al hígado por la vena porta hepática, después pasan a vasos sanguíneos que transportan alimento a las células del cuerpo. Cuando la sangre llega a los capilares el alimento penetra a las células. Los monoglicéridos, ácidos grasos libres, colesterol y vitaminas liposolubles penetran en las vellosidades y son transportados por los vasos quilíferos del sistema linfático y éste los distribuye a todo el cuerpo.

1.3.2.1.6. INTESTINO GRUESO

Mide aproximadamente 1.5 m de largo por 6.5 cm de diámetro, está formado por ciego y apéndice ileocecal, colon, recto y canal anal. Al final del intestino delgado está la válvula ileocecal, ésta se abre y deja pasar el alimento no digerido y el agua al intestino grueso.

En el ciego se forma una invaginación conocida como apéndice, cuya función se desconoce, el ciego se continúa con el colon, el cual, se divide en ascendente, transverso y descendente.

Las principales funciones del intestino grueso son absorber el agua del material que llega, formación y almacenamiento de heces y la síntesis de algunas vitaminas por acción de las bacterias, además, con este proceso, la materia de desecho se solidifica, permanece junta por acción del moco secretado por este órgano y se convierte en heces fecales, las cuales se almacenan en el recto, siendo eliminadas por el ano en la defecación, el ano presenta esfínteres o válvulas que se abren para dejar pasar las heces, después se vuelven a cerrar.

el ano presenta esfínteres o válvulas que se abren para dejar pasar las heces, después se

En el cuadro 4 se mencionan los órganos de digestión, la secreción que produce y su actividad.

Cuadro. 4. Órgano de digestión, secreción y actividad.

SITIO DE

SECRECIÓN

 

ACTIVIDAD DIGESTIVA

DIGESTIÓN

PRODUCIDA

Boca

Saliva

 

Amilasa

Transforma almidón en maltosa Lubrica Humedece, ablanda.

Moco

Agua

Esófago

Moco

Lubrica

Estómago

Jugo gástrico

 

HCl

Activa la pepsina (reduce el pH), mata las bacterias, desintegra tejidos en alimentos, cuaja la leche en adultos.

Pepsina

Rompe vínculos peptídicos; reduce la longitud de moléculas de proteína.

Moco

Protege el revestimiento estomacal.

Renina

Cuaja la leche en lactantes.

Intestino delgado

Jugo intestinal

Ayuda a neutralizar el pH del material que proviene del estómago.

Peptidasa

Transforma los péptidos en aminoácidos.

Maltasa

Divide la maltosa en glucosa.

Lactasa

Divide la lactosa en glucosa + galactosa.

Sacarasa

Divide la sacarosa en glucosa + fructosa.

Moco

Lubrica.

ÓRGANOS

SECRECIÓN

ACTIVIDAD DIGESTIVA

ACCESORIOS

PRODUCIDA

 

Páncreas

Jugo pancreático

 

Tripsina

Transforma la proteína en péptidos.

Amilasa

Transforma el almidón en maltosa.

Lipasa

Transforma las grasas en ácidos grasos y glicerol.

Hígado

Bilis

Emulsifíca las grasas, ayuda a neutralizar el pH del material que proviene del estómago.

1.3.2.1.7 HÍGADO

Es el órgano más voluminoso del cuerpo, pesa alrededor de 1.5 kg, se encuentra en la cavidad abdominal, bajo el diafragma, presenta dos lóbulos, derecho e izquierdo, el más grande es el derecho.

La vesícula biliar tiene forma de pera, cuando se vacía al duodeno el esfínter biliar se cierra, la bilis fluye por el conducto cístico llenando la vesícula, media hora después de ingerir alimentos, la vesícula se contrae y la bilis se vacía al duodeno, este mecanismo está controlado por estímulos nerviosos y hormonales. La bilis es un fluido verde formado por sales biliares, bilirrubina, colesterol, proteínas y enzimas.

biliares, bilirrubina, colesterol, proteínas y enzimas. El hígado tiene como función regular la composición de la

El hígado tiene como función regular la composición de la sangre y de los fluidos que impregnan los tejidos. La sangre de la vena portahepática contiene nutrientes, éstos en el hígado se clasifican, reempaquetan y almacenan, desde aquí son distribuidos a todas las células del cuerpo de acuerdo a su requerimiento.

La glucosa es transformada en glucógeno y se almacena en el hígado igual que en el músculo, cuando bajan los niveles de glucosa en sangre, el glucógeno se convierte en glucosa, esto mantiene la concentración de glucosa en la sangre, el mecanismo es controlado por las hormonas insulina, glucagón y adrenalina.

Las principales funciones del hígado son:

Almacenamiento. Almacena vitaminas A, B 12 , D, E y K, hierro, potasio, carbohidratos en forma de glucógeno. Todos ellos regresan a la circulación cuando son requeridos.

Transformaciones. Metaboliza el amoniaco en urea que es eliminada por los riñones, transforma carbohidratos en aminoácidos y viceversa, degrada y excreta hormonas. La hemoglobina liberada por la destrucción de los glóbulos rojos viejos, es transformada en bilis y otros pigmentos, siendo éstos excretados en la orina.

Síntesis. Produce proteínas de la sangre como por ejemplo el fibrinógeno y protrombina que intervienen en la coagulación sanguínea.

Las enfermedades más frecuentes del hígado son: Hepatitis producida por virus y la cirrosis cuyas causas principales son el alcohol y la hepatitis previa, entre otras.

1.3.2.1.8 PÁNCREAS

Es una glándula de secreción mixta, exocrina y endocrina, tiene forma de martillo. Está formada por grupos de células glandulares externas llamadas acinos, que al interior producen el jugo pancreático, el cual, sale por el conducto pancreático. Entre los acinos están los islotes de Langerhans que producen la insulina. Las enfermedades más frecuentes de páncreas son pancreatitis y tumores.

de Langerhans que producen la insulina. Las enfermedades más frecuentes de páncreas son pancreatitis y tumores.

1.3.1.1.2.

ALIMENTACIÓN, DIGESTIÓN Y NUTRICIÓN

1.3.1.1.2.1. ALIMENTACIÓN

Es el acto de suministrar alimento al cuerpo humano. Es necesario al organismo ya que le proporciona el combustible para producir la energía imprescindible para la vida; las materias primas para el propio crecimiento y para la sustitución de los tejidos gastados; las vitaminas, las proteínas y las demás sustancias indispensables a los procesos químicos que suceden en su interior.

1.3.1.1.2.2. NUTRICIÓN

Es el proceso mediante el cual el organismo ingiere, modifica, absorbe y usa el alimento. Los alimentos no se usan en la forma que se ingieren. En cada ser vivo, ocurren tres procesos antes de que sean utilizados y son los siguientes:

1.3.1.1.2.3. DIGESTIÓN

Es el proceso en el que grandes moléculas se convierten en moléculas pequeñas por acción de enzimas.

1.3.1.1.2.4. ABSORCIÓN

El material digerido pasa del intestino al torrente sanguíneo para ser distribuido a todas las células del cuerpo.

1.3.1.1.2.5. ASIMILACIÓN

El alimento digerido es usado por las células para elaborar sus propios compuestos que serán utilizados para su crecimiento y conservación.

1.3.1.2. RESPIRACIÓN

La respiración es el conjunto de fenómenos que permite incorporar el oxígeno del aire al organismo y expeler de éste el anhídrido o ácido carbónico acumulado. Comprende dos fases: inspiración y espiración. Podemos decir que durante la respiración existe un intercambio de gases entre el organismo y el medio ambiente. Es así que en los organismos superiores la respiración se realiza mediante membranas delgadas que se ponen en contacto con el exterior y que la sangre venosa una vez oxigenada se transforma en sangre arterial. El desprendimiento de bióxido de carbono y absorción de oxígeno es la base biológica de la respiración en los animales. Para que el hombre tenga una buena respiración, el aire atmosférico tiene que pasar por una serie de conductos hasta llegar a los alvéolos pulmonares.

1.3.1.2.1. SISTEMA RESPIRATORIO

El aparato respiratorio del hombre y de otros vertebrados de respiración aérea está formado por los pulmones y unos conductos por cuyo interior circula el aire que llega a los mismos. Este aire penetra en el organismo por las ventanas de la nariz, las que se abren en la

cavidad nasal, extensa y situada encima de la boca y debajo de la caja craneal. Esta cavidad donde se encierran los órganos del sentido del olfato está tapizada de un epitelio secretor de moco. Al circular por la misma, el aire se purifica, humedece y calienta; si sus capilares se dilatan y el moco se secreta en exceso, la nariz queda "obstruida", síntoma característico del catarro.

"obstruida", síntoma característico del catarro. El aire sigue adelante y penetra en la faringe por las

El aire sigue adelante y penetra en la faringe por las coanas, ventanas posteriores de la cavidad nasal. En la faringe se entrecruzan los conductos de los aparatos digestivo y

respiratorio. Los alimentos pasan de la faringe al estómago llevados por el esófago, en tanto

el aire va a los pulmones por el camino de la laringe y la tráquea. Con el fin de evitar que los

primeros penetren en estos conductos (lo cual motivaría la lesión del delicado epitelio que los recubre) siempre que se deglute, se aplica al orificio superior de la laringe una especie de válvula llamada epiglotis; este movimiento es reflejo. Por excepción este mecanismo automático no funciona a la perfección y se despierta entonces un acceso de tos, debido a qué las substancias sólidas han seguido un camino erróneo.

La laringe, o caja de la voz, cuyo contornó se percibe desde fuera por lo que se llama la "nuez" o "bocado de Adán", contiene las cuerdas vocales, repliegues de epitelio que vibran al pasar el aire entre ellas, con producción consecuente dé sonidos. Unos músculos regulan la tensión de las cuerdas, para que a voluntad varíe el tono. La tráquea se distingue perfectamente del esófago en que está protegida por anillos de cartílagos encajados en sus paredes, con el fin de que la luz traqueal esté siempre abierta; durante la inspiración la presión del aire en la tráquea es inferior a la atmosférica y, de no haber anillos rígidos, el tubo se aplastaría.

A la altura de la primera costilla la tráquea se divide en dos bronquios cartilaginosos, cada

uno dirigido a un pulmón. En el interior de éste cada bronquio se subdivide en bronquíolos, los cuales a su vez se vuelven a dividir en conductos cada vez de diámetro más reducido,

hasta las cavidades finales, llamadas sacos aéreos. En las paredes de los vasos más

pequeños y de los sacos aéreos se encuentran unas cavidades diminutas en forma de copa, conocidas como alvéolos, por fuera de las cuales se disponen tupidas redes de capilares sanguíneos. Las moléculas de oxígeno y de bióxido de carbono pasan con facilidad a través de las paredes tenues y húmedas de los alvéolos. La superficie alveolar total por donde los gases pueden difundirse es de 93 m 2 , más de 50 veces el área de la piel.

El

pulmón y la cavidad torácica donde está contenido se cubren de unas hojas de epitelio liso

y

delgado que se conocen como pleura. Se conserva húmeda para que los movimientos

respiratorios se hagan apenas sin fricción. La presión en la cavidad pleural (o sea, la que está entre las dos capas de la pleura) generalmente es inferior a la atmosférica. La elasticidad de los pulmones tiende a que se separen ligeramente de la pared torácica, lo que crea un vacío relativo en la cavidad pleural.

La cavidad torácica está cerrada, de modo que no tiene comunicación con la atmósfera ni con ninguna otra cavidad del organismo. En la parte superior y a los costados está limitada por la pared, la cual contiene las costillas, en tanto por la parte inferior se extiende un músculo estriado, como si fuera una cúpula, conocido como diafragma.

1.3.2.2.2. MECÁNICA DE LA RESPIRACIÓN

Es necesario distinguir claramente entre respiración (intercambio de gases entre una célula

y su medio, que en el ser humano consta de tres fases: respiración externa, transporte por

la corriente sanguínea y respiración interna) y los movimientos respiratorios que son sencillamente el proceso mecánico de hacer pasar aire al interior de los pulmones (inspiración) y expulsarlo de nuevo al exterior (espiración). Como los capilares pulmonares están constantemente retirando oxígeno del aire alveolar, y devolviendo al mismo bióxido de carbono, es evidente la necesidad de que ese aire se esté renovando constantemente.

y devolviendo al mismo bióxido de carbono, es evidente la necesidad de que ese aire se

1.3.2.2.3.

INTERCAMBIO DE GASES EN EL PULMÓN

El oxígeno pasa de los alvéolos a los capilares pulmonares, y el bióxido de carbono se traslada en sentido puesto simplemente por el fenómeno físico de la difusión; cada gas va de una región donde está más concentrado a otra de concentración más baja. El epitelio alveolar extremadamente tenue ofrece apenas resistencia al paso de los gases, y como ordinariamente hay más concentración de oxígeno en los alvéolos que en la sangre que llega a los pulmones por la arteria pulmonar, el oxígeno se difunde de los alvéolos a los capilares. De manera similar, la concentración de bióxido de carbono en la sangre de la arteria pulmonar es normalmente más elevada que en lo alvéolos, de modo que este gas pasa de capilares pulmonares al interior de los alvéolos. El epitelio alveolar no puede movilizar ni oxígeno ni bióxido de carbono contra cantidades más grandes de uno de ellos.

de carbono contra cantidades más grandes de uno de ellos. 1.3.2.2.4. TRANSPORTE DEL OXÍGENO POR LA

1.3.2.2.4. TRANSPORTE DEL OXÍGENO POR LA SANGRE

La hemoglobina es el pigmento de los glóbulos rojos cuya misión exclusiva es transportar casi todo el oxígeno y la mayor parte del bióxido de carbono. En términos aproximados, el 2% del oxígeno de la sangre está disuelto en el plasma, en tanto que el resto se combina con la hemoglobina. Después de que el oxígeno entra en los capilares de los pulmones, se difunde a los glóbulos rojos del plasma, donde se une a la hemoglobina. Cuando una molécula de oxígeno se une molécula de hemoglobina se forma la oxihemoglobina. Comprende una reacción reversible, que se observa en el pulmón cuando se forma la oxihemoglobina y de ahí a los tejidos, donde se libera el oxígeno. La diferencia de color entre las sangres arterial y venosa se debe a la oxihemoglobina es de tono escarlata brillante, en tanto la hemoglobina es de tono púrpura.

La combinación del oxígeno con la hemoglobina y la desintegración de la oxihemoglobina se regulan por dos factores: primero, por la cantidad de oxígeno presente y, en segundo lugar,

por la cantidad de bióxido de carbono. En los pulmones, la concentración del primero es relativamente elevada, de modo que se forma la oxihemoglobina. Al abandonar los campos pulmonares, la sangre se dirige al corazón y luego a las arterias, donde varía poco la concentración del gas, y luego a los tejidos, donde la oxihemoglobina está expuesta a un medio con poco oxígeno; como consecuencia, se desintegra y deja que el oxígeno se difunda por las células de los tejidos.

1.3.1.3. EXCRECIÓN

La excreción es el proceso biológico por el cual un animal elimina de su organismo las sustancias tóxicas, adquiridas por la alimentación o el metabolismo.

1.3.1.3.1. SISTEMA EXCRETOR

Una de las funciones primordiales que tiene el sistema urinario es la regulación de la homeostasis del cuerpo al modificar la composición y el volumen de la sangre. Esta función la realiza a través de la eliminación y reabsorción de cantidades específicas de agua y solutos.

El sistema urinario está compuesto por dos riñones, dos uréteres, la vejiga urinaria y la uretra.

de agua y solutos. El sistema urinario está compuesto por dos riñones, dos uréteres, la vejiga

1.3.1.3.1.1. RIÑONES

Son órganos de color café rojizo, tienen parecido a un frijol, se encuentran colocados por arriba de la cintura, entre el peritoneo parietal y la pared posterior del abdomen, además están protegidos de manera parcial por los últimos pares de costillas. En un individuo adulto el riñón mide aproximadamente 10 a 12 cm de largo, 5 a 7 cm de ancho y un espesor de 4 cm. En el hombre tiene un peso de 140 g y en la mujer es de 120 g.

el hombre tiene un peso de 140 g y en la mujer es de 120 g.

Los riñones se encuentran protegidos por tres capas membranosas, la capa más profunda se le llama cápsula renal, es una membrana fibrosa que protege contra las infecciones renales; la segunda capa o cápsula adiposa está formada por tejido adiposo el cual protege a este órgano contra traumatismos, además lo mantiene en su lugar de manera firme y la capa externa o fascia renal, es una capa formada por tejido conectivo fibroso que adhiere el riñón a la estructura externa y a la pared abdominal.

Las funciones básicas del riñón son:

Eliminar del cuerpo los productos de desecho a través de la orina.

Depurar las sustancias de desecho del filtrado glomerular de la sangre, excretándolas a la orina, y regresan a la sangre únicamente las sustancias necesarias.

Regular las concentraciones de la mayor parte de las sustancias iónicas del líquido

extracelular, entre los que se incluyen iones de sodio, potasio e hidrógeno.

Es conveniente recordar, que además de los riñones, participan también en la excreción de sustancias, los pulmones, el sistema tegumentario y el aparato digestivo.

En la anatomía interna del riñón se pueden observar dos regiones, una externa llamada corteza, que tiene un color rojizo y otra interna denominada médula. La unidad anatómica y funcional de los riñones es un tubo largo que mide cerca de 3 cm, llamado nefrona. En cada riñón humano existe uno y dos millones de nefronas, y tienen la función de regular la concentración, el volumen y el pH sanguíneo, además eliminar desechos tóxicos de la sangre en forma de orina.

La nefrona se divide en dos partes: el corpúsculo renal o de Malpighi y el túbulo renal. El primero, está compuesto por una espesa aglomeración de capilares, denominada

glomérulo y la cápsula de Bowman. El túbulo renal consta de tramos contorneados y rectos, donde tiene lugar la reabsorción de agua y de algunos solutos. Los túbulos desembocan en conductos colectores que llevan la orina a la pelvis renal.

conductos colectores que llevan la orina a la pelvis renal. En el interior del glomérulo la

En el interior del glomérulo la presión sanguínea es muy elevada, lo que origina grandes cantidades de líquido llamado filtrado glomerular, el cual pasa por el exterior de las paredes capilares hacia la cápsula de Bowman, en este líquido se encuentran la mayor parte de los productos de desecho que tienen que ser eliminados del cuerpo.

El filtrado glomerular abandona la cápsula de Bowman por el túbulo renal, que se divide en cuatro partes: túbulo próximal, asa de Henle, túbulo distal y conducto colector. Las partes del filtrado que requiere el cuerpo como son aminoácidos, glucosa, agua y casi todos los iones se reabsorben nuevamente hacia los capilares peritubulares que lo rodean. Los productos de desecho no se absorben en su totalidad, de modo que la mayoría de éstos pasan por el sistema tubular hacia la orina.

Formación y composición de la orina. La orina es una solución de urea, sales y otras sustancias de desecho, solubles en agua y producida en el riñón a partir de la sangre que transporta la arteria renal. La formación de orina está sujeta a tres procesos fundamentales:

filtración, resorción tubular y secreción tubular.

La filtración o paso forzado de líquidos y sustancias en disolución a través de una membrana bajo presión se lleva a cabo en los corpúsculos renales, por medio de la membrana endotelio capsular. En un adulto sano el volumen filtrado glomerular es de 180 litros diarios; sin embargo, a su paso por los túbulos del riñón, casi 99% del filtrado se reabsorbe hacia la sangre, de tal manera que apenas el 1% restante sale del cuerpo como orina.

Resorción tubular. Las células de los túbulos renales eliminan de manera selecta algunas sustancias del filtrado glomerular, éstas son vertidas al torrente sanguíneo, y sólo se reabsorben substancias específicas que el cuerpo necesite de acuerdo al momento. Entre los materiales que se reabsorben están los aminoácidos, agua, glucosa, potasio, calcio, cloro, entre otros.

La resorción tubular permite que el cuerpo retenga la mayor parte de sus nutrimentos, y de manera parcial se reabsorben los desechos como la urea. El cloruro de sodio es la sustancia que se resorbe en mayor cantidad, ya que diariamente los túbulos renales absorben 1,200 gramos de esta sustancia. Los iones de sodio son absorbidos de manera activa por la bomba de sodio, mientras que la glucosa y los aminoácidos son resorbidos de forma selectiva por medio del transporte activo.

Secreción tubular. Las células de los tubos renales aparte de substraer sustancias de filtrado y reintegrarlas al torrente sanguíneo, secretan otros materiales adicionales que van de la sangre al filtrado glomerular. Entre las sustancias que se secretan están los iones potasio e hidrógeno, amoniaco, creatinina y varios productos tóxicos que entran continuamente al cuerpo. Cuando la función de los riñones es normal, la secreción tubular es importante porque elimina ciertos productos de desecho y regula el pH sanguíneo.

ciertos productos de desecho y regula el pH sanguíneo. 1.3.1.3.1.2. URÉTERES El cuerpo humano posee dos

1.3.1.3.1.2. URÉTERES

El cuerpo humano posee dos conductos llamados uréteres, uno por cada riñón, miden de 25 a 30 cm de longitud y tienen un diámetro medio de 5 mm; éstos son continuación de la pelvis renal y llegan hasta la vejiga urinaria.

Anatómicamente la pared de los uréteres está formada por tres capas tisulares:

La capa mucosa, ésta impide (a través del moco que produce) que las células entren en contacto con la orina.

La capa muscular, incluye dos capas, circular externa y longitudinal interna, formadas por músculo liso. La función de la capa muscular es efectuar el peristaltismo.

La tercera capa externa o conjuntiva tiene prolongaciones fibrosas, éstas hacen que los uréteres permanezcan en su lugar.

Los uréteres transportan la orina de la pelvis renal a la vejiga urinaria a través del peristaltismo que llevan a cabo sus paredes musculares, siendo ésta su función principal.

1.3.1.3.1.3. VEJIGA URINARIA

Es un órgano muscular hueco, está situado en la cavidad pélvica por detrás del pubis. En el hombre se localiza por delante del recto y por arriba del perineo y de la próstata; en la mujer se localiza delante de la vagina y útero, atrás del pubis.

La forma de la vejiga urinaria depende del volumen de orina que contenga; cuando está vacía se asemeja a un globo desinflado y cuando se llena se hace esférica. Tiene tres

orificios, dos de los cuales corresponden al sitio donde desembocan los uréteres y el inferior

y medio corresponde al sitio donde se inicia la uretra.

La función fundamental de esta estructura es almacenar temporalmente la orina que va

llegando por los uréteres. La capacidad de almacenamiento es en promedio de 700 a 800 ml

y cuando el volumen de orina rebasa los 200 a 400 ml, los receptores de estiramiento de la

pared de dicho órgano transmiten impulsos a la porción inferior de la médula espinal, los cuales desencadenan la necesidad consciente de orinar que sumado al reflejo subconsciente se conoce con el nombre de reflejo de micción éste se transmite desde la porción sacra de la médula espinal.

1.3.1.3.1.4. URETRA

Es un conducto que comunica a la vejiga con el exterior. En la mujer mide cerca de 4 cm de longitud y en el varón posee una longitud de 16 cm. Este conducto excretor en la mujer es exclusivamente urinario; en el hombre además de tener función excretora, posee función reproductora, porque da paso al líquido espermático a través de los orificios de salida de los conductos eyaculadores.

La uretra del hombre se extiende del cuello de la vejiga al meato del glande, comienza con una porción pélvica, atraviesa la próstata, el piso perineal, se dobla hacia delante y se introduce entre los cuerpos cavernosos hasta terminar en el meato urinario.

1.3.1.4. IRRITABILIDAD

La irritabilidad es la capacidad que tienen los seres vivos para responder coordinadamente como una unidad a los estímulos físicos o químicos, externos o internos con el objeto de moderar su comportamiento y asegurar su supervivencia.

Algunos estímulos pueden provocar una respuesta en todos los seres vivos, como los cambios en la intensidad o dirección de la luz, cambios de temperatura, de humedad, de presión, de composición química del medio.

Otros estímulos sólo tienen respuesta en los organismos que poseen células o estructuras especializadas para percibirlos, como sucede en los animales superiores, que tienen células que responden a estímulos auditivos, del gusto, de visión, etcétera.

1.3.1.4.1. TROPISMO

Las respuestas más simples a estímulos externos son los tropismos (tropos = vuelta o cambio) que presentan las plantas; son movimientos y orientaciones dirigidas en forma positiva o negativa hacia algún estímulo como la luz (fototropismo), el agua (hidrotropismo), la gravedad de la Tierra (geotropismo), etcétera. Por ejemplo, las raíces presentan un geotropismo positivo, ya que siempre crecen en dirección a la tierra; en cambio, en los tallos el geotropismo es negativo porque crecen en dirección opuesta a la tierra.

es negativo porque crecen en dirección opuesta a la tierra. Los tropismos son una conducta adaptativa
es negativo porque crecen en dirección opuesta a la tierra. Los tropismos son una conducta adaptativa

Los tropismos son una conducta adaptativa que tiene lugar en ausencia del sistema nervioso y comúnmente afecta sólo a una parte del organismo. Son respuestas coordinadas por las hormonas del vegetal, como en el caso de las auxinas que controlan el crecimiento de la planta.

No se conoce con precisión el mecanismo que desencadena las respuestas, aunque se cree que existen sistemas receptores a nivel molecular, tal vez hormona-enzima, que hacen a la planta responder a los estímulos.

1.3.1.4.2.

TACTISMOS

Los tactismos son respuestas positivas o negativas de algunos organismos móviles ante algún estímulo y, por tanto, se acercan o alejan de él (a diferencia del tropismo, en el que sólo responde una parte de la planta). Esta respuesta se presenta en algunos animales y plantas inferiores y las células sexuales masculinas.

Como ejemplo de tactismo tenemos la atracción que ejerce la luz en algunos organismos (fototactismo positivo) o las respuestas positivas o negativas hacia algún tipo de alimento (quimiotactismo).

o negativas hacia algún tipo de alimento (quimiotactismo). 1.3.1.4.3. NASTAS O RESPUESTAS NÁSTICAS Las nastas son

1.3.1.4.3. NASTAS O RESPUESTAS NÁSTICAS

Las nastas son movimientos de respuesta a algún estímulo, pero no se orientan en relación con la dirección del vector del estímulo.

Las respuestas násticas pueden ser movimientos permanentes, como el crecimiento, o de variación; en este caso, son reversibles.

En las respuestas násticas permanentes, los cambios ocurren con lentitud y son irreversibles, como sucede por ejemplo en la floración, en la que el estímulo es la luz en fotoperiodos de intensidad variable que inducen a los ápices vegetativos florales a desarrollarse progresivamente y formar las flores.

Las respuestas násticas de variación son reversibles y pueden presentarse por diferentes estímulos, por ejemplo:

Entre las respuestas relacionadas con el agua, la más característica es la apertura y cierre de los estomas, determinada por la presión de la turgencia y dependiendo de las necesidades hídricas de la planta.

Muchas plantas presentan movimientos de "dormición" de sus hojas, que consiste en un rítmico abrir por las mañanas sus hojas y cerrarlas por las noches (nictinastia).

Un ejemplo de respuesta a la temperatura o termonastia se observa en algunas plantas como el tulipán, que reacciona a los cambios de temperatura abriendo o cerrando sus flores.

Por último, mencionaremos como ejemplo de respuesta nástica de variación a la seismonastia, que significa respuesta a la agitación, como sucede con la sensitiva (Mimosa púdica), que responde cuando se le toca o se le sopla cerrando sus foliólos y bajando sus hojas. Estas plantas también responden a las altas temperaturas, estímulos eléctricos y químicos. Estas reacciones se deben a pérdidas rápidas de agua de las células motrices de sus hojas.

rápidas de agua de las células motrices de sus hojas. 1.3.1.4.4. TAXIAS El término taxis =
rápidas de agua de las células motrices de sus hojas. 1.3.1.4.4. TAXIAS El término taxis =

1.3.1.4.4. TAXIAS

El término taxis = arreglo, se utiliza para referirse a respuestas a estímulos que en forma constante presentan los animales inferiores. Estas respuestas pueden darse en forma positiva o negativa; por ejemplo, la orientación por el compás de la luz que poseen las abejas para encontrar la dirección adecuada o la fototaxia positiva de las mariposas nocturnas, que vuelan en espiral alrededor de una flama o de una fuente de luz artificial. Este comportamiento es constante en estos animales para tratar de evitar los medios desfavorables.

de luz artificial. Este comportamiento es constante en estos animales para tratar de evitar los medios

1.3.1.4.5. IRRITABILIDAD ANIMAL

Los animales tienen dos sistemas de comunicación interna: el sistema nervioso y el endocrino.

SISTEMA ENDOCRINO

Las glándulas endocrinas no tienen propiamente un conducto sino que secretan su producto llamado hormonas directamente al torrente sanguíneo.

Las hormonas son agentes químicos, generalmente efectivos que ejercen su función en otros órganos a distancia, llamados órganos blanco.

Mientras la acción del sistema nervioso es violenta y efímera, la acción de las hormonas es lenta y duradera. El sistema endocrino conjuntamente con el nervioso son los encargados de dirigir el concierto que integra las funciones de estructuras variadas y aparentemente sin relación, a través de estímulos e inhibiciones de las funciones de varios órganos, que resulta en crecimiento, ciclos de actividad reproductora, estabilidad, metabólica etc.

Son varias las glándulas de secreción interna; mientras que unas lo son por excelencia (hipófisis, tiroides, paratiroides) o sea la secreción de hormonas es su única función; otras, se encuentran formando parte de otros órganos que producen hormonas (gónadas, páncreas, hígado, riñón, placenta) pero también producen otras substancias.

HIPÓFISIS También Llamada pituitaria, localizada en la base del encéfalo alojada en la silla turca

HIPÓFISIS

También Llamada pituitaria, localizada en la base del encéfalo alojada en la silla turca del esfenoides, de origen ectodérmico, envuelta por tejido conjuntivo, íntimamente relacionada con el hipotálamo (parte del cerebro) constituida de tres partes que son:

o adenohipófisis, la parte intermedia y, la parte posterior o

La parte anterior neurohipófisis.

El sistema nervioso en gran medida recibe el estímulo del medio externo. Las hormonas liberadas en el hipotálamo (factores de liberación para cada una de las hormonas aquí secretadas), se presentan a continuación:

 

FACTORES HIPOTALAMICOS

HORMONAS BLANCO EN LA ADENOHIPOFISIS

 

LTH

Prolactina

TRH

Hormona Liberadora de la Tirotropina

 
 

TSH

Tirotropina

 

LH

Hormona Luteinizante Hormona Estimulante de los Foliculos

GnRH

Hormona Liberadora de las Gonadotropinas

 

FSH

CRF

Factor Liberador de la Corticotropina

ACTH

Hormona Estimulante de la Corteza Adrenal

 

GH

Somatotropina u Hormona del Crecimiento Tirotropina Prolactina

GH-IH

Hormona Inhibidora de la Somatotropina

TSH

 

LTH

GH-RH

Hormona Liberadora de la Somatotropina

GH

Somatotropina u Hormona del Crecimiento

PIF

Factor Inhibidor de la Prolactina

LTH

Prolactina

PRF

Factor Liberador de la Prolactina

LTH

Prolactina

HORMONAS DE LA PARTE ANTERIOR O ADENOHIPOFISIS

1. Hormona del Crecimiento o Somatotropina (HST). Esta hormona va a actuar en los huesos para el estímulo del crecimiento del individuo un aumento de esta secreción es causa del gigantismo y una deficiente secreción o hiposecreción es causa del enanismo.

2. Hormona Prolactina o Lactogenica o Luteotropica (LTH). Su órgano blanco es otra glándula temporal; el cuerpo lúteo, cuya función entre otras cosas es la de iniciar y mantener la lactancia.

3. Hormona Tirotrópica o Tiroidotropica o Tirotropina (TSH). Su órgano blanco es la tiroides para su estímulo o inhibición, en funciones metabólicas.

4. Hormona Adrenocorticotropica (ACTH). Estimula la actividad de las adrenales para la producción de glucocorticosteroides.

5. Hormonas Gonadotropicas. Representada por dos hormonas:

Hormona

Folículo

Estimulante

(FSH).

Estimulando

la

ovogénesis

y

espermatogénesis.

 

Hormona Luteinizante (LH). Estimula las gónadas para la secreción de esteroides (testosterona y estrógenos).

HORMONAS DE LA PARTE INTERMEDIA

1. Hormona Melanotropica (MSH). Acción en los melanocitos que se encuentran en la piel, esta hormona no esta muy clara su función en los humanos.

HORMONAS DE LA HIPOFISIS POSTERIOR O NEUROHIPOFISIS

El lóbulo posterior no tiene células propias las hormonas secretadas de los núcleos supraóptico y paraventricular, se extienden hacia abajo y es así por lo que se considera como una prolongación nerviosa del hipotálamo y las hormonas que secreta son:

1. Hormona Oxitocina. Estimula la contracción de la musculatura lisa de la glándula mamaria a el momento del amamantamiento, al igual que la del miometrio al momento del parto y durante la cópula para la lubricación del tracto reproductivo para favorecer las condiciones físicas y químicas para un medio, favorable para el espermatozoide, así como favorecer su desplazamiento hasta la parte donde se habrá de realizar la concepción.

2. Hormona Antidiuretica o Vasopresina (ADH). Regulación de la osmosis; la perdida de agua, modifica la presión osmótica y esto hace que se secrete esta hormona, con la finalidad de evitar la perdida de agua a nivel de túbulos renales, resultando una reabsorción de agua y mayor concentración de orina.

TIROIDES

Glándula de secreción interna por excelencia, formada de tejido epitelial, localizada en la parte anterior a la traquea entre el 2 o Y 4 o anillos traqueales, densamente vascularizada e inervada por sistema simpático y parasimpático.

Envuelta por tejido conjuntivo, la glándula tiroides esta formada por dos lóbulos izquierdo y derecho, unidos por un itsmo, es de las pocas glándulas que almacenan su producto también llamado coloide el cual es el producto de la estimulación de la hormona de la hipófisis (TSH). Las hormonas tiroideas se sintetizan en las células foliculares de la tiroides a partir de la tiroglobulina (TH). El aminoácido tirosina y el Yodo se enlazan a la tiroglobulinas para formar la monoidotirosina y la diodotirosina. Estas moléculas se enlazan entre sí para formar la triyodotironina (T3) y tiroxina (T4), que son las hormonas biológicamente activas secretadas par la glándula tiroides, cuya función es controlar el metabolismo aumentando o disminuyendo el consumo de oxigeno por los tejidos, por medio de la captación de yoduros en la sangre.

PARATIROIDES

Cuatro glándulas (varia por especie) envueltas por la misma capa de tejido conjuntivo que rodea a la parte posterior de la tiroides. Formada por dos tipos de células:

1. Las principales. Las cuales son las mas comunes y secretan la paratohormona (PTH), cuya función es la de mantener los niveles adecuados de calcio en sangre y tejidos y,

2. las oxifilicas. Las cuales secretan la calcitonina y también participan en la regulación del calcio y por lo mismo con la conducción del impulso nervioso y contracción muscular.

ADRENALES

Glándulas endocrinas pares, a cada polo de los riñones, aplanadas en forma de media luna encapsuladas en la fascia renal, abundantemente vascularizadas, están formadas por dos capas de diferente origen que son:

Corteza:

ZONA

GRUPO

HORMONAS

FUNCIÓN

 

Minerales

 

Balancea en intercambio electrolítico, así como el metabolismo da carbohidratos y lípidos.

Glomérular

corticales

Aldosterona

   

Cortisol

 

Fascícular

Glucocorticoides

Cortisona

Hormonas antiestrés, desinflamatorias y estímula la conversión de aminoácidos en glucosa (hiperglucemiantes).

Costicosterona

   

Testosterona

 

Esteroides

Retícular

sexuales

Estrógenos

Efectos no conocidos.

Progesterona

Médula:

ZONA

GRUPO

HORMONAS

FUNCIÓN

   

Adrenalina

Constriñe los vasos arteriales, refuerza la acción del sistema simpático, estimula la desintegración del glucógeno y el metabolismo de la glucosa.

Médula

Catecolaminas

Noradrenalina

Dopamina

CUERPO PINEAL

Localizado en la base del cráneo entre el tálamo y el cerebelo formado por varios tipos de células, su función no esta del todo clara, se estima que tiene que ver con el desarrollo, función e inhibición de las gónadas a través de la secreción de una hormona llamada melatonina, influenciada por los fotoperiodos que se relacionan al ritmo natural o ciclos inherentes a ciertas funciones corporales.

TIMO

Órgano del sistema linfático, (órgano linfoide) localizado en el mediastino por arriba y delante del corazón, su función es la de participar en el desarrollo de órganos linfáticos, (si se extrae esta glándula causa atrofia en otros órganos linfoides). Interviene en la formación de los linfocitos "T" los cuales son los encargados de la protección humoral contra substancias extrañas al organismo.

Esta glándula también es la encargada de la formación de las células de memoria inmunológica así como las células rechazadoras de injertos. Su máximo desarrollo es posterior al nacimiento y su actividad disminuye considerablemente después de la pubertad, sin llegar a desaparecer.

PÁNCREAS

Glándula de secreción anfícrina. Localizada en la primera porción de el intestino delgado (duodeno).

La parte exócrina es una glándula serosa (iones y agua) que secreta enzimas necesarias para la digestión (lipasa, amilasa, ribonucieasa).

La parte endocrina. Dentro de las células que forman la parte exócrina se encuentran otro tipo de células aglomeradas y redondeadas llamados islotes de Langerhans, presentando una densa irrigación y tres tipos de células (A, B, D).

Las células A secretan el Glucagon u hormona hiperglucemiante actúa sobre hígado para disponer de las reservas de azúcar o sea la que aumenta los niveles de glucosa disponible en sangre. Su secreción es estimulada por factores que generan tensión (infección, ejercicio, miedo, etc.) y es inhibido por la presencia deficiente de glucosa en sangre.

Las células B son las que secretan la Insulina u hormona hipoglucemiante, Secretada como estimulo a los niveles elevados de glucosa en sangre involucrando de esta manera todo el proceso metabólico.

Las células D cuya función no es del todo clara.

SISTEMA NERVIOSO

El sistema nervioso central está constituido por el cerebro y la medula espinal. Es de acción rápida y está formado por neuronas que conducen impulsos electroquímicos de una parte del cuerpo a otra.

Las funciones del tejido nervioso son:

o

A. Irritabilidad:

Capacidad

de

reaccionar

a

los

estímulos

físicos

químicos

emocionales.

B. Conductibilidad: Es la capacidad de trasmitir el impulso nervioso.

C. Coordinación: En el funcionamiento de los diferentes órganos.

En general es la capacidad de relacionar al individuo con el medio que lo rodea adaptándolo a las circunstancias.

La mínima unidad fundamental de este tejido es la célula nerviosa o neurona, caracterizada por su habilidad de generar y conducir la energía electroquímica, llamado impulso nervioso (no son propiamente electrones pero esta muy relacionado con la electricidad).

El cuerpo de la neurona está formado por múltiples prolongaciones que son extensiones de su cuerpo que a su vez se comunican con un sin fin de otras neuronas.

Las partes de una neurona son:

a) Dendritas. Son las prolongaciones cortas que reciben los impulsos.

b) Cuerpo celular. Con un núcleo bien definido.

c) Axon. prolongación única de gran tamaño que conduce el estímulo.

d) Telodendron. Parte final del axón ramificada, que pasa el estímulo a otra neurona.

Las neuronas se clasifican por el número de sus prolongaciones en:

Unipolar

Bipolar

Multipolar

Lo anterior genera una infinidad de formas. Las salientes o axones son prolongaciones delgadas y largas, uno para cada célula nerviosa que viajan en haces (nervios) cuya función es la de conducir el impulso nervioso hacia afuera de la neurona; la mayoría de los axones están envueltos por una cubierta llamada Glia, Neuroglia o Neurilema o células de Schwann formando estas las capas de mielina (fosfolipido que aísla y aumenta la velocidad de conducción del impulso).

Las conexiones entre las neuronas se llama sinapsis (abrochar) y es la forma a través de la cual se efectúa la transmisión (exitatoria o inhibitoria) de una neurona a otra.

El arco reflejo mas simple es el que se da entre dos neuronas con una entrada sensorial y una salida motora.

La capacidad de integrar, coordinar, asociar, modificar, recordar, etc. Esta relacionado con el número de sinapsis; se sabe que ciertas células reciben mas de 5000 sinapsis.

En general las células nerviosas funcionan en una de tres formas:

1. Aferentes. De la periferia al sistema nervioso central (SNC).

2. Eferentes. Del SNC a la periferia.

3. Formando una red de neuronas. Conectando unas neuronas con otras.

Si las neuronas van hacia el músculo esquelético se les llama somáticas y si van hacia otros órganos huecos se llaman viscerales.

Un reflejo es la actividad básica del sistema nervioso. Los movimientos corporales en su mayoría son reflejos (latidos cardiacos, movimientos respiratorios, etc.), la respuesta es siempre la contracción muscular o la secreción glandular.

Anatómicamente, el sistema nervioso esta formado por:

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL (SNC). Constituido por neuronas, encéfalo (cerebro, cerebelo, bulbo raquídeo) y médula espinal con un sin número cuerpos de neuronas interconectadas formando centros o núcleos (materia gris) y haces de axones (materia o sustancia blanca). La médula espinal es una prolongación del SNC.

Cerebro. Formado por dos hemisferios o lóbulos, formados a su vez por una corteza o sustancia gris, que presenta varias circunvoluciones (hendiduras). La función de la sustancia gris en este órgano es la de la memoria. Por debajo se encuentra la sustancia blanca, con numerosos trayectos.

Tálamo. Se encuentra en la parte central hacia la base del cerebro formado de cuerpos celulares funciona como centro de asociación, recibiendo la entrada de los pares craneales.

Hipotálamo. Por debajo del tálamo, es una masa de materia gris, interrumpida por sustancia blanca, para la regulación del sistema nervioso autónomo.

Cerebelo. Formado por una corteza de materia gris, con apariencia de árbol, su función tiene que ver con el equilibrio, y coordinación de la actividad muscular.

Bulbo raquídeo o médula oblonga. El bulbo se continúa con la médula hacia abajo y la salida de los Nervios Craneales los cuales son 12 en el siguiente orden:

1.

2. Óptico

3. Motor Ocular Común

4.

5. Trigémino

6. Motor Ocular Externo

Olfativo

Patético

7.

8. Auditivo o Acústico

9. Glosofaríngeo

10.

11. Espinal o Accesorio

12. Hipogloso

Facial

Vago

Médula espinal. Es la continuación del SNC, va del occipital a la segunda lumbar, envuelta por las meninges, formada por materia gris central arreglada en forma de H y un arreglo periférico se encuentra la sustancia blanca.

SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO (SNP). Formado por haces de axones los cuales en conjunto se llaman nervios saliendo de SNC, en forma segmentaria y bilateralmente llegan a todas las partes del cuerpo a través de un patrón predecible.

Los nervios raquídeos o espinales, son el conjunto de axones sensitivos y motores, saliendo en forma secuencial y bilateralmente entre la unión de dos vértebras, rodeadas de tejido conjuntivo (para sostén y nutrición).

Cada nervio en su salida de la médula espinal se divide en forma homogénea predeterminada inervando de esta manera la región que le corresponde por medio de ramas progresivamente más delgadas.

Los nervios que inervan las estructuras músculo esqueléticas a medida que desarrollan su trayecto van tomando el nombre de los órganos que inervan o la función que realizan, hay momentos en que se forman conjuntos a manera de redes de estos nervios que reciben el nombre de Plexos, ejemplo el Plexo solar, Braquial o el Crural.

Los nervios que emergen del cerebro son llamados craneales, los que salen de la médula se llaman espinales. También se encuentran pequeños grupos de cuerpos celulares en SNP a los cuales se le denomina ganglios nerviosos.

El SNC está recubierto por membranas fibrosas llamadas meninges, la más externa es la Duramadre, le sigue la Aracnoides y finalmente la Piamadre. El encéfalo y la médula están suspendidos en un líquido llamado Líquido Céfalo Raquídeo (LCR), el cual presenta una circulación y tiene una función metabólica y de defensa en los golpes como amortiguador.

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO (SNA). Es parte del SNP que inerva a músculo liso, glándulas y músculo cardiaco, independiente a la voluntad, es autónomo no automático.

El SNA, se divide en Simpático y Parasimpático, el primero es la que da respuesta a la situaciones de alerta, (dilatación pupilar, aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, aumento en el flujo sanguíneo, sudoración etc. (en general reacciones de emergencia) y el Parasimpático se encarga mas bien de respuestas en la vida vegetativa; disminución de la frecuencia cardiaca y respiratoria, digestión y absorción de nutrientes.

La totalidad de los órganos se encuentran inervados por los dos tipos de tal manera que mientras que uno estimula el otro inhibe en acción complementaria.

1.3.1.5. HOMEOSTASIS

El término homeostasis, deriva de las raíces homois = igual o semejante y stasia = estado, por lo que biológicamente se aplica a la capacidad que tienen los seres vivos para mantener la constancia y equilibrio de las condiciones del medio interior de su organismo en forma independiente de las variaciones de los medios interno y externo.

En términos muy generales, la homeostasis consiste en un procesamiento de la información que el organismo realiza en las estructuras sensoriales especializadas que perciben los estímulos tanto del medio exterior (exteroceptores), como las variantes de luz, temperatura, humedad, así como las que perciben el medio interior del organismo (interoceptores), como las sensaciones de dolor, hambre, calor, emoción en los animales.

La información recibida es procesada y transferida al centro que controla las respuestas encaminadas a mantener el equilibrio biológico u homeostasis.

La homeostasis de los organismos actúa regulando y coordinando el mecanismo de sus diferentes funciones. Regular significa ajustar las variables (concentraciones, temperatura, velocidad, etcétera) de los procesos fisiológicos para preservar la estabilidad interior de los organismos, ajustándose a las variables del medio. Por ejemplo, para mantener el control de la temperatura es necesario que se equilibren las pérdidas y ganancias de calor.

En la mayoría de las aves y los mamíferos se han desarrollado mecanismos que les permiten lograrlo con éxito (homeotermos):

Los órganos de la cavidad del cuerpo de estos animales producen calor, el cual debe ser transferido a la superficie del cuerpo para regular la temperatura. Durante el ejercicio físico, los músculos son los órganos que producen la mayor cantidad de calor.

La distribución de temperatura se realiza por medio de la sangre, es decir, los órganos internos que están más calientes son enfriados por medio de la irrigación sanguínea, a su vez, el calor interior es transferido por la sangre arterial que fluye a las zonas superficiales donde pierde calor y vuelve como sangre venosa más fría.

Sí por alguna razón el calor metabólico producido en el interior del organismo es más bajo que la pérdida de calor superficial, la temperatura del cuerpo aumenta, porque la mayor parte del calor metabólico no se pierde, sino que permanece en el cuerpo, lo que significa un almacenamiento de calor para el organismo.

En los animales poiquilotermos (poikilos = variado, therme = calor) el aumento de su temperatura depende del Sol. Cuando la temperatura del medio exterior es fría, las actividades químicas del organismo son lentas y buscan los lugares soleados, como lo hacen las lagartijas y las serpientes. Cuando la energía solar los ha calentado, su tasa metabólica

se acelera, buscan sus alimentos y en general son más activos; pero sí la temperatura del cuerpo sube demasiado, buscan los lugares sombreados para enfriarse.

La pérdida de calor de los organismos se realiza de las siguientes formas:

Conducción, siguiendo un gradiente térmico o sea de la piel a un líquido u objeto más frío mediante contacto directo.

Convección, es decir, por intercambio de calor entre objetos líquidos o sólidos. El aire que rodea al cuerpo se calienta y se eleva, y es sustituido por aire frío.

Radiación es la transferencia de calor en ausencia de un contacto directo con algún objeto. La energía radiante es transmitida al espacio, que en este caso es el aire atmosférico, como porciones discretas de energía electromagnética llamadas fotones.

Evaporación, mediante el aire de la respiración, que se exhala saturado con vapor de agua; por el jadeo en muchos animales y por medio del sudor, que es la eliminación de agua por las glándulas sudoríparas de la piel.

Para mantener la temperatura corporal en el frío, la producción del calor metabólico se puede aumentar mediante mayor actividad muscular y ejercicio, por contracciones musculares involuntarias conocidas como "tiritar" y por termogénesis no tiritante, que se refiere a un aumento de la tasa metabólica sin contracciones musculares apreciables.

Estos sistemas permiten aumentar la producción de calor en la misma proporción que se pierde.

Los mecanismos y la coordinación entre éstos, que producen la homeostasis de la temperatura corporal, son controlados por el hipotálamo, que es una estructura del sistema nervioso central.

En lo referente a la homeostasis en la regulación de la conducta reproductora y los ciclos de vida en los organismos pluricelulares, éstos cuentan sobre todo con estructuras biológicas determinadas por su código genético y por la ecología de su hábitat.

En el caso de los animales, los exteroceptores sensibles a los estímulos físicos y químicos (como los órganos de los sentidos en los vertebrados) les permiten adquirir gran parte de la información; por ejemplo, los estímulos externos producen cambios en la conducta de los ciclos reproductivos de los animales, en los que a su vez influyen otros factores como el instinto.

1.3.1.6. GAMETOGÉNESIS

Es el proceso mediante el cual, se forman los gametos masculinos (espermatogénesis) y femeninos (ovogénesis). Ocasionalmente ocurren en los gametos las no disyunciones, esto significa que los cromosomas homólogos no logran separarse o en la meiosis II las cromátidas no logran separarse, y así existen errores al final de la división. Puede ocurrir en la mitosis también.

1.3.1.6.1. OVOGÉNESIS

Durante el desarrollo embrionario de la mujer, en la tercera semana en la pared del saco vitelino aparecen los gonocitos, los cuales migran a los esbozos gonadales a la quinta

semana. En los esbozos gonadales, los gonocitos se dividen por mitosis y forman ovogonias al tercer mes de vida embrionaria. Las ovogonias proliferan por divisiones mitóticas y forman los ovocitos I (2n) alrededor de 1 millón por cada ovario. Los ovocitos I comienzan la primera división meiótica, pero esta división se detiene antes del nacimiento en un prolongado diploteno, denominado estado de dictioteno, (la mujer al nacer posee 2 millones de ovocitos I en diploteno, pero solo 400 alcanzan la madurez). En la pubertad bajo control hormonal un ovocito I continua la meiosis cada 28 días que no es mas que la ovulación un proceso que experimenta un solo ovocito cada mes durante el período reproductivo (desde los 12 hasta los 50 años). La meiosis prosigue entonces en el ovocito que ha ovulado. Las 2 células que resultan de la meiosis I, tienen diferente tamaño, una denominada el ovocito II (n) contiene casi todo el citoplasma y es rico en nutrientes, la otra el cuerpo polar (n), recibe muy poco citoplasma. El ovocito II es expulsado del ovario y por movimientos peristálticos de la musculatura lisa de las trompas de Falopio alcanza el útero. Si en este trayecto por las trompas (72 horas después de ser expulsado) alcanza a ser fecundado, ese ovocito II termina la meiosis II y se forma el óvulo, célula de mayor tamaño con mayor cantidad de ARNm, enzimas para las primeras etapas del desarrollo embrionario y otra el cuerpo polar, célula mas pequeña. Los cuerpos polares se desintegran. Si no hay fecundación ese ovocito II al alcanzar el útero muere y se desprende junto con la pared del endometrio del útero en el proceso llamado menstruación.

1.3.1.6.2. ESPERMATOGÉNESIS

En un embrión masculino aparecen los gonocitos los cuales migran a los esbozos gonadales, donde se incorporan a los tubos seminíferos, en cuyas paredes están las espermatogonias (2n) (células madres espermatogónicas). Las espermatogonias se dividen por mitosis muchas veces lo cual le confiere el crecimiento a los testículos. Las espermatogonias dan origen debido a muchas divisiones mitóticas a los espermatocitos I. En la pubertad estos espermatocitos I comienzan la meiosis I y se forman los espermatocitos II. Estos espermatocitos II terminan la meiosis II y se forman las espermátidas, las cuales se convierten en espermatozoides por un proceso de transformación, crecimiento y maduración (sin divisiones) denominado, espermiogénesis. Cada espermatocito II produce 4 espermatozoides, es un proceso continuo a lo largo de la vida del adulto, en los vertebrados, dura el proceso completo de 8 a 9 semanas. Un hombre normal en cada eyaculación (4 ml de semen) posee 400 millones de espermatozoides.

FIGURA 1. CICLO DE VIDA DE LA CÉLULA GERMINAL FEMENINA FIGURA 2. DINAMICA DE LA

FIGURA 1. CICLO DE VIDA DE LA CÉLULA GERMINAL FEMENINA

FIGURA 1. CICLO DE VIDA DE LA CÉLULA GERMINAL FEMENINA FIGURA 2. DINAMICA DE LA ESPERMATOGÉNESIS

FIGURA 2. DINAMICA DE LA ESPERMATOGÉNESIS

1.4. REPRODUCCIÓN, CRECIMIENTO Y DESARROLLO

1.4.1. CARACTERES SEXUALES

La pubertad es la etapa en la que se experimentan cambios corporales y emocionales. Es la

transformación de la cual dejamos de ser niños para ser jóvenes. En las niñas empieza alrededor de los 11 años y termina a los 15. En los niños entre los 12 y 16.

La diferencia sexual entre varón y mujer viene desde un inicio dada por los caracteres sexuales primarios, estos son, el aparato genital femenino (ovarios, útero y vagina) y masculino (pene y testículos). Posteriormente (en la segunda década de la vida) comienzan

a desarrollarse los caracteres sexuales secundarios, que terminarán por diferenciar fenotípicamente (apariencia) a la mujer del varón, apareciendo, en la mujer:

La glándula responsable de los cambios es la hipófisis. Esta segrega sustancias que, en el

hombre actúan sobre los testículos estimulando la producción de la testosterona (hormona sexual masculina), con la cual aparecen los caracteres sexuales secundarios. En las mujeres, las hormonas generadas por la hipófisis actúan sobre los ovario, los cuales liberan estrógeno

y progesterona (hormonas sexuales femeninas) que provocan el crecimiento de los tejidos

de los órganos sexuales femeninos y la aparición de los caracteres sexuales secundarios.

1.4.1.1. CARACTERES SEXUALES SECUNDARIOS FEMENINOS

Los caracteres sexuales secundarios son cambios físicos, como:

Crecimiento de los huesos.

Telarquía: Se trata del desarrollo de los senos (mamas) hasta que adquieren su forma definitiva y adquieren su capacidad para lactar al niño en caso de embarazo.

Ensanchamiento de las caderas.

Crecimiento del vello en las axilas y en la zona púbica (pubarquía).

Menarquía: Término que hace referencia a la presentación de la primera menstruación (regla).

Una vez al mes, un óvulo (célula sexual femenina) se desprende de uno de los ovarios. A este proceso se le conoces como ovulación. El óvulo se elimina si no es fecundado y entonces sale por la vagina acompañado de sangre y tejido. A este proceso se le llama menstruación (el periodo menstrual dura entre 3 y 5 días).

1.4.1.2. CARACTERES SEXUALES SECUNDARIOS MASCULINOS

Por su parte, los hombres presentan entre otros los siguientes cambios:

Crecimiento de los huesos.

Desarrollo muscular.

Aumento del espesor de la piel.

Crecimiento del vello en las axilas, el bigote, la barba, el tórax, las piernas, los brazos y el pubis.

Eyaculación. Algunas veces ocurre durante el sueño en poluciones nocturnas.

Una vez que madura, el sistema reproductor masculino produce millones de espermatozoides continuamente, a diferencia de las mujeres que solo producen un óvulo al

mes. En los testículos se generan los espermatozoides. Para ayudar a su desplazamiento se producen algunas substancias que forman un líquido espeso y blanco llamado semen. Para que los espermatozoides puedan salir junto con este, el pene aumenta de tamaño y se pone duro, a esto se le llama erección.

En

cada eyaculación se expulsan, por lo general de 200 a 300 millones de espermatozoides.

El

ritmo de crecimiento y maduración es muy diferente de unos a otros muchachos y

muchachas. Algunas características de la pubertad, como la estructura, la complexión y la distribución del vello en el cuerpo, están directamente relacionadas con la herencia, la raza, la alimentación el clima y la zona geográfica.

1.4.2. MADUREZ SEXUAL

El proceso de maduración sexual biológica comienza cuando el hipotálamo estimula la

hipófisis para que secrete las hormonas FSH (hormona folículo estimulante) y LH (hormona luteinizante); éstas ocasionan que continúe el desarrollo de las gónadas hasta que alcanzan

su madurez. Todos estos cambios se realizan durante la pubertad; etapa que en la mujer

empieza entre los 11 y 13 años, y en el varón entre los 12 y 14.

El proceso de maduración sexual femenina empieza cuando los ovarios comienzan la producción de óvulos y la secreción de hormonas, como los estrógenos y la progesterona,

y aparece la primera menstruación o menarquía. Al mismo tiempo, los órganos

reproductores crecen y se preparan para realizar su función reproductora.

En el caso del hombre, este proceso principia cuando los testículos comienzan la producción de espermatozoides y aparece la primera eyaculación o expulsión de semen. Durante esta etapa, la próstata se agranda y el pene y los testículos aumentan de tamaño.

1.4.3. CICLO MENSTRUAL

Las células sexuales femeninas provienen de las ovogonias, células que se encuentran en los ovarios desde antes del nacimiento. Las ovogonias originan por meiosis nuevos tipos celulares. Al llegar la mujer a la pubertad, cada 28 días una de estas células es expulsada del ovario y puede ser fecundada por el gameto masculino. El útero también cambia; aumenta de tamaño durante la niñez y, sobre todo, en la pubertad. En este último período, cada 28 días se modifica la composición interna del útero para recibir el embrión humano si hay fecundación.

El proceso que engloba los cambios periódicos que sufren el ovario y el útero, a partir de la

pubertad, se llama ciclo menstrual.

1.4.3.1. OVULACIÓN

La ovulación es parte de la fase ovulatoria; se realiza en el ovario y consiste en la expulsión del ovocito secundario y su traslado a los oviductos. El ovocito secundario se forma mediante la ovogénesis y está contenido dentro del ovario, en unas estructuras denominadas folículos; éstos se forman mediante un proceso conocido como foliculogénesis.

Por lo regular, la ovulación se efectúa de manera sincronizada: un mes se produce en un ovario, y al siguiente en el otro. Tanto la ovogénesis como la foliculogénesis empiezan desde la gestación de la mujer hasta aproximadamente los 40 años de edad. Ambas comienzan cuando en el ovario se forman las ovogonias, cada una de las cuales está rodeada por otras células muy pequeñas, llamadas células de la granulosa o foliculares. Juntas constituyen un folículo primordial.

Al comenzar cada ciclo ovárico, que dura aproximadamente 28 días, algunos folículos primordiales maduran y originan folículos secundarios o en crecimiento y folículos maduros o de De Graff; los otros degeneran. En la pubertad, hay en el ovario diversos tipos de folículos, algunos con un ovocito secundario detenido en la metafase de la segunda división meiótica.

En un momento determinado por acción de la hormona folículo estimulante (FSH), un folículo de De Graff aumenta rápidamente de tamaño. Esto se debe a que durante los primeros 14 días del ciclo ovárico, las células de los folículos segregan gran cantidad de estrógenos, que actúan en el útero y sobre los líquidos situados en la cavidad del folículo maduro llamada antro folicular; estos líquidos provocan el incremento de tamaño del folículo y ejercen presión sobre éste.

1.4.3.2. PERÍODO MENSTRUAL

El período menstrual es el lapso durante el cual se desarrolla y desprende casi toda la capa externa del útero, llamada endometrio, por influencia de las hormonas hipofisiarias FSH y LH, así como por la acción de los estrógenos y de la progesterona. Este proceso dura, en promedio, 28 días y se relaciona con el ciclo de ovulación. El período menstrual se divide en tres fases para su estudio: proliferativa o de crecimiento, secretora o progestacional y menstrual.

Fase proliferativa o de crecimiento dura 9 días, considerando un período menstrual de 28 días. En ella, por influencia de los estrógenos, las células del endometrio se multiplican y aumenta el espesor de esta capa del útero; también se incrementan los niveles de secreción de estrógeno y FSH. Al finalizar la fase, disminuyen estos niveles y se incrementan los de LH y progesterona.

Fase secretora o progestacional tiene una duración de 14 días y se presenta inmediatamente después de la proliferativa; está determinada por la presencia de las hormonas LH y progesterona. Esta última ocasiona que el endometrio secrete sustancias nutritivas, las cuales sirven de alimento al ovocito en caso de que sea fecundado y se implante en el útero.

Fase menstrual se presenta si no hay fecundación. El cuerpo lúteo degenera y deja de producir progesterona; disminuye el nivel de LH y empiezan a secretarse nuevamente estrógenos y FSH. Como consecuencia de estos cambios hormonales, los vasos sanguíneos se rompen y la mayor parte del endometrio se desprende, por lo cual se produce la menstruación.

En resumen, la menstruación es la eliminación de sangre y tejido endometrial, y dura cinco días en promedio.

67

RELACIÓN SEXUAL La relación sexual es el acto que consiste en la unión de los órganos reproductores del hombre y la mujer; es el medio para que se cumpla la función reproductora del ser humano. El acto sexual empieza con ciertos estímulos psicológicos, fisiológicos y físicos, los cuales son acompañados por una sensación de placer.

Durante la relación sexual, los gametos masculino y femenino entran en contacto; de esta forma se consigue la fecundación y, por tanto, la procreación de un descendiente.

Cabe aclarar que algunas veces no ocurre la fecundación, aunque haya relaciones sexuales; esto puede obedecer a causas naturales, como la ausencia de ovulación, o artificiales, como el consumo de sustancias hormonales.

La procreación debe asumirse de manera responsable; esto es, corresponde a la pareja decidir cuándo tener un hijo y cuántos procrear.

1.4.4. FECUNDACIÓN

La reproducción es la función orgánica que garantiza la continuidad de las especies. Los pasos claves para la generación de nuevos individuos son la formación de gametos y la unión de éstos para constituir el cigoto. A partir de este hecho comienza el desarrollo de un nuevo ser.

Se denomina fecundación a la unión de dos células sexuales, una masculina y otra femenina, para formar un nuevo ser, cuyo patrimonio genético es aportado de manera equitativa por ambos progenitores. La fecundación ocurre en los oviductos; los espermatozoides penetran en la vagina durante el coito y ascienden por el útero, las trompas hasta los oviductos.

los espermatozoides penetran en la vagina durante el coito y ascienden por el útero, las trompas
los espermatozoides penetran en la vagina durante el coito y ascienden por el útero, las trompas

Desde el punto de vista biológico, la fecundación tiene varias consecuencias importantes. La primera consiste en restablecer la diploidia, es decir, en formar un organismo con 46 cromosomas.

La segunda consecuencia de la fecundación es la determinación cromosómica del sexo; si el cigoto posee dos cromosomas X, el nuevo ser será femenino; si cuenta con un cromosoma X y otro Y, será masculino. La tercera consecuencia es la activación del ovocito secundario para que complete la segunda división meiótica.

Para que la fecundación se realice, numerosos espermatozoides rodean al ovocito y experimentan ciertas modificaciones. En primer lugar, ocurre un proceso de capacitación, durante el cual se liberan proteínas de la cabeza del espermatozoide; en seguida, se produce una etapa de cambios del acrosoma (reacción acrosómica), el cual libera enzimas para romper la corona radiada y la zona pelúcida, membranas que rodean al ovocito.

Finalmente, sólo un espermatozoide atraviesa la membrana plasmática del ovocito y entra en el citoplasma de éste. En cuanto el primer espermatozoide toca la membrana plasmática que rodea al ovocito, se liberan en esta membrana una serie de sustancias que evitan el ingreso de otro espermatozoide. Este proceso se denomina reacción zonal.

La fecundación se divide en tres etapas: penetración de la corona radiada, penetración de la zona pelúcida y fusión de las membranas celulares del ovocito y el espermatozoide.

Cuando la cabeza del espermatozoide ingresa al ovocito, forma el pronúcleo masculino, el cual se fusionará con el núcleo de la célula femenina o pronúcleo femenino. Al finalizar esta etapa, termina la división meiótica del ovocito y se forma el cigoto, el cual contendrá la información hereditaria de ambos progenitores. Posteriormente, el cigoto se divide por mitosis en dos células, cada una de las cuales se divide en dos, y así sucesivamente. Este período se conoce como segmentación.

Siete días después, el cigoto segmentado llega a la pared del útero y se adhiere a ella; en este momento empieza el desarrollo embrionario, que dura aproximadamente nueve meses.

En el séptimo día de la fecundación, se forma en torno al embrión una membrana o trofoblasto y comienza a elaborar la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG), que mantiene la secreción de progesterona del cuerpo lúteo del ovario hasta que el endometrio del útero y el trofoblasto son capaces de producir progesterona; por esta razón, no se desprende el embrión en el endometrio.

En la mayoría de los casos, debido a la influencia que ejerce la hormona HCG en el endometrio uterino, tampoco se produce el desprendimiento de este tejido y, por consiguiente, la menstruación.

1.4.5. EMBARAZO O GESTACIÓN

Se llama desarrollo embrionario a la serie de cambios que experimenta el cigoto para formar el embrión humano (período de gestación). Se considera que la gestación del ser humano dura 280 días (40 semanas), contados a partir del comienzo de la última menstruación, o 266 días (38 semanas), si se parte de la fecundación.

El desarrollo embrionario se divide en segmentación, formación del disco embrionario, período embrionario y período fetal.

La segmentación se efectúa 30 horas después de ocurrida la fecundación; el cigoto se divide en dos células embrionarias (período bicelular), denominadas blastómeros.

Las divisiones continúan después del período bicelular. A los cuatro días de la fecundación, el cigoto posee de 12 a 16 células y presenta el aspecto de una mora, por lo cual recibe el nombre de mórula.

Cuando la mórula llega al útero, experimenta diferenciación y reorganización de sus células, y en su interior se forma una cavidad llena de líquido, llamada blastocele. En ese momento, el embrión se denomina blastocisto y está formado por dos tejidos: el interno, que contiene al embrión propiamente dicho, y el externo, que origina la placenta. El blastocisto se implanta en la pared uterina por acción del trofoblasto.

La formación del disco embrionario ocurre durante la segunda y tercera semanas posteriores de la fecundación; en esta etapa se forma la placenta en la pared del útero por la acción del trofoblasto. Nueve días después, comienza la circulación útero-placentaria, que permite la irrigación del embrión con la sangre materna. El tejido embrionario del blastocisto se transforma para dar origen a tres tejidos o capas embrionarias: endodermo, mesodermo y ectodermo.

El período embrionario comprende de la cuarta a la octava semanas posteriores a la fecundación. En él, cada capa embrionaria da origen a determinados tejidos y sistemas orgánicos.

Al término de este período, el embrión mide entre 2 y 3 cm, y todavía no tiene aspecto humano; se encuentra rodeado por una membrana llamada amnios, que contiene el líquido amniótico.

El período fetal dura desde la novena semana hasta el parto. El feto adquiere forma humana, maduran sus tejidos y órganos y se presenta un rápido crecimiento.

En el comienzo del período fetal, el cuerpo mide entre 5 y 8 cm desde la cabeza hasta las nalgas; cuando se produce el nacimiento, alcanza una longitud total de unos 50 cm. En el feto hay aumento del peso, y puede llegar a los 700 g en los últimos dos meses.

El crecimiento de la cabeza es acelerado en relación con el del cuerpo. En el tercer mes, la cabeza representa la mitad de la longitud corporal (cabeza-nalgas); en el quinto es alrededor de un tercio de la longitud total (cabeza-talón); en el parto equivale a un cuarto de la longitud total del cuerpo.

Zigoto Blastocisto Blastocisto 4 semanas 5 semanas Morula 6 semanas 71

Zigoto

Zigoto Blastocisto Blastocisto 4 semanas 5 semanas Morula 6 semanas 71

Blastocisto

Blastocisto

Zigoto Blastocisto Blastocisto 4 semanas 5 semanas Morula 6 semanas 71

4 semanas

5 semanas

Zigoto Blastocisto Blastocisto 4 semanas 5 semanas Morula 6 semanas 71

Morula

Zigoto Blastocisto Blastocisto 4 semanas 5 semanas Morula 6 semanas 71

6 semanas

7 semanas 8 semanas 72

7 semanas

7 semanas 8 semanas 72

8 semanas

1.4.6.

PARTO

El parto se define como la salida del feto del cuerpo de la madre y ocurre en tres etapas:

dilatación, expulsión del feto y expulsión de la placenta.

Durante la primera etapa, se dilata el cuello uterino y la hormona oxitocina produce contracciones de las paredes del útero; la frecuencia y fuerza de éstas aumentan gradualmente para facilitar el trabajo de parto. Esta presión provoca que el amnios se rompa y deje salir parte del líquido amniótico. Las contracciones y la presión ejercida por la cabeza del bebé permiten que éste avance del útero a la vagina.

Una vez que aparece la cabeza del bebé, se requieren algunas contracciones para que éste salga por completo del cuerpo de la madre. El llanto del recién nacido llena de aire sus pulmones por primera vez; ello marca el comienzo de la respiración autosuficiente, a continuación se corta el cordón umbilical.

Por último, el cuerpo de la madre expulsa la placenta y las demás membranas fetales. Con la expulsión de la placenta, se producen cambios hormonales que estimulan a las glándulas mamarias para que produzcan leche. Las primeras secreciones, llamadas calostro, son aguadas, pero contienen gran cantidad de anticuerpos que protegen al recién nacido de las enfermedades.

1.4.7. CUIDADOS PRENATALES

El objetivo de los cuidados prenatales es el asegurarse de que todo embarazo culmine en un niño sano sin deterioro de la salud de la madre.

Es imprescindible que el médico que asume la responsabilidad de la asistencia prenatal esté muy familiarizado con los cambios que entran dentro de la normalidad así como las anomalías impuestas por el embarazo. Una mala asistencia prenatal puede ser peor que no hacer nada en lo absoluto.

Duración normal del embarazo La duración media del embarazo, calculada a partir del primer día del último periodo menstrual, es de unos 280 días o 40 semanas. Lo habitual es calcular la fecha de nacimiento añadiendo 7 días a la fecha del primer día del último período menstrual y descontar 3 meses.

Se acostumbra dividir el embarazo en 3 partes iguales o trimestres de algo más de 13 semanas. Existen ciertos problemas obstétricos importantes que se agrupan dentro de cada uno de estos períodos.

Todo el que esté en contacto con la embarazada debería de decirle la importancia y disponibilidad de la asistencia prenatal para el feto y para ella misma.

La asistencia prenatal deberá iniciarse tan pronto como exista una probabilidad de embarazo razonable, puede ser tan sólo unos días después de la falta de un período.

Exploración inicial Los objetivos principales de esta exploración, son:

1) Definir la situación sanitaria de la madre y el feto. 2) Determinar la edad gestacional. 3) Iniciar un plan para continuar la asistencia obstétrica.

Una vez completada la historia y exploración física, se darán instrucciones a la madre en lo referente a: dieta, sueño, y relajación, hábitos intestinales, ejercicio, baños, vestidos, diversiones, tabaco, ingestión de fármacos, alcohol y visitas de control incluyendo las medidas a tomar en caso que falte a una cita médica.

Se le advierte acerca de las siguientes señales de peligro que deberán de ser comunicadas de inmediato tanto de día como de noche:

Toda hemorragia vaginal.

Hinchazón de la cara o de los dedos.

Cefaleas graves o continuas.

Visión disminuida o borrosa.

Dolor abdominal.

Vómitos persistentes.

Escalofríos o fiebre

Disuria

Perdida de líquido por la vagina

Cambios importantes de la frecuencia en los movimientos fetales.

Las siguientes exploraciones prenatales se efectúan habitualmente a intervalos de 1 mes durante los 7 primeros meses, luego cada 2 semanas y en el último mes cada semana, esto varía dependiendo de el caso.

1.4.8. CUIDADOS POSTNATALES

1.4.8.1. PERÍODO INMEDIATAMENTE POSTERIOR AL PARTO

Se le llama puerperio inmediato, a las dos horas posteriores al parto. Se trata de un período delicado en el cual la mujer debe ser controlada permanentemente por el médico. Pasado ese lapso, la mujer irá retornando de manera paulatina a su estado normal, eliminando restos de tejidos placentarios, pequeños coágulos y líquidos.

1.4.8.2. CONTROLES AL RECIÉN NACIDO

Se observa al recién nacido para asegurase que respira adecuadamente. Se realiza un examen físico completo que incluye un estudio neurológico (tono activo y pasivo, automatismos primarios, reflejos osteotendinosos y cutáneos), edad gestacional, relación peso - edad gestacional, descarte de malformaciones.

1.4.8.3. CUÁNDO CONVIENE LEVANTARSE DE LA CAMA

El trabajo de parto cansa mucho, por lo tanto la madre necesitará dormir después de parir. Después podrá levantarse y dar un paseo, si el médico lo estima conveniente. El pasearse le hará bien e incluso puede contribuir a acelerar la recuperación, ya que evitará la acumulación de gases en el sistema digestivo y facilitará la eliminación de edemas y problemas circulatorios.

Es importante mantener un aseo de la zona genital y beber líquido de manera abundante. Las levantadas irán aumentando con el pasar de los días. Al cabo de una semana, podrá realizar una actividad normal, pero sin efectuar ejercicios bruscos.

1.4.8.4. DÍAS HASTA QUE LE DEN DE ALTA

Si el parto y la recuperación son normales, es probable que le den de alta en dos días. Si

han existido complicaciones con el peso del bebé o la madurez de su sistema respiratorio, la estadía en la maternidad puede prolongarse por varios días. En todo caso, es el médico la persona calificada para dar de alta y entregar las orientaciones a cada madre.

1.4.8.5. PROBLEMAS MÁS FRECUENTES QUE PUEDEN OCURRIR DESPUÉS DEL EMBARAZO

Fatiga La fatiga es un fenómeno natural tras el esfuerzo físico que representa el embarazo y el parto. En la primera semana de volver de la clínica, la madre descansará lo más posible. Conviene crear un ambiente de tranquilidad, tanto para los padres como para el bebé, debiendo disponer la madre de ratos de reposo mientras el bebé duerme.

Podrá salir con él a pasear, procurando abrigarse y abrigar al bebé de acuerdo a las condiciones atmosféricas, y deberá tratar de no cansarse. Si empieza a sangrar en forma abundante, si experimenta la sensación de peso en torno de la vagina o el recto, o se siente extenuada, tendrá que comunicarse con el médico.

Inestabilidad Emocional El parir es un gran acontecimiento físico y emocional. No es raro que la madre se sienta deprimida inmediatamente después del parto. Esta inestabilidad se hará presente en mayor

o menor grado, producto de los cambios hormonales del organismo y por el hecho de

comenzar un nuevo estilo de vida, al que no está acostumbrado. Sentirá angustia y deseos de llorar, sin saber por qué. Esto es normal e irá disminuyendo con el transcurso del tiempo.

Por lo general, este estado desaparece una vez que se encuentra en casa con su bebé. Si persiste la depresión, se debe consultar al médico.

Estreñimiento Es común el estreñimiento las primeras semanas después del nacimiento. Puede aliviarse bebiendo agua en abundancia y comiendo alimentos de alto contenido de celulosa, como cereales, pan integral, frutas frescas y verduras. Si persiste el problema, consulte al médico.

Problemas de la Micción Los problemas de micción rara vez persisten más allá del primer día. Pueden deberse a una multitud de causas, como el anestésico utilizado para el parto o el dolor atribuible a los puntos de sutura.

Si no puede orinar transcurridas 6 a 8 horas del parto, la matrona tal vez le introduzca una

sonda (tubo fino de goma) por el orificio que conduce a la vejiga urinaria, a fin de facilitar la evacuación de ésta.

Secreción Vaginal El flujo genital, también llamado "loquios", es la secreción sanguinolenta que se expulsa después del parto. Al comienzo es de color rojo, tornándose a los pocos días de un color rosado y luego amarillento. Estos flujos tienen un olor característico y desaparecen al mes del parto. Si la secreción se vuelve rojiza, se espesa, o despide mal olor, comuníquese con el médico. Por ningún motivo debe usar duchas vaginales.

Dolores Abdominales o Entuertos Estos son contracciones del útero. Al finalizar el parto, éste se endurece; usted podrá palparlo a la altura del ombligo. Al pasar los días, debido a las contracciones, el útero comenzará a reducir su tamaño para regresar a la normalidad.

Durante las 24 horas que le siguen, usted podrá sentir contracciones que pasarán espontáneamente o con ayuda de analgésicos. Los entuertos también pueden producirse mientras usted amamanta, pero irán desapareciendo con el pasar de los días.

Dolor Producido por los Puntos de Sutura En el parto por vía vaginal, su médico efectuó un corte en la zona genital, conocido como "Episiotomía". Este corte cumple la función de facilitar la salida de su hijo y la protege de desgarros. Una vez que el bebé ha salido, este corte se sutura. Estos puntos caerán solos después de un período de siete días.

Si su parto fue por medio de una cesárea, su médico retirará los puntos cuando la cite a control. Para aliviar el dolor de los puntos recibirá en los primeros días, tratamientos con lámpara de calor o por aplicación de una sustancia analgésica. La matrona le enseñará la manera de lavarse con cuidado en torno de los puntos.

Digestión Esta comienza a regularizarse a los cinco días después del parto. Si presenta síntomas de estitiquez, ingiera bastante jugo, frutas y verduras. Si no se normaliza, puede tomar 1 a 2 cucharadas de vaselina líquida en la noche o algún laxante recomendado por su médico tratante.

1.4.9. ABORTO

¿Qué es el Aborto? Es la interrupción del proceso fisiológico del embarazo causando la muerte del producto de la concepción o feto dentro o fuera del claustro materno, viable o no.

La expresión aborto deriva de la expresión latina Abortus: Ab=mal, Ortus=nacimiento, es decir parto anticipado, privación de nacimiento, nacimiento antes del tiempo.

Se entiende por aborto, aquel cometido de manera intencional, y que provoca la interrupción del embarazo, causando la muerte del embrión o feto en el claustro de la madre o logrando su expulsión. La vida humana dependiente, es decir de aquella vida humana que no tiene la calidad de persona, es un ser concebido pero no nacido, una esperanza de vida intrauterina.

El feto no es todavía una persona humana, pero tampoco es una cosa. El feto solo deviene en persona con el nacimiento, por lo que su aniquilamiento no constituye delito de homicidio.

Para la ejecución se requiere:

- que la mujer esté embarazada

- que el embrión o feto esté vivo

Se considera al aborto terapéutico como el que contempla así mismo nuestro ordenamiento dos condiciones para el aborto:

Ética, cuando la mujer resulta embarazada como consecuencia de una violación.

Eugenésica, cuando existe la probabilidad que el niño nazca con graves taras físicas o psíquicas.

1.4.9.1. TIPOS DE ABORTO

El asesinato de un bebé no nacido se produce, además de algunos métodos domésticos, a través de los siguientes métodos:

Por envenenamiento salino Se extrae el líquido amniótico dentro de la bolsa que protege al bebé. Se introduce una larga aguja a través del abdomen de la madre, hasta la bolsa amniótica y se inyecta en su lugar una solución salina concentrada. El bebé ingiere esta solución que le producirá la muerte 12 horas más tarde por envenenamiento, deshidratación, hemorragia del cerebro y de otros órganos. Esta solución salina produce quemaduras graves en la piel del bebé. Unas horas más tarde, la madre comienza "el parto" y da a luz un bebé muerto o moribundo, muchas veces en movimiento. Este método se utiliza después de las 16 semanas de embarazo.

Por Succión Se inserta en el útero un tubo hueco que tiene un borde afilado. Una fuerte succión (28 veces más fuerte que la de una aspiradora casera) despedaza el cuerpo del bebé que se está desarrollando, así como la placenta y absorbe "el producto del embarazo" (el bebé), depositándolo después en un balde. El abortista introduce luego una pinza para extraer el cráneo, que suele no salir por el tubo de succión. Algunas veces las partes más pequeñas del cuerpo del bebé pueden identificarse. Casi el 95% de los abortos en los países desarrollados se realizan de esta forma.

Por Dilatación y Curetaje En este método se utiliza una cureta o cuchillo provisto de una cucharilla filosa en la punta con la cual se va cortando al bebé en pedazos con el fin de facilitar su extracción por el cuello de la matriz. Durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo el bebé es ya demasiado grande para extraerlo por succión; entonces se utiliza el método llamado por dilatación y curetaje. La cureta se emplea para desmembrar al bebé, sacándose luego en pedazos con ayuda de los fórceps. Este método está convirtiéndose en el más usual.

Por "D & X" a las 32 semanas Este es el método más espantoso de todos, también es conocido como nacimiento parcial. Suele hacerse cuando el bebé se encuentra muy próximo de su nacimiento Después de haber dilatado el cuello uterino durante tres días y guiándose por la ecografía, el abortista introduce unas pinzas y agarra con ellas una piernecita, después la otra, seguida del cuerpo, hasta llegar a los hombros y brazos del bebé. así extrae parcialmente el cuerpo del bebé,

como si éste fuera nacer, salvo que deja la cabeza dentro del útero. Como la cabeza es demasiado grande para ser extraída intacta; el abortista, entierra unas tijeras en la base del cráneo del bebé que está vivo, y las abre para ampliar el orificio. Entonces inserta un catéter y extrae el cerebro mediante succión. Este procedimiento hace que el bebé muera y que su cabeza se desplome. A continuación extrae a la criatura y le corta la placenta.

Por Operación Cesárea Este método es exactamente igual que una operación cesárea hasta que se corta el cordón umbilical, salvo que en vez de cuidar al niño extraído se le deja morir. La cesárea no tiene el objeto de salvar al bebé sino de matarlo.

Mediante Prostaglandinas Este fármaco provoca un parto prematuro durante cualquier etapa del embarazo. Se usa para llevar a cabo el aborto a la mitad del embarazo y en las últimas etapas de éste. Su principal "complicación" es que el bebé a veces sale vivo. También puede causarle graves daños a la madre. Recientemente las prostaglandinas se han usado con la RU-486 para aumentar la "efectividad" de éstas.

Se trata de una fármaco abortivo empleado conjuntamente con una prostaglandina, que es eficiente si se la emplea entre la primera y la tercera semana después de faltarle la primera menstruación a la madre. Actúa matando de hambre al diminuto bebé, al privarlo de un elemento vital, la hormona progesterona. El aborto se produce luego de varios días de dolorosas contracciones.

2. LOS SERES VIVOS Y SU AMBIENTE

2.1. CONCEPTOS GENERALES DE LA ECOLOGÍA

El estudio de las relaciones entre los seres vivos y su ambiente plantea numerosas interrogantes relacionadas con las características del lugar ocupado por los organismos, es decir, el hábitat, así como la función que desempeñan en el ambiente, esto es, las conductas. Por está razón, los estudios ecológicos incluyen investigaciones sobre plantas y animales, basadas en sus conductas y sus hábitats, ya que tratan todo lo relacionado con los fenómenos, las formas y el ambiente de los seres vivos.

Así, se presenta la ecología como una disciplina integradora del conocimiento, y se analizan las principales metodologías que se utilizan en la investigación ecológica.

Se exponen conocimientos generales acerca de la ecología humana, y se establecen las relaciones que existen entre la ecología y los recursos naturales.

2.1.1. CONCEPTOS E IMPORTANCIA DE LA ECOLOGÍA Y EL AMBIENTE

El termino ecología (del griego oikos: casa, y logos: tratado) fue definido por primera vez por Ernst Haeckel, en 1869, quien lo consideró como la totalidad de relaciones entre los seres y su ambiente. La definición es muy amplia, implica el carácter interdidiplinario de la ecología, ya que se relaciona, de manera o indirecta, con todas las disciplinas del saber humano. Sus bases directas radican en la genética, evolución, etología y fisiología, aplicadas a los organismos vivos; además, sus relaciones son la geografía, la física y las matemáticas son innegables.

En el siglo XX, durante la década de 1960, la gente comenzó a interesarse por los aspectos ambientales al adquirir conciencia de que la capacidad productiva de la naturaleza es limitada, y que el uso de técnicas inadecuadas en la explotación de los recursos naturales puede ocasionar el grave deterioro del ambiente natural.

A partir de ese momento, para muchos, el término ecología se ha considerado sinónimo de

todo lo relacionado con el ambiente.

La sociedad le ha dado a la palabra “ambiente” diversos significados: calidad del aire que se respira, necesidad de alimentos, áreas verdes para recreación, regiones de alta o baja productividad y otros más, que incluyen aspectos sociales, políticos, económicos y aun filosóficos que se han alejado cada vez más del concepto ecológico inicial, por ello, algunos autores buscar nuevas definiciones para el término "ecología".

En 1963, Eugene Odum la conceptuó como el estudio de la estructura y el funcionamiento de la naturaleza. Por otra parte, en 1978 Ch. J. Krebs la definió como el estudio científico de las interacciones que regulan la distribución y la abundancia de los organismos.

La ecología se considera una disciplina integradora, ya que trabaja con diversos elementos del medio, tanto vivos como no vivos, y los reúne en unidades llamadas ecosistemas, dentro

de las cuales interactúan todos los elementos que las forman. Al analizar dichos elementos,

el ecólogo adquiere una perspectiva integral, necesaria para interpretar de manera correcta

los aspectos estructurales y funcionales de un ecosistema.

2.1.2. CONCEPTOS

El estudio de los seres vivos puede enfocarse a diversos niveles de integración, cada uno de

los cuales representa un tipo particular de sistema biológico.

Afirmar que los sistemas de dimensiones pequeñas son más simples que los de mayor dimensión carece de base, ya que cada uno de ellos conforma un nivel de organización, con sus propias leyes y complejidades. Así, la estructura y función de una célula pueden ser tan complejas como las de una comunidad. La atención de los ecólogos puede enfocarse en estos niveles de organización:

Individuo: Organismo formado por aparatos y sistemas. Una o más células caracterizadas por un único tipo de información codificada en su ADN. Puede ser unicelular, multicelular o pluricelular. Los individuos pluricelulares muestran tipos celulares especializados y división de funciones en tejidos, órganos y sistemas.

Especie: Grupo de individuos similares que tienden a aparearse entre sí dando origen a una descendencia fértil. Muchas veces encontramos especies descritas, no por su reproducción (especies biológicas) sino por su forma (especies anatómicas).

Poblaciones: Grupos de individuos (misma especie) similares que tienden a aparearse entre sí en un área geográfica limitada. Esto puede ser tan sencillo como un campo con flores separado de otro campo por una colina sin flores.

Comunidad: Es la relación entre grupos de diferentes especies. Conjunto de poblaciones. Por ejemplo, las comunidades del desierto pueden consistir en conejos, coyotes, víboras, ratones, aves y plantas como los cactus y otras suculentas. La estructura de una comunidad

puede ser alterada por sucesos o actividades tales como el fuego, la actividad humana y la sobrepoblación.

2.2. RELACIONES DE UNOS ORGANISMOS A OTROS

Como se debe entender, todo ecosistema se estructura por comunidades de organismos, las cuales interactúan con el medio abiótico intercambiando materia y energía. Sin embargo, es dentro de las comunidades donde las poblaciones de organismos que las conforman son las encargadas de realizar tal tarea dinámica. Por lo anterior, es necesario que se comprendan los tipos de interacción que practican estos organismos para lograr la organización y estabilidad de estas comunidades.

2.2.1. RELACIONES INTRA E INTER ESPECÍFICAS

La importancia de las interacciones inter e intraespecíficas radica en que, así como existen factores físico-químicos que modifican la distribución y la abundancia de las poblaciones en los ecosistemas, asimismo la interacción entre las diferentes especies también influye en tal transformación.

Una relación interespecífica se manifiesta cuando los organismos participantes son de diferentes especies y, una relación intraespecífica se observa entre organismos de la misma especie.

Cabe mencionar que entre mayor sea la densidad de la población, la oportunidad de que ocurran las relaciones intraespecíficas será también en mayor proporción, dado el alto número de integrantes de la población.

En las interacciones biológicas se pueden obtener efectos benéficos (interacciones positivas), como en el comensalismo, cooperación y mutualismo; o bien, se logran resultados negativos (interacciones negativas) que afecten el desarrollo y la supervivencia de una de las poblaciones, como en la depredación, parasitismo, competencia y amensalismo.

Es importante resaltar que las interacciones negativas que producen efecto en una o en ambas poblaciones participantes, quizá sean las que en un momento determinado se constituyan en el factor que logre a largo plazo la estabilidad de la comunidad a la que pertenecen. Por tanto, la competencia, la depredación y simbiosis se constituyen en las principales interacciones que impactan sobre la organización de las comunidades: la primera, se enfoca sobre la diversidad y abundancia de las poblaciones; la segunda, permite la integración de las cadenas tróficas, y la tercera, a través del fenómeno del mutualismo, permite la estabilidad.

Las interacciones inter e intraespecíficas que se presentan a continuación, pueden presentar o no, acción recíproca donde una población puede o no afectar a la otra, puede inhibirla, favorecerla o presentar efecto neutro.

Competencia. Presenta una variable llamada amensalismo o interferencia

Cooperación.

Simbiosis. Abarca los fenómenos de: mutualismo, comensalismo y parasitismo.

Depredación.

Competencia Este fenómeno ocurre cuando el espacio se limita y el alimento escasea, orientando a los organismos a luchar o competir por ellos. La competencia intraespecífica contribuye a la supervivencia de los mejores individuos, sin embargo, en la competencia ínterespecífica aparece la exclusión competitiva o de Gause, donde dos especies al competir por los mismos recursos, una de ellas logra excluir a la segunda. Dentro de la competencia existe una variable: el amensalismo o interferencia, donde una especie inhibe el crecimiento y la supervivencia de otra y permanece sin ser afectada. La especie que es inhibida recibe el nombre de amensal. Como ejemplo de competencia se tiene: el efecto de la "marea roja" sobre ciertas especies de peces. Los microorganismos que forman a la marea roja no se ven afectados por la muerte de los peces. Otro ejemplo ilustrativo puede ser, que al crecimiento de los árboles en un bosque se va formando un techo denso de ramas y hojas y las especies vegetales del piso no reciben suficiente luz solar y empiezan a declinar su crecimiento, reproducción y supervivencia hasta inhibirse. Relativamente los árboles no se afectan y las plantas del piso se convierten en amensales.

Cooperación Sucede cuando las dos especies ínter actuantes se benefician y la interrelación es opcional, es decir, cada especie es capaz de sobrevivir independientemente, pero la interacción cooperativa permite el aumento de la tasa de crecimiento de ambas. Por ejemplo, la relación entre cangrejos y celenterados como las hidras o anémonas de mar. Los celenterados le sirven al cangrejo como camuflaje al ubicarse en la parte superior del cangrejo, cuando éste obtiene alimento, los celenterados aprovechan los restos.

Simbiosis Se puede interpretar que todas las relaciones entre los organismos se consideran simbióticas, las cuales son relaciones dinámicas que constituyen fuerzas selectivas que contribuyen a la adaptación evolutiva de las poblaciones. Sus modalidades o variantes son:

Mutualismo. En esta variante ambas especies se benefician y son muy dependientes una de la otra, a tal grado que no pueden vivir separadas. Ejemplo, los protozoarios degradadores de celulosa que se localizan en el intestino de las polillas comedoras de madera. Esta asociación les permite a las polillas nutrirse con los azucares provenientes de la degradación de la celulosa, y a los protozoarios tener un lugar adecuado para vivir, debido a que se han tornado tan especializados que no sobreviven en un ambiente diferente al que otorga el intestino de las termitas; otro ejemplo lo constituye la asociación que se da entre un alga y un hongo (liquen).

Comensalismo. Durante la interrelación de dos especies, una de ellas se beneficia (comensal) y la otra (hospedero) no resulta afectada como consecuencia del beneficio de la primera. Generalmente, el comensalismo es necesario para la supervivencia de la especie comensal. Un caso típico nos ilustra al respecto: la asociación entre los tiburones y el pez remora. La remora se prende al vientre del tiburón, es transportada y obtiene para su propio sustento, los restos de la comida que obtiene éste. En el caso de las plantas podemos mencionar el de las plantas epifitas, como el heno y determinadas orquídeas que crecen sobre diversas especies de árboles.

Parasitismo. Se produce este fenómeno cuando en la interacción de dos especies, una de ellas (el parásito) se nutre a sí misma a expensas de la otra (el huésped). El parasitismo es indispensable para la especie parásita. En ciertas ocasiones este tipo

de interrelación, indirectamente ocasiona la muerte del huésped. Ejemplos de parasitismo: los seres humanos como huéspedes de parásitos intestinales, protozoarios, ácaros, insectos, etc.

Depredación. Es una interacción donde una especie (el depredador) ataca, atrapa, mata y se alimenta de otra especie (la presa). La especie predadora se beneficia al obtener su alimento y la especie que sirve de presa se inhibe. Existen plantas que practican la depredación, son vegetales carnívoros provistos de mecanismos que les permiten atrapar y digerir pequeños animales, generalmente insectos; por ejemplo, la drosera. Como ejemplo de depredación animal, se puede mencionar la predación del halcón al ratón de campo, o la del león, al antílope, entre otras.

2.3. RELACIONES DE LOS ORGANISMOS CON SU MEDIO AMBIENTE

Para comprender la estructura de un sistema natural, es importante analizar las adaptaciones a sus ambientes físico y biológico, lo cual puede interpretarse por medio de índices y parámetros estructurales, tales como: índices de diversidad de organismos, de área basal, de área fotosintética y otros.

Aunque existen amplias variaciones en lo que se refiere a la fisonomía del ecosistema,

ciertos patrones son comunes a todos. Por ejemplo: los elementos captadores de energía se encuentran en las capas superiores; la materia orgánica se acumula en las partes inferiores;

y

la distribución de ciertos gases, nutrientes y luz es el resultado de la actividad respiratoria

y

fotosintética de los organismos del ecosistema.

Otro criterio de análisis es la complejidad estructural, definida como la suma de propiedades de un ecosistema, que incluye: la complejidad de la red alimentaria, la distribución horizontal y vertical de las especies, y la arquitectura del sistema ecológico. Dicha complejidad es muy sensible a los factores ambientales que prevalecen en la región; por ejemplo, los sistemas adaptados a incendios frecuentes presentan sistemas subterráneos de estructura compleja (más raíces, más biomasa en ellas, abundancia de tallos subterráneos, etc.), pero poca complejidad en sus componentes aéreos. En los bosques tropicales la complejidad estructural varía notablemente con los cambios en el régimen de lluvias; la mayor complejidad se presenta en la zona más lluviosa. La proporción de biomasa y la diversidad de especies aumentan con el calor y la humedad. En síntesis, cada sistema posee características estructurales que sirven como indicadores de las condiciones físicas del ambiente.

El funcionamiento del ecosistema presenta cinco procesos metabólicos:

Fotosíntesis. Permite la captación de energía solar por las plantas.

Respiración. Mediante ella, la energía se emplea para realizar trabajo. La energía se distribuye por medio de las cadenas alimentarias (de productores a herbívoros, de éstos a carnívoros, etcétera).

Circulación de minerales. Permite el flujo de materiales en los ecosistemas.

Sucesión en el ecosistema. Son los cambios del ecosistema a través del tiempo.

Homeostasis. Es el conjunto de procesos internos de regulación que le permite al sistema funcionar como un todo, en armonía con sus elementos bióticos y abióticos.

La fotosíntesis y la respiración son mecanismos esenciales para el flujo de energía en el ecosistema.

2.3.1. EL AMBIENTE COMO FUENTE DE ENERGÍA Y MATERIA

Para que exista vida en la Tierra, ésta debe recibir energía solar en forma continua y liberar energía calorífica al exterior. La temperatura más o menos constante de la superficie terrestre resulta del continuo equilibrio energético entrada-salida del ecosistema Tierra (no olvidemos que se trata de un sistema abierto).

La atmósfera absorbe parte de la energía solar irradiada a la Tierra, por lo que a la superficie terrestre sólo llega el 50% de dicha energía.

La energía solar interviene en diversos procesos: conduce ciclos atmosféricos, funde el hielo, evapora el agua, genera vientos, ondas y corrientes; y además, sustenta a todos los seres vivos del planeta. Por medio de la fotosíntesis, las plantas almacenan la energía solar en moléculas químicas complejas, las cuales son ingeridas por animales herbívoros y éstos, a su vez, por carnívoros. Cuando las plantas o animales necesitan energía, degradan dichas moléculas y liberan la energía almacenada en ellas por medio de la respiración.

Los procesos energéticos son regulados por las leyes de la termodinámica, que explican las relaciones entre las diversas formas de energía.

La primera ley, también llamada de la conservación de la energía, dice:

La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma”.

Establece que la cantidad total de energía, en todas sus formas, permanece constante. Aunque puede cambiar de unas formas a otras, la suma de todas debe ser constante.

La segunda ley de la termodinámica establece que:

Siempre que la energía se transforma, tiende a pasar de un estado más organizado y concentrado a uno menos organizado y más disperso.

El significado ecológico de las leyes de la termodinámica se puede explicar de manera sencilla: La energía solar que penetra a un ecosistema fluye a través de sus componentes, adoptando diversos estados o formas; por ejemplo: compuestos químicos, organelos celulares, respiración, etc. (primera ley de la termodinámica). Esta energía puede ser cuantificada.

En cada transferencia o transformación, parte de la energía queda tan dispersa (calor) que deja de ser útil (segunda ley de la termodinámica). Cuando la energía fluye a través de un sistema ecológico, disminuye su capacidad para producir trabajo. Esto indica que al pasar por los distintos niveles del ecosistema la cantidad de energía organizada y concentrada es cada vez menor. La energía solar no se destruye al fluir a través del ecosistema Tierra, pero se degrada, porque pasa de una forma de energía concentrada, capaz de conducir reacciones y producir trabajo, a un tipo de energía más difuso: el calor.

Los seres vivos necesitan alrededor de 40 elementos químicos para su desarrollo; entre ellos, los fundamentales son: carbono (C), hidrógeno (H), oxígeno (O), nitrógeno (N), azufre

(S) y fósforo (P). La existencia de éstos en la naturaleza es limitada; por ello deben reciclarse de manera continua. Así, surgen los llamados ciclos biogeoquímicos, que permiten la disponibilidad de estos elementos una y otra vez, transformándose y recirculando a través de la atmósfera, hidrosfera, litosfera y biosfera, es decir, la ecosfera.

Los componentes bióticos y abióticos de la naturaleza se relacionan de manera estrecha durante los ciclos biogeoquímicos; los organismos muertos también desempeñan un papel importante en estos ciclos.

El término biogeoquímico alude a un movimiento cíclico de los elementos que forman los seres vivos (bio) y el ambiente geológico (geo), lo cual incluye cambios químicos.

Todo ciclo biogeoquímico se caracteriza por el paso del elemento del entorno al ser vivo, y su retorno al medio; siempre, con la intervención de vegetales, animales y microorganismos. También en el ciclo existe una fuente geológica (atmósfera o litosfera) de los elementos, y éstos tienen cambios químicos durante su trayecto.

Los ciclos biogeoquímicos pueden ser de dos tipos:

Nutrientes gaseosos. Cuya fuente de aporte es la atmósfera; por ejemplo:

carbono, oxígeno y nitrógeno.

Nutrientes sólidos. Proporcionados por la corteza terrestre; por ejemplo: fósforo y azufre.

El agua desempeña un papel fundamental en los ciclos biogeoquímicos, ya que los nutrientes atmosféricos llegan a la superficie terrestre con la lluvia; los nutrientes sólidos provienen de minerales de rocas desgastadas y disueltas por el agua, además, las plantas absorben los nutrientes minerales disueltos en este líquido.

Ciclo del carbono El carbono se encuentra en la atmósfera como dióxido de carbono (CO 2 ) gaseoso. Las plantas toman el CO 2 directamente del medio donde viven (agua o atmósfera), y con él fabrican carbohidratos y algunos lípidos durante la fotosíntesis. Al alimentarse de plantas, los animales ingieren los compuestos complejos elaborados a partir de CO 2 y agua. El CO 2 regresa a la atmósfera a través de la respiración de los seres vivos, por desintegración bacteriana o como residuo de las combustiones.

Ciclo del nitrógeno Representa un ejemplo típico de nutrientes gaseosos. El nitrógeno constituye el elemento predominante de la atmósfera (79%); sin embargo, para poder ser utilizado por los organismos vivos debe sufrir un proceso de fijación. Las bacterias nitrificantes fijan el nitrógeno atmosférico y lo convierten en sales de nitrógeno, nitritos o nitratos, que las plantas absorben del suelo a través de sus raíces.

Con el nitrógeno, la planta fabrica proteínas durante la fotosíntesis, las cuales son ingeridas en forma directa por herbívoros o indirecta por carnívoros. Cuando los organismos mueren, sus cuerpos son desintegrados por la acción bacteriana, formándose amoniaco; otras bacterias convierten el amoniaco en nitratos, o lo liberan en forma gaseosa por acción de bacterias desnitrificantes; de esta manera el nitrógeno regresa a la atmósfera.

Ciclo del fósforo

El fósforo es un elemento esencial para los seres vivos, ya que forma parte de la estructura de los ácidos nucleicos, y de las moléculas productoras de energía (ATP).

Es un ejemplo de nutriente sólido que forma parte del suelo; se le encuentra en forma de fosfatos disueltos en agua, cuyo origen es la corteza terrestre.

Las plantas absorben el fósforo del suelo y lo integran al ADN, ARN y ATP de todas sus células. Los animales lo obtienen al ingerir vegetales u otros animales. Los restos de animales y vegetales muertos, así como los materiales de desecho, sufren la acción de bacterias fosfatizantes, las cuales liberan los fosfatos incorporándolos al suelo.

El agua arrastra la mayoría de los fosfatos del suelo y los conduce a través de ríos, lagos y mantos freáticos hasta depositarlos en el mar. El fósforo también es consumido por la flora y la fauna acuáticas.

Las aves marinas recuperan un poco de fosfato depositado en el mar al consumir productos acuáticos, pero la mayor parte de este elemento no vuelve al ciclo, por lo que prácticamente todo el fósforo que circula es el producto de nuevas aportaciones del sustrato geológico.

2.3.2. EFECTO DEL AMBIENTE SOBRE LOS SERES VIVOS

El ecosistema se considera la unidad fundamental de organización en ecología, y la unidad estructural de la ecosfera.

El conjunto de elementos que forman el ecosistema, y que por tanto integran el ambiente natural, está organizado en los grupos siguientes:

Elementos abióticos. Componen la parte física o inerte de los ecosistemas, tales como: energía solar, atmósfera, agua, suelo, relieve, sustrato geológico y clima.

Elementos bióticos. Forman la parte viva del sistema ecológico, es decir, plantas, hongos, protistas, bacterias y animales, incluyendo al hombre.

Todos los elementos del ecosistema interactúan de manera holística, es decir, integral; por esta razón, no es fácil aislar uno de ellos y cambiarlo sin afectar a los demás.

ELEMENTOS ABIÓTICOS O FÍSICOS Se considera abiótico aquello que no tiene vida, lo cual es sinónimo de inerte (ya que está sometido a las leyes físicas de la inercia). En consecuencia, los elementos abióticos del ecosistema representan la parte física del mismo.

Estos elementos son determinantes del tipo de comunidades que pueden existir en un sistema ecológico.

ENERGÍA, RADIACIÓN SOLAR Y TEMPERATURA La fuente de energía que posibilita la vida en la Tierra procede de la radiación solar. Para conocer su influencia, se debe tomar en cuenta la intensidad o cantidad por unidad de superficie y por unidad de tiempo; la calidad (o longitud de onda) y la duración o fotoperiodo. La radiación solar proporciona la energía necesaria para la fotosíntesis y además constituye la fuente de calor para el ambiente. El calor se manifiesta a través de la temperatura, o la tendencia de una sustancia a liberar calor. La radiación solar y la

temperatura tienen ciclos diarios y estacionales; y son diferentes en las diversas regiones del planeta, ya que se manifiestan en estrecha relación con la latitud y la altitud. Así, en regiones tropicales con bosques lluviosos, la radiación solar y la temperatura son altas durante todo el año. En los desiertos sucede lo mismo, pero la carencia de nubes y de vegetación ocasiona fuertes pérdidas de calor durante las noches, las cuales tienden a ser frías. En regiones polares o alpinas se registran temperaturas muy bajas durante prolongados períodos invernales de oscuridad, que alternan con veranos de alta radiación solar. Los cambios en el relieve también modifican las tasas de insolación y de calor; en las laderas orientadas al norte, la cubierta vegetal es menos densa que en las orientadas al sur, ya que estas últimas reciben luz directa y alcanzan temperaturas mayores.

En los valles rodeados de montañas, como el valle de México, ocurre un fenómeno relacionado con la radiación solar y la temperatura: la inversión térmica. Esta consiste en lo siguiente: al incidir los rayos solares sobre el fondo del valle, las capas bajas de la atmósfera se calientan; al calentarse, el aire es más ligero y por tal razón se eleva. Al mismo tiempo las masas de aire frío de las montañas bajan por las laderas hasta el fondo del valle. Como resultado, hace más frío en el valle que en la parte alta de las montañas. Al avanzar el día, las capas de aire se homogeneizan y se nivelan las temperaturas.

Los seres vivos difieren en sus respuestas metabólicas a la temperatura y en su tolerancia a temperaturas extremas. En general, puede decirse que hay poca actividad metabólica por debajo de 0 °C o por arriba de 45 °C. No obstante, en regiones árticas o de considerable altitud, existen organismos como líquenes, musgos, liebre ártica, reno u oso polar, que toleran temperaturas de congelación; incluso dichas plantas llevan a cabo la fotosíntesis a menos de 0 °C. Asimismo, las plantas y animales del desierto resisten temperaturas elevadas durante el día y bajas por la noche. En primaveras cálidas, algunas bacterias toleran temperaturas superiores a 70 °C y se inactivan a menos de 55 °C.

ATMÓSFERA Se considera la atmósfera como la capa gaseosa que rodea la Tierra. Proporciona a los organismos el oxígeno necesario para la respiración y el dióxido de carbono (C0 2 ) y vapor de agua para la fotosíntesis. Representa, además, la fuente de nitrógeno que se incorpora al suelo por acción bacteriana y que queda a disposición de las plantas. La proporción de gases atmosféricos varía con la altitud, debido a ello, en las montañas altas el oxígeno es escaso. La presión atmosférica también disminuye con la altitud, razón por la cual sentimos molestias en el tímpano durante los ascensos o descensos rápidos en un avión o en un camino montañoso.

La atmósfera en movimiento recibe el nombre de viento, y es de gran importancia en el medio, ya que permite la circulación de los gases. Cuando el viento se mueve de manera circular y alcanza gran velocidad produce los tornados (por lo general en seco) y los huracanes o ciclones (acompañados de lluvia) que ocasionan considerables efectos físicos en los ecosistemas. En zonas arboladas, expuestas a