Sei sulla pagina 1di 161

Módulo 1.

Sistema Financiero Internacional y Estructura Bancaria de La República Argentina

Unidad 1 y 2

Lectura 1

Materia: Técnicas Bancarias y cambiarias Profesor: Gisela Maggi

Concepto

El sistema financiero es el conjunto de personas y organizaciones, tanto públicas como privadas, es decir, un conjunto de instituciones que previamente autorizadas por el Estado, captan, administran, regulan y dirigen los recursos financieros que se negocian entre los diversos agentes económicos, dentro del marco de la legislación correspondiente. El sistema financiero de un país está constituido por los intermediarios financieros, personas e instituciones que actúan en el mercado financiero, y comprende todas las operaciones financieras y comerciales entre los sujetos y los sectores económicos. (Dueñas Pietro, R., 2008)

Funciones básicas del sistema financiero

- Fomento del ahorro

- Obtener estabilidad monetaria: el sistema financiero contribuye a salvaguardar el valor del dinero en los tres aspectos básicos de la moneda (unidad de cuenta, reserva de valor e instrumento de pago)

- Contribuir a las solvencias de las instituciones: tanto a nivel sistemático como en forma individual de los individuos que la componen

- Crear una variedad de activos financieros

- Conseguir una eficaz asignación de los recursos

- Conseguir bajo costo de intermediación

Importancia del Sistema Financiero

Existen personas y empresas que devengan todos los días una renta o ingreso que puede ser de capital o humano, por ejemplo. Una vez descontados los gastos de consumo o de funcionamiento, dependiendo si son personas o empresas respectivamente, y los costos de producción, obtienen un excedente neto al que llamamos ganancia. Este excedente equivale a un ahorro (ahorro = ingreso – consumo). Estas personas y empresas que poseen excedentes monetarios son llamadas Unidades de Gastos Superavitarias. Luego, existen personas y empresas que su nivel de consumo es mayor al de sus ingresos y por consiguiente no tienen capacidad de generar sobrantes de dinero; a éstas las llamaremos Unidades de Gastos Deficitarias. Por ende, el Sistema Financiera capta los excedentes de liquidez de las Unidades de Gastos Superavitarias para transferirlos a las Unidades de Gastos Deficitarias. El flujo de recursos de las Unidades de Gastos Superavitarias hacia las instituciones financieras (principalmente los bancos) se ve compensado con el reconocimiento de un rendimiento, llamado interés. De igual forma, el flujo de recursos desde las instituciones financieras hacia las Unidades deficitarias tiene un precio, lo que se refiere al pago de intereses. (Dueñas Pietro, R., 2008)

INVERSIÓN
INVERSIÓN

En la economía existe un doble flujo de recursos, por un lado tenemos a las familias que transfieren fondos al sistema financiero y éste a su vez ofrece financiación a las economías domésticas. El Sistema Financiero opera como un intermediario entre las personas que disponen de suficiente capital y aquellas que necesitan y solicitan recursos monetarios para desarrollar proyectos de inversión e impulsar la actividad económica. La tasa de interés que pagan las Unidades de Gastos Deficitarias por los préstamos otorgados por las entidades financieras, son superiores a las tasas de interés que éstas reconocen a los ahorradores. Es decir, que el sistema financiero obtiene una ganancia por el solo hecho de actuar como intermediario, ya que su negocio consiste en captar dinero a bajas tasas de interés y prestar ese mismo dinero a tasas de interés más altas. El Sistema Financiero facilita la circulación del dinero en la economía, permitiendo de esta manera la realización de numerosas transacciones diarias y fomentando de este modo el desarrollo de proyectos de inversión. (Dueñas Pietro, R., 2008)

El control de la cantidad de dinero en circulación en la economía, es una tarea que del Banco Central. Por lo cual, el banco central utiliza tres herramientas clave: el Encaje bancario, la Tasa de Redescuento y las Operaciones de Mercado Abierto. Y es precisamente sobre el Sistema Financiero que recae la aplicación de estas herramientas de contracción monetaria, convirtiéndose en un medio importante de la política monetaria. (Dueñas Pietro, R., 2008)

Elementos que conforman el Sistema Financiero

Pietro, R., 2008) Elementos que conforman el Sistema Financiero Técnicas Bancarias y Cambiarias – Gisela Maggi

Activos Financieros

Los Activos Financieros son títulos librados por las Unidades de Gastos Deficitarias. Estos títulos son negociables y tienen tres características importantes: la liquidez, de fácil conversión en efectivo; el bajo riesgo, es decir la posibilidad mínima de pérdida; y la rentabilidad, que es la ganancia sobre la inversión. (Dueñas Pietro, R., 2008)

Un Activo Financiero es el derecho que tiene quien lo posee a recibir del emisor flujos futuros de efectivo. Es un documento que genera dos obligaciones:

Por parte del emisor (persona que emite o vende el documento) genera una obligación de cumplir con una promesa de pago del importe pactado.

Por parte del tenedor (persona que compro el documento) genera un derecho a recibir esos pagos.

El concepto de activo financiero, está asociado al concepto de beneficio y al concepto de riesgo. El poseedor de un activo busca beneficios, llevarse más plata y corre ciertos riesgos como de pérdida de intereses y hasta pérdidas del capital invertido, en el caso de que las cosas no ocurran todo lo bien que deben ocurrir.

Cuando una empresa requiere capital emite y vende estos títulos en el mercado de valores, por ejemplo acciones, bonos, papeles comerciales, y muchos inversionistas encuentran atractivos esos títulos e invierten sus recursos. La empresa entrega el título, recibe el capital para realizar el proyecto y se compromete con el inversionista a devolver una ganancia. (Dueñas Pietro, R., 2008)

Mercados Financieros

Un mercado financiero, es un sitio físico o virtual al cual concurren compradores y vendedores, donde se negocian los activos financieros. Las funciones de los mercados financieros son:

Poner en contacto a los participantes

Fijar los precios de los activos financieros

Convertir en líquidos a los activos financieros.

Reducir costos y plazos de intermediación. (Dueñas Pietro, R., 2008)

Intermediarios Financieros

Los Intermediarios Financieros son los que intervienen en el mercado atrayendo recursos monetarios, poniéndolos mediante operaciones crediticias y otras de tipo financiero. Comprende a personas o empresas que operan en forma pública o privada, en montos reducidos o considerables y que hacen de ello su actividad específica o no. Los Intermediarios

Financieros son los que como dice su nombre intermedian las operaciones entre los distintos participantes del mercado. Constituyen el conjunto de instituciones que intermedian entre los oferentes y demandantes de recursos financieros. Los Intermediarios Financieros más importantes en todos los países son los bancos. Estos bancos y otras entidades financieras, son entidades que hacen de la intermediación pública de recursos financieros, su actividad específica y habitual, caracterizada por la captación de depósitos y el otorgamiento de créditos. Son ejemplos: Bancos Comerciales, Bancos de Inversión, Agentes de Bolsa, Compañías de Seguro entre otros. (Francisco Mochón y Victor Beker, 1998)

Seguro entre otros. (Francisco Mochón y Victor Beker, 1998) En el esquema anterior podemos observar el

En el esquema anterior podemos observar el papel de los intermediarios financieros. La financiación va de los sujetos con ahorro excedente hacia los que necesitan financiación, mientras que los activos financieros circulan en sentido contrario. Los activos primarios emitidos por los prestatarios son directamente absorbidos, en parte por los ahorristas o prestamistas. Los ahorristas entregan sus fondos de financiación a entidades financieras intermedias contra la adquisición de activos financieros de éstas. Los intermediarios financieros utilizan los fondos obtenidos para proporcionárselos a los prestatarios, adquiriendo a cambio activos primarios. Estos intercambios se producen en los denominados mercados financieros. (Francisco Mochón y Victor Beker, 1998)

Las principales características de los Intermediarios Financieros son:

Poseer una relación deuda / capital muy elevada

Habitualidad en cotizar sus papeles tanto de deuda como de capital en los mercados financieros y ser tenedores de estos papeles (obligaciones negociables, acciones)

Principales formadores de mercado

Cultivar una relación de largo plazo con los clientes (Rodríguez A. C., 2001)

Las funciones de los Intermediarios Financieros son:

Racionar el crédito

Contribuir a la creación de un mecanismo de pago y de creación de dinero multiplicando el crédito (tarjetas de débito, cheques, tarjetas de crédito, transferencias bancarias)

Incorporar la solvencia del Intermediario Financiero

Administrar adecuadamente la liquidez vía la transformación de activos ilíquidos en activos líquidos

En la concesión de financiamiento pueden manejar importes elevados y admitir importes pequeños en la captación de recursos y viceversa

Reducir riesgos vía diversificación de su cartera de activos aplicando tecnología y conocimientos que resultan muy costosos y a menudo no disponibles para inversores individuales

Manejar el riesgo que implica la toma de fondos a corto plazo y la colocación de los mismos a plazos superiores. (Rodríguez A. C., 2001)

Sector Financiero Nacional

El sector financiero está integrado por todos los intermediarios que operan en su ámbito. Todo el grupo de instituciones que realizan intermediación financiera. Existen tres grupos:

1. Entidades Financieras: Sector controlado por el Banco Central. 2. Sector Financiero Institucionalizado: incluye al grupo anterior y a otras empresas, que sin ser entidades financieras, cumplen algunas de las funciones, como pueden ser mercado de valores, compañías de seguro, entre otras. 3. Sector Financiero No Institucionalizado: compuesto por unidades económicas que cumplen funciones de intermediarios sin estar expresamente comprendidos en la ley, o que no están regulados por ningún ente de control. Son ejemplo, los profesionales que retienen dinero de sus clientes, los escribanías, entre otros. (Rodríguez A. C., 2001)

Marco Legal del Sistema Financiero Nacional

Ley de Entidades Financieras – Ley Nº

21.526 1

La Ley de Entidades Financieras, es el marco legal por el cual se rigen las

Entidades Financieras. Se complementa con la Carta Orgánica – Ley Nº

24.144.

Reforman a la Ley de Entidades Financieras y a la Carta Orgánica del Banco Central de la República Argentina, la Ley Nº 25.780.

A continuación analizaremos los puntos más relevantes de la Ley de

Entidades Financieras, para su mejor comprensión (no implicando esto, la no lectura y estudio de la citada Ley en su totalidad). (Rodríguez A. C. y

Carece N. M., 2001)

Ámbito de aplicación (Art. 1 y 3)

Quedan comprendidas en esta Ley y en sus normas reglamentarias las

personas o entidades privadas o públicas -oficiales o mixtas- de la Nación,

de las provincias o municipalidades que realicen intermediación habitual

entre la oferta y la demanda de recursos financieros.

Cualquier persona jurídica queda comprendida siempre que realice intermediaciones con habitualidad.

La enumeración que precede no es excluyente de otras clases de entidades

que se encuentren comprendidas en esta ley.

Las disposiciones de esta Ley podrán aplicarse a personas y entidades públicas y privadas no comprendidas expresamente en ella, cuando a juicio del BCRA (Banco Central de la República Argentina) lo aconsejen el volumen de sus operaciones y razones de política monetaria y crediticia.

Autoridad de aplicación (Art. 4, 5 y 6)

El BCRA tiene a su cargo la aplicación de esta Ley y dicta las normas

complementarias y fiscaliza a las Entidades Financieras.

1 Ley 21526: Ley de Entidades Financieras. Recuperado de

http://www.bcra.gov.ar/pdfs/marco/Marco%20Legal%20completo.pdf en Julio de

2011

La intervención de cualquier otra autoridad queda limitada a los aspectos que no tengan relación con las disposiciones de la presente ley.

Autorización y condiciones para funcionar (Art. 7 al 18)

Existe total libertad para la entrada o salida de las entidades financieras del mercado, así como para su fusión o absorción. La legislación argentina no establece restricciones en relación con la nacionalidad de los inversores que deseen participar en el sistema financiero local ni en cuanto a las operaciones que pueden realizar las entidades en que éstos participen, rigiendo el principio de igualdad de tratamiento para el capital nacional y el extranjero.

La instalación de nuevas entidades financieras requiere la previa autorización del Banco Central de la República Argentina, conforme a lo previsto en el artículo 7° de la Ley de entidades financieras.

Las entidades pueden ser constituidas como bancos comerciales, bancos de inversión, bancos hipotecarios, compañías financieras, sociedades de ahorro y préstamo para la vivienda u otros inmuebles, o cajas de crédito.

Las entidades comprendidas en esta Ley no podrán iniciar sus actividades sin previa autorización del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

La fusión, absorción o transferencia de fondo de comercio, que puede ser convenida entre entidades de igual o distinta clase, también está sujeta a la previa autorización del Banco Central.

La entidad resultante de la fusión, o la que absorba a otra o incorpore su fondo de comercio debe presentar una estructura económico-financiera que a juicio del BCRA justifique autorizar la concreción del proyecto.

Las

cajas

de

crédito

no

pueden

transferir

sus

fondos

de

comercio

a

entidades

de

otra

naturaleza

jurídica

ni

transformarse

en

entidades

comerciales.

Sujeta a la previa aprobación del BCRA, las entidades financieras pueden transformarse en otras de distinta clase.

Son requisitos esenciales para obtener tal autorización cumplir con las exigencias de capital mínimo, así como con otras regulaciones prudenciales y no presentar problemas de liquidez, solvencia, riesgo o rentabilidad.

Se evaluará:

conveniencia de la iniciativa,

características del proyecto,

condiciones generales y particulares del mercado

antecedentes y responsabilidad de los solicitantes

experiencia en la actividad financiera.

Hay que diferenciar cuatro clases de entidades:

1-

Las oficiales de la Nación, de provincias y municipalidades.

2-

Las privadas de capital nacional.

3-

Las constituidas en el país con capital predominantemente extranjero.

4-

Las sucursales de entidades extranjeras.

Las entidades financieras de la Nación, de las provincias y de las municipalidades, se constituirán en la forma que establezcan sus cartas orgánicas. El resto de las entidades deberá hacerlo en forma de sociedad anónima, excepto:

a) Las sucursales de entidades extranjeras, que deberán tener en el país una representación con poderes suficientes de acuerdo con la Ley argentina;

b) Los bancos comerciales, que también podrán constituirse en forma de sociedad cooperativa;

c) Las cajas de crédito, que también podrán constituirse en forma de sociedad cooperativa o asociación civil.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 8° de la Ley de entidades financieras, al considerar una solicitud de autorización para funcionar como entidad financiera el BCRA debe evaluar, entre otros aspectos, los antecedentes y responsabilidad de los solicitantes y su experiencia en la actividad financiera.

No podrán desempeñarse como promotores, fundadores, directores, administradores, miembros de los consejos de vigilancia, síndicos, liquidadores o gerentes de las entidades comprendidas en esta Ley:

a) Los inhabilitados e incompatibles según la Ley Nº 19.550 de Sociedades Comerciales

b) Los inhabilitados para ejercer cargos públicos

c) Los deudores morosos de las entidades financieras

d) Los inhabilitados para ser titulares de cuentas corrientes u otras que participen de su naturaleza, hasta tres años después de haber cesado dicha medida

e) Los inhabilitados por aplicación del inciso 5) del artículo 41 de esta ley, mientras dure el tiempo de su sanción, y

f) Quienes por decisión de autoridad competente hubieran sido declarados responsables de irregularidades en el gobierno y administración de las entidades financieras.

La autorización para funcionar podrá ser revocada cuando en las entidades se hayan producido cambios fundamentales en las condiciones básicas que se tuvieron en cuenta para acordarla, por ejemplo, un cambio del accionista mayoritario.

La entidad financiera para poder abrir una sucursal tiene que pedir autorización al BCRA.

Las sucursales de entidades extranjeras establecidas y las nuevas que se autorizaren, deberán radicar efectiva y permanentemente en el país los capitales que correspondan y quedarán sujetos a las leyes y tribunales argentinos. Los acreedores en el país gozarán de privilegio sobre los bienes que esas entidades posean dentro del territorio nacional.

La actividad en el país de representantes de entidades financieras del exterior quedará condicionada a la previa autorización del Banco Central de la República Argentina y a las reglamentaciones que éste establezca.

El BCRA autorizará la apertura de filiales, pudiendo denegar las solicitudes, en todos los casos, fundado en razones de oportunidad y conveniencia.

Las entidades financieras oficiales de las provincias y municipalidades podrán habilitar sucursales en sus respectivas jurisdicciones previo aviso al BCRA dentro de un plazo no inferior a TRES (3) meses, término dentro del cual el mismo deberá expedirse manifestando su oposición si no se cumplen los requisitos exigidos para la habilitación. Fuera de sus jurisdicciones son alcanzados por las normas generales.

Publicidad (Art. 19)

Debe ser lo más transparente posible y que no induzca a engaños.

Las denominaciones que se utilizan para las entidades sólo pueden ser empleadas por aquellas que estén autorizadas.

Entidades y Operaciones Financieras (Art. 2 y Art. 20 al 26)

Los Bancos Comerciales podrán realizar todas las operaciones activas, pasivas y de servicios que no les sean prohibidas por la presente Ley o por las normas del BCRA.

Operaciones autorizadas a Entidades Financieras (No Bancos Comerciales):

Técnicas Bancarias y Cambiarias – Gisela Maggi | 11

Relaciones operativas entre entidades (Art. 27)

Las entidades comprendidas en esta Ley podrán acordar préstamos y comprar y descontar documentos a otras entidades, siempre que estas operaciones se encuadren dentro de las que están autorizadas a efectuar por sí mismas.

Operaciones prohibidas y limitadas (Art. 28 y 29)

Las entidades comprendidas en esta Ley no podrán:

a) Explotar por cuenta propia empresas comerciales, industriales, agropecuarias, o de otra clase, salvo con expresa autorización del Banco Central, quien la deberá otorgar con carácter general y estableciendo en la misma límites y condiciones que garanticen la no afectación de la solvencia y patrimonio de la entidad. Cuando ello ocurriere, la superintendencia deberá adoptar los recaudos necesarios para un particular control de estas actividades.

b) Constituir gravámenes sobre sus bienes sin previa autorización del BCRA.

c) Aceptar en garantía sus propias acciones.

d) Operar con sus directores y administradores y con empresas o personas vinculadas con ellos, en condiciones más favorables que las acordadas de ordinario a su clientela.

e) Emitir giros o efectuar transferencias de plaza a plaza, con excepción de los bancos comerciales.

Liquidez Y Solvencia (Art. 30 al 35)

Regulaciones

Las entidades comprendidas en esta Ley se ajustarán a las normas que se dicten sobre:

a)

Límites a la expansión del crédito tanto en forma global como para los distintos tipos de préstamos y de otras operaciones de inversión.

b)

Otorgamiento de fianzas, avales, aceptaciones y cualquier tipo de garantía.

c)

Plazos,

tasas

de

interés,

comisiones

y

cargos

de

cualquier

naturaleza.

 

d)

Inmovilización de activos.

 

e)

Relaciones técnicas a mantener entre los recursos propios y las distintas clases de activos, los depósitos y todo tipo de obligaciones e intermediaciones directas o indirectas; de las

diversas partidas de activos y pasivos, y para graduar los créditos, garantías e inversiones.

Las entidades deberán mantener las reservas de efectivo que se establezcan con relación a depósitos, en moneda nacional o extranjera, y a otras obligaciones y pasivos financieros.

Responsabilidad patrimonial

Las entidades mantendrán los capitales mínimos que se establezcan.

Las entidades deberán destinar anualmente al fondo de reserva legal la proporción de sus utilidades que establezca el Banco Central de la República Argentina, la que no será inferior al 10% ni superior al 20%.

Regularización y saneamiento

La entidad deberá presentar un plan de regularización y saneamiento, en los plazos y condiciones que establezca el BCRA (Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiaras) y que en ningún caso podrá exceder de los treinta (30) días, cuando:

a)

Se encontrara afectada su solvencia o liquidez, a juicio del BCRA

b)

Se

registraran

deficiencias

de

efectivo

mínimo

durante

los

períodos que el BCRA establezca.

 

c)

Registrara reiterados incumplimientos a los distintos límites o relaciones técnicas establecidas.

d) No mantuviere la responsabilidad patrimonial mínima exigida para su clase, ubicación o características determinadas.

Podrá exigir la constitución de garantías y limitar o prohibir la distribución o remesas de utilidades.

El BCRA podrá designar veedores con facultad de veto cuyas resoluciones serán recurribles ante el presidente del BCRA. Podrá exigir la constitución de garantías y limitar o prohibir la distribución o remesa de utilidades.

Régimen Informativo, Contable Y De Control (Art. 36 al 38)

La contabilidad de las entidades y la confección y presentación de sus balances, cuentas de ganancias y pérdidas, demás documentación referida a su estado económico financiero e informaciones que solicite el BCRA, se ajustarán a las normas que el mismo dicte al respecto.

Dentro de los noventa días de la fecha de cierre del ejercicio, las entidades deberán publicar, con no menos de quince días de anticipación a la realización de la asamblea convocada a los efectos de su consideración, el balance general y su cuenta de resultados con certificación fundada de un profesional inscripto en la matrícula de contador público.

Las entidades financieras deberán dar acceso a su contabilidad, libros, correspondencia, documentos y papeles, a los funcionarios que el BCRA designe para su fiscalización u obtención de informaciones. La misma obligación tendrán los usuarios de créditos, en el caso de existir una verificación o sumario en trámite.

El desempeño de las entidades es controlado y evaluado por las propias entidades, pro el BCRA y por sociedades especializadas.

Secreto (Art. 39 y 40)

Las entidades comprendidas en esta ley no podrán revelar las operaciones pasivas que realicen.

Sólo se exceptúan de tal deber los informes que requieran:

a) Los jueces en causas judiciales, con los recaudos establecidos por las leyes respectivas.

b) El Banco Central de la República Argentina y la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias en ejercicio de sus funciones.

c) Los organismos recaudadores de impuestos nacionales, provinciales o municipales sobre la base de las siguientes condiciones:

Debe referirse a un responsable determinado.

Debe encontrarse en curso una verificación impositiva con respecto a ese responsable.

Debe haber sido requerido formal y previamente.

d) Las propias entidades para casos especiales, previa autorización

expresa del BCRA.

El personal de las entidades deberá guardar absoluta reserva de las informaciones que llegan a su conocimiento.

Las informaciones que el BCRA reciba o recoja en ejercicio de sus funciones, vinculadas a operaciones pasivas, tendrán carácter estrictamente confidencial.

Sanciones y Recursos (Art. 41)

Quedarán sujetas a sanción por el BCRA (Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias) las infracciones a la presente ley, sus normas reglamentarias y resoluciones que dicte el Banco Central de la República Argentina y la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias en ejercicio de sus facultades.

Las sanciones serán aplicadas por la autoridad competente, a las personas o entidades o ambas a la vez, que sean responsables de las infracciones enunciadas precedentemente, previo sumario que se instruirá con audiencia de los imputados, con sujeción a las normas de procedimiento que establezca la indicada institución y podrá consistir, en forma aislada o acumulativa, en:

1. Llamado de atención.

2. Apercibimiento.

3. Multas.

4. Inhabilitación temporaria o permanente para el uso de la cuenta corriente bancaria.

5. Inhabilitación temporaria o permanente para desempeñarse como promotores, fundadores, directores, administradores, miembros de los consejos de vigilancia, síndicos, liquidadores, gerentes, auditores, socios o accionistas de las entidades comprendidas en la presente ley.

6. Revocación de la autorización para funcionar.

El Banco Central de la República Argentina reglamentará la aplicación de las multas, teniendo en cuenta para su fijación los siguientes factores:

Magnitud de la infracción.

Perjuicio ocasionado a terceros.

Beneficio generado para el infractor.

Volumen operativo del infractor.

Responsabilidad patrimonial de la entidad.

Carta Orgánica – Ley Nº 24.144 2 (Art. 1 al 42)

Carta Orgánica – Ley Nº 24.144 2 (Art. 1 al 42) Es una entidad autárquica del

Es una entidad autárquica del Estado nacional regida por las disposiciones de la presente ley y demás normas legales concordantes.

Tiene domicilio en la Capital de la República. Podrá establecer agencias y nombrar corresponsales en el país y en el exterior.

Misión

Preservar el valor de la moneda, por lo que deberá desarrollar una política monetaria y financiera dirigida a salvaguardar las funciones del dinero:

Reserva de valor; Unidad de cuenta; Instrumento de pago.

Atribuciones

Regular la cantidad de dinero y de crédito en la economía y el dictado de normas en materia monetaria, financiera y cambiaria.

Funciones

Regula la cantidad de dinero y observa la evolución del crédito en la economía.

Vigilar el buen funcionamiento del mercado financiero y aplicar la Ley de Entidades Financieras y demás normas que, en su consecuencia, se dicten.

Actuar como agente financiero del Estado nacional y depositario y agente del país ante las instituciones monetarias, bancarias y financieras internacionales a las cuales la Nación haya adherido.

Concentrar y administrar, sus reservas de oro, divisas y otros activos externos.

Propender al desarrollo y fortalecimiento del mercado de capital.

Ejecutar la política cambiaria en un todo de acuerdo con la legislación que sancione el Honorable Congreso de la Nación.

Capital

2 Ley 25780: Carta Orgánica del BCRA. Recuperado de

http://www.bcra.gov.ar/pdfs/marco/Marco%20Legal%20completo.pdf en Julio de

2011

Quedará establecido en el balance inicial que se presentará al momento de promulgarse la ley 24.144.

Administración

Será ejercida por intermedio de los subgerentes generales, los cuales deberán ser argentinos nativos o por naturalización, con no menos de diez (10) años de ejercicio de la ciudadanía. Deberán reunir los mismos requisitos de idoneidad que los directores.

Directorio

El banco estará gobernado por un directorio compuesto por un presidente, un vicepresidente y ocho directores, los deberán ser argentinos nativos o por naturalización, con no menos de diez (10) años de ejercicio de la ciudadanía. Deberán tener probada idoneidad en materia monetaria, bancaria, o legal vinculada al área financiera y gozar de reconocida solvencia moral.

El presidente, el vicepresidente y los directores serán designados por el Poder Ejecutivo Nacional con acuerdo del Senado de la Nación; durarán seis (6) años en sus funciones pudiendo ser designados nuevamente. El Poder Ejecutivo Nacional podrá realizar nombramientos en comisión durante el tiempo que insuma el otorgamiento del acuerdo del Senado de la Nación.

Las retribuciones del presidente, del vicepresidente y los directores serán las que fije el presupuesto del Banco.

Los integrantes del directorio podrán ser removidos de sus cargos, por el Poder Ejecutivo Nacional, por incumplimiento de las disposiciones contenidas en la presente Carta Orgánica o por incurrir en alguna de las inhabilidades previstas en el artículo anterior.

Atribuciones

Determina la ejecución de la política monetaria y financiera del banco.

Intervenir en las decisiones que afecten al mercado monetario y cambiario, estando facultado para operar en ambos mercados.

Prescribir requisitos de encaje.

Fijar las tasas de interés y demás condiciones generales de las operaciones crediticias del Banco.

Establecer

relaciones

entidades financieras.

técnicas

de

liquidez

y

solvencia

para

las

Fijar políticas generales que hacen al ordenamiento económico y a la expansión del sistema financiero.

Revocar la autorización para operar de las entidades financieras y cambiarias. Por sí, o a pedido del superintendente.

Ejercer las facultades poderes que asigna al banco esta ley y sus normas concordantes.

Reglamentar la creación y funcionamiento de cámaras compensadoras de cheques y de otros valores que organicen las entidades financieras.

Establecer las denominaciones y características de los billetes y monedas.

Disponer la desmonetización de los billetes y monedas en circulación y fijar los plazos en que se producirá su canje.

Establecer las normas para la organización y gestión del banco; tomar conocimiento de las operaciones decididas con arreglo a dichas normas e intervenir, según la reglamentación que dicte, en la resolución de los casos no previstos.

Resolver sobre todos los asuntos que, no estando explícitamente reservados a otros órganos, el presidente del banco someta a su consideración.

Autorizar la apertura de nuevas entidades financieras o cambiarias y la de filiales o sucursales de entidades financieras extranjeras.

Autorizar la apertura de sucursales de entidades financieras y los proyectos de fusión de las mismas.

Aprobar las transferencias de acciones que según la Ley de Entidades Financieras requiera autorización del banco.

Operaciones

Emitir billetes y monedas conforme a la delegación de facultades realizadas por el Honorable Congreso de la Nación.

Otorgar redescuentos a las entidades financieras por razones de iliquidez transitoria, que no excedan los 30 días corridos, hasta un máximo por entidad equivalente al patrimonio de esta.

Otorgar adelantos en cuentas a las entidades financieras por iliquidez transitoria, que no excedan los 30 días corridos.

Comprar y vender a precios de mercado, en operaciones de contado y a término, títulos públicos, divisas y otros activos financieros con fines de regulación monetaria y cambiaria.

Encomendar a los fideicomisos que constituya el Poder Ejecutivo Nacional o las Entidades Financieras que autorice para ello, la gestión y transferencia de activos y pasivos financieros.

Comprar y vender oro y divisas. En caso que lo haga por cuenta y orden del Ministerio de Economía, en su carácter de agente

financiero del Estado nacional, las pérdidas o utilidades que se generen deberán ser acreditadas o debitadas al gobierno nacional.

Recibir oro y otros activos financieros en custodia.

Actuar como corresponsal o agente de otros bancos centrales, o representar o formar parte de cualquier entidad de carácter internacional existente o que se cree con el propósito de cooperación bancaria, monetaria o financiera.

Recibir depósitos en moneda nacional o extranjera.

Establecer políticas financieras orientadas a las pequeñas y medianas empresas y a las economías regionales, por medio de exigencias de reserva o encajes diferenciales.

Emitir títulos o bonos, así como certificados de participación en los valores que posea.

Prohibiciones

Conceder préstamos al gobierno nacional, a los bancos, provincias y municipalidades, excepto lo establecido en el art. 20 que explicaremos en el punto de Relaciones con el Gobierno Nacional.

Garantizar o endosar letras y otras obligaciones del gobierno nacional, de las provincias, municipalidades y otras instituciones públicas.

Conceder préstamos a personas físicas o jurídicas no autorizadas para operar como entidades financieras.

Efectuar redescuentos, adelantos u otras operaciones de crédito.

Comprar y vender inmuebles, con la excepción de aquellas operaciones que sean necesarias para el normal funcionamiento del banco.

Comprar acciones salvo las emitidas por organismos financieros internacionales.

Participar directa o indirectamente en cualquier empresa comercial, agrícola, industrial o de otra clase.

Colocar sus disponibilidades en moneda nacional o extranjera en instrumentos que no gocen sustancialmente de inmediata liquidez.

Otorgar garantías especiales que directa o indirectamente, implícita o explícitamente, cubran obligaciones de las entidades financieras, incluso las originadas en la captación de depósitos.

El Banco podrá hacer adelantos transitorios al Gobierno Nacional hasta una cantidad equivalente al DOCE POR CIENTO (12%) de la base monetaria

Se encarga de realizar las remesas y transacciones bancarias del gobierno nacional, tanto en el interior del país como en el extranjero. Recibirá en depósito los fondos del gobierno nacional y de todas las reparticiones autárquicas.

Podrá disponer el traspaso de los depósitos del gobierno nacional y los de entidades autárquicas a las entidades financieras. Cargará a la cuenta del gobierno nacional el importe de los servicios de la deuda pública interna y externa atendida por su cuenta y orden, y los gastos. Deberá informar al Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos, sobre la situación monetaria, financiera, cambiaria, fluir de fondos, balance de pagos.

Efectivos Mínimos

Con el objeto de regular la cantidad de dinero y vigilar el buen funcionamiento del mercado financiero, el Banco Central de la República Argentina puede exigir que las entidades financieras mantengan disponibles determinadas proporciones de los depósitos y otros pasivos, denominados en moneda local o extranjera. No podrá exigirse la constitución de otro tipo de depósitos indisponibles o inmovilizaciones a las entidades financieras.

Régimen de cambios

El BCRA Deberá:

Asesorar al Ministerio de Economía y al Honorable Congreso de la Nación, en todo lo referente al régimen de cambios y establecer las reglamentaciones de carácter general que correspondiesen.

Dictar las normas reglamentarias del régimen de cambios y ejercer la fiscalización que su cumplimiento exija.

Emisión de monedas y reservas en oro y divisas

El BCRA es el encargado exclusivo de la emisión de billetes y monedas de la Nación Argentina y ningún otro órgano del gobierno nacional, ni los gobiernos provinciales, ni las municipalidades, bancos u otras autoridades cualesquiera, podrán emitir billetes ni monedas metálicas ni otros instrumentos que fuesen susceptibles de circular como moneda.

Información económica

Incumbe al banco compilar y publicar regularmente las estadísticas monetarias y financieras.

Superintendencia de Entidades Financieras 3

(Art. 43 a 54 de la Carta Orgánica)

El BCRA realiza la supervisión de la actividad financiera y cambiaria por intermedio de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias, la que depende directamente del presidente de la institución. En todo momento el superintendente debe tener a disposición del Directorio y de las autoridades competentes información sobre la calificación de las entidades financieras y criterios utilizados para dicha calificación. La Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias es un órgano desconcentrado, presupuestariamente dependiente del Banco Central y sujeto a las auditorías que el mismo disponga. Su administración está a cargo de un superintendente, un vicesuperintendente y los subgerentes generales de las áreas que la integren. El superintendente y el vicesuperintendente son designados por el Poder Ejecutivo Nacional a propuesta del presidente del banco de entre los miembros del directorio. La duración en sus funciones es de tres años o hasta la conclusión de su mandato como director, si éste último fuera menor. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Al superintendente le corresponde las siguientes funciones:

a) Calificar a las entidades financieras a los fines de la Ley de Entidades

Financieras, luego de cada inspección, se elabora un informe a través de

distintos métodos, el más común para evaluar, es el CAMLES, iniciales de

los siguientes aspectos de análisis:

SensibilidadCAMLES, iniciales de los siguientes aspectos de análisis: Capital Activos Liquidez Managment Para evaluar si son

Capitalde los siguientes aspectos de análisis: Sensibilidad Activos Liquidez Managment Para evaluar si son competentes

Activoslos siguientes aspectos de análisis: Sensibilidad Capital Liquidez Managment Para evaluar si son competentes

Liquidezaspectos de análisis: Sensibilidad Capital Activos Managment Para evaluar si son competentes Utilidades

Managmentaspectos de análisis: Sensibilidad Capital Activos Liquidez Para evaluar si son competentes Utilidades capacidad de

análisis: Sensibilidad Capital Activos Liquidez Managment Para evaluar si son competentes Utilidades capacidad de

Para evaluar si son competentes

UtilidadesActivos Liquidez Managment Para evaluar si son competentes capacidad de generar utilidades 3 Ley 25780: Carta

Managment Para evaluar si son competentes Utilidades capacidad de generar utilidades 3 Ley 25780: Carta

capacidad de generar utilidades

3 Ley 25780: Carta Orgánica del BCRA. Recuperado de

http://www.bcra.gov.ar/pdfs/marco/Marco%20Legal%20completo.pdf en Julio de

2011

b) Cancelar la autorización para operar en cambios:

c) Aprobar los planes de regularización y/o saneamiento de las entidades

financieras.

d) Implementar y aplicar las normas reglamentarias de la Ley de Entidades

Financieras, dictadas por el directorio del banco.

e) Establecer los requisitos que deben cumplir los auditores de las entidades

financieras y cambiarias. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001; Rodríguez

A. C., 2001).

Son facultades propias del superintendente:

a) Establecer el régimen informativo y contable para las entidades

financieras y cambiarias.

b) Disponer la publicación de los balances mensuales de las entidades

financieras, estados de deudores y demás informaciones que sirvan para el

análisis de la situación del sistema.

c) Ordenar a las entidades que cesen o desistan de llevar a cabo

políticas de préstamos o de asistencia financiera que pongan en peligro la

solvencia de las mismas.

d) Dictar normas para la obtención, por parte de las entidades

financieras, de recursos en moneda extranjera y a través de la emisión de bonos, obligaciones y otros títulos, tanto en el mercado local como en los

externos.

e) Declarar la extensión en la aplicación de la Ley de Entidades

Financieras a personas no comprendidas en ella, cuando así lo aconsejen el volumen de sus operaciones y razones de política monetaria, cambiaria o crediticia, previa consulta con el presidente del banco.

f) Aplicar las sanciones que establece la Ley de Entidades

Financieras, por infracciones cometidas por las personas o entidades, o

ambas a la vez, a las disposiciones de la misma.

g) Ejercer las demás facultades que las leyes otorgan al banco relativo

a la superintendencia, con excepción de las expresamente atribuidas por

esta ley al directorio del banco.

h) Aplicar las disposiciones legales que sobre el funcionamiento de

las denominadas tarjetas de crédito, tarjetas de compra, dinero electrónico

u otras similares, dicte el H. Congreso de la Nación y las reglamentaciones que en uso de sus facultades dicte el Banco Central de la República Argentina. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001; Rodríguez A. C., 2001).

En

su

carácter

de

administrador,

son

también

atribuciones

del

superintendente:

a)

superintendencia, y

Establecer

las

normas

para

la

organización

y

gestión

de

la

b) Nombrar, promover y separar al personal de la superintendencia, de acuerdo con las normas que se dicten a dichos efectos y disponer la sustanciación de sumario. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001; Rodríguez A. C., 2001).

La superintendencia puede requerir, de las empresas y personas comprendidas en la Ley de Entidades Financieras, la exhibición de sus libros y documentos, pudiendo disponer el secuestro de la documentación y demás elementos relacionados con infracciones a dichas normas. La superintendencia podrá requerir de las entidades financieras, casas y agencias, oficinas y corredores de cambio, exportadores e importadores u otras personas físicas o jurídicas que intervengan directa o indirectamente en operaciones de cambio, la exhibición de sus libros y documentos, el suministro de todas las informaciones y documentación relacionadas con las operaciones que hubieren realizado o en las que hubieren intervenido y disponer el secuestro de los mismos y todo otro elemento relacionado con dichas operaciones. La superintendencia se encuentra facultada para formular los cargos ante los fueros correspondientes por infracciones a las normas cambiarias y financieras y para solicitar embargos preventivos y demás medidas precautorias por los importes que se estimen suficientes para garantizar las multas y reintegros que sean impuestos por juez competente. Las informaciones que obtiene la superintendencia en el ejercicio de sus facultades de inspección tienen carácter secreto. Los funcionarios y empleados intervinientes no deben darlas a conocer sin autorización expresa de la superintendencia, aún después de haber dejado de pertenecer a la misma.

La superintendencia podrá requerir el auxilio de la fuerza pública si encuentra obstáculos o resistencia en el cumplimiento de las funciones de inspección a su cargo. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001; Rodríguez A. C., 2001).

Normativa Reguladora del BCRA

Principios de Liquidez y Solvencia

LIQUIDEZ

SOLVENCIA

Capacidad de satisfacer en el más breve plazo las demandas de efectivo derivadas de los depósitos y otras obligaciones específicas.

Se refiere a la posibilidad de atender las obligaciones, a la existencia de efectivo y bienes cuyo valor cubra el importe de aquellas, aunque su realización sea o no inmediata.

La liquidez está dada por las disponibilidades en dinero o fácilmente realizables.

La solvencia está dada por la relación entre el valor de activos y obligaciones.

(Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

En la liquidez afectan elementos como:

Las características de la entidad financiera (ya que un banco comercial opera en el corto plazo, en cambio, en un banco hipotecario los prestamos son a mediano, largo plazo). El grado de desarrollo de las cámaras compensadoras y el de concentración bancaria (ya que ambos influyen en el volumen de efectivo que debe movilizarse). Las necesidades estacionales de efectivo del público, que se reflejan en una mayor o menor demanda de recursos bancarios. El nivel de liquidez y actividad económica del país. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001). La capacidad de pago de cada entidad está en función de:

Exigibilidad

El problema nace en el hecho de que el banquero aplica los fondos que recibe en operaciones crediticias, de modo que debe mantener parte de los fondos en cartera para afrontar los retiros de los inversores. A modo de ejemplo, los depósitos a la vista interesan al banquero por su costo bajo o nulo, pero con una gran incertidumbre al momento de los retiros; no así con las cuentas plazos fijos, que permiten disponer de los fondos dentro de cierto plazo, sabiendo cuando se van a retirar, pero a cambio de un costo alto.

del Pasivo

Composición

No todos los rubros del activo tienen el mismo significado desde el punto de vista de la liquidez. Hay dos sentidos: en cuanto a su grado de disponibilidad (no es lo mismo tener recursos en efectivo o invertidos en préstamos a 30 días que a 5 años) y en cuanto a su grado de movilización (ya que hay activos no líquidos pero factibles de realizarse de inmediato son perdidas). Para un banco el aspecto esencial es el grado de transformación del activo, es decir, la facilidad de cambiar un activo no líquido en otro líquido, por medio de una venta. En el caso particular de un crédito, hablamos de movilización, o sea de una transferencia de crédito a otra entidad financiera antes del vencimiento, para hacerse de fondos. La realización debe ser posible, segura y rápida. A modo de ejemplo, los inmuebles se descartan por su lenta realización; los títulos y valores son de rápida realización; con respecto a los créditos depende de los plazos de vencimiento.

del Activo

Relación

El activo y el pasivo, deben analizarse conjuntamente, para obtener conclusiones satisfactorias. En lo que respecta a plazos, los fondos provenientes de depósitos a la vista, se canalizan congruentemente hacia préstamos de rápida recuperación. Las obligaciones y compromisos de plazos más largos, se relacionan con créditos equivalentes. Si el banco cuenta con una masa significativa de recursos y desarrolla una política eficiente que le asegure una provisión fluida nada impediría cierta flexibilidad en los plazos de los créditos respecto de los depósitos.

entre Activo

y Pasivo

Reserva de

 

efectivo y

La liquidez consiste en tener dinero necesario en cada momento, pero esto dependerá de las características de cada banco, ya que un efectivo suficiente para una entidad con depósitos a mediano plazo será bajo para otra que reciba fundamentalmente depósitos a corto plazo.

activos

fácilmente

realizables

(Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Definimos como constitución de reservas bancarias, a los recursos en efectivo y otros activos de muy fácil realización, que permiten a la entidad desenvolverse en todo momento sin apremios de liquidez. Lo dividiremos en dos rubros:

1- Efectivo en caja y complementariamente depósitos de inmediata

disponibilidad en el BCRA y otras entidades. 2- Activos de fácil realización, que permitan hacerse de fondos líquidos en plazos muy breves. Estos activos, también llamados de segunda liquidez, se consideran un seguro contra la incertidumbre y el riesgo de pérdidas al liquidarse otros activos, como un “colchón” para el caso de necesidades imprevistas.

(Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

El banquero podrá calcular correctamente las necesidades de efectivo para los próximos días y contar con suficientes elementos de segunda liquidez, pero si la composición general del activo y pasivo no guarda la correspondencia, pronto podrá verse en problemas de escasez de fondos (un pasivo a muy corto plazo agotará las reservas sin posibilidades de reconstruirlas rápidamente) o por el contrario, estará desperdiciando recursos. Por ende el banquero, ante la necesidad de constituir reservas y las dificultades para calcular su monto, estudia políticas referidas a los rubros de activo y pasivo. El banquero por un lado debe procurar que en todo momento la entidad disponga de los recursos líquidos necesarios, y por el otro, advierte que trabaja con recursos de terceros, que sus ganancias provienen de la utilización de ellos y que en la medida que los mantenga inmovilizados afecta la rentabilidad de la empresa. De lo que se deduce que el objetivo es lograr la liquidez adecuada, no insuficiente pero tampoco excesiva como para desperdiciar ganancias. El BCRA también emplea políticas, teniendo en cuenta normativas legales y reglamentarias para

asistir a las entidades en problemas de liquidez. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Normativas Legales

En la Ley de Entidades Financieras no se establecen limitaciones en materia de liquidez y solvencia. Pero el BCRA si las establece sobre:

a) Límites a la expansión del crédito

b) Otorgamiento de fianzas, avales, aceptaciones y cualquier tipo de garantía

c) Plazos, tasas de interés, comisiones

d) Inmovilización de activos

e) Relaciones técnicas a mantener entre los recursos propios y las distintas clases de activos, los depósitos y todo tipo de

obligaciones e intermediaciones (Rodríguez A. C. y Carece N. M.,

2001)

Las entidades deberán mantener las reservas de efectivo que se establezcan con relación a depósitos, en moneda nacional o extranjera, y a otras obligaciones y pasivos financieros. Uno de los factores que más influye en la preservación de las condiciones de liquidez de las entidades es la existencia de otras entidades, particularmente el BCRA, capaces de asistirlos en momentos urgencias financieros. Por lo que faculta la Carta Orgánica al BCRA a:

Otorgar redescuentos a las entidades financieras por razones de iliquidez transitoria, que no excedan los 30 días corridos, hasta un máximo por entidad equivalente al patrimonio de esta.

Otorgar adelantos en cuentas a las entidades financieras por iliquidez transitoria, que no excedan los 30 días corridos. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Normativas Reglamentarias

Inmovilización de activos: los inmuebles y otros activos son indispensables para el desarrollo de la actividad de las entidades, y tienen su importancia desde el punto de vista de la solvencia. Pero son de lenta realización y representan un inconveniente en materia de liquidez. Por ende, el BCRA pone límites a la posesión de los activos inmovilizados para determinar el capital mínimo exigible. De aquí, que los rubros incluidos son los inmuebles, muebles y quipos, vehículos para uso de la entidad, bienes destinados a la venta o renta, etc.; los rubros excluidos serían las acciones de otras entidades financieras y los bienes tomados en defensa o pago de créditos durante seis meses desde su incorporación al patrimonio. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Responsabilidad patrimonial: es una de las normas más importantes dentro de las que conforman la política de liquidez y solvencia cuyo incumplimiento obliga a la presentación de planes de regularización y/o saneamiento aparte del cargo impuesto por el BCRA. Las entidades deben mantener un capital mínimo básico que el BCRA fija para diversas categorías de entidades, y hace conocer por Comunicaciones “A”. Considera, además, tres tipos de riesgos de los activos:

Operaciones que realizan las entidades financieras a los fines de la regulación de la liquidez:
Operaciones que realizan las entidades financieras a los fines de la regulación de la liquidez:

Operaciones que realizan las entidades financieras a los fines de la regulación de la liquidez:

   

Adelantos y

Programa con títulos del Gobierno Nacional y letras hipotecarias

Operaciones de

pases activos

Operaciones de

pases pasivos

redescuentos por

liquidez

Compra al contado y venta a futuro de algunos activos (títulos públicos)

Venta al contado y compra a futuro de títulos públicos

No pueden exceder el patrimonio neto de la entidad solicitante, con una duración de 30 días.

Programa de pases con el fin de incrementar la liquidez del sistema sin afectar la capacidad prestable de las entidades.

(Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001; Rodríguez A. C., 2001).

Agrupaciones Bancarias

Fuente: ABAPPRA - Recuperado de http://www.abappra.com Fuente: ADEBA- Recuperado de http://www.adeba.org.ar/ Fuente:
Fuente: ABAPPRA - Recuperado de http://www.abappra.com Fuente: ADEBA- Recuperado de http://www.adeba.org.ar/ Fuente:
Fuente: ABAPPRA - Recuperado de http://www.abappra.com Fuente: ADEBA- Recuperado de http://www.adeba.org.ar/ Fuente:

Fuente: ABAPPRA - Recuperado de http://www.abappra.com

Fuente: ADEBA- Recuperado de http://www.adeba.org.ar/

Fuente: ABA- Recuperado de http://www.aba-argentina.com/

Recuperados en Julio de 2011

La Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (ABAPPRA) en el año 1996 modificó su Estatuto y denominación, fue fundada en 1959 como ABAPRA, y constituida por las entidades bancarias representativas de los Estados Provinciales, los bancos municipales, sociales y de inversión de todo el país. Los Principales Objetivos son:

• Propiciar las relaciones convergentes entre la banca pública, privada y extranjera.

• Concientizar a la opinión pública respecto de la importancia de

contar en todo el territorio del país con una banca pública y privada eficiente y competente, en tanto ello configure un resorte esencial del

desarrollo regional.

• Representar a los asociados ante los Poderes del Estado, Banco

Central de la República Argentina, Ministerios y Secretarías del Estado, Organismos centralizados y descentralizados, y toda otra entidad pública o

privada, nacional o extranjera. 4

4 ABAPPRA - Recuperado de http://www.abappra.com en Julio de 2011

Bibliografía Lectura 1 El siguiente módulo fue realizado bajo el análisis de los principios y

Bibliografía Lectura 1

El siguiente módulo fue realizado bajo el análisis de los principios y lineamientos establecidos en la bibliografía básica y complementaria, detallada a continuación.

Bibliografía Básica:

1. Zbigniew Kosikowski Zarska (2000). “Finanzas Internacionales”. Buenos Aires: Mc Graw-Hill (Capítulo Nº 1 y 2)

2. Rodríguez A. C. y Carece N. M. (2001). “El Sistema Financiero Argentino”. Buenos Aires: Macchi. (Capítulos Nº 1 al 5 y 8)

Bibliografía Complementaria:

3. Mochón, F. y Beker, V. (1998) - ECONOMIA, Principios y aplicaciones - Buenos Aires: Mc Graw Hill (Capítulo 1)

4. Rodríguez A. C. y Carece N. M. (2001). Técnica y Organización Bancaria – Manual del Banquero. Buenos Aires: Macchi (Capítulos Nº 2, 3 y 12.)

5. Dueñas Pietro, R. (2008). Introducción al sistema financiero y bancario. Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano Bogotá D.C. (Colombia) Recuperado de http://crear.poligran.edu.co/publ/00008/SFB.pdf en Julio de 2011

en Julio de 2011 www.bcra.gov.ar Recuperado en Julio de 2011 www.bis.org

www.bcra.gov.ar Recuperado en Julio de 2011 www.bis.org Recuperado en Julio de 2011 www.abappra.com Recuperado en Julio de 2011 www.adeba.org.ar Recuperado en Julio de 2011 www.aba-argentina.com Recuperado en julio de 2011

Módulo 1.

Sistema Financiero Internacional y Estructura Bancaria de La República Argentina

Unidad 1 y 2

Lectura 2

Materia: Técnicas Bancarias y cambiarias Profesor: Gisela Maggi

El Sistema Financiero Internacional

Se puede considerar que el sistema financiero internacional tiene, aproximadamente, la misma estructura que el sistema financiero argentino aunque, por supuesto, es mucho más amplio y complejo. Las instituciones supervisoras y reguladoras, aunque la figura jurídica no es equivalente a las instituciones argentinas, ya que se trata del ámbito internacional, son básicamente, el Banco Mundial y el fondo Monetario Internacional. Hay todo un sistema bancario internacional, conformado por una compleja red de instituciones bancarias multinacionales que realizan operaciones y tienen sucursales o filiales en varios países y, además, prácticamente existe un banco central, o alguna otra organización similar en cada país. También podemos encontrar un sistema bursátil internacional que, al igual que el sistema bancario mundial, está formado por una compleja red de instituciones bursátiles multinacionales, los principales centros bursátiles internacionales: Nueva York, Chicago, y Tokio. En el ámbito internacional existe un mercado de divisas, denominado Forex, de foreign exchange, o divisas extranjeras. Las demás actividades financieras son en más o en menos internacionales en la medida en que varias de las empresas que las llevan a cabo en la mayoría de los países son directamente filiales de empresas extranjeras o son empresas nacionales con participación de capital extranjero. (Contreras, J., 2001)

Analizando la amplitud y complejidad de este sistema financiero internacional, vamos a reducir el análisis a las principales instituciones participantes, y, para ello, el sistema mundial se divide en los siguientes organismos:

- Banco Mundial

- Fondo Monetario Internacional (FMI)

- Banco Interamericano de Desarrollo (BID) (Contreras, J., 2001)

1. Banco Mundial

En el foro de Bretton Woods (1944) se creó el Banco Mundial con el propósito de promover el desarrollo económico y social de las naciones, ayudándoles a mejorar su productividad y por consiguiente a mejorar el nivel de vida de sus habitantes. El grupo del Banco Mundial promueve la apertura de los mercados y el fortalecimiento de las economías. Su propósito es mejorar la calidad de vida y aumentar la prosperidad de las personas en el mundo, y en especial, de las más pobres. Los créditos a los

gobiernos de los países en desarrollo son otorgados para financiar inversiones y promover el crecimiento económico, por medio de:

Proyectos de infraestructura

Paquetes de reforma económica

Asistencia técnica (Contreras, J., 2001)

2. Fondo Monetario Internacional

En julio de 1944, una vez finalizada la segunda guerra mundial, delegados de 44 países se reunieron en la ciudad de Bretton Woods, New Hampshire, Estados Unidos, con el propósito de establecer un acuerdo a nivel mundial, que permitiera alcanzar la estabilidad cambiaria, monetaria y financiera e impulsar el comercio entre los países. El FMI se preocupa por la estabilidad económica, por tratar de evitar las crisis y por ayudar a resolverlas cuando se presentan, buscando además aliviar la pobreza en el mundo. De modo que este organismo se creó para:

Promover la cooperación monetaria internacional.

Facilitar la expansión y el crecimiento equilibrado del comercio internacional.

Promover la estabilidad de los tipos de cambio.

Auxiliar en el establecimiento de un sistema multilateral de pagos.

Poner sus recursos generales temporalmente a la disposición de los miembros que sufran dificultades en su balanza de pagos, bajo las salvaguardas indicadas.

Acortar la duración y disminuir el grado de desequilibrio en las balanzas de pagos internacionales de sus miembros. (Contreras, J.,

2001)

3. Banco Interamericano de Desarrollo

Es la más grande y antigua institución de desarrollo regional, fue establecida en diciembre de 1959 con el propósito de impulsar el progreso económico y social de América Latina y el Caribe. Su creación significó una respuesta a las naciones latinoamericanas que por muchos años había manifestado su deseo de contar con un organismo de desarrollo que atendiera los problemas acuciantes de la región.

Dentro del Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo se encuentran la Corporación Interamericana de Inversiones y el Fondo Multilateral de Inversiones. La Corporación Interamericana de Inversiones fue establecida para contribuir al desarrollo de América Latina mediante el respaldo financiero a empresas privadas de pequeña y mediana escala. En la actualidad, las prioridades de financiamiento incluyen la equidad social y la reducción de la pobreza, la modernización y la integración y el medio ambiente. (Contreras, J., 2001)

La importancia de las Finanzas Internacionales

Según lo establece Zbigniew Kozikowski Zarska (2000), las finanzas internacionales combinan los elementos de las finanzas corporativas y economía internacional. Se estudian los flujos de efectivo a través de las fronteras nacionales. Las finanzas internacionales describen los aspectos monetarios de la economía internacional. Es la parte macroeconómica de la economía internacional. La variable fundamental es el tipo de cambio.

Economía Internacional

Finanzas corporativas Internacionales

Procesos de ajuste a los desequilibrios en la balanza de pagos.

Funcionamiento de los mercados financieros internacionales.

Regímenes cambiarios.

Mercados de productos derivados (futuros, opciones, swaps).

Factores que determinan el tipo de cambio.

Financiamiento de las diferentes actividades tanto a corto como a largo plazo.

Condiciones de paridad.

Evaluación y administración del riesgo cambiario.

Sistema monetario Internacional.

Especulación con divisas.

 

Inversión en portafolios Internacionales

Fuente: Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000

El proceso de desarrollo en las Finanzas Internacionales se sustenta en cuatro fuerzas básicas:

la población

la formación de capital

la tecnología y

los recursos naturales.

De la combinación y aprovechamiento que se haga de estas cuatro fuerzas, dependerá el éxito del proceso.

El conocimiento de las finanzas internacionales permite al ejecutivo financiero entender la forma en que los acontecimientos internacionales pueden afectar su empresa y qué medidas deben tomarse para evitar los peligros y aprovechar las oportunidades que ofrecen los cambios en el entorno internacional. La formación internacional permite a los ejecutivos y empresarios anticipar los eventos y tomar las decisiones pertinentes antes que sea demasiado tarde. Todas las variables económicas son influenciadas por los desarrollos en los mercados internacionales: tipos de cambio, tasas de interés, precios de los bonos, precios de las acciones, precios de las materias primas, presupuesto de gobierno, cuenta corriente, etc. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

Para resaltar la importancia de las finanzas internacionales resulta indispensable caracterizar brevemente el proceso de globalización de la economía mundial. La globalización es un proceso de integración que tiende a crear un solo mercado mundial, en el que se comercien productos idénticos, producidos por empresas cuyo origen es difícil de determinar, ya que sus operaciones están distribuidas en varios países. Los factores que más contribuyeron a la creciente globalización incluyen:

La

reducción

mundial.

de

barreras

comerciales

y

el

auge

del

comercio

La estandarización de los bienes y servicios y cierta homogeneización de los gustos a nivel mundial.

El encogimiento del espacio geográfico. Las mejoras de las telecomunicaciones y transportes redujeron de manera sustancial las tarifas de larga distancia, los costos y los tiempos de los viajes internacionales y los costos de los fletes aéreos y marítimos. El mundo parece más pequeño.

El colapso del sistema comunista y el fin de la guerra fría.

Relacionado con el punto anterior se observa el movimiento mundial hacia el liberalismo: la democracia en lo político y el libre mercado en lo económico. Esta tendencia implica la reducción del papel del Estado en la economía y la creciente privatización de la misma.

La Tercera Revolución Industrial que implica cambios drásticos en la tecnología, la organización y las relaciones sociales y políticas. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

La globalización es un proceso con múltiples facetas. Las estadísticas que la reflejan son:

1. El volumen del comercio mundial.

2. Las transacciones en los mercados financieros internacionales.

3. Las transacciones de las empresas.

4. La internacionalización de las inversiones. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

A nivel de las empresas la globalización toma dos formas: la de empresas multinacionales y la de las transacciones. Una empresa es internacional si está involucrada en las exportaciones o las importaciones. En este sentido, en México, la gran mayoría de las empresas medianas y grandes es internacional ya que importan por lo menos algunos insumos, maquinaria y equipo. Una empresa es multinacional si traslada a otro país una parte de sus operaciones (diseño, investigación, publicidad o producción). Existe una clara distinción entre la matriz donde se toman todas las decisiones importantes y las filiales o sucursales ubicadas en otros países, donde se ejecutan las decisiones del centro. Una empresa es transnacional si sus actividades multinacionales forman una red tan compleja que resulta difícil determinar el país de origen y diferenciar entre la matiz y las sucursales. Algunos ejemplos de empresas transnacionales son Unilever, Philips, Ford, Sony, Royal Dutch Shell. Una de las manifestaciones importantes de la globalización es el creciente número de empresas que adquieren el carácter multinacional e incluso transnacional. Las investigaciones empíricas indican que las empresas multinacionales tienen en promedio mayores tasas de utilidad que las empresas puramente nacionales. Además tienen una menor variabilidad de los rendimientos y mayores tasas de crecimiento. Según algunos analistas, una empresa que crece más allá de cierto tamaño se convierte en una multinacional. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

Sistema Monetario Internacional y los Regímenes Monetarios

“El sistema monetario internacional es un conjunto de arreglos institucionales para determinar los tipos de cambio entre las diferentes monedas, acomodar los flujos del comercio internacional y de capital, y hacer los ajustes necesarios en las balanzas de pagos de diferentes países” (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000, p.11).

El sistema monetario internacional es un conjunto de instituciones y acuerdos internacionales indispensables para el funcionamiento de la economía global. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

Funciones

internacional

del

sistema

monetario

Define los regímenes cambiarios
Define los
regímenes
cambiarios
Facilita los flujos comerciales
Facilita los flujos
comerciales
Sistema Monetario Facilita los flujos de capital Facilita ajustes a los desequilibrios en la balanza
Sistema
Monetario
Facilita los flujos
de capital
Facilita ajustes a los desequilibrios
en la balanza de pagos

Fuente: Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000, p.11

“Para cualquier país, la divisa extranjera es la moneda de otro país, siempre y cuando esta moneda sea libremente convertible en otras monedas en el mercado cambiario”. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000, p.13).

Es de gran importancia la convertibilidad de las monedas para el comercio internacional y para la eficiencia económica:

Sin

únicamente un simple trueque de mercancías.

la

convertibilidad,

el

comercio

internacional

realiza

• Sin la convertibilidad, los precios internos están totalmente separados de los precios internacionales. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000).

“El tipo de cambio es el precio de la moneda de un país en términos de la moneda de otro país”. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000, p.13).

En términos más sencillos, es la cantidad de la moneda nacional necesaria para comprar un dólar estadounidense (USD) o la cantidad de dólares necesaria para comprar una unidad de moneda extranjera. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

El régimen de tipos de cambios, es decir, régimen cambiario, es un conjunto de reglas que describen el papel que desempeña el banco central en la determinación del tipo de cambio. Determinación del tipo de cambio:

Tipo de cambio fijo: El Banco Central establece su valor e interviene en el mercado cambiario para mantenerlo.

Tipo de cambio flexible (de libre flotación): si el banco central no intervienen en el mercado cambiario, permitiendo que el nivel del tipo de cambio se establezca como consecuencia del libre juego entre la oferta y la demanda de divisas. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

La

mejor forma de denominar el régimen de tipo de cambio fijo sería: tipo

de

cambio programado, porque además del tipo de cambio realmente fijo

incluye también un tipo fluctuante, dentro de una banda fija o móvil. Si reglas de intervención del banco central en el mercado cambiario son claras

y conocidas, hablamos de una flotación administrada. Si las reglas no son

claras, existe una flotación sucia. Si los bancos centrales de varios países se ponen de acuerdo para intervenir conjuntamente con el objeto de fortalecer

o debilitar una moneda determinada, tenemos una intervención cooperativa. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

Régimen cambiario

Fijo

Flexible

El valor de la moneda baja

Devaluación

Depreciación

El valor de la moneda sube

Revaluación

Apreciación

Se puede decir que ningún régimen cambiario funciona debidamente si no está acompañado por unas políticas fiscal y monetaria responsables y prudentes. La devaluación de la moneda nacional es un incremento del

precio del dólar (u otra moneda extranjera) en términos de la moneda local,

en

un régimen del tipo de cambio fijo. La devaluación es determinada por

las

autoridades monetarias. Es una decisión política. Lo contrario de la

devaluación es la revaluación. La devaluación significa un debilitamiento de

la moneda nacional frente a la extranjera. En un régimen de libre flotación,

si la moneda pierde valor, se dice que se deprecia. Si gana valor, se aprecia.

La devaluación y la depreciación tienen el mismo significado económico (el

debilitamiento de la moneda), pero mientras la primera es consecuencia de una decisión política, la segunda es el resultado de las fuerzas de mercado.

La depreciación del peso frente al dólar es lo mismo que la apreciación del

dólar frente al peso, pero los porcentajes de depreciación y apreciación son

diferentes debido al cambio de la base. Supongamos que el precio del dólar

en Argentina sube de 3.9 a 8.5 pesos. En este caso el dólar se aprecia

117.95%. Para calcular el incremento porcentual de una variable dividimos

el nuevo valor de la misma entre el valor original, restamos uno y

multiplicamos por 100:

(8.5/3.9 –1) x 100 =

117.95%

Aunque la apreciación del dólar necesariamente implica la depreciación del peso, sería absurdo afirmar que el peso se depreciación 117.95%, ya que una depreciación de 100% significa una pérdida total del valor. En una

economía abierta, la política cambiaria está relacionada con los objetos de la política macroeconómica. En términos generales podemos decir que el objetivo de las autoridades es lograr el equilibrio interno y el equilibrio externo. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

Objetivos macroeconómicos:

Equilibrio interno: Pleno empleo y baja inflación (estabilidad de precios)

Equilibrio

externo:

Posición

sostenible

en

la

balanza

de

pagos

Otro objetivo importante es un crecimiento económico alto y sostenido.

Variables relacionadas con el tipo de cambio

Balanza de pagos

Tasa de inflación

Tasas de interés

Finanzas públicas

Ahorro

Inversión

Crecimiento económico

Los gobiernos, hasta no hace mucho tiempo, se inclinaban por los tipos de cambio fijos porque aparentemente éstos facilitan el intercambio comercial, fortalecen la cooperación internacional, fomentan la estabilidad de precios, reducen la especulación desestabilizadora y aseguran la disciplina de las políticas fiscales y monetarias; pero, se podría decir, los tipos de cambio fijos contribuyen a disfrazar los errores de política económica, durante periodos prolongados puede mantenerse alejados de su nivel de equilibrio, suelen provocar desequilibrios externos y para su mantenimiento requieren fuertes reservas de divisas para conducir a bruscos ajustes. En la actualidad, los tipos de cambio flexibles, si bien no son ideales, por lo menos representan un mal menor. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

Historia del Sistema Monetario Internacional

Historia del Sistema Monetario Internacional Fuente: (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000) Sistema Monetario Internacional
Fuente: (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

Fuente: (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

Sistema Monetario Internacional Actual

Actualmente la mayoría de los países tiene algún sistema de flotación controlada. Las autoridades monetarias no pretenden defender ningún nivel particular de tipo de cambio, pero intervienen en los mercados de divisas para suavizar las fluctuaciones especulativas de corto plazo. Según algunos teóricos un sistema monetario ideal tendría los siguientes atributos:

Tipo de cambio Fijo
Tipo de cambio
Fijo
Libre Movimiento de capital
Libre
Movimiento
de capital
Contradicción
Contradicción
Política Monetaria independiente
Política
Monetaria
independiente

Fuente: Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000, p.32

Existen contradicciones entre los tres atributos de un régimen cambiario ideal, ya que si los países desean autonomía en materia da política monetaria, deben estar obligados a restringir los movimientos de capital y a ajustar periódicamente el valor de sus monedas. En los sistemas o regímenes de tipo de cambio, hay siempre una restricción, conocida como la Trinidad imposible, según la cual es imposible para un país tener al mismo tiempo un tipo de cambio fijo, libertad de movimientos de capital y autonomía sobre la política monetaria. Hoy, para ser competitivos e incorporarse al proceso de globalización, los países deben:

Bajar las tasa de inflación

Lograr el equilibrio de las finanzas públicas

Eliminar las barreras comerciales

Otorgar autonomía a sus bancos centrales o aplicar una política monetaria conservadora

Reducir el gasto público como porcentaje del PBI

Reducir los impuestos

Desregularizar sus economías y fortalecer el mecanismo del mercado

la

Privatizar

las

empresas

paraestatales

e

impulsar

competencia

Fomentar el ahorro y la inversión

Invertir en infraestructura física y capital humano (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000)

“Los países que quieren ir en contra de la corriente globalizadora están condenados a la marginalización y el subdesarrollo”. (Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000, p. 33)

Tipos de cambio fijos versus flexibles

Ventajas del tipo de cambio flexible o libre flotación

Favorece una mayor disciplina fiscal y monetaria

No permite que se acumulen los desequilibrios

Los ajustes son rápidos y pequeños

El debilitamiento de la moneda no genera de inmediato presiones inflacionarias

Los cambios desfavorables son reversibles

Estimula el desarrollo de los mercados financieros y resulta en una mayor estabilidad

Desalienta los movimientos internacionales de capital a muy corto plazo

Autonomía de la política monetaria

Supuestas Ventajas del tipo de cambio fijo

Desventajas reales del tipo de cambio fijo

Reduce la incertidumbre en el comercio y las finanzas internacionales y facilita la planificación a largo plazo

Permite disfrazar los errores de política

Fomenta el intercambio comercial

Aplaza los ajustes y fomenta la acumulación de desequilibrios

Genera una especulación estabilizadora

Fomenta la especulación desestabilizadora

Impone disciplina fiscal y monetaria

Produce devaluaciones bruscas

Permite absorber choques externos de corta duración

Las devaluaciones y las inflaciones subsecuentes son irreversibles

Exige una mayor disciplina de precios

Pérdida de autonomía de la política monetaria

Mayor integración financiera internacional

Credibilidad políticas económicas, control de la inflación

Fuente: Zbigniew Kozikowski Zarska, 2000

¿A qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de supuestas ventajas de los tipos de cambio fijo, y desventajas reales? Nos referimos a que en la práctica, sobre todo en las economías menos desarrolladas, los tipos de cambio fijos generan menos incertidumbre que los tipos de cambios flexibles, conducen a una especulación más desestabilizadora y sirven de disfraz a políticas irresponsables. Los tipos de cambio fijos alientan los movimientos de capital a corto plazo porque garantizan al inversionista el rendimiento de su moneda. En cambio, bajo los tipos de cambio flexibles, el inversionista corre el riesgo cambiario e invierte a plazo más largo. Como mencionamos anteriormente, el sistema monetario internacional es el conjunto de instituciones financieras y esquemas financieros aplicados en el mundo entero. El control de los movimientos financieros corre a cargo de Mega Instituciones Financieras como ser el Fondo Monetario Internacional y en Latinoamérica las instituciones financieras más importantes son el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, (BID), temas desarrollados up supra. El tema de la gobernabilidad del sistema financiero internacional es también de gran importancia. Las Naciones Unidas han hecho énfasis desde hace mucho tiempo, en la necesidad de democracia y de buena gobernabilidad a nivel nacional. Debemos asegurar que los mismos principios sean aplicados también a nivel internacional. El proceso para alcanzar un acuerdo sobre la reforma del sistema financiero internacional, debe estar basado en una discusión amplia que involucre a todos los países, y en una agenda completa, de forma que se asegure que la diversidad de necesidades e intereses de todos los miembros de la comunidad mundial estén representados adecuadamente. (Zbigniew Kosikowski Zarska, 2000).

El sistema monetario internacional proporciona:

Liquidez

intercambio comercial Mecanismos de ajuste para restablecer el equilibrio con un daño mínimo Confianza para evitar pánicos financieros y flujos de capitales no justificados por criterios económicos.

e

para

acomodar

el

crecimiento

económico

Normas de Basilea para la Supervisión Bancaria

En junio de 2004 el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea publicó el documento “Convergencia internacional de medidas y normas de capital. Marco revisado” (“Basilea II”), el cual establece nuevos criterios para la determinación del capital regulatorio de las entidades financieras. El objetivo primordial del Comité al revisar el Acuerdo de 1988 fue de establecer un marco que fortaleciera la solidez y estabilidad del sistema

bancario internacional, manteniendo al mismo tiempo la necesaria consistencia para que la normativa de suficiencia del capital no fuera una fuente de desigualdad competitiva entre los bancos internacionales. La principal diferencia es que el Nuevo Marco tiene una visión integral del tratamiento de los riesgos asumidos por las entidades, al mismo tiempo que brinda mayor flexibilidad al ofrecer una serie de enfoques para la medición del capital regulatorio. La importancia del capital regulatorio está vinculada con evitar que los incentivos de los banqueros sean contrarios a los de los inversores. La evolución que ha tenido el sistema financiero, alimentada por los extraordinarios avances en materia de ingeniería financiera, innovación y desregulación, han motivado un cambio profundo en el negocio de los bancos. Esta evolución generó una necesidad mayor de manejar de modo más eficiente los riesgos asociados con la operatoria bancaria. En ese sentido, también ha jugado un rol importante en el mercado privado la “disciplina del mercado”, donde las contrapartes no están dispuestas a interactuar con entidades que no tengan buenas calificaciones crediticias. (Musicante, S. M., 2007)

El Marco revisado tiene como novedad la posibilidad que los bancos, a la hora de calcular sus niveles de capital, puedan utilizar en mayor medida sus propias estimaciones de riesgo a través de sistemas internos. Para ello, se ha establecido una minuciosa serie de requisitos mínimos destinados a asegurar la integridad de estas estimaciones internas del riesgo. En ese sentido, a los fines de darle mayor responsabilidad al tema en cuestión, los supervisores deberán determinar inequívocamente el grado de preparación de los bancos. A pesar de que el Marco revisado es más sensible al riesgo que el Acuerdo de 1988, los países cuyo mercado bancario interno soporte riesgos relativamente más elevados tendrán que evaluar la posibilidad de exigir a sus bancos que mantengan niveles de capitalización por encima de los mínimos establecidos en el nuevo Marco. (Musicante, S. M., 2007)

Las modificaciones que establece el Marco de Basilea II son realmente importantes, sobre todo a la luz de las lecciones que nos brinda la reciente experiencia para las prácticas de manejo del riesgo en las instituciones financieras, así como en la supervisión por parte de los bancos centrales de esas prácticas. Los acontecimientos desarrollados en el sistema financiero de los Estados Unidos y otros países son ejemplos de ello. Basilea II enfoca aspectos de la medición y el manejo del riesgo de un modo más completo y sensible, incluyendo en su cálculo aspectos no tenidos en cuenta en el Acuerdo de Basilea I, como el riesgo operacional, el riesgo involucrado en la operatoria de securitización y aspectos vinculados con el rol de los supervisores. Asimismo, la normativa apunta a incentivar fuertemente a las instituciones a mejorar sus prácticas en manejo del riesgo. En cuanto a las consecuencias que la aplicación de las nuevas normativas tienen para los países emergentes el principal punto a tener en cuenta está en la prociclicidad de la normativa, incentivando a los bancos a sobre expandir su nivel de crédito cuando la economía está creciendo y cuando se da el proceso contrario, la contracción del crédito se presume mucho más importante que con la aplicación de las normas de Basilea I. Este impacto

se puede apreciar en la diferencia de comportamiento de algunos bancos extranjeros, protagonistas centrales de la crisis bancaria, que han ido disminuyendo el otorgamiento de créditos en sus filiales locales, en función de la pérdida de capitalización que sufre su casa matriz. En cuanto al impacto de la aplicación del nuevo marco en la Argentina, vale destacar que el sistema financiero local está razonablemente bien posicionado para ello, ya que luego de la crisis del 2001 que culminó con la implementación del corralito financiero (y luego el corralón) que prácticamente dejó un sistema financiero desbastado, insolvente, y con más del 50% de los activos en cabeza del sector público. El crecimiento de la economía y la corrección de algunos puntos de la normativa anterior, el cual incentivaba a los bancos a prestar al sector público (generando un crowding out para el sector privado) y no contemplaba imponiendo mayor nivel de capital por el riesgo de tomar depósitos en moneda extranjera y prestar en la misma moneda, pero a tomadores con ingresos nominados en moneda doméstica, fueron fundamentales para llegar a este presente, donde a pesar de la fabulosa crisis bancaria desatada en los países centrales (con epicentro en USA) y de los problemas políticos y económicos propios, (que derivaron en una caída muy pronunciada en el valor de los títulos públicos argentinos) el sistema pareciera estar muy sólido, de acuerdo a los reportes que elabora en forma periódica el Banco Central de la República Argentina. (Musicante, S. M.,

2007)

Bibliografía Lectura 2 El siguiente módulo fue realizado bajo el análisis de los principios y

Bibliografía Lectura 2

El siguiente módulo fue realizado bajo el análisis de los principios y lineamientos establecidos en la bibliografía básica y complementaria, detallada a continuación.

Bibliografía Básica:

1. Rodríguez A. C. y Carece N. M. (2001). “El Sistema Financiero Argentino”. Buenos Aires: Macchi. (Capítulos Nº 1 al 5 y 8)

2. Zbigniew Kosikowski Zarska (2000). “Finanzas Internacionales”. Buenos Aires: Mc Graw-Hill (Capítulo Nº 1 y 2)

Bibliografía Complementaria:

3. Mochón, F. y Beker, V. (1998) - ECONOMIA, Principios y aplicaciones - Buenos Aires: Mc Graw Hill (Capítulo 1)

4. Musicante, S. M. (2007) – Trabajo de Investigación: Las implicancias de la implementación de Basilea II para los Bancos argentinos - Facultad de Ciencias Económicas – Universidad Nacional de Córdoba.

5. Rodríguez A. C. (2001). Técnica y Organización Bancaria – Manual del Banquero. Buenos Aires: Macchi (Capítulos Nº 2, 3 y 12.)

6. Contreras, José (2001) - El Sistema Financiero Mexicano y el Sistema Financiero Internacional – Universidad Autónoma del Estado de México (México) Recuperado de http://www.joseacontreras.net/sistfin/sistfin.pdf En Julio de 2011

7. Dueñas Pietro, R. (2008). Introducción al sistema financiero y bancario. Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano Bogotá D.C.

de

(Colombia)

http://crear.poligran.edu.co/publ/00008/SFB.pdf En Julio de 2011

Recuperado

8. Ley 21526: Ley de Entidades Financieras. Recuperado de http://www.bcra.gov.ar/pdfs/marco/Marco%20Legal%20completo.pdf En Julio de 2011

9. Ley 25780: Carta Orgánica del BCRA. Recuperado de http://www.bcra.gov.ar/pdfs/marco/Marco%20Legal%20completo.pdf En Julio de 2011

www.bcra.gov.ar Consultado en Julio de 2011 www.joseacontreras.net Consultado en Julio de 2011

www.bcra.gov.ar Consultado en Julio de 2011 www.joseacontreras.net Consultado en Julio de 2011

http://crear.poligran.edu.co Consultado en Julio de 2011

Módulo 2.

Oferta de Servicios Bancarios y Mercado de Cambios

Unidad 3 y 4

Lectura 3

Materia: Técnicas Bancarias y cambiarias Profesor: Gisela Maggi

OFERTA DE SERVICIOS BANCARIOS

El costo del Dinero (oferta y demanda)

Origen e historia del dinero

Para entender el valor del oro y la plata hay que entender la historia del dinero y las propiedades principales que debe tener dinero. La satisfacción de necesidades puede ser directa, en donde el agente económico se provee de todas sus necesidades, o indirecta, que se realiza por medio del intercambio. Esta última puede realizarse de dos maneras, mediante el cambio monetario, o mediante el trueque, el que presenta problemas de eficiencia ya que requiere la doble coincidencia de necesidades, reduce el número de bienes que se puede intercambiar y tiene altos costes de transacción. (Weatherford, J., 1997).

Dentro de este origen del dinero, tenemos al Dinero-mercancía que es dinero que adopta la forma de una mercancía que tiene un valor intrínseco, esto quiere decir que tendría valor incluso aunque no se utilizara como dinero. Suelen ser artículos fáciles de transportar, cuyo valor es fácil de verificar y son no perecederos, como por ejemplo, la sal, el oro. Son mercaderías que tienen uso monetario, su valor como bien no monetario equivale a su valor como medio de pago. Ese proceso suele terminar con la selección de metales preciosos como dinero. Luego apareció el papel moneda, que mantiene su valor por estar respaldado por dinero mercancía y por la confianza que se tiene en que el emisor de dicho papel lo cambiará por dinero mercancía. Debido a diversos cambios históricos, este papel moneda acabó perdiendo su convertibilidad en dinero mercancía para convertirse en Dinero fiduciario o crédito, o sea, dinero cuyo valor no monetario es inferior a su valor de uso monetario. Es emitido por las instituciones financieras o por el BCRA. Weatherford, J. (1997).

Concepto de dinero

No podemos definir al dinero en una definición única y completa. Se suele entender que dinero es todo aquello que es comúnmente aceptado como medio de pago de bienes y servicios. Cualquier medio de pago generalmente aceptado, pueden ser billetes o monedas emitidas por un banco central o entidad encargada. Cuando se habla de dinero nos referimos normalmente a las monedas y billetes de curso legal. Es todo medio de pago aceptado como tal por una comunidad para realizar las transacciones. Surge ante las dificultades que presenta el trueque, cuando se pasa de una economía de subsistencia a una de intercambio. (Rodríguez A. C., 2001; Miller, R. y Pulsinelli, R.,1992; Weatherford, J., 1997; Zbigniew Kosikowski Zarska,

2000)

Atributo principal

La liquidez

Funciones del dinero

Una vía adecuada de comprensión de qué es el dinero es estudiando sus funciones:

Unidad de cuenta Depósito de valor Medio de cambio
Unidad de cuenta
Depósito de valor
Medio de cambio

Como medio de cambio generalmente aceptado el dinero facilita las transacciones comerciales y reduce su costo. Sin dinero, la única manera de intercambiar productos sería mediante el trueque, es decir, es el instrumento que se usa normalmente en los intercambios; medio de pago normalmente aceptado.

Como unidad de cuenta el dinero nos facilita los cálculos económicos, desempeñando el papel de denominador común que permite sumar el valor de activos de naturaleza muy diversa. Es la unidad en la que se miden los precios de bienes y servicios y registrar las deudas. Es la medida de valor ampliamente reconocida.

Como depósito de valor el dinero permite transferir el poder adquisitivo presente hacia el futuro, es decir, hace posible el comercio intertemporal. Mantiene el valor a lo largo del tiempo. Esta función también la desempeñan otros muchos activos no monetarios (que, conjuntamente, componen la riqueza de un individuo). Se puede utilizar para transferir poder adquisitivo presente hacia el futuro. (Rodríguez A. C., 2001; Miller, R. y Pulsinelli, R.,1992; Zbigniew Kosikowski Zarska, 2000)

Propiedades del dinero

Portabilidad: razonable y fácil de trasladar Durabilidad: conserva sus características luego del uso Divisibilidad: billetes con distintas denominaciones Uniformidad: igual calidad y características, y no deben poseer diferencias físicas de gran importancia Reconocimiento: permiten su rápida identificación por parte de los usuarios. (Rodríguez A. C., 2001; Miller, R. y Pulsinelli, R.,1992; Zbigniew Kosikowski Zarska, 2000)

Oferta de dinero

La Oferta Monetaria es determinada por la Política Monetaria del Banco Central, el cual puede controlar la cantidad de billetes y monedas en circulación e indirectamente el saldo de las cuentas en cheques, más los saldos de los bancos comerciales en el Banco Central. Es el stock de moneda

que emite la autoridad monetaria. En nuestro país el único que puede emitir billetes y monedas es el BCRA. La convertibilidad es un mecanismo en donde el BCRA vende sin restricciones todos los dólares que le son requeridos a un tipo de cambio de uno, y sólo permite la expansión monetaria si existe un ingreso de divisas equivalente, obliga a mantener una equivalencia del 100% entre las reservas de oro, divisas y títulos extranjeros y la cantidad de dinero emitida por el BCRA. Es decir, que en cada moneda nacional que circula en la economía debe tener su respaldo en dólares, oro y títulos extranjeros de alta liquidez, lo que obliga a que la emisión monetaria sea totalmente respaldada. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001; Rodríguez A. C., 2001; Miller, R. y Pulsinelli, R.,1992; Zbigniew Kosikowski Zarska, 2000).

Existen dos tipos distintos de medios de pago:

1. Efectivo en manos del público (EMP): billetes y monedas en

manos del público.

2. Depósitos bancarios (D): saldos de las cuentas bancarias a los que

puede accederse fácilmente para comprar bienes y servicios. Por ejemplo, extendiendo un cheque o utilizando una tarjeta. (Rodríguez A. C., 2001; Miller, R. y Pulsinelli, R.,1992; Zbigniew Kosikowski

Zarska, 2000).

DINERO = EFECTIVO + DEPÓSITOS, es decir, OFERTA MONETARIA (OM) = EMP + D.

Existen en nuestras economías varias medidas de la cantidad de dinero dependiendo de qué tipo de depósitos se incluyan en la definición. Son los agregados monetarios M1, M2, M3:

M3

 

• Depósitos a plazo (Dp)

 

M2

Otros activos financieros (muy

 

líquidos y de precio estable)

M1

Depósito de ahorro

 

Depósitos a la vista en poder del público

 

Todos los conceptos incluidos en

M2

Billetes y Monedas en poder del público

Todos los conceptos incluidos en M1

Fuente: http://www.economiapersonal.com.ar/wp-content/uploads/2011/05/dinero-y-oferta- monetaria.pdf Recuperado en Julio de 2011

El Banco Central es la institución encargada de supervisar el sistema bancario y de regular la cantidad de dinero que hay en circulación, sus

funciones principales son la de actuar de prestamista de los bancos privados, la de emisión de dinero legal: monedas y billetes de curso legal y controlar la cantidad de dinero que existe en la economía: la política monetaria. Las decisiones de política monetaria del Banco Central influyen poderosamente en la tasa de inflación de la economía a largo plazo, y en su empleo y producción a corto plazo. EL Banco Central en una economía es el único banco emisor de dinero legal. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Analizaremos a continuación como se conforma el Balance del Banco Central

Fuente: oferta-monetaria.pdf Recuperado en Julio de 2011 Fuente:

Fuente:

oferta-monetaria.pdf Recuperado en Julio de 2011

Fuente: http://www.economiapersonal.com.ar/wp-content/uploads/2011/05/dinero-y-

Podemos decir, por lo tanto, que el Banco central determina la cantidad de dinero legal en la economía (monedas y billetes de curso legal). Siempre un aumento de la cantidad de monedas y billetes irá acompañado de un aumento en los activos del Banco Central. El Banco Central emite monedas y billetes (crea Base Monetaria) cuando concede préstamos al Estado, o a otros bancos comerciales, cuando compra títulos de Deuda Pública, etc. El Banco Central destruye base monetaria cuando cancela préstamos, vende títulos de Deuda Pública, etc. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Funciones del Banco Central

Entre las funciones que realiza un Banco Central se pueden señalar las siguientes, que ya hemos analizado en el módulo 1, por ende, lo repasaremos a continuación:

Emisión y puesta en circulación (o retirada) de la moneda de curso legal.

Banquero

correspondientes a la Administración Pública. Banco de bancos: encargado de la supervisión del sistema bancario, de la custodia de las reservas de los bancos comerciales (coeficiente de caja), prestamista de última

pagos

del

Estado:

realiza

los

cobros

y

instancia (cuando alguna entidad atraviesa tensiones de liquidez), liquidación de los medios de pago (centraliza los cobros y pagos entre entidades crediticias).

Centralización y gestión de las reservas de divisas del país.

Política monetaria: determina la cantidad de dinero en el sistema con el fin de tratar de controlar la evolución del tipo de interés en el corto plazo.

El objetivo último del un Banco Central es conseguir la estabilidad de los precios y del tipo de cambio, lo que debe permitir un crecimiento sostenido de la producción y del empleo. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Como dijimos anteriormente, el Banco Central influye en la Oferta Monetaria, vamos a tratar de explicar la relación que existe entre Oferta monetaria (OM) y Base monetaria (BM):

OM

=

EMP

+ 1)

D

(e

+

=

D

=

(e

+ 1)

BM

EMP

+ R

(e

+

r

)

D

(e

+ r

)

Por tanto

OM

=

(e

+

1)

BM

 

(e

+ r

)

 

e: representa la proporción de los depósitos a la vista que el público mantiene en efectivo.

r: representa el encaje bancario, es decir, la proporción de los depósitos que las entidades financieras tienen que mantener líquidos (caja o reservas en el Banco Central) para atender las retiradas de efectivo. (Mochón, F. y Beker, V., 1998)

(e

+

1)

El cociente (e ) es siempre mayor que 1: en el corto plazo se puede

suponer que "e" es constante, es decir, que la gente tiende a mantener un determinado porcentaje de sus depósitos en dinero efectivo y que esa proporción es estable. Por tanto, el valor de este cociente va a depender de "r", es decir, del encaje bancario. Este cociente es el multiplicador monetario, que es la cantidad de dinero (oferta monetaria) que puede crearse a partir de cada unidad de base monetaria. A modo de ejemplo, vamos a calcular la OM, teniendo en cuenta datos de un Balance del Banco Central: la BM de un país es de 1.000 pesos, la proporción de depósitos que la gente mantiene en efectivo es del 20% y el encaje bancario es del 10%.

+ r

OM = ((0,2 + 1) / (0,2 + 0,1)) * 1.000 = 4.000 pesos

El banco central decide elevar el encaje bancario al 20%:

OM = ((0,2 + 1) / (0,2 + 0,2)) * 1.000 = 3.000 pesos

En definitiva los bancos centrales pueden actuar sobre OM a través de la Base Monetaria, aunque su control no es absoluto, o del encaje bancario "r":

si aumenta el encaje bancario disminuye la OM y si reduce el encaje bancario aumenta la OM (bajo la hipótesis de que "e" es constante lo que en la vida real no tiene por qué cumplirse siempre). (Mochón, F. y Beker, V.,

1998)

Balance de los Bancos Comerciales

Activo

Pasivo

Reservas

Activos Contables o Créditos Bancarios

Depósitos

Préstamos del BCRA

Fondos Propios

Usted se preguntará ¿para qué vemos un balance de un banco comercial?, por el solo hecho, de que si se analizan, con detenimiento, las reservas que pertenecen al activo de un banco comercial, se verá que pertenecen al pasivo del Banco Central ya que son los depósitos que las entidades financieras mantienen en el banco central, ante cualquier inconveniente, pueda el Banco Central salir a “salvarlos”, y en el pasivo del Banco Comercial se encuentran los préstamos del BCRA, que obviamente se van a encontrar en el activo del balance del BCRA. Hay que tener en cuenta que tanto las reservas que poseen los bancos en su activo, como los depósitos que constituyen parte del pasivo de los bancos son dinero en manos del público, y constituyen una deuda del sistema financiero. Los activos contables son la sumatoria del crédito a familias, empresas y gobierno.

La reserva fraccionaria implica que los bancos sólo guardarán como reservas una fracción del total de depósitos. Esto implica un riesgo de quiebra por lo que se exige a los bancos que mantengan los criterios de liquidez, rentabilidad y solvencia. El Estado le exige a los bancos mantener ese encaje de acuerdo al coeficiente legal de caja. Los bancos también están interesados en mantener un coeficiente de reservas voluntarias por la incertidumbre acerca de la creación o destrucción de depósitos, el coste de oportunidad de mantener ociosas esas cantidades y el coste explícito en el que incurrirían de darse una situación de iliquidez. 1

1 http://www.economiapersonal.com.ar/wp-content/uploads/2011/05/dinero-y-oferta- monetaria.pdf Recuperado en Julio de 2011

A modo de ejemplo, tenemos el balance del banco quedaría de la siguiente manera:

Activo

Pasivo

Reservas (A)

10

Préstamos (P) 90

Depósitos (D) 100

Fuente: http://www.economiapersonal.com.ar/wp- content/uploads/2011/05/dinero-y-oferta-monetaria.pdf Recuperado en Julio de 2011

La reserva fraccionada que visualizan, permite que los bancos creen dinero, es decir, medios de pago. Este dinero creado no es una riqueza nueva, ya que todo activo financiero es a la vez, activo y pasivo, es decir una deuda para alguien. Por tanto, la economía tiene ahora una mayor liquidez, y esta reserva es la que mantienen los bancos en el BCRA, como verá es solo un porcentaje. Las reservas de liquidez inmediata de los bancos están formados por: billetes y monedas del tesoro; depósitos en el BCRA y tenencias de Títulos Públicos. Las reservas de liquidez inmediata son necesarias para atender necesidades operativas, por operaciones como:

retiros normales de depósitos, acreditación de préstamos, pagos a proveedores y colocaciones de corto plazo. (Mochón, F. y Beker, V., 1998)

Creación de Dinero bancario

Las entidades financieras (bancos, cajas y cooperativas) reciben depósitos de sus clientes en forma de cuentas corrientes (que denominamos dinero bancario). Estas entidades utilizan estos depósitos para conceder créditos. Por ejemplo: un banco recibe un depósito de un cliente de 10.000 pesos. Parte de este dinero lo dejará en caja para atender posibles retiradas de fondos (supongamos que 1.000 pesos) y el resto lo destinará a conceder créditos (9.000 pesos). Parte del importe de estos créditos vuelve a las entidades financieras en forma de nuevos depósitos bancarios. Por ejemplo: la empresa que ha recibido el crédito de 9.000 pesos lo utiliza para comprar una maquinaria. El vendedor recibe el dinero de esta venta y lo ingresa en su cuenta corriente. El banco con el que trabaja este vendedor tiene un nuevo depósito de 9.000 pesos y al igual que en el caso anterior dejará una parte en caja (por ejemplo, 800 pesos) y utilizará el resto (8.200 pesos) en la concesión de nuevos créditos. Vemos que un depósito inicial de 10.000 pesos ha puesto en marcha un mecanismo que ha llevado a que los depósitos sumen ya 19.000 pesos (los 10.000 iniciales y los 9.000 que acabamos de ver). Y el proceso se sigue repitiendo. En definitiva, la operatoria de las entidades financieras lleva a multiplicar el valor de los depósitos (crean dinero bancario). La banca comercial transforma los depósitos en una cantidad mucho mayor de dinero bancario. 2

2 https://www.u-

cursos.cl/derecho/2010/2/D126A0208/5/material_alumnos/previsualizar?id_material=6734

7 Recuperado en Julio de 2011

Para saber cuánto dinero se puede crear debemos comenzar definiendo el encaje bancario: las entidades financieras cuando reciben un depósito tienen que dejar un porcentaje en caja para atender retiradas de efectivo. Este porcentaje es precisamente el encaje bancario o coeficiente de reservas. El Banco Central determina dicho porcentaje, es decir, la proporción de los depósitos del público que las entidades financieras tienen que guardar en forma de activos líquidos (efectivo en caja o reservas en el Banco Central) para poder atender las retiradas de efectivo. El importe total de dinero bancario generado por las entidades financieras viene determinado por el Multiplicador del dinero bancario o Multiplicador Monetario: indica la cantidad de dinero (oferta monetaria) que puede crearse a partir de cada unidad de base monetaria (se trata de otra forma de calcular el multiplicador monetario).

Multiplicador del dinero bancario = 1 / Coeficiente de reserva

Continuamos con el ejemplo: supongamos que en el caso que venimos analizando el coeficiente de reservas es del 10%. Entonces el multiplicador del dinero bancario será: Multiplicador del dinero bancario = 1 / 0,10 = 10, por tanto, las entidades financieras podrían generar un volumen de dinero bancario 10 veces superior al de los depósitos que manejan: si el depósito inicial es de 10.000 pesos, el dinero bancario que se podría generar es de 100.000 pesos. Sería el importe potencial máximo de dinero bancario que se podría generar, lo que no quiere decir que efectivamente se genere, puede que la banca no emplee todo el importe disponible en la concesión de créditos, puede que los créditos concedidos no retornen en su totalidad como depósitos a las entidades financieras. (Mochón, F. y Beker, V., 1998)

El Multiplicador Monetario depende de:

La preferencia de las personas por el efectivo

El coeficiente de reservas que mantiene el Banco Central

Los hábitos de pago

La incidencia de la economía informal.

En resumidas cuentas, podemos decir que el proceso de creación del dinero se divide en:

Creación Primaria: emisión de la Base Monetaria

Creación Secundaria: depende del comportamiento de los bancos, del BCRA y de los particulares.

Multiplicador Monetario o Bancario: 1 / Coeficiente de reserva, a medida que aumenta el coeficiente de reservas, disminuye el multiplicador monetario.

Demanda de dinero

La gente demanda dinero, o sea, quiere tener una parte de su dinero en efectivo por diversos motivos, entre los que destacan:

Por motivo de Transacción: para poder realizar transacciones, es decir para poder pagar las compras que realizan. La cantidad demandada por este motivo depende principalmente del nivel de ingreso: a mayor ingreso, mayor consumo y por tanto mayor demanda de dinero (y a menor ingreso lo contrario);

Por motivo de Especulación: demanda como activo financiero, el dinero tiene un valor y el público puede preferir mantener una parte de su riqueza en forma de dinero, especialmente en momentos de incertidumbre. En lugar de tener el dinero en un banco que puede quebrar, o en acciones que se pueden hundir, en periodos de crisis la gente puede preferir tener el dinero en casa. (Mochón, F. y Beker, V., 1998, p 416-417)

La demanda de dinero, por uno u otro motivo, presenta una relación negativa con el tipo de interés:

Si suben los tipos de interés, aumenta el coste de oportunidad

de tener el dinero líquido y no tenerlo depositado en un banco donde produce intereses. Por ello, la gente tratará de mantener

en líquido el mínimo necesario;

Si por el contrario bajan los tipos de interés, este coste de

oportunidad se reduce, lo que hará que a la gente no le importe mantener en efectivo una mayor proporción de sus ahorros. (Mochón, F. y Beker, V., 1998, p. 417).

Esta relación inversa entre tipos de interés y demanda de dinero se puede representar en una gráfica.

Fuente: Morchón, F. Y Beker, V., 1998, p 418

Fuente: Morchón, F. Y Beker, V., 1998, p 418

Fuente: Morchón, F. Y Beker, V., 1998, p 421

Fuente: Morchón, F. Y Beker, V., 1998, p 421

Si aumenta la renta, aumentará el consumo, lo que llevará a la gente a mantener más dinero en efectivo para pagar las compras: la curva de demanda de dinero se desplaza hacia la derecha (para un mismo tipo de interés se demandará más dinero);

Si baja la renta, disminuirá el consumo y, por tanto, la necesidad de la gente de mantener dinero en efectivo: la curva de demanda de dinero se desplaza hacia la izquierda. (Mochón, F. y Beker. V., 1998, p.421).

Punto de equilibrio del mercado monetario

Vamos a suponer que en el corto plazo la oferta de dinero es fija, es una cantidad determinada, por lo que la representaremos como una línea vertical. El equilibrio en este mercado viene determinado por el punto de cruce de la demanda monetaria y de la oferta monetaria. Este punto de equilibrio determina el tipo de interés a corto plazo. (Mochón, F. y Beker. V., 1998, p.418).

Fuente: Morchón, F. Y Beker, V., 1998, p 419

Fuente: Morchón, F. Y Beker, V., 1998, p 419

En el supuesto caso que el tipo de interés no fuera el de equilibrio, es decir, que el tipo de interés es más alto que el de equilibrio (i 2 > i 1). En este caso la demanda de dinero por parte de los ciudadanos es menor que la oferta. La gente quiere tener menos dinero líquido (en efectivo o en cuentas a la vista con escasa remuneración) ya que el coste de oportunidad es elevado, por lo que invertirá el exceso de liquidez en productos con mayor remuneración. La fuerte demanda de estos productos alternativos (depósitos a plazo, renta fija, etc.) hará descender sus tipo de interés (las entidades emisoras de estos productos no tendrán que ofrecer tipos altos para atraer el dinero, ya que éste acudirá por sí mismo). Si el tipo de interés es más bajo que el de equilibrio (i 3 < i 1), los ciudadanos tenderán a tener más dinero líquido ya que el coste de oportunidad es comparativamente bajo. Las entidades emisoras de productos alternativos tendrán que elevar los tipos de interés ofrecidos para poder colocar sus productos. La demanda de dinero depende en gran medida del nivel de renta (o demanda de bienes): ya que variaciones en el nivel de renta determinan desplazamientos de la curva de demanda de dinero lo que implica un nuevo punto de equilibrio y, por tanto, un nuevo tipo de interés (estamos considerando que la oferta monetaria está fija en el corto plazo). Por tanto, a cada nivel de renta le va a corresponder un tipo de interés de equilibrio. (Mochón, F. y Beker. V., 1998, p.421).

Fuente: Morchón, F. Y Beker, V., 1998, p 419

Fuente: Morchón, F. Y Beker, V., 1998, p 419

Fuente: Morchón, F. Y Beker, V., 1998, p 421

Fuente: Morchón, F. Y Beker, V., 1998, p 421

Política monetaria

El objetivo fundamental de cualquier banco central es mantener la estabilidad de los precios y del tipo de cambio, lo que debe permitir que la economía mantenga una elevada tasa de crecimiento. Los bancos centrales actuarán cuando la economía se aparte de su senda de crecimiento:

Si la economía se desacelera tratarán de relanzarla bajando los tipos de interés para impulsar la inversión y con ella el crecimiento.

Si la economía crece a un ritmo excesivamente elevado, tratarán de frenarla un poco para evitar que surjan tensiones inflacionistas que terminen por afectarle muy negativamente. Para ello intentarán aumentar los tipos de interés para reducir la inversión y enfriar el crecimiento. (Zbigniew Kosikowski Zarska, 2000; Francisco Mochón y Víctor Beker, 1998).

El tipo de interés es la variable clave que conecta el mercado de dinero con el mercado de bienes. Hasta ahora habíamos considerado que la oferta monetaria era fija en el corto plazo, pero se trataba de una simplificación. Los bancos centrales aumentarán o reducirán la cantidad de dinero en el sistema como medio de actuar sobre los tipos de interés. Los bancos centrales pueden influir sobre la oferta monetaria:

• A través de la base monetaria (operaciones de mercado abierto y tipo de redescuento).

• A través del coeficiente de encaje.

POLÍTICA MONETARIA

POLÍTICA MONETARIA

Expansiva (aumento de la oferta monetaria)

Bajada del tipo de redescuento

Compra de deuda pública a las entidades financieras

Reducción del encaje legal (esta medida ya no se utiliza)

Restrictiva (disminución de la oferta monetaria)

Subida del tipo de redescuento

Venta de deuda pública a las entidades financieras

Aumento del encaje legal (esta medida ya no se utiliza)

Estas variaciones descriptas en el cuadro anterior, afectan a la curva de demanda de dinero ya que si aumenta la oferta monetaria su curva se desplaza hacia la derecha, lo que hace descender el tipo de interés de equilibrio. A nivel de la Curva “L” esto implica que para un determinado nivel de renta el tipo de interés es menor: esta curva se desplaza hacia abajo. Si disminuye la oferta monetaria su curva se desplaza hacia la izquierda, lo que hace aumentar el tipo de interés de equilibrio. A nivel de la Curva “L” esto implica que para un determinado nivel de renta el tipo de interés es mayor: esta curva se desplaza hacia arriba. Los bancos centrales a través de la política monetaria pueden controlar con cierta eficacia la evolución del tipo de interés a corto plazo. Pero a largo plazo es el mercado (ley de oferta y demanda) quien los determina. (Francisco Mochón y Víctor Beker, 1998).

Tasa Activa y Tasa Pasiva

Al hablar de tasa, nos referimos a la tasa de interés, por lo que la

definiremos al interés como el precio de un préstamo expresado en dinero,

o como la diferencia entre la suma que se entrega y la que se devuelve. En

esta clase de operación intervienen prestamistas y prestatario, los cuales ambos dos pueden ser asumidos por el banco, dependiendo si es una operación activa, en la cual es prestamista, o pasiva, en la que recibe un deposito, cumpliendo el papel de prestatario y el depositante de

prestamista. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001).

La tasa de interés pasiva es la que pagan los intermediarios financieros a los oferentes de recursos por el dinero captado. Por esta razón, son la que se utiliza en los depósitos y plazos fijos. La tasa interés activa es la que reciben los intermediarios financieros de los demandantes por los préstamos otorgados. La tasa de interés activa indica el costo de financiamiento de las empresas, y está compuesta por las siguientes variables:

costo de los fondos, compuesto básicamente por la tasa de interés de los Bonos del tesoro de EEUU + Riesgo País + Riesgo de Devaluación;

el riesgo propiamente de un préstamo, que se constituye por el riesgo de impagos + riesgo de iliquidez + costos administrativos del banco (costo operativo, gastos generales de la entidad). (Rodríguez A. C., 2001).

El interés es la suma pagada al depositante o cobrada al prestatario; la tasa es el porcentaje que se aplica al monto depositado o prestado para calcular

el interés. Comúnmente las tasas activas suelen ser más altas, ya que con los

intereses ganados con ellas se pagan los devengados por las pasivas. Las tasas por depósitos verían básicamente según el tipo de cuenta y en razón del grado de disponibilidad. Por lo que podemos decir que son más altas la de los depósitos a plazo fijo, ya que tienen menor grado de disponibilidad, luego la de las cajas de ahorro y por último las tasas por depósitos en cuenta corriente, que son mínimas o nulas, por su mayor grado de disponibilidad. Los plazos también tienen su influencia, tanto en depósitos como en créditos. Ya que muchas veces a los bancos les interesa más premiar las colocaciones prolongadas, por más días y desalentar las de términos más breves. Las operaciones crediticias, aún sin conocer su monto, plazo o beneficiarios, se suponen más caras que otros. Por ejemplo, los préstamos personales y familiares están constituidos por créditos de montos relativamente reducidos y clientes de medianos recursos, lo que supone costos operativos y riesgos más elevados que los de otras operaciones, lo que se refleja en las tasas. También si son para créditos hipotecarios, que de acuerdo al plazo del préstamo la tasa va a variar, y así tenemos muchísimas

tasas diferentes. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001).

Es propio del negocio bancario volcar los recursos captados como depósitos

e inversiones a operaciones crediticias, pero no todos los depósitos se

prestan, ya que una parte se mantiene como reserva o encaje bancario, por lo que en fórmula podríamos expresar:

Tasa Activa (ta)= Tasa Pasiva (tp) / 1 – tasa de encaje o reserva (te)

Si por ejemplo, la tp: 5% te: 20% lo que resultaría aplicando dicha fórmula una ta de 6,25%, si a la vez tenemos un depósito de $ 1000,00 a una tasa pasiva del 5%, el banco estaría pagando $ 50,00 de intereses, suma igual a la que se recauda con los $800,00 prestables (ya que si la reserva es de un 20% únicamente puedo prestar el 80% de los $1000,00): $800,00 x 6,25%

= $50,00. De lo expuesto, deducimos que la preocupación del prestamista

no reside en las tasas que paga por los depósitos y préstamos, sino de la diferencia entre ambas, del margen bruto de ganancias, o sea, del spread. Uno de los factores que inciden en este margen es el nivel del encaje bancario, si aumenta implica una contracción de los recursos prestables, lo que induce a subir las tasas activas o reducir las pasivas para mantener la rentabilidad, lo que una reducción de los encajes libera fondos y permite bajar las tasas activas o subir las pasivas. Otro factor es la incertidumbre generada por la inflación, ya que a más inflación, más necesidad de incrementar la ganancia, subir la tasa activa y con ello el spread; y por

último, los costos administrativos, la inflación y la morosidad. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001).

Modalidades de Inversión

Empezaremos definiendo a la inversión como la colocación de dinero sobre la cual una empresa espera obtener algún rendimiento a futuro, ya sea, por la realización de un interés, un dividendo o mediante la venta a un mayor valor del de su costo de adquisición. También podemos definirla como es el flujo de producto de un período dado que se usa para mantener o incrementar el stock de capital de la economía. (Rodríguez A. C., 2001)

El inversionista, es quien coloca su dinero en un título valor o alguna alternativa que le genere un rendimiento futuro, ya sea una persona o una sociedad. (Rodríguez A. C., 2001)

Existen distintos tipos de inversión:

realizan

inversiones reales en el país, es decir aportes para la constitución de nuevas empresas de cualquier naturaleza. Las inversiones directas son aquellas en las que el inversor está guiado por el objetivo de obtener una rentabilidad permanente e influencia en los órganos de dirección de la empresa invertida;

Inversión

Extranjera

Directa:

cuando

desde

el

extranjero

se

Inversión Extranjera Indirecta (en cartera): comprende la compra de títulos

y valores por parte de los extranjeros. Las inversiones de cartera son las adquisiciones de valores negociables cuando representen un porcentaje menor de la empresa invertida. (Rodríguez A. C., 2001)

Hay muchas modalidades de inversiones pero para nuestro estudio, especificaremos las más conocidas de a cuerdo a cuatro tipos de activos:

1. Propiedad: Es seguro y rentable. Es beneficioso para los objetivos a largo plazo. Lo que es más importante, la inversión sin el conocimiento y la atención hábil puede sufrir considerablemente.

2. Depósitos a Corto Plazo: A corto plazo los depósitos ofrecen total liquidez. Es decir que todos los inversores pueden retirar su dinero cuando lo necesita. Es una perfecta opción para el ahorro a corto plazo. Los retornos que se ofrecen son bajos en comparación con otras inversiones.

3. Acciones: Los inversores son viables para obtener cuota de derecho

y el valor de la empresa, mediante la inversión en sociedades que

coticen en bolsa. Los inversores pueden evaluar a través de retorno de dividendos y ganancias de capital. A través de acciones, los inversores pueden invertir en la amplia gama de empresas que operan en diferentes regiones y puede beneficiarse de las ganancias

a largo plazo.

4. Bonos: Los inversores invierten dinero en los bonos durante un cierto tiempo, para obtener de nuevo en un tipo de interés. Generalmente, un bono no es una opción ideal para la inversión a corto plazo. (Rodríguez A. C., 2001)

Servicios Financieros Bancarios (Operatoria Bancaria)

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que al menos uno de los sujetos de la relación es un banco, y que hay operaciones típicas, como la intermediación en la oferta y demanda de recursos monetarios, y otras operaciones que la banca presta de acuerdo a las características de su actividad principal. No hay que confundir las operaciones que realizan las entidades con los contratos a que dan lugar, con la naturaleza jurídica. Por ejemplo, existe una operación de descuento en virtud del cual se firma un contrato de descuento, que jurídicamente se considera una cesión de crédito, un mutuo a interés o un contrato sui generis. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

   

OPERACIONES

 

OPERACIONES ACTIVAS

PASIVAS

OPERACIONES DE SERVICIOS

CONCEPTO

Permiten a la entidad financiera colocar el dinero que había obtenido a través de operaciones pasivas o sus propios recursos, convirtiéndola en acreedores.

Permiten captar del mercado los recursos monetarios que necesita para prestar, convirtiéndola en deudora.

Servicios especiales que presta la banca, aprovechando la capacidad administrativa, técnica y física que exige la operatoria pasiva.

 

Préstamo bancario

Depósitos a la vista, de ahorro, a plazo

Alquiler de cajas de seguridad

Apertura de crédito

Depósitos especiales como judiciales, en garantía de terceros

Recepción de valores en custodia y otros depósitos regulares

Anticipo sobre los valores

Redescuento pasivo

Administración de carteras de valores mobiliarios

Descuento y compras de documentos

Venta de valores

Depositario y gerentes de fondos comunes de inversión, fideicomiso

EJEMPLOS

Redescuento activo

Venta de giros y transferencias

Cobranza de impuestos y tarifas de servicios públicos

Otorgamiento de garantías

Anticipos Pasivos

Cobranza de documentos

Factoring

Compra y venta de divisas

 

Leasing

Recepción de valores al cobro

Underwriting

Emisión de cartas de crédito, de bonos y cédulas hipotecarias

Administración de propiedades

Crédito documentario

Pagos de sueldos de empresas y jubilaciones

 

Estudios de mercado a pedido de la clientela

Préstamos hipotecarios y prendarios

Operaciones con el Exterior (cobranza, pagos)

(Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Analizaremos a continuación las principales características de las operaciones mencionadas en el cuadro anterior.

Depósitos bancarios: son los depósitos en dinero, operación pasiva por la cual el depositante entrega a la entidad financiera una suma de dinero con el propósito de ésta de devolvérsela en la misma especie, en fecha

prefijada o cuando lo solicite. Son ejemplos más comunes de modalidades de depósitos bancarios:

1. Depósitos en cuenta corriente: el cliente dispone de los fondos cuando lo desea, para lo cual abre una cuenta corriente que moviliza mediante el uso del cheque.

2. Depósito a plazo fijo: la disponibilidad de los fondos está sujeta a ciertas condiciones, se establece una fecha para el retiro, asegurándose de esta forma la entidad la absoluta inmovilidad de los fondos y pagando por ello un interés mayor.

3. Depósito en caja de ahorro: es una modalidad intermedia entre las dos anteriores, de esta forma el ahorrista dispone de los fondos cuando lo desee, sin la emisión de cheques pero pudiendo depositar cheques en cuenta.

4. Depósitos

la

autoridad judicial y movilizados en los casos y condiciones en que la justicia o disposiciones legales lo dispongan. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

judiciales:

son

los

constituidos

a

la

orden

de

Emisión de cartas de crédito: es una carta que la entidad financiera entrega al cliente, quien la presenta en una entidad de otra plaza a fin de retirar una suma de dinero. La operación puede concertarse de tal forma que el cliente efectúe retiros parciales en varias plazas, en cuyo caso estaríamos en presencia de carta de crédito circular. Hay un mandato de pago del banco emisor al pagador, el primero recibe dinero del cliente para que lo gire al segundo, igual que un depósito. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Venta de giros: es un instrumento de pago que el banco entrega al cliente para hacerlo llegar a una persona de otra plaza, quien lo cobrará en la entidad contra la cual fue librado, que puede ser un banco corresponsal del primero. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Venta de transferencias: es muy similar al giro, pero en lugar de un papel negociable es una constancia de que el primer banco se compromete a efectuar el pago a alguien de otra plaza, para lo cual da la orden al banco corresponsal. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Créditos: implica una prestación presente contra una prestación futura. Son ejemplos de modalidades de crédito:

1. Préstamo bancario: consiste en la entrega al prestarlo de una cantidad de dinero con la facultad de usarla y el compromiso de devolverla más un interés, en el plazo y forma convenida.

2. Apertura de crédito: es un contrato que asegura al cliente por cierto tiempo el derecho a recibir de la entidad una suma de dinero, de la que dispondrá cuando él lo decida mediante una o

varias extracciones. La modalidad más conocida es el adelanto en cuenta corriente, en que los fondos se acreditan en esa cuenta. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Otorgamiento de garantías: son operaciones en las que la entidad financiera presta su firma a favor de un cliente que con ella, fortalece su posición ante un tercero para efectuar una transacción, sea la recepción de un crédito, la negociación de un documento, le prestación de un servicio. No implica salida de dinero, sino el compromiso de otorgarlo en caso de incumplimiento del deudor. El banco no aplica un interés sino una

comisión, calculada como un porcentaje sobre el monto garantizado durante el tiempo en que mantiene vigencia el compromiso de la entidad financiera. Las garantías toman la forma de una fianza, un aval. (Rodríguez

A. C. y Carece N. M., 2001)

Factoring: consiste en la transferencia a la entidad financiera de los créditos comerciales del cliente, representados por las facturas que posee para cobrar, tomando la entidad a su cargo la gestión de cobro y anticipándole el importe. Hay una cesión global de derechos por todas las

facturas que recibirá el cliente durante la vigencia del acuerdo. (Rodríguez

A. C. y Carece N. M., 2001)

Leasing: consiste en la entrega en locación de un bien comprado expresamente para uso del locatario, dando a éste la opción de comprarlo al término del contrato. El locador es la entidad financiera que compra el bien y financia su venta. El locatario lo usa, tiene a su cargo el mantenimiento y las reparaciones y paga un alquiler. El plazo del contrato corresponde por lo general a la vida útil del bien y el precio de venta, en caso de optar por ella, es el valor residual. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Underwriting: mediante esta operación el banco pre-financia a una empresa la emisión de acciones y obligaciones, tomando a su cargo además la colocación en el mercado. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Préstamos personales: se concede bajo la forma de un préstamo bancario, descuento de documentos y mediante el uso de tarjetas de crédito. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Préstamos hipotecarios y prendarios: son los instrumentados directamente mediante hipoteca o prenda con registro o desplazamiento, con o sin pagarés. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Crédito documentario: toda apertura de crédito hecha a favor del destinatario de mercadería en tránsito, garantizada por los documentos correspondientes a esas mercaderías. (Rodríguez A. C. y Carece N. M.,

2001)

Línea de Crédito

Podemos definir a la línea de crédito como el dinero siempre disponible en el banco, durante un período estipulado de antemano. La línea de crédito es importante ya que el banco está de acuerdo en prestar a la empresa en el momento que lo solicite y por cierto período, hasta una cantidad máxima. La principal ventaja es que es un efectivo disponible con el que la empresa cuenta, pero se debe pagar un porcentaje de interés cada vez que la línea de crédito es utilizada, a la vez, está reservado para los clientes más solventes del banco, y obviamente se le exige a la empresa que mantenga la línea de crédito al día, es decir, pagando todas las disposiciones que se hayan hecho.

El modo de operar sería: el banco le presta a la empresa una cantidad máxima de dinero por un período determinado; una vez que se efectúa la negociación, la empresa no tiene más que informar al banco que va a de disponer de tal cantidad, firma un documento que indica que la empresa dispondrá de esa suma, y el banco transfiere fondos automáticamente a la cuenta. El costo de la línea de crédito por lo general se establece durante la negociación original, cada vez que la empresa dispone de una parte de la línea de crédito paga el interés convenido. Al finalizar el plazo negociado originalmente, la línea deja de existir y las partes podrán negociar otra, si es que cumplieron con los términos y condiciones.

Hemos visto hasta ahora en detalle, en estos dos módulos que analizamos, de las operaciones que realiza la banca, en cuanto a los principios que rigen esa operatoria, se vinculan con el encaje y la liquidez, la relación entre operaciones activas y pasivas y el riesgo, tema que aún no hemos tratado, pero lo hemos nombrado, “Riesgo en la banca y su prevención”.

Riesgos asociados a la Banca

El riesgo está presente en toda actividad económica, y más aún en la banca, por la magnitud de recursos de terceros en los que se basa su operatoria, la naturaleza de la clientela que en su mayoría se convierte en acreedora, y la sensibilidad de este sector a cualquier dificultad que afecte a una entidad o al conjunto. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Riesgos a los que se expone la banca:

1. Escasa oferta de recursos para operar: nos referimos a la dificultad para contar en todo momento con los recursos que son la base de la operatoria, ya sea por competencia con otras bancas, por derivación de la oferta a otras entidades que operan con tasas más atractivas generando más confianza.

2. Escasa demanda de crédito y otros servicios bancarios: la escasa demanda de crédito es la contrapartida de la anterior, son los quebrantos ocasionados por el incumplimiento de los prestatarios, es decir, que no devuelven la suma adeudada con los intereses devengados o lo hacen en forma distinta a la convenida, con morosidad. Por ejemplo, los adelantos en cuenta corriente, los préstamos personales y familiares se consideran

más riesgosos que el descuento y los préstamos destinados al sector industrial.

3. Quebrantos por los créditos

4. Iliquidez: el riesgo consiste en encontrarse en determinado momento con recursos insuficientes, debido a la insuficiencia de recursos fácilmente movilizables, inadecuada relación entre activo y pasivo.

5. Caída de la rentabilidad: está en función del volumen de operaciones activas y pasivas, de los intereses, tarifas y comisiones pagadas o percibidas y del costo operativo. Por lo que la pérdida de rentabilidad supone contracción de los volúmenes operados, aumento de costos y reducción del margen entre precios cobrados y pagados.

6. Derivados de fallas de orden administrativo:

7. Políticas monetarias y crediticias. Conducción del organismo rector (otros riesgos de mercado) (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001, p. 126-128)

Prevención de los Riesgos

Son numerosos los factores que pueden afectar la actividad bancaria y sus resultados, de modo que son variadas las medidas que deben tomarse para prevenir esos riesgos:

1. Prevención de riesgos por Entidades Financieras

2. Eficiencia administrativa

3. Medidas particulares

4. Prevención de riesgos del sector

5. Interés de las entidades y de la autoridad monetaria

6. Requisitos para la creación de EF

7. Normas sobre liquidez y solvencia

8. Normas sobre capitales mínimos (Rodríguez A. C. y Carece N. M.,

2001)

Organización de un Banco. Estructura de un departamento de Comercio Exterior y Cambios

Estructura de un departamento de Comercio Exterior y Cambios Este departamento realiza un amplio espectro de

Este departamento realiza un amplio espectro de operaciones vinculadas al sector externo, como giros y transferencias, créditos documentarios, cobranzas y órdenes de pago, información y control. Se realiza también en este departamento, promoción de comercio exterior y corresponsalía con el comercio exterior. Cuenta también con dos unidades de Staff: Relaciones con bancos del exterior y Prevención de lavado de dinero. (Rodríguez A. C. y Carece N. M., 2001)

Bibliografía Lectura 3 El siguiente módulo fue realizado bajo el análisis de los principios y

Bibliografía Lectura 3

El siguiente módulo fue realizado bajo el análisis de los principios y lineamientos establecidos en la bibliografía básica y complementaria, detallada a continuación.

Bibliografía Básica:

1. Rodríguez A. C. y Carece N. M. (2001). “El Sistema Financiero Argentino”. Buenos Aires: Macchi. (Capítulos Nº 1 al 5 y 8) 2. Zbigniew Kosikowski Zarska (2000). “Finanzas Internacionales”. Buenos Aires: Mc Graw-Hill (Capítulo Nº 1 y 2)

Bibliografía Complementaria:

3. Miller, R. y Pulsinelli, R. (1992). Moneda y Banca - Colombia: Mc Graw Hill (Capítulos Nº 1, 2, 3, 4, 9, 15, 16 y 17)

4. Mochón, F. y Beker, V. (1998) - ECONOMIA, Principios y aplicaciones - Buenos Aires: Mc Graw Hill (Capítulo 15 y 18)

5. Rodríguez A. C. (2001). Técnica y Organización Bancaria – Manual del Banquero. Buenos Aires: Macchi (Capítulos Nº 2, 3, 4, 5 y 7)

6. Weatherford, J. (1997). La Historia del dinero - Barcelona: Andres Bello (Capítulo Nº 1)

del dinero - Barcelona: Andres Bello (Capítulo Nº 1)

http://www.economiapersonal.com.ar/wp-content/uploads/2011/05/dinero-y-

oferta-monetaria.pdf Consultado en Julio del 2011

https://www.u-

cursos.cl/derecho/2010/2/D126A0208/5/material_alumnos/previsualizar?id_ma

terial=67347 Consultado en Julio del 2011

Módulo 2.

Oferta de Servicios Bancarios y Mercado de Cambios

Unidad 3 y 4

Lectura 4

Materia: Técnicas Bancarias y cambiarias Profesor: Gisela Maggi

Mercado de cambios

Uno de los rasgos que diferencian al comercio internacional del comercio interior de un país es que cada nación posee su propia moneda y su propio sistema bancario y en cada país los precios se cotizan en las propias unidades monetarias. La necesidad de efectuar pagos a distancia y en distintas monedas es lo que da origen al mecanismo de pagos al exterior. (Moreno, J.M., 2000).

Al vender, los exportadores adquieren el derecho de recibir el pago en moneda extranjera, pero como en el país circula la moneda nacional, necesitan valerse de algún mecanismo para cambiar el dinero extranjero por la unidad monetaria del propio país. Inversamente, los importadores deben pagar sus importaciones en la moneda extranjera convenida pero sólo cuentan con la moneda local. En ambos casos deben recurrir al mercado de cambios o divisas y hacer uso del mecanismo de pagos internacionales. (Moreno, J.M., 2000).

Mercado de Cambios o divisas

El mercado de cambios o mercado de divisas es donde funciona el mecanismo de los pagos y los cobros al y del exterior, respectivamente. Este mercado proporciona los servicios necesarios a quienes deben pagar, girar o cobrar, al o desde el exterior, respectivamente. El mercado de cambios no es como el mercado de productos, un recinto cerrado determinado donde se ven cara a cara los compradores y vendedores; las personas que intervienen en el son especialistas que actúan en los departamentos de cambios de las entidades bancarias y financieras (autorizadas por el Banco Central para operar en cambios) o en los despachos de los Corredores de Cambios y están en contacto entre sí por vía telefónica, cable, telex o swift, rápidas y sencillas. Por ello, todos los que intervienen pueden cotizar el mismo precio para cada moneda, lo que demuestra, la- interconexión del mercado cam- biaria. Podría definírselo como el ámbito espacial ideal adonde concurre la oferta y demanda de moneda extranjera (divisas y billetes). Todo el sistema operativo como el funcionamiento del mercado de cambios se encuentra ordenado, reglamentado y controlado por el Banco Central, que es la autoridad de aplicación en la materia. (Moreno, J.M., 2000).

El Mercado de Cambios en nuestro país actúa bajo la orientación, supervisión y determinación de normas que emanan del Banco Central de la República Argentina, único Agente Financiero del Estado, organismo que como ente económico monetario y por imperio de la Ley está encargado de la vigilancia y observancia del Mercado de Cambios, es decir que todas las partes que actúan en este Mercado, deben acatar las disposiciones que emanan del BCRA. Esta Autoridad Bancaria, máxima en su género está gobernada por un Directorio nombrado por el Poder Ejecutivo Nacional y

regido por la Carta Orgánica que le es propia. (Zbigniew Kosikowski Zarska,

2000).

Fuente: Gisela Maggi

Fuente: Gisela Maggi

La totalidad de los bancos en el mundo, cada uno con sus clientes, conforman este inmenso mercado de cambios hoy totalmente globalizado que funciona, ininterrumpidamente, las 24 horas. Aquellas instituciones financieras habitualmente actúan compensando las transacciones de compra y venta de monedas extranjeras que permanentemente realizan sus clientes, quedándole, por lo general, un saldo en favor o en contra que deberá equilibrar. Se dice, entonces, que por ese motivo el banco sale al mercado tanto para vender sus excedentes en una determinada divisa como para comprar lo que le falte para cerrar sus posiciones. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

Para que el circuito anteriormente descripto funcione debidamente, se necesita de otra parte que intervenga. Ese otro sujeto interviniente es el Banco, o Bancos Autorizados a operar con divisas, los cuales canalizan las operaciones de sus clientes, los importadores y exportadores. Cada Banco posee una parte de la oferta y la demanda de divisas, que luego

debidamente canalizada, confluye al Banco Central, que fija las paridades. Es decir que cada Banco respecto de sus clientes importadores y exportadores, actúa como un ente compensador que canaliza primariamente las operaciones entre sus propios demandantes-oferentes. De tal forma la compensación se convierte en un clearing entre clientes que necesariamente deberá arrojar un saldo. Si éste es proveniente de la mayor venta de divisas, estaremos en presencia de un Banco Exportador y si por el contrario, el saldo es proveniente de una mayor compra, estaremos ante un Banco Importador. En el léxico bancario, se dice frente a estas determinadas circunstancias que el Banco sale al Mercado, es decir incursiona en él tratando de obtener su faltante o colocar sus excedentes. En nuestro país no existe un mercado como recinto, sino un mercado formado de hecho, por la necesidad misma del encuentro que tienen las dos corrientes que lo conforman. Estas dos corrientes: Oferta o Sector Exportador con todo el alcance de ser suministrador de bienes, capitales y servicios y Demanda o Factor Importador con igual radio de acción, podría encontrarse y cubrir sus necesidades recíprocas, pero en la práctica ello no

es posible, lo cual hace necesario la intervención de otros elementos u otras partes. Una de estas partes serían los Bancos, autorizados para operar en cambios, que actúan a modo de compensadores entre sus propios importadores y exportadores, haciendo un intercambio de esas ofertas y demandas de divisas. El saldo que pudiera resultar de tales operaciones, será cubierto o entregado por el mercado, dentro del cual dicho Banco sale

a operar para ofrecer o solicitar conforme a la necesidad que tenga. Con

estas partes intervinientes puede funcionar perfectamente bien el Mercado de Cambios; pero existe una tercera parte, que son los Corredores de Cambio. Este agente auxiliar del comercio actúa en la intermediación de la oferta y la demanda de divisas con un efecto de barrera o esclusa, que elimina la posibilidad del conocimiento recíproco de la presencia de una fuerza determinada en el mercado, actuando dentro de la ética y el secreto profesional, logrando de esta manera establecer el necesario equilibrio y promedio de precio o cotización. Esa es la principal función del Corredor de Cambios. Veamos otra de las funciones que le es propia a este Auxiliar del Comercio: no pueden ni deben tener intereses propios en las operaciones

que realizan, sino que en todos los casos deben representar intereses de terceros que le han sido confiados, es decir son meros mandatarios. Su

retribución debe ser la comisión que perciben, la cual es fijada por el BCRA

y le es abonada por el Vendedor. En cuanto a su situación jurídica, le caben

las propias de los Auxiliares del Comercio legisladas por nuestro Código y las que a los de su clase fije el BCRA de quien en definitiva dependen en el ejercicio de su actividad. La agudeza y experiencia de los Corredores de Cambio, los habilita para evaluar la tendencia del mercado y acelerar las transacciones encomendadas por sus clientes. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

Clases de mercados

De acuerdo con su regulación y funcionamiento existen varias clases de mercados de cambios o divisas, como ser:

Libres

Las transacciones con divisas se efectúan sin ninguna clase de interferencias, licencias, regulaciones o requisitos, dispuestos por la autoridad monetaria del país. El precio o cotización se conviene libremente entre las partes intervinientes, en función de la ley de la oferta y la demanda.

Oficiales

Las transacciones se encuentran dirigidas y están sujetas a controles oficiales dispuestos por la autoridad monetaria, con mecanismos de licencias, regulaciones, rigiendo generalmente un tipo de cambio o cotización fijada y predeterminada por la autoridad monetaria, independientemente de la oferta y la demanda.

Mixtos

Coexisten simultáneamente las dos clases de mercados mencionados, quedando reservado generalmente el oficial para las transacciones del comercio exterior (exportaciones e importaciones) y el libre para las de índole financiera y particulares.

Únicos

Rige una sola y universal cotización o tipo de cambio con prescindencia de la índole intrínseca de la operación cambiaría. Puede haber un tipo de cambio fijo (paridad oficialmente preestablecida) o un tipo fluctuante (en función de la oferta y la demanda).

Diferenciales

Rigen cotizaciones o tipos de cambio múltiples según fuera la naturaleza de la operación cambiaria, como ser: cambio para exportaciones, para importaciones, para movimientos financieros, para viajeros, para particulares, etcétera.

 

Se forman al margen de las disposiciones legales vigentes, funcionando clandestinamente. Las causas para la existencia de este tipo de mercado son múltiples y variadas. Las más reconocidas tienen origen de índole:

Paralelos,

a) fiscal: elevados impuestos, altos recargos o derechos aduaneros; etcétera; b) cambiario: clase de mercado y realismo de la paridad, excesivos controles y restricciones, costosas y engorrosas tramitaciones oficiales; y c) económico-monetario: grado o importancia de la economía subterránea, trabas o restricciones crediticias para acceder al crédito o a la financiación, en especial para las transacciones internacionales o de comercio exterior.

negros o

marginales

Fuente: Gisela Maggi

Tasa de Cambio

El tipo o tasa de cambio es el precio que se paga, en moneda nacional, por una unidad de monada extranjera En otras palabras: es al valor de una

moneda en términos de otra; la tasa a la que se cambia la moneda de un país por la de otros determina su valor exterior. Es el número de unidades de moneda local que es preciso entregar para adquirir una unidad de moneda extranjera. (Fadda G. y Malnis J., 2010; Zbigniew Kosikowski Zarska, 2000).

Respecto de los tipos de cambios en la negociación de divisas encontramos:

Tipos de cambio flexibles

Se determinan libremente por la acción de la oferta y la demanda. Es un régimen cambiario que los países han empleado con menor frecuencia y por períodos cortos. No existe compromiso alguno del gobierno de sostener una paridad específicamente determinada.

Tipos de cambio fijos

Su valor se establece y queda ligado a un determinado patrón o a una determinada moneda extranjera. El Banco Central se obliga a intervenir permanentemente en el mercado para mantener su valor. Los desequilibrios se ajustan mediante modificaciones de la oferta monetaria.

Tipos de cambio flotación administrada

Es un sistema mixto, que se ubica a mitad de camino de los anteriores. Este régimen es el que impera en los principales bloques monetarios del mundo desde 1971. Los bancos centrales actúan en los mercados para atenuar las fluctuaciones muy agudas y efímeras, sin entorpecer tendencias cuando éstas se manifiestan irreversibles. Se acuerdan bandas de flotación no explícita y flexible.

Tipos de cambio múltiples

Permiten la discriminación entre vendedores y entre compradores de divisas, de acuerdo con los objetivos de la política monetaria, fiscal o económica en general. (Fadda G. y Malnis J., 2010; Zbigniew Kosikowski Zarska, 2000).

Operaciones en el mercado de cambios

Las operaciones características en el mercado de cambio son cuatro y las desarrollaremos a continuación:

Contado (Spot) A término (o futuro) (Forward) Pases o Swap Arbitraje de divisas
Contado (Spot)
A término (o futuro) (Forward)
Pases o Swap
Arbitraje de divisas

Contado

La Operación de Contado se genera por la confluencia de la oferta y demanda de divisas, en las que el precio de la transacción se fija de acuerdo a la cotización vigente a ese momento. En nuestro país como en la mayoría de los que integran el sistema financiero internacional, las operaciones de contado se realizan y liquidan conforme a normas establecidas por el Banco Central. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

Intervienen dos partes contratantes: una de ellas se obliga a entregar mo- neda extranjera y, la otra parte, moneda local, a la cotización del día. (Moreno, J.M., 2000)

Consta de dos etapas:

1) Concertación: momento en que se expresa la voluntad de las partes, compromiso de las partes de hacer y dar respectivamente. 2) Liquidación: momento en que se formaliza y materializa la operación.

Entre ambas etapas no pueden transcurrir más de 24 horas hábiles, por disposición del Banco Central. Además; cabe distinguir en:

Contado normal: se liquida al día hábil siguiente (24 horas); y el

Contado en el día o A hoy: ambas etapas son simultáneas. (Moreno, J.M., 2000)

A término

La Operación a Término se produce cuando por una transacción al exterior, la forma de pago será diferida, para que el BCRA, de esta manera fije el tipo de cambio al vencimiento, es necesario que el Banco interviniente integre una fórmula especial con todos los datos de la operación a futuro, a la que debe adicionar el correspondiente interés por el tiempo de diferimiento. Se dice también, que es un acuerdo entre un comprador y un vendedor para comprar y vender un producto que será entregado en una fecha futura, el cual permite cubrir el riesgo y enfrentar la incertidumbre que implican las fluctuaciones cambiarias en las divisas, fijando por anticipado el tipo de cambio que regirá en una transacción en la fecha futura determinada en la negociación del contrato. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

Intervienen igualmente dos partes: una parte (el banco; se compromete a entregar una cantidad de moneda extranjera, en el futuro, y la otra parte (el importador) se compromete a entregar determinada moneda local, a una cotización predeterminada (cotización a término). La cotización a término es igual a la cotización contado más la prima convenida. Los concurrentes al mercado a término son: los bancos, los exportadores y los importadores, como también los prestatarios (deudores) de préstamos financieros obtenidos en el exterior y liquidados o negociados en el Mercado (Moreno, J.M., 2000)

Swap

La Operación de Pase o "Swap", son aquellas en que se vende o compra una divisa al contado (contra la simultánea percepción o entrega de moneda nacional) y simultáneamente se instrumenta la operación inversa (compra o venta de divisas) a término, a un mismo tipo de cambio pero con una prefijada tasa de interés, liquidable a su vencimiento mediante la devolución de la moneda nacional o las divisas percibidas originariamente en la operación de contado. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

Un swap es un contrato por el cual dos partes se comprometen a intercambiar una serie de flujos de dinero en una fecha futura. Dichos flujos pueden, en principio, ser función ya sea de los tipos de interés a corto plazo como del valor de índice bursátil o cualquier otra variable. Es utilizado para reducir el costo y el riesgo de financiación de una empresa o para superar las barreras de los mercados financieros. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

Riesgo que presentan SWAPS

• Riesgo de base: Cuando se cubre un swap con un contrato forward y existe una diferencia entre la tasa de referencia y la tasa implícita en el contrato, se origina una pérdida o una utilidad.

• Riesgo de crédito: Probabilidad de que la contraparte no cumpla con sus obligaciones.

• Riesgo de reinversión: Es derivado del riesgo de crédito, cuando hay cambios en las fechas de pago.

• Riesgo de tipo de cambio o cambiario: Si se produce una fluctuación positiva de la moneda que se va a liquidar cuando se realice la transacción. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

El swap o simplemente pase presupone la existencia de un préstamo en moneda extranjera en general otorgado desde el exterior a favor de una empresa o persona radicada en la Argentina y la correlativa obligación del prestatario de devolver el préstamo, con más sus intereses, también en la misma moneda extranjera. Si el prestatario (es decir, el tomador, el deudor) desea garantizarse contra el riesgo de una eventual devaluación- del austral, para cuando deba reintegrar el préstamo, entonces puede concertar un swap, previa autorización del Banco Central. A este efecto el prestatario negocia en el mercado de cambios, a través de su banco, la venta al contado de las divisas recibidas en concepto del préstamo obtenido. Simultáneamente, y con la misma entidad financiera actuante en la transacción cambiaría de contado y sobre la misma base de cotización al contado de la operación de venta efectuada, realiza una compra de cambio a término-(o futuro) por la misma cantidad de divisas y eventualmente, con más los intereses correspondiente al préstamo recibido. La operación supone que el deudor recibe de inmediato el contravalor en australes del préstamo en dólares negociado —al tipo de cambio del día de la negociación de las divisas-— y, por otra parte, el Banco interviniente se compromete a

entregarle igual cantidad de dólares con más los intereses, en una fecha futura, al tipo de cambio futuro pre concertado. Concretamente, el swap supone, entonces, una venta de Cambio contado, por parte del tomador del préstamo, con una recompra simultánea de cambio futuro sobre la base del mismo tipo de cambio concertado en la operación contado, pero con una prima denominada tasa de futuro. El objeto perseguido por los swaps es el de evitar el riesgo de cambio, por lo que en su misma esencia comprende un seguro de cambio y encierra un contrato de cambio por partida, doble. En el balance cambiario, al liquidarse la operación a su término compensará el ingrese de divisas producido en la operación contado. (Moreno, J.M., 2000)

Podemos anotar algunas de las principales características de esta operación.

a) Son consecuencia de operaciones financieras en moneda extranjera.

b) Pueden ser créditos otorgados por bancos, entidades financieras o personas a favor de empresas industriales o comerciales del país, destinados a satisfacer requerimientos financieros.

c) Debe existir la simultaneidad de las operaciones de venta al contado y compra futuro, entre las mismas partes intervinientes. (Moreno, J.M., 2000)

Tomaremos un ejemplo, para hacerlo más entendible: partamos que ésta es una "operación de contado" y "a término" simultáneamente. Hay dos partes, una de ellas un importador argentino y la otra un Banco con el cual éste opera, a quien le propone realizar la operación de pase proveniente de un crédito que él (el importador) puede obtener en el exterior, en base a sus vinculaciones, cumplimiento y confianza ganada en sus relaciones anteriores. El señor Stelzer es el que va a prestar al Importador argentino los U$S 100.000 que éste necesita y por ello se presenta en el Standard Bank of América, donde tiene cuenta y solicita que se gire orden de pago contra un corresponsal de éste en Argentina, por dicha suma e imponiendo como beneficiario al señor Rizzi (importador argentino), por un plazo de 180 días, vencidos los cuales la suma deberá serle devuelta con más el interés estipulado. El Standard Bank de Argentina es el corresponsal del Standard Bank of América y notifica al Sr. Rizzi de la orden de pago que tiene a su orden por el período señalado. Este se notifica y expresa que tiene concedida una operación de pase por el BCRA y quiere cumplirla. En ese caso, el Standard Bank of América le compra al contado los U$S 100.000 al cambio de $ 4.00 cada uno. El Standard Bank of América que compra al contado, paga al Sr. Rizzi la suma de $ 400.000. Simultáneamente el Standard Bank of América vende a término (180 días) la suma de U$S 100.000 al señor Pérez, fijándole un cambio en esa oportunidad de $ 4,20 cada uno, con más el interés internacional vigente en ese momento y el Banco se obliga a entregar al señor Rizzi al vencimiento y contra recibo de los $420.000, los U$S 100.000 para que éste los devuelva al señor Stelzer de USA, con más sus intereses, que también se determinan, quedando de esta manera cerrada la operación de pase.

Arbitraje

La operación de arbitraje es aquella en que una moneda extranjera es vendida o comprada contra simultánea (al contado) o diferida (a término) recepción o entrega de una tercera moneda o divisa también extranjera y distinta de la local de la plaza donde se efectúa la operación. No interviene la moneda local. En general, el arbitraje es realizado por los bancos por sí o a través de corredores autorizados para operar en cambios. Básicamente, el objetivo del arbitraje es obtener un beneficio al operar simultáneamente en dos o más monedas, a efecto de sacar ventajas (obtención de beneficios) de las diferencias circunstanciales en las cotizaciones de una misma moneda, valor o producto. (Moreno, J.M., 2000)

Una operación que el común denominador de la gente y en especial los profesionales, no conocemos mucho, cuyo origen es la voz francesa "arbitrage". Esta operación no tiene que confundirse con su sinónimo aplicado al "arbitraje legal" es decir, a la mediación, aunque si nos detenemos a reflexionar en forma metafórica no sería disparatado pensarlo así. En las operaciones cambiarías, el arbitraje implica comprar una moneda extranjera y liquidar esa operación mediante el pago con otra moneda extranjera. Ej.: comprar D.M. alemanes y pagar con su equivalencia en dólares, tomando por supuesto el tipo de pase que corresponda. Se usa mucho este tipo de operación cuando por razones restrictivas en un mercado, respecto de las importaciones o exportaciones, hay que triangular operaciones con terceros países. Hasta el presente, nuestro BCRA no ha puesto objeciones a este tipo de operaciones. Para beneficiarse con las diferencias de cotización, los bancos acuden a la adquisición de valores negociables en determinadas plazas en el que su precio resulte más conveniente, desde el punto de vista de su reventa. Este es un procedimiento de compensación entre las cotizaciones de distintas plazas, al que es habitual que echen manos los banqueros para realizar negocios de carácter financiero. Esta operación en sí, se denomina "arbitraje" y se realiza entre otras con monedas, metales, títulos, obligaciones, y cualquier otro género de valores negociables. Permite al sistema el establecimiento de una nivelación armónica, entre las cotizaciones en diferentes plazas o lugares, gracias a la intercomunicación de los mercados y sus instituciones. Este tipo de operaciones se liquidan al contado o a plazo. En el último de los casos las fechas de vencimiento deben ser observadas rigurosamente, ya que las partes contratantes están obligadas a liquidar indefectiblemente el día fijado para el vencimiento del contrato. De esto inferimos, que el arbitraje cambiario es un contrato realizado ínter bancos, generalmente por cable, cuya función específica consiste en equilibrar las posiciones de cambio y compensar con divisas de las cuales se poseen excedentes los saldos negativos que puedan mantenerse en otras. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

Control de cambios en la República Argentina

El control de cambios es un tipo de cambio fijo, pero fijado arbitrariamente por el Gobierno Nacional por intermedio de su autoridad monetaria quien a la vez monopoliza el control de la oferta monetaria, existiendo la obligación de todo receptor de divisas desde el exterior, cualquiera sea su origen o causa, de liquidar sus divisas ante la autoridad monetaria (Banco Central) al tipo de cambio fijado por el Estado. Situación que ocurre cuando un gobierno regula las transacciones cambiarias, estableciendo un cierto tipo de cambio con el fin de controlar las entradas o salidas excesivas de capital en el país. Es una intervención oficial del mercado de divisas, de tal manera que los mecanismos normales de oferta y demanda quedan total o parcialmente fuera de operación y en su lugar se aplica una reglamentación administrativa sobre compra y venta de divisas, que implica generalmente un conjunto de restricciones cuantitativas y/o cualitativas de la entrada y salida de cambio extranjero. Este sistema de Control de Cambios surgió como consecuencia de la quiebra del sistema multilateral de pagos y comercio a principios de 1930; conduciendo a las negociaciones bilaterales de las naciones y la consecuente disminución del comercio internacional. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

En este sistema existen dos modos:

1)

Un solo tipo de cambio para exportaciones e importaciones

2) Tipos de cambios múltiples, en el que el Estado fija diferentes tipos de cambio para liquidar diferentes operaciones, el más común es la existencia de un tipo de cambio para el comercio (cambio comercial), otro para las operaciones financieras (cambio financiero), y un tercero para el Turismo (cambio turístico), existiendo generalmente limitaciones a sumas determinadas para la venta de cambio extranjero para residentes que viajan al exterior. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

Este sistema genera como consecuencia, el incremento del contrabando y el mercado paralelo (o negro) de divisas (en especial billetes de monedas extranjeras). El control de cambios es una intervención oficial del mercado de divisas, de tal manera que los mecanismos normales de oferta y demanda quedan total o parcialmente fuera de operación y en su lugar se aplica una reglamentación administrativa sobre compra y venta de divisas, que implica generalmente un conjunto de restricciones cuantitativas y/o cualitativas de la entrada y salida de cambio extranjero. Para algunos autores es control de cambios cualquier intervención oficial en el comercio de divisas o en su disposición: así, por ejemplo, la fijación de un tipo de cambio por la autoridad, aunque se deje libre la demanda; pero centralizando la oferta en totalidad o en parte decisiva, puede interpretarse como una forma de control y en efecto lo es; pero los mecanismos del

mercado siguen operando en lo sustancial. Frecuentemente, el control de cambios va acompañado de medidas que inciden sobre las transacciones mismas que dan origen a la oferta o la demanda de divisas. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

Existen distintas modalidades de control de acuerdo con las características del mercado, la índole del problema y la gravedad del mismo:

El control de cambios absoluto, o sea, la reglamentación total de la oferta y la demanda de divisas, es prácticamente imposible de implementar, por las inevitables y múltiples evasiones y filtraciones que tienen lugar cuando la economía no es enteramente centralizada. El control parcial o de mercados paralelos ha sido practicado en diferentes países y oportunidades: consiste en un control parcial, determinante, de la oferta de divisas, a precios determinados, con cuyas divisas se atienden necesidades esenciales de la economía, y un mercado marginal es permitido en el cual se compran y venden cantidades de divisas procedentes de operaciones que se dejan libres y se determinan precios de mercado. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

Régimen Informativo de ingresos y egresos de divisas

En la actualidad, tanto el egreso como el ingreso de divisas provenientes de importaciones o exportaciones respectivamente, deben cursarse por los Bancos del Sistema Bancario Argentino, autorizados a operar en cambios. La misma disposición rige para cualquier tipo de cobros o pagos originados por el comercio exterior, turismo, ayuda familiar, transferencia de tecnología, etc. En materia de exportaciones, los exportadores deben negociar sus divisas producto de sus ventas al exterior, en un plazo determinado con relación al embarque de la mercadería o con relación a la fecha de vencimiento pactado para la obligación de pago del comprador del exterior, y liquidar sus divisas al tipo de cambio fijado por el Estado (venden en U$S y cobran en pesos). El importador por su lado, tiene plazos mínimos y máximos para acudir al mercado en demanda de divisas para cumplir sus obligaciones en el exterior, previa autorización en cada paso de BCRA. Luego, los otros conceptos están expresamente determinados, cuáles son los permitidos y los que no figuran como tales, y no pueden ser sujeto de la operación cambiaría libremente sino que debe consultarse previamente al BCRA. Existen determinados requisitos que deben ser satisfechos previamente por los interesados y luego podrán realizarse las operaciones cambiarías, con ciertas limitaciones en los montos. Este mercado de cambios está sujeto a la ley de la demanda y oferta, la autoridad monetaria interviene como una parte más, actuante en el mercado, como factor regulador del mismo y para mantener el nivel adecuado del mercado de cambios. (Fadda G. y Malnis J., 2010)

Régimen Penal Cambiario 1

Comentaremos algunos artículos más trascendentales del Régimen Penal Cambiario Ley Nº 19359.

Serán reprimidas con las sanciones que se establecen en la presente ley:

a) Toda negociación de cambio que se realice sin intervención de institución autorizada para efectuar dichas operaciones;

b) Operar en cambios sin estar autorizado a tal efecto;

c) Toda falsa declaración relacionada con las operaciones de cambio;

d) La omisión de rectificar las declaraciones producidas y de efectuar los reajustes correspondientes si las operaciones reales resultasen distintas de las denunciadas;

e) Toda operación de cambio que no se realice por la cantidad, moneda o al tipo de cotización, en los plazos y demás condiciones establecidos por las normas en vigor;

f) Todo acto u omisión que infrinja las normas sobre el régimen de cambios.

Estas infracciones serán sancionadas con:

a) Multa de hasta DIEZ (10) veces el monto de la operación en infracción, la primera vez;

b) Prisión de UNO (1) a CUATRO (4) años en el caso de primera reincidencia o una multa de TRES (3) a DIEZ (10) veces el monto de la operación en infracción;

c) Prisión de UNO (1) a OCHO (8) años en el caso de segunda reincidencia y el máximo de la multa fijada en los incisos anteriores;

d) Si la multa impuesta en el caso del inciso a) no hubiese sido superior a TRES (3) veces el monto de la operación en infracción, la pena privativa de libertad a que se refiere el inciso b), será de UN (1) mes a CUATRO (4) años;

e) En todos los supuestos anteriores podrá aplicarse conjuntamente, suspensión hasta DIEZ (10) años o cancelación de la autorización para operar o intermediar en cambios e inhabilitación hasta DIEZ(10) años para actuar como importador, exportador, corredor de cambio o en instituciones autorizadas para operar en cambios;

f) Cuando el hecho hubiese sido ejecutado por los directores, representantes legales, mandatarios, gerentes, síndicos o miembros

1 Ley Nº 19.359 - Ley de Régimen Penal Cambiario. Recuperado de http://www.infoleg.gov.ar/infolegInternet/anexos/25000-29999/28133/texact.htm El 27 de Julio de 2011

del consejo de vigilancia de una persona de existencia ideal, con los medios o recursos facilitados por la misma u obtenidos de ella con tal fin, de manera que el hecho resulte cumplido en nombre, con la ayuda o en beneficio de la misma, la persona de existencia ideal también será sancionada de conformidad con las disposiciones de los incisos a) y e).

La multa se hará efectiva solidariamente sobre el patrimonio de la persona ideal y sobre los patrimonios particulares de los directores, representantes legales, mandatarios, gerentes, síndicos o miembros del consejo de vigilancia que hubiesen intervenido en la comisión del hecho punible;

g) En el caso de falsa declaración, si el infractor rectificase la misma en forma espontánea dentro del término de QUINCE (15) días de cometida la infracción, se fijará la multa en UN CUARTO (1/4) de laque hubiese correspondido de no mediar dicha rectificación y no se tendrá en cuenta esa penalidad a los efectos de la reincidencia prevista por esta Ley.

El BCRA tendrá a su cargo la fiscalización de las personas físicas y jurídicas que operen en cambios y la investigación de las infracciones previstas en esta ley. A tal fin tendrá las siguientes facultades:

a) Requerir informaciones a cualquier persona física o ideal;

b) Crear y organizar registros permanentes o especiales de las personas físicas o ideales sometidas a contralor y exigir de ellas, cuando fuere necesario, que lleven determinados libros o registros especiales vinculados con sus operaciones de cambio;

c) Citar y hacer comparecer, con el auxilio de la fuerza pública si fuere necesario, a las personas a quienes considere pertinente recibirles declaración como infractores o testigos;

d) Realizar pericias técnicas en toda clase de libros, papeles, correspondencia o documentos de las personas físicas o entidades que intervengan directa o indirectamente en operaciones de cambio o de terceros que interesen a los fines de la investigación;

e) Requerir de los tribunales competentes las órdenes de allanamiento necesarias, las cuales deberán ser expedidas sin demora, bajo la responsabilidad del o de los funcionarios que las requieran. En tal caso podrá requerir el auxilio inmediato de la fuerza pública cuando tropezare con inconvenientes o resistencia para practicar allanamientos, secuestros, registros o inspecciones de oficinas, libros, papeles, correspondencia o documentos de las personas investigadas;

f) Solicitar directamente de las autoridades nacionales, provinciales o municipales, informes, estadísticas, documentos y otros datos vinculados con la investigación;

g) Cuando se responda verbalmente a los requerimientos previstos en los incisos a) y c) o cuando se examinen libros, comprobantes, justificativos, etc., de acuerdo con lo estatuido en el inciso d), deberá dejarse constancia en actas de la existencia e individualización de los documentos exhibidos, así como de las manifestaciones verbales de los

fiscalizados. Dichas actas, que extenderán los funcionarios y empleados actuantes del BCRA, sean o no firmadas por el interesado, servirán de prueba, debiéndose en caso de negativa constatarse dicha circunstancia mediante la firma de dos testigos.

El BCRA podrá requerir en cualquier momento, de las entidades financieras autorizadas, casas, agencias y corredores de cambios, exportadores, importadores y cualquiera otra persona física o de existencia ideal que intervenga directa o indirectamente en operaciones de cambio, la exhibición de sus libros o documentos, y el suministro de todas las informaciones relacionadas con las operaciones que hubiesen realizado o en lasque hubieren intervenido.

Las personas enumeradas precedentemente deberán conservar por un término no menor de DIEZ (10) años los libros, registros, comprobantes, documentos, etc., vinculados con las mencionadas operaciones.

El BCRA podrá limitar la verificación del cumplimiento de las disposiciones de cambios a las operaciones efectuadas con anterioridad de SEIS (6) años a la fecha en que ordene la inspección.

Cuando alguno de los organismos, entidades o personas físicas que intervengan en el trámite o fiscalización de las operaciones de cambio, compruebe o presuma la comisión de infracciones, dará traslado de los antecedentes al BCRA, quien previo estudio de ellos, resolverá si corresponde iniciar sumario, proseguir la investigación o archivarlas actuaciones.

Los organismos, entidades o personas físicas que intervengan en el trámite o fiscalización de las operaciones de cambio suministrarán al BCRA los elementos de juicio de que dispongan y que éste considere necesarios para la comprobación de las infracciones.

El BCRA tendrá a su cargo el proceso sumario, el que hasta la conclusión de la causa para definitiva no podrá exceder del plazo de trescientos sesenta días hábiles, a contar desde la fecha de resolución de apertura del sumario.

El proceso se sustanciará conforme a las siguientes normas:

a) Se dará traslado al sumariado de las imputaciones por DIEZ (10) días, quien al contestar deberá presentar su defensa y ofrecer las pruebas, acompañando la instrumental o indicando dónde se encuentra en el caso de no poder acompañarla. Si ofreciese testigos, enunciará en forma sucinta los hechos sobre los cuales deberán declarar;

b) Las pruebas deberán sustanciarse en un plazo que no exceda de VEINTE (20) días, con la intervención del sumariado. Las audiencias serán públicas en cuanto no se solicite que sean reservadas o no exista para ello interés público en contrario;

c) Sustanciada la prueba, el sumariado podrá presentar memorial dentro de los cinco días de notificado el auto que clausura el período de recepción de la prueba;

d)

El BCRA deberá remitir las actuaciones al juzgado correspondiente, dentro de los quince días de vencido el plazo dispuesto en el inciso anterior.

e) Las decisiones que se dicten durante la sustanciación del sumario son irrecurribles, salvo que impliquen un manifiesto gravamen irreparable.

f) En el trámite procesal no será aplicable la Ley 19.549 de Procedimientos Administrativos. En lo pertinente y en forma supletoria, se aplicarán las disposiciones del Código Procesal Penal.

El juzgado nacional de primera instancia que resulte competente resolverá sobre las impugnaciones efectuadas, sin otra sustanciación, salvo las medidas que estime útiles para mejor proveer. También podrá practicar las pruebas que hayan sido denegadas por la jurisdicción administrativa, cuando el impugnante hubiese insistido en ellas al interponer el recurso y el juzgado decidiese su procedencia. Estas pruebas se producirán dentro del plazo de veinte días. La sentencia deberá dictarse dentro del término de los cincuenta días siguientes.

Las resoluciones definitivas dictadas por el juzgado interviniente, serán recurribles con efecto suspensivo ante la respectiva Cámara del fuero, dentro de los diez días de su notificación. El recurso de apelación deberá interponerse y fundarse ante el juzgado interviniente, el cual lo elevará a la Cámara, juntamente con el sumario, en el término de diez días.

El BCRA podrá aplicar las siguientes medidas precautorias:

a) Para los inspeccionados o sumariados:

1) No acordarles autorización de cambio;

2) No dar curso a sus pedidos de despacho a plaza;

3) No dar curso a sus boletas de embarque de mercadería;

4) Suspender sus autorizaciones para operar o intermediar en cambios y sus inscripciones en los registros creados o a crearse vinculados a operaciones de cambio;

b) Prohibir la salida del territorio nacional de las personas investigadas o procesadas o responsables de la solidaridad prevista en el artículo 2, inciso f), último párrafo, comunicando a los organismos de seguridad, a la Policía Federal y a la Dirección Nacional de Migraciones, lo resuelto. La prohibición podrá ser impuesta cuando la presencia de dichas personas resulte imprescindible a los fines de la investigación o de la prueba o cuando sea necesaria para asegurar su responsabilidad eventual frente a las multas imponibles. En este último supuesto y si no obstase a los otros fines, los afectados podrán obtener el levantamiento de la restricción mediante caución real.

Cada incumplimiento de la prohibición será penado con una multa de hasta tres veces el monto de las operaciones en infracción que sean materia de la investigación o del proceso.

Las medidas adoptadas en virtud de las previsiones del presente inciso, serán recurribles al solo efecto devolutivo ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico, dentro del plazo de cinco días de su notificación o conocimiento.

Bibliografía Lectura 4 El siguiente módulo fue realizado bajo el análisis de los principios y

Bibliografía Lectura 4

El siguiente módulo fue realizado bajo el análisis de los principios y lineamientos establecidos en la bibliografía básica y complementaria, detallada a continuación.

Bibliografía Básica:

1. Zbigniew Kosikowski Zarska (2000). “Finanzas Internacionales”. Buenos Aires: Mc Graw-Hill (Capítulo Nº 1 y 2)

2. Rodríguez A. C. y Carece N. M. (2001). “El Sistema Financiero Argentino”. Buenos Aires: Macchi. (Capítulos Nº 1 al 5 y 8)

Bibliografía Complementaria:

3. Fadda G. y Malnis J. (2010) – Comercio Exterior – FACEA - Universidad Católica de Córdoba – Argentina (Capítulo 6)

4. Miller, R. y Pulsinelli, R. (1992). Moneda y Banca - Colombia: Mc Graw Hill (Capítulos Nº 1, 2, 3, 4, 9, 15, 16 y 17)

5. Mochón, F. y Beker, V. (1998) - ECONOMIA, Principios y aplicaciones - Buenos Aires: Mc Graw Hill (Capítulo 15 y 18)

6. Moreno, J.M. (2000). Manual del Exportador. Buenos Aires: Macchi. (Pág. 239-246)

del Exportador . Buenos Aires: Macchi. (Pág. 239-246) Ley http://www.infoleg.gov.ar/infolegInternet/anexos/25000-

Ley

http://www.infoleg.gov.ar/infolegInternet/anexos/25000-

29999/28133/texact.htm

19.359

-

Ley

de

Régimen

Penal

Cambiario.

Recuperado

de

Módulo 3.

El Rol de las Entidades Bancarias en el Comercio Internacional

Unidad 5 y 6

Lectura 5

Materia: Técnicas Bancarias y cambiarias Profesor: Gisela Maggi

Condición de Agentes intermediarios o de Avalistas

Los medios de pago internacional nacen como consecuencia de los condicionantes específicos del comercio internacional como pueden ser las distancias y las complejidades específicas de las transacciones comerciales. Por ello las partes contratantes, implicadas en una compra-venta internacional, tienen que buscar agentes intermediarios que les allanen las complejidades propias de las operaciones internacionales. Son precisamente las entidades financieras las encargadas de realizar las operaciones de pago y cobro en el extranjero:

Actuando a veces como simples intermediarios que hacen posible el desplazamiento de fondos de un país a otro. En otras ocasiones, aportando además la garantía y seriedad de las entidades financieras para asegurar al exportador o importador de que se van a cumplir con las obligaciones y condiciones establecidas. (Serantés Sanchez, P., 2003)

Se puede deducir de lo dicho hasta aquí que los bancos cumplen dos funciones en el comercio exterior:

De intermediación, facilitando el cobro o el pago. De garantía, avalando el cumplimiento de lo pactado, por ejemplo el mantenimiento de una oferta en una licitación internacional, o la correcta ejecución de la obligación asumida. (Serantés Sanchez, P., 2003)

Riesgos Operativos y Riesgos Comerciales Emergentes

La naturaleza bancaria en sí misma, implica la asunción de riesgos, por ello lo importante es identificarlos para adoptar medidas adecuadas de medición y manejo. Los riesgos de las operaciones internacionales son básicamente los mismos que los de las operaciones domésticas, se habla de riesgos específicos que tiene que ser asumidos por cada uno de los agentes inmersos en esta operación, exportadores, importadores y bancos intermediarios (Alonso Rodríguez, F. y Wyler Ortiz, 2010).

Riesgo operativo

Con respecto de los riesgos que asumen los bancos en la operatoria internacional debemos identificar el riesgo operativo que es la posibilidad de ocurrencia de pérdidas financieras por deficiencias o

fallas en los procesos internos, en la tecnología de información, en las personas o por ocurrencia de eventos externos. Cuando nos referimos

a las fallas en los procesos internos hablamos de la posibilidad de

pérdidas financieras relacionadas con el diseño inapropiado de los procesos críticos, o con políticas y procedimientos inadecuados o inexistentes que puedan tener como consecuencia el desarrollo deficiente de las operaciones y servicios o la suspensión de los mismos, por lo que podemos considerar entre otros, los riesgos asociados a las fallas en los modelos utilizados, los errores en las transacciones, la evaluación inadecuada de contratos o de la complejidad de productos, operaciones y servicios, los errores en la información contable, la inadecuada compensación, liquidación o pago, la insuficiencia de recursos para el volumen de operaciones, la inadecuada documentación de transacciones, así como el incumplimiento de plazos y presupuestos planeados. Las fallas en las personas hace referencia a la posibilidad de pérdidas financieras

asociadas con negligencia, error humano, sabotaje, fraude, robo, paralizaciones, apropiación de información sensible, lavado de dinero, inapropiadas relaciones interpersonales y ambiente laboral desfavorable, falta de especificaciones claras en los términos de contratación del personal, entre otros factores. Se puede también incluir pérdidas asociadas con insuficiencia de personal o personal con destrezas inadecuadas, entrenamiento y capacitación inadecuada y/o prácticas débiles de contratación. Tenemos que tener en cuenta que las fallas en tecnología de información posibilitan pérdidas financieras derivadas del uso de inadecuados sistemas de información y tecnologías relacionadas, que pueden afectar el desarrollo de las operaciones y servicios que realiza la institución al atentar contra la confidencialidad, integridad, disponibilidad y oportunidad de la información; y por último comentaremos de las fallas en los eventos externos, que es la posibilidad de pérdidas derivadas de la ocurrencia de eventos ajenos al control de la empresa que pueden alterar el desarrollo de sus actividades, afectando a los procesos internos, personas y tecnología de información. Entre otros factores, se podrán tomar en consideración los riesgos que implican las contingencias legales, las fallas en los servicios públicos, la ocurrencia de desastres naturales, atentados y actos delictivos, así como las fallas en servicios críticos provistos por terceros. Otros riesgos asociados con eventos externos incluyen: el rápido paso de cambio en las leyes, regulaciones

o guías, así como el riesgo político o del país. (Alonso Rodríguez, F., y Wyler Ortiz, 2010, p. 6-7).

Riesgo comercial

La otra gran categoría de riesgos tiene que ver con el incumplimiento del pago por parte del importador, es decir, son los riesgos derivados de suministrar o vender un servicio o mercancía y no cobrar, o hacerlo tarde y mal. El riesgo comercial es la probabilidad de que un cliente con base en el

extranjero no pueda pagar su deuda por razones comerciales. El riesgo comercial puede ser consecuencia de una situación jurídica (quiebra, suspensión de pagos), o fruto de la mala fe de la otra parte. El uso de

medios de pago seguros, como los créditos documentarios, avales bancarios

o pólizas de seguro, nos ayudan a mitigar estas situaciones. Este tipo de

riesgo está relacionado directamente con la solvencia del comprador y con

la propia operación comercial. Tenemos dos tipos de riesgo comercial:

• Riesgo de insolvencia o riesgo de cobro, que es el derivado de la insolvencia del importador o de su retraso en el pago.

• Riesgo de resolución del contrato. Se trata de la cancelación unilateral de la otra parte del contrato o compromiso de compra. (Arellano, I., 2009).

Relaciones de Corresponsalía Internacional

La necesidad de ejecutar las operaciones en el extranjero que los clientes de bancos demandan, unida a la imposibilidad de tener fondos depositados en las distintas entidades financieras del mundo, determinan que los bancos busquen la colaboración de otras entidades financieras radicadas en diferentes naciones, aparece así el concepto de banco corresponsal. Esta relación de corresponsalía se estabiliza y afianza con el tiempo; no se establece contractualmente sino que se basa en la buena fe y el buen nombre de los bancos que quieren establecer relaciones entre si; es una relación de reciprocidad en el intercambio del negocio. La actividad de un banco corresponsal puede revestir dos formas:

1- Como mero agente a comisión: en este caso el banco acepta realizar las operaciones que se le han encomendado a cambio de una comisión previamente pactada.

2- Como auténtico banquero: en este caso además de acatar y ejecutar las órdenes confiadas, mantiene una cuenta abierta y cifrada en la moneda de que es nacional el banco. En este caso su remuneración es tanto por comisión como por saldos de cuenta. (Serantés Sanchez, P., 2003)

Los factores a tener en cuenta a la hora de elegir un banco corresponsal son:

la cobertura geográfica la diligencia y posibilidad de acatar y cumplir con las órdenes el
la cobertura geográfica
la diligencia y posibilidad de acatar y cumplir con las órdenes
el coste de las operaciones
el riesgo del país donde se encuentra el banco o del banco mismo.
(Serantés Sanchez, P., 2003)

Para la realización de estas relaciones de corresponsalía los bancos cuentan con personas autorizadas para tales fines, con lo cual las entidades financieras emiten determinados documentos tendientes a demostrar la autenticidad de la orden impartida a un corresponsal; éstos son:

Relación de firmas autorizadas. Claves telegráficas para autenticidad de mensajes de telex. Clave de Swift
Relación de firmas autorizadas.
Claves telegráficas para autenticidad de mensajes de telex.
Clave de Swift que valida automáticamente los mensajes enviados
por esta vía. (Serantés Sanchez, P., 2003)

Hay que tener en cuenta que en estas relaciones de corresponsalía el banco que emite el pago, a través de un cheque bancario, es por ejemplo un banco Argentino, pero el librado o girado es un banco extranjero, con lo cual la

agilidad y diligencia en el pago escapa al ámbito del banco Argentino y pasa

a depender del banco extranjero, con lo cual el banco Nacional no puede

responder en sentido estricto por el retraso en el pago de una transferencia del banco extranjero, así lo establece el artículo 37 de las reglas y usos uniformes de los créditos documentarios. Finalmente una empresa que quiera seleccionar una entidad bancaria para la realización de sus operaciones internacionales deberá tener en cuenta, que la entidad tenga:

Una red de corresponsales amplia, gran fiabilidad y solvencia. Costes comparativamente bajos. Flexibilidad a la
Una red de corresponsales amplia, gran fiabilidad y solvencia.
Costes comparativamente bajos.
Flexibilidad a la hora de negociar.
Experiencia y personal cualificado. (Serantés Sanchez, P., 2003)

Calificación Bancaria Internacional

Cuando los inversores requieran calificaciones comparables internacionalmente, deberán emplear las calificaciones internacionales. La escala internacional de calificaciones está planteada para ser comparable

entre industrias, zonas geográficas, mercados y tipos de obligación. Las emisiones destinadas al mercado internacional emplean las categorías de riesgo internacionales, las cuales incorporan el efecto del riesgo soberano. La calificación internacional procura tomar en cuenta todos los riesgos crediticios que inciden sobre el pago en tiempo y forma de la deuda. Según

la normativa del BCRA, se considera que los avales emitidos por bancos del

exterior cumplen con el requisito de la calificación internacional exigida cuando, como mínimo, cuenten con una nota del nivel requerido, aun cuando se encuentre precedida o seguida de cualquier signo o número, por cuanto ello se considera un elemento adicional indicativo de la mayor o menor importancia relativa dentro de la correspondiente categoría. De la misma forma, la calificación que debe tenerse en cuenta es la que se encuentre vigente al momento del otorgamiento de la asistencia, no obstante lo cual corresponde observar la definición de garantías preferidas en tanto exige a las entidades financieras la verificación permanente de las

calificaciones de los terceros obligados legalmente y la desafectación inmediata de las operaciones de ese tratamiento cuando, por

modificaciones posteriores, las calificaciones resulten menores a las requeridas. En ese sentido, se entiende que nada contrariaría a que esa verificación se realice en función de la actualización periódica de las calificaciones a las que esté sujeto el banco del exterior avalista. Cuando la entidad cuente con más de una calificación internacional y no todas alcancen el nivel mínimo requerido, deberá verificarse que la que supere ese requisito corresponda a una evaluación internacional que cubra el análisis de la situación y proyección de la capacidad de pago del banco del exterior avalista para atender su deuda a largo plazo en moneda extranjera. (Jasaui, O. M., 2006)

Regulaciones de la Cámara de Comercio Internacional

En la actualidad existe una ley mercatoria internacional que se impone por encima de las regulaciones mercantiles internas, esto es así atento a que estas últimas resultan insuficientes y anacrónicas a la hora de resolver las múltiples vicisitudes que se presentan en el comercio internacional, es por ello que los sujetos intervinientes acuerdan, en uso de la autonomía de la voluntad, la aplicación de la ley cosmopolita en sustitución de la local, siempre y cuando por la aplicación de aquella no se viole el orden público interno de los países, es decir en este último caso prevalecerá la norma interna por encima de la internacional, aún cuando las partes hubieran pactado lo contrario. Los pilares fundamentales de esta nueva normativa son al menos cuatro:

1- Los usos profesionales

2- Los contratos tipo

3- Las regulaciones profesionales dictadas en el marco de cada profesión por sus asociaciones representativas y

4- La jurisprudencia arbitral. (Villegas, C. G., 1993)

La Cámara de Comercio Internacional, que se encuentra enmarcada dentro del tercer grupo de acuerdo a la clasificación recientemente señalada, (CCI) sirve a la comunidad económica mundial mediante la promoción del comercio y de las inversiones, de la apertura de mercados de bienes y servicios, y de la libre circulación de capitales. Defiende la empresa privada y promueve la autodisciplina de las empresas. La CCI asegura que los intereses de las empresas lleguen constantemente a la atención de los gobiernos, tanto por medio de su secretaría internacional, en París, como a través de sus comités nacionales del mundo entero. Entre las normas publicadas por la CCI, son muy importantes las relativas a créditos documentarios y cobro de papel comercial, así como las reglas de arbitraje y conciliación. Hay que señalar por su importancia, las reglas internacionales para la interpretación de los términos comerciales (INCOTERMS), que tipifican las características de las compraventas internacionales, aclarando

los aspectos relativos a la entrega de la mercancía, transmisión de riesgos, distribución de gastos y los trámites documentales para cruzar las fronteras. Las comisiones especializadas de la CCI se reúnen con regularidad a fin de examinar los problemas que afectan a las empresas, en los sectores de la banca, la competencia, el medio ambiente, los servicios financieros, la inversión internacional, la propiedad intelectual, el mercado, los transportes aéreo y marítimo, la fiscalidad y la política comercial. (Cámara de Comercio Internacional, 2009)

La Cámara de Comercio Internacional también cuenta con una división especializada en la prevención de los delitos comerciales, amparando tres unidades encargadas de diferentes aspectos de los delitos que afectan a las empresas:

La Oficina contra el crimen comercial, creada para luchar contra los fraudes comerciales en el mundo.

La Oficina Marítima Internacional, que se interesa por todos los crímenes y delitos que afecten a los transportes marítimos, fraudes, robos de carga, piratería, etc.

La Oficina de Investigación de Falsificaciones, que ayuda a las empresas a prevenir la falsificación de sus productos. (Cámara de Comercio Internacional, 2009)

En cuanto al ámbito de aplicación de estas reglas depende de la voluntad de las partes contratantes someterse a las mismas o no hacerlo, siempre con la salvedad señalada anteriormente de que con ellas no se viole normas locales de orden público. La finalidad de estas regulaciones es cuidar de lograr un justo equilibrio entre los intereses legítimos de las partes intervinientes, definiendo los derecho y obligaciones de ellas con suficiente precisión, pero a la vez de manera flexible, para evitar las disputas. Existe una amplia variedad de medios de pagos internacionales. La elección de uno u otro medio de pago van a venir determinada por el riesgo que asumimos y por el coste. Dependiendo de la confianza que tenemos en la otra parte y las circunstancias relacionadas con cada transacción podemos emplear un medio u otro. (Villegas, C. G., 1993)

Sistemas de Comunicación entre bancos

Las vías que los bancos utilizan actualmente para comunicarse con bancos de otros países se reducen a tres:

1- Vía postal o servicio de mensajería internacional: se utiliza cuando el mensaje a remitir se encuentra inserto en un documento escrito, este medio está prácticamente en desuso ya que ha sido reemplazado por otros medios más modernos como por ejemplo los electrónicos.

2- Telex: se utiliza en contadas ocasiones para el envío de órdenes de pago o transferencias. Es un sistema en que el mensaje que se transmite lo recibe por escrito, de forma simultánea, su destinatario, utiliza un sistema de claves para que la entidad receptora pueda comprobar la autenticidad del mismo.

3- Swift: es un sistema de comunicación electrónica entre bancos que fue creado por la empresa homónima. La empresa Swift es una sociedad cooperativa, propiedad de la comunidad bancaria internacional, creada en el año 1973, con la finalidad de desarrollar y administrar un sistema de comunicación entre bancos, que fuera económico, rápido y eficaz. Swift es un sistema de comunicación exclusivamente bancario, basado en el envío y recepción de mensajes estandarizados, por medios informáticos. Se utiliza para las transferencias, el envío de mensajes informáticos, como para el envío de compromisos entre bancos. Funciona en forma ininterrumpida, es el sistema de comunicación más utilizado por los bancos. Los mensajes enviados por el sistema Swift, viajan encriptadas, para hacer imposible su lectura, y se autentican por medio de un sistema de claves. (Serantés Sanchez, P., 2003).

Sistemas de Reembolso Bancarios

Cuando un crédito documentario es pagado o confirmado en las cajas del banco notificador; este último, después de pagar al beneficiario los documentos presentados, debe ser reembolsado por el banco emisor. Si el banco emisor tiene una cuenta acerca del banco confirmante, éste procederá a debitar esa cuenta del importe pagado, pero si la cuenta no existe, el banco confirmante deberá reembolsarle sobre un tercer banco, debidamente autorizado a ese efecto por el banco emisor. Este sistema de reembolso está regulado por las reglas uniformes para reembolsos de banco a banco bajo créditos documentarios, publicadas en la brochure 525 de la CCI., bajo el título de reembolsos de banco a banco. Existen dos tipos de autorizaciones de reembolsos emitidas por los bancos emisores de créditos documentarios:

a) La ordinaria, que prevé una notificación del banco

reembolsador al banco confirmante o negociador, pero no implica ninguna responsabilidad por parte del primero. Es decir, si en el momento en que es emitida la solicitud de reembolso, el banco reembolsador no tiene fondos del banco emisor, ni está dispuesto a financiarlo, no tiene ninguna

obligación de efectuar el reembolso solicitado.

b) La llamada compromiso de reembolso que prevé la

notificación al banco confirmante, más el compromiso formal e irrevocable del banco reembolsador al banco confirmante de efectuar el reembolso al recibir la solicitud correspondiente. Esta segunda opción es poco usual, ya que constituya prácticamente una confirmación por parte del banco reembolsador, el que cobra por este concepto, una comisión que encarece sensiblemente la operación. La brochure 525 constituye prácticamente un

complemento o apéndice de la brochure 500 de la CCI. (Marcase, R., 2002)

Sistemas de Reembolso ALADI

Este sistema de reembolsos se enmarca en el Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos. Es un Convenio suscripto por doce Bancos Centrales, a través del cual se cursan y compensan entre ellos, durante períodos de cuatro meses, pagos derivados del comercio de los países miembros, de bienes originarios y de servicios efectuados por personas residentes, de modo que al final de cada cuatrimestre sólo se transfiere o recibe, según resulte deficitario o superavitario, el saldo global del Banco Central de cada país con el resto. Esto significa que los Bancos Centrales, en uso de esta facultad y ajustándose a las normas básicas de aquél, como ser las relativas a la garantía de reembolso, pueden restringir, de acuerdo a sus necesidades internas, tanto las operaciones canalizables como los instrumentos utilizables. Los objetivos, de este convenio de reembolsos son: estimular las relaciones financieras entre los países de la región; allanar la expansión de su comercio recíproco; sistematizar las consultas mutuas en materias monetarias, cambiarias y de pagos. El Convenio establece un sistema integrado por dos componentes: un mecanismo de compensación multilateral cuatrimestral de pagos y un sistema de garantías. El mecanismo multilateral de compensación de pagos tiene como objetivo facilitar los pagos e intensificar las relaciones económicas entre sus respectivos países; reducir los flujos internacionales de divisas entre los participantes; y estimular las relaciones entre las instituciones financieras de la región. (Asociación Latinoamericana de Integración, 2008)

Las garantías que prevé el Convenio son las de convertibilidad de las monedas nacionales a dólares de los Estados Unidos; la de transferibilidad de éstos a través del Mecan