Trova il tuo prossimo libro preferito

Abbonati oggi e leggi gratis per 30 giorni
Cómo amar a las personas: Cómo amar y ser amado

Cómo amar a las personas: Cómo amar y ser amado

Leggi anteprima

Cómo amar a las personas: Cómo amar y ser amado

valutazioni:
5/5 (4 valutazioni)
Lunghezza:
289 pagine
4 ore
Editore:
Pubblicato:
Mar 11, 2014
ISBN:
9780829776874
Formato:
Libro

Descrizione

"Cuando usted dice u oye las palabras «te quiero», eso puede cambiar su vida para siempre. El amor es uno de los dones más importantes de Dios para cualquiera, y sin embargo, hay muchos malos entendidos en cuanto a cómo hacer que el amor funcione en nuestras familias, amistades, matrimonios y relaciones personales. En Amar a las personas, el autor de éxitos de librería, Dr. John Townsend, demuestra que en verdad se puede aprender a amar, y le da los pasos y las herramientas para que usted se vuelva diestro en el amor. Usando sus relatos característicos e ilustraciones para ejemplificar los importantes principios, el Dr. Townsed habla acerca de que:• el amor recibe• el amor conecta• el amor sana• el amor confronta• el amor es romántico• el amor se entregaMediante sus enseñanzas, los lectores descubrirán y empezarán a disfrutar las palabras, acciones y experiencias del amor auténtico."
Editore:
Pubblicato:
Mar 11, 2014
ISBN:
9780829776874
Formato:
Libro

Informazioni sull'autore

Dr. John Townsend is a nationally known leadership consultant, psychologist, and author, selling over 10 million books, including the New York Times bestselling Boundaries series. John founded the Townsend Institute for Leadership and Counseling and the Townsend Leadership Program. Dr. Townsend travels extensively for corporate consulting, speaking events, and to help develop leaders, their teams, and their families. John and his family live in Southern California and Texas. Visit DrTownsend.com.

Correlato a Cómo amar a las personas

Libri correlati

Anteprima del libro

Cómo amar a las personas - John Townsend

autor

RECONOCIMIENTOS

Me gustaría darles las gracias a las siguientes personas que me ayudaron a terminar este libro:

Sealy Yates y Jeana Ledbetter, mis agentes literarias: Ustedes llevaron este libro, como lo han hecho con otros muchos, a su forma presente. Son únicas en su cuidado y guía en cuanto a lo que son los libros y su importancia.

Mike Hyatt, presidente y ejecutivo en jefe, Thomas Nelson Publishers: Tu habilidad para tener presente tanto el cuadro general como la relación individual me da mucho ánimo. Te aprecio mucho.

Byron Williamson: Gracias por tu creatividad y visión para iniciar el concepto y traérmelo. Aprecio todo el calor y las ideas que traes al mundo de la literatura.

Joey Paul: Tu artesanía e instintos me ayudaron a formar la dirección de este material. Gracias por el apoyo y dirección.

Jennifer Stair: Tú tienes la gran habilidad de ser la defensora del lector con tu competencia editorial. El libro es mejor gracias a tu ayuda.

Los empleados de Cloud-Townsend Resources: Maureen Price, Janet Williams, Jodi Coker, Debra Nili, Patti Schenkel y Bonnie Winslow: Gracias por las horas de arduo trabajo y al mismo tiempo por hacerlas divertidas.

Dr. Keith Edwards y Dr. Tom Okamoto: Gracias por la comprensión inestimable en la investigación actual de los aspectos del amor y la relación. Ustedes traen claridad y peso al material.

Dr. Jay Martin: Gracias por tu apoyo y dirección a través del proceso de la escritura. Tu habilidad para ser tanto profundamente conceptual como totalmente práctico ha sido una ayuda increíble.

Las soluciones CCN por asistentes satélite: gracias por involucrarse con el material que formó este libro y estar junto a mí en el desarrollo del proceso.

Dr. Henry Cloud: Te agradezco los muchos años de sociedad y amistad estudiando y experimentando los conceptos de este libro. ¡Gracias por tu apoyo!

PRIMERA PARTE:

¿Qué es el amor?

UNO

Aprender a amar

«Te quiero».

Estas dos palabras pueden cambiar tu vida. Ya sea que estés en la parte de dar o de recibir estas palabras, estas nos alcanzan y transforman profundamente. Nos recuerdan que el amor es uno de los aspectos más importantes de nuestra vida, dirigiendo nuestros pasos desde los primeros años hasta nuestros últimos días.

Permíteme presentar este asunto con un par de ejemplos del impacto del amor, uno desde la perspectiva de la juventud y otro desde la perspectiva de la ancianidad. Primero, hace poco, durante unos días libres en la escuela, llevé a mi esposa e hijos de vacaciones para esquiar. Cuando llegó el momento de regresar a la casa, uno de nuestros hijos se quería quedar más tiempo para hacer snowboard con unos amigos. Austin, uno de sus mejores amigos, estaba en el grupo. Hicimos arreglos con otros padres para que ese mismo día lo llevaran más tarde hasta la casa, y mi esposa y yo nos fuimos con nuestro otro hijo.

Esa tarde, nuestro hijo nos llamó y dijo que todo era un gran enredo. Él no calculó bien el tiempo y volvió a tirarse por la montaña cuando habría sido mejor reunirse con quienes lo iban a traer para la casa. Por si fuera poco, se cayó accidentalmente en un profundo banco de nieve y tuvo dificultad para salir de allí. Fue una experiencia que lo asustó.

Cuando por fin llegó al lugar en que lo recogerían, ya había causado que todo el grupo demorara el largo camino hasta la casa. Desde luego, los demás estaban frustrados y enojados con él. No fue una experiencia placentera para ninguno de los pasajeros en el auto.

Cuando nuestro hijo llegó a la casa, conversamos acerca de lo sucedido. Él dijo: «Papá, sé que me equivoqué en cuanto a volverme a tirar de la montaña. Fue mi culpa que todos llegáramos tan tarde. No debí hacerlo. Todos tuvieron la razón en ponerse bravos conmigo».

Luego agregó: «Pero lo que más recuerdo es lo que dijo Austin. Mientras que todos me gritaban, todo lo que Austin dijo fue: ¿Estás bien? Él estaba preocupado por mí en el banco de nieve».

No hay duda alguna de que mi hijo realmente necesitaba aprender una lección acerca de responsabilidad y juicio, y creo que la aprendió. Pero lo que todavía importaba más fue la preocupación de Austin por él. Eso es porque el amor viene primero.

CÓMO AMAMOS Y A QUIÉNES AMAMOS, HARÁ UNA GRAN DIFERENCIA EN EL CURSO DE NUESTRAS VIDAS.

Entonces, en un repaso rápido al otro extremo de la vida, hace poco yo también asistí al funeral de Howard, un amigo mío que murió de unos ochenta años. El servicio en memoria de Howard fue doloroso, pero también fue una celebración porque todo trató acerca del amor, ya que eso representaba gran parte de la vida de Howard. Invitaron a la gente a decir algo acerca de Howard y la relación que habían tenido con él. Aquí están algunas de las cosas que se dijeron:

«Él se preocupaba por mí».

«Él quería a la gente sin juzgarla».

«Tú sabías que Howard de veras te daba su apoyo».

«Él atraía a la gente».

«Él mejoró mi vida».

Una y otra vez los amigos y familiares de Howard dijeron cómo él los había hecho sentir, cómo se relacionaban con él, y cómo les dio vida por medio de sus palabras y de sus acciones.

Cómo amamos y a quiénes amamos, hará una gran diferencia en el curso de nuestras vidas. Es probable que ahora mismo recuerdes una experiencia en la que alguien te afectó mucho por la manera de quererte: con mucho amor, de manera servicial o con un amor deficiente. Estos hechos y la gente permanecen para siempre con nosotros, para bien o para mal. Se meten muy adentro, y allí se quedan. El amor nos importa.

LA PARTE MÁS IMPORTANTE DE LA VIDA

El amor es nuestro empeño más sublime. Nuestras vidas se evalúan de acuerdo a cuánto o cuán poco amamos. El amor afecta nuestra calidad de vida y hasta la cantidad de nuestros días. De hecho, estamos realmente vivos de acuerdo al grado en que amemos bien y profundamente.

¿Recuerdas alguna vez en que experimentaste un amor sincero? Es posible que, por lo menos, tengas una experiencia de amor grabada profundamente en tu memoria. Por esto nosotros le damos la categoría de hito a las veces en que hemos experimentado el amor. Vívidamente recordamos para siempre estas personas y los hechos. Los usamos como puntos de referencia y normas por las cuales comparamos nuestras relaciones presentes. Lo contrario también es verdad, nunca olvidamos el dolor del amor perdido, el amor que salió mal o la ausencia del amor.

EL AMOR ES NUESTRO EMPEÑO MÁS SUBLIME.

Realmente hay muchas cosas que dan sentido y significado a nuestras vidas, tales como nuestro trabajo, actividades y pasiones. Y todas estas son muy importantes y valiosas. Pero sin la motivación del amor para impulsarlas y guiarlas, quedan vacías. Como señala el apóstol Pablo: «Si hablo en lenguas humanas y angelicales, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido».¹

PERSONAS QUE AMAN A OTROS, Y LO QUE RECIBEN

¿Cómo todo esto se relaciona hoy contigo? Es probable que estés leyendo este libro porque estás interesado en convertirte en una persona que ama más y mi intención es ayudarte a hacerlo. En este libro expondré principios y habilidades para capacitarte y para que llegues a ser una persona que realmente se ocupa de los demás. Aprender a amar a otros genuinamente, y de maneras que les interese, es una de las mejores cosas que cualquiera puede hacer. Amar a las personas no solo será de beneficios para otros, sino que tu vida también cambiará para bien.

Aparte de cuáles sean los resultados, la mayoría de las personas no se arrepienten del tiempo y esfuerzo que invierten en amar, aunque solo sea por lo que han aprendido y con quienes se relacionan. Sin embargo, muchas personas lamentan el tiempo que evitaron aprender a amar. Uno no quiere recordar su vida reconociendo que se perdió el amar. Hoy necesitas ocuparte en amar a las personas para que puedas ser capaz de reflexionar acerca de cuán significativa y buena ha sido tu vida debido a tu disposición y compromiso a amar.

Ahora bien, lo correcto y útil del amor no significa que no involucre dolor. De hecho, a veces hacemos algo afectuoso y es posible que salgamos heridos. Por ejemplo, ¿alguna vez te franqueaste a nivel emocional con alguien y luego las cosas te salieron mal? A la mayoría de nosotros nos ha pasado. Pero a pesar de eso, a la larga el amor vale la pena el dolor que conlleva. Como señala C.S. Lewis en su libro Los cuatro amores: «El único lugar fuera del cielo en el que puedes estar perfectamente a salvo de todos los peligros y perturbaciones del amor es en el infierno».²

APRENDER A AMAR A OTROS GENUINAMENTE, Y DE MANERAS QUE LES INTERESE, ES UNA DE LAS MEJORES COSAS QUE CUALQUIERA PUEDE HACER.

Si quieres ser una persona que ama, debes mostrar amor a la gente de manera activa. Y si quieres amar a la gente, debes ser una persona a quien el amor la caracterice.

La gente quiere aprender a amar por diferentes razones. Algunos quieren mejorar una relación específica, tal como un esposo, hijo o amistad. A otros les gustaría ver que el amor afecte otros aspectos de la vida. Y otros quieren mejorar las relaciones en general.

Aquí están algunos de los beneficios de llegar a ser la persona afectuosa para la cual fuiste hecho:

Mejores relaciones. Mientras más aprendes a amar, más mejorarás tu experiencia en relaciones que son importantes para ti. Tendrás relaciones más saludables, y estarás mejor relacionado con tus amistades y seres queridos.

La experiencia de amar. El amor puede involucrar una experiencia verdaderamente maravillosa que hace que los malos tiempos y el sufrimiento valgan la pena. El amor, en sí, nos llena y nos hace sentir alegres de estar vivos, incluso aunque duela.

Capacidad para la intimidad. La intimidad es un aspecto importante del amor. A medida que ames más, serás capaz de abrirte a la gente de una manera profunda para relacionarte con el corazón de otros.

Libertad. Las personas que aprenden a amar no están presas, es decir, están libres de la prisión del temor, la culpa y de pretender ser alguien que no son. Toman sus propias decisiones. Dicen la verdad sin sentirse atemorizados. Pueden ser vulnerables con las personas adecuadas.

Gozo y felicidad. El amor trae a la vida una perspectiva positiva y un contentamiento. Cuando tú eres una persona que ama, terminas recibiendo mucho más de lo que das.

Éxito en las metas y sueños. Las personas amorosas crean en sí mismas un fundamento de seguridad y ánimo que los ayuda a impulsar a otros a lograr sus sueños, visiones y metas.

Desarrollo y sanidad personal. Los que aman pueden obtener los recursos que necesitan de otros, así que hacen cambios y transformaciones que los ayudará a crecer. El amor es esencial para cualquier esfuerzo del desarrollo personal.

Habilidades de liderazgo. Los mejores líderes son aquellos que se pueden relacionar de manera positiva con la gente en sus organizaciones, los inspiran, los motivan y los guía a la excelencia.

Buen efecto en los demás. Cuando tú amas, otros reciben ayuda. La gente que ama: anima, apoya, siente empatía y confronta a otras personas en sus vidas, y el resultado es que llegan a ser mejores personas. Tú puedes ver la transformación en las vidas de otros en quienes invertiste amor. Sin amor nadie cambia de manera permanente; por lo tanto, amar a la gente provee el fundamento para que otros se desarrollen.

Calidad de vida. Los que aman y son amados tienden a experimentar una mejor vida en todos los aspectos. Algunos investigadores creen que las personas que aman tienen una salud física y emocional mejor, y hasta viven más tiempo debido a los efectos positivos del amor.

Crecimiento espiritual. Dios creó y diseñó el amor, y ese es el mejor regalo que él nos ha dado. El amor es la parte más profunda de la naturaleza de Dios. A medida que aprendemos los principios del amor, también nos acercamos más a Dios, quien nos enseña y modela la experiencia que debemos tener los unos con los otros: «Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros».³ Una vida que se llena amando a otros, y amando al que hizo a las personas, es una vida importante.

ESTAMOS BUSCANDO AMOR

Al final de la jornada, o mejor dicho, al final de nuestra vida, todos queremos, más que nada, experimentar y dar amor. El éxito, las actividades placenteras, las posesiones materiales, hasta un noble propósito en la vida, todo palidece ante nuestra ansiedad de amor. Las páginas de la historia están llenas de personas que con mucho gusto renunciaron a tesoros y oportunidades con tal de comprender y experimentar el amor.

Queremos conocer el misterio y el poder del amor, recibirlo en nuestros corazones y, por último, darlo a otros. A menudo, las personas que más admiramos y a quienes queremos imitar son aquellas que están más familiarizadas con el amor y son los mejores otorgadores de este. Aquellos que aman más son también los que han recibido más y han hecho mejor uso del amor que han experimentado.

La mayoría de nosotros recuerda la vez que experimentamos un verdadero amor. Quizá una ocasión especial en nuestro matrimonio o un romance memorable. O una conversación tarde en la noche con un amigo. O una tierna experiencia familiar. O una sonrisa de la abuela. Pero el hecho es que, para la mayoría, la chispa del amor todavía existe en algún lugar dentro de nosotros, no se ha ido. Tal vez no se haya desarrollado y sea endeble, y quizá no sepamos cómo volver a soplar las llamas del amor, pero está ahí.

EXPERIMENTAR Y DAR AMOR SON SEÑALES DE LA VIDA PARA NOSOTROS: DE QUE ESTAMOS AQUÍ, QUE DIOS ES REAL, Y QUE NUESTRA VIDA ES IMPORTANTE.

El amor no siempre es lo primero en nuestras mentes. Es posible que lo olvidemos durante un tiempo o lo evitemos por alguna razón. Tal vez estamos tan involucrados en nuestro trabajo, nuestras actividades, la crianza de nuestros hijos, o alguna misión en la vida hasta el extremo que temporalmente deje nuestra conciencia. O si nos ha ido mal con el amor, es posible que simplemente neguemos que el amor sea importante. Esto ayuda a quitar el dolor durante un tiempo.

Sin embargo, más tarde o más temprano nos vemos en una situación en la que nos sentimos seguros y sabemos que está bien ser honestos. Tal vez sea cuando estemos a solas en un lugar tranquilo. O con una compañía que nos ayude a mirarnos a nosotros mismos. O en oración. O después de uno de los varios fracasos o pérdidas de la vida, cuando ya no tenemos que fingir nuestros sentimientos. Es durante esos momentos que volvemos a recuperar el contacto con la realidad de que queremos, deseamos y necesitamos amor, el verdadero amor, de alguna forma. Y también queremos dar amor a aquellos que nos interesan. Experimentar y dar amor son señales de la vida para nosotros: de que estamos aquí, que Dios es real, y que nuestra vida es importante.

INTERESARSE NO ES SUFICIENTE

Cada vez tengo más consciencia de un problema significativo en el aspecto del amor y las relaciones, interesarse no es suficiente. Interés y amor no son la misma cosa.

Casi cualquiera de nosotros podría decir que estamos verdaderamente interesados en alguna persona. Lo podemos admitir libremente, y nos alegra que estas personas estén en nuestra vida. Queremos lo mejor para ellos. Pero la realidad es que a menudo no sabemos cómo tratar a esas personas de la manera más cariñosa posible. Queremos ser los mejores para esas personas, pero no sabemos cómo amarlas de alguna manera que sea la mejor. Es decir, nos gustaría estar cerca de ellas, ser una influencia positiva en ellas, y traerlas a una intimidad y a una vida mejor. Pero hay una desconexión entre nuestro interés por aquellos que amamos y cómo nos dirigimos o nos acercamos a ellos. Permíteme ilustrar este punto con varios ejemplos.

El esposo que no puede estar cerca

Christine y Jeff son una pareja casada y amigos míos. Un día Christine me llamó porque quería algunas sugerencias para su relación con Jeff. Ella dijo:

—Yo sé que él me ama a mí y a los niños, no tengo dudas en cuanto a eso. Jeff haría cualquier cosa por nosotros. Pero cuando él y yo estamos juntos, yo no lo siento adentro. Realmente no pasa nada entre nosotros.

—Hablamos acerca del día y de los niños, y luego hacemos silencio. Yo le hago todo tipo de preguntas acerca de sus reacciones en el trabajo y sus tensiones, y él me dice un poco y luego se queda callado. Si no le hago más preguntas, él se pone a ver televisión o va a la Internet. Luego nos vamos a dormir.

—Así que aunque sabes que él te quiere, no lo experimentas —dije yo.

—Sí —dijo Christine—. A veces me molesta y le digo que me siento sola y quiero más de él. Pero esto no me ayuda. De hecho, parece distanciarlo aun más. Él me dice: «Lo siento» u «Oraré por ti», pero me parece que él tiene miedo y no sabe qué hacer. Está tratando de decir algo para que yo no me ponga brava con él. Y luego se encierra todavía más. Él no está bravo conmigo ni me trata mal. Solo está… en el cuarto.

Ahora bien, piensa en esta escena desde el punto de vista de Jeff. Debe hacerle sentir muy mal que el amor que siente por Christine no está llegando adonde ella lo necesita. El interés no ha sido suficiente.

La mujer que no puede confrontar a su mamá

Susan es una madre soltera que está trabajando, y su mamá, Marilyn, la vuelve loca. Marilyn es una persona agradable y sinceramente se preocupa por Susan, pero ella, sin darse cuenta, puede ser muy dependiente y egocéntrica. Ella necesita mucho de su hija, lo cual es agotador para Susan.

Susan me dijo:

—La mayoría de nuestras conversaciones terminan acerca de lo difícil que es papá, y su vida y las tensiones. Yo la escucho mucho porque sé que ella necesita una amiga. Pero cuando trato de decir cómo me va a mí con mis cosas, ella de alguna forma las lleva a su persona. Como la semana pasada cuando le dije que mi hijo se estaba portando mal en la escuela y lo difícil que esto es para mí que trabajo todo el tiempo, ella me dijo: Por lo menos tú tienes juventud y energía que te ayudan. Imagina cómo es esto a mi edad, tener que lidiar con los problemas de tu padre.

LA REALIDAD ES QUE A MENUDO NO SABEMOS CÓMO TRATAR A ESAS PERSONAS DE LA MANERA MÁS CARIÑOSA POSIBLE.

No tenía ni la menor idea de cómo contestarle a eso, así que me di por vencida. Me siento mal, porque ella no tiene muchas amistades, y es probable que ese sea el motivo. Pero no tenía ni idea de cómo decir algo que la ayudara. Así que yo escucho».

Susan quiere a su mamá, pero escucharla no es suficiente. Marilyn tiene un problema para relacionarse con otros, y esto está afectando su vida, la relación con su hija y muy probablemente su propio matrimonio. Susan necesita querer a su mamá de una manera verdadera y efectiva, de forma tal que pueda brindar respuestas y marcar una diferencia. Esa ayuda debe hacerse mediante algún tipo de conversación que confronte. Pero Susan no tiene ni idea de cómo comenzar. No solo eso, sino que tampoco quiere herir a su mamá.

El hombre que no sabe cómo ayudar a su amigo deprimido

Miguel, un hombre de negocio que conozco, tiene un amigo en el trabajo llamado Phil. Su familia ha hecho algunas actividades sociales juntas, y Miguel y Phil han ido a algunos juegos. Ellos tienen una buena relación. Sin embargo, durante una conversación informal en el trabajo Phil le dijo a Miguel que estaba lidiando con la depresión y que esta estaba afectando su trabajo y su matrimonio. Miguel no sabía qué hacer para ayudarlo y me llamó para pedirme consejo.

Él dijo: «No soy un experto en este asunto. Estoy completamente fuera de mi zona de comodidad. Quiero ayudarlo y no quiero empeorar las cosas para Phil. Veo que en verdad él está luchando. Le dije a Phil que oraría por él y que me podía llamar cuando quisiera. Pero para ser honesto, debo decir que no tengo idea de qué hacer si me llamara y necesitara ayuda. De alguna forma espero que no me llame, pero solo pensar en esto me hace sentir mal». Estoy seguro que Miguel es un buen amigo, pero su interés en Phil no ayuda con las luchas de Phil. De hecho, la falta de habilidad de Miguel para ayudar a Phil lo ha hecho pensar en distanciarse de su amigo.

EL AMOR ES MUCHO MÁS QUE LAS BUENAS INTENCIONES

La lista podría seguir y seguir, pero el patrón es constante. La mayoría de las personas que conozco quieren que su amor ayude, que importe y que cambie las cosas. Pero sus sentimientos positivos y el interés no logran lo que es necesario hacer. El viejo refrán que dice: «de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno» es demasiado fuerte para esta situación. Sería más adecuado decir, para alguien que quiere ser una persona afectuosa, que «el camino empedrado con buenas intenciones no va a ninguna parte». El amor es mucho más que buenos sentimientos o intenciones. Tiene dirección, movimiento y propósito.

Pero aunque tal vez sintamos amor, es posible que no estemos practicando el amor. La mayoría de nosotros no sabe cómo experimentar y llegar a ser

Hai raggiunto la fine di questa anteprima. Registrati per continuare a leggere!
Pagina 1 di 1

Recensioni

Cosa pensano gli utenti di Cómo amar a las personas

4.8
4 valutazioni / 2 Recensioni
Cosa ne pensi?
Valutazione: 0 su 5 stelle

Recensioni dei lettori

  • (5/5)

    1 persona l'ha trovata utile

    An excellent book on what love is and what it takes to accept love from other and to give it in return. The aspects of love that it deals are connecting, truth telling, healing, letting go, and romancing. This is a book that for me is one that I will want to get and refer to again and again as I seek to grow in the many areas it covers. The authors advice and explanations all made excellent sense to me. It has a Christian persective but that is not overstated I think anyone would benefit from the basic principles it covers. Anyone who feels like they could benefit from forming deeper connections with other people should read this book.

    1 persona l'ha trovata utile

  • (5/5)

    1 persona l'ha trovata utile

    Love is everything . It is the center of one's life ,being, mind and body. Dr. Townsend shows us during the course of the book how to be more loving in the following areas: connecting, truth-telling, healing, letting go, and romance. While reading this it made me think of how I can make myself a more loving person and offer great suggestions that I plan on using in my daily life. I also found helpful the side sayings. for exapmple: Letting go is the ability to surrender and to allow what is real to exist. Letting go means giving up efforts to control mannipulate, or force someone to do something different. It is important to remember love is always there through rain or shine, positive or negative, happy or sad. to be become the person we were meant to be.

    1 persona l'ha trovata utile